Tag archives for XELLA

control mental

Relato erótico: “Cayendo en la red V” (POR XELLA)

  Amanda se dirigió al trabajo vestida con un vestido azul escotado, el pelo largo suelto y altos tacones. Y las bragas que le dió Susana. Desde el momento en que se las puso estuvo en constante tensión, con la esperanza de que se encendieran en cualquier momento. "¿Eres tonta?" Pensó "Susana está a mucha distancia de aquí... No creo que esto tenga tanto " Pero aún así, la incertidumbre de que podía vibrar en cualquier momento seguía ahí, cada vez más intensamente mientras más se acercaba a su oficina. Cuando llegó, Susana no había venido todavía, así que entró sin más a su despacho y comenzó a encender el equipo. No llevaba ni 20 minutos delante del ordenador, cuando una leve vibración la recorrió por dentro. Susana acababa de llegar. Sabía que su jefa ya estaba en su despacho, así que iba a divertirse un poco. Comenzó a dar…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Cayendo en la red IV” (POR XELLA)

- ¿H-Hola? - Balbuceó Amanda. El hombre se dió la vuelta y la miró de arriba a abajo, pero no dijo nada. - Vení Vanía a - Un par de piercing. - La cortó la dependienta, que acababa de entrar a la sala. - En los pezones. El hombre seguía cayado, sin decir nada. Se dió completamente la vuelta y se acercó a Amanda. Era un hombre fuerte y musculoso, estaba sin camiseta y tenía el torso repleto de tatuajes. Rodeó a Amanda mirandola detenidamente y se paró frente a ella, mirándola a los ojos. Amanda, avergonzada, apartó la mirada, lo que provocó que una ligera sonrisa apareciese en los labios del hombre. - Quítate la ropa. - Dijo el hombre - ¿Q-Que? - Amanda no se lo esperaba - Que te quites la ropa ¡No querrás que te haga los piercings a través de ella! Insegura, Amanda comenzó a…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Cayendo en la red III” (POR XELLA)

Un nuevo día llegaba para Amanda y con él le venían los recuerdos del día anterior. Nada más llegar a casa después de la aventura con Susana, lo primero que hizo fue darse un baño y, entre la espuma, volvió a masturbarse pensando en su secretaria taladrándola el culo con el falo de plástico. Al salir del baño, encendió el ordenador y, después de ojear la página de contactos, comenzó a buscar porno, de la misma manera que había estado todo el día en la oficina. Se había metído a la cama con el portatil y había pasado la noche pegada a sus nuevos vibradores. Casi no había dormido, pero se encontraba mejor que nunca, se sentí no sabía explicarlo pero era (...una buena ) una sensación agradable. Durante la semana, se volvió a repetir lo del día anterior. Amanda acudía con las bolas chinas puestas y cada día se…
Sigue leyendo
interracial

Relato erótico “De tal palo tal astilla” (POR XELLA)

Llevaba dos semanas esperando el día de hoy. Su hija iba a comenzar la universidad y se había ido dos semanas a otra provincia para hacer un curso de preparación. Hoy regresaba. Estaba deseando verla, se sentía muy sola. Desde que su marido había muerto hace unos años se habían quedado solas y se habían apoyado la una a la otra. Ésta era la primera vez en mucho tiempo que Estela se quedaba sola, y no le gustaba estar sola. Cogió el coche y fue a recoger a su hija a la estación de autobuses. Cuando la vió se sintió aliviada, por fin estarían otra vez las dos en casa. - ¡Cariño! ¡Por fin has llegado! ¡Que ganas tenía de verte!. - Saludo a su hija. - ¡Hola mamá! ¡Estaba deseando verte! Te he echado de menos. - Contestó Miriam, su hija. - ¿Qué tal lo has pasado? ¿Has conocido…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Cayendo en la red II” (POR XELLA)

- ¿Que ha pasado? - Preguntó Susana nada más ver su cara. - ¿No ha ido bien? Amanda rompió a llorar sin poder decir nada. - No te preocupes, mira, vamos a hacer una cosa, te llevo a casa y si quieres me lo cuentas tranquilamente mientras tomamos un café, ¿De acuerdo? Amanda asintió, lo que menos le apetecía ahora mismo era estar sola. Durante el viaje en coche permaneció cayada, dejando escapar alguna lagrima de vez en cuando. Cuando llegaron, en vez de cafés, Susana preguntó donde estaba el minibar y preparó dos copas de Whisky, alegando que a esas horas entraba mejor un cubata que un café. Amanda estaba de acuerdo, además, el alcohol haría más fácil que se desahogara con su amiga. Cuando casi habían acabado la primera copa, empezó a contarle lo que había pasado, como su hombre había intentado sodomizarla y ella no se había…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “La nueva asistenta IV (Final)” (POR XELLA)

Durante el resto del día, Ivette comenzó a enseñar a Silvia el contenido de los paquetes que había traído el Era ropa, mucha ropa. La ropa que había elegido Ivette para sustituir a la que había desechado era ropa propia de una puta. Minifaldas cortísimas, shorts ajustados, blusas con un escote de vertigo, vestidos minúsculos, medias de rejilla, de encahe, ligueros, tangas y sujetadores de copa baja.  Toda la ropa estaba pensada para que el cuerpo de Silvia se mostrase lo más sexy posible, y para que no dejase mucho a la imaginación. También había otras Había ropa interior que parecía sacada de una aventura sadomasoquista. Esos conjuntos estaban repletos de anillas, correas, cuero y Aún después de la seseión de sexo que había tenido comenzó a ponerse Silvia pasó el resto del día con una sensación de calentura espectacular, así que buscó complacer a su ama en lo más…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: ” Cayendo en la red 1″ (POR XELLA)

Amanda era una mujer joven que había conseguido todo lo que tenía con esfuerzo y dedicación. A sus 35 años, había conseguido un puesto de directiva en un importante periodico de tirada nacional. Ya llevaba varios años trabajando allí, pero no fue hasta el año anterior que reconocieron sus méritos con ese ascenso. Desde ese día, su vida había dado un vuelco y había pasado a priorizar su trabajo hasta tal punto que centraba su vida en él. A eso ayudaba que vivía sola. Debido a su trabajo, se fué del pueblo de sus padres y se mudó a vivir sola a Madrid. Esa libertad le ayudó en su momento a poder llevar su vida sin dar explicaciones a nadie, si quería llevar un chico a casa lo hacía con libertad y, además, con bastante frecuencia. A Amanda le gustaba salir a ligar, pensaba que tenía un buen cuerpo y…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “El collar” (POR XELLA)

Belén llegó a casa después de salir de trabajar y, al igual que los últimos días, se la encontró hecha una pocilga. (Puto Miguel, por más que se lo digo no me hace ni puto ) Entró en el salón y vio un montón de ropa sucia en un lado del sofá, una caja de pizza a medio acabar en la mesa, varias latas de - ¡Miguel! - Gritó, llamándole - ¡Miguel! ¿Qué es este puto desorden? No hubo respuesta. (¡Encima no está en casa!) No era la primera vez que Belén se encontraba con una situación así desde que Miguel vivía con ella, y por más que le echaba la bronca él pasaba y seguía igual. - ¿Por qué coño tengo que aguantar esto? - Se dijo a sí misma - El karma me debe una bien Y tanto. Belén, que de buena parecía tonta, había aceptado que Miguel…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “El Club III” (POR XELLA)

No sabría decir exactamente lo que pasó al salir del Club. Sabía que cuando llegó a la habitación 157 allí estaba su ropa, incluso su lencería. Sabía también que había notado el frío aire de la noche al salir, y que al sentarse en el coche un grito de dolor se escapó de su boca. Un recuerdo de Javier el "rompeculos", se dijo, mientras apretaba los dientes para soportarlo. Se despertó a la mañana siguiente tirada boca abajo en el sofá del salón, no había sido capaz de llegar al dormitorio, ni siquiera se había quitado la ropa. Le costó un mundo levantarse, pero lo hizo y se dirigió a la bañera. Al quitarse la ropa pudo ver como tenía las piernas y el pecho lleno de semen seco, así como las bragas. Tiró la ropa a un lado y se sumergió en el agua cálida. El cuerpo le seguía…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “El Club II” (POR XELLA)

  Los días siguientes a la visita de Talía fueron una montaña rusa de emociones por parte de Lorena. Cada vez que recordaba aquella tarde su mente pasaba de la vergüenza, el pudor y el arrepentimiento, pero al final siempre se sobreponía el deseo y la excitación. ¿Cómo había podido dejarse llevar de aquella manera? Estuvo un par de días dudando si debía seguir adelante con aquello, contemplando una y otra vez la tarjeta que le dio la chica, pero al final acabó llamando y concertando una cita para el día siguiente. Los nervios la atenazaban cuando aparcó frente a lo que era una discreta clínica estética, y en alrededor de dos horas después, salía de allí con su coño y su culo sin un sólo pelo. Notaba una sensación extraña en la zona, pues hacía ya mucho tiempo que la tenía descuidada, pero no tardó en acostumbrarse. Como Talía…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “El Club I” (POR XELLA)

- Lo siento señora Estrada, hace semanas que no se nada de Lucía. - Muchas gracias, Karina. - El corazón de Lorena se encogió mientras veía como sus opciones se acaban. Intentó que no se le notase en la voz. - ¿Hay algún problema? - Preguntó Karina preocupada. - No, no te preocupes, dale recuerdos a tus padres. Y tras decir eso, colgó el teléfono. ¿No te preocupes? ¿Por qué le has dicho eso? - Se preguntaba a si misma - ¿No sabes dónde está tu hija desde hace días, llamas a su mejor amiga desesperada, la cual tampoco sabe nada y le dices "No te preocupes"? Lorena se mareó ligeramente y tuvo que sentarse en el sofá, estaba en estado de nerviosismo, su hija Lucía no había vuelto a casa desde hacía tres días y no sabía qué hacer. Al principio creyó que se habría quedado en casa de…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Por ayudar a un amigo 3” (POR XELLA)

Lorenzo estuvo un par de días deambulando como un fantasma. No sabía que hacer, no quería hablar con la policía por miedo a las represalias, pero tampoco podía quedarse de brazos Entonces pensó en ella, ¿Como no se le había ocurrido antes? Si alguien podía tirar de la manta y descubrir algo era ella, Ana Castor. Concertó una cita lo más discretamente posible, están nervioso, muy nervioso, pero ella accedió a ayudarle. A partir de ese momento Lorenzo se sintió algo mas liberado, por lo menos sentía que había hecho algo para liberar a su familia, no se había quedado de brazos cruzados mientras esos cabrones se aprovechaban de la situación. Todas las semanas recibía e-mails con instrucciones de cómo debía actuar en el congreso, si había votaciones o deliberaciones, él solo era un muñeco que decía lo que le indicaban que dijera. De vez en cuando le hacían entregar…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Por ayudar a un amigo 2” (POR XELLA)

No podía aguantarlo más, su vida se había vuelto un infierno y no tenía escapatoria. Lo había intentado todo y todo había salido mal, todo desde aquél fatídico dí Lorenzo era un diplomático de la embajada española, tenía una posición importante en la Unión Europea, vivía bien y disfrutaba de una posición privilegiada junto a su preciosa esposa Helen y sus hijas Nuria y Lydia. Aquél día no era nada fuera de lo normal, sólo tenía que acudir a una votación como tantas otras a las que había ido. Extrañamente, varios miembros del consejo habían propuesto una serie de cambios en la severidad con la que se trataba la importación y exportación de ciertas sustancias tipificadas como peligrosas, así como en el trato a la inmigración ilegal. Por supuesto Lorenzo se negaba a que se llevase a cabo aquél cambio, no servía más que para abrir la puerta al tráfico…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico “Despertar” (POR XELLA)

Se despertó confusa. No recordaba donde estaba ni qué hacía alli. Intentó moverse y se dió cuenta que no podía, estaba atada con unas correas en una especie de camilla. Sobre ella unas luces que la deslumbraban y no la dejaban ver bien el resto de la sala en la que se encontraba. Distinguía unos monitores al lado de la camilla y una mesa con lo que parecía instrumental de algún tipo. También parece que tenía algún tipo de suero inyectado en el brazo. ¿Que estoy haciendo aquí? Pensó. Parece que no era capaz de hablar. Entonces oyó pasos que se acercaban. Una puerta se abrió y entraron dos hombres con bata blanca. - ...casi completado, todo sigue los plazos marcados. - Conversaban entre ellos. - Nos están pidiendo resultados ya, necesitan pasar a la siguiente fase del tratamiento. Se acercaron a ella, ignorando que estaba despierta y le cambiaron…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies