Tag archives for ROCÍO

filial

Relato erótico: “Despidiéndome de mi hermano” (POR ROCIO)

  Soy una chica que odia los clichés. Desde corazones tallados en árboles hasta frases estilo: “Eres lo mejor que me ha pasado”. No puedo evitarlo. Y sobre todo odio la frase: “No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”, porque eso era precisamente lo que estaba sintiendo en carne propia.  Aunque en mi caso sería mejor decir: “No sabes lo que tienes hasta que lo estás perdiendo, lenta y paulatinamente”. Desde hacía más de seis meses sabía que mi hermano menor, Sebastián, dejaría Uruguay para seguir sus estudios universitarios en Alcalá de Henares, España. Eso lo alejaría por al menos cinco años, con la posibilidad de conseguir un trabajo en la rama que estudiaba. Tiene diecinueve, es un año menor que yo, terriblemente alto, en contraposición a mi metro sesenta y cinco. Aunque ya puede aparentar todo lo hombretón que quiera, siempre termina actuando como un niño en…
Sigue leyendo
intercambios

Relato erótico: ” Es secreto de papá” ( POR ROCIO)

Los sábados por la noche mi papá y su novia solían invitar a dos parejas casadas, muy amigas de ellos, para pasarla en mi casa. Esa noche en particular yo y mi chico íbamos a salir a una discoteca, y cuando bajé por las escaleras para esperarlo en mi sala, vi a mi papá en una ronda de tragos con sus mencionados amigos. No tardaron en saludarme amistosamente tanto hombres como mujeres. —¡Hola Rocío! —¡Qué linda hija tienes, Javier! —¿Vas a salir con tu novio, princesa? —Buenas noches señor y señora Soriano. Señor y señora Sánchez. Y sí, voy a salir, me están esperando afuera. No saludé adrede ni a mi papá ni a su novia, Angélica. Yo estaba enojada con él, y desde luego estaba demasiado celosa de aquella mujer. Desde que ella ha entrado en su vida he tenido que suspender las “noches de lluvia”, es decir, tengo…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “La putita del cerrajero” (POR ROCIO)

Era un caluroso domingo de verano, muy temprano, cuando abrí la puerta de mi casa pues tocaron el timbre. Era don Augusto; un conocido cerrajero que vive a tres cuadras, con un parecido increíble a Sean Connery, cosa que me vuelve loca. No era alto pero sí fornido. Camisa a cuadros, vaqueros. Suspiré cuando lo vi. Tiene cierta fama en el barrio; muchas señoras están loquitas por él y con razón. —Buen día, señor Augusto. —Buen día, Rocío. Tu papá me ha llamado para que arregle una puerta que da al jardín, ¿me vas a dejar pasar? ¡Dios, solos al fin! Mi papá y su novia se habían ido a la playa; me habían pedido que lo atendiera para poder indicarle la puerta defectuosa y luego pagarle. Mi plan de conquistarlo estaba en marcha; como un castillo de naipes que se erige con paciencia y pericia. —¡Claro, don Augusto, adelante!…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Venganza en el rancho” (POR ROCIO)

Esta historia es la continuación de mi relato “Unos negros quisieron preñarme en un rancho”, que pueden encontrarlo en mi cuenta de autora. ¡Advertencia de contenido! Este es un relato para la categoría “Sadomaso”, si entraste aquí por error sal pitando antes de que te alcance un latigazo. El estar apresada en un viejo cepo de tortura hizo que pensara sobre mi vida. Porque estaba allí, en medio del rancho, bajo la sombra de un árbol, con las manos y cabeza aprisionadas en la barra del cepo, amén de las piernas abiertas tanto como mi cintura pudiera debido a la barra espaciadora en mis pies. Hacía solo un par de meses me dedicaba a charlar con mis amigas de la facultad, cotillear sobre chicos, opinar sobre moda y hasta planeando ir juntas a un salón de belleza para darnos un gustito. Me gustaba esa vida simple y casi rutinaria. Pero…
Sigue leyendo
trios

Relato erótico: “Pasantía ad honórem” (POR ROCIO)

Los edificios me dan muchísimo vértigo cuando los miro de cerca, incluso cuando era niña me preguntaba qué diantres había adentro de esos rascacielos para que me causaran ese mareo. Pero molestias aparte, estaba bastante emocionada porque ese día comenzaría mi pasantía en una empresa privada del sector de combustibles. Así que enfundada en una falda tubo negra, una pulcra blusa blanca, ceñida, y dolorosos zapatos de tacón, avancé entre ese montón de hombres trajeados para llegar a la entrada del edificio, a empujones casi, pero con toda la motivación posible. Piso once. Entré a la oficina por cuyo ventanal se vislumbraba un precioso paisaje de Montevideo; allí estaba sentado el hombre que sería mi jefe: Ángel Rodríguez, treintañero, sonriente y poseedor de una sensual barba candado que no paraba de acicalarse mientras hablaba por teléfono. —¿Y quién es esta preciosa muchacha que ha venido a verme? —preguntó nada más…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Emputecida por el psicólogo de la facu” (POR ROCIO)

El rector de la facultad había solicitado que me presentara en el ala administrativa al terminar mis clases, ya que, al ser yo una de las delegadas del estudiantado, me seleccionó como ayudante del nuevo y flamante psicólogo que contrató para atender una oficina de orientación. Sorprendida, porque nunca habíamos tenido algo así en la facultad, me dirigí al ala correspondiente al terminar mis clases. Y acompañada de mi mejor amiga, Andrea, una coqueta rubia cuerpo estilizado, pero que no parecía muy contenta que la arrastrara conmigo. A muchos les hace gracia vernos juntas porque somos la antítesis de la otra; soy algo bajita, cuerpo de guitarra y cabello castaño hasta los hombros, pero tengo con ella una amistad que forjé desde la escuela primaria y que, si bien hemos pasado por típicos altercados, seguimos muy unidas:   —Rocío, ¿podrías decirle a tu novio que se quite los auriculares cada vez…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Mi viejo vecino me estrenó la cola” (POR ROCIO)

No soy muy buena conduciendo pero es un miedo que sé que se vence con práctica. Cuando mi hermano me prestó su coche para ir al supermercado, manejé tanto la ida como la vuelta con el corazón en la garganta. Fueron, básicamente, las seis cuadras más largas de mi vida. Puede sonar ridículo, contraproducente en extremo, pero estaba charlando con mi novio por el móvil mediante el “manos libres” porque en serio necesitaba comentarle a alguien de que fui capaz de conducir sola; lo veía ridículamente como una victoria merecedora de ser compartida. Aunque me arrepentí de haberlo hecho porque él aprovechó para decirme guarrerías que intentaré reproducir: —Estoy llegando, Christian, ¡estoy llegando a casa! —Perfecto Rocío, y tú todo el rato pensando que ibas a atropellar mínimo un gato. Esto hay que festejarlo de alguna manera… No sé, ¿qué te parece una noche especial en la playa de Gardel?…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Unos negros quisieron preñarme en un rancho” (POR ROCIO)

Hola queridos lectores de Pornografo. Me llamo Rocío y me gusta el sexo en sus aristas más duras, aunque en mi entorno real muy pocas personas me conocen esta faceta pues no es algo que pueda decirlo sin querer enterrar mi cabeza en la tierra. Mido , flaquita y carilinda pese a que no sea como esas chicas de portada de revista; mi orgullo son mis tetas y cola; suelo llevar el cabello lacio y suelto hasta los hombros, es de color café castaño como mis ojos. Mi mejor amiga y yo somos las putitas de ocho hombres maduros, y uno de ellos nos había reservado para llevarnos al interior del país y tenernos a su disposición durante todo el fin de semana. Así que mi hermano y mi papá se despidieron de mí pensando que me iba a pasar el finde en un departamento de una amiga que está…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Cepillada por el hermanito de mi novio”(POR ROCIO)

Hola queridos lectores de Pornografo. Soy Rocío, de Montevideo, Uruguay. Muchas gracias a mi hermano por ayudarme con este relato para documentarme sobre Mortal Kombat. Es un relato un poco inusual para lo que es “Parodias”, espero no estar metiendo mucho la pata (perdón por anticipado). Desde inicios de Febrero que ando muy feliz porque tras semanas de insistencia conseguí volver con mi novio. Estuve con él desde los inicios de la secundaria y lo perdí por una serie de acontecimientos desafortunados durante mi primer año en la facultad. Pero ahora estábamos de nuevo juntos y esa noche de sábado saldríamos rumbo a un boliche (discoteca) de las tantas que hay apostadas sobre la Avenida 18 de Julio, del centro de Montevideo. Obviamente me vestí sexi, no me impuse límites por la ocasión. Me puse unos jeans ceñidos que favorecieran mi figura y acentuaran mi trasero; suelo usar tanga y…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Me hicieron más putita en una noche de fetiches” (POR ROCIO)

Hola queridos lectores de PORNOGRAFO AFICIONADO me llamo Rocío y soy de Uruguay. Tengo 19 y un cuerpo en forma de guitarra que me ha causado varios problemas. Como comenté en mis otros relatos, mi mejor amiga y yo somos las putitas de un grupo de ocho hombres maduros, compañeros de trabajo de mi papá. Yo para evitar que mi padre fuera echado de la empresa donde trabaja, ella para evitar ser denunciada. Si bien en mis otros relatos he comentado cómo fui deshaciéndome de mis barreras mentales al exponerme a distintos tipos de guarrerías, desde orgías con viejos, tatuajes, perforaciones, zoofilia, lesbianismo y hasta, armada con un arnés, dar por culo a un hombre, la vida no tardaría en revelarme más sorpresas. Pronto sacaría a la luz mi vena dominante y encontraría un cornudo hombre casado dispuesto a ser mi esclavo con el permiso de su esposa. Mi primer…
Sigue leyendo
zoo

Relato erótico: Mis adorados perros (POR ROCIO)

  Era toda una tortura sentarme en las clases y sentir un dolor punzante en mi cola, pues el proceso de recuperación tras el ensanchamiento que me habían hecho era lento, y no mágico como algunos creen. Pero peor aún era mi situación social y académica tras mi experiencia con el dóberman: no podía concentrarme durante las clases, temía por mis amigas que las sentía cada vez más distanciadas y temía por mí misma, pues me preocupaba más por hacerme dedos en el baño de la facultad, viendo los videos de zoo que me mandaban los compañeros de mi papá por whatsapp. Ni mi novio me hacía caso y el jefe de mi papá no tenía muchas ganas de intimar conmigo desde que estuve con su perro, así que yo estaba como un hervidero todos los días. Y lo peor de todo es que últimamente no podía involucrar a los…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: Sexo duro con un matrimonio perverso (POR ROCIO)

Hola queridos lectores de Pornógrafoaficionado.  Me llamo Rocío y soy de Uruguay, tengo diecinueve pero a veces me siento rara con mis amigas porque me gusta el sexo duro y dudo que ellas soporten la mitad de lo que yo. Me dicen que soy muy apetecible, de carne maciza y buenas curvas, llevo además el cabello lacio y suelto hasta los hombros, de color castaño café como mis ojos. En mis otros relatos conté cómo me chantajearon para ser la putita de un grupo de ocho hombres maduros, y también cómo tuve que hacerme tatuajes obscenos (pero temporales) y piercings para complacerles. Posteriormente me volvieron adicta a la zoofilia y cumplí mi deseo de hacerlo con los dos perros del jefe del grupo. Nunca lo he practicado con mujeres, ni mucho menos me imaginé que podría “follar” a un maduro utilizando un pene falso, pero ambas cosas iban a cambiar drásticamente. Pronto tendría una…
Sigue leyendo
zoo

Relato erótico: A lo bruto me converti en la putita de dos perros ( POR ROCIO)

  Hola queridos lectores de Pornografo aficionado. Soy Rocío, de Montevideo, Uruguay. Como he comentado en otras ocasiones, mido centímetros de estatura. Tengo senos muy insinuantes y un trasero respingón que no me gusta destacarlos pues tengo un papá celoso, de todos modos no me gusta ir de provocativa por la vida, me considero una chica decente que simplemente tuvo la mala fortuna de estar rodeada de degenerados. Días atrás me había injertado mi primer piercing en la lengua y me anillé el pezón izquierdo por petición de los amigos de mi papá, para que me disfrutaran más. Me hacían su putita y practicaban las guarradas que no pueden con sus señoras, y si bien nunca admití disfrutar de las cerdadas a las que era sometida, la verdad es que en el fondo me calentaba. Una tarde fui a la casa del jefe de mi papá, el señor López, al…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: Los compañeros de papá me cosieron a pollazos (POR ROCIO)

  Mi papá solía traer a nuestra casa a muchos de sus compañeros de trabajo, tras un día arduo en la oficina, para beber y pasar el rato. A mi hermano Sebastián le saludaban como si fueran colegas de toda la vida: chocaban los cinco, le preguntaban cómo le iba con sus conquistas y comentaban sobre su equipo de fútbol. Pero a mí en cambio siempre me trataban con mucho respeto, imagino que era así porque mi padre estaba allí. Pero en una tarde me fui al baño para darme una ducha. Cuando terminé me di cuenta que no llevé conmigo mi bata, por lo que tuve que salir con una toallita muy pequeña remangada por mi cintura y con un brazo cubriéndome las tetas. Me topé con uno de sus amigos que quería entrar en el baño. Me miró de arriba para abajo sin mucha vergüenza, yo no sabía…
Sigue leyendo
12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies