me desperté el sábado por la mañana y vi a mis dos guarras comiéndose el chocho la una a la otra.
– veo que no habéis tenido bastante con la follada de ayer. venir aquí guarras a chuparme la poya y a desayunar.
ellas enseguida se pusieron a comerme la poya.
– quiero daros vuestra leche.
– ya echábamos de menos tu poya -dijo Maria.
– si -dijo Marta- ya queremos que nos follaras.
– pues venga zorras abriros vuestros chochos que os voy a meter mi picha.
– si si -dijo Maria- yo la primera.
así que se la endiñe a Maria y empezó a gemir.
– que gusto cabrón como nos follas. queremos tu rabo a todas las horas.
– tranquilas guarras mías que habrá para las dos.
empecé a darla mientras Marta la comía las tetas Maria estaba a punto de correrse con mi picha a dentro.
– ahahahahaaaaaaa cabrones me corrooooooooooooo que rico con tu chorra y esa puta comiéndome las tetas -dijo Maria y se meo de gusto
-ahora a mí.
– sí, pero a ti y la quiero meter en el culo -la dije a Marta.
así que la dije a la guarra de Maria que me la mamase para ponérmela más dura todavía.
– prepárala el culo zorra que quiero dar a esta puta por el culo.
y Maria empezó a chupárselo y a meterle lo dedos cuando estuvo ya bastante abierto y lubricado empecé a metérselo a la puta de Marta.
– toma zorra por el ojete. toma rabo.
– si dame todo rómpeme el culo.
mientras la cogía de las tetas ella empezó a babear.
– así así méteme hasta los huevos -decía Marta mientras la zorra de Maria la chupaba el chocho- me corro -dijo Marta- me corro cabrones no aguanto más.
– córrete zorra- dije yo mientras la daba por el culo.
– sisisis me corrrrroooooooooooooo -dijo Marta y se corrió.
– haber zorras abrir vuestra boca que quiero daros de desayunar.
y me corrí en sus bocas como buenas putas se relamieron mi leche y se la pasaron a sus bocas.
– y ahora prepárame un buen desayuno que quiero desayunar.
así que se fueron a la cocina y me hicieron zumo de naranja y tostadas con mantequilla y mermelada y café con leche.
– sentaros conmigo a desayunar -dije yo.
después de desayunar dije.
– preparar el coche y hacer algo de comida que nos vamos al pantano de san juan.
así que nos fuimos de picnic al pantano de san juan allí fuimos a un sitio que yo conocía era como una playa, pero no cumbre mucho y estábamos solos los tres las chicas se pusieron los tangas y se metieron en el agua y empezaron a jugar entre ellas yo me quede a tomar el sol al rato me dijeron:
– ehehe no vienes al agua esta estupenda.
Dije:
– no no tengo ganas de momento.
pero ellas se rieron y dijeron:
– vamos a animarlo.
y las cabronas me enseñaron el tanga se había despelotado en el agua y se estaban metiendo mano las muy zorras y restregaban sus chochos la una con la otra yo me puse como una moto y al final me fui al agua con ellas ellas se rieron:
– mira lo que tenemos para ti.
y se abrieron sus chochos las muy zorras y movían sus tetas y culos me bajaron el bañador en el agua y empezaron a chuparme el culo una por otra y la otra me comía la poya por delante.
– que zorras sois no tenéis nunca bastante so guarras.
ellas se rieron:
– sabes que por nosotras fóllabamos a todas las horas -dijeron ellas.
y empezamos a follar ya en el agua me cogieron la poya y por debajo se la metí a Maria por el chocho mientras Marta me restregaba su cocho por detrás.
– vamos fuera mejor -dije yo y salimos del agua.
– joder -dijo Maria- ahora que la tenía dentro.
– tranquila guarra que te la volveré a meter.
ya en la arena tumbados a la sombra empezaron a chuparme la chorra y a pasarme sus tetas por mi cuerpo y boca y se la volvía meter a Maria.
– toma guarra has visto que te la he metido otra vez.
– ya era hora joder como la echaba de menos.
mientras fallábamos Marta se masturbaba viéndonos follar.
– dala por el aculo ahora que me pone cachonda veros.
así que se la endiñe a Maria por el culo mientras morreaba a Marta y la comía las tetas.
– aha cabrón como siento tu chorra en mi culo me voy a correr- dijo Maria.
– espera guarra que yo también quiero correrme dentro de tu chocho.
– y yo que -dijo Marta.
– a ti te comeré el chocho hasta que te corras.
– a bueno.
así que ya no pude más y y corrí dentro del chocho de Maria ella y yo nos corrimos a la vez luego entre los dos chupamos el chocho a Marta que también se vino.
– ahahahaha cabrones como me gusta que me devoréis los dos hijos de puta que gusto.
después ya por la tarde cogimos y nos vinimos con la fresca para casa yo estaba rendido de tanto follar y me fui a la cama. Ellas todavía estaban metiéndose mano y zanahorias en sus chochos y besándose eran incansables las deseé buenas noches y me fui a la cama. CONTINUARA

  • : termino cn mis dos zorras sumisas durmiendo despues de haber follado mucho al dia siguente me dispierto y veo a mis dos zorras comiendose los chochos la una a la otra