Tag archives for ALEX BLAME

hetero

Relato erótico: “Bluetooth 1ª Parte” (POR ALEX BLAME)

-Hola Gus, ¿Cuándo llegas? Tengo ya todo preparado para la firma. -¿Sí? ¡Estupendo, llegare dentro de dos días! –respondo levantando la voz por encima del ruido del viento. -Pero… ¿Y el avión? ¿Han cancelado el vuelo? -No pero he decidido  devolver el billete y alquilar un coche para ir hasta ahí. Llegaré con tiempo de sobra para la firma y siempre he deseado hacer un viaje así. He alquilado un Camaro descapotable que es una pasada. En estos momentos estoy atravesando Hoboken. -¡Serás cabrón! ¿Y qué coños hago yo mientras tanto? Ya lo tenía todo preparado para esta noche… -No te preocupes Jackie, -la interrumpo de nuevo –cuando llegue te lo compensaré. -Eso espero porque estoy hirviendo de deseo. Conduce con cuidado, no estás en tu país, aquí lo del límite de velocidad se lo toman en serio. -De acuerdo –respondo pensando que quizás me he precipitado en mi decisión.…
Continue Reading
Sadomaso

Relato erótico: “Navidad de cuero ” (POR ALEX BLAME)

-¡Joder tío! Estamos volando. ¿Qué más quiere? ¿Que rompamos la barrera del sonido?–dijo Cometa. -Y dale otra vez –añadió Cupido recibiendo un nuevo latigazo. –me voy a quejar al sindicato. -Sí, hazlo. –Intervino Trueno –los duendes lo hicieron y ahora trabajan dieciocho horas diarias y les han bajado el sueldo un treinta y siete por ciento. El gordo les amenazó con echarlos a todos y traerse unos cientos de indochinos. Para eso valen los sindicatos. -Callaos todos y tirad, -dijo Rudolph autoritario mientras por encima de ellos volvía a chasquear el látigo. –cuanto más rápido vayamos más rápido acabaremos con esta mierda. -Papa Noel miraba aburrido el paisaje mientras sobrevolaban la campiña. Ni los campos blancos, ni los abetos con sus ramas dobladas por el peso de la nieve ni los carámbanos que colgaban de los tejados le emocionaban ya. Era siempre la misma mierda año tras año. Afortunadamente solo…
Continue Reading
trios

Relato erótico: “Supervivencia” (POR ALEX BLAME)

Nunca pensé que lo que acabaría con la humanidad sería la avaricia. Siempre pensé que sería la escasez de recursos, el petróleo, el agua… los nacionalismos y/o la religión, cristianos contra musulmanes, judíos contra musulmanes, cristianos contra judíos, cienciólogos contra cristianos, actores contra mimos… Pero en cuanto a las élites que manejaban el mundo, siempre creí que el fuerte instinto de conservación de los ricos les alertaría de cuando era el momento de dejar de estrujar a los pobres, sin embargo su fe ciega en la tecnología les perdió, y de paso también nos perdió a nosotros. Y es que por muy eficaces que fuesen utilizando satélites para vigilarnos y por mucho que abusasen de la propaganda para vendernos que la recuperación estaba a la vuelta de la esquina, la realidad se imponía y finalmente, y con la ayuda de internet, la gente se dio cuenta de que no había…
Continue Reading
interracial

Relato erótico: ” La pequeña Savannah” (POR ALEX BLAME)

2 de Septiembre de 2008 -Hola Jack, ¿Qué es ese rumor de que Lehman Brothers va a anunciar la suspensión de pagos? -Larry, no hagas caso de esas tonterías, ya sabes que Barclays está a punto de comprarnos. –la voz de Jack sonaba apurada pero no temerosa desde el otro lado de la línea –Tranquilo tío, sabes que somos colegas, te dije que te avisaría con tiempo si había algún problema y lo haré confía en mí. -Por favor no me dejes tirado, ya sabes               que somos una firma pequeña y tenemos más del sesenta y cinco por ciento de nuestros activos en vuestros fondos. Si hay un problema más nos  caemos con todo el equipo. -Tranquilo, somos amigos ¿No? –replicó Jack. Cuando colgó Larry deseó haber tenido esa conversación en persona. Necesitaba tratar de esas cosas cara a cara. En el mundo de los negocios nada era blanco…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “La colaboracionista” (POR ALEX BLAME)

Después de novecientos kilómetros por fin tenían un descanso. El Teniente Giggs se pasó dos días enteros durmiendo pero el tercero de sus cinco días de permiso se levantó con ganas de pillar una buena borrachera. Cuando buscó a Carter y a Gennaro descubrió que se le habían adelantado así que cogió un jeep y se dirigió sólo al pueblo. Era una localidad pequeña a treinta kilómetros de Metz. Con apenas tres mil habitantes y lejos de cualquier cruce de carreteras o infraestructura de importancia, había sufrido relativamente poco. La mayor parte de la población se dedicaba al trabajo del campo y aunque habían sufrido escasez no habían pasado verdadera penuria. Era mediodía cuando aparcó en la plaza del ayuntamiento. Salió del jeep y estiró su raído aunque inmaculadamente limpio uniforme. Se colocó la gorra bajo la hombrera y se acomodó el Colt. A las mujeres francesas les encantaba el…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Groom Lake” (POR ALEX BLAME)

Cuando  pasó la furgoneta la primera vez ninguno le prestó atención. La segunda vez frenó y paso a nuestra altura casi arrastrándose, pero hasta que Ron no bajo la ventanilla de la vieja furgoneta Ford  y gritó ¡NOS VAMOS AL LAGO! no se dieron cuenta de que era él. -¿Esto es todo lo que has podido conseguir? –preguntó Candy nada  convencida. -Cuando quieres alquilar un coche con diecinueve años tienes dos opciones, o lo gastas todo en el coche o dejas un par de pavos para la bebida. –respondió Ron abriendo el portón trasero y mostrando un montón de bolsas de la licorería llenas de vodka, bourbon, varias marcas distintas de ginebra y refrescos varios. -¿Y sabéis lo mejor? Esta belleza pertenecía a un veterinario y como no pudo pagar la factura dejo el depósito de semen. –dijo mostrando orgulloso un recipiente de aspecto mugriento. -No sé tú, Ron –intervino…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: ” La revisión” (POR ALEX BLAME)

Odio los médicos y todo bicho viviente que lleve bata blanca, hasta al tipo de la carnicería le tengo ojeriza. Así que os podéis imaginar el ánimo con el que entré en la clínica para hacerme la revisión anual de la empresa. Sólo hay una cosa que odio más que los médicos y es esperar sentado en una incómoda silla ojeando aburrrrridisimos folletos sobre seguridad en el trabajo,  así que a pesar de estar citado a primera hora ya llevaba diez minutos aguardando cuando una tipa gorda y rubicunda me abrió la puerta con cara de enojo.  Con un gesto de irritación me invito a pasar, me tomó los datos y me dio el mismo formulario que llevo rellenando desde que empecé mi vida laboral en esta santa empresa. ¿Hace ejercicio? ¿Fuma? ¿Toma bebidas alcohólicas? ¿Se droga? ¿Drogas duras o drogas blandas? ¿Con que frecuencia? ¿Se masturba con fotos de…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Hermana… mia ” (POR ALEX BLAME)

El trabajo que habían hecho con Maya había sido perfecto, apenas se notaban las terribles heridas que había sufrido en el accidente. Lamentablemente nada podría devolverla a la vida. Ahora estaba disfrutando de la gloria de Dios. En ese momento, deseaba estar con ella más que cualquier otra cosa en el mundo, pero tanto ella como su hermana gemela tendrían que esperar para volver a estar juntas. Siempre habían hecho una pareja chocante, parecían las dos caras de una estatua de Juno, ella siempre contenida, paciente y reflexiva mientras que Maya que siempre se autoproclamaba, medio en broma, medio en serio, como la gemela mala, era impulsiva y extrovertida. Aún recordaba el día que le dijo que había sentido la vocación. La muerte de sus padres en un plazo de seis meses,  en vez de alejarla, le acercó aún más a Dios y a su misericordia, pero Maya no lo…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “el Mister” (POR ALEX BLAME)

Te preguntas por esta racha de éxitos que parece no tener fin y te contaré que todo empezó aquel  día hace cinco años  gracias a aquel viejo cuervo gritón. Nadie que no haya estado  ahí abajo recibiendo una soberana paliza lo entendería. Al final del primer tiempo nos ganaban por tres  a cero, no nos habíamos acercado al área contraria ni una sola vez y si no llega a ser por el portero que paro varios goles cantados, hubiese sido la debacle. Cuando entramos en el vestuario  cabizbajos y arrastrando los pies el viejo ya estaba allí, de pie, con los brazos cruzados sobre el pecho. Vestía unos vaqueros desteñidos por el uso y  un jersey de lana grueso de cuello alto y color verde botella horrible, pero lo que más destacaba de su atuendo eran unas vetustas gafas de carey con unos cristales más gruesos que los del papamóvil…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Verano del 44” (POR ALEX BLAME)

El bombardeo duraba ya cuarenta y cinco minutos. Los obuses caían cada vez más cerca rociándolos con tierra y metralla. -Baja la cabeza idiota. –le dijo al chico a la vez que empujaba su casco hasta el fondo del pozo de tirador. –Y sigue practicando con el cañón de la MG, dentro de un rato nuestra  vida dependerá de lo rápido que lo hagas. -A sus órdenes  Feldwebel  March  -respondió el chico cogiendo el arma y el cañón de repuesto con sus manos temblorosas. -No, así no. Con los guantes ignífugos estúpido, y repite los pasos en voz alta. El bombardeo seguía sin interrupción, cuando acabase, los rusos volverían a asaltar sus trincheras y un montón de tipos anónimos se masacrarían unos a otros  de nuevo por el capricho de dos cerdos bigotudos. Kurt intentó ponerse lo más cómodo posible en el fondo de la estrecha trinchera  e intentó relajarse…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Desafio extremo” (POR ALEX BLAME)

Debe ser mi pasado como deportista, pero cuando veo un desafío soy como Jesús Calleja, no cejo hasta que lo conquisto y la primera vez que la vi, acompañada de su vigilante madre, sabía que era gordo como los catorce ochomiles. Cuando me crucé con ella por primera vez, el pañuelo blanco severamente ajustado al delicado óvalo de su  cabeza no impedía que un pequeño mechón negro y brillante como el ala de un cuervo escapase por el borde superior. Aprovechando mis gafas de espejo, disminuí un poco el ritmo de mis pasos y me dediqué  a observar a la joven.  Durante los escasos segundos que tardo en pasar ante mí, pude apreciar unos ojos grandes redondos y expresivos de color caramelo  enmarcados por unas cejas finas y unas pestañas largas y rizadas. Su nariz era pequeña y respingona, sus labios gruesos y rojos  y su cutis era pálido y…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Enemigo público V” (POR ALEX BLAME)

Nunca en su vida Cat se había puesto a fumar antes de desayunar pero se despertó tan ansiosa que su primer movimiento al sonar el despertador fue acercar la mano al paquete de tabaco. Sólo después de dar dos intensas caladas se serenó lo suficiente para darse cuenta que el despertador seguía aullando. Lo apagó y se dirigió al baño para darse una ducha. La determinación de los primeros días se había ido esfumando y las noches se llenaban  de pesadillas violentas y lujuriosas. Al  final, el día que tanto ansiaba y temía había llegado. Desnuda delante del espejo notaba como todo su cuerpo hormigueaba y bullía de una excitación que ni siquiera la nicotina había conseguido calmar. Se acercó al armario y se miró al espejo que cubría uno de sus paneles.  Allí parada y desnuda ante el espejo se rindió y se preparó para un nuevo encuentro con…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Enemigo público IV” (POR ALEX BLAME)

Después de la reunión con Ingrid, Mario tenía dos objetivos en mente, seguir con su campaña de hombre violento y peligroso y aliviar su tensión sexual creciente sin recurrir a sodomizar ningún puto. La mañana siguiente,  cuando paseaba en el patio, se presentó la oportunidad.  Edu el majadero  estaba  sentado en un  banco haciendo pesas. Edu era un viejo conocido, había hecho algunos trabajitos con el hacía años pero le daba tanto a los porros y a los esteroides que se terminó convirtiendo en un tío imprevisible. Llevaba en la cárcel dos años y aún le quedaban otros tres. Su novia era una colombiana más caliente que la superficie del sol y no se había logrado adaptar a la nueva situación de pseudoviudez. Seguía visitándole todos los fines de semana y gastando su dinero pero no podía evitar ir saltando de cama en cama cada vez que tenía picor de…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Enemigo público III” (POR ALEX BLAME)

La sala de conferencias de una cárcel de alta seguridad es un puñetero asco, la mayoría de los teléfonos o no funcionan o están tan pringosos de todo tipo de detritus que preferiría acercar su oreja al culo del puto más tirado del correccional.  Además había que olvidarse  de tener cualquier tipo de  intimidad para decir nada y menos para concretar un plan de fuga. Pero gracias a San Internet y un corrupto funcionario venezolano Ingrid consiguió un título de derecho por la universidad de Caracas en cuarenta y ocho horas, eso sí, previo pago de dos mil quinientos dólares USA. El titulo no le permitía  ejercer,  pero con ese papel y un justificante de que había comenzado los trámites para convalidar el título podía solicitar una visita abogado-cliente. La sala que les proporcionaron no era muy grande pero era mucho más cómoda. Tenía una mesa de formica y dos…
Continue Reading

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies