hola lectores sigo con mi vida de vampiro para aquel que haya leído todas mis aventuras . Nadia y yo llegamos a Bucarest una ciudad grandiosa y muy animada y hay mujeres bellísimas en Bucarest pasamos unos días en un hotel pregunte a una camarera si conocía Transilvania y a donde estaba el castillo situado del conde me dijo que Transilvania era un lugar de supersticiones y todo sobre lo sobrenatural se creía que nacía allí.
Ella no había estado allí pero había oído a gente que desaparecía y se la veía por la noche convertida en fantasmas y que allí pasaban cosas raras y me aconsejo no ir ni a mí ni a Nadia, conseguí un mapa donde estaba Bistreta que estaba cerca del castillo aunque el castillo no salía en ninguna parte y bien Nadia estamos a punto de llegar a nuestro destino qué opinas veremos que tal es ese conde vale cogimos un tren para Transilvania unas 8 horas procedente de Bucarest.
La gente que iba en el tren se presionaba haciendo la señal de la cruz cuando yo pregunte porque lo hacían me respondieron que era una región maldita procedentes de criaturas de otro mundo cogimos u carruaje después de llegar a Transilvania por cierto Transilvania t era una ciudad de bosques y ríos y lobos, la gente era muy supersticiosa eran aldeanos había varias razas entre los magiares eslovacos después cogimos un carruaje y llegamos a Bistreta que es la ciudad que estaba en el mapa cogimos un hotel creo que es la corona de oro se llamaba y pregunte por el conde Drácula.
Toda la gente se asustó y me contesto con evasivas que no sabían nada y que allí no había ningún castillo.
– perdone –dije- yo voy al paso del burgo allí he quedado para que nos recojan un carruaje y llevarnos al castillo.
El posadero y la mujer dijo que l allí no había ningún castillo aunque yo no me lo tragaba lo veía muertos de miedo.
– aquí paso algo raro, ese ser de mi especie tiene que tener a toda esta gente atemorizada.
Ellos se fueron a la cama y no me dijeron nada pero tenían una hija muy bella que me dijo:
– cuándo se vayan mis padres a la cama hablare con ustedes.
Efectivamente la joven llamo a nuestra puerta y nos dijo:
– mis padres no quieren que comenten nada por eso no quieren hablar pero a mí no me da miedo, allí si hay un castillo pero dice la gente que desaparece por el día y aparece por la noche. Tendrían que ir por la noche y ningún carruaje les va a querer llevar.
– iremos por el día y compraremos un carruaje para ir hasta allí después por que esa obsesión por ver a ese hombre él es maligno según dicen tengo negocios con el pero cómo te llamas-
– me llamo Esther.
– bien Ester tú me gustas y a mi hermana también te apetece sin que se enteren tus padres pasar la noche con nosotros.
– señor yo nunca he estado con un hombre soy muy joven solo he venido advertirles.
Yo la bese y Nadia también ella. Era muy bella morena con el pelo largo unos 20 años.
– quieres saber lo que es estar con un hombre.
– me da un poco miedo señor.
– tranquila gozaras mucho y te gustara.
Nadia la desnudo despacio y nos desnudamos los dos.
– te gusta mi cuerpo y el de Nadia.
– si son ustedes muy bellos.
– ven aquí toca mi poya.
Ella toco como era la primera con delicadeza y empezó a crecer.
– te gusta.
– es enorme señor.
– chúpala ya verás cómo te gusta.
Nadia la cogió y la hizo que me la chupara junto con ella. Esther empezó a chupar .
-esconde los diente y chupa con la lengua y la boca.
Nadia la enseño.
– te gusta Esther.
– me encanta es muy dulce tiene un sabor salado pero es muy rica.
– ahora Esther y tu Nadia chuparme los huevos.
Nadia la enseño a meterse mis huevos en la boca y a chuparlos a Esther le encantaba.
-ahora Nadia cómela el chocho.
Esther estaba excitada con las palabras con la lengua de Nadia que la devoraba su raja.
– así así señorita, que gusto que placer.
– pues eso nos es nada ya verás cuando te meta la poya en el chocho, te morirás de gusto, ya lo veras.
– no me hará daño.
– no pequeña gozaras mucho y querrás más.
Nadia la preparo con cuidado y yo empecé a meterle toda la poya en el chocho, Esther se volvía loca de gusto:
– más señor mas fólleme señor que gusto.
Mientras yo la follaba Nadia la comió las tetas y termino corriéndose con mi poya dentro.
– ahora te modere el culo y ya no podrás vivir sin sexo.
Nadia la metió los dedos mientras yo la chupaba el coño Esther estaba en la gloria luego la di bien por el culo Nadia se puso cachonda al verlo y dijo:
– rómpela el culo a esta pequeña zorra- mientras la comía el chocho y la metía los dedos.
Esther estaba en el paraíso no hacía más que correrse y pedir más.
– bien Esther qué opinas del sexo -dije yo después de haberse corriendo varias veces.
– es maravilloso.
– bien Esther aquí no tienes futuro quieres venirte con nosotros al castillo.
– pero mis padres que dirán.
– te prometo que estarán encantados de que te vengas con nosotros y nos acompañes al castillo.
Al día siguiente Esther estaba resplandeciente por la noche que había pasado, yo hable con sus padre y con un poco de convencimiento mental y mirándoles a los ojos dejaron que viniera su hija conmigo y llevara los caballos y el carruaje.
Se pregunta el lector porque me la lleve, bueno aparte de saber el camino hacia el paso del burgo Nadia y yo podíamos alimentarnos de ella y follar con ella. por supuesto cogimos el carruajes y Esther cogió los caballos fuimos al paso del burgo.
Ningún carruaje paraba allí, salían como el alma que lleva el diablo de allí azotando a los caballos nosotros sentados allí alimentándonos de Esther en un prado muy bello y follando con ella esperamos la noche ya que el castillo no se veía de día.
Al llegar la noche vimos un inmenso castillo y nos dirigimos allí vino un carruaje sin caballos y nos llevó hacia el castillo. Esther estaba temblando de miedo le dije:
– tranquila con nosotros no tienes nada que temer, nos perteneces a nosotros y somos tus señores cuidaremos de ti.
Esther enseguida me echo mano a la poya como señal de agradecimiento mientras besaba a Nadia llegaos a un patio y los caballos se detuvieron Y una puerta del castillo se abrió dejando paso a un viejo que dijo:
– soy el conde Drácula sean ustedes bienvenidos a mi humilde morada.
Le describiré era con pelo blanco y bigote manos con uñas largas como garras una gran capa tenia las orejas algo puntiagudas y le sobresalían los colmillos de vampiro por supuesto él no sabía que Nadia y yo éramos vampiros como el pero más poderosos ya que él era convertido de vender el alma al diablo según me entere más tarde mientras yo era puro ya que había sido mordido por murciélagos vampiros auténticos y mi sangre era pura de vampiro murciélago.
Drácula no sabía que era yo aunque mande mi espíritu y él lo noto, oculte mi identidad él dijo:
– la cena esta lista son ustedes mis invitados.
Esther comió con apetito ya que allí sus padres en la posada eran pobres y dijo que la cena estaba maravillosa. nosotros nos disculpamos como que habíamos comido en la posada al igual que el conde dijo que ya había comido, luego nos acompañó a la habitación a cada uno.
A las mujeres las puso juntas mientras a mí me puso separado en otra estancia a media noche estábamos durmiendo cuando en habitación aparecieron unas mujeres bellísimas como por arte de magia casi desnudas solo llevaban un Chad trasparente por todo el cuerpo mientras en la otra habitación oí como se le aparecía Drácula a Nadia y a Esther para poseerlas y hacerlas suyas. yo las seguí el juego a las mujeres y las obedecí cuando me dijeron que me desnudara y se desnudaron ellas.
Mi poya se puso a tope eran tres mujeres rumanas bellísimas, sus nombres eran Katia Tatiana y Luzmila. Yo sabían que ellas no podían hacerme daño aunque me mordieran así veremos que pasaba.
Ellas eran Katia rubia con ojos verdes, Tatiana morena con ojos azules y Luzmila castaña con ojos marrones levantaban la poya a un muerto.
– cuantos pobrecitos viajeros habrán muerto por estas zorras seduciéndoles.
Me desnudaron y empezaron a mamarme la poya, estaba en la gloria mientras Drácula trataba de poseer a Nadia y a Esther.
Primero Nadia le sigue el juego aunque a Esther si la hipnotizo mentalmente.
Mi poya entraba en el chocho de las vampiras y las volvía locas de gusto, ellas pensaba que iba desfallecer como los demás para luego morderme. las di por culo hice que se follaran entre ellas y las volví loca ya que mi potencia sexual había crecido como vampiro y no desfallecía .
Ellas no se lo explicaban:
– cómo es posible que no estés cansado de follar con nosotras, como aguantas tanto -me dijeron y las volvía locas de gusto- más queremos más. Nuestro señor ni nos toca ni nos folla hace mucho siglos.
yo las hacia correrse una y otra vez.
– quien eres tú no eres humano es imposible.
Mientras Nadia Drácula solo pensaba en morderla y chuparla la sangre pero de sexo nada. Nadia se cansó de seguir le el juego y le dijo:
– pero tu quien te crees que eres aquí el único que mee posee es mi señor y a Esther igual.
A lo que Drácula se quedó alucinado pues sus poderes no habían funcionado.
– soy el señor de los vampiros, como es posible. Quien sois vosotras que mis poderes no sirven con vosotras.
A lo que yo me reí y salí de la habitación:
-vuestras las vampiras estaban reventadas de tanto follar – y le dije a Drácula- un vampiro más poderosos que tú.

 

  • : nadia y yo llegamos a bucarest una ciudad inmensa y alegre y mujeres bellisimas despues cogemos el tren para transilvania y llegamos a bistrita