Llevaba un sábado muy ajetreado, desde el abrazo a Dani mi polla había pensado más que yo, pero ahora estaba relajado y con la cabeza despejada, Eleonor, había vuelto, y se había arriesgado a volver a pagar a Dani para informarse de mi, no era raro, ya me esperaba de todo de ella, incluso después de mostrarle el vídeo de Yasira, la hija de su sirvienta siendo follada de forma bestial y amenazarla con un vídeo suyo en Internet mal editado, pero lo que me estaba quitando el sueño era como se había enterado de mi ruptura con Casandra, y de mi despido, eran cosas que no había ocultado pero tampoco había divulgado, tenia que investigar, así que con cuidado aparté a Naira, con la que había dormido y tenido una experiencia muy bonita, y me fui al cuarto de Lara, aun dormida desnuda y con el olor a sexo frustrado llenándolo todo, me puse en su PC a mirar por que había cerrado el supermercado donde trabajé, ya lo sabia, una empresa extranjera les había cortado el suministro de mercancías baratas y no podían mantenerse, quise profundizar, fui tirando del hilo, en artículos y enlaces, era un galimatías de empresas, una detrás de otra, hasta que por fin di con una, el nombre me sonaba, era una de las empresas del ex marido de Eleonor, no podía ser una coincidencia, Eleonor había participado, de algún modo, en mi despido, y de paso con el de toda la empresa, no fue una locura financiera, si no que por lo visto encima habían ganado dinero con aquella operación, pero así sabia como se había enterado de mi despido, lo provocó ella.

Estaba dispuesta a seguir jodiéndome la vida, podía haber sido una casualidad con tantas empresas de por medio, ¿pero que justo fuera la mía y luego pagara a Dani por saber como había reaccionado yo?, si duda lo hizo conscientemente, ya tenia despejada una duda, ¿pero como averiguó lo de Casandra? Me fui al salón a llamarla.

-YO: hola rubia, ¿como te va todo?

-CASANDRA: pues de puta madre, el curso me va genial.

-YO: me alegro un montón.

-CASANDRA: ¿y tu que tal?

-YO: pues algo mosqueado.

-CASANDRA: ¿y eso?

-YO: veras, no he ido por ahí pregonando nuestra ruptura y alguien a quien no me hace gracia que lo sepa se ha enterado, ¿sabes algo?

-CASANDRA: bueno……yo se lo he dicho a mi familia y eso, pero nada más…….aunque…….

-YO: ¿aunque…… que?

-CASANDRA: un pavo…….se me acercó hace unos meses, me dijo que estaba investigando unas cosas para anuncios y que me tenía que hacer unas preguntas.

-YO: ¿y que te preguntó?

-CASANDRA: chorradas, como una encuesta, mi nombre, mis gustos, mi opinión y una pregunta era si estaba soltera o no y al decirle que lo dejamos, insistió en saber como y por que…..fue raro.

-YO: ¿y no me avisaste?

-CASANDRA: ¿y yo que sabia?, me paran en la calle muchas veces……… ¿he metido la pata? – me frotaba las sienes sobrepasado.

-YO: no, solo has sido una chica normal, por 1 vez…….muchas gracias, nos vemos.

-CASANDRA: vale….pero si eso avísame……por si te puedo ayudar.

Al colgar me dolía la cabeza, no solo me había despedido, junto a toda una cadena de supermercados, si no que tenia a gente preguntando a mi ex, ¿quienes serian?, fui preguntando a las chicas del piso según se despertaban, y a todas les habían hecho “esa encuesta”, el tipo se había presentado de formas diferentes, como entrevistador de radio, de una ONG, o para entrar en un concurso, pero las preguntas eran las mismas y la descripción que dieron, aunque vaga, parecía el mismo tipo, ninguna se dio cuenta de nada, fue a lo largo de casi año y medio, desde que le envié el CD y la amenaza a través de Yasira, la hija de su sirvienta. Me puse a llamar a las chicas con las que había estado durante ese tiempo, a todas les habían hecho la entrevista, a todas sumándole a gente sin más que conocía, amigos, compañeros de trabajo o conocidos, incluso mi madre, mi hermana y Dani, a todos con los que contacté, algunos no me cogieron el teléfono, pero con los que hablé si, a todos menos a Liz, que dijo no saber nada, quedé con ella esa misma tarde, no me tragaba que ella se hubiera escapado, y era una fuente de información muy importante, se pasó 4 meses en mi casa siendo mi particular esclava, la conocía desde niño y seguía siendo la mejor amiga de mi hermana, sabia muchas cosas y no me aguantaba desde que la dejé, aun así accedió a quedar en una cafetería muy conocida, al acudir la invité a un café y nos pusimos a charlar.

-YO: ¿y como te va todo?

-LIZ: pues bien, aunque no gracias a ti.

-YO: ¿todavía me guardas rencor?

-LIZ: como no te lo voy a guardar, me usaste como a un pañuelo y luego me tiraste.

-YO: sabias lo que había, no era nada serio.

-LIZ: ¿te follas a la mejor amiga de tu hermana y pretendes que no sea serio?

-YO: para mi no lo era…..

-LIZ: pues para mi si, me importabas y me dejaste a un lado por una mocosa retrasada.

-YO: pues te pido disculpas, lo estaba pasando mal y no sabia muy bien lo que hacia.

-LIZ: eso ya da igual, guarda tus disculpas.

-YO: no puedes ser así de rencorosa, no vas a vivir.

-LIZ: oh, si que voy a vivir, y de hecho he quedado con una amiga nueva, y por ahora viene…..te va a encantar….- no me giré por que ya lo intuía.

-YO: no me creo que te hayas vendido…..

-LIZ: mira, no se si os conocéis, esta es Eleonor……….- al alzar la mirada la vi, sonriente, dándole dos besos de saludo a Liz, con un vestido rojo ajustado de arriba abajo, muy elegante y con clase, eso no lo había perdido.

-ELEONOR: hola Raúl, cuanto tiempo…… – se sentaron y extendió su mano, se la cogí saludándola con la educación que el enfado que tenia me permitía.

-YO: no el suficiente.

-LIZ: no seas mal educado, es mi nueva amiga……- su tono de sorna era irritante.

-ELEONOR: si, nos hemos llegado a conocer muuuuy bien, me ha contado muchas cosas de ti, de tu vida y de lo que has estado haciendo….- el suyo era peor, más cálido y pausado, degustándolo.

-YO: ya imagino…..¿como so conocisteis?

-LIZ: después de que me echaras de tu casa se presentó un señor muy amable, haciendo una encuesta, estaba tan furiosa que le conté tantas cosas que me presentó a su amiga, Eleonor, y desde entonces hemos quedado a menudo……….para charlar.

-ELEONOR: si, mucho, sobretodo de ti…….

-YO: ¿que quieres, Eleonor?

-ELEONOR: oh, no se trata de lo que yo quiera, si no de lo que nosotras queremos, nos hiciste daño Raúl, mucho, y eso no se cura.

-YO: puedo entender a Eleonor – miraba a Liz obviando a aquella colombiana rabiosa – es una perturbada mental obsesionada conmigo, ¿pero tú, Liz?, nos conocemos desde pequeños, por favor.

-LIZ: eso no te pareció mal cuando me hiciste tu esclava y me follaste cuanto quisiste.

-ELEONOR: no te preocupes querida, Raúl lo hace con todas, nos usa como quiere, nos da lo que deseamos y luego nos lo quita.

-YO: estas loca.

-ELEONOR: es posible, pero si lo estoy es por tu culpa, yo te quería……aun te quiero, y estoy dispuesta a dejar que vuelvas a mi lado – el tono de burla desapareció.

-LIZ: espera, ¿Qué…..que ha pasado con lo de jugar……y…y divertirnos?

-ELEONOR: deja hablar a los adultos querida – Liz casi se cae al suelo al ver como había sido usada.

-YO: jajajajaja, ¿en serio pensabas que Eleonor era tu amiga?

-ELEONOR: no soy su amiga, ni nada, solo he tomado lo que quería de ella, y lo mío me ha costado, ha sido la única que ha querido…….colaborar.

-YO: ¿y para que?, ¿de que te ha servido?, me has echado del trabajo y andas con un imbécil preguntado por mi vida, ¿para que?

-ELEONOR: para nada, como te decía estoy dispuesta a perdonártelo todo – me cogió de la mano – eres joven y algo alocado, solo quería que vieras de lo que soy capaz por ti, por que te quiero – suspiré profundamente mirándola a los ojos color avellana.

-YO: no me quieres Eleonor, tienes un problema mental.

-ELEONOR: eso dicen los abogados de mi ex, pero conmigo la empresa va mejor que antes, les dejó hacer a los que saben, y me dejan a mi aire – posó su mano en mi muslo – vuelve conmigo Raúl, podemos ser felices – sonreí cogiéndola de la mano en mi pierna, besando en sus dedos con ternura y clavando los ojos en su bello rostro.

-YO: no voy a estar contigo, nunca.

-ELEONOR: si lo estarás, por las buenas……….o por las malas, apenas has visto nada de lo que te puedo llegar ha hacer.

-YO: no seas tan valiente, recuerda que tengo muchas cosas contra ti – sonrió de forma que no me gustó nada.

-ELEONOR: ¿seguro?, Liz ha sido muy útil, y mi hombre se encargó de borrar todo cuando visitó a tu hermana junto a Liz – me dejó helado.

-LIZ: pero yo no sabia….¡¡eres una zorra!!- sollozaba.

-ELEONOR: querías lo mismo que yo, darle aun lección, ahora ya lo sabe.

-YO: no has podio borrarlo todo.

-ELEONOR: yo no, pero Liz, mi amiga, ha pasado mucho tiempo en tu cuarto, mientras tu te divertías con la profesora y con las niñas del piso ese de zorras, ha sido muy eficiente, y ahora que ya tengo todo, decidí atraerte.

-YO: por eso avisaste a Dani, sabias que no me vendería, y que me llevaría hasta ti.

-ELEONOR: que listo eres, sabía que no me fallarais, no se como pero te ganas a todas, me sorprendería que no te la hayas follado ya – al menos desconocía ciertas cosas – así que estamos a 0, estoy dispuesta a olvidar todo esto, pero tienes que volver conmigo, solo conmigo.

-YO: ¿y si no?

-ELEONOR: te haré la vida imposible, ¿te crees que despedirte pagado 122€ millones es mucho? Tengo preparadas mil maneras de hacer de tu vida un infierno, si quiero puedo hacer que te den una paliza aquí mismo, con un simple gesto.

Mientras Liz y ella, conversaban sobre su nueva “relación”, pensaba profundamente, por lo visto había perdido lo que tenia en los PC, pero no habían dicho nada de las copias secretas, las que hice cuando estaba con Casandra, no se lo dije a nadie, tenia 5 CD, cada uno con copias de todo, escondidas en diferente sitios, incluso le di una al padre de Teo, el abogado que hundió al ex de Eleonor, por si me pasaba algo, mucho CSI.

Claro, podía decírselo a Eleonor en ese mismo momento, pero podía saber de los CD o no, si sabia de ellos sin duda ya las tendría en su poder, si no, no se hubiera atrevido a plantarme cara, y si no lo sabia, al decírselo seria cuestión de tiempo que fuera a por ellos, tenia dinero casi infinito, recursos y por lo visto una fijación obsesiva, no descansaría, me iba a guardar ese AS hasta saber si contaba con las copias o no. Por otro lado, aunque o supiera de ellas, aunque hiciera publica su depravación, perdería mi única jugada, y ella seguiría contando con mucho dinero para seguir jodiéndome y tenia esos “planes” ocultos contra mi, que yo no conocía.

La jugada era única, así que tenia que seguirla el juego para ganar tiempo y saber si contaba con las copias, y si las tenía, descubrir sus planes hasta contar con alguna ventaja que ella no hubiera previsto, y ya puestos, un pequeño truco para saber si su amenaza física era real.

-YO: esta bien, tu lo has querido, no voy a volver contigo, desata tu ira – me levanté para irme de forma brusca, 2 tíos de la barra, sudamericanos y con aspecto feroz, y un 3º escondido 4 mesas más allá, se pusieron tensos, sonreí levemente, los había descubierto, pero ahora sabia que era una amenaza real – ¿encimas traes perros?

-ELEONOR: jajaja no te preocupes por ellos, son solo mi escolta, soy una mujer valiosa.

-LIZ: Eleonor por favor, solo era un juego….

-ELEONOR: quizá para ti niña, pero para mi no – la miró con los ojos llenos de desprecio – Raúl, no tienes opciones, serás mío, pero puedes ahorrarle mucho sufrimiento a tu familia y a tus amigos, no obtengo placer de hacerles daño, pero si me obligas, les destrozare la vida a todos, a todos los que te importan.

-YO: no te tengo miedo – asintió desalentada por mi decisión sacando una tarjeta del bolso y dándomela.

-ELEONOR: como quieras, cuando te canses llámame – la cogí, quizá necesitara contactar con ella.

-YO: y tu…… – señalé a Liz –…… cuídate de la ira de mi hermana, no la voy a decir nada, pero como se entere te matara, y como le pase algo a mi familia por tu culpa………- me callé por no tener que cumplir mi amenaza, ella se echó a llorar comprendiendo el alcance de su metedura de pata.

Me fui de allí memorizando las caras de los escoltas, había 2 armarios en la barra, pero el 3º era diferente, tenia pinta de investigador privado, y sus rasgos se parecían a la descripción que me dieron las chicas, pase frente a el, sonreía cruzado de piernas, sorbiendo un café con una tranquilidad perturbadora, saqué el móvil fingiendo coger una llamada y le hice una foto, por lo ocurrido el no se había delatado aun, y era mejor que pensara que no le conocía.

Corrí para llegar a casa, el 1º CD estaba escondido en un aire acondicionado, pero no estaba, me maldije, corrí hasta el coche, donde tenia otro CD, al entrar y mirar lo encontré pero al salir un calambre en el pecho me tiró al suelo, vi unos cables en mi torso, los seguí con los ojos hasta ver una pistola Táser sostenida por una figura en la penumbra, antes de desmayarme en una 2º descarga, al volver en mi el CD ya no estaba, me habían limpiado bien, pero eso me cercioró que sabían de los CD, malo y no sabia como se enteraron, pero no tenían todos, bueno pero no sabia cuantos. Pensé en denunciar, ¿pero a quien y de que? no había visto al agresor, aunque suponía quien era y solo me había desaparecido un CD que no podía salir a la luz aun. Llamé desde una cabina, para saber del 3º, al padre de Teo, abogado de nivel, que me confirmó que aun tenia el suyo que le di por si las moscas, eso me tranquilizó, pero una leve conversación me dejó claro que Eleonor había jugado sus bazas y aquel CD seria para la propia seguridad de el y su familia, así que no contaba con su ayuda. El 4º lo tenia escondido en el trabajo, cuando fui el lunes tampoco estaba, “¿en serio? Han entrado aquí a robarme un CD y nadie se dio cuenta”, me dio miedo ir a por el 5º, si me estaban siguiendo en cuanto lo cogiera me lo quitarían, era demencial y me estaba volviendo paranoico, pero tenia que saberlo, y si me seguían a mi no podían seguir al resto, así que mandé a Teo a por el CD, confiaba ciegamente en el y si ya le protegía su padre no había motivos para seguirle, o eso esperaba, pero a saber cuantos secuaces tenia Eleonor, podía permitirse un ejercito, el CD estaba escondido en un parque al que íbamos de pequeños, en una rendija oculta tras un muro, Teo lo encontró pero le dije que se lo guardara y no se lo dijera a nadie.

Ahora sabia que tenia 2 CD a buen recaudo, aunque solo contaba con 1, que me seguían para vigilarme, nos les importaba dejarme tieso con un táser, no sabían cuantos CD más tenia, y que Eleonor atacaría pronto, me había negado a ser su perro y eso me iba a traer consecuencias, pero no sabia hasta que punto.

Contarle a mi familia parte de lo que paso con Eleonor, para que se prepararan, fue de las cosas más duras que he hecho en mi vida, mi madre de golpe se vio con una enorme pieza del puzzle que le faltaba sobre la ruptura con Ana, e hiló como un detective de novela negra, mi hermana solo gritaba y despotricaba sobre lo estúpido e imbécil que había sido, me ponía furioso y quise decirla que su mejor amiga me había vendido, pero seria una estupidez, Liz era la que más sabia de todo aquel lío, no necesitaba alejarla, si no tenerla cerca, aunque llevaba días sin verla. Mi padre se mantuvo callado, preguntado cosas muy concretas para asegurarse de entender el problema, y Dani, que ya formaba parte de mi familia, solo lloraba de lo estúpida que había sido. Estuvimos pensando durante días que hacer, entre todos, pero no se nos ocurría nada, y Eleonor parecía no mover ficha, así que me relajé un poco, pero no mucho. Soy horrible para los nombres, fechas y rememorar letras de canciones, pero los rostros se me quedan fácil, en cuanto veo a una persona 2 o 3 veces ya la reconozco, y pasada una semana reconocí a 6 tíos distintos siguiéndome, por turnos y relevándose, tácticas que mi afición a la 2º guerra mundial me habían enseñado, al hombre misterioso del café no lo vi, pero sentía su presencia cerca, quizá fueran alucinaciones, pero casi juraría que sabia que le había reconocido en el café y no se la quiera jugar. Con el paso de los días ya tenia fotos de todos, (dios bendiga los móviles con cámara), lejanas y de reflejos en escaparates o ventanas, pero me valían para enseñarlas a mis familiares y amigos y que me fueran confirmando que a ellos también les seguían los mismos, si había más eran demasiado buenos como para cazarlos.

Como no ocurría nada, me centré en el trabajo, la tensión me iba a matar, mis ventas bajaban y la sensación de que me miraban era constante, solo una cosa me distraía, Kate, era la siguiente de mi lista, (si, mi cerebro, pese a la saturación, o debido a ella, quería seguir con aquello, y quizá no lo hubiera echo si de golpe, Kate, no se hubiera mostrado raramente abierta conmigo).Lo 1º que pensé es que era una treta o un truco, obviamente, pero pensaba eso de todos desde la reaparición, de esa chica del ascensor, de ese tío de la cola de la tienda o de aquella abuela en el supermercado, todo el que me mostraba algo de interés pasaba a ser un enemigo, no lo soportaba, necesitaba desahogarme con alguien y ella fue la que puso su hombro. Debido a mis más ventas Alexis me puso con ella en las mixtas, para centrarme un poco, y entre ella y yo, más de ella, hicimos el récord de año en ventas en una semana, no era de extrañar, ella era pecado, normalmente iba vestida de negro con traje de oficina, que pese a disimular sus curvas la hacían llamativa, pero al ir de ventas mixtas siempre acudía con vestidos exuberantes y provocativos, era una versión mejorada de Penélope, mas pecho, mas cadera, mejor culo, mas alta, con el pelo mas largo y ondulado, y unos ojos verdes maravillosos, y en esos días, su férreo rostro y la gélida cara se esfumaron, o eso me pareció, apenas tenia sexo con nadie, por miedo a…. por miedo, así que su compañía me resultaba agradable, volviendo un día de hacer buenas ventas en coche se puso a hablar con un tono de voz roncó y seco, no casaba con un cuerpo tan femenino, y hoy iba reluciente con un vestido rojo largo, vaporoso y con un balanceó que hipnotizaba.

-KATE: estas muy callado.

-YO: ya, es que tengo muchas cosas en la cabeza.

-KATE: ya lo he visto, me he tenido que trabajar las ventas casi yo sola…..

-YO: lo siento……y te agradezco el esfuerzo.

-KATE: no pasa nada, pero Alexis esta como una fiera contigo, no sabe por que has bajado tu nivel.

-YO: pues que la jodan, no siempre se tiene lo que se quiere……- suspiraba buscando en los retrovisores a mis acompañantes del día.

-KATE: tranquillo, no lo pagues conmigo.

-YO: es que no estoy bien, ¿vale?, y no necesito charlas bobas – suspiró por no contestarme mal.

-KATE: joder como te pones, mira que me habían dicho que era un cielo con las chicas de la oficina.

-YO: que las den por el culo, que aprendan a tener la boca cerrada – pretendía ser una indirecta, estaba muy ofuscado, necesitaba silencio.

-KATE: ¿me pregunto…..cual crees que folla mejor? – casi me salgo del carril con su pregunta, era una mujer directa, pero nunca había tocado ese tema.

-YO: ¿a que coño viene eso?

-KATE: tu sabrás, eres el que se la ha tirado a todas…..

-YO: ¿algún problema?

-KATE: no…ninguno, pero es una curiosidad.

-YO: ¿y para que quieres saberlo?

-KATE: pues para cosas mías….- sonó muy raro.

-YO: ¿necesitas una que folle bien para un amigo o un ligue?

-KATE: jajajaja no………seria para mí – una sonrisa extraña se dibujaba en su cara.

-YO: ¿eres lesbiana?

-KATE: algo así…..

-YO: bisex…- me cortó.

-KATE: nada de eso, me va el sexo duro.

-YO: como a todas……

-KATE: no es eso….¿sabes lo que es el sado? – no me creía aquella conversación.

-YO: claro…….¿te va ese rollo?

-KATE: oh si, me encanta.

-YO: con lo mojigata que pareces…..

-KATE: ya, es solo fachada, con los años he aprendido a disimular.

-YO: ni que tuvieras 40 años.

-KATE: 28 para ser exactos, pero empecé muy joven….a los 15 años – lo decía sin pestañear.

-YO: ¿a tener sexo o con el sado?

-KATE: ambos, a mi profesor de historia se la ponía dura tontear con sus jóvenes e inocentes colegialas, y me metió en ese mundillo – aquella conversación, aparte de distraerme, me estaba calentando, parecía tan sencillo hablar con ella de algo tan intimo.

-YO: ¿y que haces?, ¿ama o esclava?

-KATE: al principio era esclava de aquel depravado, me tuvo hasta los 19 siendo su puta, pero cometió el error de presentarme a personas y enseñarme sitios, aprendí sola, soy ama o esclava o lo que tenga que ser.

-YO: pues que desperdicio, eres una preciosidad y no necesitas de esa basura para tener al tío que quieras.

-KATE: gracias, pero no es que lo necesite, es que me gusta, no se explicarlo, ser usada por un extraño o dominar a alguien que confía a ciegas en ti, tiene algo que atrae – eso no se lo iba a negar, el emerjo sexo que tenia normalmente era con esclavas, como las colombianas en su día, Madamme, o Lara.

-YO: algo si tiene…- me miró sorprendida.

-KATE: lo has practicado ¿verdad?

-YO: no, bueno, no a ese nivel, relaciones en las que domino si, las hago alguna maldad, pero no estrictamente sado.

-KATE: ¿a que te sientes genial?

-YO: un poco, pero nunca he probado ser el esclavo, sospecho que no me gustaría.

-KATE: si no los has probado…..

-YO: no soporto que me digan que debo o no debo hacer, se decidir por mi solo.

-KATE: mucha gente lo ve raro y cuando lo prueba le encanta…..

-YO: que no, joder – sonó tan brusco que gimió de broma.

-KATE: tranquilo, que me vas a poner cachonda – me sacó una sonrisa natural.

-YO: para líos de esos estoy yo……

-KATE: pues por lo que dicen no te cuesta mucho tener a la mujer que quieras, una me dijo que la hiciste sangrar por el culo…..

-YO: Gladis, de contabilidad, me dijo que la diera más fuerte…..- soltó una carcajada enorme.

-KATE: jajaja es que eres una bestia, normalmente cuando pasan estas cosas las chicas suelen exagerar y notas cuando mienten o chismorrean, pero cuando hablan de tu polla se ve que de verdad, les brillan los ojos, debes de tener un trabuco enorme

-YO: no esta mal….

-KATE: ya – la falsa modestia no sirvió para nada, así que desvié el tema.

-YO: ¿y por que buscas a una que folle bien?

-KATE: nah….que me he cansado de mi juguete y quiero uno nuevo.

-YO: y que juguete a perdido tu favor, ¿hombre o mujer?

-KATE: mujer…si la conoces……- temblé de pensar de golpe en Eleonor.

-YO: ¿qui……quien? – me oscilaba la voz.

-KATE: te lo digo si prometes no divulgarlo.

-YO: hecho.

-KATE: es Alexis…….- paré el coche en doble fila, entre la risa y la incredulidad.

-YO: ¡¡¿¿que??!!

-KATE: jajaja ¿que pasa? Alexis es mi puta desde hace 2 años.

-YO: no me lo creo, pero si es la jefa y un demonio de mujer, jamas se sometería de esa forma.

-KATE: pasa menudo, mujeres atractivas, con éxito y con su carácter, se sienten en una vitrina sin que nadie se atreva a tocarlas, y se someten con facilidad ante cualquier muestra de fuerza, ¿como crees que entre a trabajar aquí?, la obligue a contratarme para tenerla bien vigilada.

-YO: me dejas de piedra, ¿y que la haces?

-KATE: lo que se me ocurre.

-YO: no, no me lo creo.

-KATE: ¿quieres pruebas?, vamos a la oficina, y fíjate en su falda, no lleva ropa interior por que se lo he ordenado.

-YO: puff, con un tanga pequeño tampoco se notaria, y aunque no las llevara no significaría nada.

-KATE: umm un incrédulo, esta bien……… ¿y si hago que te la chupe?

-YO: eso si seria una prueba.

-KATE: jajaja esto parece divertido, ummmmmm vale, dime una palabra, cualquiera, algo que puedas meter en una frase pero que no se diga muchas veces – pensé unos segundos, viéndola venir.

-YO: dubitativo.

-KATE: jajaja eres listo…..bien, la diré que a todo el que le diga esa palabra se la tiene que comer con pasión hasta que te corras y que se lo trague – me parecía divertido pero mi mente ya trabajaba a varios niveles, un plan estaba en marcha.

-YO: no, eso es muy fácil……dila que cuadro oiga esa palabra tiene que obedecer a la persona ciegamente, como si fueras tú, hasta hacer que se corra – sonrió sorprendida.

-KATE: eres un cabrón muy listo…

-YO: si nos ponemos a ello con una mamada no me vale, me la follo allí mismo – se mordió el labio imaginándoselo.

-KATE: hecho – suspiraba nervioso.

-YO: ¿y que más la haces?

-KATE: ahhhhhh eso queda entre nosotras….- se elevó sobre mi oído, susurrando -….si quieres saberlo puedo invitarte algún día, pero son cosas muy……sucias – lamió mi oreja con lentitud, aquella era una manipuladora de tomo y lomo, no era raro su nivel de ventas.

-YO: ohhhhh que mala eres – no me había dicho nada pero ya se me pasaba por la cabeza chuparle una bota por ver a Alexis humillada.

-KATE: no sabes cuanto…

-YO: ¿y te has cansado de ella?, pero si es una belleza de mujer, una pin up de escándalo.

-KATE: ya, pero cuando pasa tanto tiempo te repites, no sabes que hacer, quizá me lo piense si entras a jugar con nosotras, pero si no, voy a buscar a otra.

-YO: ¿y que haría con Alexis?

-KATE: dejarla libre, ella misma se buscará otra a quien servir.

-YO: pues déjame que la destroce 1º.

-KATE: toda tuya, pero nada de por el culo, esta castigada – accedí sin entenderla.

Aquella preciosidad de mujer no solo era directa y una depravada de cuidado, si no que me había servido a la que creía más difícil de la oficina en bandeja, todavía no me lo creía, volvimos a la oficina y según llegamos le entregamos las ventas, conversamos y hasta nos echó un bronca por perder una de ellas, Kate hizo un gesto, leve y casi imperceptible, pero al momento Alexis me sacó de la sala y cerró, yo me distraje unos minutos con los compañeros, y al abrirse la puerta apareció Kate con una enorme sonrisa, se acercó a mi y me susurro un “toda tuya”, con un ligero beso en la mejilla. Pasaron un par de horas en las que dejé comerse la cabeza a Alexis, y sopesaba cuanto de trampa, o no, podía haber en aquello, pero la posibilidad de humillar a Alexis me podía mucho más, llamé a puerta y me miró sobresaltada, al verme relajó la vista y me dejó pasar entre susurros obviándome.

-ALEXIS: ¿que quieres? Estoy muy ocupada.

-YO: veras, querría disculparme por mis malas ventas.

-ALEXIS: no quiero tus disculpas, quiero ventas.

-YO: solo quiero hablar contigo un momento, no seas brusca.

-ALEXIS: esta bien, pasa – al hacerlo cerré la puerta, con el pestiño, con agilidad.

-YO: ¿puedo sentarme? –

-ALEXIS: ¿si por que no?, ya puestos a perder el tiempo….,.- se cruzó de brazos, mientras me sentaba, apretando sus buenas tetas debajo de un chaleco negro ajustado que hacia las veces de corsé, en un ligero escote en pico.

-YO: mira, se que la estoy cagando, y trato de mejorar, pero tengo muchas cosas en que pensar, solo pido tiempo.

-ALEXIS: ya te lo dijimos el 1º día, nos da igual todo, menos las ventas, y si no rindes nos da igual, te vas ala puta, calle, así que o mejoras o fuera, tengo mucho trabajo y estoy esperando a alguien – “¿a mi?”

-YO: es que no es fácil – cogí aire – aveces me siento…..dubitativo – un aire gélido cruzó la estancia, ella se tensó en la misma postura y me miraba con los ojos bien abiertos.

-ALEXIS: ¿que….que has dicho?

-YO: lo que has oído, dubitativo – se puso en pie, pegado los brazos a su cuerpo, apretando y soltando los puños, su mirada era de incredulidad pero a la vez de aceptación.

-ALEXIS: ¿y……y que desea mi señor? – rompí en una carcajada, se puso roja y agachó la cabeza.

-YO: lo 1º sinceridad, si me mientes lo sabré – asintió con la cabeza – dime, ¿desde cuando conoces a Kate?

-ALEXIS: hará más de un año y medio – alguien mentía, o Kate, que m dijo 2 años, o ella.

-YO: ¿la metiste a trabajar a posta?

-ALEXIS: si, ella me lo…….ordenó.

-YO: ¿eres la puta esclava de esa mujer?

-ALEXIS: s……..si…….si.- tartamudeaba.

-YO: ¿y que te ha dicho que hagas?

-ALEXIS: alguien me diría esa palabra y ……..y tenia que ser la esclava de esa persona hasta que haga que se corra……- temblaba de la idea – …….pero aquí no por favor, en la oficina……- no podía dejarla suplicar, no sabia mucho del sado pero la esclava no opinaba.

-YO: cierra la puta boca zorra – alzó la mirada ruborizada, entendiendo que yo no seria Kate pero tampoco la daría cuartel.

-ALEXIS: si, mi señor, ¿que desea que haga?

-YO: levantaste la falda, quiero ver si llevas bragas.

-ALEXIS: no llevo – me acerqué a ella tirándola del pelo.

-YO: he dicho que quiero verlo, no que me lo digas zorra estúpida, como vuelvas a hablar sin mi permiso se lo diré a Kate y ella sabrá como hacerte daño – se retorció mirándome con algo parecido al placer en la cara.

Bajó sus manos a la ajustada falda azul marino por las rodillas, fue doblándola hasta tenerla en la cintura, pude deleitarme con la visión de su coño depilado, sin ropa interior, pasé mis dedos por encima de su vulva, húmeda y caliente.

-YO: ¿estas cachonda?, respóndeme cuando te pregunte.

-ALEXIS: mucho, mi señor.

-YO: que es lo que más te gusta del sexo.

-ALEXIS: comerle el coño a mi ama – eso seria aprendido, así que lo deje estar, lo que le gastaba era la humillación.

-YO: ¿y lo que menos?

-ALEXIS: el sexo……anal – se estremeció al sentir otro tirón del pelo –…… tengo el culo muy fino y me duele mucho.

-YO: me han dicho que estas castigada y no puedo follarte por el culo, ¿por que?

-ALEXIS: mi ama me dijo que te pusiera en mixtas con ella, y por turnos no pude, así que……me castigo….- ¿por que quería Kate estar en le turno conmigo?

-YO: ¿como? – se agachó dándome con el culo en la cadera, hice hueco y vi un consolador ancho metido por el culo – jjaajjaa vaya castigo, si no se nota cuando caminas, ¿te duele?

-ALEXIS: si, cada vez que me muevo, y cuando me siento me mareo – lo cogí sacándoselo con cuidado, ella gemía – no, no por favor, es mi castigo, no puedo sacármelo.

-YO: te lo estoy sanado yo puta imbécil, ¿eres mía hasta que me corra recuerdas? – al sacarlo me pareció un consolador no muy algo, pero tan ancho como una lata de cola, lo volví a dejar en su sitio entre suspiros de dolor – bien guarra, vamos a empezar, desnúdate del todo, déjate los tacones.

Obedeció al instante, verla desnudarse fue glorioso, tampoco llevaba sujetador, aunque eso parecía más obra de dios que de Kate, sus buenas tetas se sostenían firmes en su sitio, y toda su piel era de un blanco nuclear, solo unos rosados pezones duros y grandes resaltaban, me senté en la silla y con una palmada la llamé a mi regazo, se sentó con cuidado, para no mover mucho lo que tenia metido detrás, mis manos fueron a sus senos, acariciándolos con cuidado, la sensación de su piel era ligeramente áspera, y sus pezones eran delicados, lamí uno de ellos con esmero para oírla suspirar, entonces mi mano bajó a su coño mojado, se abrió de piernas y masturbé frotando por encima un buen rato, cuando mis dedos se abrían paso dentro de ella sus gemidos era ahogados por la humillación, pero estaba disfrutando, encontré su punto G y daba pequeños saltos con las piernas para que cada vez que retumbara su ano se resintiera, no duró ni 3 minutos y se corrió tapándose la boca con las manos por no alertar a la oficina entera.

-YO: ¿te ha gustado?

-ALEXIS: si, ¿follamos ya? – lo suplicaba.

-YO: no, hoy no – sus ojos casi se le salen.

-ALEXIS: pero…..- la silencié con un largo beso con lengua.

-YO: eres mía puta, hasta que hagas que me corra, recuérdalo bien, y no se lo digas a nadie, Kate incluida, dila que te folle fuerte y que la tengo enorme, pero que no me gustó.

-ALEXIS: no puedo mentirla, es mi ama.

-YO: ¿que te ha dicho que hagas conmigo?

-ALEXIS: soy tuya hasta que te corras.

-YO: entones no la mientes, la estas obedeciendo – asintió confusa, así que agarré el consolador de su ano y le hice salir y entrar tan fuerte que gritó un poco – se una buena esclava y hazme caso, estaba pensando en dejarte de lado por otra.

-ALEXIS: no, mi ama nunca me haría eso.

-YO: no me creas, compruebo, dila lo que te he dicho, y en menos de 1 mes serás agua pasada, y no puedes hacer nada para evitarlo, si la ama decide, tu obedeces.

-ALEXIS: ¿y que será de mi? – casi lloraba, su subconsciente ya veía venir el palo de Kate, yo solo se lo había confirmado.

-YO: yo cuidare de ti, ya has visto que se como hay que tratar a una golfa como tu – se me abrazó con ternura, casi con admiración, yo sonreía al ver que mi plan funcionaba.

-ALEXIS: haré lo que me digas y nunca te cuestionaré, podrás hacerme lo que desees y te complaceré lo mejor que pueda, y si no puedo, buscaré a quien pueda, ¿puedo ser tu puta?,

-YO: solo si te lo ganas, y el 1º paso es que confirmes mis palabras, así sabrás que no te miento como ella – sobé su cuerpo unos segundos – anda vístete, y sigue siendo quien eres de cara a todos, incluso de mi, incluso delante de Kate sigue el papel, pero cuando estemos solos serás solo mía – asintió con felicidad extrema en la cara, a di un fuerte azote en el culo que ruborizó sus mejillas.

Se vistió y al abrir la puerta gritó algo sobre las ventas, pero me guiñó un ojo, ya era mía, al salir de allí analicé mi jugada, si, podría habérmela follado y así quedar saldada la cuenta, ¿pero que ganaría yo con eso?¿un polvo? los tenia donde quisiera, yo no era un hombre normal al que el sexo le cegara, aunque al entrar en la habitación estaba decidido a follarla y ver hasta donde llegaba aquel juego, pero había dicho que Kate la castigada por que no la obedeció al ponerme junto a ella antes, ¿por que querría hacer pareja conmigo? Eso tenia que resolverlo, además, ¿tener a tu jefa dominada y a tu merced? Eso era poder, y pensaba quitárselo a una Kate de la que no me fiaba, una mujer así, tan manipuladora y fría, podría estar jugándomela y ni me daría cuenta, había sido demasiado fácil que me diera tanta información y tan deprisa que ya me quisiera en sus juegos, como había aprendido, jugaría a lo que ellas quisieran, pero siempre con la mejor mano. Al salir me crucé con Kate, que me miró sorprendida

-KATE: ¿tan rápido?

-YO: es que folla bien.

-KATE: ya lo se.

-YO: aun así no me ha gustado, creo que voy a pasar de vuestros juegos……..

-KATE: una lastima……..tendré que buscarme a otra.

-YO: te recomiendo a Cameron o a Pamela, son las que mejor follan de todas – sonrió agradecida.

-KATE: Cameron tiene novio, puedo manejarlo, ¿pero esa vieja?

-YO: oh si….además es muy fácil doblegarlas.

Mentira, le costaría un mundo averiguar el fetiche de Cameron y Pamela era la mujer más orgullosa y dura de pelar que había conocido, no lograría nada o al menos se tiraría 2 semanas estudiándolas, “tiempo, necesito tiempo, y ver venir los golpes”, Kate podía ser una aficionada al sado sin más o una enviada por Eleonor, no lo sabia, pero aunque os parezca rocambolesco, desde que Eleonor regresó, hacia esto con todo el mundo, no me fiaba de nadie, y Kate no era diferente.

-YO: muy ocurrente lo del consolador en el culo, ¿por que la castigaste?

-KATE: ah…..nada….no me ayudó con un chico al que me quiero camelar……- la muy zorra usaba mi mismo truco, las verdades a medias son más útiles de lo que parece y son más fáciles de creer, fuera de Eleonor o no, iba a por mi y no me pillaría descuidado, además, alguien le dio el CD de la oficina, y no sabia quien.

Nos despedimos con cariño, su forma de besar en las mejillas era excitante, posando los labios con clama y dejándolos unos segundos, lo justo para sentir sus prominentes pechos en tu cuerpo, y se alejó contoneando aquel culo de cine encerrado en un vestido de licra. Pasaron un par de días, y recibí una llamada en fin de semana en mi casa, era Eleonor.

-ELEONOR: hola amor mío.

-YO: hola jodida chiflada.

-ELEONOR: ¿estas ya sito para venir a mi lado?

-YO: no………..no lo haré.

-ELEONOR: una lastima papacito……llaman a la puerta – colgó sin más y a los pocos segundos sonó el timbre, bajé volando pero mi madre abrió la puerta, 2 policías y un señor trajeado se presentaron.

-TRAJEADO: hola. Buenos dias, mi nombre es Julio xxxxx y soy abogado fiscal, vengo a entregarle una citación a doña MAMA XXXXXX.

-MAMA: si soy yo, ¿que ocurre?

-JULIO: ha sido usted denunciada por montar una empresa ilegal de cuidado de niños y fraude a hacienda – mi madre no supo responder.

-YO: ¿que ocurre? – solté al llegar

-JULIO: ohhhhh es usted don Raúl xxxxxxx

-YO: si.

-JULIO: bien, le comunico que también ha sido denunciado.

-YO: ¿yo? ¿Por que?

-JULIO: por asalto y violación de una mujer, chicos, esposado – los policías entraron al bulto y yo ni me lo creía.

-MAMA: ¡¡hijo!!

-YO: ¡¡¡esto es una farsa ¿a quien se supone que he violado?!!! – los policías me leían los derechos de fondo.

-JULIO: ya se lo comunicaran en el juzgado, por favor no se resista – me esposaron con fuerza, mi corpulencia les incomodaba, pero no me resistí.

-MAMA: ¡¡¡ay dios mi hijo, ¿donde se lo llevan?!!!

-JULIO: vamos a la comisaria del centro, allí le tomaran declaración, y pasará a disposición judicial.

-YO: mama, tú tranquila, llama a Teo y a su padre, y busca otro abogado, el que sea pero no confíes ciegamente en el padre de Teo, ¿me has oído? – sollozaba ante mi, me rompía el corazón ver a mi madre así, observando como sacan a su hijo a rastras del piso, pero asentía atendiendo a todo.

No recuerdo que más grité, pero me llevaron esposado, la mirada de los policías era de asco, me sentí mal, pero no por mi, si no por mi madre, ninguna madre debería pasar por algo así, y menos cuando es falso, me pasé 2 horas de calabozo a sesión de fotos y manicura, ya tenia ficha policial, y en el calabozo estaba con otros 4 tíos, el celador se ocupó de que supieran por que estaba allí, “supuestamente”, corté por los sano, me miraban demasiado mal, les tenia casi encima a empujones y le solté un codazo al mas grande en la nariz, rompiéndosela, me sacaron de la celda para ponerme en otra enfrente, todos habían visto lo que pasó, y sus miradas y su forma de apartarse me aliviaron, “esa batalla ya la he ganado, nadie se meterá conmigo”. Dormí, si es que se puede decir eso, hasta que por la mañana me presentaron ante el juez, resumidamente me acusaron de asalto y violación de Jeni, la deportista que se enfadó conmigo en mi época loca, fue una de las que no me cogió el teléfono al llamarla, “Liz no fue la única en caer, estúpido”, se presentó con su familia, y un par de abogados con trajes muy caros para poder permitírselos, vestida con nos pantalones rojos y camiseta negra, montando una escena lacrimógena sobre como la había forzado repetidamente, mi familia de fondo les gritaban hasta ser sacados de la sala por los guardias. Mis abogados, el padre de Teo y uno de un seguro que teníamos contratado, el padre de Teo era bueno, pero no me podía fiar de el si estaba pingado por Eleonor y el CD, necesitaba a alguien que supiera de leyes para frenarle si me metía en un lío, se comportó alegando con solvencia pero se veía atado de pies y manos, notaba la mirada acusadora del juez, ya estaba condenado antes de salir de mi casa, la salvación llegó del este, Dani arrastrando a Liz de la mano, al abrir la puerta aun se oía a mi hermana gritar, ambas declararon que vivieron o compartieron mi techo cuando ella decía ser violada y que fueron relaciones de mutuo consentimiento, su palabra contra la nuestra, pero eran 3 vs 1, Jeni empezó a contradecirse para justificar que ellas no vieran nada, el Juez se llenó de ira al notar la falsedad de sus palabras, Jeni no era actriz y terminó derrumbándose, el padre de Teo me sacó de allí ese mismo día. A Jeni por presentar una denuncia falsa le cayó una multa descomunal, sus abogados al llamar a “alguien” la tranquilizaron diciéndola que no se preocupara, que ya estaba pagada, pero unas 100 horas de trabajos sociales no se las quitaron.

Al salir mi madre me dio tal abrazo que casi me parte en dos, y yo se lo di a Dani, fue ella la que buscó a Liz, que se había pasado desde la cita en el café huyéndonos, y la llevó de los pelos al juzgado, al llegar a casa empezamos a planear la defensa de mi madre, a ella no le iba la cárcel en juego, si no una multa gorda, tuve que tirar de mi dinero ahorrado, casi 60.000€ para zanjar el tema unas semanas después, estaba con ficha policial, y sin un duro, pero había soportado el 1º golpe de Eleonor, ¿cuantos quedaban por venir? ¿A por quien iría ahora? ¿Y cuanta gente de mi vida estaba involucrada? Esas preguntas me estaban matando, solo una persona me las podía responder, Eleonor, así que la mandé un mensaje usando la tarjeta que me dio y quedamos, fue en un despacho de sus abogados, donde ella se sentía segura, me hicieron pasar a una sala donde estaban los 2 guardaespaldas sudamericanos, el hombre misterioso y Eleonor, como sospechaba al entrar me cachearon y me pasaron un detector de micros o algo así suponía, Eleonor no era tan lista pero me conocía, y mis viejos trucos con un boli sepia no servirían, acudí de buena fe, solo para hablar y con un sobre con fotos, no podría hacer otra cosa, los ojos de los 2 escoltas y su aspecto eran de auténticos matones peligrosos.

-ELEONOR: por favor, siéntate, ¿quieres algo de tomar?

-YO: no gracias.

-ELEONOR: me he alegrado mucho de tu llamada – su sonrisa cándida y su rostro feliz lo dejaban claro, con una melena ostentosa y un vestido rojo serio, pero resaltando un escote abrumador.

-YO: necesitaba hablar contigo.

-ELEONOR: ¿eso significa que te has pensado mejor mi…..oferta? – se reía como si aquello fuera un juego.

-YO: no, sigo en mis cabales y no volveré jamas a tu lado.

-ELEONOR: entonces no se que haces aquí, no tenemos más que hablar.

-YO: yo creo que si…ha sido una jugada muy sucia lo de la violación, donde quiera que vaya, esa denuncia, aunque se sepa que es falsa, me seguirá de por vida.

-ELEONOR: ohhh venga, fue solo el calentamiento, esa niña se derrumbaría en cuanto el padre de Teo se le cruzara delante, es un gran abogado, deberías confiar mucho en el – “eso es lo que quieres, por que le tienes amedrentado, solo el CD le salva.”, pero yo no estaba allí para charlar, estaba para sacar información y muy sutilmente me había dejado claro que no sabia que ya había hablado con el padre de Teo sobre ese tema, que yo ya sabia que no podía confiar en el del todo, la 1º debilidad que había mostrado.

-YO: tal vez, pero lo de mi madre…..eso te va a costar caro.

-ELEONOR: tengo dinero……. y solo hice lo mejor para este país, hacienda somos todos…..- tenia unas ganas de levantarme a matarla que no os podéis creer pero con las 2 moles de piel morena y tatuajes por el cuello flanqueándome seria un suicidio.

-YO: mira, esto no es un juego, es mi vida y la de mi familia, no puedes hacerme esto por que no te ame.

-ELEONOR: si puedo, y lo seguiré haciendo hasta que tenga lo que quiero – dio un fuerte golpe en la mesa.

-YO: pues no lo tendrás, y solo lograras que yo me enfade.

-ELEONOR: jajajaja ¿crees que un mocoso como tu supone algún problema para mi?

-YO: un mocoso del que estas perdidamente enamorada…

-ELEONRO: ¡¡no juegues con mis palabras!! – se enfadaba con facilidad, la ira hace tonta a la gente – no sabes a quien tengo en el bolsillo, y cada persona a tu lado puede estar a mis ordenes.

-YO: no hace falta que lo jures, tengo localizados a todos – era mentira, pero mi voz lo hizo creíble, su mirada se volvió confusa, miró al hombre misterioso, que le negó con la cabeza.

-ELEONOR: no puedes descubrir a todos, son demasiados, en tu vida, en el trabajo y hasta en…..- la interrumpió el hombre misterioso, poniéndole la mano en el brazo, la había provocado hasta empezar a soltar información sin parar.

-YO: veo que al menos tienes a un perro listo – clavé mi mirada en el, era un hombre mayor, de unos 40 años, pero aparentaba mucho más, vestido de traje sin corbata, con la cara curtida y alguna marca de golpes y cicatrices en el rostro, arrugas incipientes y el cabello oscuro salvo por unas canas mal disimuladas, con unos ojos negros y profundos, infundia miedo y ni me había dirigido la palabra, pero no se lo iba a demostrar – ¿quien es este payaso?

-ELEONOR: es Carlos y ten mucho cuidado con el…….- la mirada llena de ira de Eleonor se apagó al sentir los dedos de “Carlos” aferrados a su muñeca, Eleonor había picado de nuevo, el orgullo y la ira la cegaban.

-YO: Carlos ummm……..- con un gesto de leve enfado soltó a Eleonor y se giró hacia mi, con un movimiento estudiado sin duda, para meter miedo en el cuerpo -……..no eres tan estúpido como para darla tu verdadero nombre, pero tu enfado me dice que si indago un poco terminaré sabiendo quien eres – esbozó una sonrisa de sorpresa.

-CARLOS: veo que no eres un chico normal – su voz era mas ronca y aguda de la que podía haber esperado, desde luego imponía en todos los aspectos, su ojos ahora se clavaron en mi, y los míos en los suyos.

-YO: no soy ningún chico, soy un hombre al que estas jodiendo la vida por orden de una chiflada.

-CARLOS: un chiflada rica, paga bien – Eleonor se ofendió por el comentario pero no tuvo arrestos para reprochárselo, la tensión se mascaba en el ambiente, entre el y yo había algo más que miradas, y los 2 perros a mi lado lo notaron, tensándose.

-YO: pues espero que lo disfrutes pronto, si seguís ayudando a esta loca, no se como o cuando, pero os haré caer a todos.- miré a los 3 caballeros de la sala, Carlos se rió.

-CARLOS: estos 2 armarios no son de los míos – algo que ya sospechaba – mi gente es mas refinada – torció el gesto al ver mi sonrisa.

-YO: si que son muy refinados, ¿a cuantos tienes siguiéndome? – era un órdago, el lo sabia, pero que yo supiera que me seguían era lo normal.

-CARLSO: a 10, o puede que 50, no lo se – su respuesta era nerviosa.

-YO: yo diría que 6 – al meter mi mano en la cazadora para sacar la fotos los 2 bichos de mi lado me agarraron, pero al sacar el sobre se relajaron, tiré el sobre a Carlos, que lo abrió y al ver las fotos de los 6 hombres que nos seguían por turnos sonrió fingiendo desdén, pero estaba molesto – espero que no fueran caros Eleonor, o que no fueran los mejores Carlos…..- los 2 me miraron con la misma cara de odio.

-ELORNOR: ¿los ha encontrado a todos? – Carlos se pensó la respuesta.

-CARLOS: no, solo a los que puse de cebo – “jajajajajjaa no te lo crees ni tu”.

-YO: dime Carlos, ¿fue uno de tus chicos o fuiste tú? – me rasqué en el pecho, justo donde las pequeñas heridas de la pistola Táser se curaban y donde solo el asaltante sabría de que hablaba al tocarme.

-CARLOS: no se de que me hablas…….- una risa mal disimulada me dejó claro que fue el, y el quería que lo supiera.

-YO: de un pequeño incidente que tuve en el aparcamiento de mi coche, alguien me atacó con una Táser.

-CARLOS: cuanto lo lamento…..últimamente disparan a mucha gente con esas armas.

-YO: no he dicho que me disparan…….- sonrió disimulando su metida de pata, asintiendo y reconociendo, sin decir nada, que le había pillado y que no me subestimaría más.

.CARLOS: disparar, atacar…….da igual.

-YO: yo me lamentaría más por el que lo hizo, cuando tenga la oportunidad………..que la tendré……..pienso metérsela por el culo y apretar el gatillo – Carlos se puso recto, por 1º vez me tomaba en serio y no como a un crío al que tenia que chinchar.

-CARLOS: alguien me ha dicho que sueles cumplir tus amenazas, ten en cuenta que los demás también pueden hacerlo, y si alguien, pongamos ese asaltante misterioso, se viera amenazado, podría tomar represalias – del ego y la tensión de la sala parecía a punto de romperse las paredes, una calor asfixiante reinaba todo.

-YO: supongo que es normal, solo el tiempo dirá quien es la bota y quien la hormiga.

-ELEONRO: basta de peleas de gallitos, Raúl, cede o lo vas a pasar muy mal.

-YO: más te vale cerrar la puta boca y dejarme tranquilo, tenías algunos CD, pero no todos, y no sabéis cuantos ni donde están.

-ELEONOR: ¿te crees que esos CD te van a salvar de mi?, los encontraré y aunque los saques a la luz seguiré, no pararé, jamas escaparas de mi, solo puedes ser mío – se puso en pie.

-YO: tu marido……- me cortó llena de furia.

-ELEONOR: mi ex marido, y ya da igual, tengo recursos que el nunca tuvo y gano millones, nadie se acuerda ya de ese desgraciado, así que metete esto en la cabeza, jugaré, haré lo que quiera, y si no eres mío por las buenas, será por las malas, y no hablo de denuncias falsas, si no que solucionar esto como se hace en Colombia – una risa ansiosa se le escapó a uno de mis 2 “nuevos amigos”, no hacia falta que dijera como, cada semana salían noticias de gente secuestrada, o asesinada en Colombia, y esos 2 tipos parecían de esas personas que se encargaban de los trapos sucios – ………….así que lárgate, ya me has enfado suficiente por hoy – con un gesto con la mano me cogieron por los brazos y me sacaron de allí a rastras – ………y toma esto, para que sepas a quien pones en peligro, me tiró un maletín a la cara, y uno de sus matones me dio un soberano puñetazo que me hizo hincar la rodilla, era algo mas bajo que yo, pero con el pecho hinchado como un gallo de corral.

Salí asustado, con el corazón a mil, un sudor frío recorriéndome la espalda y el lado izquierdo de la cara ardiendo y entumecido, no había logrado muchas cosas pero si alguna, 1º Eleonor estaba cegada, no era el cerebro de todo, solo la que ponía el dinero, era irascible y fácil de provocar. 2º el que manejaba los hilos es Carlos, alguna especie de investigador privado o encargado de todo, era a quien había que temer, era listo, experimentado y mi actuación le había demostrado que yo no era un simple capricho de Eleonor, si no que tenía sesera y sabia manipular, encima al descubrir a sus colaboradores le había enfadado, mucho. Lo 3º era que los 2 osos pardos disfrazados de trajes caros no eran más que matones muy peligrosos de Colombia. Lo 4º era que los CD, ofrecían algo de protección pero no bastaría para frenarla, solo para que siguiéramos jugando, Eleonor había descubierto que con dinero podría enterrarme bajo una tonelada de papel y tirarme 10 años de juicios. Y lo 5º y más importante, era que dentro del maletín había un informe detallado de todas y cada una de las personas de mi vida, familia directa, indirecta, amigos, compañeros, colegas y amantes, todas por las que estaría dispuesto a dar mi vida, casi me habían leído la mente, muchas otras personas de mi vida no estaban, pero justamente eran las que no me importaban en absoluto.

Era mucha información, me sentía mareado y un párpado me temblaba, pero necesita leer todo aquello, ver que era, de quien, y sobretodo si había algo que poder aprovechar, así que me fui al único sitio que conocía con gente lista, capaz de asimilar tanta información y de la que confiaba ciegamente, al piso de estudiantes, al abrirme la puerta Naira se asustó al verme el lado de la cara hinchado, y me hizo pasar, no quería fingir pero me encontraba mal, no solo por el golpe si no por que todo empezaba a cumularse en mi cabeza, no veía salida, en tropel fueron saliendo todas de sus cuartos, menos Mara la hermana de Alicia, que estaba trabajando, me sentaron en el sofá, y Lara se acurrucó a mi lado echándome la cabeza hacia atrás, me estaba sangrando la nariz y no me había dado cuenta, Alicia apareció con una bolsa de guisantes congelados y me la puso en la cara.

Alicia iba con un suéter azul largo y unos vaqueros, Naira con un pantalón blanco ajustado y un top amarillo chillón, Lara con unos pantalones viejos grises y una camiseta sin mangas roja mostrando gran parte de sus senos por los lados, cada una preciosa y bella a su manera.

-ALICIA: ¿pero que te ha pasado? – no creo que fuera l a 1º que me lo preguntó, pero si la 1º a la que pude prestar atención.

-YO: nada, cosas mías.

-LARA: no habrás vuelto a meterte en una pelea por una chica, ¿no?

-YO: no……..o si….algo parecido, aunque no hubo pelea, solo me zurraron.

-NAIRA: pobrecillo, ¿como estas? – lo dijo sentándose en mi regazo, relevando a Alicia con la bolsa de guisantes en mi cara, la mirada de Lara se volvió turbia pero se tranquilizó, yo no estaba para chicas.

-YO: hecho aun mierda…..esa mujer……- el ruido de la puerta de un cuarto sonó, y al mirar vi a Lorenzo saliendo del cuarto de Alicia.

-LORENZO: ¿que ha pasado?

-ALICIA: aquí el amigo, seguro que por alguna mujer…..

-LORENZO: últimamente no ganas para disgustos….

-NAIRA: déjale, no esta para bromas.

-LORENZO: lo siento…..quizá pueda ayudar….

-YO: no, gracias – mi tono subía decibelios.

-ALICIA: tranquilo Raúl, solo quiere echarte una mano.

-YO: pues no la necesito.

-ALICIA: ¿pero por que?

-YO: ¡¡¡por que no me fío de el!!!- solté malhumorado, el silencio paso a ser incomodo.

-LORENZO: quizá sea mejoro que me marche…..- Alicia giró la cabeza, o eso creo, susurrándole disculpas al oído, pero si algo me hizo daño ese día fue ver como se despedían con un largo y tierno beso en los labios, cerró la puerta y regresó enfadada.

-ALICIA: te has pasado 3 pueblos con el.

-YO: lo siento, no quería ser brusco, pero necesito vuestra ayuda, y solo me fío de vosotras……por favor.

-ALICIA: vale…..- asintió pasándose la mano por la frente apartándose su larga melena caoba -……¿es por esa mujer no?…… ¿Eleonor?

-YO: si……me esta volviendo loco, no se como quitármela de encima.

-NAIRA: ¿y que necesitas que hagamos?

-YO: lo 1º es que os podéis meter en un lío, si no lo estáis ya, por mi culpa, no quiero pedir eso, pero no tengo otra.

-LARA: no seas tonto, te ayudaremos.

-YO: lo 2º es que me lo estoy jugando, esa zorra tiene a gente muy cercana a mí en la mano, y alguna de vosotras, podría ser un topo.

-ALICIA: ¿me estas tomando el pelo?

-YO: lo se, os conozco desde hace mucho, más a ti Alicia, pero ya no se que pensar, Jenni no era mala persona y a Liz la conocía desde los 8 años, y un así………- estaba hablando desde el corazón, a la desesperada, si había un topo no se descubriría, pero ahora mismo necesitaba confiar en ellas.

-ALICIA: pues no confíes en nosotras, no hagas ni digas nada que te comprometa, dinos que hacer, y ayudaremos, pero no sabremos nada – joder, aquello tenia sentido, Alicia era estupenda y lista, todo lo que yo no estaba siendo, “maldito Lorenzo”.

-YO: esta bien……por ahora coged ese maletín, y a leer, os vais a meter en mi vida de lleno – Alicia lo cogió y lo abrió en la mesa del salón, empezó a sacar los informes, y Lara acudió a ayudarla, mientras Naira me cuidaba sentada en mi regazo, rodeándome con sus delicados brazos, dándome una sensación de cariño y seguridad que necesitaba.

-NAIRA: ahora yo cuido de ti jajajaja

-YO: eres un sol, todas lo sois, no se que haría sin vosotras.

-LARA: pues leer para empezar, esto son todo informes de tu familia, y esos de ahí son de tus amigos, joder, si están los nuestros y todo.

-ALICIA: a ver, déjame ver esos.

Se pasaron 1 hora leyendo, con Naira cuidándome, hasta que pude pensar por mi mismo un poco, y nos pusimos a ayudarlas, eran amplios archivos con información de sus vidas, fotos, descripciones, perfiles y detallados análisis psicológicos, analizando puntos fuertes y débiles, Lara se enfadó al leer que ella era fácil de manipular, Naira menos al leer que era poco menos que una monja, y Alicia se puso colorada al ver que le habían estado sacando fotos no hacia mucho, con un análisis especial sobre su relación con Teo, que también tenia su informe, como Manu, y algún amigo más, mi familia y la mitad de mis compañeros de trabajo, ya fueran del super o de los seguros, si había topos entre aquellos papelees era como buscar una aguja en un pajar, eran demasiados y podría ser cualquiera. Descansamos un rato, cenamos y Mara regresó del trabajo, bien arreglada como siempre, con unos jeans ceñidos, un polo blanco y unos imponentes zapatos con plataforma, se fue a su cuarto a dormir cansada, nosotros seguimos estudiando aquellos papeles, pero ya no era lectura, empezaban a hacerme preguntas, sobre la gente y que hacia o como me llevaba con ellos, pero no sacaba nada en claro que no hubiera pensado ya yo solo, me dolía la cabeza y a las 2 de la mañana les pedí que lo fueran dejando, aunque seguían leyendo, más por curiosidades que por sacar algo, tenia a Lara encima sobándome y yo a ella, amasar sus enormes tetas me producía un efecto placebo, me serenaban,

-ALICIA: es increíble toda la información que tienen de cada uno, esto son semanas o meses de trabajo.

-NAIRA: esa loca esta loca de verdad – estaba con el PC portátil, buscando información de Eleonor.

-YO: que este loca da igual, el problema es que tiene mucho dinero.

-NAIRA: mucho……y ahora más que nunca, según los portales de economía sus empresas de importación y exportación van como un tiro, a triplicado los ingresos.

-YO: ¿en serio? ¿Con la crisis?

-NAIRA: si, aquí dice que nadie se lo explica, y la acusan de fraude, pero poco más.

-ALICIA: ¿y el resto de empresas?

-NAIRA: no mucho, siguen igual más o menos – saqué mi lengua de boca de Lara.

-YO: ¿y por que solo las de exportación?

-ALICIA: ¿quien sabe?, quizá tenga contactos y saque buen precio.

-YO: su marido tenía buenos contactos, ¿pero ella?, era una mujer florero.

-NAIRA: ¿y aquella hermana suya?

-YO: Lili…o Carolina……si, pero ella era aun drogadicta que salió de la cárcel……- de golpe lo vi, se me notó en la cara.

-ALICIA: esa cara me gusta……

-YO: que zorra, ya se como gana los beneficios.

-LARA: ¿como? – la miré acariciándola los senos con cuidado, sonrojada al notar sus pezones duros siendo trabajados.

-NAIRA: no, no nos lo digas, así si alguien es un topo no lo sabrá – me quite a Lara de encima y me fui a abrazarla, en parte por su ocurrencia, estaba a punto de decirlo, y en parte para celebrar el hallazgo, la levante por el aire entre risas y al caer la besé con dulzura, Lara gimió de fondo, cogiendo unos ficheros para seguir leyendo.

-YO: no me lo creo, tengo que asegurarme, pero todo encaja…..

-ALICIA: pues hazlo.

-LARA: joder…….- la miré extrañado, estaba leyendo un informe sobra mis tíos y primos.

-YO: ¿que pasa?

-LARA: ¿todos sois así de altos en tu familia? – me relajé un poco.

-YO: si, no se, alguna rama de gigantes supongo.

-ALICIA: ¿por que lo dices?

-LARA: mira la ficha de sus tíos, ninguno baja del 1,85 ¡¡¿y sus primos?!!……..- Alicia se hizo con el informe.

-ALICA: la leche…..una prima de 1,88, y luego los 2 primos de 1,97, la virgen……y el otro de ¡¡¡2,03!!!

-YO: jajajaja si, Felipe.

-NAIRA: será jugador de baloncesto, ¿no?

-YO: ¿por que seas alto tienes que jugar al baloncesto? – mi tono lo captó Alicia al vuelo.

-ALICIA: ¿en que equipo juega?

-YO: es un amateur de la 3º división – las risas relajaron un poco el ambiente.

-LARA: ¿y el otro?

-ALICIA: Alberto, aquí dice que sirvió en el ejército y luego se hizo guardia civil, pero………..oh mierda, lo siento…

-LARA: ¿el que? – cogió ansiosa el informe- “Oficial condecorado en las fuerzas de tierra, se retiró e ingresó en la guardia civil sirviendo con honor y distinción hasta que en un tiroteo sufrió heridas mortales y falleció 2 días después en el hospital”………oh joder…….lo lamento mucho.

-YO: no pasa nada, paso hace ya 10 años, casi no me acuerdo de el – las 3 me miraron sin entender por que no estaba apenado, Naira me volvió a abrazar.

-NAIRA: vaya vida más dura.

-YO: no lo sabéis vosotras bien…- era cierto, su vida no era de color de rosas – …..…¡¡¡¡joder!!!! – otro golpe en mi cabeza.

-ALICIA: dios, deja de darnos esos sustos…..

-LARA: ¿que pasa ahora? – Naira me tapó la boca con sus dedos.

-NAIRA: ¿quieres dejar de preguntar? ¡¡Fisgona!!

-LARA: no nos puede dejar así – le metía mano en el culo a Naira de pura felicidad, y después me fui a por Lara.

-YO: sois geniales.

-NAIRA: pero si no hemos hecho nada.

-YO: habéis hecho mucho más que ayudarme, me habéis dado la solución – solté los senos de Lara y me acercaba a una Alicia que se ponía en pie.

-ALICIA: a mi no me metas mano, guarro, que tengo novio – se abrió de brazos y la di tal abrazo que la levante del suelo haciéndola girar por el aire, la dejé en el suelo, los 4 reíamos pero solo yo sabia por que.

-YO: lo siento chicas, me tengo que ir – recogía toda prisa los informes – de verdad que no sabéis cuanto me habéis ayudado, y por favor, tened cuidado, cualquiera que se os acerque podría ser una trampa.

-ALICIA: Lorenzo no es una trampa – me giré localizando, estaba tan acelerado que no la tenia ubicada.

-YO: no lo se, quizá si, quizá no, ten mucho ojo, no me gusta.

-LARA: ya sabemos por que no te gusta……- habló bajo pero lo suficiente, estaba convencida de que entre Alicia y yo había algo.

-NAIRA: déjate de tonterías – la sacudió un manotazo en el hombro y luego me cogió de la cara, cavando su azulados y grises ojos en lo míos – vete y machaca a esa cerda.

Sin duda Eleonor me dio ese maletín pensando en que me asustaría, y si no fuera por ciertos detalles, lo estaba, con todo aquello podían hacer mucho daño, pero había cometido un error garrafal.

Me fui de aquella casa con la cara algo enrojecida y una leve excitación, pero no era sexual, hasta ahora me sentía enfadado, ofuscado, vendido, estaba a merced de Eleonor y solo podía recibir golpe tras golpe, se me sentía como si fuera perdiendo por goleada un partido que no sabia ni que se estaba jugando, pero esas 3 mujeres lo cambiaron todo, incluso Lara con sus incisivas preguntas, que me llegaron a ha hacer sospechar de ella, pero ahora tenia un plan…………o parte de un plan……o al menos una idea decente sobre como actuar, me sentía como Miguel ángel la 1º vez que vio el bloque de mármol que más tarde seria su David, tenia algo en la cabeza, un idea borrosa y abstracta, pero allí estaba, era menos que nada.

Retomando a Miguel ángel, cuentan una historia sobre un encargo que le hicieron para escupir una imagen de Moisés, se dice que cuando terminó la obra, se acercó y, asombrado por la perfección y el detalle de su escultura, golpeó suavemente la rodilla de la figura y le dijo “Habla”, estaba tan maravillado con su obra que pareciera que Moisés se pudiera echar a andar en cualquier momento, pues yo necesitaba algo así, convertir aquel borrador ensuciado en una obra maestra, solo así podría quitarme a Eleonor de encima para siempre.

CONTINUARA…….

PARA CONTACTAR CON EL AUTOR:

poesiaerestu@outlook.es