Tag archives for CABALLEROCAPAGRIS

grandes relatos

Relato erótico: “El pueblo de los placeres 2” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

El cantar de los pájaros y los primeros rayos de sol despertaron a Luís. Se giró, a su lado dormía su tía. Se levantó con cuidado y la dejó tapada con el abrigado edredón nórdico. Estaba desnuda y el frío crecía por días en ese recién estrenado invierno. Mientras desayunaba conectó su portátil. Consultó la meteorología: mínimas de menos cuatro grados y máximas de diez en toda la sierra de Huelva. Despejado. Apuró el desayuno y se preparó para ir a correr. Al salir topó con una nueva nota sobre la alfombrilla exterior de la entrada a su casa. La cogió y la leyó. Tras leerla la sopesó. "mismo papel y mismo tipo de letra que la nota anterior". Volvió a leerla. "Auxilio. Sálvame. Llévame contigo." Esta vez se la guardó en el bolsillo del chándal. Cerró la cremallera, se ajustó el gorro, se colocó los auriculares y encendió su…
Continue Reading

Relato erótico: “El pueblo de los placeres 1” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Cuando a sus treinta y cuatro años Luís ganó quince millones de euros en un juego de loterías a nivel europeo, tuvo claro que dejaría su aburrido y mal pagado trabajo de comercial. Nunca se acostumbró a vivir en la gran ciudad. No estaba hecho para los atascos, ni las muchedumbres del metro, ni los codazos en el autobús. No soportaba ser atracado una media de tres veces al año, y sus pulmones no aguantaban más la contaminación de centenares de miles de coches. El pueblo de su madre. Siempre lo tuvo en mente y nunca se planteó volver. Sobre la mesa fotografías del pueblo. Encalado en la serranía de Aracena, en la provincia de Huelva. Sus raíces seguían allí, arraigadas como los bellos alcornoques de la dehesa onubense a su tierra. "comprar una parcela, criar cochinos, construirme una confortable casa en el pueblo. Respirar cada mañana el aire puro.…
Continue Reading
fantasia

Relato erótico: “El regalo de reyes de mi mujer.” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

A mis cuarenta y ocho años supe entender los deseos más profundos de mi mujer. Sus cuarenta y dos están llevados de forma magistral. Es una auténtica morenaza, con el pelo ondulado, ojos negros como tizones. Alta, 175 cm, y alrededor de los setenta quilogramos. Sus pechos no son grandes, tiene una noventa, pero tienen grandes pezones y bastante sensibilidad en ellos. El simple hecho de que alguien se los coma la vuelve loca y provoca un chorreo en el coño que solo puede saciarse con un polvazo. Entro tan a saco porque esta historia lo es. En la nochevieja de 2009 se lo propuse después de una de nuestras noches locas de sexo desenfrenado. Ella me miró con cara incrédula, pero con un brillo en la mirada. Mi propuesta era provocar que no follase nada durante un año. Tenía que estar intacta, salvo algún que otro desliz con su…
Continue Reading
maduras

Relato erótico: “Nochebuena con Isa” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

"Es posible que no deba escribirte esto. Lo mejor sería olvidar lo sucedido. Lo mejor sería no haber hecho caso a tus correos. Tal vez la vida sea más fácil si se olvida. Pero no puedo. No pretendo entrar en cuestiones de mi vida sexual; pero lo cierto es que aquello que nos sucedió en mi casa de campo, hace ya casi dos años, es el más morboso y divertido que he tenido desde entonces. Me propuse olvidarlo cuanto antes. Soy una mujer fiel y quiero a mi marido. Me sentí rastrera de haberle hecho eso a mi hermana. Pero me fue más fácil de lo que pensaba recuperar la normalidad, me fue más sencillo de lo esperado mirar a mi marido, a mi hermana, y a tí, a la cara. El caso es que algo dentro mí no me deja estar tranquila. Cuando tú estás necesito quedarme a solas…
Continue Reading
lésbico

Relato erótico: “Dulce perla joven para Eugenia” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Desde que su sobrina-nieta había salido oficialmente del armario, Eugenia era un alma poseída por fantasías, deseos y ardores. Su soltería era responsable de una juventud mal aprovechada, con las vistas puestas en su exitosa carrera como abogada. Ahora, a sus cincuenta y ocho años, una crisis personal se acercaba como una inevitable tormenta en alta mar. Siempre se preguntó si su falta de apetito sexual fue motivo de su no reconocida orientación sexual. Admiraba la valentía de la nieta de su hermano mayor. Con sus dieciocho años, Sandra no había perdido el tiempo; y tenía toda la vida por delante. Siempre supo que ella sacó su inteligencia, pues Sandra es una brillante estudiante que iba a estudiar derecho, como ella. Seguramente entre en su bufete, de la que ella solo es ahora la mandamás con la pasión por la profesión perdida, en cuanto acabe la carrera, y seguramente la…
Continue Reading
grandes series

Relato erótico: “El pueblo de los placeres 4” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

"Hola Luís, soy mamá. Esto que voy a contarte es algo que jamás te tendría que haber contado. Pero me veo en la obligación, pues llevo días muy preocupada por ti y mi hermanita. Se trata del pueblo. Estoy convencida que a estas alturas ya te habrás dado cuenta que ocurre algo anormal. También estoy segura que estás acostándote con la tita Ana. Ella se pone muy enferma en ese pueblo. Tenéis que salir de allí cuanto antes. Cuando me comentases que ibas a vivirte allí, tuve que controlar el impulso de explicarte por qué estabas en un error. Tal vez guardaba la esperanza de que el pueblo hubiese cambiado. Pero cuando fui al entierro de mi tía Leonor, supe que esto no era así. Sentí en mis venas el fuego, al solo bajarme del coche, y me tuve que ir para no quedar atrapada de nuevo en él. Hace…
Continue Reading
maduras

Relato erótico: “La casa de campo” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Sonó el teléfono mientras salía del baño con el recién colocado albornoz. Tras descolgar con el clásico "dígame" escuché su voz. Hola, Víctor. ¿Qué tal?. Hola Isa. Muy bien ¿y tú qué tal? Bien pero necesito un favor. Es acerca de lo de mañana. Mi marido trabaja y Ángel no me coge el móvil. El problema es que aun no hemos comprado la comida ni la bebida; y necesito que me acompañes a comprar para luego acercarme al campo. ¿Me recoges a las 18:00?, ¡por favor! Perfecto. No tenía nada que hacer. Hasta las seis. Es probable que haya iniciado este relato de una forma que haga despistar al lector. Imagino que agradecerán unas pequeñas explicaciones que los sitúen lo mejor posible. Intentaré hacerlo breve y claro, para poder volver a lo que quiero compartir con todos ustedes cuanto antes: Mi nombre es Víctor y tengo 29 años. Estoy casado…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Trance azul. Acto 3.” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Acto 3. Una visita inesperada. Anne era una chica joven, apenas veinte años. Estudiante de psicología y Amante de las ciencias ocultas y el más allá, estudiosa de fenómenos paranormales. Delgada y baja, con gafas que tapaban unos bellos ojos verdes y pelo rubio que siempre llevaba recogido. Era fibrosa, atlética y deportista. También amante de las historias incestuosas, se hacía pasar por el personaje de madre madura amante de su hijo, con el que se había realizado innumerables dedos hasta la fecha. Había ideado un plan de perversión incestuosa basándose en estudios psicológicos, y le había introducido todo lo aprendido de las ciencias ocultas, en un método de invocación al diablo que había visto funcionar con sus propios ojos, pero esta vez orientado hacia el sexo y la lujuria. Estaba segura de la existencia del príncipe de las tinieblas y sabía que el caldo de cultivo del incesto era…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Trance azul. Actos 1 y 2.” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Acto 1. Cálculo complejo. El salón recibía elegante el final de la tarde. Los últimos rayos de sol se colaban formando ángulos obtusos sobre los muebles de madera noble, dejando los jarrones, cuadros y al espejo en sol y sombra. La soledad de la ciudad permitía que solo se colara el canto de las golondrinas al atardecer. Domingo maldito de verano, lejos del mar, sobre las calles peatonales de la pequeña ciudad. Pocas nubes en el cielo, formando una extraña espiral, como una puerta a otro mundo. Apuró el Whisky y notó como una sombra recorría el salón. Tuvo un susto momentáneo, antes de ver la silueta de su madre aproximarse a través de la primera oscuridad de la noche, o la última claridad del día. - Bebiendo otra vez. No fue ni una pregunta ni un reproche. Solo se limitó a decir lo que su hijo hacía, beber otra…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Naturaleza helada” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

NATURALEZA HELADA Los árboles del cercano parque mecían al creciente viento sus desnudas ramas. El cielo se teñía de gris en un ritmo cauteloso pero firme. El estanque quedó vacío de patos y las palomas se refugiaban en las cornisas de los bellos decimonónicos edificios que rodeaban al parque. Un pequeño columpio se movía de forma aleatoria sin niño que lo disfrutase, ni madre que le empujara. Rómulo paseaba despacio, sin importarle que la lluvia le cogiese por la calle sin paraguas. Las manos guarnecidas dentro de los bolsillos de la cazadora, de la que salía un abrigado gorro de lana color naranja que igualmente le cubría la cabeza. Las calles estaban desiertas en aquella sobremesa de sábado festivo, el fin de semana prometía soledad y tristeza.  Una inofensiva desesperación silenciosa se iba apoderando de él, igual que la oscuridad se apoderaba de la sonrisa de las gárgolas de la…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Apocalipsis 5” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

APOCALIPISIS 5 El coche se deslizó lentamente por el camino que circulaba alrededor de la ladera,  dejando atrás la casa. María se giró para verla por última vez. La contempló solitaria en la cima de aquella colina, le pareció que estaba encantada, como sacada de una película de terror. Pero las películas que tenía en mente no eran tan crueles ni terroríficas como la experiencia que estaban viviendo. “No tenemos donde ir, probaremos suerte yendo a la casa de tus padres Sara” Jaime había metido en el coche un poco de todo lo indispensable. Tenía intención de volver a por más en cuanto se acomodasen en un lugar seguro, y esperaba que la casa de los padres de Sara lo fuese. Ella le miró con una mezcla entre emoción y sorpresa. “Gracias, Jaime, será segura ya lo verás”. “Más nos vale” Jaime se centró en conducir, intentando relajarse para poder…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Apocalipsis 4” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

APOCALIPSIS 4 Las horas parecían siglos bajo el prisma de María. Siempre captó esa percepción diferente del tiempo, desde que el suceso la dejara encerrada sola en aquella casa de campo, estando su marido cortando madera en el bosque. Recordó como percibió algo de repente, no supo muy bien el qué; fue como si el mundo se diese la vuelta pero sin que se moviera nada alrededor. No olvidará cuando vio a su marido intentar entrar en la casa, era él sin serlo. Con otra cara, otra mirada, otro semblante, otras intenciones. Tras de él varios hombres más, hombres que no conocía, hombres que deberían haber andado por allí cerca cuando todo acabó. Después su hijo le salvó la vida. Desde ese momento todo avanzó despacio, pasaron meses que fueron como siglos. Más tarde se convirtió en la amante de su hijo, aunque el tiempo seguía detenido. Nunca jamás volvería…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Apocalipsis 3” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Bajó los cadáveres al salón. María se sobresaltó emitiendo un quejido trágico. “¿Te has vuelto loco?. ¿Qué iban a hacerte?. Estaban desnudos y desarmados por el amor de Dios”. Jaime los arrinconó en una esquina ante la puerta de salida. Se secó el sudor provocado por el  esfuerzo y miró el reguero de sangre dejado por sus cabezas agujereadas. Había pasado una media hora desde que se encerrara con ellos en la habitación de su madre. “Limpia la sangre” María se acercó con un gesto teatral, que intentaba transmitir incredulidad con un atisbo de desesperación. “¿Me has oído?, ¿por qué los has matado? , ¿acaso ahora matamos también a seres humanos?” “¡Por lo que yo sé han invadido nuestra propiedad y estaban violándote!” La mirada furiosa que le dedicó a su madre la aplacó al instante. “Pero….” “¿Pero?, ¿acaso ahora hay peros?. Deberían darte más miedo los vivos que los…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Apocalipsis 2” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Miró de nuevo, apartándose hacia un extremo. Un nuevo relámpago iluminó toda la colina que bajaba suave por la parte delantera de la casa hasta el bosque profundo. Estaba plagada de caminantes que subían la colina de forma lenta y perdida, como si no les afectase la intensa lluvia. Hizo señas a su Madre para que no hablara. Ella lo miró extrañada, con los ojos graves y la mirada apocalíptica. Se acercó y le dio una escopeta cargada y dos cajas más de munición. Se acercó y le tapó la boca intentando que no chillase. Le susurró al oído. “Hay caminantes fuera. Llévate la vela y baja al sótano. Toma esta escopeta y estas dos cajas de balas, aunque abajo hay más velas, linternas, armas y munición. Enciérrate y no salgas pase lo que pase. Si no aparezco en varios días abre la puerta y ten cuidado. Si hay caminantes…
Continue Reading
12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies