Tag archives for TALIBOS

dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 7 (POR TALIBOS)

HISTORIAS (2ª parte): A veces parece mentira cómo los problemas se solucionan por si solos. Estaba preocupada por cómo justificar ante Mario mi ausencia la semana siguiente para el cumpleaños de Jesús (porque estaba segura de que esa noche volvería tarde a casa) cuando él, mientras desayunábamos el martes por la mañana, me anunció que le habían cambiado los destinos y que al final tendría que marcharse el sábado, teniendo que pegarse por lo menos una semana en ruta. En ese preciso instante afloró mi lado más hipócrita, pues mientras me lamentaba en voz alta por tenerle otra vez lejos tanto tiempo, por dentro me sentía contenta y aliviada. Un problema menos. Tras acabar de desayunar me vestí a toda prisa, pues Gloria debía estar a punto de llegar. Precisa como un reloj, en cuanto estuve lista pegaron al timbre, con lo que sólo tuve que detenerme un segundo para…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Dominada por mi alumno 4” (POR TALIBOS)

  DESCUBRIMIENTO: Aún con el paso vacilante, guié a Jesús hacia el ascensor. Usé la llave (no había botón en el sótano, para impedir el acceso a los maleantes) y esperamos a que llegase. Cuando las puertas se abrieron, nos metimos dentro y pulsé el botón del octavo piso, mi planta. El ascensor arrancó y comenzamos a subir, pero se detuvo enseguida en la planta baja, porque algún otro vecino lo había llamado. Se abrieron las puertas y nos encontramos con un quinceañero que vivía un par de plantas por debajo de mí. -          Buenas tar… - comenzó a saludar el chico, aunque la voz le murió en los labios. Yo no entendía qué le pasaba al chaval, habitualmente muy educado, hasta que me di cuenta de que su mirada estaba clavada en mis pechos. ¡Claro! Era lógico. Excitada por los acontecimientos del día y aún insatisfecha, mis pezones seguían…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 6 (POR TALIBOS)

HISTORIAS: Gloria y yo charlábamos relajadamente en el jacuzzi mientras la obediente Rocío me traía la bebida que habíamos pedido. Con un simple gesto, Gloria le indicó a la chica que se arrodillara detrás de ella y le masajeara suavemente los hombros mientras me contaba su historia. Saboreé con placer el refrescante batido, sonriéndole a Rocío para demostrarle que me gustaba mucho. Ella agradeció el gesto con un leve asentimiento, sin dejar en ningún momento de acariciar y masajear la espalda de la otra joven, que continuó con su narración. -         Como te decía – dijo Gloria – No hay nada especial que contar sobre cómo empecé con Jesús. Era un chico guapo e inteligente y todas las chicas andábamos detrás de él. -         Me lo creo – asentí. -         Por fin, reuní el valor suficiente y le invité a salir. Y él aceptó. -         ¿Fuiste tú el que le…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: Dominada por mi alumno 5 (POR TALIBOS)

ENCAJANDO PIEZAS: Me desperté tarde la mañana del domingo, gracias a que Mario, tan dulce y solícito como siempre, me trajo el desayuno a la cama, que si no, yo hubiera seguido gustosa durmiendo a pierna suelta, pues seguía muy cansada por el intenso sábado que había vivido. Mientras comía, Mario se tumbó a mi lado en el colchón y se puso a contarme cómo le habían ido las cosas en el trabajo durante los días que había estado fuera. Yo le escuchaba sólo a medias, pues mi mente estaba puesta en los fabulosos sucesos que habían azotado mi vida en los últimos días. Bastaba acordarme del rostro de Jesús, para que un embriagador calorcillo recorriera mi cuerpo de la cabeza a los pies, haciéndome desear que ya fuera lunes. Como pude, me las apañé para simular que estaba pendiente de lo que Mario me decía, asintiendo de vez en…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Dominada por mi alumno 3” (POR TALIBOS)

SOMETIMIENTO: Prepara tu culo… Estas tres simples palabras, que Jesús me dirigió como despedida, bastaron para mantenerme inquieta dos días. Después de habérsela chupado junto a su casa y todavía con su sabor a macho en mis labios, conduje medio ida de regreso a mi hogar, con esas tres palabras resonando en mi cabeza. ¿Sería capaz de hacerlo? Hasta la fecha, me había cerrado en banda ante cualquier intento en esa dirección (y nunca mejor dicho). Mario no había sido muy insistente en el tema, pero, antes de él, algún que otro chico que había sido mi pareja insistió bastante en lo del sexo anal… pero yo, nada de nada. Y ahora allí estaba yo, nerviosísima en mi coche, sudando como una cerda ante la perspectiva de que el chico que me tenía robado el seso me rompiera por fin el culito. Me pasé el resto del día y el…
Sigue leyendo
dominación

Realto erótico: “Dominada por mi alumno 2” (POR TALIBOS)

ACEPTACIÓN: Conduje hasta casa con mil pensamientos atronando en mi cabeza. Ira, desesperación, odio, rabia… pero, lo peor de todo, era que, en el fondo, sabía que había disfrutado siendo un juguete en manos de Jesús. Pero, ¿qué me pasaba? ¿Estaba enferma? ¿Era una pervertida? ¡Aquel cabrón me había violado! ¡Me había usado para vaciarse los huevos sin importarle lo más mínimo mis súplicas! Aunque… ¿realmente le había suplicado? No recordaba haberlo hecho… sólo aquella sensación de sumisión… de… alegría por obedecer sin rechistar lo que él me ordenaba, cumpliendo sus deseos sin tardanza, dispuesta a todo por complacerle… No, no, no… me estaba volviendo loca. ¿Qué me pasaba? No, estaba equivocada, no había disfrutado… había sido el miedo, el pánico a que me hiciera daño había sido lo que me forzó a obedecer… ¡claro, eso era! ¡Llevaba una navaja! Pero él en ningún momento me amenazó… Y yo podría…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Dominada por mi alumno” (POR TALIBOS)

DOMINADA POR MI ALUMNO 01: INICIACIÓN: Aún no comprendo cómo pasó. No entiendo cómo he podido acabar así. Nunca hubiera imaginado que guardase todo eso dentro de mí, ni sabía la clase de persona que podía llegar a ser. Cuando escuchaba historias de ese tipo, pensaba que la gente que las contaba o bien mentía, o eran unos enfermos. Nunca soñé que nadie sería capaz de despertar esos sentimientos en mí, simplemente porque no creía que pudiese tenerlos. Él ha despertado mi mitad más oscura, ha hecho aflorar desde lo más profundo de mi alma una mujer completamente distinta a la que creía ser. Y me ha hecho hacer cosas que ni en mis más salvajes fantasías soñé con hacer… Todo empezó hace un mes, con el curso ya a medias. Era el mes de Enero y acabábamos de reanudar las clases después de las vacaciones navideñas, con todo el…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: Casanova (05: La historia de Dickie) (POR TALIBOS)

CASANOVA: (5ª parte) LA HISTORIA DE DICKIE: Desperté tarde por la mañana y, a pesar de la intensa noche anterior, me levanté bastante descansado, así que me vestí con presteza, para comprobar si mi familia había regresado de casa de los Benítez. Resultó que no era así, de hecho Nicolás y Juan estaban limpiando uno de los carros que había en el establo (el de la escuela de equitación) para poder ir en su busca, pues los caminos estaban demasiado embarrados para el automóvil. Tenía un hambre feroz, así que fui a la cocina donde Mar me sirvió un buen desayuno. Allí me encontré con María, que junto con Luisa estaban haciendo una lista de alimentos para comprar en el pueblo. Las empleadas habían regresado todas por la mañana temprano, tras haber disfrutado de la tarde anterior libre y ahora se afanaban en poner de nuevo la casa en marcha,…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Recuerdo de juventud” (POR TALIBOS)

RECUERDO DE JUVENTUD: La tele a veces nos trae recuerdos. Nos hace evocar cosas del pasado. Oyes la melodía de un anuncio y te ves a ti mismo, con 20 años menos, cantándola a grito pelado en un concierto. O ves a la vieja que anuncia pizzas y se te asemeja a tu difunta abuela, aunque ella ni de coña habría consentido que su nieto se alimentara de esas plastas congeladas. Pero esos recuerdos no os importan, ¿verdad? Si estáis en esta página, lo que buscáis es ñaca-ñaca, ¿eh, guarretes?... Qué coño. Como yo. Sucedió la otra noche, desparramado en el sofá como acostumbro, cansado después de un largo día, dedicándome junto a mi mujer a disfrutar de los breves fragmentos de la serie Big Bang Theory que la cadena tiene a bien intercalar en su programación continua de spots publicitarios. Sí, ya sé, podría verlos en internet, o bajármelos…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Women in trouble 04 – Ni siquiera me gustaba” (POR TALIBOS)

WOMEN IN TROUBLE 04 - NI SIQUIERA ME GUSTABA - Venga, Sofía, no te hagas la estrecha - le dijo Sandra a su amiga, dándole un codazo amistoso - Desembucha. - Sí, no seas pendón - insistía Mari, le tercera en discordia - Ésta y yo ya hemos hablado. Ahora te toca a ti. La mencionada Sofía miró a sus amigas con expresión divertida. Las tres se habían juntado después de meses sin verse y, viéndose libres por una vez de maridos e hijos, se les había ido un poco la mano con el alcohol. El camarero las observaba con disimulo desde la barra, apreciando el material. Había calado pronto a las mujeres, cuarentonas de vuelta de todo que aprovechaban para desahogarse un poco de sus vidas de casada juntándose con amigas para emborracharse y contarse batallitas. En cuanto las vio llegar, supo cómo estaba el percal, así que se…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Intercambio de madres (Parte 2 de 2)” (POR TALIBOS)

INTERCAMBIO DE MADRES (Parte 2/2): Esa noche no pegué ojo. Estuve todo el rato dando vueltas en la cama, atormentándome por lo que había sucedido en el coche. ¿Cómo había permitido que pasara? ¿Cómo le había dejado que me llevara al huerto de esa manera? Pero no, eso no era del todo cierto. ¿No había sido yo la que le había besado? ¿La que le había llevado al coche completamente decidida a follar con él? Tenía que reconocerlo. No todo había sido culpa suya. Había perdido por completo el control. No podía reprochársele a un chico de su edad que intentara cualquier cosa con tal de echar un polvo, pero yo era la adulta, joder, debería haberle puesto freno, haberlo parado en No lo hice. Y, siendo sincera, tenía que reconocer que me había gustado sentirme deseada, sentirme hermosa. Aunque, el muy mira que decirme que se había enamorado de…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Intercambio de madres (Parte 1 de 2)” (POR TALIBOS)

INTERCAMBIO DE MADRES (Parte 1/2): Hace un par de meses, leí una noticia en el periódico que me causó un profundo malestar. En ella se contaba la historia de una mujer, estadounidense, de unos 40 años y relativamente famosa por haber sido animadora en la NBA, que se había declarado culpable del delito por el que estaba siendo juzgada para obtener una reducción de pena. Dos años le cayeron. ¿Su crimen? Haber mantenido relaciones íntimas con un amigo de su hijo, un chaval de 17 años y, por tanto, menor de edad. Y yo me ¿En serio un chico con esa edad es tan inocente como para dejarse "pervertir" por la mujer? O más bien podría decirse que el chico había "triunfado", obteniendo sexo con una bella mujer (ex-cheerleader, insisto) y, una vez descubierto el pastel, la pobre era la que acababa pagando el Estoy de acuerdo con que los…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Women in trouble 03” (POR TALIBOS)

Women in trouble 3 - Odio al imbécil del novio de mi hermana Una y media de la tarde, centro de la ciudad. 40o a la sombra. Aunque a mí el calor de la calle me daba igual, sentadito en mi Audi, con el aire acondicionado puesto al máximo, contemplando por la ventanilla cómo la ciudad se derretía a mi alrededor, mientras circulaba a paso de tortuga atrapado en el atasco de cada día. Aunque, a pesar de los 22o que marcaba el climatizador del coche, mi cuerpo estaba ardiendo. No, no estaba enfermo, se trataba únicamente de la reacción natural de mi organismo cada vez que tenía que reunirme con Ricardo, Ricky para los amigos. El capullo con el que mi hermana llevaba liada 3 años. Mi hermana, Malena. Como siempre que pensaba en ella, algo se agitó dentro de mí. Malena. Por más vueltas que le daba, no…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Women in trouble 2” (POR TALIBOS)

Women in trouble 2: El hombre que (se) tiró a Supergirl. Cárcel de Metrópolis. Noviembre de 2014. Martin Thomas Johnson estaba teniendo un día tranquilo. Ése era su verdadero nombre, aunque muy poca gente lo sabía. Y todavía menos eran los que se hubieran atrevido a llamarle por el mismo. Él prefería su apodo, su nombre de guerra, “Black Elephant” y, cuando una enorme masa de 130 kilos de músculos color azabache dice que prefiere que le llamen como a él le parezca, las personas tienden a hacerle caso. Odiaba su nombre; Martin le parecía nombre de alfeñique y Thomas, tres cuartos de lo mismo. Y él odiaba a los alfeñiques. Despreciaba a los débiles, pues consideraba que simplemente eran demasiado cobardes como para hacerse fuertes. Él era débil de niño, pero bastaron un par de palizas de los matones del barrio para que decidiera cambiar su destino. El pez…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies