Tag archives for TALIBOS

voyerismo

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista (parte 6)” (POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 6): CAPÍTULO 11: SIN CONTROL SOBRE MIS ACTOS:   Tirado en el sofá salón, con la persiana bajada y las luces apagadas, escuché la puerta de casa cerrarse. Tatiana acababa de marcharse al trabajo. Respiré hondo, tratando de volver a enfocar mis sentidos, de borrar la terrible sensación de irrealidad que me embargaba y que el mundo dejara de estar cabeza abajo. Llevaba allí tirado un rato. Me las había apañado para arrastrarme al sofá tras la ducha y había escuchado a Tatiana trastear por la casa mientras yo me esforzaba únicamente en respirar. La chica, tan deseosa de agradar como siempre, se había empeñado en limpiar el agua derramada en el baño antes de irse, ignorando mis débiles protestas. Seguro que llegaba tarde por mi culpa. Cuando entró en el salón a despedirse, me hice el dormido. No quería enfrentarme de nuevo a ella.…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista (parte 5) (POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 5): CAPÍTULO 10: ALICIA TOMA LOS MANDOS: -          Eres imbécil – me espetó Alicia mirándome fijamente. Me quedé atónito, sin saber qué responderle. Acababa de contarle lo sucedido la tarde anterior con Tatiana, cuando mi novia había descubierto finalmente lo nuestro y lo último que me esperaba era aquella respuesta de Ali. -          ¿Po… por qué lo dices? – balbuceé convertido de nuevo en un quinceañero imberbe – creí que ayer habíamos acordado que… -          ¿El qué? ¿Qué fue lo que acordamos ayer? Mira, Víctor, sabes que me gustas y además compartimos algo muy intenso… Pero no sé de donde has sacado que yo iba a dejar a Javier y a empezar a salir contigo… De acuerdo que admití que me atraes y que antes o después dejaremos de jugar y me acostaré contigo… Pero, ¿salir juntos? ¿Ser pareja? Me alegré de no poder verme…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: Casanova (04: La Tormenta) (POR TALIBOS)

CASANOVA: (4ª parte) LA TORMENTA: Los siguientes días fueron tranquilos. Poco a poco, la vida iba retomando su pulso en la casa tras el ajetreo de la fiesta. El servicio estuvo un par de días bastante atareado, recogiendo los restos de la celebración y limpiándolo todo. En esos días, ir a la parte trasera de la casa era sumergirse en un mar de tendederos llenos de manteles, servilletas, sá Apenas se podía caminar. Además, los días amanecían nublados, aunque no llovía, por lo que la ropa tardaba en secar. Nadie paraba ni un segundo, en especial las criadas, por lo que no tuve oportunidad de reanudar mis aventuras con ellas. De todas formas, yo también andaba liado. Dickie se empeñó en que había que recuperar el tiempo perdido con las clases, así que todos los días me daba una hora extra, con lo que las mañanas las tenía ocupadas por…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: Casanova (03: La fiesta) (POR TALIBOS)

LA FIESTA: El día siguiente amaneció radiante. El sol brillaba con fuerza en un cielo sin nubes, parecía como si la lluvia del día anterior hubiese sido un sueño, aunque el delicioso olor a tierra húmeda que penetraba por la ventana demostraba que no era así. La mañana transcurrió sin incidentes. Todo el mundo estaba muy ajetreado con los preparativos de la fiesta, pues además de todo lo que quedaba por hacer, la lluvia había estropeado algunos adornos que habían puesto el día antes. Afortunadamente, no eran demasiados, pero la gente trabajaba sin descanso. Yo me pasé la mañana ayudando en lo que podía, llevando platos, manteles, colgando En un par de ocasiones me crucé con Marta, yo le guiñaba un ojo y ella me dedicaba una sonrisilla pícara, pero no pasó nada más. Estuve ayudando a Antonio con las sillas, y aproveché para regalarle una de las navajas que…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: Casanova (02: Preparativos Para La Fiesta) (POR TALIBOS)

PREPARATIVOS PARA LA FIESTA   Pasaron varios días en los que no sucedió nada especial. Yo me limitaba a echar miradas disimuladas a las chicas y a hacerme pajas a escondidas. Necesitaba tiempo para asimilarlo todo y pensar estrategias. De todas formas hice un par de intentos de acercamiento con Loli, pero ésta parecía rehuirme, supongo que siguiendo instrucciones del abuelo. Los días pasaban veloces y yo no hacía ningún progreso en lo que a sexo se refiere, por lo que andaba un poco desilusionado. Todo era bastante monótono, hasta que una mañana me encontré a mi hermana y mis primas charlando con Mrs. Dickinson: - Por favor señorita, aún tenemos muchas cosas que hacer - dijo Andrea, que parecía llevar la voz cantante. - No sé, niñas, serían tres dí - Sí, lo sé, pero le prometemos que después nos esforzaremos más. Compréndalo, tenemos que participar en los preparativos…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: Casanova (01: El Despertar) (POR TALIBOS)

Tengo un don. No hay mujer en el mundo capaz de resistírseme. Es cierto, no miento ni exagero, he logrado follarme a todas las mujeres con las que me lo he propuesto. No se trata de un poder mágico o mental, sino como una especie de instinto que me hace capaz de tratar a cualquier mujer justo como desea, haciendo que se derritan en mis manos. Y lo que es más, sé de donde procede este maravilloso poder. Directamente de mi abuelo. Mi abuelo era un hombre fantástico, increíble. Estuvo follando mujeres hasta su muerte, a los 86 años. Y fue así siempre. Desde que tengo uso de razón, recuerdo a mi abuelo rodeado de mujeres y dicen las malas lengua que amasó su fortuna a base de tirarse a las esposas de los terratenientes de la zona. La verdad es que eso es algo que no me extrañaría lo…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista 4” (POR TALIBOS):

CAPÍTULO 8: DOMINGO: Me sentía eufórico. Por fin lo había conseguido. Estaba follándome a Alicia. Estábamos sentados en el parque, justo donde la había conocido, ocupando el mismo banco en que ella se había exhibido para el anciano y para mí. Bueno, la verdad es que era yo el que ocupaba el banco, pues Alicia estaba en cuclillas entre mis muslos abiertos, devorando mi polla con un ansia tal, que parecía estar a punto de comérsela de verdad. Y la gente nos observaba. Joder. Menudo espectáculo estábamos brindando a la afición. Todo el que pasaba se nos quedaba mirando y yo devolvía las miradas con descaro, sintiendo cómo los hombres me envidiaban y cómo las mujeres suspiraban por ser ellas las que ocupasen el puesto de Alicia… Ali, al parecer harta ya de chuparme la verga, se puso en pié mirándome con una expresión de lascivia tal, que se me…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Las revistas de mi primo (Parte 2 de 4)” (POR TALIBOS)

LAS REVISTAS DE MI PRIMO (parte 2/4): El domingo desperté muy tarde, más incluso que Clara, que se levantó sin despertarme. Aprovechando que estaba sola, escondí la revista bajo el colchón e hice la cama. Me sentía un poquito frustrada, pues el domingo era el único día que mi tía dejaba libre a Clara, que no tenía que estudiar, por lo que no dispondría de dos horas a solas en el dormitorio. Aún así, me las ingenié para echarle un vistazo rápido a la revista mientras Clara se daba una ducha, pero, temiendo que me pillaran, desistí en mi empeño. El lunes recuperé el terreno perdido. En cuanto terminamos de almorzar y, tras fregar la loza, me asomé al salón para asegurarme de que mi prima estaba inmersa en los estudios, saliendo a continuación zumbando escaleras arriba para refugiarme en mi cuarto. En cuanto estuve a solas, saqué la revista…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista parte 3” (POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 3):   CAPÍTULO 6: PRIMEROS JUEGOS: Parecíamos una parejita de enamorados mientras salíamos del restaurante, con Alicia prendida de mi brazo, apretándose contra mí mientras bromeábamos en susurros el uno con el otro, indiferentes a todo el mundo que nos rodeaba: sólo estábamos ella y yo. Así, cogidos del brazo, seguimos caminando por la calle, deleitándonos con nuestra proximidad, evocando la intensidad de las sensaciones que habíamos experimentado en el restaurante… Deseando más… -         ¿Y bien? – preguntó Alicia - ¿Adónde vamos? -         ¿No querías tomar café? Antes, cuando pasamos con el coche, me fijé que hay una tetería un poco más abajo. ¿Te apetece? Creo que ya debe de estar abierta. Alicia asintió con la cabeza y se apretó con más fuerza contra mí, en busca de calor, pues se había levantado un vientecillo bastante fresco. En menos de dos minutos nos plantamos en…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Las revistas de mi primo (Parte 1 de 4)” (POR TALIBOS)

LAS REVISTAS DE MI PRIMO (parte 1/4): Ayer estaba tranquilamente preparando la cena, cuando Lidia, mi hija de 18 años, me pidió permiso para pasar las vacaciones de verano en casa de su prima Yoli, en el pueblo, como hacía yo de niña. Al oírla, fue como si el mundo se pusiera a dar vueltas a mi alrededor, angustiándome, no porque la petición de la niña fuera ningún disparate, sino porque sus palabras evocaron en mí recuerdos pánico me da de que Lidia pudiera llegar a descubrirlos. Tras decirle a mi hija que me lo pensaría, no pude dejar de darle vueltas al asunto. No a lo de dejarla ir, no, sino a lo que hice yo a su edad en el pueblo y a las tardes que pasé allí con Clara y Diego, mis primos. Yolanda es hija de mi prima Clara (o sea, que mi hija y ella…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Memorias de un exhibicionista parte 2” (POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 2): CAPÍTULO 4: LA SEGUNDA CITA: A la mañana siguiente me marché al trabajo mucho más temprano de lo habitual, deseando tener que concentrarme en otra cosa y evitar así pensar en Alicia. Además, Tatiana me estaba agobiando un poco, pues se dio cuenta de la herida de mi ceja y empezó a insistirme en que fuéramos al médico, así que me largué. El resto de los días de la semana fueron clónicos, los recuerdo como un borrón, sin acertar a precisar donde terminaba uno y empezaba el siguiente, pues en mi cabeza sólo tenía cabida una cosa: la cita con Alicia. Me sentía en un estado de excitación permanente, repasando una y otra vez todo lo que quería decirle a Alicia, todo lo que necesitaba contarle. Innegablemente me sentía atraído por ella, tendría que haber estado ciego para no encontrarla irresistible, pero, si se…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: Memorias de un exhibicionista parte 1 ( POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 1): Por fin soy feliz. Hubo un tiempo en que pensé que jamás lo sería, debido a mi particular condición. ¿Que cuál es esa condición? Amigo mío, ¿no has leído el título? Creí que hablaba por si solo. Sí. Lo soy. Un exhibicionista. Ya conoces mi secreto. Quizás pienses que soy un enfermo, un pervertido. No te falta razón. Pero no puedo hacer nada por evitarlo. Soy así. Pero no te equivoques, no ando por ahí persiguiendo crías para enseñarles el pajarito, traumatizando de por vida a tiernas niñas. No. A mí me excita que me miren auténticas mujeres. Ver el deseo, la lujuria brillando en la mirada de la chica para la que me exhibo. No pretendo darles miedo, asco o incomodarlas. No, cuando disfruto de verdad es cuando ellas también disfrutan. Un poco retorcido ¿verdad? Pues eso. Mi condición me ha limitado durante toda…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Historias de un ascensor 02: Compañeros de oficina” (POR TALIBOS)

HISTORIAS DE ASCENSOR 02: COMPAÑEROS DE OFICINA -          Planta décima. Contabilidad. La impersonal grabación del ascensor anunció, como todas las mañanas, que habíamos llegado a nuestro destino. -          ¡Los pringados de contabilidad! – exclamó una voz anónima, provocando una risilla generalizada. También, como todas las mañanas, algún gilipollas de las plantas superiores se burlaba de nosotros, los pobrecitos currantes que éramos, según el jefe de personal, “el pegamento que mantenía unida la empresa” y según el resto de empleados, los cabrones que les recortaban la cuenta de gastos, limitaban los presupuestos de proyectos y les congelaban la paga de Navidad. Como si fuera culpa nuestra y no de los de arriba. Éramos como zombies apaleados, eso sí, vestidos elegantemente debido al código de vestimenta de la empresa, traje para ellos, con algo más de libertad para ellas, obligados a usar las malditas corbatas que nos ahogaban, no fuera a ser…
Sigue leyendo
fantasia

Relato erótico: “Historias de ascensor 01: Te mentí…” (POR TALIBOS)

HISTORIAS DE ASCENSOR 01: TE MENTÍ… -          Francisco, pásate por mi despacho un poco antes de salir, a las menos cuarto más o menos – me dijo Gloria, la jefa. Olé. Ya estaba. Dos años de trabajo de esclavo en la agencia de publicidad por fin habían dado fruto. La jefa iba a cumplir lo prometido y me iba a ofrecer un contrato fijo. Ya estaba bien de contratos de mierda de aprendiz, de becario, de estudiante… de puta para todo, vaya. Aún recordaba con cuanta ilusión había comenzado a trabajar en la agencia dos años atrás, para encontrarme de bruces con la realidad. Cuántos cafés servidos, cuántas fotocopias hechas antes de que me permitieran trabajar en aquello que había estudiado, antes de poder mostrar mi talento. Pero había merecido la pena. Meses atrás Gloria me había encargado un trabajo: colaborador junior en una importante campaña publicitaria. Madre mía, jornadas…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies