el-elegido2Los cuerpos del hombre y la mujer tumbados en la cama semejaban una sola criatura, entre sonidos de suspiros y sin-titulojadeos los cuerpos chocaban entre si cada vez más rápidamente, semejaban una bestia de dos espaldas como dijo el escritor británico William Shakespeare.

Unos minutos antes, nuestra pareja de amantes se besaba furiosamente dando libre paso al deseo contenido durante mucho tiempo, las manos de Paula acariciaban ansiosas el torso y vientre de Jaime, este no perdía el tiempo y respondía acariciando con su mano derecha el coño de la mujer metiéndola su dedo medio en la vulva, sentía contra la palma de su mano los pelillos que ella había afeitado en forma de corazón, como detalle para él en aquel día de los enamorados.

El deseo de Paula se hizo evidente en forma de una abundante secreción de flujo, en la que el dedo de Jaime se sumergía una y otra vez haciéndola estremecer de placer. Ella sobó con creciente lujuria el miembro de su amante comprobando satisfecha la creciente erección y dureza de su deseado macho.

– Métemela por favor, no me hagas esperar más. – Dijo ella entre suspiros.

Jaime cambió de postura rápidamente, colocándose entre las piernas abiertas y las mantuvo levantadas, acerco su vientre al de ella y su miembro como dotado de vida propia, pareció husmear el olor a hembra en celo antes de introducirse entre los labios vaginales, ambos empezaron a moverse el uno contra el otro al principio despacio, ella se sentía rellena de carne cálida y palpitante, el se sentía estrujado y soltado por aquella empapada vagina, los movimientos se fueron haciendo más rítmicos.

Jaime sostenía aquellas piernas abiertas sujetándoselas por los muslos, ella le miraba a los ojos jadeando de placer y acariciándose ambos pezones con sus manos para disfrutar más de la follada y de paso excitar más a su macho, el por su parte la introducía todo su miembro hasta golpearla con las pelotas los labios vaginales en cada envite que daba dentro de ella, abrió los ojos y la devolvió la mirada de deseo, sus labios rojos y brillantes jadeando de gusto, sus manos tironeando de los pezones, su cuerpo cálido respondiendo vibrante bajo el, todo era demasiado excitante y el supo que no tardaría mucho en llenarla de leche.

Paula sintió como el aumentaba el ritmo y se le enturbiaban los ojos, sus envites y jadeos se hicieron más frecuentes, supo que el estaba cerca del orgasmo y que a ella misma le faltaba solo un poquito, quería que fuera común, así que meció y agitó sus caderas sintiéndose recompensada enseguida por un alud de gusto, placer y jadeos comunes, un minuto después cerró los ojos mientras el orgasmo la hacía tensarse y mientras aquella sensación la recorría entera, sintió como Jaime eyaculaba en su interior, los jadeos se hicieron comunes al tiempo que Paula sentía los chorros calientes de esperma dentro de su vagina inundándola el útero.

El orgasmo fue sensacional para ambos, Jaime se dejo car sobre el cuerpo de Paula con el miembro aun soltando esperma en el interior de la mujer, se besaron entre suspiros y permanecieron un rato sintiéndose felices sin romper la postura.

¡ ALARMA, ALARMA, ALARMA ! – Dotación de seguridad a sus puestos.

Jaime parpadeo despertándose y sentándose en la litera, el altavoz situado en el estrecho camarote atronaba y parecía querer reventarle el coco.

Se dio cuenta de que había soñado ¡ joder y menudo sueño! tan estupendo había sido que hasta se había corrido en el slip, pero ahora no podía entretenerse en chorradas le estaban llamando, así que se puso el pantalón de faena y se calzo sus botas en dos patadas, comprobó y metió en su funda el walkie, según salía del camarote cogió su pistola Walther p-99 de 9mm parabellum y la metió en la cartuchera, también cogió la escopeta Franchi Spas15 del calibre 12 y su canana de munición, para seguidamente salir corriendo hacia la popa del buque atunero “Playa de Toledo” donde estaba su Fede su jefe y único compañero del equipo de seguridad en aquel barco.

Le encontró en la torrecilla de popa, junto a la Mg 42 que tenían y a la que ya había quitado la funda y cargado con su correspondiente cinta de 250 proyectiles del 7,62, en pocos segundos estaba a su lado y Fede le decía:

– !joder tío! siento fastidiarte el sueño pero tenemos visita, el radar a detectado dos bultos a sotavento y a popa, dame la escopeta y la canana que voy al puente a ver que han detectado, quédate en la Mg.

Así lo hicieron y Fede se marchó dejando a Jaime recapacitando acerca de su situación, llevaba 2 meses en aquel barco atunero junto a 20 tíos mas, todos pescadores vascos y gallegos que hacían un trabajo estupendo, por su parte el y su compañero Fede eran los vigilantes del buque pues en aquella zona cerca de Somalia… bueno, al grano.

Cuando embarcó no tenia pareja, el segundo día un marinero le hablo de una web de conocer gente y se dejo caer por allí, entonces apareció en aquella web Paula, que decir… casi enseguida se puso a chatear y se cayeron bien, es decir ¡mejor que bien! No fallaban un día en que no se escribiesen algo, pese a la distancia y la diferencia horaria y a pesar de no haberse visto más que en fotos, ambos sabían que había surgido algo especial.

Fede le llamó por el walkie y le dio la posición del contacto del radar, el giró la Mg y vio a lo lejos por la mira del arma a sus objetivos, Un pequeño barquito de pesca y una vieja zodiac, eso sí ¡bastante pobladas de morenitos!

– Bueno tíos, yo no os he llamado. – Dijo Jaime muy bajito.

Mientras tiraba de la palanca de cierre hacia atrás, soltándola a continuación y aferrando la empuñadura del arma lista para disparar añadió:

– ¡Nadie! Va a impedirme conocer y estar con Paula ¡lo juro!

———————————————————————-

Una vez más dejo el final de la historia a vosotros los lectores ¿se conocerán finalmente Jaime y Paula? ¿habra tiros ó acabara secuestrado este soñador y el resto del barco? además ¿Será realmente Paula como Jaime cree, ó será arisca y borde? por no mencionar que puede no ser la de las fotos ¿y si es un tío, funcionara lo suyo?

Decidid lo que más os convenga e inventaros un final feliz, sed buenos con el protagonista.

Aaaaa, se me olvidaba, sed felices también vosotros, y esto es… esto es… esto es todo lector@s.