Tag archives for BUENBATO

grandes series

Relato erótico: “Entrenador de putas 3” (POR BUENBATO)

Mientras la bombeaba no podía parar de mirar fijo hacia su apetitoso ano, comencé de nuevo a tratar de lubricar aquel hoyo, de modo que con sus fluidos o saliva mía me inicié en la tarea de abrirle paso a mi dedo pulgar para que entrara en el recto de Leticia, ella lo notó y seguramente iba a protestar de no ser porque la callaba con fuertes embestidas que le hacían caer rendida. Quizás jamás se lo esperó, o quizás si, pero lo cierto es que, minutos después, cuando lo creí conveniente, saqué mi verga de su vagina y de un certero golpe incrusté poco más de la cabeza de mi falo en el adolorido ano de Leticia; esta parecía haber tenido una descarga eléctrica pues su cuerpo se paralizó y su espalda se movió violentamente haciendo que su cabeza se hiciese hacia atrás lo que aproveché para tomarla de…
Continue Reading
grandes series

Relato erótico: “Entrenador de putas 2” (POR BUENBATO)

Al día siguiente, durante las prácticas, miraba desde las gradas como las muchachas jugaban; en ese momento se enfrentaba por un lado Leticia y por el otro Grecia, aunque los equipos eran aleatorios y no estaban con sus respectivas amigas la rivalidad entre ambas chicas era evidente. Yo me encontraba hasta la parte más baja de las gradas y en ese momento, un tanto molestas, Karla y Dulce, las gemelas negras, bajaron y se sentaron cada una a mi lado. - Profesor, ¿se vale hacer eso? - preguntó Dulce. - ¿Qué cosa? - Sacar así, esta de Leticia saca bien mal. - Hace trampa. - agregó Karla. En ese momento Leticia estaba haciendo unos saques no de la forma común sino lanzando al aire el balón, saltando y arrojándolo con fuerza al otro lado de la cancha con un manotazo bastante firme, lo cual, desde luego, era totalmente valido y…
Continue Reading
grandes series

Relato erótico: “Entrenador de putas” (POR BUENBATO)

Hace algunos años intenté entrar a la facultad de medicina, pensaba ser medico pero el examen de admisión resultó ser más difícil de lo que esperaba; defraudado por mi mismo intente estudiar otra cosa y que mejor, si de la salud humana se trata, que la educación física, sé que es una gran diferencia la ciencia médica con los deportes pero resultó mucho más sencillo ingresar a la facultad de educación física además que iba a poder trabajar mientras siguiera estudiando, como practicante. Realmente todo iba bien pero me esperaba otra desilusión, a la hora de repartir las prácticas quería, al igual que la mayoría, ingresar como practicante de entrenador de futbol, cosa que por lo abarrotado que estaba no alcancé lugar. Finalmente no quedó otro espacio más que entrenador de volibol en una universidad privada de dudosa calidad pero muy conocida por ser accesible y ser una opción para…
Continue Reading
grandes series

Relato erótico: “Mundo de alegría (1)” (POR BUENBATO)

Nota del autor: Bueno, estoy tratando de subir varias series más o menos al mismo tiempo. Tengo el problema de que tiendo a ser incapáz de mantenerme en un solo asunto, de modo que me es más sencillo ir trabajando sobre varias historias. Espero les agraden y agradezco mucho su paciencia, como siempre, sus comentarios son de suma utilidad y bienvenidos. Mundo de alegría, al menos en la primera entrega, empieza algo lento en cuanto acción, pues es más explicativo del contexto de los personajes; pero creo que la paciencia será bien recompensada. Saludos. -------------------------------------------------------------- PRÓLOGO. A su alrededor, sobre los estantes en las paredes, las viejas muñecas de Julieta parecían observar en silencio la escena que se desarrollaba en la recamara. Eran las seis de la tarde, afuera hacía un calor insoportable pero dentro la temperatura, calor o frio, parecían haber dejado de existir. Tampoco el tiempo daba señales.…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Juventud en éxtasis: El remedio de papá.” (POR BUENBATO)

Fabricio estaba completamente harto de hacerse cargo de Juliana. Alguna vez pensó que ser padre soltero no sería tan complicado, pero Juliana se había encargado de ser lo más insoportable posible. Había empezado a ser así desde tan chica que su padre comprendió en parte porque su madre se había borrado de la faz de la tierra cuando la niña tenía apenas ocho años. Adicta al chocolate y a los videojuegos, insoportable profesional, grosera e inmadura. Así era su hija. No podía creer, que a su edad, aún lloriqueara por el hecho de que su padre le ocultara el azúcar. Fabricio tampoco podía dejarla sola, y mucho menos dejarla salir sin su cuidado. Normalmente los padres se preocupaban por que sus hijas salieran solas a la calle, pero tenían que ceder; en su caso era lo contrarío, deseaba algún día que la chica fuera lo suficientemente cuidadosa como para no…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Fitness para todas las edades. (4)” (POR BUENBATO)

Pasé dos semanas sin volver a tocar siquiera a Mariana. El asunto con Katia fue peor; y comprendí entonces lo ruin que podía llegar a ser esa muchacha. Me miraba con desprecio, como si el malo de la película fuese yo pero, al mismo tiempo me provocaba con miradas furtivas, con su precioso cuerpo deambulando de aquí para allá, mirándome fijamente cuando hablaba con mi hija y atrapándome con una sonrisa maliciosa en los momentos en que mi debilidad hacía que mis ojos se posasen sobre su cuerpo. No sólo nos había extorsionado, sino que ahora trataba de torturarme. Andrea, por su parte, ya no aparecía en los videos, pero seguía asistiendo a las grabaciones de los videos. A veces llegaba a extrañar las veces en que Mariana y yo hacíamos aquello solos, y follábamos entre los aparatos de ejercicios. Ahora todo había cambiado, ella no se atrevía a mirarme,…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Fitness para todas las edades. (3)” (POR BUENBATO)

Casi una hora después, Katia salió de la oficina con la frente altiva y el rostro enrojecido. No podía estar enojada, porque finalmente accedimos a sus deseos, pero tampoco creí que estuviese apenada, aunque debía. Nos tenía por el cuello, exigía la mitad del dinero generado por las visualizaciones y la publicidad, y aunque jamás quiso admitirlo, no había más que ido a extorsionarnos con el asunto del incesto. Yo estaba realmente furioso, pero mantuve la calma, por Mariana. Después de todo, a Mariana, en su inocencia, le parecía justo que Katia se llevara la mitad. Pero yo sabía que no, Katia editaba los videos y su trabajo era sin duda valioso, pero ello no le daba absolutamente el derecho a llevarse la mitad del dinero. Pero no teníamos alternativa. Segundos después de que la negrita se fue, Andrea asomó la cabeza, extrañada por lo sucedido, aunque no tenía realmente…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Fitness para todas las edades. (2)” (POR BUENBATO)

Era sábado por la mañana. Desperté tras un sueño reparador. La luz del sol se filtraba a través de las persianas. Bajo las sabanas, una figura se deslizaba, como una especie de figura fantasmal. Unas cálidas manos tocaron la zona de mi entrepierna, endureciendo en segundos mi pene. La forma se acomodó sobre mis piernas, mientras unas cálidas manos deslizaban mis calzoncillos hacia abajo. Desnudo, y con la verga de fuera, las manos tomaron y masajearon con suavidad el tronco de mi falo. Me incorporé, entonces la figura se movió rápidamente, entonces la tibieza de aquellas manos fueron sustituidas por la frescura de una boca, acompañada de los suaves movimientos de una lengua. Fue entonces cuando, despacio, alcé las sabanas para descubrir a quién se hallaba debajo. - Buenos días – dije, al tiempo que Mariana me sonreía, con la mitad de mi verga dentro de su boca. Sus cabellos…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Fitness para todas las edades” (POR BUENBATO)

Mi nombre es Heriberto, y te contaré una historia. Es la historia de cómo la vida de un dueño de dos gimnasios – tipo alto y musculoso, la clase de sujeto que no querrías como suegro, felizmente divorciado y sin más sentido en la vida que dirigir sus locales – cambia completamente con la llegada a casa de su hija. ¿Has escuchado esa frase publicitaria de “Me siento increíble, pregúnteme cómo”? Bueno, no te imaginarías cuál es mi respuesta. La primera vez que vi a Mariana aparecer en televisión, no pude evitar llenarme de felicidad. El noticiero decía que ella era la nueva cara del fitness, al menos en el público adolescente. Nació en verano, y desde pequeña pude ver en ella el mismo ímpetu deportivo que yo había tenido siempre. Cuando me divorcié de su madre, hace cinco años, supe que debía dedicar mi tiempo a ella. Mi ex…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Juventud en éxtasis: Navidad con Lorena” (POR BUENBATO)

Juventud en éxtasis: Navidad con Lorena Eran las ocho y media de la noche cuando Lorena terminó la última documentación del último envío del día. Era la noche de Navidad, pero ella no estaba preocupada; a fin de cuentas, llevaba poco menos de cuatro meses en aquella ciudad, trabajando como becaria asistente de logística. Normalmente el lugar estaba lleno de oficinistas, pero ahora sólo el área de logística funcionaba. El resto de los empleados habían salido desde las tres de la tarde, y sólo ella y Uriel, su jefe, seguían ahí. Los mensajeros habían llegado hacia una media hora, sólo para entregar las motocicletas. Ella debía preparar aún los envíos programados para el día de mañana. Había sido un día pesado, y estaba comenzando a hartarse. A Lorena, sin embargo, le preocupaba el alcanzar el último tren urbano. En fechas especiales el último solía salir a las ocho de la…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “El club (11 Y FINAL)” (POR BUENBATO)

EL CLUB FINAL Sarah conducía despacio la camioneta Voyager de su madre, dobló por la entrada del auto motel y miró de reojo a Eliseo. Si ambos estaban nerviosos, no lo parecían. En realidad Sarah ya había estado ahí, Eliseo, nunca. De hecho, Eliseo nunca había ido a un motel; en cierto sentido, la diferencia entre la experiencia de ambos era bastante. - Creo que no hay nadie – murmuró Sarah, mientras esperaban a un lado de la caseta Eliseo estaba a punto de decir algo cuando la voz chillona de una mujer los sorprendió. - Buenas noches – dijo la mujer, saliendo entre risas de un cuartillo, dio un rápido vistazo mientras revisaba la pantalla de un ordenador - ¿Normal? Sarah giró hacía Eliseo, pero él sólo alzó los hombros. - Normal – asintió Sarah - Serían dos horas, cochera nueve, cinco minutos antes se les hace una llamada,…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “El club (10)” (POR BUENBATO)

EL CLUB 10 Si alguna vez se había sentido preocupado por aquella situación, no se comparaba con ese momento. A veces, Eliseo imaginaba a la policía tocar su puerta y llevárselo directo al juez civil. Entendió entonces lo lejos que había llegado y lo mucho que se había arriesgado. Además de eso, las cosas habían empeorado. Ahora Blanca no le dirigía la palabra. Y de Santino y Sarah, ni hablar. Ella lo había tranquilizado por teléfono, pero no había sido clara, esperaba que a Santino se le enfriara la cabeza y pudieran hablar ambos. Pero si no, Santino saltaría de inmediato y lo denunciaría. Era todo un embrollo, y Eliseo se había metido en él. Había pasado de convertir su paraíso terrenal en un infierno. - Creo que Blanca sólo está molesta – dijo Pilar, sacándose su verga de la boca - por el hecho de que hayas invitado a…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “El club (9)” (POR BUENBATO)

EL CLUB 9 Salieron de casa de Eliseo entre discusiones y amenazas. Una vez vestidos, Santino había exigido los videos, que se borraran, pero Eliseo le dijo que los videos ya se encontraban alojados online. Fue Sarah quien tuvo que calmarlo y, entre empujones, hacerlo salir. Los padres de Eliseo y sus hermanastras llegarían pronto, y no podían seguir ahí, aunque Santino amenazó inútilmente con revelarles a ellos la verdad. Del trabajo de ciencias sociales, ni siquiera existía una introducción. Llegaron a su casa, Santino entró refunfuñando, directamente a su recamara. Ni siquiera saludo a su madre, que los miró extrañados. - Es por el trabajo final de ciencias sociales, no salió muy bien – le mintió Sarah – Y en parte fue su propia culpa. - Está molesto consigo mismo – aseguró su madre, sin imaginar las verdaderas razones. - Supongo que hablaré con él – le tranquilizó Sarah…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “El club (8)” (POR BUENBATO)

EL CLUB 8 - Llegan en veinte minutos - dijo Eliseo, bajando las escaleras. Blanca y Pilar lo miraban, sentadas en la sala. El rostro de Blanca mostraba señales de ira, el de Pilar, completo desconcierto. Habían hablado la noche anterior, para revisar los últimos detalles. A Pilar le costaba entender por qué debía hacer aquello, y Eliseo tuvo que aguantarse las ganas de estallar en gritos. La chica estaba demasiado nerviosa, y Eliseo había temido que aquello fuera a arruinarlo todo. De nada serviría que sólo Blanca lograra su cometido, también Pilar debía convencer a Santino. Esa tarde lo habían repasado todo de nuevo; y Eliseo quedó más tranquilo al ver que Pilar comprendía lo que debía hacer. Ahora era Blanca quien le preocupaba, la mayor de las hermanas se había mostrado renuente en sus descalificaciones, y desconfiaba que la amenaza de los videos fuera suficiente para obligarla a…
Continue Reading

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies