Tag archives for XELLA

control mental

Relato erótico: “El collar” (POR XELLA)

Belén llegó a casa después de salir de trabajar y, al igual que los últimos días, se la encontró hecha una pocilga. (Puto Miguel, por más que se lo digo no me hace ni puto ) Entró en el salón y vio un montón de ropa sucia en un lado del sofá, una caja de pizza a medio acabar en la mesa, varias latas de - ¡Miguel! - Gritó, llamándole - ¡Miguel! ¿Qué es este puto desorden? No hubo respuesta. (¡Encima no está en casa!) No era la primera vez que Belén se encontraba con una situación así desde que Miguel vivía con ella, y por más que le echaba la bronca él pasaba y seguía igual. - ¿Por qué coño tengo que aguantar esto? - Se dijo a sí misma - El karma me debe una bien Y tanto. Belén, que de buena parecía tonta, había aceptado que Miguel…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “El Club III” (POR XELLA)

No sabría decir exactamente lo que pasó al salir del Club. Sabía que cuando llegó a la habitación 157 allí estaba su ropa, incluso su lencería. Sabía también que había notado el frío aire de la noche al salir, y que al sentarse en el coche un grito de dolor se escapó de su boca. Un recuerdo de Javier el "rompeculos", se dijo, mientras apretaba los dientes para soportarlo. Se despertó a la mañana siguiente tirada boca abajo en el sofá del salón, no había sido capaz de llegar al dormitorio, ni siquiera se había quitado la ropa. Le costó un mundo levantarse, pero lo hizo y se dirigió a la bañera. Al quitarse la ropa pudo ver como tenía las piernas y el pecho lleno de semen seco, así como las bragas. Tiró la ropa a un lado y se sumergió en el agua cálida. El cuerpo le seguía…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “El Club II” (POR XELLA)

  Los días siguientes a la visita de Talía fueron una montaña rusa de emociones por parte de Lorena. Cada vez que recordaba aquella tarde su mente pasaba de la vergüenza, el pudor y el arrepentimiento, pero al final siempre se sobreponía el deseo y la excitación. ¿Cómo había podido dejarse llevar de aquella manera? Estuvo un par de días dudando si debía seguir adelante con aquello, contemplando una y otra vez la tarjeta que le dio la chica, pero al final acabó llamando y concertando una cita para el día siguiente. Los nervios la atenazaban cuando aparcó frente a lo que era una discreta clínica estética, y en alrededor de dos horas después, salía de allí con su coño y su culo sin un sólo pelo. Notaba una sensación extraña en la zona, pues hacía ya mucho tiempo que la tenía descuidada, pero no tardó en acostumbrarse. Como Talía…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “El Club I” (POR XELLA)

- Lo siento señora Estrada, hace semanas que no se nada de Lucía. - Muchas gracias, Karina. - El corazón de Lorena se encogió mientras veía como sus opciones se acaban. Intentó que no se le notase en la voz. - ¿Hay algún problema? - Preguntó Karina preocupada. - No, no te preocupes, dale recuerdos a tus padres. Y tras decir eso, colgó el teléfono. ¿No te preocupes? ¿Por qué le has dicho eso? - Se preguntaba a si misma - ¿No sabes dónde está tu hija desde hace días, llamas a su mejor amiga desesperada, la cual tampoco sabe nada y le dices "No te preocupes"? Lorena se mareó ligeramente y tuvo que sentarse en el sofá, estaba en estado de nerviosismo, su hija Lucía no había vuelto a casa desde hacía tres días y no sabía qué hacer. Al principio creyó que se habría quedado en casa de…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Por ayudar a un amigo 3” (POR XELLA)

Lorenzo estuvo un par de días deambulando como un fantasma. No sabía que hacer, no quería hablar con la policía por miedo a las represalias, pero tampoco podía quedarse de brazos Entonces pensó en ella, ¿Como no se le había ocurrido antes? Si alguien podía tirar de la manta y descubrir algo era ella, Ana Castor. Concertó una cita lo más discretamente posible, están nervioso, muy nervioso, pero ella accedió a ayudarle. A partir de ese momento Lorenzo se sintió algo mas liberado, por lo menos sentía que había hecho algo para liberar a su familia, no se había quedado de brazos cruzados mientras esos cabrones se aprovechaban de la situación. Todas las semanas recibía e-mails con instrucciones de cómo debía actuar en el congreso, si había votaciones o deliberaciones, él solo era un muñeco que decía lo que le indicaban que dijera. De vez en cuando le hacían entregar…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Por ayudar a un amigo 2” (POR XELLA)

No podía aguantarlo más, su vida se había vuelto un infierno y no tenía escapatoria. Lo había intentado todo y todo había salido mal, todo desde aquél fatídico dí Lorenzo era un diplomático de la embajada española, tenía una posición importante en la Unión Europea, vivía bien y disfrutaba de una posición privilegiada junto a su preciosa esposa Helen y sus hijas Nuria y Lydia. Aquél día no era nada fuera de lo normal, sólo tenía que acudir a una votación como tantas otras a las que había ido. Extrañamente, varios miembros del consejo habían propuesto una serie de cambios en la severidad con la que se trataba la importación y exportación de ciertas sustancias tipificadas como peligrosas, así como en el trato a la inmigración ilegal. Por supuesto Lorenzo se negaba a que se llevase a cabo aquél cambio, no servía más que para abrir la puerta al tráfico…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico “Despertar” (POR XELLA)

Se despertó confusa. No recordaba donde estaba ni qué hacía alli. Intentó moverse y se dió cuenta que no podía, estaba atada con unas correas en una especie de camilla. Sobre ella unas luces que la deslumbraban y no la dejaban ver bien el resto de la sala en la que se encontraba. Distinguía unos monitores al lado de la camilla y una mesa con lo que parecía instrumental de algún tipo. También parece que tenía algún tipo de suero inyectado en el brazo. ¿Que estoy haciendo aquí? Pensó. Parece que no era capaz de hablar. Entonces oyó pasos que se acercaban. Una puerta se abrió y entraron dos hombres con bata blanca. - ...casi completado, todo sigue los plazos marcados. - Conversaban entre ellos. - Nos están pidiendo resultados ya, necesitan pasar a la siguiente fase del tratamiento. Se acercaron a ella, ignorando que estaba despierta y le cambiaron…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “la nueva asistenta 3” (POR XELLA)

Silvia se había puesto el despertador para despertarse antes que su ama. No quería comenzar el día con una azotaina. Se acercó gateando a la cama y apartó lentamente las sábanas. Ivette estaba completamente desnuda. La visión de su cuerpo y el pensamiento de lo que iba a hacer hizo estremecer a Silvia (¿Durante cuanto tiempo tendré que hacer esto?). Acercó su boca al coño de su ama y comenzó a lamer, lentamente, acariciando cada pliegue de su raja, saborenado, a su pesar, un sabor qe empezaba a agradarle. Los ligeros gemidos que emitía Ivette indicaban que comenzaba a despertarse, así que aumentó el ritmo. Mientras se tomaba su "desayuno" Silvia no podía dejar de pensar que le depararía el día. En las dos anteriores jornadas su vida había dado un vuelco, pero no estaba segura de estar descontenta con ello. Nunca había estado tan cachonda en su vida, y…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “La nueva asistenta 2” (POR XELLA)

Silvia estaba confusa. Había tenido un sueño extrañ Estaba sola en una habitación oscura, desnuda, no veía nada. Entonces, varias voces de hombres empezaron a increparla, la decían de todo. La llamaban puta, guarra, Le decían que les chupase las pollas, que era para lo único que servía. Intentaba huir de allí, corríaen todas direcciones y la habitación no se acababa, no tenía fin. Entonces vió a Peter, estaba hablando con Ian. Intentaba acercarse a ellos pero no podía, les gritaba, les llamaba, pero ellos sólo la miraban y se reían. Se dejó caer al suelo. Y no pudo volver a levantarse. Tenía algo al cuello, era una correa de perro. De ella salía una cadena que estaba enganchada a un gancho del suelo. Los hombres seguían gritándola, le decían todas las formas en las que se la follarían. Entonces, de la nada, surgió una voz de mujer: - Serás…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “La nueva asistenta 1” (POR XELLA)

  Peter y su mujer, Silvia, tenían una vida acomodada. Él era directivo de una gran empresa informática y con su sueldo, vivían cómodamente los dos. Además, debido a ciertos trapicheos con hacienda, se sacaban un sobresueldo, que nunca viene mal.   Llevaban casados 15 años, y aunque ya no eran muy jóvenes, se conservaban bien. Peter siempre había tenido buen físico pero empezaba a notarsele la edad en las canas que iban asomando en su cabellera, en cambio, Silvia, aguantaba mejor el tipo, entre que era unos años menor que Peter y que tenía el suficiente tiempo libre como para ir al gimnasio, mantenía un cuerpo que ya quisieran para ella las muchachitas de 20.   Su vida sexual era normalita, Peter no era tonto, y era imposible desaprovechar a una hembra como Silvia. Lo hacían siempre que podían, aunque normalmente de forma bastante conservadora. El problema era que…
Sigue leyendo
dominación

Relato erotico: “Mi madre y el negro X: El nuevo orden”(POR XELLA)

EL NUEVO ORDEN Alicia no podía dejar de mirar las fotos de su madre, ¿Que la estaba pasando? No sentía el rechazo y el enfado del principio, ni siquiera los celos de hace un par de días. Simplemente sentía morbo y excitacion, tenía ante sí el reportaje gráfico de la primera relación lésbica de su madre y eso la calentaba. Mucho. La noche anterior había vuelto a "sucumbir" a su hermana, Claudia la había usado nuevamente para obtener placer sin dar nada a cambio y ella lo había aceptado como si fuese lo que hubiese de ser. Y a lo mejor era así. A lo mejor estaba hecha para ser usada. Frank lo hacía y a ella le gustaba, ¿Por qué no iba a hacer lo mismo su hermana? Cuando su madre llegó la noche anterior, ella todavía estaba en el cuarto de Claudia, tumbada boca arriba en la cama…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Mi madre y el negro IX: Marcada” (POR XELLA)

MARCADA En el desayuno, Claudia no daba muestras de que lo del día anterior hubiese sucedido realmente, pero Alicia no podía dejar de pensar en ello, su hermana pequeña la había usado como un objeto sexual. Podía sentir en su cuerpo el morbo de lo prohibido, los sentimientos encontrafos, la humillación al ver que su hermana la había utilizado,y la excitación que eso le producía. - ¡Alicia! - ¿Q-Que pasa? - Estás como ida, ¿Te encuentras bien? - Preguntó su madre, preocupada. - Si, si. Solo me estaba acordando de algo. - Pues ves acabando que tu hermana y yo nos vamos a ir y hay que dejar todo recogido. - Acuerdate que hoy llegaré tarde, mamá. - Dijo Claudia. - Después de clase iré a hacer un trabajo a casa de María. - ¿Llegaras a cenar? - Si, para la cena estaré aquí. - Pues te quedarás sola otra…
Sigue leyendo
Otros

Relato erótico: “Mi madre y el negro VIII: Aceptación” (POR XELLA)

ACEPTACION Después de la intensa follada, Alicia puede hacer algunas preguntas, aunque no sabe si las respuestas la tranquilizan o la Depués de una charla con Claudia, toma una importante decisión que la marcará para siempre.  Cuando Alicia se incorporó y comenzó a caminar, se dio cuenta de lo que significaba que un hombre como Frank la hubiese sodomizado. Dolía. Mucho. Al sentarse su cara formó una mueca de dolor. - ¿Que pasa? ¿Te duele? - Dijo su hermana, riéndose. - ¡Anda! ¡Ni que te hubieran roto el culo! Soltó una carcajada, riéndose de su propia broma y se sentó junto a su hermana. Becky se arrodilló en el suelo entre las dos y Frank trajo algo de beber. Después de un largo silencio, Alicia no pudo evitar preguntar. - ¿En algún momento me vais a explicar de que va todo esto? Frank y Claudia se miraron. - ¿Por donde…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Mi madre y el negro VII: Regalo” (POR XELLA)

REGALO Cuando Alicia llegó a casa con su madre, estaba vacía. - No se donde estarán Frank y tu hermana. Habrán salido a tomar algo. - Dijo Elena. - ¿Frank? ¿Frank está aquí? - Si, es un chico majisimo. Se ofreció a hacernos compañía mientras estábamos contigo en el hospital. El también estaba muy preocupado por ti. Alicia sabía perfectamente el tipo de compañía que le había hecho a su madre, sólo esperaba que con su hermana se hubiera La chica subió a su habitación y se dio una ducha, necesitaba despejarse y aclarar sus ideas. Mientras se enjabonaba, le molestaban todavía las magulladuras, pero estaba realmente mucho mejor ya. Sus pensamientos volaban hacia lo que había vivido los últimos días. Frank, su madre, Gonzalo, su hermana, Pero siempre acababan en Frank. Su visión sobre el había cambiado mucho, primero no le aguantaba, después le odió por lo que le…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies