Tag archives for RUN214

no consentido

Relato erótico: La señora ( Viernes, la quiebra) (POR RUN214)

  VIERNES. LA QUIEBRA                         Cuando Bethelyn llegó a la entrada de su casa, Elise acompañaba a un hombre hacia la salida. Éste se adelantó para saludarla. -Buenos días señora Brucel, es un placer volver a verla. -El placer es mutuo señor Janacec.  El señor Janacec era el asesor financiero de su marido. En los últimos meses, su esposo, había pasado más tiempo con él que con ella misma. Era un hombre repelente, con el pelo aceitoso y muy pagado de sí mismo. Dirigía el banco en el que su marido tenía depositado gran parte de sus bienes. -Es una pena que deba irme. Siempre es un placer verla pero el tiempo es tan escaso. -Pues entonces no pierda más el tiempo. –Contestó lo más cortésmente que pudo.  Elise estuvo todo el tiempo mirándola fijamente. Bethelyn pensó en ella con su marido y se la imaginó a 4 patas con…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: La señora (Jueves, el pago) POR RUN214)

  Estaba de pie frente a Zarrio, el encargado de las caballerizas y marido de su ama de llaves. -Le di esto a Elise. ¿Por qué has obligado a tu mujer a devolvérmelo? -Es dinero. -Sí, es mucho dinero. Se lo di a ella por un favor que me hizo a cambio. -Dejarse follar por su marido no es un favor, Señora Brucel. Bethelyn se quedó de piedra. Sintió un calambrazo en el estómago como si acabase de tragar un vaso de amoniaco. -¿Te ha contado Elise…? -Por supuesto que me lo ha contado. Me pidió permiso para ir a su dormitorio. Me dijo que usted la obligó a hacerlo. No estaba muy confundido su criado. Acosó a su mujer todo el día intentando convencerla. Como ella seguía reticente terminó por asustarla con el fantasma del despido. Nunca se desharía de su ama de llaves y no estaba orgullosa de…
Sigue leyendo
dominación

La señora (Miércoles, la confesión) (POR RUN214)

LA CONFESIÓN           La jornada transcurrió sin novedad. Bethelyn no se atrevió a pasar sola ni un momento. Estuvo con el ama de llaves y sus criadas la mayor parte del tiempo hasta que, al llegar la noche y una vez acabada la cena, todos los criados se fueron retirando a sus aposentos quedándose sola.  Su esposo continuaría en su despacho hasta altas horas como de costumbre, así que subió resignada las escaleras hacia su habitación en soledad y con el alma en un puño sin dejar de pensar en la pasada visita furtiva de Garse.  Al llegar al pasillo superior se topó con el ama de llaves. -Elise, espera. -¿Señora? -Acompáñame. Elise, la fiel ama de llaves, acompañó a su señora hasta su alcoba. Bethelyn la hizo pasar y cerró la puerta tras ellas. -Quédate conmigo esta noche, Elise. -¿Quedarme? ¿Aquí, en su dormitorio? -No quiero estar sola. -Pero……
Sigue leyendo
filial

La señora (Violación un martes) (POR RUN214)

MARTES. LA VIOLACIÓN          Bethelyn estaba sentada tras el escritorio, en el despacho de su marido, en la mansión que ambos poseían. Delante de ella había una carta parcialmente escrita dirigida a un internado masculino. No encontraba la posición adecuada en el sillón. Tenía el culo dolorido por la violación digital de su ano esa noche.  Su hijo gesticulaba airado al otro lado del escritorio, frente a ella. -¡No pienso ir a un internado de maricones, ni lo pienses! –Irás. –contestó ella con mirada gélida.  Garse rodeó el escritorio hasta colocarse junto a su madre, a su izquierda. Enfadadísimo, fuera de sí. Acercó su rostro al de ella. -¿No has quedado satisfecha con la follada de anoche? -Espetó. -¿Por eso me quieres joder a mí? Bethelyn perdió el color. Quedó petrificada. Su rostro pasó de blanco a morado y después a rojo de ira. Se levantó del sillón con cara…
Sigue leyendo
filial

La señora ( Martes, noche, la intrusión) (POR RUN214)

           Había estado todo el día acurrucada en la cama sin salir de ella. Solo había salido de su habitación para bajar a comer y fue por insistencia de su ama de llaves. Comió en compañía de su marido y su hijo. Su marido comió deprisa, en silencio, absorto en el plato de comida. Su hijo, que no paró de mirarla durante toda la comida, tampoco abrió la boca para decir nada. Solo sonreía cada vez que su mirada se cruzaba con la de su madre.  Más de una vez estuvo tentada de contarle a su marido toda la verdad y que cada uno asumiera sus consecuencias. Pero la vergüenza del adulterio podía más que el rencor hacia el bastardo de su hijo.  Fue la primera en levantarse de la mesa, no aguantó durante más tiempo su sonrisa de bobalicón. Pidió a su ama de llaves…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “La señora. (Lunes, la Confusión) “(POR RUN214)

LA SEÑORA BRUCEL LUNES. LA CONFUSIÓN La oscuridad ocultaba su felonía. Todo el mundo dormía y ella no hacía ruido al caminar descalza por el pasillo de la mansión. Llegó a la puerta. Palpó hasta encontrar el pomo ylo giró lentamente. Se deslizó dentro del cuarto que ella sabía vacío y se metió en la cama a esperar con una sonrisa nerviosa en los labios.  El aroma de la otra mujer, la que ocupaba esa cama cada noche, se respiraba entre las sabanas. Era una de sus empleadas, una mujer del servicio, la cocinera. Pero ahora, su sirvienta, se encontraba muy lejos. Lejos de la mansión, al igual que su propio marido, el señor de la casa. Bethelyn tenía la noche para ella sola, libre de su marido y de la mujer de su amante.  Ernest, el jardinero y marido de la cocinera, vendría a acostarse en cualquier momento y…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Rencores IV (La convivencia)” (POR RUN214)

LA CONVIVENCIA La casa se había convertido en una cárcel de solo cuatro reclusos. Se podía decir que incluso había dos pandillas diferenciadas dentro de ella. Por un lado el binomio Madre-hijo, que mantenían una frágil relación sujeta con alfileres. Una relación medianamente estrecha pero llena de altibajos debido, por una parte, al carácter inconstante de Marta, que unas veces veía a su hijo como alguien a quien proteger y otras como alguien de quien protegerse y por otra, a cierto tipo de acciones no siempre muy decorosas de Benito. La segunda pandilla del patio la formaban Fermín y Bea. Padre e hija tenían una relación de conveniencia, más estable quizás que la otra pero todavía menos sólida. Una relación comercial sin tapujos, basada en el intercambio de intereses económico-carnales. En cualquier caso, cada integrante de la familia hacía su vida por separado intentando, en lo posible, evitarse los unos…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “El liante” (POR RUN214)

EL LIANTE Quizás no he oído bien o a lo mejor este sol que me achicharra me hace alucinar. Miro a mi hijo por encima del periódico y levanto mis gafas de sol sorprendido. -¿Qué has dicho? -Digo que menudas tetas se le han puesto a Nuria. Está sentado en la toalla frente a mí, con la barbilla descansando en sus manos y los codos apoyados en sus rodillas. Contempla absorto a las 2 mujeres que se alejan caminando por la arena hacia el mar. Yo también estoy sentado. Utilizo una de esas sillas plegables que te dejan el culo casi a ras de suelo cuyo respaldo puedes inclinar lo necesario para leer o echar una siesta. Desde mi posición podría estirar una pierna y patearle el hombro como a una cucaracha. Giro la cabeza hacia la izquierda. Las olas del mar mueren en la arena por la que caminan…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Rencores III (La convivencia)” (POR RUN214)

EPISODIO  III  LA CONVIVENCIA Marta descansaba junto a su piscina, ataviada con un bikini y tumbada sobre una toalla de playa recibía los rayos del astro rey. Acababa de tomar un frugal desayuno. Aquel día no le apeteció levantarse temprano. Había pasado mucho tiempo desde aquella fatal noche y desde entonces se dedicó a recuperar su cuerpo y alma a base de sesiones de masaje, peluquería y largas charlas con sus amigas de café. El sol acariciaba su cara y su cuerpo y ella se lo agradecía dedicándole sus mejores siestas a cualquier hora. Oyó acercarse a Benito y se alegró al verle. Unos meses atrás su sola presencia le hubiese incomodado, ahora su relación había cambiado. Hablaba más con él y pasaban juntos más tiempo a diferencia de Bea, que si bien nunca hubo buena relación entre ellas ahora ésta era apenas existente. -te has levantado muy tarde –dijo…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Rencores II (familia,incesto)” (POR RUN214)

EPISODIO  II   EL RETORNO Marta miraba por la ventanilla lateral de la autocaravana el discurrir de las gotas de agua tras el cristal. La lluvia caía incesante debido a la tormenta veraniega que acababa de comenzar. -Al final podría haber sido peor. –pensó irónicamente. Estaba recostada sobre uno de los asientos en la parte trasera del vehículo. Junto a ella estaba Benito cabizbajo. Marta posó su mano sobre la cabeza de él y le acarició el pelo. Éste levantó la cabeza y miró a su madre a los ojos. La mirada inexpresiva que recibía de su madre no era de compasión, su expresión era fría como siempre. Ninguno de los 2 dijo nada durante los minutos que permanecieron en esa posición. Benito notó que a través del escote de la camisa, que su madre se había puesto aprisa antes de subir al vehículo y que ahora llevaba como única…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: ” Rencores(familia,violación,incesto)” (POR RUN214)

EPISODIO  I   LA TRAGEDIA Una familia de turistas volvía de unas vacaciones hacia su casa en una autocaravana. A punto de ocultarse el sol y puesto que aún faltaba mucho camino hasta su llegada al hogar deciden pasar la noche acampados en el bosque junto al que transitaban. Mientras madre e hija preparan la cena, los hombres de la casa arman sillas, mesas plegables, toldos y todos los aparejos necesarios para poder disponer de un improvisado cenador. Una vez acabada la cena y tras la charla de todas las noches sobre ningún tema en particular. Se disponen a pasar la noche en el interior del vehículo dejando todo preparado para su partida a la madrugada del día siguiente. A altas horas de la noche y una vez que el sueño hubo vencido a los 4 miembros, el ruido producido por unos golpes irrumpen en el silencio de la noche…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “El obseso. relaciones parentales” (POR RUN214)

            Por primera vez en mucho tiempo el despertador interrumpe mis sueños. Normalmente llevo despabilado un buen rato antes de que suene. Un buen rato en el que me estoy pajeando bajo las sábanas pensando en tetas y coños. Me la meneo hasta que estoy a punto de correrme y justo entonces sujeto la punta de mi prepucio mientras eyaculo almacenando el semen en esa bolsita que forma la punta del pellejo. Después me quedo adormilado hasta que el despertador suena. Lo apago y espero hasta que mi madre entre unos minutos después para ver si estoy despierto. Me pone la mano en el pecho y me susurra para que me levante sin saber que llevo en vela más de media hora y que estoy sujetando el semen dentro de mi polla con la punta de mis dedos para que no se escape. Hago como…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “El obseso. Un pervertido en casa.” (POR RUN214)

     Giro la llave intentando no hacer demasiado ruido. No quiero que mis padres me sientan entrar en casa, no soportaría que intentaran darme una charla por lo que pasó la tarde de ayer. Bastante mal lo he pasado hoy durante toda la mañana en clase emparanoiado pensando en que todo el mundo me miraba y sabía lo que había pasado. Una vez dentro de casa cierro la puerta con sigilo. Nada más comenzar a caminar por el pasillo mis esperanzas de pasar inadvertido se van a la mierda. Me cruzo con mi madre que me mira con una mezcla de preocupación y miedo. Aparta la mirada de mí y continúa su camino hacia la cocina. ¿Se lo habrá contado a mi padre? Al pasar frente a la puerta del salón cruzo la mirada con mi padre. Normalmente me mira durante un segundo mientras separa levemente sus labios intentando…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: El obseso. un día de furia.(POR RUN214)

Un día de estos creo que me voy a volver loco. Me paso el día pensando en tías y haciéndome pajas. Dicen que los hombres pensamos unas 50 veces en sexo a lo largo del día. En mi caso yo solo lo hago una, desde que me despierto hasta que me acuesto, 24 horas al día, siete días a la semana. Cada vez que me cruzo con una tía lo primero que hago es mirarle a las tetas o la forma que le dibuja el coño en el pantalón. No puedo evitarlo. Tengo 25 años y estoy hasta los cojones de seguir siendo virgen. Todavía no he visto a una tía desnuda y mucho menos he tocado una triste teta. Quizás por eso odio a mis amigos y compañeros de clase cada vez que les veo con sus novias. Ellas son guapas, tienen buenas tetas y un cuerpo bonito. Seguro…
Sigue leyendo
12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies