Tag archives for TALIBOS

filial

Relato erótico: “Casanova (12: Por fin mi hermana…)” (POR TALIBOS)

CASANOVA: (12ª parte) POR FIN, MI Había sobrevivido. Había logrado soportar el castigo con notable entereza y determinación, como un hombre (y una mierda, si no llega a ser por Dickie y María, me muero). Bueno, daba igual, lo cierto era que por fin se había acabado mi suplicio, y yo, tras todos los sucesos de esos meses, había salido muy reforzado y sexualmente. Las cosas volvían a pintar muy bien, pues al lograr que readmitieran a Tomasa, las criadas habían quedado tremendamente impresionadas, por lo que volvían a convertirse en presas fáciles. Si a esto le uníamos que María empezaba a tratarlas con educación y amabilidad, en vez de ser la tirana que siempre había sido, yo me había convertido para las chicas en algo así como un ídolo al que adorar. Y ese ídolo quería de ellas una sola Como dije al final del anterior capítulo, pasaron unos…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (11: Chantaje a María 2)” (POR TALIBOS)

CASANOVA: (11ª parte) CHANTAJE A MARÍA (2ª parte) A la mañana siguiente desperté exultante. Abrí los ojos y me sentí completamente despejado, sin sueño y con la cabeza bien centrada. Me sentía feliz, liberado, como hacía semanas que no me encontraba. Y la razón era simple: por fin tenía a María en mis manos. ¡La muy puta! ¡Lo mal que me lo había hecho pasar! Pero todo eso se había acabado, ahora se iba a enterar de quién era yo. Me quedé un rato tumbado en la cama, imaginando mil y una cosas para hacerle a la maldita ama de llaves. Iba a follármela, a encularla, humillarla de todas las maneras posibles… Pensé tanto en ello que me excité terriblemente, así que comencé a masturbarme bajo las sábanas mientras pensaba en los castigos que iba a inflingirle a aquella zorra. Pero no, aquello no era suficiente. Me las había hecho…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Fiesta de Pijamas” (POR TALIBOS)

Domingo. 28 de Noviembre del 2010. Acabo de encender el ordenador de mi cuarto y, obedeciendo al impulso, he decidido plasmar en mi diario los sucesos de la noche pasada. Todavía no me lo creo. Aún alucino. Si alguien me lo cuenta, le llamo mentiroso, o me río en su cara. Escribo esto, no porque necesite pruebas documentales para demostrar qué pasó, pues las tengo mucho mejores, aunque luego volveré a eso. Escribo como lo hago siempre, para plasmar mis pensamientos, mis sensaciones, mis experiencias… escribo… porque me gusta hacerlo. Menuda mierda de prólogo. Espero que nadie lo lea. Pero, ¿quién coño lo va a leer, si esto sólo existe en mi ordenador? No creo que ningún hacker a lo Lisbeth Salander se interese en colarse en mi PC para leer sobre mis experiencias sexuales. Es mucho mejor la versión en película… Madre mía, qué facilidad tengo para divagar. Para…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (10: Chantaje a María 1)” (POR TALIBOS)

CASANOVA: (10ª parte) CHANTAJE A MARÍA (1ª parte) Y pasaron los días. Algunos pensarán que tras las intensas experiencias acontecidas en el establo con las Benítez, debía estar absolutamente agotado, pero la verdad es que no era así, pues, al fin y al cabo, yo no me había corrido más de tres veces y mi juvenil organismo se recuperaba a velocidad pasmosa. Aún así, pasé un par de días sin relacionarme con el bello sexo (relacionarme sexualmente, se entiende) y cuando por fin volví a las andadas, no fui yo el instigador del hecho, como verán a continuación. Pues eso, que durante dos días la vida fue bastante rutinaria. Los Benítez se marcharon al día siguiente de la aventura del establo, después de almorzar, y nada, salvo las torvas miradas que Blanca me dirigía de vez en cuando, mostraba que algo malo hubiera sucedido. De hecho, la señora Benítez se…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (09: Las Benítez)” (POR TALIBOS)

CASANOVA: (9ª parte) LAS BENÍTEZ: Los días siguientes pasaron fugaces. Tuve algunos episodios con Marta y alguna criada, y también tuve un par de clases muy instructivas con Dickie, pero nada especialmente interesante, así que no voy a aburrirles con los detalles, no quiero ser repetitivo. Sin embargo, sucedieron algunas cosas que se salieron de lo común, aunque no fueran en materia sexual, así que se las contaré, pues tienen su importancia en la historia. Verán, por un lado estuvo el cambio de actitud de Marina hacia mi persona. Estaba más cariñosa y relajada cuando estaba conmigo. Me hablaba sonriente durante las comidas, me ayudaba con los deberes que me mandaba Dickie, en fin, un montón de cosas que sin ser nada especial, sí me resultaban un poco extrañas. Lo cierto es que no hubo ningún nuevo acercamiento entre nosotros. La situación había quedado en suspenso y yo no me…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (08: la zorra de Mamá)” (POR TALIBOS)

    CASANOVA: (8ª parte) LA ZORRA DE MAMÁ: ¡Dios, que mal me encontraba a la mañana siguiente! Desperté con fiebre, sudoroso. Había pillado un enfriamiento de los gordos. Y para colmo, la que vino a despertarme fue Martita, con una sonrisa de oreja a oreja y con ganas de broma.   ¡Buenos días primo! - gritó mientras entraba en la habitación.   Yo abrí mis ojos legañosos y la vi como entre una bruma, difusa.   Hola - acerté a responder. La garganta me ardía.   Marta se apercibió de mi estado y pasó del estado de alegría al de preocupación en un instante.   ¡Dios mío! - exclamó - ¡Qué mala cara tienes! ¿Te encuentras bien?   La respuesta no pude ni formularla, pero ella la leyó en mi rostro. Acercándose, puso su dulce mano en mi frente y la retiró sorprendida.   ¡Si estás ardiendo! ¡Espera aquí,…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (07: Mi prima Marta 2)” (POR TALIBOS)

  CASANOVA: (7ª parte) MI PRIMA MARTA (2) Por favor, que sea ya domingo. Ese fue mi primer pensamiento al despertar por la mañana en mi dormitorio. Durante la noche, había soñado con los acontecimientos de la tarde anterior, por lo que me desperté con una erección de campeonato. Para mi desgracia, todavía era jueves, faltaban todavía tres días para la fecha fijada por Marta, y yo no sabía si podría aguantar tanto sin sexo. De todas formas, esa primera mañana estaba dispuesto al menos a intentarlo, pero, lo cierto es que no lo conseguí. Así pues, decidido a no follar hasta el domingo para ir en plena forma a mi cita con Marta, tenía que mantener la mente entretenida en otras cosas que no fueran las mujeres, que últimamente ocupaban hasta el más escondido rincón de mis pensamientos. Por ello fue que aquel día procuré mantenerme continuamente ocupado. Primero…
Sigue leyendo
voyerismo

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista (Parte 9)” (POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 9): CAPÍTULO 17: LOS JUGUETES DE ALICIA: Domingo por la mañana. No fueron precisamente las primeras luces del alba las que me sacaron del sueño. Más bien las del mediodía. O más tarde incluso. Estaba en modo vago total. Me estiré en la cama, solazándome con lo bien que me encontraba después de una reparadora noche de descanso. Estiré brazos y piernas todo lo que pude, desperezándome y fue entonces cuando me di cuenta de que estaba solito en la cama. Joder, debía haber estado en coma si no me había enterado de cuando Tatiana se había levantado, pues ella no solía ser discreta precisamente. -          ¿Tati? – exclamé en voz alta, alzando a duras penas la cabeza de la almohada. Escuché entonces un golpe sordo y unos ruidos procedentes del cuarto de baño anexo, lo que me reveló el paradero de la chica. -         …
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (06: Mi prima Marta 1)” (POR TALIBOS)

CASANOVA: (6ª parte) MI PRIMA MARTA Aquel día la comida fue bastante tranquila. Mi familia había vuelto bastante cansada de casa de los Benítez, y desde luego yo estaba para el arrastre. Los acontecimientos de la noche anterior y de esa misma mañana me habían dejado extenuado. Sólo pasé un poco de apuro cuando mi padre le preguntó a Mrs. Dickinson que qué tal me había portado.     Ha sido un auténtico angelito - contestó mi institutriz sonriéndome.   Mi abuelo me miró divertido y se rió para sí, aunque no hizo comentario alguno. Noté que Andrea estaba bastante taciturna, así que decidí interrogar a Marta sobre el tema, pues sospechaba que algo había pasado. Tras el almuerzo, todo el mundo comenzó a dirigirse a sus cuartos para echar la siesta. Por lo visto, dormir en cama extraña había provocado bastante insomnio, lo que unido al incómodo viaje de…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Las revistas de mi primo (Parte 4 de 4)” (POR TALIBOS)

LAS REVISTAS DE MI PRIMO (parte 4/4): Esa noche me costó dormirme. Estaba muy inquieta por los intensos acontecimientos de la jornada, eso era lógico y también por los que estaban por venir. Pero, en el fondo, lo que me mantenía desvelada era el saber que, muy posiblemente, estaba haciéndole daño a Clara. Estuve dándole vueltas al coco hasta las tantas, mucho después de que mi prima se durmiera abrazada a mí. Me sentía mal por lo que estaba pasando, porque ella tenía razón. Por primera vez en mi vida, estaba excluyéndola de lo que me pasaba. Clara se levantó antes que yo, como casi siempre y, aunque desperté cuando se levantó dejándome en su lecho, volví a quedarme dormida de inmediato, remoloneando un rato más. Cuando por fin despabilé, todo lo sucedido el día anterior seguía fresco en mi mente, por lo que el malestar y la inquietud persistían.…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Las revistas de mi primo (Parte 3 de 4)” (POR TALIBOS)

LAS REVISTAS DE MI PRIMO (parte 3/4): Pero no sabía cómo hacerlo. A ver, estaba claro que yo le gustaba a Diego y que él me gustaba a mí. Pero ahí terminaba todo, mi experiencia en las artes de la seducción era nula. ¿Qué podía hacer? ¿Cómo podía animarle a que se atreviera a dar el paso? ¿Le besaba? ¿Me arrojaba en sus brazos? El día anterior no me había ido mal, quizás debería seguir de esa Y, una vez más, mi propia inexperiencia acudió en mi socorro. Tras acabar con los platos, subí los escalones de dos en dos, nerviosa y excitada a partes iguales. Tras recuperar la revista de debajo de la cama (efectivamente, acabó por caerse entre el colchón y la pared), me presenté ante la puerta de mi primo en tiempo record. - Pasa - se escuchó su voz, tras mi llamada. Muy nerviosa, pero con…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Women in trouble 05 – Joder con el perrete” (POR TALIBOS)

WOMEN IN TROUBLE 05: JODER CON EL PERRETE - Toc, toc - los golpes resonaron suavemente en la puerta del dormitorio. La bella mujer que yacía en la cama alzó la vista, nerviosa al oír la llamada, mientras sentía cómo la pasión la azotaba. Vestida únicamente con un insinuante camisón de raso, que a duras penas lograba ocultar sus numerosos encantos, la chica hizo esperar al visitante unos segundos, regocijándose con la impaciencia que de buen seguro debía de sentir. - Toc, toc, toc - resonaron nuevamente los golpes, más apremiantes esta vez. La joven sonrió con lascivia al escucharlos y aún se recreó unos instantes más alargando la agonía del visitante, gozando mientras imaginaba lo que iba a pasar a continuación, antes de dar permiso para pasar. - Adelante - dijo simplemente, mientras sentía cómo la excitación se extendía por su cuerpo, estremeciéndola y haciéndola que ronronear como una…
Sigue leyendo
voyerismo

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista (Parte 8)” (POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 8): CAPÍTULO 15: SESIONES DE FOTOS: Minutos después, los tres salimos del restaurante tras pagar la cuenta. Al regresar a la calle, las chicas se quejaron de que hacía un poco de frío  (no era raro, se había levantado viento y sin duda se colaba por debajo de sus faldas y les daba directamente en… ya sabes). Alicia, con la excusa de entrar en calor, se aferró a mi brazo y se repegó contra mí, consiguiendo que en menos de un segundo Tatiana hiciera lo mismo por el otro lado. Lo cierto es que yo no pasé nada de frío, iba la mar de calentito atrapado entre dos bellas señoritas, que se apretujaban contra mí y sin poderme quitar de la cabeza que iban completamente desnudas bajo la ropa. De hecho, era yo el que llevaba la bolsa en que estaban sus bragas. Mi soldadito…
Sigue leyendo
voyerismo

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista (Parte 7) ” (POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 7): CAPÍTULO 13: NOS VAMOS DE CENA: A veces no hay quien comprenda a las mujeres. Tanto quejaros de que vuestros novios no quieren acompañaros de compras, cuando la solución es bien sencilla. Alicia la conocía perfectamente. Le bastó con pasearse por el centro comercial sin ropa interior e invitarme a acompañarla a todos los probadores que visitamos, permitiéndome disfrutar de sus femeninas curvas cada vez que se probaba algún trapito. Ni una sola protesta hice. No me habría importado que se probara 10, 20 vestidos distintos y que al final hubiera comprado ninguno (cosa que no hizo). Me daba igual. No, igual no, de hecho, cuantos más conjuntos escogía para probarse… mejor. No, en serio. Las siguientes horas fueron para mí un estado de empalmada permanente. Alicia jugó conmigo tanto como quiso, aunque, por desgracia, no se decidió a volver a repetir nuestro numerito…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies