Como sabéis los lectores después de completar mi venganza quería saber si había más de mi especie y mande mi espíritu a vagar por ahí que es otro de mis poderes puedo salir de mi cuerpo y mandar mi espíritu incluso cambiar de cuerpo y descubrir que había 3 vampiros más, un tal conde Drácula en Transilvania, una Elisabeth Bazhorit en Hungría y un tal Nosferatu por ahí en Eslovenia.
Así que cansado de argentina me dispuse ir a Europa en busca del conde Drácula y conocer a los de mi especie ósea que me eleve en el aire y empecé a volar en dirección al puerto para coger un barco a Europa. Cogí uno que iba a España no me resulto difícil ya que controle la mente del capitán y embarque había muchos pasajeros con dirección a España.
La travesía fue tranquila me dieron el mejor camarote por supuesto usando mis poderes y empecé a tener hambre casi nada puede hacerme daño pero necesito alimentarme así que pasee por el barco y vi una pareja besándose y claro le tire al novio por la borda y a ella no la di tiempo a gritar, la mordí ya que llevaba días sin alimentarme y la vincule a mí
Su nombre era Nadia era una rubia muy seductora después de morderla la hice mía a partir de ahora me perteneces y harás lo que sea para estar conmigo vamos a mi habitación – Tenía ganas de follar también llevaba varios días sin sexo y a los vampiros aparte de la sangre nos gusta mucho el sexo fuimos a mi habitación y nos desnudamos allí empecé a comerla las tetas ella suspiraba de gusto y me pedía:
-Mas no pares- me decía.
-Cómeme la poya zorra, da gusto a tu amo-
Ella se puso de rodillas y empezó a chuparme el rabo como si se le fuera la vida en ello yo la comí el chocho y se corrió como una fuente.
-Fóllame por favor lo necesito, quiero tu poya dentro de mi, soy tu puta dame por todos los lados.
La levante como una pluma en el aire y la folle en vilo, ella se volvía loca de gusto:
-No he visto un tío como tu, fóllame el culo, soy tuya.
Así que la puse a 4 patas y la di bien por el ojete mientras la cogía de las tetas:
-Rómpeme el culo -me decía- que gusto, dame más ahahahahahahahahaha.¡me corro!- me dijo.
Estuvimos follando bastante tiempo y se quedó dormida yo salí a dar una vuelta por la cubierta allí vi ah bastante gente que pensaba hacer su vida en Europa ya que Europa decían era las tierra de las oportunidades. Di vueltas por el barco cuando fui a entrar al camarote recibí invitación del capitán en que decía que daba un baile en honor a las damas por supuesto de clase alta.
Los pasajeros los otros iban en la bodega apañándose como pudieran ya que no tenían más dinero para un camarote total que la dije a Nadia que se vistiera que sería mi pareja en el baile y me presente en el baile con ella. Ambos estábamos espectaculares ella con un vestido con escote y yo bastante elegante con un vestido de época empezamos a bailar y a tomar copas le di las gracias al capitán por invitarme aunque sabía que estaba controlado por mí para que la gente no sospechara nada y era todo monótono cuando ya nada me atraía y me iba a retirar vi a unas preciosidades que eran madre e hija por lo que oí con mi oído y la dije a Nadia que hiciera lo que fuera necesario para que me las presentase.
Nadia tomo la copa y se dirigió a ella e hizo como si tropezase con ellas y les tiro la copa yo que estaba al tanto evite que se marchara el vestido y Nadia la pidió perdón no pasa nada dijeron un tropezón lo tiene cualquiera y me dieron las gracias me presente:
-Soy charles, esta es mi hermana Nadia, la que ha tropezado con ustedes.
Ella era Elisabeth de unos 36 años y su hija de 21 años eran preciosas como dije eran madre e hija Elisabeth era viuda e iba con su hija a Europa hacer su vida a España a unas tierras que tenían allí y olvidar el desdichado accidente de su esposo que le causó la muerte.
La madre era rubia con ojos verdes y la hija morena con ojos azules:
– Me quito el sombrero ante tanta belleza-
Ellas se sonrojaron.
-Es usted muy amable nos íbamos ya esta fiesta- me dijeron- es pesada para nosotras ya que se me murió mi marido y solo he venido por compromiso y la invitación del capitán.
-Yo también me iba, me permite que las acompañe a su camarote.
-Por supuesto.
Le hice a Nadia una señal para que preparara nuestro camarote sin que lo supieran, pronto seriamos 4 en el lecho. Las acompañé al su camarote cuando dijeron:
-Aquí nos despedimos, encantado de saludarle- me dijeron ambas.
-Yo creo que no, quiero que seáis mías- y puse mis ojos en ellas y las hice pasar a mi camarote donde estaba Nadia desnuda.
-Ya desnudaos a partir de ahora sois mis zorras y haréis lo que yo os diga, quitaros la ropa.
Ellas no se resistieron y la dije a Nadia:
-Cómelas el chocho a las dos.
Nadia se arrodillo y se rio y empezó a chupar primero a la madre y después a la hija ellas empezaron a gemir como dos putas calientes.
-Ahahahahahaha, chuparme la poya ahora las tres.
Elisabeth se la metió con ansia en la boca, se ve que echaba de menos a su marido fallecido y su hija me chupo los huevos y Nadia me puso el chocho detrás de mí para restregarse con mi cuerpo. Yo cogí a Elisabeth y se la endiñe hasta los cojones mientras le dije a su hija que la comiera las tetas y a Nadia que le chupara el culo.,
Elisabeth suspiraba de gusto luego cogí a Katia que era el nombre de su hija y me la folle mientras la madre le ponía el chocho a la hija para que se lo comiera y Nadia chupaba ahora a la madre las tetas.
Ellas estaba supercalientes aunque no sabían porque.
-Fóllate a mi hija ahora -me dijo Elisabeth – y dame por culo a mí.
Me folle a su hija por el culo mientras Nadia la comía el chocho, Elisabeth se masturbaba.
-Así- me decía- dala fuerte como una zorra y luego me jodes a mi, dame tu poya que poya más rica tienes- mientras me la chupaba.
Ambas chuparon el chocho a Nadia que se corrió de gusto hice que se restregaran sus chochos fue una orgia en toda regla por la mañana se despertaron en su camarote y no recordaron nada.
Yo estaba en la cama con Nadia descansando después de la orgia con las tres cuando oí al capitán:
-Tierra.
Acabábamos de llegar a España al puerto de Málaga le dije a Nadia que preparara el equipaje:
– nos vamos.
Nos fuimos de noche antes de que a la mañana siguiente desembarcara la gente y me eleve y me lleve a Nadia ya que me servía de comida y me hacía compañía el equipaje lo mande al tren donde partíamos con rumbo a Rumania Transilvania allí quería conocer al llamado conde Drácula que se creía más poderoso que nadie y tenía atemorizado al pueblo

  • : despues de completar mi venganza busco haber si hay mas como yo y me traslado a europa ya que allí he descubierto que hay un tal conde dracula