Llegue a España con Nadia una rubia preciosa como sabéis y me disponía a estar unos días en España antes de partir a Francia. España es un muy bonito por lo que pude observar las mujeres eran muy hermosas aquí en Málaga, morenas con ojos verdes preciosas y gran temperamento.
El clima no me gustaba mucho ya que hacia un sol espléndido y aunque el sol no me derrite como a otros vampiros me hace daño así que me puse gafas y cremas solares para protegerme la piel.
Nadia aprovechaba el día para estar en la playa ya que ella no era vampiro solo me acompañaba a mí me gustaba la noche como es natural y en Málaga había clubs discotecas restaurantes etc. así que aproveche para ir a un restaurante con Nadia.
Allí disfrute de un espectáculo flamenco no entiendo mucho el flamenco pero reconozco que tiene su arte en el espectáculo flamenco había una bailarina preciosa guapísima morena con unas curvas que quitaban el hipo me gusto cuando la vi y bailaba espléndidamente. Cuando termino le dije al camarero que la invitara a nuestra mesa para saludarla y se tomara una copa con nosotros.
Pensé que no aceptaría cuando se lo dijo el camarero pero vino a nuestra mesa y se presentó a nosotros, se llamaba Maria y la encantaba bailar. Pidió un Málaga virgen que es lo típico allí una especie de vino dulce nos contó que tenía una hermana igual que ella que se llamaba Carmen muy guapa y que también bailaba muy bien y que llevaba tiempo aquí bailando en Málaga que antes habían estado en Sevilla.
Yo la presente a Nadia como mi hermana les dije que estábamos pasando unos días aquí y no conocíamos la ciudad que porque no invitaba a su hermana y me enseñaban la ciudad.
Ella dijo:
– ¿Porque yo? tienes muchos guías.
Aa lo cual dije me gusta hablar con una mujer bonita a lo que ella se sonrojó y me dio las gracias. Por supuesto la dije que las pagaría ya que yo era bastante rico. Ella acepto y quedamos para el día siguiente pidió permiso en el restaurante lo cual la dieron unos días libres y me dijo que aceptaba.
-Tráete a tu hermana- la dije -me encantara conocerla.
-De acuerdo.
Al día siguiente se presentó con Carmen su hermana, era una preciosidad. Si Maria era bonita Carmen lo era mucho mas o igual que ella.
-Me quito el sombrero ante tanta belleza- dije.
Ellas se rieron y me dieron las gracias aunque vi que se habían puesto coloradas cogimos un coche de caballos y empezó la excursión. Me enseñaron la famosa calle san miguel de Torremolinos y todo lo más típico de Málaga. Las invite a comer en un restaurante con nosotros estaban encantadas.
Llego la noche y fuimos a bailar. Saque a las tres a Nadia a Carmen y a Maria por supuesto Nadia me dijo:
– A ellas les gustas mucho.
Bailando bese a Maria la cual no se opuso y la dije que quería estar a solas con ella a lo cual me comento y que hacemos con mi hermana.
-Se la dejamos con Nadia que hablen de sus amores o de sus cosas.
-Mi hermana y yo compartimos todo sabes- me dijo.
-Que quieres decir- dije yo.
-Que a mi hermana también le gustas y yo no soy celosa.
-Quieres decir que me acueste con las dos.
-No te gustaría.
-Por supuesto es el sueño de cualquier hombre y que hacemos con tu hermana.
-A Nadia también le gustan las mujeres.
Ella se rio:
-Nunca hemos probado con una mujer pero siempre hay una primera vez.
Así que quedamos los tres en mi hotel para tomar la última copa, ella subieron a la habitación de Nadia ya que no estaba muy bien que unas mujeres subieran con un hombre y allí nos cambiamos cuando nadie miraba había cogido una habitación muy lujosa con yacusi ya que con el dinero no había problemas y tomamos las ultimas copas y empezaron a quitarse la ropa y a besarme a mí y a Nadia.
Era la primera vez que no tenía que obligar a nadie como vampiro tenia a tres mujeres para mí solo guapísimas cuando me desnude a ellas les gusto mi cuerpo pues era fibroso ya que era de los cambios cuando me convertí en vampiro y todos los demás sentidos aumentaron nos metimos en el yacusi y empezamos a follar.
El agua estaba en su punto y muy agrádale ellas empezaron a comerme la poya mientras Nadia la metía la lengua en el chocho a Carmen por supuesto se me olvido decir que ya estábamos desnudos los 4.
Carmen se moría de gusto era la primera vez que una mujer la comía el chocho y estaba en la gloria y suspiraba.
– ahahahahahha mas no pares- decía Carmen mientras Maria y Carmen me comían el rabo.
-Que hermoso- decían ellas.
Hice que Carmen la chupara las tetas a su hermana y mientras yo me la follaba. Maria se volvía loca:
-Así dame más fóllame más hasta la empuñadura métemela y tu hermanita no pares de chuparme las tetas- decía.
-No sabía que las mujeres españolas erais tan guarras en la cama.
-Y no te gusta.
-Me encanta.
-Solo somos así cuando nos gusta un hombre de verdad- dijo Maria mientras reciba mi rabo- así no pares de follarme estoy a punto de correrme joder que gusto me corroooooooo ahhhhhhhhh -dijo Maria.
-Ahora me toca a mí -dijo Carmen- fóllame a mi mientras te come los cojones mi hermana.
Yo como vampiro aguantaba bastante y empecé a morrear a Carmen y a chuparla las tetas mientras Nadia la chupaba el chocho a Maria ahora que estaba loca de lujuria y me decía:
-Fóllate a mi hermana rómpela el culo que es lo que la gusta.
-Ya has oído a mi hermana rómpeme el culo -decía Carmen- no me hagas esperar.
La puse a 4 patas y se la endiñe toda por el culo.
-Así así hijo puta que gusto – dijo Carmen- como follas.
Ahora Nadia se follaba a Maria y hacían la tijera lo cual era nuevo para ella y estaba en la gloria restregar chocho con choco.
-Deja que mi hermana te chupe el rabo mientras yo te como los cojones- dijo Carmen -me vuelva loca chupar esta poya – dijo.
-Así putas así- dije yo- follar sin parar.
-Si somos tus putas y tu nuestro macho danos tu leche y fóllanos bien ahhhhhhh -dijo Carmen- me corrooooooo otra vez.
-Ahora comer el chocho a Nadia mientras yo la hago chupar mi rabo a si así -dijo Nadia- chupar zorras mientras yo le como el rabo a mi dueño y señor.
Ellas se volvieron locas de gusto y de lujuria ya que se creían que Nadia era mi hermana y eso las puso más calientes todavía.
-Fóllatela vamos queremos verlo.
Empecé a folllarme a Nadia y ella se vino.
– ahahaha mi señor- me dijo- que gusto.
Carmen y Maria se masturbaron y se corrieron otras vez luego las dije:
-Poner vuestra boca voy a daros mi leche a las tres- y me corrí.
Se pasaron la lefa unas a otras, fue una de las mejores noches que he pasado al día siguiente no recordarían nada solo tendría dos pequeñas punzadas en los cuellos y me gustaron tanto que las vincule a mí y les dije:
-Cuando yo desee cruzareis tierra y mar para estar conmigo y seréis mis putas para toda la vida. Ahora olvidaos y seguir con vuestra vida.
Nadia y yo cogimos un tren para ir a Francia y seguir con nuestro camino hacia Transilvania y reunirnos con Drácula a Carmen y a Maria las volvería haber en unos años más tardes pero eso ya llegara

 

  • : llego a España con nadia una rubia guapísima que ya conocéis y me dispongo a disfrutar unos días en España antes de coger el tren para Francia