Tag archives for CANTYDERO

no consentido

Relato erótico: “Flora, el capricho de los porteros de la discoteca” (POR CANTYDERO)

Vosotros, lectores, deberéis juzgar con vuestras mentes que fue lo que me pasó esa noche. Quizás sintáis una cierta repulsa al leerlo o, por el contrario, os dejéis llevar por una excitación sin límites… De cualquier forma, todo comenzó como para mí como lo hubiese hecho con cualquier otra chica en mi situación. Yo soy esa chica en su primer año de universidad que se enfrenta a la primera de las grandes fiestas que se han organizado para toda la facultad. Sí, una de esas de las que hablan todas las chicas nerviosas por los pasillos durante días, mientras los tíos saben que se van a pegar una gran borrachera. Una semana durante la cual es como si las clases no existieran, como si todo lo importante se reduce a preparar no los exámenes, sino los modelos que lucirás en la disco. Yo no lo vivía con excesiva pasión, la…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “La virginidad anal de Ayana” (POR CANTYDERO)

Ayana seguía sin estar preparada para el sexo. Eso es lo que podría haber dicho cualquiera si hubiera presenciado el primer acto sexual de la joven, cuando su padrastro la había violado sin miramientos, aprovechándose de ella usando la poderosa droga de diseño “Yellow Star”. Pero es que nadie podría haber sido testigo ni siquiera sospechar de ello. La desvirgación de Ayana había ocurrido en el sótano de la casa, donde ni siquiera los gritos de dolor de la chica podrían haber llegado a la calle. Y nadie sospechaba que el padrastro de Ayana, a quien a su cuidado la había dejado su madre, había abusado de ella. De ese modo, y para preservar la total normalidad, Ayana se había dirigido una vez más al colegio, como cada mañana. En el centro estaba hasta su novio. Ayana intentaba comportarse como siempre, pese a que su feminidad había dado un giro…
Sigue leyendo
interracial

Relato erótico: “África: la primera experiencia de Nicole” (POR CANTYDERO)

Al descender por la escalinata del avión, Nicole miró fascinada al gran círculo solar esconderse tras las montañas. La pista de aterrizaje y el resto de la sabana africana visible quedaban teñidos con un brillante fulgor anaranjado, una imagen que coincidía a la perfección con la figura mental que la joven se había hecho sobre el continente. Mientras los últimos pasajeros descendían, Nicole se había quedado admirando el prometedor paisaje en el cual pasaría las próximas semanas… A la vez, en su cabeza pensaba que todo parecía tan bello como en sus sueños, que la experiencia sería inolvidable. No pocas personas le habían dicho que la experiencia de voluntariado en aquella región recóndita sería dura, que quizás no estaría aún preparada… Pero Nicole había movido cielo y tierra para estar pisando aquel lugar. O no exactamente. En realidad, había tenido mucha suerte. Se figuró que debería ser cara la experiencia…
Sigue leyendo
parodias

Relato erótico: “Nami se divierte – parte 4” (POR CANTYDERO)

Recomiendo a los lectores leer las anteriores tres partes, la historia va cogiendo --- Nami estaba de nuevo rindiéndose al deseo sexual de su cuerpo en el puesto de vigía. Eso no podía ser… Pero estaba tan excitada, de su cuerpo salía tanto calor que no podía evitarlo, ahora mucho menos que la anterior vez. Nami agarraba con fuerza sus pechos y se frotaba el clítoris con pasión… Si seguía así, en menos de tres minutos estaría de nuevo jadeando de placer y con nuevos flujos bañándole los muslos. Pero Nami tuvo una pequeña dosis de sentido común. Miró el día, la mitad del Sol ya había salido de la línea del horizonte. Eso significaba que la actividad en cubierta se iba a iniciar dentro de unos minutos, que la iban a pillar masturbándose. Y decidió que tenía que dejar de hacerlo. Peor no era fácil tomar la decisión, nada…
Sigue leyendo
parodias

Relato erótico: “Nami se divierte – parte 3” (POR CANTYDERO)

Recomiendo a los lectores que lean las partes previas a este relato para entender los detalles que se van desarrollando Nami estaba a punto de salir de su camarote cuando vio que en el suelo, justo al lado del marco de la puerta, había un papel. Es posible que estuviese antes allí y en la oscuridad no lo hubiese visto. Tenía algo escrito, era una nota. Creyó adivinar la procedencia de ese papel, y en cuanto lo desplegó y lo leyó confirmó sus inquietudes… “Mañana a la noche, quiero que vengas a hacerme una visita,pequeña putita. Zoro” A Nami le dio un sofoco. Aunque claro, era de esperar, Zoro estaba allí arriba, le había visto todo el espléndido cuerpo y le había visto darse placer. ¿Cómo no iba a querer el maltrecho espadachín poseerla a ella después de ese atracón para la vista que le había dado sin querer? Y…
Sigue leyendo
parodias

Relato erótico: “Nami se divierte – parte 2” (POR CANTYDERO)

Nami, con los ojos cerrados por el placer y sintiéndose en el séptimo cielo, no vio que alguien la observaba a su lado. - ¿Tienes idea de la estampa que ofreces, pelirroja? – susurró la voz desde la oscuridad. Pero Nami no escuchaba… Nami salió de su ensoñación, del capítulo póstumo de su orgasmo. Abrió los ojos y la claridad de la luna la cegó un poco hasta que se acostumbró. Allí estaban sus enormes tetas sobresaliendo, que con frecuencia la tapaban el resto del cuerpo desde esa posición. Pero allí estaba desnuda, de los pies a la cabeza, ella lo sabía; todavía sentía los jugos vaginales correr por su entrepierna y mojar el suelo. Sus pechos seguían húmedos y con el recuerdo de haber sido exprimidos por su dueña. Recordaba ese orgasmo nocturno, ese polvo apasionado consigo misma que casi le hace perder la consciencia. Y recordó donde estaba.…
Sigue leyendo
parodias

Relato erótico: “Nami se divierte – parte 1” (POR CANTYDERO)

Era una noche profunda la que caía sobre el Going Merry, mecido suavemente por las olas en medio del mar. La tranquila noche fue rasgada por un bostezo que venía el mástil. - ¡¡Woaaaaaaah!! – bostezó la joven pirata Nami desde el puesto de vigía de la nave. El turno de vigilancia nunca era agradable, pero estaba acordado que cada noche le tocaba vigilar a uno de los piratas, por lo que pudiera ocurrir. Y Nami no se salvaba por ser chica. - ¡Qué ! –musitó la pelirroja para sí. - Todos los demás están durmiendo y yo aquí como una tonta vigilando. La noche era calurosa a pesar de que el sol ya se había escondido en el horizonte del mar hace ya horas. La luna iluminaba el mar estupendamente, casi como si conservara el calor del astro rey. Esa temperatura es la que hizo que Nami, en medio…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Iria y las pruebas de fe” (POR CANTYDERO)

- Dime hija, ¿cuáles son tus pecados? - Pues… ayer a la noche me sentí mal porque llegué a casa un poco más tarde de lo que prometí a mi madre y ella se enfadó. El sacerdote suspiró al otro lado. - ¿Nada más? - No, he obrado correctamente desde ayer a la tarde que vine a confesarme, nada que se desvíe del camino del Señor… - contó la chica al otro lado del confesionario. - Es que no creo que pueda considerar eso un pecado, Iria. Pero para que te quedes más tranquila te lo confesaré y te mandaré la penitencia de un Ave María. Al cabo de un minuto, la chica recién confesada estaba de rodillas en uno de los bancos de madera de la parroquia, con las manos cruzadas sujetándose la frente mientras rezaba en silencio. Parecía muy concentrada, y la cara reflejaba también que estaba arrepentida…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Gloria y la hinchazón de Don Carlos” (POR CANTYDERO)

Don Carlos es un anciano ya mayor, jubilado años atrás, viudo, y que desde hace unos meses sufre los achaques del incipiente Alzheimer. Algunas mañanas se levanta totalmente desorientado y, como la progresión del mal parece ir a más, su hija decidió tomar algunas medidas para procurarle los mejores cuidados. Como su hija casada y con hijos no podía hacerse cargo de él, acordó contratar a una asistenta para vigilar al cansado abuelo Don Carlos. Sin embargo, con tantos ancianos víctimas de dolencias, el mercado de cuidadoras especializadas era ya inexistente, y a la hija de Don Carlos no le quedó más remedio que contratar a una joven muchachita llamada Gloria de diecinueve años, quien había puesto un anuncio en Internet como cuidadora de familiares mayores porque necesitaba el dinero en casa. Pese a la juventud de Gloria en la entrevista, la mujer la puso a trabajar en un horario…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Ayana pierde su virginidad (Yellow Star) 1+2” (POR CANTYDERO)

Ayana era muy joven para el sexo. Pero allí estaba, sin poder hacer nada para evitarlo. Había sido drogada, sin ella saberlo, por su padrastro, quien le había ofrecido aquél café humeante para relajarse después del estudio. Casi al momento había caído al suelo, sus músculos estaban totalmente paralizados. Y su padrastro la había llevado allí abajo, al sótano que nunca se usaba, a donde había movido una cama preparada para aquella ocasión. Allí estaba, la había desnudado completamente y estaba tirada en esa cama. Su cuerpo esbelto, con una cabellera rubia atada en dos coletas, y unos ojos marrones a juego con su pelo, unos pechos enormes y una vagina cerradita y virgen, estaban completamente a merced de su violador. Ya había intentado resistirse, sin éxito. No tenía fuerza física debido al fármaco, y además su padrastro tenía una fuerza y un cuerpo enormes, demasiado para que Ayana pudiese…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Ardiente y sola en la biblioteca” (POR CANTYDERO)

Cualquiera que lo haya hecho sabrá de lo que hablo. Estudiar en la biblioteca en verano se hace muy difícil. El calor es agobiante, y en la biblioteca de la universidad el aire acondicionado no está lo suficientemente alto, de manera que los estudiantes vamos casi como si fuésemos a dar un paseo por la playa, sólo que vamos a sumergirnos entre apuntes. Además, cuando te tomas un descanso y te sientas en la hierba del jardín exterior con un refresco, sientes que no quieres volver adentro, el sol te broncea la cara, los brazos, las piernas… Ciertamente, estudiar con calor es doblemente difícil. Esto sucedió uno de aquellos días en los cuales toda la universidad estaba volcada en la biblioteca, estudiando para los finales de la universidad. Yo, visto que el sol despuntaba desde primera hora de la mañana, decidí ir muy fresquita. Me puse unas sandalias de cintita,…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Flora, el capricho de los porteros de la discoteca” (POR CANTYDERO)

Vosotros, lectores, deberéis juzgar con vuestras mentes que fue lo que me pasó esa noche. Quizás sintáis una cierta repulsa al leerlo o, por el contrario, os dejéis llevar por una excitación sin límites… De cualquier forma, todo comenzó como para mí como lo hubiese hecho con cualquier otra chica en mi situación. Yo soy esa chica en su primer año de universidad que se enfrenta a la primera de las grandes fiestas que se han organizado para toda la facultad. Sí, una de esas de las que hablan todas las chicas nerviosas por los pasillos durante días, mientras los tíos saben que se van a pegar una gran borrachera. Una semana durante la cual es como si las clases no existieran, como si todo lo importante se reduce a preparar no los exámenes, sino los modelos que lucirás en la disco. Yo no lo vivía con excesiva pasión, la…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Una virgen en mi caliente suite.” (POR CANTYDERO)

Nota antes de leer: Esta historia sigue con el mismo protagonista de mi primer relato. Es un relato cruento, donde se describe una violación a una virgen y el violador disfruta con mucho sadismo. Es posible que no sea del gusto de algunos. El resto, bienvenidos. He tenido que retocar un poco este relato para poder resubirlo, pero estoy seguro de que seguirá siendo de vuestro gusto. Anteriormente he relatado el incidente con Elise. (Lo podéis leer en mi anterior relato publicado en la web) Fue algo que a día de hoy, que ya han pasado algunos meses, todavía recuerdo con total nitidez. No sólo en las imágenes, no sólo recuerdo con gran avidez y excitación el cuerpazo deslumbrante de la pelirroja francesita, sino también en todo el conjunto de sensaciones, placer, chillidos y dolor que acompañó a su desvirgamiento. Pero estoy aquí de nuevo para escribir que aquél verano…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Verano de sangre virgen.” (POR CANTYDERO)

NOTA: Antes de leer este relato, os advierto de que contiene una dura escena que involucra una fuerte agresión sexual no consentida a una virgen que es considerada sólo como una fuente de dolor que excita al narrador. Es realmente perverso. Lo he escrito de forma consciente, así que si tenéis problemas para digerirlo, hay muchos otros relatos en la web. Lo he resubido porque me borraron los relatos de mi cuenta, pero sigo siendo Siles71. Mis vacaciones nunca habían resultado ser tan aburridas. Os hablo desde la costa de las Rías Baixas. El tiempo es inmejorable, y todos los días que he podido he bajado a la playa, que está a cinco minutos en coche del hotel donde me hospedo. Sin embargo, a pesar del sol, resulta muy difícil bañarse, en parte debido a las frías corrientes atlánticas que no cambian su frialdad. Vine aquí sólo, por la necesidad…
Sigue leyendo
12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies