yo recomiendo a los lectores que lean los otros relatos anteriores de yo vampiro si quieren enterase de mi historia comencemos-
Nadia y yo llegamos Alemania sin problemas Alemania era una gran ciudad llena de clubs y tugurios gente de todas las razas y religiones donde había toda clase de comida del mundo desde japonesa a turca, era el país de la cerveza la gente la consumía por litros. Las mujeres eran muy guapas rubias y morenas o también bastante bastas y fofas, yo quería comprobar cómo eran de calientes las alemanas, ya que según decían la gente eran muy liberales así que Nadia y yo que estábamos en Múnich entramos a un tugurio que había chicas en la puerta e invitaban a pasar a los hombres.
Cuando entre con Nadia me dijeron que ella no podía pasar que era solo para hombres lo cual yo me reí y dije que te apuestas mirándola a los ojos adelante dijeron:
– sean bien venidos los dos.
Entramos había un striptease en el tugurio había un chica quitándose ropa nada de otro mundo pedimos unas copas y seguimos hablando de nuestro viaje hacia Transilvania para ver a uno de mi especie un tal conde Drácula. Vinieron unas chicas y nos pidieron permiso para sentarse con nosotros y si las invitábamos adelante dije yo:
– sentaos y pedir lo que queráis
– podemos pedir champan .
-por supuesto .
Nos dijeron que si Nadia y yo éramos pareja a lo cual yo respondí algo por el estilo. Me dijeron que se llamaban Frida y Petra empezamos a beber y hablar pero yo vi que con disimulo tiraban muchas veces las copas llenas de champan fingiendo habérselas bebido podemos pedir otra las que queráis así que pidieron otra botella y nos dijeron si queréis pedir la cuenta ahora vamos nosotras y podemos pasarlo bien lo 4 juntos en tu hotel si quieres por supuesto ellas se fueron al rato vinieron unos tíos con pinta de matones y no dijeron aquí tenéis la cuenta yo mire la cuenta era desorbitante más de 3000 euros por unas botellas de champan que apenas eran francés y unas copas de garrafón yo me reí y dije:
– esto es una estafa yo no pienso pagar esto-
– ya lo creo que pagaras si no saldrás de aquí con vida- nos dijeron riéndose-
Nadia se reía y dijo de que se reine la zorra de tu novia:
– de vosotros
– si no pagas no saldrás de aquí y ella terminara trabajando para nosotros de zorra como las demás.
– lo siento pero yo no pago hacer lo que queráis- me reí.
Una me estrello una botella en la cabeza que apenas sentí y me reí el otro furioso me estrello un palo en todo el cuerpo que se partió como un palillo sin apenas hacerme daño ellos empezaron asustarse:
-quien coño eres tú que no te afectan nuestros golpes
Yo cogí a uno de ellos y le tire contra la barra como una pluma yo dije:
– vuestra muerte jajajaja
Vinieron los dos contra mí para estrellarme contra la pared pero yo salte en el aire y se estrellaron con tras la pared:
– donde están vuestras zorras llamarlas
Las llamaron asustados ellas salieron contentan pues con el dinero que pensaban que me habían sacado su jefe las daría una buena comisión pero al verme palidecieron cuando vieron a todos destrozados o muertos en la barra dije:
-Os estaba esperando nos quedamos los 4 para pasarlo bien o se os ha olvidado nosotros nos hacemos nada de eso ya me imaginaba algo de eso vosotras solo sois unas zorras para poner a los clientes cachondos y que paguen para luego sacarles el dinero pero yo y Nadia queremos sexo con vosotras si o si verdad Nadia verdad o ese coger vuestras cosas que vamos a mi hotel.
Allí dejamos a todos tirados por el suelo y el local echo una mierda prometieron que el jefe nos mataría y no pararía hasta dar con nosotros si dije yo:
– que venga a matarme le espero veremos quien mata a quien-
Seguimos hasta mi hotel y dije a las zorras en la habitación:
– desnudaos-
– nosotras no hacemos eso solo hacemos beber a los clientes es nuestro trabajo-
-me imagino pero no os habéis acostado antes.
– solo con el jefe nada mas.
-pues Nadia y yo tenemos ganas y queremos sexo con vosotras u os denudáis u os desnudo yo.
Se desnudaron y les dije:
– chuparme la poya vamos y Nadia cómela a petra el chocho.
A a lo primero lo hicieron obligadas y con miedo pero con el tiempo estaban excitadas y ya no hacía falta obligarlas me comieron la poya y Nadia las chupo a petra las tetas mientras yo me follaba a Frida ella me pedía:
– más mas fóllame más quiero más poya que gusto.
-ahora date la vuelta quiero darte por el culo-
La dí la vuelta y la prepare el culo ya que me dijo que por ahí no lo había hecho nunca ninguna de las dos y se la introduje lentamente y empezó a darle caña ella se moría de gusto:
-rómpeme el culo mas dame más soy toda tuya soy tu puta.
Mientras Nadia se follaba a petra chocho contra chocho y se corría como una fuente de gusto luego cogí a petra y se la endiñe en el culo también ya que se lo había preparado Nadia y se volvió loca:
– quiero tu poya quiero estar así para siempre que gusto me corro -dijo petra y se corrió mientras Nadia se masturbaba y también se corría viéndonos luego me folle a petra y a Frida por el chocho lo cual tuvieron otros orgasmos.
– quereos estar siempre contigo nunca habíamos gozado tanto-
-seréis para siempre mías cuando yo os llame atravesareis tierra y mar para estar conmigo seréis mis putas.
– con gusto lo haremos- respondieron.
Salimos del hotel Nadia y yo para unos de Alemania a Rumania y coger el tren que nos llevaría allí cuando vinos unos tipos y nos dispararon era el jefe del tugurio con unos matones para vengarse. A mí no me hicieron nada por supuesto pero a Nadia si la hirieron de gravedad yo me enfade y a uno le arranque la cabeza y al jefe le rompí la espina dorsal el cual murió. Los otros salieron corriendo y fui a coger a Nadia estaba agonizando por el disparo.
Ella lloro:
– ha sido un placer estar contigo hacerme gozar tanto te amo charles estaría toda la vida junto contigo mi amor -me dijo.
Yo me abrí una vena y la di de beber mi sangre ella murió en mis brazos pero a los pocos minutos las heridas se cerraron y ella despertó como vampira y yo la dije:
– yo decido quien muere y vive Nadia cámbiate de ropa tenemos un largo viaje a Rumania y nos espera uno de nuestra especie en Transilvania

  • : nadia y yo llegamos alemania y nos metemos en un tugurio a tomar unas copas d9onde nos quieren timar cobrandonos una cantidad desorbitante