Tag archives for ALEX BLAME

filial

Relato erótico: “En la estrella de la muerte” (POR ALEX BLAME)

Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy EN LA ESTRELLA DE LA MUERTE La princesa Leia, aliada con la causa rebelde en contra del malvado Emperador Palpatine, tras una cruenta batalla, consigue robar los planos de la estrella de la muerte. En su desesperada huida, camino del sistema Alderaan, es interceptada por la armada imperial en las inmediaciones del planeta Tatooine. En el último momento, la princesa consigue poner los planos a salvo en la superficie del desértico planeta, pero no puede evitar caer prisionera de las tropas imperiales. Inmediatamente, es conducida a la estrella de la muerte, donde el destino le espera para jugarle una mala Aquella chica era un maldito incordio. Darth Vader se estiró la túnica, ajustó los graves de su micrófono manipulando un par de diales de su pechera y entro en la sala de torturas. Como había imaginado +KP2, la flamante unidad de tortura…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Cuento de Navidad. Cuarta parte” (POR ALEX BLAME)

Cuarta Estrofa Cuando llegó a la oficina y la vio desierta, sin Julia por ninguna parte, se sintió un poco desnuda y estuvo a punto de arrepentirse de haberle dado el día libre. Se acercó a la mesa y observó como la joven le había dejado todos los documentos que necesitaría en Chicago pulcramente ordenados en una carpeta. Ojeándolos pudo imaginar lo tarde que habría llegado a casa anoche. Apenas tenía nada que hacer hasta el vuelo así que optó por echar un rápido vistazo a sus inversiones. A pesar una de las tareas más gratificantes, aquel día tampoco podía concentrarse. Cada poco su mente se perdía en las desazonadoras imágenes de los sueños de las noches anteriores. Cada vez que se imaginaba a su marido encima de la mulata las columnas de números bailaban y toda su satisfacción por las ganancias acumulabas se esfumaba. El problema era que, no…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Cuento de Navidad. Tercera parte.” (POR ALEX BLAME)

Tercera Estrofa Elena llegó a la oficina aun con una sensación rara recorriendo su cuerpo. Julia le estaba esperando. Antes de darle la agenda del día le recordó que su vuelo para Chicago salía en poco más de veinticuatro horas. Se sentó tras su escritorio y con un gesto invitó a Julia a retirarse. Justo antes de que la joven abandonase el despacho, llevada por impulso, le preguntó: —A propósito. ¿Qué tal está tu hijo? —dijo Elena fingiendo interés por la respuesta. —Oh, bien señora presidenta. Crece muy rápido. —dijo Julia . —Me alegro. Debe ser un chico muy duro. —Desde luego. —respondió la madre orgullosa. —Creo que nunca me has contado qué ocurrió. —Mala suerte. Cuando era apenas un bebe cogió la tos ferina. Estuvo gravísimo. Los médicos lograron salvarle la vida, pero la falta de oxígeno le dejó como secuela una parálisis cerebral. —dijo la joven provocando en…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Cuento de Navidad. Segunda parte.” (POR ALEX BLAME)

Segunda Estrofa Elena dormía profundamente cuando un suave tintineo comenzó a escucharse en la lejanía. Al principio no se dio cuenta, pero el ruido fue creciendo hasta que el inconfundible estruendo de unas cadenas arrastrándose por el suelo de su piso la despertó. Elena se incorporó totalmente alerta y despejada. Cuando vio al espectro de su tío y mentor lo primero que pensó fue que aquellas cadenas le rayarían el carísimo parquet de teca. —Hola mi niña. —dijo el espectro con voz profunda y cascada. Elena no dijo nada. Se limitó a observar las ropas andrajosas, la piel llena de yagas y la figura enteca y huesuda del que había sido su tío. —¿Qué, qué es esto? —preguntó al fin. —Soy el fantasma de tu tío César. Veo que te has convertido en lo que deseabas, incluso algo más. —dijo el espectro con un deje de orgullo en la voz…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Cuento de Navidad. Primera parte.” (POR ALEX BLAME)

Primera Estrofa. El despertador sonó como siempre, a las siete de la mañana. Laura se levantó de la cama, aun no despierta del todo. El camisón resbaló por su cuerpo y se colocó en su sitio después de una noche dando vueltas en la cama. Le encantaban las navidades, pero ojalá tuviese un pelín más de dinero para poder celebrarlas como merecían. Pablo había crecido y necesitaba una silla de ruedas nueva y con su sueldo y Luís en el paro, ella solo podía pagar la hipoteca y atender las necesidades básicas con su sueldo. Subió la persiana y no pudo por menos que sorprenderse. El veintiuno de diciembre y un sol de justicia. Miró el móvil ; dieciséis grados a las siete de la mañana. ¿Dónde estaba el primo del presidente? —Buenos días cariño, ¿Ya te vas? Luís era el hombre de sus sueños. Guapo, inteligente, atento y la…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “El tatuaje: Vero ” (POR ALEX BLAME)

Entró en su vida por sorpresa. Caminaba distraído por la calle, pensando en las típicas idioteces en las que piensa un hombre cuando no tiene un cigarrillo o una copa en la mano y cuando dobló la esquina se encontró con el hocico de un rottweiler a menos de cinco centímetros de su pierna. Jorge pegó un respingo y se apartó del perro que gruñó sordamente como si estuviese pidiendo espacio. Estaba a punto de soltar un taco, pero cuando levantó la vista todos sus pensamientos se esfumaron de su mente. Frente a él, tirando de la correa, una joven menuda y hermosísima de ojos grandes y pelo negro y largo, le miró un instante y se disculpó apenas en un susurro. —No importa, en realidad la culpa ha sido mía, el bicho solo se ha limitado a decirme que me aparte y deje de caminar por ahí como si…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “El gato y el ratón” (POR ALEX BLAME)

La noche era fresca y oscura. La lluvia había caído toda la tarde y el césped húmedo mojaba la puntera de sus botas. Lady Godiva trotaba a su lado, tan rápido como lo permitían sus cortas patas, olisqueando aquí y allá y tirando obstinadamente de la correa extensible. Eve vestía un escueto corpiño de cuero, una fina chaqueta sin abotonar que dejaban ver una buena porción de la pálida piel de su escote y una minifalda del mismo material, fino y flexible, que se adaptaba a su culo y sus muslos como una segunda piel. Le encantaba exhibir su cuerpo. No era muy alta pero lo compensaba con los altos tacones que solía usar y sus pechos grandes, su culo prieto y respingón y su piel pálida y suave volvían loco a cualquier hombre. Con una sonrisa giró a la derecha y se internó en la parte más oscura del…
Sigue leyendo
interracial

Relato erótico: “VELOCIDAD DE ESCAPE” (POR ALEX BLAME)

Fen Yue se retrepó en el asiento intentando ponerse lo más cómoda posible dado el escaso espacio que había en la cabina. Las luces de cientos de botones se encendían y apagaban aunque apenas les hacía caso después de haber hecho por segunda vez la lista de comprobación. Sabía que el ordenador se encargaría de todo, así que trató de relajarse a pesar de que, tal como le habían dicho los instructores, aquella experiencia no se parecería en nada a todo lo que había estado entrenando durante más de seis años. La cuenta atrás dio comienzo. A pesar de que ella no podía verlo, sabía que el cielo estaba despejado y el viento apenas soplaba. Mientras el tiempo corría, no pudo evitar preguntarse qué era lo que habían descubierto en ella para ser la elegida entre más de un millón de candidatos. Recordó como fue superando las distintas pruebas de…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Primera Sangre. Parte 3-” (POR ALEX BLAME)

París, 17 de junio de 1918 Querido hermano: Sí, soy yo. Aunque me veo obligado a utilizar a Carlucci como escribiente por verme impedido temporalmente para escribir por mi propia mano. No te preocupes, no es nada grave y los médicos me dicen que he tenido suerte y que me recuperaré totalmente. Sé que la caligrafía y la ortografía de este espagueti es realmente horrorosa, pero tengo necesidad de contarte todo lo que me ha pasado estos meses. Como te conté en mi última carta, nos incorporamos al frente a principios de diciembre. El general Pershing había insistido en mantener su postura frente a los aliados, que querían incorporarnos a sus unidades y finalmente nos integramos en un ejército propio. Lo primero que descubrimos es que la guerra es incómoda. En cuanto llegamos nos guiaron hasta unas profundas trincheras en primera línea. Nunca había estado en un lugar tan repugnante.…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Primera Sangre. Parte 2-” (POR ALEX BLAME)

Algún lugar del norte de Francia, 12 de diciembre de 1917 Querido hermano: Espero que todos os encontréis bien. Siento no haber escrito antes, pero apenas tengo tiempo nada más que para el adiestramiento y el sueño. Además ya sabes que lo mío no es la escritura. Lo siento, pero no puedo decirte dónde estamos. Tan solo que al fin hemos cruzado el charco. Cuestiones de seguridad, dicen nuestros superiores. Pero esas órdenes no impiden que te pueda contar todo lo que ha pasado. Hace tres semanas, por sorpresa y en secreto, nos metieron en cargueros, apretujados como sardinas y nos hicimos a la mar. La travesía fue una pesadilla. Tras un par de horas de viaje, todo el mundo estaba mareado y vomitando. El barco olía que apestaba, haciendo que los pocos que resistían el mareo vomitasen por efecto del intenso hedor. Cuando finalmente nos recuperamos, una violenta tormenta…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Primera Sangre. Parte 1-” (POR ALEX BLAME)

Fort Jay, 17 de Octubre de 1917 Querido hermano: Espero que a la llegada de esta carta te encuentres bien. Aprovecho unos minutos que tengo antes de una nueva marcha de entrenamiento para escribirte unas líneas. El ambiente aquí es espectacular. Sé que no tenemos ninguna experiencia de combate, pero estoy seguro de que vamos a inflar a hostias a esos boches. La verdad es que hasta ahora, el pertenecer al ejército es bastante aburrido. En cuanto nos alistamos nos enviaron a este campamento. Y desde entonces no hemos hecho más que formar y marchar durante todo el santo día desde el amanecer hasta el ocaso. Hace tres semanas por fin llegaron los rifles, aunque te parezca increíble ni siquiera había suficientes en los arsenales para equiparnos, así que ahora, cada uno tenemos un rifle nuevecito, aun con la grasa con la que salió de fábrica. Desde ese momento por…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Odio a mi vecina” (POR ALEX BLAME)

Cuando la conocí, esa nariz pequeña y respingona, la media melena negra y brillante y la boca de fresa con los labios gruesos y rojos le daban un aire de inocencia infantil que me confundió totalmente. Había llegado hacía dos semanas por cuestiones de trabajo y se había instalado con la única compañía de un gato persa blanco y de malignos ojos verdes. Su pequeña estatura y su aire inocente me engañaron un tiempo. Carla era una joven tímida y risueña que bajaba castamente la vista cada vez que coincidíamos en el ascensor o nos cruzábamos en el rellano de la escalera. Yo aprovechaba para mirar de soslayo aquel cuerpo joven y turgente enfundado en ropa ajustada y embelesarme imaginando lo que sería coger aquellos jugosos pechos entre mis manos y enseñar a aquella jovencita todos los secretos que encerraba su sexo. Entonces llegó la noche del segundo sábado tras…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “La diputada” (POR ALEX BLAME)

-Hola, señor Pérez, bienvenido. Estoy encantada de que haya aceptado mi oferta de trabajo. Ahora que soy diputada y portavoz de mi partido necesito que le dé un poco de lustre a mis ideas. He seguido su carrera en internet y estoy convencida de que eres el hombre que necesito. Sabes que no puedo pagarte mucho, somos un partido modesto, pero estoy convencida de que te sentirás a gusto con nosotros. -Gracias Sra. Márquez es un honor trabajar para usted y después de llevar tres años en el paro agradezco la oportunidad que me está dando. No creo que haya sido fácil decidir contratar a un escritor de relatos eróticos. -Tonterías hay verdadero talento en su forma de escribir y nadie puede asociarle a ese nick. ¿Verdad? -dijo la diputada con un deje de inseguridad. -Por supuesto, además me he retirado temporalmente y he quitado todos los relatos. -me apresuré…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “El sustituto” (POR ALEX BLAME)

Cuando llegó al mostrador y preguntó por ella, Marina no pudo evitar un suspiro de alivio. Su compañero Juan tenía la espalda hecha un ocho y se pasaba más tiempo de baja que trabajando, así que las había pasado de todos los colores con los sustitutos, pero al ver a Tito, tan sonriente como siempre, no pudo evitar un suspiro de alivio. —¡Hola a todos! ¡Acaba de llegar el prostituto! —dijo Tito a grito pelado haciendo que todos los presentes levantasen la cabeza de sus papeles. Todo el mundo conocía a Tito. Era uno de los más veteranos y más experimentados de los trabajadores que mandaba la ETT con la que solían trabajar. Conocía la forma de trabajar de la empresa y era un tipo eficiente y trabajador, tanto que el director había dado órdenes a recursos humanos de no hacerle una oferta para un contrato fijo porque le interesaba…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies