Tag archives for AMORBOSO

grandes relatos

Relato erótico: “Las profecías se cumplen?” (POR AMORBOSO)

No se si ha sido un sueño, una vivencia extrasensorial o he viajado realmente através del tiempo. Cuando se lo conté a mi madre, pensó que algo me pasaba en la cabeza. Las revisiones neurológicas no han detectado ningún problema. Me ha llevado al psiquiatra, que ante el relato atropellado y desordenado de mi historia, me ha mandado escribirla en el ordenador, organizarla cronológicamente y entregársela en la próxima visita. Esta parte no irá en la historia que entregaré, pero la incluyo porque quiero publicarla en sitios donde alguien que le haya ocurrido lo mismo o algo parecido, se ponga en contacto conmigo antes de que me vuelva loco de verdad. Me llamo Rodrigo, tengo 18 años, estudio Económicas, practico varios deportes y vivo con mi madre, Marta, de 36 años y mi hermana María de 2 años. Mi padre no vive con nosotros y casi no lo vemos. Se…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Necesito consejo” (POR AMORBOSO)

Hola, me llamo Jorge, tengo 55 años y estoy casado, sin hijos. Trabajo como jefe de ventas en una importante multinacional del bricolaje, gano un buen sueldo y, a pesar de lo que pueda parecer, tengo un problema o más bien situación, por culpa de un despiste, que no sé cómo resolver por mi falta de experiencia. Les cuento lo que me ocurrió y ustedes me dan su opinión. Mi vida sexual nunca ha sido gran cosa. A principio, cuando despertó mi sexualidad, la dormía a base de masturbaciones a razón de una a la semana más o menos. Más tarde, cuando tuve que ir a terminar mis estudios a la ciudad, un compañero me convenció para irnos de putas, pero esa historia la tendré que contar en alguna página de humor, porque hice el ridículo más espantoso. Después de hacernos un par de pajas, porque dijo mi amigo que…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “El atraco” (POR AMORBOSO)

Tengo 38 años, llevo tres separado y mi problema es que no consigo follar si no es pagando. ¿Por qué? No lo sé muy bien. No muy guapo, poco animado y algo serio, pueden ser suficientes razones. Además, puedo añadir que tengo un cierto problema para iniciar relaciones en frío con la gente. Pero esta semana estoy eufórico, contento, feliz. ¡He follado sin pagar!, y todo gracias a un atraco. No, no pienses mal. El atraco no lo he cometido yo. El viernes, poco antes de que cerraran, entré en la sucursal bancaria para abonar un recibo que no tengo domiciliado en cuenta. Había dos personas en fila frente a la caja y me coloqué en último lugar. Unos momentos después, una voz de mujer de dijo: -Perdone. ¿Es usted el último? Me giré y vi a una mujer de unos 30-35 años, morena, como de un metro setenta, 10…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mis ex me cambiaron la vida 5 y último” (POR AMORBOSO)

Más tarde, nos reunimos a la mesa para cenar, tras lo cual, repasé las lecciones con Vero, por no haberlo hecho antes y la hice chupármela hasta ponerla dura. -Mira, Marta, la próxima te toca a ti chupármela. -No. No lo haré. Lo hice una vez y fue asqueroso. El muy cerdo se corrió metiéndomela hasta la garganta. Vomité todo lo que había cenado. Mi polla ya estaba en forma, por lo que pedía a Vero que se colocase en posición para follarle el culo. Marta miraba con cara llorosa, pero no pude descubrir sus sentimientos. Mientras follaba a Vero, le dije a Marta, no por celos, sino con intención de abochornarla y humillarla. -Así que fuiste capaz de dar a un extraño, que te tomó con violencia, lo que no quisiste dar a tu marido que lo hubiese hecho con cariño. ¡Vaya puta que estás hecha! Se puso roja…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mis ex me cambiaron la vida 4” (POR AMORBOSO)

Los guardias: “¿Podemos venir mañana con los compañeros del otro turno?” Viendo el estado en que se encontraba Silvia, les dije de quedar para el jueves dejando un día de descanso y así darle tiempo para que se recuperase. Y quedamos todos para el jueves siguiente, con el añadido de los guardias del otro turno. Cuando se fueron, después de múltiples agradecimientos y felicitaciones a Silvia, la mandé doblarse sobre el respaldo de una silla, con la cabeza hacia el asiento, atando sus pies a las patas traseras y las manos a las delanteras, quedando totalmente ofrecida. Su tenía coño y ano inflamados, por lo que procedí a darle pomada antiinflamatoria y calmante, dejándola en esa postura toda la tarde. Sentado a su lado, estuve repasando las lecciones con Vero, añadiendo las explicaciones no dadas por la mañana y solucionando sus dudas, mientras mi mano acariciaba sus muslos y llegaba…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mis ex me cambiaron la vida 3” (POR AMORBOSO)

-¿Aceptas, el qué? -Que me castigues después de follarme. -¿Por qué lo aceptas? -Porque en estos días me he dado cuenta de que te preocupas por mí, me cuidas, me enseñas… Aunque seas duro conmigo. He recibido más atención de ti en una semana que en toda mi vida de la gente que me ha rodeado. -Me haces dudar, pero de momento tienes pendiente la otra parte del castigo. Ahora cenaremos e irás a dormir al pajar. Mañana hablaremos. Después de cenar, la llevé al pajar para que durmiese. El sábado por la mañana, le quité la cadena, la hice vestirse con la ropa con la que había venido y nos fuimos con la motocicleta al pueblo, a visitar “la tienda de Juan”, un vendedor ambulante que recorre los pueblos con una furgoneta cargada de las cosas más diversas y en cuyos costados aparece ese nombre. Allí le compre ropa…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mis ex me cambiaron la vida 2” (POR AMORBOSO)

Al día siguiente, me levanté a las 6 de la mañana, muy descansado, a pesar del poco tiempo de sueño y la noche de sexo, encendí el fuego en la cocina de leña y fui a atender a los animales. Tras ordeñar las vacas y dar de comer a vacas y terneros, me llevé a la casa una jarra de leche para desayunar todos. Con un ligero desayuno, seguí con mis labores en el campo, hasta que sobre las 10 de la mañana, apareció en la puerta Silvia que me llamó con un grito y agitando la mano. -Buenos días, Jóse. -Buenos días. No te muevas, que voy. Paré un momento para lavarme bien y enseguida estuve con ella. Se había puesto una camisa mía, y cuando la abracé para darnos un buen morreo, poniendo una mano en su espalda y la otra en el culo, pude observar que no…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mis ex me cambiaron la vida 1” (POR AMORBOSO)

Mis amigos me llaman Jóse (con acento en la ‘”o”), me considero de mediana edad, aunque esta no tenga importancia. Ahora y desde hace bastantes años, vivo en un pueblo abandonado de los Pirineos, en el que soy el único habitante y el cual quiero rehabilitar para que vuelva a recuperar su esplendor de antaño. Estudié ingeniería mecánica con resultados brillantes y estuve trabajando en una gran empresa, que me pagaba un buen salario, hasta hace unos años, cuando tuve la suerte de ganar un pequeño premio a la lotería, con el que hice mis números, añadiendo mis ahorros y calculé que me daba para vivir modestamente hasta mi jubilación dedicándome a lo que más me gusta: la agricultura y la ganadería. Me casé a los 18 años y me separé 6 meses después. Siempre he sido muy exigente y mi esposa no podía soportarlo, por lo que optamos por…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “El caballero 2” (POR AMORBOSO)

Pasan los días y caballero y joven siguen buscando caravanas de esclavos. Al poco de salir del castillo, se les unió el antiguo soldado del padre del joven, al que llamaban “Tronco”, muy diestro con la espada y lanza. Más adelante, se les unieron dos soldados más, capturados para cargar y descargar los pesados botines y cuyo destino final era la muerte. A uno lo llamaban “Hércules” , una broma por ser delgado y desgarbado. Sin embargo, tenía una gran agilidad y destreza con la espada. Al tercero, un hombre extremadamente velludo, le llamaban “Pelao”, porque uno de los muchos señores de la zona, le pilló medio desnudo, seduciendo a su hija, pero como la cosa no había llegado a mayores y parece ser que la propia hija estaba muy de acuerdo, se limitó a castigarlo con una depilación integral a la brea y expulsándolo desnudo y pelado. Su arma…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “El caballero” (POR AMORBOSO)

Corría el año setecientos veintitantos. España estaba bajo dominio árabe, aunque en el norte, al pie de los Pirineos, era algo que parecía muy lejano. La zona fronteriza entre el dominio árabe y los pequeños condados de los pequeños valles de la vertiente sur, apoyados por el Rey de Francia para mantener a raya a los musulmanes, se entretenían en pequeñas escaramuzas. Ahora atacaban los cristianos porque faltaba comida en sus valles, luego atacaban los árabes en represalia y para conseguir mujeres. Don Teodomiro era uno de esos condes que, a sus 50 años. había heredado el título a la muerte de su padre, justo en el ataque a su castillo por los árabes, dos meses atrás. El pudo escapar montado en una mula junto con sus armas, y desde entonces, recorría la frontera buscando mujeres prisioneras o esclavizadas para liberarlas y así poder casarse con alguna heredera de otro…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “Vendo sumisas” (POR AMORBOSO)

Hola, soy Manuel, y tengo cinco sumisas que quiero vender. Tienen entre 18 y 29 años y están todas muy bien educadas. Responden a cualquier orden sin pensar en revelarse, término que ha desaparecido de sus mentes. Están en muy buena forma física, porque dedican varias horas al día al ejercicio físico, además de cuidar su alimentación. Todas entrenadas para hacer presión tanto con el anillo del culo como del coño para mayor satisfacción del amo. No están anilladas ni marcadas, lo dejo a elección de su nuevo amo. La garantía es de por vida. Con reeducación gratuita si en algún momento tuviesen algún signo de rebeldía. Si tiene interés y no consigue una, no se preocupe, más adelante iré disponiendo de más cada pocos meses. Puede apuntarse a la lista de espera. También es posible adaptarlas a gustos especiales. Pueden enviarme las ofertas y gustos cuando deseen. Seguramente no…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Mi venganza 5 final” (POR AMORBOSO)

Recuperado mi ánimo, me dispuse a entrenar a Carla. Durante el día la dejaba en el esqueleto que había preparado para ella, desnuda y a cuatro patas. Compré un plug anal en forma de rabo de perro que llevaba puesto todo el tiempo, solamente se le quitaba para usarla. Habiba tenía orden de acariciar su coño cada poco rato, pero en ningún caso dejar que obtuviera un orgasmo, cosa que cumplía escrupulosamente. Cuando regresaba por las tardes, sus muslos estaban pringosos de flujo. No menos que los de Habiba, que también disfrutaba con ello. Así que, lo primero que tenía que hacer era soltarla, ponerla de espaldas, hacer que Habiba se colocase a cuatro patas sobre ella para que le pudiese comer el coño y yo me colocaba detrás para follarla por el coño o el culo, mientras nos chupaba y lamía desde abajo. Cuando Habiba estaba satisfecha, porque yo…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Mi venganza 4” (POR AMORBOSO)

El lunes pedí unas horas de fiesta, llamé a “El Fajinas”, que me atendió con alegría -Coño, Juan, ¡Cuánto tiempo sin oírte ni verte!, Pensaba que no querías saber ya nada conmigo. -Fajinas, tengo que hablar personalmente contigo de un asunto muy particular en el que deseo que me eches una mano. -Hoy voy a estar todo el día en mi casa, ven cuando quieras y te atenderé con mucho gusto. -Por cierto, ¿conoces a un buen abogado? –Le pregunté a sabiendas de que tiene los mejores que se pueden pagar, para que le saquen de cualquier lío. -Si, el mío. Si vienes ahora podrás hablar con él. Le espero en una media hora. Me fui para su finca, después de pasar por el banco, diciendo en la oficina que no iba a volver en todo el día, y casi una hora después estaba sentado delante de El Fajinas y…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Mi venganza 2” (POR AMORBOSO)

En la actualidad Al día siguiente, nos despertamos tarde. De hecho, pasaba de medio día del sábado. Yo hubiese seguido durmiendo, pero la boca que envolvía mi polla me impedía concentrarme en seguir durmiendo. Como no me quedaba más remedio, dejé mi sueño y me concentré en el trabajo que Habiba estaba realizando. Es una maestra. Sujeta mis huevos con una mano, separando el dedo medio, que apoya en mi perineo, mientras se la introduce despacio hasta el fondo de su garganta, la presiona con su lengua contra el paladar para aumentar el placer, al sacarla suavemente, la rodea y presiona con los labios entorno al glande a la vez que acaricia el borde con la punta de la lengua. -MMMMM ¡Cómo me gusta como me la chupas! Hoy parece que hasta le estás poniendo más interés. -Me alegra que te guste. Quiero agradecerte que anoche me hicieses la mujer…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies