Tag archives for ALEX BLAME

bisexual

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 26. Arabella planta cara” (POR ALEX BLAME)

Capitulo 26. Arabela planta cara. Las oraciones de Arabela no fueron escuchadas y Hércules se presentó puntualmente, vistiendo un traje de lino blanco y una sonrisa de desfachatez que casi le sacó de quicio. Con una naturalidad desarmante subió por las escalerillas del pequeño buque y saludó a todos los presentes antes de acercarse a ella. —Hola, querida, te garantizo que esta travesía no la olvidarás. —dijo a modo de saludo. Arabela le devolvió un frío beso en la mejilla, intentando mantener una imagen de profesionalidad. Tras pensar en cómo incluir a Hércules en la expedición, había pagado a uno de los chicos para todo el doble de sueldo y lo había despedido en secreto para sustituirlo por él. Para justificar su ausencia había dicho que el chico tenía la gripe A y debía guardar cama una semana mínimo. No sabía cuánto tardaría el equipo en darse cuenta de la…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Thriller” (POR ALEX BLAME)

THRILLER Ramón se dio unos últimos toques a los rizos de su peluca frente al espejo retrovisor y salió a la fresca noche de Hallowen. Mientras se acercaba a la casa de Diana miró hacia el cielo. La luna grande y oronda les observaba agazapada tras las nubes que se desplazaban lentamente arrastradas por un suave viento del sur. —¡Hola Ramón!, Que disfraz más logrado. Date la vuelta y deja que te eche un vistazo. —dijo Diana al abrir la puerta de su casa. Ramón levantó un brazo y dio una torpe pirueta y un gritito mientras se agarraba el paquete. La cazadora de cuero roja con las dos tiras negras dispuestas en v y los pantalones a juego crujieron a pesar de que se veían bastante ajados. —¡Tachan! —exclamó él extendiendo los brazos. —A pesar de que los zapatos negros y los calcetines blancos es lo correcto, sigues dándome…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Los veinticuatro minutos de Le Mans” (POR ALEX BLAME)

Los veinticuatro minutos de Le Mans. La Camila corría por el estrecho camino vecinal levantando una nube de polvo, gravilla e insectos muertos. El calor de Junio convertía el cacharro en un horno, pero Julio se negaba a perder cinco caballos de los pocos que le quedaban a la vetusta Peugeot. Cuando llegó a su destino, entregó el último paquete y miró al reloj satisfecho. Había tardado treinta y cinco minutos en llegar a su último destino, una hora más y estaría en casa duchado y preparado para ver la sesión de clasificación. —Hola cariño ¿Qué tal el día? —Bien, bien. La Camila se ha portado y he terminado el reparto temprano. Adiós al trabajo hasta el lunes. —¿Puedes dejar de llamar Camila a ese cacharro? Parece que en vez de ir a trabajar, vas a ir a cepillarte a tu amante. —dijo Mila poniendo Morritos— "Voy a darle un…
Sigue leyendo
virtual

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 25. Duelo de Voluntades.” (POR ALEX BLAME)

Capítulo 25: Duelo de voluntades. Una vez en el barco, Arabela dio las instrucciones a los distintos miembros del equipo. Mientras hablaba, sentía los restos de semen de Hércules ardiéndole en el vientre y el sudor y sus propios flujos orgásmicos, haciéndole cosquillas en las piernas, teniendo que recurrir a toda su fuerza de voluntad para evitar que trasluciese su incomodidad por sentirse sucia y excitada. Cuando terminó la reunión pensó en volver a casa, pero no se sintió con fuerzas para enfrentarse de nuevo a su amante, así que optó por enviar a uno de sus subordinados a por el equipaje que ya estaba preparado. Se sentía una asquerosa cobarde, incapaz de enfrentarse a Hércules, pero sabía que si volvía a estar en la misma habitación se lo llevaría con ella. Llevárselo con ella, ¿Qué habría de malo? No, no podía incorporarlo. Se suponía que era una expedición privada.…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “El pecado de Emma” (POR ALEX BLAME)

Salió de la ducha y se miró al espejo. No quería reconocerlo pero estaba más nerviosa que una adolescente. Después de mirarse detenidamente y rociarse ligeramente el cuello los pechos y la entrepierna con su mejor perfume, abrió la puerta del armario y eligió la ropa detenidamente. Escogió una blusa de satén gris perla y una falda de tubo que le llegaba justo por debajo de las rodillas y con el talle alto y ajustado para disimular su pequeña barriga y realzar sus caderas. Lo que más le costó fue decidir la ropa interior. Pensó en un conjunto blanco muy sexy, luego en uno rojo pero al ponérselo se dio cuenta de que era un error; aquel conjunto estaba cargado de malos recuerdos. La mirada de desprecio que le lanzó Enrique cuando intentó llamar su atención con aquel conjunto y el "mira que eres puta" que le soltó, le estuvo…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Jane XII” (POR ALEX BLAME)

12 La luz de la luna se colaba en el claro dando a la escena un aire de irrealidad. Cuando irrumpió en el claro y vio a Jane semidesnuda con el pelo rojo brillante y alborotado le dio un vuelco el corazón y por un momento pensó en volver con ella y olvidar todo lo pasado en los últimos meses. Pero cuando instantes después un hombre de aspecto indómito la abrazó por detrás dispuesto a atravesar con ella el claro colgados de una liana todo se volvió rojo. Jane lo vio y le dedicó una amplia sonrisa que se convirtió en una mueca de terror cuando Patrick levantó el fusil y apuntó a Tarzán con él. -¡No! -grito Jane poniéndose delante del salvaje. Patrick no veía a la joven con la que se había prometido. Sólo veía a un furcia que se había reído de él y que ahora intentaba…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 24. Pico y Pala.” (POR ALEX BLAME)

Capítulo 24. Pico y pala. Nunca había sentido nada parecido. Para Arabela el sexo siempre había sido eso, sexo. Le encantaba, disfrutaba de cada minuto y disfrutaba de los hombres y las mujeres, mientras más jóvenes y hermosos mejor. Pero jamás había sentido esa imperiosa necesidad de mantener a una persona junto a ella. No lo podía creer, estaba encoñada. Creyó que la oferta del cine había sido una broma, pero Hércules no se cortó y la llevó a una sala cochambrosa a ver como un tipo calvo de mirada inexpresiva se repartía mamporros durante hora y media con un chino de rostro picado de viruelas. Podría haber resultado un desastre, pero él la sentó en la última fila y se dedicó a besarla y magrearla en la oscuridad. Cuando la película terminó Arabela estaba tan caliente que no podía pensar, solo quería tenerlo entre sus piernas, así que se…
Sigue leyendo
Otros

Relato erótico: “Jane XIX” (POR ALEX BLAME)

11 Jane mantuvo abrazado a Tarzán después de que este se corriese una vez más en su interior. Le encantaba tener aquel cuerpo fuerte sudoroso y jadeante sobre ella con su polla dentro. Sentir su peso aplastándola, convenciéndola de que todo eso no era un sueño. Tarzán se incorporó un poco y comenzó a acariciarla. Sus manos rudas y ásperas hacía poco tiempo, habían aprendido rápidamente y ahora jugaban con su cuerpo con habilidad y ternura. Jane sabía que lo que más le maravillaba era su pelo rojo y no dejaba de buscar cualquier excusa para acariciarlo y desenredarlo. Tarzán metió la mano entre las piernas de Jane y le acarició el pubis mientras la besaba. Jane notó como todo su cuerpo respondía inflamándose con una simple caricia. Jane suspiró y se separó con el punto de disgusto que sentía siempre cuando la polla de Tarzán resbalaba y abandonaba su…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Jane X” (POR ALEX BLAME)

Esa mañana Jane comió algo de fruta y se marchó a dar un paseo sola. Tenía mucho en que pensar. Necesitaba hacer planes. Ahora ya se desplazaba con bastante facilidad por la bóveda forestal y Tarzán la dejó ir sabedor que ella podía arreglárselas. Todo había empezado hacia tres semanas pero aquella mañana, después de su segunda falta estaba totalmente convencida, se había quedado embarazada. En el fondo se lo esperaba, había estado follando como una gata en celo durante semanas. Lo que le extrañaba es que hubiese tardado tanto en pasar. No es que le disgustase el hecho de quedarse embarazada, de hecho cuando se dio cuenta se sintió tan feliz que sintió que el corazón no le cabía en el pecho. Le iba a dar un hijo al hombre que amaba. Pero junto con la alegría también llegó el temor. Una de sus compañeras en la escuela era…
Sigue leyendo
Otros

Relato erótico: ” Hércules.Capítulo 23.La Libertad Guiando al Pueblo” (POR ALEX BLAME)

Capítulo 23: La libertad guiando al pueblo. En realidad no era la primera vez que estaba allí. Su abuelo le había llevado cuando cumplió diecisiete años a ver Otelo, pero a mitad del primer acto se había largado para irse de birras con los amigos. Nunca le habían gustado ese tipo de actos, el smoking le apretaba en el cuello, los bíceps y los muslos y el ambiente de lujo y derroche, con todas esas joyas y esa ropa de marca le ponían enfermo. Toda esa gente eran como pavos reales, lo principal era exhibirse y parecer más de lo realmente se era. Se acodó en la barra mientras esperaba que llamasen al publico a ocupar sus asientos y echó un vistazo a los asistentes. En ese momento una rubia recauchutada y con unos tacones con los que apenas podía mantenerse en píe se le acercó sonriendo con sus gruesos…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 22. El Corazón de Afrodita.” (POR ALEX BLAME)

QUINTA PARTE: PANDORA Capitulo 22: El corazón de Afrodita. Afrodita se apresuró por los pasillos de la mansión a recibirle. No sabía por qué, pero estaba ansiosa por verlo. Le recibió con una sonrisa y le felicitó por haber salvado la vida a la joven hija del cónsul. Hércules tenía un aspecto cansado, pero por debajo podía percibir su excitación después de varios días observando a una pareja hacer el amor constantemente y de mil maneras distintas. De repente, una intensa necesidad de reconfortarle la envolvió. No pensó en nada más. La lujuria hizo presa en ella y no pensó en las consecuencias. Se acercó a su hermanastro con los movimientos elásticos y sensuales de una pantera. Los ojos cansados de Hércules se reavivaron y chispearon de excitación mientras alargaba una mano y acariciaba el sedoso cabello de la mujer. Afrodita suspiró y cogiéndole la mano tiró de ella y…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico:”Jane IV” (POR ALEX BLAME)

4 Jane despertó, vio una cara oscura, arrugada y curiosa, reculó asustada a toda velocidad, perdió pie y cayó fuera del nido. Un segundo después notó un tirón en el tobillo y quedo suspendida boca abajo a quince metros del suelo con el corazón en la boca. Levantó la vista y vio la cara del chimpancé asomándose por el borde del nido enseñándole su dentadura con una mueca sardónica. -¡Joder! –dijo Jane por primera vez en su vida. Respiró profundamente dos veces y reuniendo las fuerzas que le quedaban, logró doblarse sobre sí misma y agarrar la liana de la que estaba suspendida. Poco a poco fue trepando los cinco metros de liana que le separaban del nido bajo la atenta mirada del chimpancé que sonreía y se hurgaba la nariz disfrutando del espectáculo. Tras un par de minutos de agónico esfuerzo logró agarrarse al nido e izándose en un…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Jane III” (POR ALEX BLAME)

JANE III Rukungiri era un villorrio de apenas quince casas  rodeadas de un cerco de espinos para proteger a los habitantes y sus animales de los depredadores. Las casas eran de barro y estiércol mezclados con paja y estaban dispuestas sin orden ni concierto en un pequeño claro  entre la maraña de arbustos espinosos que cubría el valle. Habían tardado casi una jornada en llegar y estaban mugrientos y cansados pero no disponían de tiempo, así que se dirigieron a la choza del jefe de la aldea y con la ayuda de uno de los guías contrataron a un par de rastreadores que decían saber dónde encontrar gorilas. Desde el primer momento Jane desconfió de aquellos dos tipos. Las miradas que le lanzaban eran torvas y parecían esconder algo pero cuando dijo a su padre que aquellos dos tramaban algo, él la ignoro cegado por su ambición por conseguir su…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Jane II” (POR ALEX BLAME)

JANE II Desayunaron todos juntos  en el porche huevos revueltos, leche de cabra, pan recién hecho y tortitas de maíz. Tanto Henry como su padre estaban poco habladores y no eran capaces de abrir los ojos ante el resplandor matutino debido a la resaca de tabaco y coñac. Gracias a eso, Jane y Patrick pudieron lanzarse todas las miradas cómplices que quisieron conscientes de que la única que se enteraba era la pintada que corría por el jardín. Después de desayunar comenzaron a hacer los preparativos. Jane y Patrick acabaron rápido ya que Henry y su padre se  ocuparon de la mayor parte de la logística del viaje, así que sin nada que hacer cogieron sus rifles y se fueron a hacer prácticas de tiro en la parte de atrás. -¿No es un rifle un poco pequeño? –preguntó Patrick señalando el arma de Jane y colocando unas latas en los…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies