Tag archives for RUN214

filial

Relato erótico: “El obseso. Un pervertido en casa.” (POR RUN214)

     Giro la llave intentando no hacer demasiado ruido. No quiero que mis padres me sientan entrar en casa, no soportaría que intentaran darme una charla por lo que pasó la tarde de ayer. Bastante mal lo he pasado hoy durante toda la mañana en clase emparanoiado pensando en que todo el mundo me miraba y sabía lo que había pasado. Una vez dentro de casa cierro la puerta con sigilo. Nada más comenzar a caminar por el pasillo mis esperanzas de pasar inadvertido se van a la mierda. Me cruzo con mi madre que me mira con una mezcla de preocupación y miedo. Aparta la mirada de mí y continúa su camino hacia la cocina. ¿Se lo habrá contado a mi padre? Al pasar frente a la puerta del salón cruzo la mirada con mi padre. Normalmente me mira durante un segundo mientras separa levemente sus labios intentando…
Sigue leyendo
confesiones

Relato erótico: El obseso. un día de furia.(POR RUN214)

Un día de estos creo que me voy a volver loco. Me paso el día pensando en tías y haciéndome pajas. Dicen que los hombres pensamos unas 50 veces en sexo a lo largo del día. En mi caso yo solo lo hago una, desde que me despierto hasta que me acuesto, 24 horas al día, siete días a la semana. Cada vez que me cruzo con una tía lo primero que hago es mirarle a las tetas o la forma que le dibuja el coño en el pantalón. No puedo evitarlo. Tengo 25 años y estoy hasta los cojones de seguir siendo virgen. Todavía no he visto a una tía desnuda y mucho menos he tocado una triste teta. Quizás por eso odio a mis amigos y compañeros de clase cada vez que les veo con sus novias. Ellas son guapas, tienen buenas tetas y un cuerpo bonito. Seguro…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: La mujer del empresario. Episodio 3 (POR RUN214)

EPISODIO  III   EL LÍO Raquel llevaba varias semanas sin venir a clase. Incluso antes de que dejara de asistir al colegio ya la encontraba rara, apática, sin rastro de su vitalidad y simpatía. Qué cosas tenía la vida. Había conseguido follársela, nada menos que a la tía más buena y deseada de todo el colegio y ahora va la tía y desaparece. Con lo feliz que era viéndola cada mañana y pensando “te he follado el coño, me he corrido dentro y lo mejor es que tú no lo sabes”. Qué felicidad saber que ella desconocía su secreto; que le había metido la polla en su boquita de miel y ella ni se había enterado; que se había pajeado con su manita de princesa mientras veía como su padre le llenaba su coñete de semen. Ahora sin ella no podía regodearse de su suerte. ¿Qué le habría pasado? Tenía…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “El usurpador” (POR RUN214)

Era noche cerrada cuando salió de su habitación en camiseta y pantalón de pijama. Le sorprendió ver una luz tenue y titilante iluminandovagamente el recibidor, al fondo del pasillo. Con sigilo atravesó el corredor hasta llegar a la puerta acristalada del salón de donde provenía la luz. La tenue fuente lumínica no era otra cosa que la pantalla de televisión del salón que alguien visionaba a esas horas y cuyos haces luminosos no solo alumbraban la estancia sino que traspasaban la cristalera de la puerta que daba al recibidor. Con una insana curiosidad empujó la puerta suavemente para poder meter la cabeza en el salón y ver quién estaba haciendo uso de la tele a esas horas. La coronilla que sobresalía por encima del respaldo del sofá era claramente la de su padre y lo que estaba viendo le dejó entre pasmado y divertido. Unas imágenes de una adolescente retozando…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: La mujer del empresario. El medicamento (POR RUN214)

    EL MEDICAMENTO  Por desgracia para Miguel fue la mujer de Perecet quien salió a recibirle cuando llamó a la puerta. Allí estaba ella, la mujer de hielo, mirándole con esos ojos de perra-loba. Le hacía sentir como un pordiosero mendigando en la casa de un marqués. -¿Qué haces aquí? –Preguntó ella. -Venía a… yo venía a… -No me gusta verte por aquí. -¿Cómo? -No quiero que te acerques a mi hija. -¿Raquel? N…No he venido a ver a su hija, señora… -Mi hija no es para alguien como tú ni los de tu clase. Estuvo tentado de tumbarse en un rincón y lamerse la pata gimiendo como un perro apaleado pero por suerte la dosis de humillación cesó al instante. Luis Perecet apareció tras su mujer y le hizo señas para que se acercase a él. -¡Miguel! Has llegado puntual. Acércate, sígueme a mi despacho. -L…Lo siento, señora……
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: La mujer del empresario (POR RUN214)

  EL ORDENADOR La imagen ocupaba toda la pantalla. El muchacho se apartó desconcertado cuando el hombre se abalanzó sobre el teclado pulsando frenéticamente la tecla “ESCAPE”. -¿Pero qué coño pasa? ¡Esto no debería estar aquí! lo siento. Le juro que no sabía lo que había dentro del archivo. –Logró balbucear el muchacho. -Joder que vergüenza. Esta foto la saqué sin estaba probando la cámara ¡Me cagüen la puta! Por más que el hombre oprimía repetidamente la tecla, la imagen permanecía estática en la pantalla y tanto él como el adolescente se ponían más nerviosos con una situación tan bochornosa. Miguel, que así se llamaba el muchacho, había acudido a la casa de aquel hombre como favor a, una amiga del instituto. El hombre que ahora estaba junto a él era el padre de esa amiga. Al parecer había borrado varios archivos accidentalmente en el ordenador del despacho de su…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: La señora 11, favores debidos (POR RUN214)

  FAVORES DEBIDOS             El día siguiente transcurrió como un día normal en el que todos los integrantes de la familia se ignoraron. Eduard se encerró en su despacho mientras el resto de la familia se perdía por la casa. Al levantar la vista de su escritorio vio a Berta atravesar la puerta de su despacho y dirigirse hacia él. Continuó leyendo el documento que tenia delante ignorando a su vástaga que se acercaba con paso lento pero firme. Cuando estuvo frente a su padre se mantuvo en pie unos momentos tras los cuales se sentó en una de las sillas. Seguramente habría venido para pedirle algo pero dado el pésimo trato y desdén recibido por parte de su hija la noche anterior decidió ignorarla hasta el extremo. Así que Eduard se hizo el ausente y continuó sin dirigirle la palabra. Fuera lo que fuese lo que ella deseara, Eduard…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: La señora. Las mujeres de la casa (POR RUN214)

     Aurora estaba despierta. Se encontraba boca arriba en su cama, mirando al techo y lamentándose de su mala suerte. Lo tenía todo o, mejor dicho, había estado apunto de tenerlo. Pero todo se había torcido. Su maldita nuera la había descubierto en el peor momento y el pusilánime de su nieto no había ayudado mucho en su comprometido lance. El mismo pusilánime que se encontraba ahora entre sus piernas follándosela.  Su nieto jadeaba en su oído con cada envestida mientras sobaba sus tetas como si fueran masa de pan. De vez en cuando se llevaba un pezón a la boca y se lo lamía y chupaba con esmero. Lo estrangularía si no fuera por que le tenía casi tanto miedo como a su hijo. -Joder abuela, tienes un coño de puta madre. Lo que debía disfrutar el abuelo follándote, ¿eh?  Aurora obvió su comentario absorta como estaba en sus propios…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: La señora. Venganzas (POR RUN214)

  MARTES. VENGANZAS              Eduard Brucel era un hombre temido por su rectitud y carácter intransigente y, sobre todo, por su tamaño y apariencia. Pero al lado de su hija aquel animal fiero, grande y peludo se había convertido en un osito de peluche. -Te he perdido perdón cientos de veces. -Tu perdón no me va a librar de un embarazo seguro. -Ya te he dicho que no sé qué me pasó. Nunca creí que pudiese tener una erección contigo. Fui el primer sorprendido cuando mi polla se puso dura. -Eso no es lo malo. Era lo que debía pasar y lo acepté cuando mamá me lo pidió. Chupártela hasta que se te ponga dura y tenerla dentro de mi coño mientras ese tiparraco se la follaba. Pero tú me pusiste contra la cama y me follaste como una cualquiera. Me sobaste, me lamiste y lo peor, te corriste dentro.…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: La señora. Lunes al medio día (POR RUN214)

EPISODIO  VIII   LUNES MEDIODÍA. VIEJAS DEUDAS   Había pasado toda la mañana y Garse se decidió por fin a entrar en el dormitorio de su hermana sigilosamente. Ella estaba de espaldas ordenando algo de ropa sobre la cama. Se había convertido en una mujercita muy hermosa. Sus caderas sus piernas y su busto ya tenían formas de mujer. En cuanto ella se giró descubrió a su hermano tras ella, sonriéndola. Correspondió con otra sonrisa y abrió los brazos. -Hermano. ¡Cuanto tiempo! Garse se acercó para abrazarla. Un buen método para poder examinar las anchuras de su hermana. Avanzó unos pasos. En el último instante, justo cuando estaba a punto de abrazarla, se agachó, puso una rodilla en el suelo, agarró de los costados de su falda y tiró con todas sus fuerzas hacia abajo.  Las costuras se desgarraron y algunos botones salieron despedidos. La prenda quedó por completo en…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: La señora ( El exilio) ( POR RUN214)

  UN LUNES CUALQUIERA. EL EXILIO              Lo habían perdido todo. La ley que salvaría las empresas de Eduard Brucel, finalmente no se aprobó. Ahora conducía un carro destartalado acompañado de su familia y unas pocas pertenencias.  Bethelyn viajaba en silencio. Continuaba absorta en sus pensamientos. Había sido una mujer rica y feliz pero eso ya formaba parte del pasado. En una semana la relación con su amante había acabado de súbito, su hijo la había violado varias veces, se había dejado follar por el más sucio de sus criados e incluso había tenido que lamerse el coño con su ama de llaves. Hundió la cabeza entre las manos. Sentada en aquella carreta de mala muerte.  Recordó el día posterior a la noche con Janacec. Lo primero que hizo por la mañana fue buscar a su ama de llaves. La encontró en la cocina tal y como suponía, trasteando en…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: La señora ( Viernes, la quiebra) (POR RUN214)

  VIERNES. LA QUIEBRA                         Cuando Bethelyn llegó a la entrada de su casa, Elise acompañaba a un hombre hacia la salida. Éste se adelantó para saludarla. -Buenos días señora Brucel, es un placer volver a verla. -El placer es mutuo señor Janacec.  El señor Janacec era el asesor financiero de su marido. En los últimos meses, su esposo, había pasado más tiempo con él que con ella misma. Era un hombre repelente, con el pelo aceitoso y muy pagado de sí mismo. Dirigía el banco en el que su marido tenía depositado gran parte de sus bienes. -Es una pena que deba irme. Siempre es un placer verla pero el tiempo es tan escaso. -Pues entonces no pierda más el tiempo. –Contestó lo más cortésmente que pudo.  Elise estuvo todo el tiempo mirándola fijamente. Bethelyn pensó en ella con su marido y se la imaginó a 4 patas con…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: La señora (Jueves, el pago) POR RUN214)

  Estaba de pie frente a Zarrio, el encargado de las caballerizas y marido de su ama de llaves. -Le di esto a Elise. ¿Por qué has obligado a tu mujer a devolvérmelo? -Es dinero. -Sí, es mucho dinero. Se lo di a ella por un favor que me hizo a cambio. -Dejarse follar por su marido no es un favor, Señora Brucel. Bethelyn se quedó de piedra. Sintió un calambrazo en el estómago como si acabase de tragar un vaso de amoniaco. -¿Te ha contado Elise…? -Por supuesto que me lo ha contado. Me pidió permiso para ir a su dormitorio. Me dijo que usted la obligó a hacerlo. No estaba muy confundido su criado. Acosó a su mujer todo el día intentando convencerla. Como ella seguía reticente terminó por asustarla con el fantasma del despido. Nunca se desharía de su ama de llaves y no estaba orgullosa de…
Sigue leyendo
dominación

La señora (Miércoles, la confesión) (POR RUN214)

LA CONFESIÓN           La jornada transcurrió sin novedad. Bethelyn no se atrevió a pasar sola ni un momento. Estuvo con el ama de llaves y sus criadas la mayor parte del tiempo hasta que, al llegar la noche y una vez acabada la cena, todos los criados se fueron retirando a sus aposentos quedándose sola.  Su esposo continuaría en su despacho hasta altas horas como de costumbre, así que subió resignada las escaleras hacia su habitación en soledad y con el alma en un puño sin dejar de pensar en la pasada visita furtiva de Garse.  Al llegar al pasillo superior se topó con el ama de llaves. -Elise, espera. -¿Señora? -Acompáñame. Elise, la fiel ama de llaves, acompañó a su señora hasta su alcoba. Bethelyn la hizo pasar y cerró la puerta tras ellas. -Quédate conmigo esta noche, Elise. -¿Quedarme? ¿Aquí, en su dormitorio? -No quiero estar sola. -Pero……
Sigue leyendo
12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?