DE LOCA A LOCA PORTADA2ROSA, LA CACHONDA INVISIBLE. (5)

Sin títuloAntes de nada, me disculpo por el largo tiempo pasado desde la publicación del anterior capitulo, procurare que no se repita, a veces las musas no inspiran lo suficiente,

Recomiendo la lectura de los episodios anteriores, para una mejor comprensión del texto.

Rosa pasó al servicio e hizo sus necesidades, lavándose a fondo en el bidet que allí había y después de secarse volvió al salón, la camarera Cristy hablaba con Paco su jefe y barman del local, después de haber llevado las bebidas encargadas a las mesas, allí se sentó en uno de los sillones libres y sin dejar de observar a las otras parejas se descalzó y oculto las sandalias, ahora era totalmente invisible así que armándose de valor decidió acercarse y contribuir a calentar a sus futuras parejas sexuales.

Se acercó y observo cómo se intercambiaban las distintas parejas, charlando entre ellas bebían y bailaban ajenas a su presencia, poco a poco los cuerpos se rozaban calentándose en aquel ambiente tan propicio, Rosa se situaba cerca de todos y al tiempo que miraba iba pasando las yemas de los dedos por los cuerpos de todos, hombres y mujeres eran rozados sin distinción, suspiraba en el oído de Luis para acto seguido hacerlo en el del rubio Joan, después acariciaba suavemente un pezón de Pili notando como se le ponía tenso de deseo, la situación se ponía ardiente cuando entro Cristy diciendo:

– Bien señores y señoras, prácticamente ya está todo dispuesto y solo falta saber si van a necesitar a alguien más, casualmente tenemos otro cliente pero ha venido solo y necesita ser invitado por alguien para unirse a ustedes, les presento a Pablo.

El susodicho entró en el salón, el hombre fuerte moreno y con bigote enseguida fue aceptado como uno más del grupo, Bea no podía dejar de observarle y enseguida se dedico a bailar con él, mientras Carmen y Darío charlaron entre ellos para finalmente dirigirse Darío a Cristy diciendo:

– De acuerdo, le aceptamos en el grupo ¿Tiene ya lista la habitación grande?

– Si ya esta lista – respondió Cristy – cuando quieran pueden pasar todos, en el armario del fondo tienen los “extras” pañuelos, látigos, capuchas, esposas, etc.

El grupo en pleno se dirigió a habitación grande cuya cama de 4 x 6 metros seria el lugar elegido para la orgia, algunos fueron a curiosear en el armario del fondo y sacaron de los cajones varias cosillas, después se desnudaron todos y metieron sus ropas en las perchas de la parte superior de dicho armario.

Darío como anfitrión puso una condición, las mujeres llevarían pañuelos en los ojos o capuchas en la primera ronda y los hombres en la segunda, así nadie sabría seguro quien follaba o chupaba a quien, Carmen su pareja aceptó con una condición, dos personas “ciegas” serian esposadas en cada turno, así serian usados por los demás e incluso azotados, la selección sería por sorteo para evitar favoritismos, además Cristy estaba invitada a entrar y participar, Pablo sería el encargado de azotar a los seleccionados y tirarse a quien quisiera como pago, hombres y mujeres aceptaron tras alguna duda.

Cristy sacó las capuchas del armario y se las enseño a todos, eran de cuero negro y se metían por la cabeza, hasta el cuello donde se abrochaban con una correa delgada, ella se puso una para que viesen como quedaba, parecía un casco y solo dejaba al descubierto media cara, desde la mitad de la nariz hasta debajo de la mandíbula, el cuero de la máscara bajaba por las mejillas para unirse finalmente en una banda en el cuello cerrándose con la ya mencionada correa delgada, la zona de los ojos era de la misma pieza de cuero y no permitía la visión, por ultimo en la zona de los oídos tenía un par de agujeros para que la “victima” pudiera oír las ordenes, además la misma mascara tapaba el pelo de la persona que lo llevaba.

A todos les gustaron las mascaras y decidieron usarlas, sortearon a las dos mujeres que las llevarían en esta primera tanda, Carmen la cuarentona delgada y Bea la espectacular rubia de pelo corto fueron las afortunadas, ávidas de empezar el juego se dejaron poner las capuchas y sus manos fueron esposadas por delante, Pablo fue el encargado de hacer todo el trabajo pues al no tener pareja y ser el más grande se le dio el papel de “verdugo” Cristy le dio una fusta, indicándole que aquel que no pusiera el debido entusiasmo debía ser azotado.

Cristy dijo a su oído en voz baja:

– No seas animal, no son masocas sino clientes normales, si les das muy fuerte no volverán.

Rosa cada vez más cachonda observaba los preparativos desde un rincón, acariciándose el coñito mientras los demás tomaban posiciones, sus muslos y sus manos ya estaban empapadas de flujos.

Las dos encapuchadas fueron obligadas por Pablo a sentarse en lados opuestos y mas largos de la gran cama de 4 x 6 metros mientras los demás acababan de organizarse.

Darío dijo:

– Creo que es justo que yo no toque hoy a mi parienta, me dedicare a Bea y a las demás, Josua haz lo mismo y dedícate a todas excepto a tu mujer ¿estás de acuerdo? El citado Josua acepto encantado.

Pilar dijo:

– Arantxa y yo lo hemos hablado y estamos de acuerdo en hacernos un 69 para animaros, ¡verdad nena!

Arantxa contesto: – muuuy de acuerdo, pero creo que será mejor si todos llegamos al mismo compromiso ¿estamos todos de acuerdo en que nadie folle con su pareja y si con todos los demás?

– SI dijeron casi a la vez todos.

Entonces intervino Cristy diciendo:

– iBién, entonces Arantxa y pilar al centro de la cama y al tema ya! El resto sois cinco tíos, menos el marido de cada encapuchada, toca cada una a cuatro penes que nuestras gallinitas ciegas van a empezar mamando, contare hasta 30 y daré una palmada, será la señal para que metáis vuestros miembros en la boca de una de ellas, cuando volváis a oír la palmada la sacareis y dejareis que otro entre y disfrute, entre tanto tenéis un descanso para cambiar de mujer o masturbaros, el que se haga el remolón para abandonar la mamada recibirá tres azotes, ah y no olvidéis lo siguiente, el primero en correrse será encapuchado en la siguiente ronda, entendido si ¡pues adelante!

Los hombres ya estaban tomando posición, situándose en dos grupos de pie ante ambas mujeres enmascaradas a ambos lados de la larga cama, cuando sonó la palmada “plas” Bea y Carmen habían oído el plan y no se asustaron cuando todo comenzó, Bea recibió el pene de Joan totalmente erecto entre sus labios y lo chupó con ganas, Carmen recibió el de Luis que aun estaba a medio empalmar pero había sido el más rápido en llegar a ella, la mujer demostró su experiencia lamiéndolo repetidamente y chupándolo a conciencia, consiguiendo rápidamente una erección brutal y de buen tamaño, sonó otra palmada “plas” oyéndose la voz de cristy:

– ¡cambio de pareja!

Darío ocupo el lugar de Joan en la boca de Bea y Josua relevó a Luis en la de Carmen, ambas chuparon ávidamente aquellos dos garrotes de carne, entretanto Pablo sin dejar de mirar todo lo que ocurría en la sala, puso su gran miembro (el mejor de la sala) en manos de Cristy para que esta no se aburriese mientras contaba, ella le hizo una señal para que siguiera controlando a los demás y cogió con sus manos aquella verga haciéndole una paja lenta para marcar el ritmo mientras contaba, 1 piel abajo, 2 piel arriba 3 abajo 4 arriba… 30 arriba, soltó las manos y dio una palmada diciendo:

– ¡cambio de pareja!

Carmen dejo escapar el miembro mulato de Josua que fue inmediatamente reemplazado por Joan y mamado con arte y muchas ganas por aquella hembra caliente que abierta de piernas se acariciaba la vagina y el clítoris con sus esposadas manos, Bea mientras se tironeaba ella misma de los pezones notó que salía el miembro de Darío de su boca y entraba rápida y ansiosa la verga de Luis, la mujer caliente de veras casi la mordió al emprender una chupada ansiosa del miembro, Carmen aflojo el ritmo al correrse debido a sus propias manos, pero sintió que Joan la sujetaba la cabeza y se movía follándola la boca rápidamente entre jadeos.

Al mismo tiempo, cuando Cristy fue a coger de nuevo el miembro de Pablo tras dar la palmada, recibió un fustazo suave en las manos, el hombre guio su pene entre los labios de la morena diciendo:

– A veces hablas demasiado, cuenta mejor así.

La tomó del pelo e introdujo el prepucio en su boca, haciéndola mover la cabeza una y otra vez no muy rápido arriba y abajo, en esta ocasión al llegar a treinta Cristy no dijo nada, ni se detuvo en sus movimientos, con la boca llena de carne y saliva solo separó sus acariciadores dedos de los huevos de él , dio una palmada y volvió a empezar 1… 2…3…

En la cama rodeadas de gente que disfrutaba y suspiraba, Pilar estaba tumbada con las piernas abiertas, sobre ella en la postura del 69 Arantxa la pelirroja chupaba y era chupada en el chochete, las caras de las dos mujeres estaban empapadas de flujo y saliva procuraban hacer lo mismo que recibían dándose placer mutuamente, cuando una lamia la vagina de la otra recibía a cambio la lengua vivaracha de la otra en sus labios internos, si esta pasaba a chupetearla el clítoris, la otra le respondía con similar caricia, el ritmo se fue acelerando progresivamente entre suspiros y gemidos hasta que Arantxa metió dos dedos en el chochete empapado de Pilar, penetrándola e iniciando un rápido movimiento de pistón dentro y fuera de ella mientras la mordía suavemente el clítoris, sin importarla las salpicaduras de flujo que la salpicaban la cara, Pilar se retorció de gusto y entre gimoteos se aferro al culo de Arantxa que estaba sobre ella, lo asió y tiro hacia debajo de él al mismo tiempo que subía la cara, estampándola contra el abierto y chorreante chochete de la pelirroja, chupándolo e introduciendo la lengua todo lo que pudo repetidas veces, entre jadeos la rebaño por dentro sin parar, notando ambas el placer que las envolvía y las hacia alcanzar el orgasmo una y otra vez.

Nuestra amiga Rosa, permanecía en el rincón apoyada en la pared, se masturbaba con la mano derecha en el coñito mientras se magreaba los pechos con la izquierda, contemplaba la orgia que se desarrollaba en la habitación pero aun no se decidía a intervenir, esperaba el momento adecuado.

Tras varias palmadas y cambios, la competición de mamadas acabó bruscamente cuando Josua hábilmente chupado por Carmen dio un gemido y gritó:

– Siiii zorraaaa toomaaaa leecheee.

Descargando una abundante corrida en la boca de la cuarentona, ella tragó lo que pudo pero un poco de esperma, salió de su boca cayendo en sus pechos donde ella misma se lo froto diciendo:

– Siempre viene bien un poco de leche corporal, gracias cielo.

Cristy se levanto de la cama y dijo:

– Bien Josua, ya sabes que serás uno de los dos tíos encapuchados en la siguiente ronda, ahora las mujeres seréis penetradas por los tíos presentes, excepto como recordareis por sus propias parejas, Pablo únete a Luis Darío y Joan y empezad.

Carmen y Bea, hartas de estar sentadas se tumbaron la gran cama, Pilar y Arancha dejaron de hacer el 69 y esta última se tumbó pues la molestaban un poco las rodillas debido a la posición en que había estado, por su parte Pilar la grandota hizo lo contrario, poniéndose a cuatro patas se situó al borde de la cama ofreciendo su empapado conejo mientras decía:

– A ver, tu grandullón ¿te llamas Pablo verdad? Méteme esa cosa grande ¡venga!

Pablo estaba encantado de obedecerla, en dos pasos se sitúo tras ella y la metió toda su hombría en aquel chochete empapado, dándola viajes a buen ritmo pero no demasiado rápidos para durar más en aquella vagina, que le encajaba como un guante.

Los demás hicieron otro tanto, Arantxa fue penetrada por Darío que veía como Carmen su mujer se abría de piernas para ser penetrada por Luis con mucho entusiasmo, Bea recibió también con alegría un pollazo en su chochete, al estar enmascarada no sabía que se trataba de Joan, pero soltó un suspiro de satisfacción al ser por fin penetrada, todos se movían y el placer se adueñaba de la habitación, los senos eran acariciados y chupados, los sexos penetrados y casi todos estaban disfrutando de la orgia.

Cristy miro a Josua diciéndole:

– Vale campeón, túmbate en la cama y mientras te recuperas de la corrida chúpame el chochete.

El se tumbo en la cama dejando sus rodillas colgando del borde, creyendo que ella le montaría un 69 pero no fue así, Cristy subió a la cama y se arrodillo sobre su cara, le puso el chochete en la cara y se inclinó hacia delante, para chupar los pechos grandes de Bea la rubia espectacular, mientras esta recibía las acometidas del miembro de Joan.

Cristy sobo los grandes pechos y tras chupar un pezón a Bea se incorporo para decir:

– No sé si olvidé deciros, que el siguiente tío que se corra será el segundo encapuchado en la siguiente ronda, así que tíos aflojad un poco el ritmo y disfrutemos todos y todas a tope.

Rosa vio como Cristy volvía rápidamente a su tarea de mamar pezones mientras la comían el chichi, pero también vio otra cosa, Josua el mulato bailarín de cuerpo firme y algo cachas que la comía voraz el chochete, no podía verla al tener la cara contra aquel pubis, además nadie se ocupaba de su cimbreante y semierecto miembro, ella se decidió por fin y se acercó poniéndose de rodillas al lado del muchacho que con las piernas colgando fuera de la cama se comía un coño.

Ajeno a los deseos de Rosa, Josua estaba encantado chupando aquel jugoso chochete depilado y tremendamente húmedo, cuando notó en su rabo una sensación maravillosa, se lo estaban mamando… y coomoo, quien fuera lo hacía estupendamente, intento ver quien era pero entre la poca luz y el pubis de la chica no podía ver nada, decidió seguir a lo suyo y disfrutar.

Rosa había metido el miembro semierecto en su boca y lo chupeteó con ganas… con muchas ganas, pues mientras lo hacía seguía masturbándose con sus dedos, estaba cachonda y salida prácticamente descontrolada de deseo, solo podía pensar en correrse de una vez, necesitaba urgentemente un orgasmo… rápido y bien grande.

Tras chuparlo y mamarlo durante un par de minutos, el miembro de Josua estaba enorme y mojado cuando lo saco de su boca, lo deseaba muy dentro de ella así que volvió a chupetearle el prepucio mientras se metía los dedos en la vagina agitándolos velozmente, se volvió a sacar el miembro de la boca dejando una buena capa de saliva sobre él y se levanto, puso una pierna a cada lado de las de el dándole la espalda y retrocedió al mismo tiempo que flexionaba las piernas, la punta rojiza del miembro rozo su ansiosa y chorreante vagina, ella pensó “ allá vamos”

Josua alucinaba con la mamada que recibía, el procuraba comerse el clítoris de Cristy con la misma intensidad aunque sabía que no era ella la autora de su placer, la sintió correrse sobre su boca. El flujo y las contracciones del orgasmo le llenaron la boca y sintió…algo distinto, ya no le chupaban el miembro, ahora la sensación era… distinta ¿un coño estaba sobre su polla?

Rosa se clavo el miembro, la entrada fue rápida pues la lubricación era excesiva, Rosa boto sobre aquel rabo como una loba en celo, dentro y fuera, dentro y fuera, muy rápido pues no podía pararse por fin… lo tenía dentro, meció las caderas notándolo ajustarse y siguió dentro y fuera, no fueron más de veinte botes los que dio clavándose aquella polla cuando nuestra recalentada protagonista empezó a correrse entre jadeos:

– Siiii maasss jooodeeer, maaasss siiiii ooohmmm siiiii.

Siguió saltando y empalándose, se lamia los labios resecos por tantos suspiros, apenas estaba reponiéndose cuando la fallaron las piernas y cayo sentado de pleno sobre el miembro clavándoselo hasta las mismas pelotas y corriéndose una segunda vez al sentirse totalmente rellena de dura carne caliente, entre gemidos de gusto solo atinaba a mover sus caderas en circulo entre contracciones vaginales y temblorosos suspiros.

Rosa aun se estaba intentando relajar, cuando sintió que cristy se movía hacia ella reculando mientras decía:

– ¡Joder Josua como me has comido el coñito, que gozada! Ahora prepárate que te voy a montar.

Rosa solo tuvo tiempo de desmontarlo y dar dos pasos tambaleándose, se giró y vio como el conejito de Cristy se zampaba el miembro aun empapado de sus propios jugos de un solo golpe, comenzando a follarlo con un desmedido entusiasmo, vio la cara de el mirando en su dirección sabiendo que alguien se lo había follado pero sin poder verla, se apartó de ellos un poco y contemplo la escena de todos jodiendo en la gran cama, aun estaba cachonda y eligió a su siguiente víctima.

Las violentas acometidas que Joan le daba a Bea la impulsaban fuera de la cama, tenía la cabeza casi colgando, solo apoyaba la nuca en el colchón, así que Rosa no se lo pensó demasiado aun estaba caliente y deseando disfrutar mas así que se acercó a la encapuchada boca de Bea, apoyo las rodillas en el colchón y arrimo su coñito a la nariz y la boca de la rubia tetona,

Bea se había corrido muchas veces con aquel miembro insaciable taladrándola y quien fuera que la había comido los pechos, había perdido la cuenta de cuantos orgasmos llevaba, noto sobre su boca un chochete y pensó que era la misma que le había comido las tetas pidiéndola que le devolviera el favor, así que ni corta ni perezosa se puso a ello, sacando la lengua y comenzando a chupar el chochete que tenia encima, sin importarla no verlo por culpa de la capucha.

Rosa se dejaba chupar el clítoris y la rajita, la viciosa lengua la recorría sin parar una y otra vez por su empapado coñito para volver al mismo sitio, su clítoris era chupado y mordisqueado una y otra vez por aquella mujer jadeante que a su vez estaba siendo follada sin parar, nuestra amiga no tardo en correrse en la boca viciosa y lamerona de aquella hembra y mientras se recuperaba del placer, miro a su alrededor y vio a todos jodiendo sin parar.

Dario y Arantxa eran los más cercanos a ella, el miembro del hombre no era muy grande pero estaba duro como el hierro, recordó que antes de empezar la orgia le había visto tomarse algo, una pastilla o algo así por lo que dedujo que tenia marcha para rato, Arantxa era toda ella gemidos y contoneo de caderas con aquella tranca yendo y viniendo en su interior, no dejaba de gozar y se apretaba los pechos con las manos, parecía no poder parar de correrse.

Efectivamente eso era lo que la estaba ocurriendo, era multiorgasmica y a esa altura de orgia y hábilmente follada prácticamente empalmaba un orgasmo con el siguiente, Luis su marido lo sabía y no dejaba de mirarla desde el otro lado de la cama mientras de rodillas metía su duro miembro en Carmen la otra enmascarada, esta recibía sus empellones con deleite y muchos gemidos de placer pues aparte del miembro de este sentía algo más.

Pablo seguía metiéndosela a Pilar por el chochete desde atrás, de cuando en cuando daba un fustazo en el bonito y firme culete de aquella hembra grandota, le gustaban las tías grandes y fogosas aunque no hacía ascos a ninguna pero esta le gustaba y no dejaba de meterle su poderoso miembro.

Pilar se vio impulsada hacia delante por los fuertes pollazos de pablo y acabó con la cara cerca del vientre de Carmen, viendo como el miembro de Luis penetraba aquel chochete ante sus ojos, así que sin cortarse acomodó la postura para poner allí su boca, chupo la entrada de aquella húmeda vagina y el clítoris, al notar aquella lengua a un lado de su rabo Luis dejo de mirar a Arantxa e hizo lo que cualquiera, saco el miembro del chochete que follaba y lo metió en la boca de Pilar, esta lo acogió con ganas ya que aun no lo había probado, lo mamo gustosa durante un minuto más o menos, luego su propietario lo sacó para volver a metérselo a Carmen en su ahora ansioso chochete que volvió a ser lamido por Pilar, siguieron así un rato y cada varios embates el cambiaba de agujero.

A la derecha de Rosa se encontraban Josua y Cristy, esta última con cara de vicio y gritando de placer se corría otra vez mientras cabalgaba frenética al mulato que no dejaba de tironearla de los pezones mientras la empalaba, por ultimo y debajo de ella Bea seguía comiéndola el chochito con ganas y mucha pasión, tenía la cara empapada de de flujo por su anterior corrida y lo hacía tan bien que supo que no tardaría en hacerla llegar de nuevo, al otro extremo de la rubia Joan estaba en las ultimas estocadas, gemía sin parar mientras la metia su miembro, dio seis envites mas antes de ponerse rígido y exclamar:

– Me corroooo siii yaaaa, meeee corroooooo.

Eyaculo en el interior del acogedor y caliente chochete de Bea, esta se corrió a su vez al sentirse llena de esperma caliente y en pleno éxtasis mordisqueo el clítoris de Rosa, que a su vez descargó entre temblores y gemidos una gran corrida en la boca de aquella apetitosa y jadeante zorrita.

Nuestra protagonista atinó a levantarse aun suspirando de placer de la cara de Bea y reculando se apoyo en la pared, desde allí vio como acababa aquella primera parte de la orgia que se desarrollaba a su alrededor, Luis notó que se corría y saco el miembro del chochete de Carmen, sin dudar lo introdujo en la boca ansiosa de Pilar y ahí eyaculo varios fuertes chorros que la llenaron la boca y pese a que esta intentaba tragarlos, tal era la cantidad que no pudo evitar que se la desbordara un poco, cayendo sobre el vientre y la vagina de Carmen.

Josua fue el siguiente, pero el avisó entre jadeos que se corría, Cristy dio un pequeño salto desmontándose del miembro y dejándoselo a lo largo de la raja de su culete, los fuertes chorretones de esperma soltados por el mulato cayeron sobre la espalda de la chica como una cálida lluvia blanca.

Dario se incorporo un poco y saco su verga del chochete de Arantxa, lo hizo justo a tiempo para cogérsela con la mano y apuntar al vientre de ella, varios chorretones de espeso líquido la salpicaron desde la vagina hasta debajo de los pechos, todo su vientre y abdomen quedaron cubiertos de leche calentita.

Pablo dejo de follar desde atrás a Pilar y sacó el miembro tumefacto de aquel chochete que se acababa de correr saboreando en su boca el semen de Luis, hizo sentarse a la mujerona mirándole mientras se masturbaba ante su cara y finalmente eyaculo ante ella, empapándola totalmente la cara y dejándola el miembro en sus labios entreabiertos, Pilar no necesitó indicaciones y engullo lo mas que pudo de aquel miembro, chupándolo y tragando todo lo que aun podía darla sin limpiarse la cara hasta acabar.

Rosa no podía dejar de mirar, aun seguía caliente con lo que había visto pero la naturaleza se hizo sentir y notando que tenía que ir al servicio salió de la habitación, se fue pensando que mientras se limpiaban un poco y organizaban la segunda parte, le daría tiempo de sobra para orinar y asearse.

Estaba ligeramente equivocada pero eso ya lo veremos…

CONTINUARA.
PARA CONTACTAR CON EL AUTOR:

javiet201010@gmail.com