Me llamo charles y soy un vampiro y esta es mi historia.
Soy un vampiro muy viejo tengo más de mil años pero empecemos mi historia yo vivía en la pampa argentina con mis padres y mi hermana . Teníamos un rancho, mis padres eran agricultores. Vivian de la tierra y tenían animales caballos gallinas etc. que luego iban a vender los huevos a la ciudad y la cosecha. Vivíamos más o menos sin lujos pero bien yo tenía unos 20 años y ayudaba a mis padres y cuando tenía libre aprovechaba para explorar por el bosque.
Me gustaba meterme en cuevas y en sitios y haber lo que había mi madre siempre me advertía que un día me iba a pasar algo por meterme en sitios que no conocía o por si hubiese algún animal salvaje en las cuevas. Yo no le hacía caso, yo decía :
-Y si encuentro un tesoro.
-Allí no hay tesoros y un día lo vas a lamentar- dijo mi padre dando la razón a mi madre.
Y no sabe la razón que tenía pero sigamos, yo estaba explorando como siempre y me metí en una cueva era la primera vez que la veía era inmensa empecé andar y me perdí no sabía salir. Había túneles y túneles y todos me parecían lo mismo, llevaba una atocha que se me estaba consumiendo y rezaba a dios por encontrar la salida cuando de pronto oí un ruido a mi espalda. Estaba todo oscuro y iluminé con la antorcha y vi a miles de murciélagos a por mí.
Salí corriendo pero tropecé y se me echaron todos encima y empezaron a morderme yo quise espantarlos pero no podía eran demasiados y perdí el conocimiento. Cuando desperté me sentía raro veía perfectamente la cueva y me extraño me sentía raro incluso tenia pelo cuando yo tenía 4 pelos. Mis uña habían crecido como garras aunque las podía guardar como un gato rectráctiles.
Mi cuerpo era diferente, la musculatura había aumentado pero tenía mucha hambre salí de la cueva pero era de noche, corrí hacia mi casa por mis padres estarían preocupados. Al ir tan de prisa ya que parecía que corría mas rápido me caí por un barranco y grite, levante mis manos y parecía como si volase.
Era un barranco de 14 metros y aterrice suavemente como las aves. En tierra pase por el cementerio y vi mi nombre en la lápida no era posible se trataba de un error tenia fecha de varios años que me había pasado en la cueva de pronto vi a una muchacha iba bastante escotada y la pregunte por mi familia.
-Usted es nuevo verdad -me dijo- esa familia se fue de allí. Su hijo desapareció hace años y jamás le encontraron. Sus padres pensaron que se le había comido algún animal salvaje.
Me quede de piedra, de pronto me entro hambre y sin explicaciones la mordí en la yugular, ella suspiraba de placer como si la follara.
Me pedía:
– más y más – así decía- muérdeme, fóllame ,soy tuya.
Eempecé a chuparla mientras la metía mano en el chocho y la comía las tetas, yo nunca había tenido éxito con las mujeres siempre se reían o me plantaban. Ahora la tía se volvía loca por mí. La deje sin conocimiento después de haberla mordido y follado ya que no se me resistió, yo quería averiguar que me había pasado además como no había envejecido si había pasado varios años fui al rancho pero allí no vivía mi familia ya había otra familia y llamé.
M abrió un matrimonio muy simpático, él se asustó al verme y empezó a gritar: vampiro.
Salí casi corriendo que casi ni me vieron y comprendí lo que me había pasado había muerto y había despertado como vampiro por culpa de los murciélagos vampiros y después de muchos días buscándome mis padres abandonaron la casa y me enterraron.
Mi cadáver que nunca apareció, era inútil que los buscara o habían muerto después de muchos años o los mataría como vampiro que es lo que me había convertido o sea que intente vivir mi nueva vida lo mejor que pude.
Siempre las mujeres se habían reído de mi pues me iba a vengar de ellas, me fui a comprobar lo que podía hacer y mi asombre de mí mismo con mis poderes. Podía ver en la oscuridad, ninguna mujer se me resistía, podía volar o planear asea que aunque me tirara de un piso de mil metros aterrizaría como una pluma, podía oír a distancia y ver cosas que otros no ven, mis sentidos estaban muy desarrollados y me fui a la ciudad.
Llegué en un santiamén con lo rápido que era y esos que estaba a más de 50 km. Yo sabía dónde vivian las mujeres que se habían reído de mí en aquellos tiempos y me lo iban a pagar. Su casa estaba bastante alta pero que problema tenía yo si podía subir las paredes como una lagartija, empecé a subir por la pared sin problemas y la vi con otra amiga en la habitación. Las dos eran unas zorras se habían reído de mí y me despreciaron y me hicieron mucho daño ahora se iban a enterar, baje a su balcón y la llame ella.
Se asustaron cuando me vieron pero pose los ojos en ellas y me abrieron el balcón y me invitaron a pasar por supuesto las obligue. Las dije:
-Desnudaos a partir de ahora sois mis putas y solo viviréis para mí para cuando quiera follaros, me abrí la vena y las di mi sangre. Seréis chicas normales de día pero conmigo os comportareis como zorras que sois os he vinculado ósea que chuparme la poya las dos y quiero follaros.
Ellas no pusieron objeción estaban encantadas y empezaron a mamarme el rabo y a morrearse entre ellas mientras sus padres dormían en la casa y me pidieron que las follara y se la metí por el chocho mientras la otra la comía las tetas luego las dije:
– follaos entre vosotras.
E hicieron la tijera mientras les daba poya de comer.
-Ahora quiero vuestros culos.
Se pusieron de 4 patas y las di bien por culo a las dos, s ecorrieron más de una vez las muy zorras por la mañana no recordarían nada solo dolor de culo que no se podrían sentar en unos días y dolor de chocho ya que eran vírgenes por ambos lados.
Mi vida de vampiro había comenzado y no pararía hasta follarme a toda mujer que quisiera me vengaría y esto solo era el principio.
Espero que les haya gustado a los lectores y seguiré con la saga

  • : como me converti en vampiro y me vengue de las mujeres que me habían rechazado y reido de mi