Tag archives for XAVIA

maduras

Relato erótico: “Casualidades” (PUBLICADO POR XAVIA)

  -Los del ático se han separado. Mi madre, como de costumbre, era la fuente informativa de la comunidad. No se le escapaba nada. Que si el del cuarto se había roto un pie jugando a fútbol, que si el del segundo había tenido humedades, que si la madre de no sé quién estaba ingresada, que si la tienda de la esquina había cambiado de dueños. Tanto mi hermana como yo estábamos en la universidad, mientras mi padre dirigía una oficina bancaria en un pueblo vecino, así que no solíamos enterarnos de los cuchicheos del barrio. Mi madre, en cambio, ama de casa desde hacía más de una década cuando traspasó la peluquería que regentaba, lo sabía todo. Voluntariamente, además. Estábamos sentados a la mesa los cuatro, cenando, cita ineludible para todos los miembros de la familia impuesta por mi madre años atrás. Durante esa media hora larga, ella solía…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “La mujer de Ernesto” (PUBLICADO POR XAVIA)

  ¿Estás de coña? No tuve que verbalizarlo, pues Ernesto me conocía lo suficientemente bien como para poder leerme la mente. Mejor dicho, el semblante, pues no pude evitar abrir los ojos como platos y mirarlo interrogativamente. -¿A quién más se lo puedo pedir si no es a ti? Conocí a mi mejor amigo en plena adolescencia. Compartíamos alineación titular en el equipo que me fichó como delantero centro en categoría cadete. En aquella época jugábamos un 4-4-2, que se convertía en 4-5-1 según la necesidad de reforzar el medio campo ante equipos más potentes. Ernesto era el segundo delantero en el primer sistema, o el enganche en el segundo, pieza clave pues técnicamente era espléndido además de poseer una visión de juego que me permitía hincharme a marcar goles. Como muestra, un botón. Le llamábamos Laudrup. Por su elegancia acompañando al balón, por sus pases entre líneas que cruzaban…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Dumb boy” (PUBLICADO POR XAVIA)

Nunca me he considerado gran cosa, supongo que porque nunca lo he sido. No soy especialmente inteligente, mis notas en el colegio siempre fueron mediocres por más que me esforzara, tampoco he sido lista, pues repasando mi experiencia vital veo claramente que mis decisiones nunca me ayudaron a dar pasos importantes. Físicamente, no soy fea, pero había muchas chicas más guapas y atractivas que yo, que me pasaron por delante muchas veces cuando los chicos se nos acercaban. Hasta que apareció Berni. *** Daniel duerme a mi lado profundamente cuando me despierto. No siempre ha sido así pero desde hace unos meses ha vuelto a mi cama. Me agrada. Me hace compañía y me siento querida por el hombre de la casa. Ya ha cumplido los 14 y me ha atrapado en altura. Está creciendo alto y recio como su padre. Me levanto tratando de no despertarlo para preparar el…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Genio” (PUBLICADO POR XAVIA)

  Lo habíamos contratado hacía 11 meses. Se llamaba Benjamín pero más allá de un carácter infantiloide, nada más hacía referencia a su nombre. Era hijo único, así que no era el más joven de una estirpe. Medía cerca de 1,90 y pesaba más de 100 kg, así que no era pequeño. Y, a pesar de ser el último en llegar a la empresa, se había convertido en una pieza muy importante para nuestros últimos proyectos. Cris y yo nos asociamos hace 12 años hartos de trabajar como negros para que otros se llevaran el mérito y, sobre todo, el beneficio económico. Nos conocíamos desde la adolescencia, pues fuimos compañeros de clase. A raíz de ello, conformamos una cuadrilla de 7 miembros, 3 chicas y 4 chicos que nos convertimos en inseparables hasta que los estudios universitarios y dispares carreras profesionales nos fueron disgregando. El grupo seguía viéndose con irregularidad,…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Mosquita muerta” (PUBLICADO POR XAVIA)

MOSQUITA MUERTA   No era gran cosa, la verdad. Todo en ella era corriente incluyendo el nombre, María, pero me permitió explorar un mundo desconocido para mí que fue más placentero de lo esperado. Era compañera de trabajo, un hábitat donde no suelo buscar sexo y menos pareja. Marcos, un colega de departamento sí se había tirado a tres chicas de la compañía, pero ni tengo su físico, ni sé imitar su labia. Solamente soy tan cínico como él, pero eso no suele abrir piernas. María era una administrativa del departamento contable, tímida, poco dada a relacionarse con compañeros de otros departamentos, como era mi caso. Sabía que había cumplido los treinta porque entrando una tarde en Contabilidad me encontré con el pastel que le habían comprado, así que la felicité con un par de besos, poniéndose colorada como un tomate. También sabía que estaba casada y tenía un hijo…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Aburridas” (POR XAVIA)

ABURRIDAS                         No debería haberme dejado arrastrar por Bibi. No la culpo a ella, pues yo soy la responsable de mis actos, pero sin su participación nunca hubiera llegado a hacer lo que he hecho. Lo que estoy haciendo en este preciso momento. La cuestión no es si me agrada o desagrada. La cuestión es que no está bien, que es arriesgado, que estoy poniendo en riesgo mi vida personal, familiar, pero sobre todo, que si alguna vez llega a descubrirse, sería avergonzada públicamente y perdería mi estatus. Pero Bibi tiene razón en un detalle. Nunca me había sentido tan viva como en este momento, notando el sabor amargo de la virilidad de un desconocido, oyendo palabras soeces que nunca le he permitido a ningún hombre. Bibi es mi mejor amiga. Ambas somos socias del Club Social al que somos asiduas. Club al que vamos a jugar a pádel, al…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Esta me la pagas” (PUBLICADO POR XAVIA)

ESTA ME LA PAGAS   Mamen y yo somos como hermanas. Mucha gente lo cree, al vernos juntas, pero nuestra relación comenzó en la universidad, en primer año de carrera. No sólo nos caímos bien, congeniamos enseguida y nos convertimos en inseparables. La verdad es que no me extraña que nos consideren familia. Físicamente, tenemos fisonomías parejas, aunque Mamen tiene más cuerpo que yo, una talla más de sujetador y media más de pantalón, lo que no nos ha impedido compartir ropa en más de una ocasión. Nuestros gustos y mentalidad también son cercanos, aunque yo siempre he sido más promiscua que ella, sobretodo de pensamiento, pues de facto no sabría decir cual le lleva la delantera a la otra. Nunca me he preocupado en contar los rollos que hemos tenido. Ella tampoco, pero debo reconocer que Mamen siempre ha fantaseado con encontrar un Príncipe Azul, es más romántica, mientras…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Apuesta tramposa” (PUBLICADO POR XAVIA)

APUESTA TRAMPOSA   Cuando Pepe nos reunió a los dos comerciales que dependemos de él no podíamos creer lo que nos estaba proponiendo. A pesar de ser el miembro más joven, tanto por edad como por experiencia de la compañía, fui el atrevido que le preguntó si iba en serio, cosa que confirmó, y si estaba seguro de la apuesta. -Segurísimo. No sabes lo por culo que dio Gilda cuando te contraté el año pasado, según ella injustificadamente. No sólo le vamos a demostrar lo equivocada que estaba sino que además me voy a cobrar todas sus afrentas, que en siete años han sido unas cuantas. Javi no dijo nada. Como era habitual en él, se reservó su opinión para un futuro a corto plazo, después de que hubiera masticado y digerido la propuesta. Sería entonces cuando plantearía objeciones, parabienes o simplemente aceptaría. Esperaba que mi compañero lo comentara con…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “OJOS” (PUBLICADO POR XAVIA)

  No era la primera vez que lo hacía pero sí es cierto que había pasado mucho tiempo desde la última ocasión. Muchos meses, por no decir algún año. Pero allí estaba yo, a las 6 en punto aparcado frente al edificio que albergaba las imponentes oficinas de una de las empresas más importantes del país. Le mandé un whatsapp: “¿Hoy saldrás puntual?” Pasaron varios minutos sin recibir respuesta. Era lógico, pues desde que hacía dos años la habían ascendido a adjunta de la responsable del departamento pocos días podía cumplir su horario. Ésta, además, era una amargada que solamente contaba con el trabajo como consuelo por lo que tenía la mala costumbre de reunirse con su equipo a última hora, con lo que posponía la llegada a casa de las mujeres y hombres de su equipo que sí tenían vida familiar o de pareja. “Qué va, estoy con Carmen.…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies