Buenas lectores que habrá leído mis relatos anteriores sabrá que en el último relato cojo el tren con Nadia hacia Francia, nos espera un largo trayecto en tren así que cogí un compartimento bastante lujoso con camas literas para descansar además el tren tenía hasta restaurante y un pequeño bar para tomar algún refrigerio.
Había mucha gente en el tren y estaba bastante lleno, inspeccione el tren había bastante compartimentos más modestos que el mío por supuesto en uno había una pareja ella más joven que él y el más viejo parecía su padre pero bueno sigamos en otro compartimento había dos jóvenes señoritas iban juntas por lo que parece en otro compartimento, había una familia un matrimonio con dos niños chica y chico.
El viaje hasta Francia era largo así que tendría tiempo de hacer amistad el revisor empezó a pedir los billetes de tren yo les di el mío y el de Nadia cuando escuche:
-Por favor necesito ir a Francia no tengo dinero.
-Lo siento señorita pero se tiene que bajar si no tiene billete no puede usted viajar.
Entonces salí yo y la vi era una mujer preciosa aunque el vestido daba mucho que desear era morena con ojos verdes aunque estaba desesperada, yo me ofrecí a pagar el billete de la señorita ella me dio las gracias de corazón.
Supe que se llamaba mari era francesa y necesitaba ver a sus padres ya que hacía tiempo que no los veía y había recibido una carta de que su madre se estaba muriendo y era su última voluntad ver a su hija ella necesitaba ir a parís urgentemente pues ya la madre estaba muy grave.
Me ofrecí ayudarla como buen samaritano muchas gracias me dijo con acento francés:
-Necesito ver a mi madre se lo prometí antes de morir.
-No se preocupe dije yo la ayudare.
La presente a Nadia como mi hermana la cual entablaron una buena relación me dijo que su padre el hombre estaba muy mal ya que al ver a su esposa poco a poco se había abandonado a morir de pena mientras su tío dirigía su fortuna.
Yo pienso que su tío Dubois se estaba quedando con ella entre tanto entraron dos individuos con mala pinta buscando la preguntando por Mari Chevalieer que era ella, ellos dijeron que la llevarían donde su tío y su madre que estaba todo preparado pero ella contesto :
-Lo siento yo voy con este caballero y su hermana – refiriéndose a mí -que me están ayudando mucho.
A ellos no les gustó nada la respuesta y quisieron cogerla y llevársela a la fuerza no pagan bien y no aceptamos un no por respuesta entonces intervine yo:
-Creo que no se van a llevar ustedes a la señorita -se rieron y me pusieron una navaja en el cuello.
Marie se asustó pero yo más tranquilo que unas castañuelas ya que yo había muerto mas no me podían matar le cogí con mi mano y se la retorcí vamos que se la rompí el aulló de dolor el otro intento golp3earme pero solo me hacía cosquillas al ver que no conseguía nada salió corriendo por el tren y salto al vacío mientras el otro aullaba de dolor y le dije:
-Es mejor que hables quien os paga si no hablas te romperé la otra mano.
-No por favor hablare.
– quien os paga.
– su tío Dubois.
– cual era vuestra intención.
– matarla y hacerla desaparecer y su madre su madre está agonizando no creo que se salve y su padre es un borracho se abandonó a la bebida al ver que se está muriendo su mujer.
– bien ahora quiero que saltes del tren te lo ordeno- y se tiró del tren en marcha.
Marie se echó a llorar:
– le debo todo Monsieur.
– tranquila Marie te ayudare a llegar a parís- la dije- y a recobrar tu fortuna.
– no sé cómo agradecerle.
– ya me lo agradecerás. Nadia cuidara de ti.
Llegamos a parís sin incidente ninguno y trate de llevar a Marie a su casa me acompañaba Nadia por supuesto nos recibió su tío Dubois no con mucha cara de amigos pues me imagino que pensaba que su sobrina había desaparecido y ya estaba muerta y solo tenía que cobrar la herencia.
Nos hizo pasar y Marie pudo ver a su madre estaba agonizando ningún médico podía hacer nada por ella eso es cierto por no un vampiro como yo la dije:
– hay una posibilidad de que viva pero tienes que confiar en mi si ningún médico puede hacer nada .
-como puedes hacerlo.
– tu confías en mí, no tienes nada que perder.
Ella lloro diciéndome que si yo me abrí la venas y le di mi sangre a beber a su madre antes la hice a salir de la habitación Marie y Nadia para que no me vieran su madre empezó a recuperase a pasos agigantados y la hice olvidar solo la di un poquitín sangre lo suficiente para recuperarse no para convertirse en vampiro.
Marie al verla recuperada me dio las gracias su padre al ver a su mujer otra vez bien no se lo creía se creía que era un milagro y lloro prometiéndose no beber nunca jamás su tío era el que nos miraba con cara de odio.
-no es posible, no es posible ningún médico había podido curarla, como lo ha hecho.
Entonces le dije que conocía la enfermedad y en mis viajes por el mundo había conocido una hierba que suministrándola al paciente se recuperaba a pasos agigantados. El me miro con cara de odio pues al recuperarse su madre y venir Marie se le había acabado el chollo de la herencia que era toda para el.
Entonces le dije:
– quiero que te suicides pero que nadie se entere te iras de esta casa y jamás se volverá a oír de ti.
El salió de la casa para no volver jamás Marie dio un baile espectacular él y sus padres ya bien y por supuesto nos invitaron al baile también invito a muchas de sus amigas más queridas Marie me saco a bailar y me dijo:
– no sé cómo agradecerte lo que has hecho por mí y mi familia, pídeme lo que quieras.
Entonces mire a Marie y a Mirelle su amiga y me dijo:
– espéranos esta noche en tu habitación.
cuando llego la noche me encontré con la sorpresa de que Marie venía con un picardías que cortaba la respiración lo mismo que Mirelle su amiga ellas se rieron y me dijeron:
– somos tuyas es poco para lo que te mereces por habernos ayudado a mi familia y a mí.
Se dejaron quitar los picardías y se quedaron desnudas completamente pueden ustedes imaginarse dos mujeres francesas bellísimas Nadia entro y Mirelle empezó a besarla también pronto estuvimos los 4 desnudos follando a mas no parar.
Mirelle besaba a Nadia mientras mari me chupaba la poya como si no hubiera otra cosa más en la vida luego me dijo en francés:
– baiser moi osea follame.
Luego se la metí hasta los huevos y empecé a cabalgarla ella se volvía loca de gusto y me pedía más con sus acento francés plus mientras Mirelle y Nadia hacían el mejor bollo que se podía hacer se comieron los chochos una a la otra y luego se follaron entre ellas Marie me dije:
– cherie oncule- o en otras palabras dame por el culo.
Yo la puse a 4 patas y empecé a darla y a gozar muchísimo así.
– Monsieur mon cherie -o sea mi amor luego Mirelle y mari m comieron la poya otra vez hasta ponerla más dura que una piedra y la folle el chocho a MIrelle mientras Marie me decía:
– fÓllatela amor dala como una zorra que disfrute como yo.
Marie besaba a Nadia y la metía los dedos en el chocho Nadia se corrió gritando de gusto luego follaron entre ellas mientras yo me folle a Mirelle por el culo ella pedía más:
– así Monsieur coment une salope como una puta dame por el culo quiero correrme avec toi contigo.
Eran las mujeres más calientes que había visto y había visto muchas podrían poner la poya dura a un muerto seguimos la fiesta toda la noche sin parar por la mañana estábamos agotados yo no por supuesto ya que como vampiro tengo bastante energía.
Marie lloro mucho cuando tuvimos que dejarla con su familia ella me amaba me dijo-
– te prometo que me volverás haber y serás mía para siempre por cierto ha sido una de las mejores noches de mi vida es lo que tú te mereces eso y más- me dijo.
Me despedí de ella y su familia estuvimos unos días en parís Nadia y yo viendo la torre infiel y el Sena y poco más y cogimos el tren para Italia ya que me destino era Transilvania

 

  • : después de dejar a maaria y Carmen cojo el tren para Francia con nadia