Tag archives for ALEX BLAME

grandes series

Relato erótico: “La chica de la curva 8” (POR ALEX BLAME)

Desperté con una sensación de vacío en el estómago. Cuando me giré vi que Brooke se despejaba y me echaba una mirada ligeramente nerviosa. —Tranquila, no te hubiese propuesto esto si no estuviese casi seguro de poder superar esta prueba. —le dije dándole un beso para tranquilizarla. Brooke me lo devolvió y sin decir nada se fue corriendo a la ducha. Yo la seguí un par de minutos después, pero esta vez no hubo sesión de sexo, solo hubo caricias. A pesar del agua caliente y el masaje seguía notándola un poco tensa. Desayunamos rápidamente y veinte minutos después estábamos de camino al lugar del rodaje. El lugar del rodaje era un bonito chalet de aspecto colonial en las afueras de Santa Bárbara cerca de Lavigia Hill. El lugar amplio, lo techos altos y el mobiliario minimalista facilitaba el manejo de los focos y las cámaras. Los encargados de la…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “La chica de la curva 7” (POR ALEX BLAME)

7 El día siguiente Brooke descansaba, así que no hubo despertador que interrumpiese nuestro sueño. Solo el hambre impidió que nos quedásemos en la cama hasta el mediodía. Nos levantamos desnudos y entre besos y caricias logramos desayunar unos huevos revueltos acompañados de zumo de naranja y tostadas con mermelada de arándanos. Mientras desayunábamos yo no podía dejar de mirarla. Brooke se daba perfecta cuenta y me ponía morritos y cruzaba y descruzaba sus piernas provocándome constantemente con una sonrisa traviesa. Solo con un supremo esfuerzo de voluntad conseguí contenerme y no follármela allí mismo, que coños, eso es una trola como una casa. Tras dos cruces de piernas mi polla tomó el mando, me lancé sobre la joven como un lobo hambriento y la tumbé sobre la mesa con el tiempo justo de hacer un hueco entre la comida. Sin decir absolutamente nada, levante sus piernas y las recorrí…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “La chica de la curva 6” (POR ALEX BLAME)

6 Tener de nuevo a esa ninfa en mi regazo me hizo olvidar de golpe el jetlag. Mi cuerpo respondió inmediatamente al contacto con el cuerpo de la joven que movió sus caderas sonriendo al darse cuenta. —Sabía que me echabas de menos —dijo ella ronroneando y meciéndose lentamente sobre mi erección. —¿Cómo no iba a echarte de menos? Seguro que más que tú a mí. Brooke iba a contestar algo, pero yo estaba demasiado excitado para una larga conversación. Sin dejarle replicar le acaricié la mejilla y besé sus labios frescos y rojos con suavidad. El sabor del carmín invadió mi boca un segundo antes de que nuestras lenguas entrasen en contacto. Jamás pensé que llegase a necesitar algo con tanta urgencia. Ni en el momento más tórrido y apasionado de mi relación con Helena había sentido esta necesidad casi dolorosa de fundirme con otra persona. Mis manos recorrieron…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: ” Jane VII” (POR ALEX BLAME)

7 El señor Hart estaba disfrutando como siempre de su puro y su coñac vespertinos cuando Patrick entró en el salón con su rifle aún humeante. Lo apoyó abierto y descargado sobre uno de los sofás orejeros y se sirvió una copa. -Es usted afortunado –dijo el Señor Hart con una sonrisa–la Sra. Bowen ha ido al mercado y eso le libra de una buena reprimenda. -Sabía que esa vieja bruja no estaba, por eso lo he hecho y haz el favor de tutearme así podré hacer yo lo mismo. -¿Ha habido suerte hoy? -Desde luego Philip, mañana habrá estofado de facóquero para comer. –respondió Patrick. -Estupendo, me muero por algo parecido a unas chuletas de cerdo. –dijo el funcionario abriendo un ejemplar del London Times que sólo había llegado con nueve días de retraso. -Tengo entendido que conoces a todo el mundo aquí en Kampala –intervino de nuevo Patrick…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “La joven de la curva 1” (POR ALEX BLAME)

1 Lo que iba a ser otro viaje de vuelta a casa después de una agotadora jornada de trabajo, se convirtió en algo que ni siquiera mi desbordante imaginación podía concebir. Justo al pasar la decimoquinta curva (ya las contaba por puro aburrimiento), la misma curva que había tomado un millón de veces antes, el destino me estaba esperando en forma de un reventón. La curva no era muy cerrada así que pude ver con tiempo las marcas del frenazo y el trompo en la carretera y el coche con todo el lateral izquierdo dañado mirando hacia mí en la cuneta. Ella salió de detrás del coche aún humeante haciéndome señas desesperada. Paré el coche inmediatamente y poniéndome el chaleco reflectante, salí para ver en que podía ayudarle. Hasta que no estuve a un par de metros de distancia no la reconocí. A pesar de no llevar ningún maquillaje estaba…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “La chica de la curva 5” (POR ALEX BLAME)

5 De nuevo su cuerpo desnudo está pegado al mío. Sus pechos laten contra el mío, pálidos, recorridos por finas venas azules. Sus pezones turgentes y cálidos atraen mi atención, los acaricio con suavidad. Brooke gime suavemente a mi oído, su aliento cálido en mi oreja me provoca, me excita, me estremece. Me coloco encima de ella, mi polla roza su muslo, mi muslo roza su coño . Me muevo con lentitud mientras agarro uno de sus pechos y lo meto en mi boca, su pezón crece dentro de mi boca, mi polla crece dura entre sus piernas. Ya no me contengo más y la penetro , mirándola a los ojos, estremecido de placer. Entro en ella con suavidad, disfrutando de cada centímetro mientras ella se agarra mí moviendo su pubis sedienta de sexo. En ese momento un brazo musculoso me coge por el hombro y me aparta de ella.…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Jane VI” (POR ALEX BLAME)

6 Lo bueno de la lluvia era que los mosquitos habían desaparecido, lo malo era que no se había sentido totalmente seca desde que empezó a llover. La lluvia llegaba todas las tardes puntualmente y lo empapaba todo. Ni siquiera el techo improvisado que Tarzán construía todos los días encima de su nido resistía durante mucho tiempo la intensa cortina de agua. Mientras duraba el chubasco aprovechaba para enseñarle los rudimentos del inglés al salvaje y éste se mostraba como un alumno aplicado. En pocos días sabía nombrar casi todo en su entorno y pronunciar frases simples. Eso sí, había sido incapaz de hacerle comprender el concepto del pasado y el futuro. Debido a su convivencia con los animales, sólo vivía y entendía el tiempo presente y sus tiempos verbales se reducían al infinitivo. Cuando cesaba el chaparrón, normalmente ya entrada la noche, Tarzán hacía un nuevo nido con ramas…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “La chica de la curva 4” (POR ALEX BLAME)

4 Al día siguiente me desperté e inconscientemente alargué un brazo buscando su cuerpo. Una sensación de soledad, una sensación muy conocida, me asaltó de nuevo. Me incorporé en la cama y a duras penas aguanté la tentación de desayunar un poco de vodka. Afortunadamente tenía que trabajar y me vestí y salí de casa tan rápido como pude obligándome a no pensar en ello. Y cuarenta y ocho horas después, al llegar a casa, sufrí la maldición de internet. Estaba cenando tranquilamente cuando recibí el Wasap. "Acabo de llegar a casa. Estoy casi muerta después de cuarenta horas de viaje. Gracias por unas vacaciones inolvidables. Te quiere, Brooke" ¡Joder! ¡Mierda! ¿Qué significaba todo aquello? ¿Y ese te quiere? ¿Me echaría de menos? Lo poco que había avanzado en olvidar aquel episodio de mi vida se esfumó. Le respondí con un lacónico "ha sido un placer, descansa un poco y…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “La chica de la curva 3” (POR ALEX BLAME)

3 Cuando Brooke se despertó yo estaba de pie, desnudo, mirando por la galería las tranquilas aguas del lago. Silenciosamente se acercó por detrás y me abrazó. —Un centavo por tus pensamientos. —Primero tendría que desenmarañarlos para poder contártelos. —respondí yo acariciándole lo brazos cubiertos con un fino vello rubio. —¿Cuál es el problema? —No sé. En realidad ninguno. Solo —¿Dudas haber estado a la altura? —preguntó Brooke divertida. —Oh no, no es eso. En realidad sé que no puedo competir en capacidades atléticas con tus compañeros de trabajo, sí algo sé de las mujeres es que para vosotras, el sexo es mucho más que un mete saca con un tipo que parece un búfalo. Es más, lo que me preocupa es que no sé si he actuado bien. Desde que Helena y yo lo dejamos, hace seis meses, no había estado con una mujer y creo que me he…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “La chica de la curva 2” (POR ALEX BLAME)

2 Afortunadamente el día siguiente era sábado y no tenía que trabajar. No me apresuré suponiendo que Brooke estaría agotada por la aventura de la noche anterior y tome un café en la terraza mientras admiraba el sol brillando sobre la oscura superficie del lago. Eché un último vistazo al reloj y vistiéndome a toda prisa cogí el coche y me dirigí a la casa rural. —Hola, Justina. —saludé a la vez que la mujer me abría la puerta— ¿Ya se ha levantado nuestra amiga? —Acaba de hacerlo hace veinte minutos. Íbamos a desayunar. ¿Te apetece unirte a nosotros? Lo más característico de la casa Justina era su familiaridad. Los huéspedes que se alojaban en ella eran tratados como uno más de la familia y Justina se comportaba como una abuela atenta y cariñosa. A Algunos les chocaba, a otros les divertía, pero a muy pocos les desagradaba. Yo lo…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Thriller” (POR ALEX BLAME)

Ramón se dio unos últimos toques a los rizos de su peluca frente al espejo retrovisor y salió a la fresca noche de Hallowen. Mientras se acercaba a la casa de Diana miró hacia el cielo. La luna grande y oronda les observaba agazapada tras las nubes que se desplazaban lentamente arrastradas por un suave viento del sur. —¡Hola Ramón!, Que disfraz más logrado. Date la vuelta y deja que te eche un vistazo. —dijo Diana al abrir la puerta de su casa. Ramón levantó un brazo y dio una torpe pirueta y un gritito mientras se agarraba el paquete. La cazadora de cuero roja con las dos tiras negras dispuestas en v y los pantalones a juego crujieron a pesar de que se veían bastante ajados. —¡Tachan! —exclamó él extendiendo los brazos. —A pesar de que los zapatos negros y los calcetines blancos es lo correcto, sigues dándome grima.…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Teniente Smallbird 6ª y última parte” (POR ALEX BLAME)

7 —Está bien, tranquila. —dijo Smallbird despidiéndose de Fermín con un gesto apresurado y saliendo del pub en busca de su Ossa— No te pares, sigue caminando sin mirar atrás y dime dónde estás. —En la calle Juan Quintero. —respondió la joven. —Muy bien —dijo Smallbird montando en la moto y conectando el manos libres— Llegaré en cinco minutos. Sigue andando en dirección oeste. —¿Oeste? —preguntó la joven confundida. —Perdona, en dirección a la calle Arganda. —replicó el teniente esquivando el tráfico a toda velocidad— Ah, ahora párate y suelta un buena carcajada y procura que parezca real. — —No preguntes y hazlo —dijo Smallbird esquivando un camión de la basura por cuestión de milímetros. Smallbird rezó para que el perseguidor no se diese cuenta mientras la joven lanzaba una carcajada que más bien parecía un relincho. El detective siguió avanzando entre el denso tráfico de un viernes por la…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Teniente Smallbird 5ª parte” (POR ALEX BLAME)

6 Los viernes siempre le parecían extraños ahora. Antes, las noches de los viernes eran sus preferidas, ahora que Julia se había llevado hasta los amigos, eran el principio de tres largos días sin nada que hacer. Mientras fumaba su primer Marlboro del día, deseó tener una buena pista que le obligase a mantener abierta la investigación el fin de semana. En cuanto llegó a la comisaría llamó a Viñales y la llevó directamente a su despacho para averiguar si había conseguido los datos de todos los nicks sospechosos y la joven no le decepcionó. Una vez tuvo la lista y sus datos personales pudo dividirlos para repartirlos entre Camino, Carmen, Arjona y él mismo. Gracia le pidió que le dejase interrogar a alguno de los sospechosos pero Smallbird sabía que estaba demasiado verde y pese a los ojos de desilusión que puso la joven le dijo que les necesitaba…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Teniente Smallbird 4ª parte” (PUBLICADO POR ALEX BLAME)

5 Smallbird se despertó de nuevo con resaca, haciendo que esa mañana se confundiese con las anteriores. Desayunó uno de los donuts que había sobrado de la tarde anterior y se había traído a casa de la comisaría y una cerveza sin alcohol. Dos cigarrillos después ya se sentía humano y después de tender la ropa que llevaba tres días en la lavadora subió a la Ossa dispuesto a empezar una nueva y tediosa jornada laboral. El comisario debía de tener una reunión importante porque no estaba en su oficina cuando el detective llegó . Eso le había evitado un engorroso informe en el que más o menos tendría que decir que seguían en ello. Esperaba que para cuando llegase al menos hubiese una lista de sospechosos. Los chicos estaban todos enfrascados en la búsqueda de sospechosos en guarrorelatos así que se fue a su despacho sin entretenerles y les…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies