Tag archives for AMORBOSO

Infidelidad

Relato erótico: “Inmigrante 3” (POR AMORBOSO)

Pasó el segundo mes y el abogado vino a pagarme el tercero, y a anunciarme que ya tenía mi nacionalidad española (no hay nada como el dinero y las influencias), entregándome toda la documentación. Los siguientes días estuve ocupado obteniendo mi documento de identidad. Me apunté a una academia para recordar y aprender nuevas señales de tráfico y normas de circulación españolas, con el fin de pasar las pruebas de aptitud para homologar mi carnet de conducir. Las cuatro amigas se hicieron habituales todos los viernes en el local. A Marisa le prohibí ir a mi casa si no la citaba yo, aceptándolo a regañadientes. Uno de los fines de semana, vinieron a la discoteca las tres amigas, sin Ana. Nuestra falta de comunicación no me permitía saber si era porque se encontraba mal, no le apetecía o si había alguna otra razón. Me acerqué a ellas para indagar y…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Inmigrante” (POR AMORBOSO)

El miércoles posterior a la boda, recibí una llamada del abogado avisándome de que el sábado daba Ana una fiesta de presentación a la familia y que debía asistir. Cuando pregunté de por qué no me lo decía ella, me dijo que pasaba de todo. Que la estaba organizando él para evitar que la familia realizase preguntas no deseadas o revolviese ante los tribunales por la herencia. El abuelo tenía dos hermanos, ya fallecidos, con dos hijos cada uno. De los cuatro sobrinos, uno murió joven sin hijos, otro se casó pero no tiene hijos y los otros dos, uno tiene hijo e hija y el otro, dos hijos y una hija. Todos estaban deseosos de que Ana no consiguiese la herencia para ser ellos los herederos. Le pregunté qué debía decirles y me contestó que nos habíamos conocido por una página de contactos donde yo buscaba esposa y ella…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Inmigrante” (POR AMORBOSO)

Soy inmigrante en este país. Nací en Johannesburgo, ciudad de Sudáfrica, cercana a Pretoria, la capital. Tengo 32 años, soy muy alto, mido 2,10 metros, herencia de mis bisabuelos. Él, un guerrero Masái que se casó con una mujer médico alemana que había ido a su poblado como misionera. Su hijo estudió también medicina en Alemania y volvió casado con otra alemana. Luego emigraron a Sudáfrica. Todos eran muy altos. Mi padre, también muy alto, estudió medicina en España y se casó con una compañera de la facultad de medicina, de origen americano, que coincidieron en los finales de la carrera, volviendo ambos, al terminar los estudios, a Johannesburgo. He estudiado en dos universidades americanas y una española. Soy doctor en ciencias químicas, biología y biomedicina. Durante mis estudios, he trabajado en algunas de las más importantes empresas y laboratorios americanos, que me proporcionaban los suficientes ingresos, para que, junto…
Sigue leyendo
no consentido

Relato erótico: “La violé por amor” (POR AMORBOSO)

Hace tres semanas que salí de la cárcel. Me han tenido dos años por robar cuatro euros de nada. No les importó que fuera para comer mi madre y mi hermana. Me encerraron y las dejaron desamparadas. En estos dos años se han llenado de deudas, porque los prestamistas saben que yo respondo por ellas y les han dado lo que necesitaban. Ahora me toca a mí devolverles el dinero y los intereses, que son muchos. Por eso es que ahora tengo que trabajar más para pagarles. La semana pasada había quedado con un amigo para que me recogiese e ir juntos a dar un palo a unas naves industriales sin vigilancia. Nos habíamos enterado de que esa noche guardan bastante dinero. Suficiente para cancelar la deuda. Mientras esperaba en una calle entre mi casa y la suya a que me recogiese, algo distrajo mi atención. Vi que salía una…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “De plebeyo a noble 6 – Rescatados (final)” (POR AMORBOSO)

Así estuvimos tres o cuatro meses, pues perdimos la cuenta al resultar inútil hacerlo si nos acordábamos de actualizar el calendario un día cada tres o cuatro. Sobre ese tiempo, salimos Jessy y yo a dar la vuelta a la isla (ya sólo salía con ella) cuando encontramos el cuerpo de un hombre sobre la arena, que al acercarnos pudimos comprobar que estaba vivo, aunque muy mal. Estaba helado y con gran cantidad de agua en su cuerpo. Le hice soltar toda el agua que pude y lo abrigamos con todo lo que teníamos, permaneciendo ambos uno a cada lado de él, dándole calor con nuestro cuerpo. Cuando recuperó la temperatura, hice unas parihuelas y lo subimos en ellas, llevándolas yo de un extremo y arrastrando el otro, quedando libre Jessy para prestarle atención. Por la arena no era difícil llevarlo, pero por las rocas, tenía que ayudarme. Ya en…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “De plebeyo a noble 5 – Jessy” (POR AMORBOSO)

“Yo, sentado sobre la bolsa de viaje llena de distintas prendas de tela, con las piernas juntas y la espalda apoyada en la parte más lisa de la roca y con un buen rollo de hamaca entre medias. Ella sentada sobre mi pelvis, las piernas abiertas, una a cada lado de las mías, su espalda sobre mi pecho, su cabeza junto a la mía y mis manos sobre su regazo, sujetándola, y ambos cubiertos por la hamaca. De esa forma intentamos dormir.” No tardó mucho en hacer ligeros movimientos para conseguir que mis manos bajasen hasta su pubis. Yo la dejé hacer y seguí su juego, hasta que las coloqué sobre su coño, sobre la tela, pero sin mover absolutamente nada. -John. ¿Duermes? -Humm. ¿Qué pasa?-Disimulé. -¿Tienes calor? Yo tengo mucho. -No. Yo no tengo, estoy bien. Pero podemos abrir un poco la hamaca… -Creo que sería mejor que me…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “De plebeyo a noble 4 – La madre y las hijas” (POR AMORBOSO)

Procuraba acariciar despacio pero manteniendo su excitación, lamí y chupé sus pezones, que crecieron hasta duplicar su tamaño. -MMMMMMM Megustaaaa. -Pues aún te va a gustar más. –Me atreví a decir a tenor de lo que me había contado, que me indicaba una falta total de experiencia. Y fui bajando hasta su pubis besando y lamiendo. En ese punto, me giré para situarme entre sus piernas ya abiertas y me puse a rodear su clítoris con la lengua y lamer su coño. -OOOOOOOOOHHHHHHHH No seas guarro. Como puedes hacermeeeeee eeeesooooo. Saaal de ahíiiiiiii. AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHH NO PARES, SIGUEEE, SIGUEEE AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH. Nada más dedicarle mi atención a su coño, que se encontraba empapado de las estimulaciones anteriores, se corrió con grandes gritos de placer en un potente orgasmo. La dejé reposar un rato para volver a acariciar su cuerpo y besar y chupar sus pezones. Estaba más receptiva y pronto volvió a…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “De plebeyo a noble 3. LA ISLA” (POR AMORBOSO)

Gracias a la tensa relación, pudimos dedicar más tiempo a terminar nuestro proyecto de salida de la isla. Sobre la barca original, construimos una plataforma de cañas fuertemente atadas con troncos ligeros pero fuertes para darle consistencia. A ambos lados colocamos troncos ligeros y cañas para que actuasen de flotadores y estabilizadores, tal como nos había comentado y dibujado Robert tiempo atrás, según modelos que había visto en sus viajes. En el centro, un mástil que sujetaba una vela de hojas trenzadas y tela que podía rollarse en caso de tormenta. La barca original hacía de almacén, donde metimos toda la comida y agua que pudimos, además de la que cabía en la plataforma. Todos no podíamos ir, puesto que no sabíamos la duración del viaje y podíamos quedarnos sin comida y agua antes de encontrar ayuda. Primero nos planteamos ir los dos hombres porque tendríamos más fuerza para manejar…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “De plebeyo a noble 2” (POR AMORBOSO)

El barco tenía dos camarotes de pasajeros, con seis literas cada uno, como solamente éramos cuatro y dos de ellos eran matrimonio, el capitán los puso en uno y a nosotros en el otro. Tuvimos buen viento y buena mar casi todo el camino, sin grandes cosas que comentar, salvo las vistas maravillosas de las costas francesas, españolas, portuguesas, toda la costa africana, la bulliciosa ciudad de Port Elizabeth, donde recalamos para cargar provisiones y agua, la costa de Madagascar, que vimos algo alejados a indicaciones del capitán, porque ya nos estábamos internando en el océano y sería la última costa que viésemos hasta llegar al nuevo continente. Durante el trayecto, establecimos buena relación con los otros pasajeros, con el capitán y los marineros, sobre todo con uno que había viajado mucho y contaba amenas historias de los lugares donde había estado o de los trabajos que había realizado. Tras…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “De plebeyo a noble” (POR AMORBOSO)

Quiero que esta historia sea un homenaje a mi amigo Peter. Sin él no habría conseguido nada de lo que tengo y, lo que es peor, probablemente estaría muerto. Desde que tengo uso de razón y guardo recuerdos, el nombre por el que todos me conocen y por el que me han llamado es John. Sin embargo, mi apellido, Smit, no es el mío original. Nunca conocí a mis padres. Fui criado por una prostituta del barrio más pobre de Nottingham, mejor dicho, por las tres únicas putas que había, aunque la que me controlaba siempre era Edwina (curioso nombre para alguien que nunca tuvo un penique, en inglés antiguo, significa “amiga rica”), a la que llamaba madre. Mi amigo Peter vivía en una casa donde acogían a niños huérfanos para educarlos y hacerles hombres y mujeres de provecho, aunque la realidad era que se dedicaban a iniciarlos en la…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Las profecías se cumplen? 3” (POR AMORBOSO)

-Veo que, por fin, has conocido a tu hermana. ¿Qué te ha parecido? –Me dijo Eva -¿Mi hermana? ¿Esta es mi hermana? ¿De dónde ha salido? Por supuesto, no la conocía, puesto que para mí era un bebé de dos años, pero como ocurría ya habitualmente, la luz fue penetrando en mi memoria y recordé todos los años anteriores, sus estudios, los chicos que la perseguían y mi fuerte control para que llegase virgen al matrimonio, las discusiones con mis amigos que querían llevársela a la cama, incluso dispuestos a pagar, lo que me costó una pelea. Y ahora me encontraba que no solamente no era virgen, sino que hasta yo mismo me la había follado. -Era una de las esclavas sexuales del último campamento. Las tenían para divertimento de las tropas que acampan allí cuando pasan de una ciudad a otra y tienen que hacer noche. Por eso había…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Las profecías se cumplen? 2” (POR AMORBOSO)

El día siguiente lo pasé entre reuniones con el consejo y entrevistas con los presos recuperados, me informaron de que el gobernador de la ciudad y varios oficiales se habían rendido y eran interrogados por el consejo. Fui informado de que habían obtenido toda o casi toda la información del funcionamiento de las ciudades, sus tropas y administración. Lo que nos vendría muy bien en el futuro. Pasé un momento por los almacenes que hacían de hospital, donde se encontraban encerrados en sendos barracones los esclavos y esclavas recuperadas para que no saliesen vagando por el campamento. Solo eché una ligera mirada, con la que pude apreciar que estaban todos desnudos, llevaban la cabeza rapada y en ella podía apreciarse la cicatriz de la intervención que los convertía en dóciles. Me comunicaron que, a falta de hacer más comprobaciones, habían visto que la operación les había anulado la voluntad, pero…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Las profecías se cumplen?” (POR AMORBOSO)

No se si ha sido un sueño, una vivencia extrasensorial o he viajado realmente através del tiempo. Cuando se lo conté a mi madre, pensó que algo me pasaba en la cabeza. Las revisiones neurológicas no han detectado ningún problema. Me ha llevado al psiquiatra, que ante el relato atropellado y desordenado de mi historia, me ha mandado escribirla en el ordenador, organizarla cronológicamente y entregársela en la próxima visita. Esta parte no irá en la historia que entregaré, pero la incluyo porque quiero publicarla en sitios donde alguien que le haya ocurrido lo mismo o algo parecido, se ponga en contacto conmigo antes de que me vuelva loco de verdad. Me llamo Rodrigo, tengo 18 años, estudio Económicas, practico varios deportes y vivo con mi madre, Marta, de 36 años y mi hermana María de 2 años. Mi padre no vive con nosotros y casi no lo vemos. Se…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Necesito consejo” (POR AMORBOSO)

Hola, me llamo Jorge, tengo 55 años y estoy casado, sin hijos. Trabajo como jefe de ventas en una importante multinacional del bricolaje, gano un buen sueldo y, a pesar de lo que pueda parecer, tengo un problema o más bien situación, por culpa de un despiste, que no sé cómo resolver por mi falta de experiencia. Les cuento lo que me ocurrió y ustedes me dan su opinión. Mi vida sexual nunca ha sido gran cosa. A principio, cuando despertó mi sexualidad, la dormía a base de masturbaciones a razón de una a la semana más o menos. Más tarde, cuando tuve que ir a terminar mis estudios a la ciudad, un compañero me convenció para irnos de putas, pero esa historia la tendré que contar en alguna página de humor, porque hice el ridículo más espantoso. Después de hacernos un par de pajas, porque dijo mi amigo que…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies