Tag archives for TALIBOS

anal

Relato erótico: “Historias de un ascensor 02: Compañeros de oficina” (POR TALIBOS)

HISTORIAS DE ASCENSOR 02: COMPAÑEROS DE OFICINA -          Planta décima. Contabilidad. La impersonal grabación del ascensor anunció, como todas las mañanas, que habíamos llegado a nuestro destino. -          ¡Los pringados de contabilidad! – exclamó una voz anónima, provocando una risilla generalizada. También, como todas las mañanas, algún gilipollas de las plantas superiores se burlaba de nosotros, los pobrecitos currantes que éramos, según el jefe de personal, “el pegamento que mantenía unida la empresa” y según el resto de empleados, los cabrones que les recortaban la cuenta de gastos, limitaban los presupuestos de proyectos y les congelaban la paga de Navidad. Como si fuera culpa nuestra y no de los de arriba. Éramos como zombies apaleados, eso sí, vestidos elegantemente debido al código de vestimenta de la empresa, traje para ellos, con algo más de libertad para ellas, obligados a usar las malditas corbatas que nos ahogaban, no fuera a ser…
Sigue leyendo
fantasia

Relato erótico: “Historias de ascensor 01: Te mentí…” (POR TALIBOS)

HISTORIAS DE ASCENSOR 01: TE MENTÍ… -          Francisco, pásate por mi despacho un poco antes de salir, a las menos cuarto más o menos – me dijo Gloria, la jefa. Olé. Ya estaba. Dos años de trabajo de esclavo en la agencia de publicidad por fin habían dado fruto. La jefa iba a cumplir lo prometido y me iba a ofrecer un contrato fijo. Ya estaba bien de contratos de mierda de aprendiz, de becario, de estudiante… de puta para todo, vaya. Aún recordaba con cuanta ilusión había comenzado a trabajar en la agencia dos años atrás, para encontrarme de bruces con la realidad. Cuántos cafés servidos, cuántas fotocopias hechas antes de que me permitieran trabajar en aquello que había estudiado, antes de poder mostrar mi talento. Pero había merecido la pena. Meses atrás Gloria me había encargado un trabajo: colaborador junior en una importante campaña publicitaria. Madre mía, jornadas…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: Verano en la casa rural (2 de 2) (POR TALIBOS)

  Domingo, 15 de Agosto. Tarde. Diario de Francisco   No he sido capaz. No me he confesado. Soy un imbécil, me ha faltado valor para confesarle mis pecados a un cura que no conozco. Sólo confío en el padre Rafael. He asistido a misa con mamá y papá, pero no he entrado al confesionario. Me estaría bien empleado. Si esta noche me muero, voy derechito al infierno por estar en pecado mortal. Qué asco me doy.   Domingo, 15 de Agosto. Noche. Diario de Cristina   Menudo coñazo de día. Todo el día aquí metidos. Un par de horas de estudio, con tía Lara zumbando por allí como un moscardón. Nada de nada. Lo único interesante que ha pasado fue cuando se fue la luz por la noche. Aquí, en medio del campo, no podíamos saber si el corte era general o si habían saltado los plomos. Hemos estado…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: Verano en la casa rural (1 de 2) (POR TALIBOS)

    Mi nombre no importa en absoluto, al fin y al cabo sólo soy el narrador, no uno de los personajes, aunque eso sí, un narrador un tanto particular, pues voy a permitir que sean los propios protagonistas los que cuenten sus peripecias, ya verán cómo. De todas formas, he de realizar una pequeña introducción para poner en antecedentes a los lectores. Esta es la historia de dos primos, Cristina y Francisco y de las aventurillas que tuvieron el pasado verano. Si me he enterado de lo que sucedió fue gracias a que llegaron a mis manos los diarios personales de ambos y, tras leerlos (bastante feo por mi parte, pero bueno), juzgué que la historia era lo suficientemente interesante como para contarla, así que me dediqué a clasificar y transcribir los pasajes “importantes”, de forma que conformasen una narración ordenada de los hechos. Así que, en definitiva, éste…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: Un viaje en el tren (POR TALIBOS)

  UN VIAJE EN TREN: Mi nombre es… bueno, qué mas da. Total, aunque lo dijera, no iba a aparecer ni una sola vez más en el relato… Bastará con que os diga que soy un tipo normal, españolito de a pié y que escribo esta historia porque todavía no me creo lo que me ha pasado. Normalmente yo soy de los que leen estos relatos, sin acabar de creerme que estas cosas pasen, para hacerme unas pajillas, como dice nuestro paisano Torrente. Pero hoy me he erigido en protagonista, así que no me aguanto las ganas de contárselo a alguien… y como mis amigos no me iban a creer… Acabé la carrera universitaria en Septiembre pasado. Mis notas… normalitas. Desde entonces ando a la caza de curro, ya saben, como tantos otros, sin encontrar una mierda, a no ser que esté dispuesto a trabajar de 7 a 7 por…
Sigue leyendo
oral

Relato erótico: La aprendiz (POR TALIBOS)

  LA APRENDIZ: Allí estaba yo, en la consulta del médico, total y absolutamente acojonado. Tres o cuatro semanas atrás había empezado a sentir molestias en una zona muy delicada para los hombres, en los testículos. Acudí a mi médico, que inmediatamente me envió a un especialista, donde se me practicaron varias pruebas. Ahora estaba en su despacho, esperando los resultados de las mismas y tan asustado que la camisa no me llegaba al cuerpo.   ¿Dónde se habrá metido este cabrón? - pensé - ¿querrá volverme loco o qué?   Aún tuve que esperar cinco minutos más, era como si el tipo hubiera tenido que ir a por los informes hasta el mismo laboratorio y además andando. Por fin, la puerta volvió a abrirse y el doctor entró con un montón de papeles en la mano. Sin decir nada, se sentó a su mesa y se puso a repasarlos,…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 11: Capítulo final (POR TALIBOS)

  CAPÍTULO FINAL:   He leído que algunas personas, cuando han estado cerca de la muerte, han experimentado experiencias extra corpóreas, en las que veían su propio cuerpo desde fuera. Me lo creo. En aquel instante me pasó a mí. No estoy diciendo que el shock de descubrir que mi misterioso amante era mi propio novio fuera a matarme, sino que la sensación de irrealidad que me embargó era tan intensa que me parecía estar contemplándolo todo desde lejos, como si no fuera yo la que estuviera a horcajadas sobre Mario, con su polla aún enterrada en las entrañas, mientras mi Amo, divertido, filmaba toda la escena. No, esa no era yo. Aquello era un sueño, eso es, una terrible pesadilla de la que no tardaría en despertar. No era posible, no podía ser que todo aquello en lo que creía, mis vivencias personales, todo lo que había experimentado la…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 10: Celebración (POR TALIBOS)

    CELEBRACIÓN: La mañana siguiente desperté bastante tarde, tras haber dormido toda la noche de un tirón, agotada por los intensos acontecimientos de la víspera. Adormilada, miré a mi alrededor, contemplando el apocalíptico revoltijo de sábanas y cuerpos que había sobre mi cama. Gloria, dormida como un tronco, estaba abrazada a mí, con su cara apoyada directamente en mi pecho. Sin poder evitarlo, sonreí en silencio al observar que un fino hilillo de saliva había escapado de entre sus labios mientras dormía, con lo que la piel de mi teta izquierda brillaba por sus babas. No me molestó. Aún un poco aturdida, tardé unos segundos en darme cuenta de que no se veía a Jesús por ninguna parte, señal inequívoca de que ya se había levantado. Me angustié un segundo al pensar en si se habría molestado porque sus esclavas fuésemos tan dormilonas, pero supuse que, si hubiera requerido…
Sigue leyendo
lésbico

Relato erótico: Una nochecita en mi taxi (POR TALIBOS)

  Menuda mierda de trabajo – exclamé.     Allí estaba yo, hablando solo, sentado en mi taxi un viernes por la noche, aparcado en la parada de taxis que había cerca de la zona de marcha de la juventud. Odiaba trabajar esas noches, pues normalmente acababas llevando a sus casas a niñatos (y niñatas, para ser políticamente correcto), borrachos como cubas (o cubos como dice la imbécil de la ministra), que no se acordaban ni de sus nombres, con lo que no era extraño que te dejasen algún regalito en el suelo del taxi, que claro, había que limpiar antes de coger al siguiente viajero. No me malinterpreten, yo también había sido joven (aún lo soy, coño, que sólo tengo 32 tacos) y me he cogido más de una curda, pero los de mi generación teníamos un poco más de respeto y ni en sueños se me hubiese ocurrido…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 09 – (Historias 3ª parte) (POR TALIBOS)

HISTORIAS (3ª parte): El viernes desperté dolorida y agotada. Me dolía hasta el último centímetro de piel, que había sido sobada y manoseada a placer por un buen puñado de hombres. Con ese recuerdo revoloteando en mi cabeza, miré en la penumbra del dormitorio al bulto durmiente bajo las sábanas que era mi novio. No pude evitar sonreír al mirarle, recordando que la noche anterior se había portado como un campeón. Por una vez, la perrita se había acostado bien satisfecha. -         Pues nada – dije para mí – lo único que necesito para dormir como un bebé es que me follen dos tíos y sobar unas cuantas vergas. Mano de santo. Todavía sonriente, me desperecé voluptuosamente, desentumeciendo los músculos. Con cuidado para no despertar a Mario, me deslicé fuera de la cama y caminé en silencio hasta el baño. Como siempre hacía, examiné mi cuerpo en el espejo, comprobando…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 08 – Ingreso (POR TALIBOS)

  INGRESO: El Jueves por fin había llegado. Por la mañana desperté alerta, despejada, con los sentidos en tensión. Por fin había llegado el día. Esa misma tarde pertenecería por completo a mi señor. Para siempre. Mario, el dulce Mario, había percibido que esos días estaba un poco rara. Equivocadamente, pensó que era por culpa suya, que me sentía molesta por sus continuas ausencias por su trabajo. En otro tiempo fue así. Ahora ya no. El pobre se había levantado antes que yo, para prepararme un delicioso desayuno que me diera fuerzas para el duro día de clases que me aguardaba. Desayunamos juntos, conversando, aunque no como siempre. Me estaba convirtiendo en una maestra del disimulo. Ya era capaz de charlar tranquilamente con él mientras mi mente volaba a otra parte. Hacia Jesús. No podía esperar más. Anhelaba que la tarde llegara ya, para ser marcada como una pertenencia de…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 7 (POR TALIBOS)

HISTORIAS (2ª parte): A veces parece mentira cómo los problemas se solucionan por si solos. Estaba preocupada por cómo justificar ante Mario mi ausencia la semana siguiente para el cumpleaños de Jesús (porque estaba segura de que esa noche volvería tarde a casa) cuando él, mientras desayunábamos el martes por la mañana, me anunció que le habían cambiado los destinos y que al final tendría que marcharse el sábado, teniendo que pegarse por lo menos una semana en ruta. En ese preciso instante afloró mi lado más hipócrita, pues mientras me lamentaba en voz alta por tenerle otra vez lejos tanto tiempo, por dentro me sentía contenta y aliviada. Un problema menos. Tras acabar de desayunar me vestí a toda prisa, pues Gloria debía estar a punto de llegar. Precisa como un reloj, en cuanto estuve lista pegaron al timbre, con lo que sólo tuve que detenerme un segundo para…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Dominada por mi alumno 4” (POR TALIBOS)

  DESCUBRIMIENTO: Aún con el paso vacilante, guié a Jesús hacia el ascensor. Usé la llave (no había botón en el sótano, para impedir el acceso a los maleantes) y esperamos a que llegase. Cuando las puertas se abrieron, nos metimos dentro y pulsé el botón del octavo piso, mi planta. El ascensor arrancó y comenzamos a subir, pero se detuvo enseguida en la planta baja, porque algún otro vecino lo había llamado. Se abrieron las puertas y nos encontramos con un quinceañero que vivía un par de plantas por debajo de mí. -          Buenas tar… - comenzó a saludar el chico, aunque la voz le murió en los labios. Yo no entendía qué le pasaba al chaval, habitualmente muy educado, hasta que me di cuenta de que su mirada estaba clavada en mis pechos. ¡Claro! Era lógico. Excitada por los acontecimientos del día y aún insatisfecha, mis pezones seguían…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 6 (POR TALIBOS)

HISTORIAS: Gloria y yo charlábamos relajadamente en el jacuzzi mientras la obediente Rocío me traía la bebida que habíamos pedido. Con un simple gesto, Gloria le indicó a la chica que se arrodillara detrás de ella y le masajeara suavemente los hombros mientras me contaba su historia. Saboreé con placer el refrescante batido, sonriéndole a Rocío para demostrarle que me gustaba mucho. Ella agradeció el gesto con un leve asentimiento, sin dejar en ningún momento de acariciar y masajear la espalda de la otra joven, que continuó con su narración. -         Como te decía – dijo Gloria – No hay nada especial que contar sobre cómo empecé con Jesús. Era un chico guapo e inteligente y todas las chicas andábamos detrás de él. -         Me lo creo – asentí. -         Por fin, reuní el valor suficiente y le invité a salir. Y él aceptó. -         ¿Fuiste tú el que le…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?