prostituto por errorHola, queridos lectores. Ante todo, me disculpo por esta tardanza, estos dos meses sin Sin títulosubir ningún relato a esta web, pero el contrato de verano a jornada partida lo hizo muy difícil. Así mismo, debía compaginar el poco tiempo libre con mi deber de madre y ama de casa, por lo que tuve que suprimir la escritura de mi agenda diaria. Bueno, solo me queda decirles que he vuelto de nuevo y con muchas ganas.

Si alguien quiere comentar, criticar, o cualquier otra cosa, puede hacerlo en mi nuevo correo:

la.janis@hotmail.es

Gracias a todos.

Janis.

¿Cómo seducir una top model en 5 pasos?

Manual básico para la O.M.C. (Organización de Misóginos Crédulos, n. º de registro: 772Y635K)

Introducción del autor.

Con la llegada de la sociedad moderna, – una sociedad de derechos inalienables – los ciudadanos del Primer Mundo han crecido en confianza, se superan cada día en sus logros, y enardecen totalmente sus posibilidades. Esto genera ciertas metas muy difíciles de lograr, pero que, en cierta manera, son necesarias para dar de comer a miles de psicólogos y psiquiatras. Para allanar las dificultades que estos voluntariosos individuos puedan encontrar en su camino, y, de esa forma, su esfuerzo sea equitativo ante la Ley y la Sociedad, se ha publicado este manual de aprendizaje. Se ruega encarecidamente que se empiece por el primer paso y se sigan los siguientes pasos en orden (no intenten ir directamente al último). El autor no se hace responsable de los resultados, sean los que sean.

El primer paso: La oportunidad.

Como es lógico, este apartado es indispensable, quizás el más importante de todos. Sin él, no se podría conseguir gran cosa. Es mucho más difícil ligarse a una de estas hembras protegidas trabajando de albañil, en el tejado de un edificio, que siendo un ejecutivo de una empresa de publicidad. Claro está que siempre quedaría la opción de tirarle una teja (no confundir con tirarle los tejos).

Por el consiguiente motivo, este manual va especialmente dedicado a las personas que trabajen en uno de los medios adecuados, en los que cruzarse a diario con una de estas míticas hembras es algo natural. Por ejemplo, pertenecer a una agencia publicitaria, al mundo de la pasarela, ser fotógrafo profesional, o al menos su ayudante, trabajar en una productora de televisión, e incluso, se acepta, trabajar en la restauración. Es bien sabido que estas famélicas señoras, tras devorar un insustancial plato de ensalada, suelen fijarse mucho en algún guapo camarero para aportar ciertas vitaminas a su escasa dieta.

Como ya se ha comentado, disponer de la oportunidad es vital. Nos permite observar, calibrar, espiar, babear… y preparar la estrategia a seguir. No es nada recomendable tirarse al ruedo sin pensárselo, sin haber planificado al menos una retirada honrosa, ya que se corre el riesgo de que alcen la nariz en una mueca de desprecio y le ignoren. Si algo así ocurre, es mejor vender el apartamento y mudarse a las antípodas. Su vida social acaba de caducar.

La planificación lo es todo. ¿Qué estrategia hay que seguir? ¿Cómo acercarnos? ¿Qué expresión utilizar para llamar su atención? ¿Qué respuesta darle en caso de que nos conteste? ¿Existe una verdadera salida honrosa? (Cuestiones desarrolladas en el anexo 1-A)

Y, por último, asumir una serie de consejos de las cosas que NO hay que hacer, si se dignan a mirarle o hablarle.

Por ejemplo:

NO pedirle un autógrafo.

NO morderse las uñas.

NO mirarle los senos, por muy al aire que los lleve.

NO recitarle un poema.

NO babear, ni balbucear.

NO comer delante de ella.

Y, por supuesto, NO declararle su amor.

Segundo paso: El chispazo.

Es el nombre que se le ha dado a la culminación de la oportunidad, la guinda del pastel. Aún disponiendo de la oportunidad, se necesita un buen chispazo para conseguir que la top se fije realmente en uno. Hablar de obtener un chispazo sin disponer de la oportunidad, es como si le hubiera tocado el euromillón y la quiniela futbolística, todo junto para usted solo; algo fantasioso.

Se puede conseguir ese chispazo de diferentes formas y estilos, sea utilizando recursos adquiridos (entrenados o estudiados) o bien, aptitudes naturales. Entre los primeros destacan tener un buen repertorio de chistes y, además, ser bueno contándolos, porque hay que conseguir destornillarla de risa, o bien ser un excelente masajista con conocimientos fisioterapéuticos, que es otro de los recursos con más éxito.

En cuanto a las aptitudes naturales, se refiere, principalmente, a disponer de un físico envidiable, unos bonitos ojos azules o verdes, o quizás un miembro que parezca la barra de un paso a nivel (eso también ayuda un montón).

Tradicionalmente, el chispazo siempre ha ocurrido, proveniente de dos escuelas: el chispazo neardental y el chispazo artístico. Analicemos sus particularidades:

El chispazo neardental ha sido muy utilizado, a lo largo de la historia, por muchos ilustres personajes, desde reyes a piratas. Se suele utilizar el secuestro, el chantaje, el acoso, el derecho de pernada, el truco de la dote y, en todo caso, la fuerza y la coacción. Sin embargo, es un chispazo que garantiza solo un interés efímero y pasajero, aunque pleno.

El chispazo artístico es mucho más sutil y seductor, pues incluye habilidades plásticas diversas, como poesía y lírica, música y baile, ser capaz de pintar un cuadro, batirse a duelo por ella, o bien tener pasta como para enterrarla en ella (recurso muy utilizado desde Aristóteles Onassis, que hay que ver las titis que se llevaba siendo más feo que el Tato).

Sea de la forma que sea, la oportunidad, unida al chispazo, garantiza, casi siempre, la primera cita, el primer encuentro… el nacimiento de una semilla que hay que cuidar con todo esmero.

Tercer paso: La reinvención.

Sin embargo, un primer encuentro no garantiza ningún éxito, salvo la grata bonificación del momento. Como decía el maestro Casanova: “Hay que golpear en caliente, cuanto antes.” Se recomienda encarecidamente que tras una primera impresión exitosa, se vuelva a repetir la ocasión en las siguientes cuarenta y ocho horas.

Teniendo en cuenta la actitud adoptada en el primer encuentro, es inadecuado reincidir en su uso. Es decir, que si en la primera velada, le ha contado los cien mejores chistes de Eugenio, ni se le ocurra jugar de nuevo la pieza del humor. Le tomaría por uno de esos cómicos charlatanes de Tele5, con lo cual, se esfumaría su oportunidad.

Se propone alternar una faceta de la personalidad, asumiendo una actitud totalmente diferente. Si en la primera velada, ha estado amable y agradable, en la segunda, intente parecer preocupado y distante, o bien desolado e histérico. Llévela a pensar que su vida está atravesando varias trayectorias difíciles, que le permiten mostrarle las diferentes caras de su personalidad. Eso encanta a cualquier mujer, garantizado.

Debe de tener en cuenta que este admirado tipo de mujeres es muy voluble, acostumbradas a los caprichos y a los grandes cambios. Lidian a diario con personas influyentes que les ofrecen cuanto pueden desear. Así que debe reinventarse en cada encuentro. Debe ser una persona con una personalidad base, que ancla las distintas facetas que ha desarrollado para la ocasión. Piense que estas fabulosas mujeres no desean la rutina; de hecho, la odian. Detestan la cotidianeidad y la falta de estímulo.

Si buscaran seguridad y una vida sedentaria, se casarían con un alto directivo o con el director de su banco. ¿Ha visto usted alguna top casada con un sujeto así?

Este paso es uno de los más difíciles, porque implica un fuerte aprendizaje y preparación. Hay que practicar ante el espejo para llegar a poseer dos o más vertientes del carácter, que sean creíbles. Sin embargo, en el anexo correspondiente (1-B), se especifican varios ejercicios para aumentar el carisma natural, así como otros de dicción y poses corporales.

Con este juego de roles, se busca atraer la atención de la top, haciéndole ver que no tiene porque cambiar de compañía para buscar nuevos horizontes. Debe demostrar que es usted una persona multifacetada y multitarea, por supuesto. Aún a pesar de su ritmo de vida como diva y mujer de ensueño, debe saber que cualquier modelo es, en el fondo, una mujer retraída, que desea la intimidad con fuerza. Han crecido muy rápidamente, dejando la timidez y la solitaria observación de sí mismas a un lado, olvidadas, y, por ello, anhelan estas cosas calladamente.

Por eso mismo, cuando encuentran a alguien que sea capaz de ofrecerles varios aspectos de la vida, le preferirán inconscientemente, deseosas de mantener una intimidad más reducida.

En una palabra, si disponen de un entrenador que les sirva para el aerobic, la gimnasia, la natación, el tenis y la defensa personal, ¿por qué buscar uno para cada una de estas disciplinas?

El problema que tiene este paso es la capacidad imaginativa. Las personas adecuadas para esta actividad, denominadas como gente guapa, no suelen disponer de esta característica. Debido a su aspecto agraciado, no han tenido que desarrollar su capacidad imaginativa, consiguiendo fácilmente lo que necesitaban “por su cara bonita”. Los que si han desarrollado esta imaginación, adolecen del rasgo físico necesario para llamar la atención, o sea, son llamados canijos y freakies.

Sin embargo, con entrenamiento y técnicas adquiridas, se puede alcanzar un grado medio de imaginación, que le permitirá reinventarse cuando le sea necesario.

Cuarto paso: Romper el molde.

Al llegar a este paso, se dispone de una top model bastante interesada en el sujeto, pero que aún exhibe una tremenda fragilidad frente a cualquier ataque exterior. Ha alcanzado cierto grado de confianza con la que habrá obtenido su número de teléfono, su dirección, e incluso su talla de copa. Pero aún puede llegar alguien más interesante y arrebatársela.

Aún debe seguirla a eventos y fiestas, en los que son extremadamente vulnerables. Piense que, al igual que usted, hay otros depredadores rondándola.

Este paso pretende anular esta posibilidad. Debe demostrarle que es capaz de realizar el acto más inverosímil y asombroso para llamar su atención. Ella debe saberlo y usted debe demostrárselo. Es un toma y dame, una simbiosis espiritual que les unirá y reforzará.

Pero, es mi deber advertir que es un paso muy delicado y costoso, y no solo económicamente. Se debe estar muy seguro de lo que se pretende, pues, al dar este paso, no suele haber marcha atrás. Es todo o nada. Ha cruzado el punto de no retorno.

Romper el molde en la relación con una top model, significa llevar a cabo un acto tan bárbaro y sorprendente, que impedirá que ella se olvide jamás de usted. Con respecto a la naturaleza de este acto, depende totalmente de la top, por supuesto. Hay chicas que le gustan los chicos buenos y chicas que gustan de chicos malos. Pero también hay chicas que no gustan, en absoluto, de los chicos.

Lo único que tienen que tener claro es que cuanto más costoso, bizarro y extravagante sea el acto, mayor será el impacto sobre ella.

En el anexo 1-C, se lista una serie de ideas preestablecidas para este paso, entre ellas los clásicos como regalarle un portaaviones para San Valentín, u organizar una misa negra para su cumpleaños sorpresa.

Ideas que le garantizarán el que jamás olvide ese día y, por supuesto, su nombre.

Es natural que en este apartado, en particular, triunfen las personas ricas e influyentes, más que los Don Juanes. Siempre es mucho más fácil obtener recursos con dinero y poder. Por eso mismo, se puede observar la cantidad de mujeres espectaculares que salen con vejestorios forrados, o simplemente responder a la siguiente pregunta: ¿Por qué las amantes de los ricos están tan buenísimas?

Quinto paso: La negación.

Este quinto y último paso, es quizás el más fácil de todos, pero, a la misma vez, es el que requiere más fuerza de voluntad, puesto que ya habrá llegado a un grado de intimidad en el que se implica el contacto físico. La top estará prácticamente deslumbrada por su talante y su inventiva, por cuanto sabe de la vida y, todo sea dicho, por lo que es capaz de ofrecerle. Si las técnicas aplicadas se detuvieran en ese punto, se conseguiría lo que cualquier magnate, incluido Hugh Hefner, de la mansión Playboy, ha obtenido mediante el dinero y el poder.

Pero con este manual, se quiere ir más allá; alcanzar la oportunidad que cualquier persona, hombre o lesbiana, desea: seducir completamente a una top model, hasta poder vivir de ella.

Si, han leído bien. Conseguir el premio gordo, el nirvana…

No solo que le desee y le quiera, que le respete y le admire, sino que no quiera su dinero, ni sus influencias, que le retire de la vida laboral y que se haga cargo de sus necesidades; en suma, que le convierta en su mantenido.

Quizás sea el momento de beber un poco de agua. ¿No? ¿Estás bien?

Entonces, continuaré.

Antes de dar este último paso, se encontrará en una situación que quizás le satisfaga totalmente. Tendrá su reconocimiento y su interés. Puede que incluso viva en su casa, pero ¿tendrá su amor? Rotundamente NO. Por eso, antes me he referido a este paso como el que necesita más fuerza de voluntad. Ha sido duro y tedioso llegar hasta aquí. Ambos lo sabemos. Bueno, pues ahora es el momento de abandonarlo todo, de negarlo, de decirle a esa maravillosa hembra que no puede seguir así y que lo mejor es separarse de ella.

¿Loco? No, no estoy loco.

Simplemente la mente de una mujer funciona así. Retienen perfectamente los momentos más álgidos de su vida, tanto los buenos como los malos. Esto marca los límites de sus valores, lo que anhelan y lo que odian, y hasta donde serán capaces de llegar.

La negación, siempre llevada a cabo de forma que la tome por sorpresa, la dejará apabullada, aturdida, y desconsolada. No dejará de pensar en usted, en las razones que le ha dado para dejarla (razones debidamente estructuradas para que sean apenas explicativas. Ver 1-D), y en todo cuanto ha experimentado junto a usted. Esto se convertirá en una espina clavada en su mente, la obsesión sobre la que girará su vida desde ese momento.

Se aconseja no darle totalmente de lado, porque se corre el riesgo de convertir esa obsesión en un despecho, y entonces el problema sería para usted, pues no hay peor enemigo que una mujer despechada. Ya lo decía Platón…

Aquí está la dificultad. Hay que promediar perfectamente las intervenciones para que sean punzantes recordatorios de su figura, pero, al mismo tiempo, esperanzadores destellos. Por ello, debe mantenerse correcto y distante, no aparecer nunca con otra mujer, poner expresión de sufrimiento y entereza, y, sobre todo, lucir con el mejor aspecto. La modelo pasará, gracias a estos fugaces vistazos, por varios estados sentimentales, primero de rabia y ofuscación, dependiendo del grado de humillación que le haya causado, para pasar a una ligera depresión y abatimiento. Luego, cuando empiece a recuperarse, si ha jugado bien sus cartas, no hallará solaz alguno en los siguientes hombres que conocerá. Ninguno ganará en las comparaciones, porque usted la ha marcado permanentemente con los cinco pasos.

Solo necesitará un suave acercamiento para que la modelo regrese a sus brazos, desprovista de cualquier aire de diva, suya para siempre, desesperada por agradarle y amarle.

¡Que la disfrute!

El autor: Cristóbal Heredia Jiménez.