portada criada2Mi inicio en la prostitucion

Sin títuloRetomemos la historia, estaba secándome con unas toallas mugrientas en el baño de la habitación del hotel, esa habitación en la que acababa de ganarme la entrada en el selecto club de compañía de Madamme Bubie, mi objetivo era ganar dinero rápidamente para un piso, y así poder tener un sitio para mi y Ana, mi prima que no era tal, y pese a algunas dudas y miedos, terminé desatando un bestia de mi interior para ganarme ese puesto, Zeus era mi seudónimo pero descubrí que dentro de esa vorágine de sexo, tenia un punto animal que ninguna mujer podía soportar, ni la pobre Púrpura, que se vio engullida, ni Madamme que terminó pidiendo auxilio, y ni siquiera Eli, que me había enseñado todo, no se si fue el coraje de no fallar a mi gente, la excitación del momento, el hecho de mi frustración con Susana, la socorrista, o quizá simplemente había rozado mi techo, a estas alturas, con 19 años, me había tirado a mas mujeres y durante mas tiempo que muchos hombres en toda su vida, y lo había hecho en apenas en 1 año. La ducha cumplió su función, aquel engendro de mi interior volvió a su cueva y volví a ser yo, Raúl, el buen tipo, afable, desvergonzado y cariñoso, el tipo que siendo gordo aprendió a ser buena gente, y que no quería perder una vez transformado en un chico atractivo.

Volví a la habitación donde estaba Eli en la cama, dormida, recuperándose con una sonrisa de oreja a oreja, me tumbé a su lado, sin tocarla, solo quería descansar, aquella Madamme me había obligado a un esfuerzo al que no estaba acostumbrado, y cerré los ojos, no se cuanto paso en realidad, me despertaron unos nudillos en la puerta, era el conserje, se había acabado el tiempo y teníamos que irnos, desperté a Eli y nos vestimos, recogí el papel con la dirección y la hora acordada por Madamme, con indicaciones de llevar el documento de identidad y algunos papeles legales . Eli se apoyaba en mí, estaba débil pero encantada. Era ya de madrugada cerrada, nos pasamos pro el bar donde había tenido que “pasar la pruebas”, ya no había nadie, así que acompañe a su casa, me asegure de dejarla en la puerta.

-ELI: esa chica no sabe la suerte que tiene.

-YO: no se por que, pero su llegada me hace sentir que el afortunado soy yo.

-ELI: jajajjaa pues entonces aprovéchalo cada instante, esa sensación es lo mejor del mundo.

-YO: mañana tengo que cerrarlo todo aun, y te lo debo todo a ti.- la di un suave beso en los labios seguido de otro en la mejilla y la abracé, como me gustaba despedirme de mis chicas, luego cuando se dio la vuelta para subir las escaleras de su casa no me pude resistir y la di un cachete en el culo, mas que por lo sexy o bonito que era, fue por como se movía, totalmente abierta, escocida, reventada.

Me fui a mi casa paseando, eran un par de kilómetros, según llegue me acosté, tenia unas 5 horas para descansar si quería llegar puntual, me sonó el despertador, y lo apague, pero mi madre lo oyó desde la otra unta de la casa, debía estar atenta por mi llamada de ayer, y entro como siempre, abriendo cortinas, pegando gritos y recogiendo la ropa sucia.

-MADRE: venga para arriba so vago, que así no vas a encontrar piso.

-YO: 5 minutitos mas….

-MADRE: ni 5 ni 2, ya te estas despertando y contándome de que iba lo de anoche.- remoloneaba, para despertrme y contestarle sin mentirla pero sin decirla la verdad.

-YO: nada, que me dio un bajón por lo del piso, pero creo que ya lo tengo solucionado, me tengo que ir, anda elígeme algo de ropa decente mientras me ducho.

Refunfuño mientras recogía y yo me fui derecho al baño, me di una ducha rápida y al salir tenia algo de ropa en la cama, al ponérmela me quedaba bien, yo no tengo ni idea de moda, pero mi madre sabia a ojo como conjuntar las cosas, me vestí para luego ir a donde la cita con Madamme, era en pleno centro, no se que me esperaba al llegar, pero no un edificio de oficinas, subí por el ascensor hasta la ultima planta, Now Servies s.a, mientras en cada planta que subía leía nombres de importantes empresas de seguros, bolsa o marketing, al llegar nada mas abrir el ascensor había una recepcionista detrás de una mesa enorme con el nombre de la empresa y un logo, con flores, plantas, sillones para hacer una sala de espera, tv con imágenes de trabajadores de limpieza, o seguridad, y una mesa con revistas de medicina o economía, vamos una oficia en toda regla, como una de tantas que había ido para buscar trabajo.

-RECEPCIONISTA: hola muy buenas tardes, bienvenido a Now Servies, ¿en que puedo ayudarle?

-YO: veras, me llamo…….¿Zeus?, tenia una cita con la señora Bubie.- no sabia muy bien como actuar, la voz era la misma que me cogió el teléfono al llamar a la tarjeta, pero su actitud era demasiado profesional.

-RECEPCIONISTA: a si, claro, teníamos cita en 10 minutos, espera aquí unos minutos y aviso de tu llegada, encantada de saludarte, soy la recepcionista.- me miro de arriba abajo, con cara de no creerse que yo hubiera llegado a entrar, poca cosa.

-YO: hombre, eso ya lo veo.

-RECEPCIONISTA: jajjaja no, te digo que mi nombre es La Recepcionista.- entendí que era su sobrenombre, ¿también trabajaría sexualmente o solo daba la cara?

-YO: peus encantado, aquí espero.

Me fije en ella, no se como describirla así que pensar en una secretaria mona, una con la que os hayáis cruzado en una entrevista, era perfecta, encajaba en el papel. Pasaron unos minutos y sonó el ascensor, aparecieron las moles de la noche previa, y detrás Madamme, quitándose las gafas de sol y el abrigo, tirándoselos a la cara a la recepcionista que se puso tensa ante su llegada.

-MADAMME: toma bonita de cara, a ver si haces algo útil, ¿donde esta mi nueva estrella?- me habia visto de sobra, pero ya no era aquella mujer semi humillada de hacia unas horas, había vuelto a su papel de dominatriz, de jefa implacable. Me levante de la silla donde la estaba esperando.- ah aquí esta, anda sígueme, y vosotros aquí.- las moles se cuadraron en la puerta del ascensor, pero solo había 2, ¿y el 3º? No estaba el que se tiro a Eli.

Me dirigió por entro, a una sala de reuniones, los despachos, con una carpeta en la mano, las mesas daban el pego, pero allí no había nadie. Entramos en la sala y allí encontré a un tipo, muy arreglado y formal, con traje.

-MADAMME: a ver siéntate ricura, te presento a Jaime, es nuestro……. director de recursos humanos, el te explicara un poco todo lo que te comente ayer.

-YO: buenas, soy…Zeus.- se río en mi cara.

-JAIME: jajaja tranquilo, yo seré el único que sepa tu verdadero nombre, has triado los documentos que te pidieron.

-YO: si aquí los tengo, pero me gustaría saber un poco como funciona esto.

-JAIME: es justo, mira, como entenderás, esto es un empresa, de 1º nivel en el sexo, pero una empresa, lo hemos montado de tal manera que nuestros empleados queden contratados, de forma legal, vas a cotizar, y si cobras lo suficiente, tendrás paro cuando lo dejes, en cada caso es distinto, pero viéndote creo que darás el pego como seguridad privada, así tendrás excusa real para cualquiera que te pregunte, como tal, se te pagara en función del “riesgo” que corras, por lo tanto se te puede pagar directamente por banco, mas o menos cantidad, y justificarla legalmente. Normalmente no trabajamos así, solemos dar un teléfono de empresa y es el único contacto que se tiene contigo, se te da hora, foto del objetivo a defender, con indicaciones claras de tus deberes, pero por lo visto le has entrado por el ojo a Madamme –se me escapó una risa que el no entendió, pero Madamme si- y quiere llevarte ella personalmente, así que harás lo que ella te diga, no estas obligado a nada, pero cuanto mas hagas mas ganaras – frase casi calcada a la de Madamme ayer, seguramente estaría preparada – en ti queda si aceptar o no determinados encargos. Tendrás que firmarme estos papeles y dejarme esos documentos, puedes mandárselos a un abogado para que los revise antes pero ya te digo que te dirá que sin ser fraudulentos, tiene lagunas, tienen que ser así.- pensé unos segundos mientras fingía leer, era una sola hoja con bastante pinta legal, podía meterme en un lío, y no era lo que yo quería, pero lo necesitaba.

-YO: quiero que quede claro una cosa, esto es momentáneo, necesito dinero ya, y cuando tenga lo que necesito, me iré.

-MADAMME: así empezamos todos, cariño.

-YO: pero yo no soy como los demás, si aceptáis eso no habrá problemas.

-JAIME: no lo habrá, como ves es por obra y servicio, por lo tanto no te podemos obligar a nada legalmente si tu no quieres, puedes dejarlo cuando querías, y quedaras en la base de datos, así, si quieres volver, puedes hacerlo, no queremos mas problemas con gente descontenta que se va de la lengua.- no estaba del todo seguro, pero no estaba pensando en mi si no en el piso. Cogí los papeles y los firme, entregándoselos con los documentos pedidos, los metió todos en una carpeta, dándome la mano y dejándome un copia del contrato, se fue.

-MADAMME: tú quédate tranquilo, otros han tenido peores inicios de los que vas a tener tú, te voy a llevar de la mano personalmente. Lo 1º es explicarte como solemos proceder, normalmente vamos progresivamente, el 1º mes solo compañía, sin sexo, para que vayas conociendo a la clientela mas normal, luego algún encargo esporádico para asegurarnos de que des la talla ahí fuera, y en 6 meses estarás a pleno rendimiento aceptando lo que tu quieras hacer.

-YO: pero yo necesito mucho dinero, ya.

-MADAMME: ¿cuanto es mucho dinero y cuando es ya?

-YO: puffff –me puse a sumar mentalmente, unos 5.000€ para el piso, quería tener una par de meses mas de margen hasta encontrar trabajo, sumándole gastos de mudanza, dinero que quería dar a mis padres, o para tener dinero en mano por si había mala suerte, y ya puestos a ganar dinero- 20.000€ antes de 3 semanas.

-MADAMME: jajajajajajajajjajja amor, eso solo lo ganan los mejores y pese a lo de anoche, dar la talla con los clientes es otra cosa.

-YO: puedo ganármelos, y lo sabes, era solo una cifra, seria idóneo para mí.

-MADAMME: ¿y que seria aceptable?- si bien todo eso eran cábalas, para arrancar solo necesitaba los 5.000€ de la entrada del piso, era lo mas urgente.

-YO: si no saco al menos 5.000€ en esas 3 semanas, me largo de aquí ya.

-MADAMME: eso ya es mucho mas factible, aunque lo otro……no se, si me haces caso en todo lo que te diga, podemos llegar a los 20.000€.

-YO: este bien, dime como lo haremos.

-MADAMME: voy a enseñarte el catalogo, con fotos, descripción y gustos, una especie de muestrario que le damos a los clientes, luego pasaremos atrás, y haremos el tuyo, luego nos vamos a una clínica de aquí cerca de que te hagan el chequeo. Ve mirando el catalogo.

Lo hice y entendí el nivel de la empresa, era muy profesional fotos de todo tipo, descripción detallada del trabajador y observaciones sobre lo que esta dispuesto a hacer o gustos personales, mujeres y hombres, desde los que solo van de acompañantes, a solo sexo oral, los que follan, los que le dan al sexo anal, las especialidades como tetas o culos, los fetichismos, travestíes, operados o sin operar, transexuales, sado, orgías, maduras, jovencitas, roles……..etc etc allí vi a Matahari, a la Recepcionista, así titulada, y la de Púrpura.

-YO: vaya, Púrpura esta, y la recepcionista, muy….detallado.

-MADAMME: ofrecemos de todo, menos menores, y si te pillan con una menor estas fuera y te denunciaremos, he pasado por eso de pequeña y no lo acepto a mis órdenes. A púrpura la tengo que quitar unos días, la has dejado ida, de hecho esta en la clínica.

-YO: lo siento, no pretendía….

-MADAMME: nada, ella se lo busco, oyó a Matahari hablar de ti y me suplico ser ella la que te probara, pobrecilla. Como veras, dentro de todo, tu eres de los chicos mas……normales, tenemos a ex modelos y gente de mucha calidad, realmente mucho mas agradable a la vista que tu, que engañas mucho vestido, eres mono pero mira a este – señaló el catalogo- Yuri, un ruso cachas que parece bajado del cielo, rubio, ojos azules, guapo a rabiar y folla de maravilla.

-YO: entiendo, y para acompañante puedo perder, pero tengo labia con las mujeres, aun más con las maduras y si toca follar me atrevo a decir que les dejo en ridículo a todos.

-MADAMME: pues casi, lo de anoche no lo pueden hacer mas de 2 o 3 de esta lista, y cobran 10.000€ la noche, para ellos, 20.000€ se le cobra los clientes, pero eso es especial, si llegas ya te diré como. Por ahora ya tengo a 3 de mis mejores y mas viejas clientes, las encanta probar a los novatos, solo acompañante en fiestas y bailes, serán 500€ cada una, si las tratas bien harán correr el bulo de ti entre los clientes, y ya me encargare yo de que tengas trabajos de sexo pronto, allí puedo ponerte a 1.000€ para ti la noche, algo caro para un novato, pero en cuanto te vean la polla pagaran encantadas, de ahí en adelante ya depende de ti, de lo rápido que corra el rumor y de lo que estés dispuesto a hacer.

-YO: pues empecemos

-MADAMME: como ves los listados incluyen foto en 1º plano, foto de cuerpo entero, vestido y desnudo, y en el caso de los chicos, foto del pene, flácido y erecto, tengo al fotógrafo allí detrás si estas listo, vienes lo suficientemente mono como para dar el pego.- se lo agradecí a mi madre mentalmente.

Me acerco a una zona con un fondo blanco, había un fotógrafo preparado, me saludo y mientras Madamme se sentaba, trasteando con el móvil, el fotógrafo me iba poniendo en situación, me arreglo un poco el pelo y me dio algo de colorete en la cara, foto de 1º plano y luego de pie, me iba diciendo posturas, a mi me hacia gracia parecía un profesional, un modelo, hizo unas 20 para asegurarse tener alguna buena y luego me pidió que me desnudara, yo estaba en modo payasete así que lo hice sin mas, miraba a Madamme que al ver algo colgando dejo el móvil un segundo, admirándome, sin duda recordando el polvo de la noche anterior, casi ni oí el “joder” del fotógrafo, cambio de lente la cámara y se me puso tan cerca que notaba el calor de la luz del flash al hacer las fotos. Llego el momento de la foto de mi miembro tieso, y a mi no se me ponía, ya no era un niño al que con pensar en tetas se le ponía dura. Mire a Madamme.

-YO: ¿me hechas una mano?- sonreí pícaramente.

-MADAMME: a mi no me mires carbón, aun me duele el culo.- pensé una solución, y en mi cabeza se paso la Recepcionista, si de inicio n me llamo mucho la atención, al verla en el catalogo desnuda se me ocurrió una idea.

-YO: ¿y si me traes a la chica de fuera? La recepcionista…..- sonrío, y llamo por teléfono a una de sus moles.

-MADAMME: traedme a la recepcionista. -a los pocos segundos apareció una mole con la chica colgando, agarrada de un brazo aun con los cascos puestos.- tu, ayúdale a empalmarse.- la mirada de la chica se clavo en mi polla.

-RECEPCIONISTA: pero….- una mirada fulmínate de Madamme la cayo, y un empujón de la mole la hizo andar hacia mí.- ¡¡virgen santa!!!

-YO: ¿Qué, ahora no te parezco tan poca cosa?, anda chúpamela un rato a ver si se endurece.- según lo dije la pegué a mí apretando su culo.- he leído que eres especialista en eso.- miró a Madamme de nuevo.- no la mires a ella, aquí ahora mando yo.- la di un azote que la hizo reaccionar.

Se doblo de piernas quedando de cuclillas, se quito los cascos y al ir a quitarse las gafas la pare, entendió que me daban morbo, agarró mi polla con firmeza y sabiduría, pero su cara era de asombro, y aun no estaba tiesa, la manoseo hasta ver sus proporciones y una vez medidas, chupo el glande como una profesional que era, echando hacia atrás toda la piel y engullendo lentamente, estando flácido le entraba bastante polla y sin arcadas, realmente no mentía, se le daba muy bien, tanto que las miradas de todos se posaron en su trabajo, Madamme, el fotógrafo y la mole estaban deleitándose, me concentre en no ponerme muy caliente, para no ponérselo fácil, tuvo que tirar de repertorio, lametones en los huevos incluidos, se metía uno mientras chupaba mi escroto, para luego repasar la polla desde la base a la punta y allí engullir rabo repetidamente, en una de esas ya no podía mas y mi polla creció a su tamaño natural, pero me asegure de que no pudiera sacársela apretándola la nuca, y noto como progresivamente mi polla flácida iba creciendo hasta convertirse en una estaca que casi la parte la mandíbula.

-YO: déjala limpia para la foto.

Se esmero en ello una vez que la solté, había hecho su función, así que la empujé hasta dejarla de culo en el suelo, y el fotógrafo con medio rabo fuera de haberse estado masturbando, hacia las fotos, al acabar se fue a preparar el álbum.

-YO: ¿y ahora que hago yo con esto tieso?

-MADAMME: ¿tu sabrás?, ya te he dicho que a mi no me mires, que ya me tienes caliente.

-YO: ¿me puedo follar a esta?- señale a la recepcionista que se encajaba la mandíbula.- miro el álbum y vio que si- toda tuya.- eso horrorizo a la Recepcionista, no la di tiempo ni de suplicar- anda sigue chupándola y si mi corro rápido no te follaré, pero date prisa, Zeus es muy ansioso.- Madamme se reía de mi comportamiento.

La chica quiso esmerarse, entendiendo que se podía librar de mi polla, se arrodilló ante mi y retomo donde lo había dejado, si antes se esmeraba ahora estaba desesperada, dios realmente estaba muy concentrada, sus 2 manos no pararon de pajearme en todo el tiempo que estuvo trabajando el glande con la boca, no le entraba mucho mas, a los 15 minutos me harté.

-YO: has tenido tu oportunidad, ahora te voy a abrir el coño- quiso aferrare a mi rabo para ganar tiempo en su mamada, pero la levanté de los brazos y la desnude, no me acuerdo ni de lo que llevaba, chaqueta de traje y vestido hasta las rodillas creo, se lo quite todo, bragas incluidas ante su afán de seguir pajeándome rápido por si me corría de una vez, podía haber estado 1 hora, no lo lograría.

Para mas, la puse de espaldas y la levante una pierna apoyándola en la mesa que estaba al lado Madamme, colocándome detrás de ella y llevando mi mano a su coño, se lo abrí y metí un dedo, me lleve una sorpresa, no estaba nada mojada, pero la abrí bien de piernas y la masturbé hasta que lo estuvo, con su concha mirando a Madamme, que fingía ver el movil, pero sus miradas iban a aquella chica abierta de piernas siendo violada por mi mano, la mole quiso sacarse el rabo y pajarease, pero Madamme le interrumpió diciéndole algo de la 3º mole de ayer, y le mando fuera, no atendí por que la mujer de mis brazos estaba ya muy caliente, paso de intentar evitarlo a desearlo, mis dedos mojados así lo atestiguaban, su respiración se agito hasta sacarla gemidos, mis ahora 2 dedos la estaban matando el coño mientras jugaba con su cuelo con la boca, estaba totalmente desnuda, solo con unos tacones y las gafas de pasta, mi otra mano iba a su pechos de tamaño mediano, con sus pezones ya duros, cuando la note preparada la empuje contra la mesa, de forma que su cara quedara a unos 20 centímetros de Madamme, con el torso vencido sobre la mesa y el culo ofrecido, pense en comerle el coño pero ya estaba muy mojada y yo solo quería desahogarme, así que la empalé con algo de cuidado, oyendo su gritos de presión, allí me sorprendí de nuevo, pese a su terror inicial le entraba bastante polla, así que sin mucha presión comencé a follar, a un ritmo normal para mi, con cada estocada la hacia vibrar el cuerpo entero, terminando en un aullido de dolor placentero, Madamme miraba la cara de la muchacha a pocos centímetros de la suya, y luego a mi sonriendo. Eso me motivo mas y le aumente el ritmo, tanto que a los 10 minutos la empalaba entera, mis golpes de cadera sonaban en su trasero por toda la oficina, la agarre de la coleta y de un de sus tetas para mayor sujeción en el tris final la note curvarse antes de correrse y eso me acelero mas el ritmo, cuando la note que iba a bañarme, pare en seco. Todo, desde abrirla de piernas y tirarla en su dirección estaba destinado a excitar a Madamme, quería jugar con ellas, medir que nivel de poder tenia realmente.

-RECEPCIONISTA: ¡¡ ¿pero que haces, sigue?!!

-YO: ruégalo.

-RECEPCIONISTA: ¿que?- Madamme me miraba sorprendida.

-YO: que lo ruegues, grita a pleno pulmón que deseas que te siga abriendo el coño con mi enorme polla y quizá entonces, siga.

-RECEPCIONISTA: ¡¡mamón de mierda, no me dejes así!!- comenzó a moverse ella contra mi, la pare levantándola y agarrándola por la cintura, susurrándola al oído mientras miraba a los ojos a Madamme.

-YO: o haces lo que te digo o te dejo tal como estas y me largo, grítalo y di mi nombre.

-RECEPCIONISTA: “FOLLAME EL PUTO COÑO ZEUS, ÁBREME CON TU GIGANTESCA POLLA, TE LO RUEGO, PERFÓRAME HASTA QUE ME REVIENTES, HAZLO YA, ZEUS”- Madamme rompió a reír.

Según como estaba, con ella erguida, la di un minuto a lo bestia todo lo que Raúl podía dar, eso la hizo retorcerse y dar patadas de cabra con una pierna mientras mi pelvis no paraba de golpearla, su corrida fue abismal, llevaría tiempo sin follar de verdad, la saque de ella y la deje caer rendida en la mesa. Me coloque de pie delante de Madamme apuntándola con la polla.

-YO: ¿y tú crees que no soy de 1º nivel?, como no tengas a otra del catalogo por aquí vas a tener que terminar su trabajo.- sonrío mordiéndose el labio, mas que por mi polla, por como había dejado a aquella chica en menos de 30 minutos.

-MADAMME: esta bien, pero solo te la chupo, tengo el coño irritado y el ano escocido.

-YO: si haces que me corra y te lo tragas, te perdono.- me sonrío moviendo su lengua en la boca.

-MADAMME: eres el novato, no deberías de hablarme así.

-YO: soy Zeus, y haré lo que me de la gana, si no quieres no lo hagas, me seguiré tirando a esta hasta que me corra y me dará igual que se desmaye como Púrpura, tu veras cuantas chicas quieres perder por mi culpa.

Fui convincente, dejo el móvil y me atrajo hacia ella , agarrándomela con ambas manos y chupándola sin parar, aun llena de los fluidos de la Recepcionista, hasta que me la dejo limpia, para luego llenarla de babas y carmín, eso era un mamada de verdad, en sus tiempos debió de ser la mas caras del país, en 10 minutos de maravillas con su lengua logró sacarme una corrida de campeonato, al notar mis huevos duros cero la boca y dejo que eyaculara dentro de su boca, alguna arcada, sin dejar caer una sola gota, y sin dejar de masturbar, cuando se aseguro, se la saco, me miro abriendo la boca dejándome ver la abundante corrida en su paladar, saco un bote y dejo caer cierta parte de semen, y cerrándolo se lo guardo, luego cerró la boca y tragó, para volver a abrir y demostrar que no quedaba nada.

-MADAMME: ¿así le gusta a mi dios griego preferido?

-YO: no esta nada mal.- no se si lo tenia planeado, pero la di la sensación de que solo ella podía conmigo, era mentira pero me gustaba que pensara así, para tenerla feliz, y en el fondo, a mis pies.

-MADAMME: jajja eres duro de roer, dios, si no estuviera tan dolida te echaba el 2º asalto, pero tenemos que ir a la clínica, ya llegamos tarde.

Nos fuimos a un baño cercano a adecentarnos, y al salir de pasada vi como el fotógrafo se lo estaba montado con aquella mujer rendida sobre la mesa. Me cogió del brazos como si fuéramos pareja, y ordeno a las moles que nos siguieran, bajamos en el ascensor, y fuimos andando hasta la clínica, hablando de alguna tontería, me gustó esa sensación de poder, de tener a esas moles cubriéndonos, de ver a la gente mirándonos como si fuéramos alguien importante, al llegar se quedaron las moles en la sala de espera mientras nos hicieron pasar a una sala, allí un par de médicos y una enfermera me hicieron el chequeo, pude notar deseo en los ojos de la enfermera al verme desnudo. Yo fui precavido y le lleve una copia del informe del hospital de mi operación, y de la vasectomía, lo archivaron y me extrajeron sangre para luego pedirme el semen, Madamme saco el bote y les explico el proceso de “extracción”, no pusieron pegas.

-MADAMME: bien, ahora mientras esperamos los análisis nos vamos a ir a comer, allí te haré un entrevista, rellenaré un formulario de tus gustos y roles.

Igual que antes, agarrados del brazo y las moles siguiendo fuimos caminado a un restaurante cercano, por el camino pregunte por la 3º mole, me dijo que le había echado por no estar atento a su protección y si mas a mi amiga, me pregunto si ella estaría interesada en trabajar para ella, pero la dije que no, tenia su propia empresa y le iba bien, solo era una de mis tantas amantes. Quiso sonsacarme más sobre mi vida privada pero mantuve cautela y no le dije nada para que pudiera usar contra mí. Legamos al restaurante, de esos caros en que hay que pedir reserva, pero según la vieron un camarero nos acompaño a una mesa reservada.

-YO: nunca he estado en un sitio tan elegante.

-MADAMME: bien, cariño, déjame pedir a mi, camarero, lo de siempre, pero para 2, bien, mientras comemos vamos hablar de ti, de tus gustos de lo que te gusta hacer y de lo que crees que se te da bien, de que roles o papeles puedes interpretar, vamos todo lo que se nos ocurra. Ya vi que el sexo oral no es tu punto débil, sabes trabajarte a las mujeres, sexo anal sin reparos, ese punto de soberbia puede ser algo a sumar si no te pasas, y me di cuenta de que follas a diferentes velocidades y fuerzas, puedes pasar de sexo normal a sexo fuerte, a sexo duro y luego ya, lo del final, pufff eso no lo había visto casi nunca.

-YO: estoy bien enseñado y adiestrado.

-MADAMME: ¿te va el sado?

-YO: no, vamos, no me pone, tampoco es que lo haya intentado, tengo varias relaciones de dominación, no esclavas pero si relaciones donde mando yo y ellas obedecen por placer, eso me gusta, mas el trayecto que el logro en si, pero no soy violento, no me gusta pegar a las mujeres, aunque sea sexual y con su consentimiento.

-MADAMME: esta bien, ¿y sexo gay?

-YO: no, ni de coña, vamos, que no es que tenga nada en contra, pero no soy gay, he probado lo del dedo en el culo y si bien me he corrido no es una sensación que me agrade, menos que me follen.

-MADAMME: orgías no te veo mal, aunque aun no te he visto con varias a la vez, pero me da que se te dan bien, la cuestión es que hasta ahora te he visto con chicas guapas, ¿que pasara si toca un vieja arrugada y fea?

-YO: pues sinceramente no lo se, supongo que tendré que averiguarlo.

-MADAMME: eres sincero, eso me gusta, aun así entenderás que las mujeres normalmente si son guapas y jóvenes no necesitan de nuestros servicios, a no ser que tengan necesidades especiales. En fin, creo que me hago a la idea, pero necesito saberlo, ¿puedes parar de follar sin correrte? Es decir, si a 2 de mis chicas las has dejado idas y luego he tenido que terminar yo, una clienta que se corra lo mismo no desea continuar, tendrás que parar.

-YO: puedo hacerlo, ya lo he hecho antes, hace poco en realidad, una chica que la dolía mucho y me saco de sus casa a patadas, si luego puedo desahogarme en casa con alguien no habrá problemas, al menos para la clienta jejeejeje

-MADAMME: y tienes la vasectomía hecha, ummm eso puede ser muy útil, muchas clientas odian los condones y no quieren tomar pastillas, eres un joya.

La comida siguió por esos derroteros, indagando en mis gustos, si bailaba, si haría streptease, si me disfrazaría de policía o bombero ¡¡o de muñeco de peluche o de bebe!!, comimos, bueno, ingerimos algo, yo me quede tieso de hambre con la mierda de comida que nos pusieron y luego la cobraron casi 2000€, nada mas salir de allí me metí en un hamburguesería de estas de cadena, y por 8€ me pedí un menú como dios manda, me hacia gracia ver a las 2 moles vigilando sin parar aquel local y a Madamme totalmente fuera de lugar. Regresamos a la clínica varias horas después, no paraba de recibir llamadas de clientes o de trabajadores consultándola problemas, era un hacha, directa, concisa, resolutiva.

Al darnos lo resultados certificaron que estaba hecho un toro, hablaban de un ligero excedente de grasa corporal, pero que era normal después de la operación que sufrí, por el resto di sobresaliente en pruebas de esfuerzo, analítica perfecta salvo que notaron la mierda Africana que me metió Pamela hacia ya 5 meses, explique el caso, no bebía, no fundaba, no tomaba drogas.

-MADAMME: esta bien, esta semana empiezas, toma, este móvil es desechable e ilocalizable, solo yo tengo su numero, llévalo siempre encima y cargado, pero ya te digo que el 1º tabaco será pasado mañana, acompañaras a una vieja amigo a un cóctel, no me falles, simplemente haz que se sienta bien y se divierta, se amable, cortes y educado, si alguien te pregunta eres su chofer o su seguridad personal, me llamara para decirme como fue así que no hagas tonterías, por favor, no arruines esto, si todo va bien al día siguiente tendrás el dinero en tu cuenta. Ahora me marcho – me dio un beso en los labios – y a por ellas, Zeus, te mandaré un mensaje con el lugar y las indicaciones.

Se subió a un coche con las moles y se fue, yo me fui contento a casa, tanto que quede con mi Leona, había vuelto de vacaciones y me recibió encantada, follar con ella era diferente, se dejaba hacer, no dominaba la situación, lo note claramente al compararlo con los polvos de la noche anterior, por eso duraba tanto, no había fuerza opositora, era yo y mi ritmo, aun así me encantaba estar horas perforándola, y mas cuando llevaba tiempo sin ella y sin las colombianas, que se habían ido con el marido/padre a dar una vuelta a Sudamérica.

Por no alargar esto mas, la 1º cita fue genial, la señora era un encanto, acudí a la dirección del mensaje, un bar, con el traje de Eric y con un pañuelo gris en la solapa, indicativo para ser reconocido, en el mensaje iba la foto, y pese a que no era fea, era una señora mayor de unos 59 o 60, años, Sonsoles, muy educada pero se fue soltando toda la noche, como siempre, me era fácil tratar con mujeres de esas edades, la saque a bailar y gastaba bromas inocentes sin pasarme de la raya, nos despedimos unas horas después con una sonrisa cómplice.

Al día siguiente recibí la llamada de Madamme, encantada con mi trabajo, el dinero ya esta ingresado, 500€ menos para el objetivo, a los poco días otro mensaje dirección y foto, esta vez si, Milagrosa, era un señora mayor, fea y arrugada, aun así fue un fiesta en casa de un ricachón, y se reprodujo exactamente igual a la 1º, fue de cine, era incluso mas atrevida en sus comentarios y gestos que la Sonsoles, aun así me lo pase bien y cuando me lo pasaba bien contagiaba al resto a mi alrededor. Me volvió a llamar Madamme contenta de nuevo, otros 500€ menos, 1000€ ya en 4 días, pero era muy poco, la 3º fue un calco, Antonia, esta vez era mas joven, de unos 49 años, mas lucida, pero nada atractiva para mi, era un baile en una discoteca, era muy mandona, yo solo seguí ordenes, era educado y amable y ella me arrastro a bailar durante horas, cuando noto mi polla se calentó, intento meterme mano, yo la deje un poco por no cortarla, pero cuando metió la mano y me la agarro, me separe, pidiéndola calma, y que si quería algo mas hablara con Madamme. Eso la enfado un poco, pero paró sus manos, temí al día siguiente que hubiera hablado mal de mi a Madamme, pero al llamarme se sintió orgullosa, era un pequeña prueba, quería ver si había entendido que tenia que ponerle los pies a las que se pasaran sin pagar, y lo había echo, y por ese extra me dio los 1000€, ya tenia 2.000€ en menos de una semana, en 3 podía tener 6.000€ mas que suficiente para la entrada del piso. Me llamo Madamme, quería quedar en un sitio en concreto, un piso cerca de mi casa en al zona de los chalets, me pido que fuera preparado para todo y rápido, y allí fui, me estaban esperando fuera, Madamme, las 2 moles y un chico, me sonaba su cara, del catalogo.

-YO: ya estoy aquí, he venido lo más rápido posible.

-MADAMME: bien por que te necesito, este imbécil ha venido a hacer un trabajo, y para ello ha tenido que beber y se ha puesto borracho, ahora no se le levanta y tengo a una buena clienta dentro, muy enfadada, quería ir mas despacio contigo pero es una urgencia y eres el que esta mas cerca, necesito que entres y arregles esto.

-YO: ¿y como sugieres que lo haga?

-MADAMME: no lo se, prueba con algún truco de los tuyos en la discoteca, logra calmarla, y después regálale una buena follada, son 3.000€ limpios, sin el 50%, para ti si lo arreglas en 1 hora.- joder, era mucha pasta, pero mis trucos en la discoteca me costaron horas, días o semanas con aquellas mujeres, no 1 hora.

-YO: esta bien, ¿que puedes decirme de ella?

-MADAMME: es una clienta asidua, Azucena, tiene mucho dinero e influencias, es joven de unos 35 años, y no es fea, pero esta gorda, morena de ojos azules, algo alta y acomplejada a mas no poder.- me calme, era mas o menos mi descripción de hacia 1 año, y eso sabia manejarlo- anda entra a ver que puedes hacer, tranquilo si no logras nada, no es culpa tuya, es de este carbón al que voy a echar a la puta calle- le dio una colleja fuerte- pero si lo logras te deberé una.

-YO: ¿y no se asustara al entrar solo yo?- se dio cuenta de que eso podrá ser pero, así que me acompaño.

Llamo a la puerta, estaba entre abierta, y se oía a una mujer dentro llorando y rompiendo todo.

-MADAMME: ¿Azuzena?, ¿estas aquí?

-AZUCENA: ¿que coño quieres?, ¿vienes a reírte tu también de mi?

-MADAMME: no por dios, mujer que ya me conoces, solo vengo a arreglar esto.

-AZUCENA: ¿que vas a arreglar? ¿A esta gorda de mierda que no logra que se le ponga dura ni a gígolo? ¡¡¡Pégame un tiro en la cabeza y acabamos antes!!!- estaba muy cabreada, la vimos al final detrás de su sofá entre cristales de una mesa rota, semi desnuda, arañando un cojín con un cristal en la mano, con un templo muy similar a si lo hiciera sobre su brazo. Eso me tensó, vaya estreno, Madamme al verlo me agarro del brazo y me apretó de tensión.

Lo 1º era clamarla, y decirla que se calmara solo la enfurecería mas, eso lo aprendí bien de pequeño, de mi hermana mayor, en realidad según la veía, se parecía bastante aunque mi hermana era mas delgada y joven, el enfado también era similar a alguno de los suyos, desmesurado, desproporcionado al agravio cometido, y sabia manejarlo, no tenia que calmar, si no desahogar.

-YO: hola, ¿Azucena, verdad?- me miro levantando su vista del cojín rasgado, ojos preciosos azules, pero bañados en lagrimas y rojos.- me llamo Ra…Zeus –puto lapsus- , estoy aquí para saber que ha pasado, ¿me lo cuentas?- me fui agachando dejas atrás a Madamme, poniéndome a su nivel.

-AZUCENA: ¿que que ha pasado? ¡¡¡Que llevo toda la puta semen trabajando como una negra, con los proveedores dándome por saco y con los de hacienda fastidiando con inspecciones, llega el puto viernes y lo único que quiero es relajarme, un poco de compañía, pago un puto dineral – miró a mi espalda- si Madamme, un dineral – se centro en mi de nuevo- por tener un buen tío al que follárme, para destensarme, hacerme olvidar el estrés y sentirme bien y deseada, le invito a un par de copas y cuando me desnudo a ese capullo no se le levanta, me dice que se la chupe para probar, se la como media hora y nada, soy un gorda fracasada que no sabe ni chuparla, eso es lo que pasa, Zeus!!!- después de eso, su respiración fue cayendo, había soltado su rabia y yo ya sabia que ocurría.

-YO: siento que haya ocurrido esto, te juro que no has hecho nada malo y que la culpa al 100% es nuestra, somos personas, como tu o yo, cometemos errores, solo podemos intentar solucionarlos y seguir adelante.

-AZUCENA: si, pero no solo es eso- su tono bajo varios peldaños- pro que no puedo tener una relación normal, pro que tengo que acudir a vosotros, no soy fea, y se que soy buena mujer, no me quieren por mi aspecto, por que estoy gorda, pero cuando hay problemas acuden a mi la 1º.

-YO: esta bien, te entiendo perfectamente, estas harta de que te traten como un objeto, que solo te llamen o te presten atención cuando hay problemas y dependan de ti para que después te dejen de lado cuando las coses van bien- me escuchaba atenta, sin duda estaba dando en el clavo, que era mi clavo hacia no mucho- estas harta de todo eso, sabes que vales mas que eso y solo esperas que alguien se de cuenta, que te llame y quede contigo solo por el placer de tu compañía, no por que te necesiten.

-AZUCENA: exacto, ¿por que no puedo tenerlo?- me senté enfrente suya, con Madamme mirando muda con miedo a interrumpir.

-YO: bueno, sin duda eres la jefa en tu trabajo, eso genera sus beneficios y sus desventajas, sabes, leí en algún sitio que no se puede tener éxito en el trabajo sin desmerecer al amor, que aveces si quieres algo, para poder mantenerlo, tienes que prescindir de otras cosas, ¿no crees? ¿Tú eres feliz con tu trabajo?

-AZUCENA: cada día menos.

-YO: replanteo la pregunta, si todos acuden a ti cuando hay problemas es por que eres un gran mujer, y has llegado a serlo gracias al trabajo que te ha llevado a este momento, ¿renunciarais a todo eso?

-AZUCENA: no, ni loca, me ha costado un mundo llegar aquí, es mi vida.

-YO: pues te diré algo, un día de estos, llegará un hombre, te mirara, vera lo especial y lo dulce que eres, y tu lo notaras en su mirada, entonces no habrá impedimentos, los 2 lo sabréis en ese instante, da igual que estés enterrada bajo miles de folios, despeinada, sudando y manchada de tinta de un boli medio gastado, el te vera y le dará igual que seas alta, baja, gorda, delgada o de otro planeta. Hasta ese momento, no puedes renunciar a tu vida por ir prestándole mas atención a hombres que solo se fijaran en ti por tu esfuerzo, y no por tu interior, cuantas horas malgastadas, y cuando esfuerzo derrochado para algo tan pequeño como el sexo esporádico.- me miraba atenta, yo no sabia de donde me salían las palabras, solo trataba de trasmitir seguridad.

-AZUCENA: ¿y que puedo hacer hasta entonces?

-YO: haz tu vida, decide que quieres hacer, puedes malgastar tu trabajo y tu vida en intentar atraer a hombres que no saben apreciarte, o seguir siendo la mujer todo terreno que eres, un mujer que se ha hecho a si misma y que no necesita de halagos ni de tonterías de críos para sentirse bien, disfruta con tu trabajo y cuando lo necesites aquí estaremos, no para hacerte feliz y no para darte una falsa sensación de bienestar, si no para divertirnos y pasarlo bien hasta que llegue ese hombre, y no se lo dirás pero por dentro te reirás de lo inútil que habría sido ir rebajándote ante otros hombres, cuando el llegue recordaras este momento con nostalgia, y pensaras lo tonta que fuiste al pensar que cualquier hombre merecía tu cariño, cualquier idiota puede fijarse en un cuerpo bonito, pero solo los mejores ven mas allá del físico.

-AZUCENA: y que sabrás tu, eres delgado y guapo.

-YO: lo soy ahora, mira, saco el móvil, y te enseño una foto mía de hace 1 año a cambio del cristal que tienes en la mano.- extendí mi mano con firmeza mientras buscaba la foto.

-AZUCENA: ¿y que me vas a enseñar, una foto tuya con unos granos o un peinado raro?

-YO: solo lo sabrás si me das el cristal, eres una mujer de negocios, no se da nada a cambio de nada.- se quedo pensativa, miro su mano y se dio cuenta de golpe de lo que estaba haciendo.

-AZUCENA: esta bien, toma, pero no me engañes.

-YO: aquí tienes la foto, a la de 3 te doy el móvil, y tu el cristal, una dos y tres- lo hice rápido para que no pensara, me dio el cristal con prisa por agarrar el móvil.

-AZUZENA: ¡no! Este no puedes ser tú.

-YO: el mismo soy, ¿ves la peca de la mejilla?, aquí la tienes- señale mi cara.

-AZUZECA: ¡ ¡¿pero si estas enrome?!!

-YO: exacto, y ahora mira el cambio jejejeje, por eso se de lo que hablo, por que me he tirado muchos años pensado como tu, el por que no me ven tal como soy por que no son capaces de ver mas allá de la superficie.

-AZUZENA: ¿y cual es la respuesta?

-YO: no hay respuesta, o si la hay no la conozco, solo que ahora, me da igual lo que vean o no en mi, lo que importa no es lo que opinen los demás de ti, si no lo que opines tu de ti mismo, yo soy el mismo que hace 1 año y ahora se me tiran encima mujeres que antes ni me tocarían con un palo, ¿y sabes lo que siento?, lastima, lastima por ellas, por que podrían haberme tenido, cualquiera de ellas, podrían haber sido felices igual conmigo, y no , quisieron ser infelices con otros solo por eran mas monos o delgados que yo, ahora que afronten su decisión, que sean infelices el resto de su vida cargando con esa decisión. Bien, ¿tu que decides? ¿Quieres ser feliz o no? La decisión empieza aquí.

-AZUCENA: quiero ser feliz, ¿que hago?

-YO: para empezar déjame que te ayude a levantarte y te saque de ahí, esta lleno de cristales – me puse en pie y estire mi mano, ella la cogió y de un tirón me la cargue encima, pesaba, pero yo era muy fuerte y no se me tenía que notar. La lleve a un silla y acaricie sus piernas, asegurándome de que no quedaran cristales.- bien, ahora vete a poner algo de ropa encima, que estas muy descocada para nuestra 1º cita jejejejeje, ponte algo en los pies y vamos a recoger esta casa, no se puede quedar así. Madamme, gracias por venir, creo que ya se puede ir, ya me ocupo yo de todo. – estaba con la boca abierta.

-MADAMME: esto, si, vale, gracias, hablamos Azu…..

-AZUCENA: si si, vete tranquila, ¡dios!, los siento, que boba soy.- Madamme la miraba perpleja, no solo la había clamado si no que se estaba disculpando, me miro feliz, yo la hice un gesto para que se fuera de aquí.

-YO: adiós, y cuando eches a ese mierdecilla, dile que da lastima, y que se vaya a hacer infeliz a gente mas débil que nosotros.

-AZUCENA: eso.- levantó la mano para chocarla al irse a un cuarto a ponerse algo encima, estaba en sujetador y bragas, y le sobraban bastantes kilos, pero por algún motivo, me atraía bastante, sus pechos era muy llamativos y supongo que ella lo noto.

Madamme se fue, y quedamos los 2 en al casa, yo empece a recoger los cristales de la mesa, para cuando volvió iba con unas zapatillas y un camisón, sexy y escotado, me quede deliberadamente mirándole las tetas un par de segundos, antes de seguir recogiendo, y masculle un “mira que hay que ser tonto para no empalmarse”, de nuevo, deliberadamente alto, para que lo oyera. Eso la puso una sonrisa amplia y trajo trastos para limpiar, bayetas, cubos de basura, fregonas, recogedores, había montado un buen circo en casa, y lo aproveche, empece a hacer bromas por la tv de plasma de 50 pulgadas, con unas tijeras de costura clavadas.

-YO: ¿pero como ha llegado esto ahí?

-AZUCENA: yo que se, quería clavar algo jajajajaja

-YO: joder pues un cojín, no un tv de 50 pulgadas, hija mía, con lo que se tenia que ver de bien.- ponía cierto tono de madre, eso siempre funcionaba con mi hermana para rebajarla los cabreos o desviar su atención a mi y no al problema.

La limpieza iba rápida, en realidad no era limpiar, sino recoger basura y tirarla, yo aprovechaba y me la comía con los ojos, de forma clara y evidente, pidiéndola ayuda para coger cosas que no necesitaban de ayuda solo para ver como sus tetas se movían ante mi, ella no era tonta y lo noto pero se dejaba, le gustaba el juego. Aveces me rozaba con ella, de lado o de espaldas, aposta, haciendo el torpe, y pregúntala por su trabajo y a que se dedicaba, todo para que no fuera evidente el juego, pero sin dejar de jugar. Al final todo quedo mas o menos recogido, solo faltaba la TV, podía de sobra con ella yo solo, pero la pedí que la lleváramos juntos a la basura, ella de un lado y yo del otro, como si fuera una camilla, paralela al suelo ella de espaldas y yo de cara, maquine para que fuera ella la que quedara de espaldas a la basura.

-YO: anda levántala, es alto el cubo de basura de la calle, levantamos los 2 a la vez y la ponemos por encima de la cabeza y así yo voy empujando para tirarla y tu la mantienes para que no se me caiga.- lo entendió pero vio el fallo del plan, fallo que no era tal. Lo levantamos y según ella iba pasando las mano por todo el plasma, yo me acercaba a ella, casi rozándonos.

-AZUCENA: deja que me quito y ya la tiras.

-YO: no, no, por dios aguanta que se me cae- mentira llevaba medio plasma aguantado yo solo.

Cuando me pegue a ella baje el plasma despacio, atrapándola en el hueco de mis brazos y bajando la mirada a su cara y su escote, era alta pero menos que yo, y estaba tan pegado que su respiración se notaba en mi pecho.

-YO: vale, ya esta dentro, pero no termina de entrar, déjame que la mueva.- había una caja o lago y hacia tope así que menee el plasma y a ella con mis brazos, ella reía pidiéndome, sin énfasis, que parara, yo disfrutaba de sus tetas pegándose una con otra. Eso fue suficiente para que me empalmara, y entonces di un golpe final y cayo el plasma en la basura y yo sobre ella, pegándome bien y dejando que se notara mi erección en su vientre.

-AZUCENA: uffff, parece que a ti si te la he puesto dura.

-YO: yo que se, solo quería clavar algo- al ser sus mismas palabras rompo a reír, medio excitada, medio avergonzada- ¿ves como no era culpa tuya?, esas tetas se la pondrían dura a cualquiera.

-AZUCENA: calla por dios, que me vas a poner la cara roja.- se ocultaba la cara sin ponerse mover atrapada entre mis brazos.

-YO: mírame.- se resistía- por favor mírame.- levanto la mirada ante mi insistencia.- te pondría rojo el cuerpo entero si tú me dejaras.- la bese, la situación lo pedía a gritos, se relamía a escasos milímetros de mi boca.- dios que bien sabes.

-AZUCENA: ¿y que sabor es ese?

-YO: ¿ahora mismo?

-AZUCENA: si

-YO: a basura, dios, que peste, huele fatal el cubo jajajajaj- ella rió ante la ocurrencia.

-AZUCENA: pues alejémonos.

-YO: por mi no hay problema, me quedaría así todo el día, prefiero oler mal y tenerte así atrapada, que no tenerte y oler a rosas.

-AZUCENA: jajja calla tonto, vamos dentro.

-YO: solo si me prometes que te seguir tenido en mis brazos, déjame que te compense, una mujer como tu se merece lo mejor, y para eso estoy yo aquí,- la volví a besar, y ahora ella correspondió.- estaba muy excitada, se lo notaba

.AZUCENA: vamos dentro y hazme tuya.- baje a su cuello y lo trabajaba entre suspiros de ella, la metí mano en el culo, era grande, aun así logré alcanzar el punto de apoyo y me la subí encima, tan arriba que mi cabeza era una teta más.

Mientras reía y pedía que la bajara, que podían vernos, me di la vuelta y la metí de nuevo en sus casa, llegué cansado pero ella no lo noto, al entrar la deje resbalar sobre mi, con sus tetas apretadas contra mi, siendo besadas suavemente por mis labios, ya no reía , anhelaba al sentir mi polla levantarla el camisón. Al dejarla en el suelo la bese otra vez, ahora ya de forma pasional, abriendo la boca y metiendo mi lengua en la suya, mientras le levantaba y quitaba el camisón, me quede admirando sus tetas y sus ojos, ambos eran llamativos, la quite el sostén entre besos a su hombro y su pecho, para después llevar mis manos a sus pechos, eran enormes y caídos pero los trabaje gustoso, lamiendo sus pezones, grandes y erizados entre mis manos, metí mi cara en ellos, me amasaba la cara con sus tetas, para ir atacando indistintamente un pezón u otro, eso la hizo empezar a gemir, eso y el roce de mi polla tiesa debajo de la ropa en su vientre, me levanto la cara para besarme de nuevo, ahora ella era quien me perforaba con la lengua, me quito la camiseta que llevaba, y se separo lo justo para acariciar con sus manos mi bulto en los pantalones, sin dejar de besarme, aveces se separaba un poco y me miraba fijamente abriendo la boca y mordiéndose el labio de forma lasciva, al notar lo grande y dura que estaba, la di la vuelta y me pegué a su espalda, mientras la besaba el cuello lleve mis dedos a su boca para que los chupara, mientras mi otra mano se aseguraba de no sepárala lo mas mínimo de mi, apretando uno de sus pechos, cuando lamía mis dedos baje mi mano a su entre pierna, metiendo mis dedos debajo de sus bragas, hasta llegar a su coño, estaba muy, muy, mojada, no me fue difícil acariciar e iniciar una penetración con mis dedos, mientras a ella se le cerraban los ojos, buscaba con sus manos mi miembro aplastado en su trasero.

-AZUCENA: vas ha hacer que me corra.

-ZEUS: voy a hacer que te corras varias veces.- acelere mi mano en su interior sacándola lamentos de gusto, mientras caminábamos hacia un cuarto.

Al llegar la tumbé quitándola las bragas con delicadeza, besando su piernas, y admirando su cuerpo, estaría gorda pero me ponía a 100, tenia algo de bello, la abrí bien de piernas para dejar que mi cabeza se clocara entre sus muslos, y allí lamer sus labios mayores, chupando y jugueteando con la lengua mientras ella me agarraba y me apretaba al cabeza contra si, estuve un buen rato comiéndoselo sin parar, sacándola gemidos continuos al elevar el ritmo de mis labios y al introducir mis dedos en ella, termino corriéndose con grito sobre humano, cerro tanto las piernas que me presionaba la cabeza.

-AZUCENA: ¡¡joder, que bien lo comes!!

-ZEUS: pues ahora tú decides, puedes chupármela o te follo ahora mismo, me tienes loco.- subí por su cuerpo centrándome en un pecho.

-AZUCENA fóllame ya, ya se la he chupado al otro, ahora quiero que me penetres como un animal, haz que me olvide de todo.

Me puse en pie mientras ella seguía se masturbando rebajando la explosión de sensaciones que la había provocado, mirándome mientras se chupaba un dedo, me desnude dejando mi rabo tieso ante sus ojos azules totalmente abiertos.

-ZEUS: tu lo has querido.

Me coloque entre sus piernas, jugueteando con mi glande, abriendo los labios y frotándome, sin penetrarla, localice la entrada limpia y de un hábil gesto se la metí hasta la mitad, una alarido sacudió la habitación, era mía, no se por que pero me estaba poniendo muy cachondo, noté como se abría un poco pero estaba tan mojada que seguí empujando hasta meterla entera, allí grito ella, peor ni rastro de dolor o impresión, solo placer, me puso tan nervioso esa sensación de plenitud que agarrándola con firmeza arranque la perforación, quería darle pausa al inicio, pero ella no me dio pie, sus tetas y el bamboneo de sus carnes sobrantes me estaban calentado demasiado, y le metí ritmo a la cadera, presionando tan fuerte que su vibrar se clamaba con cada golpe de mi pelvis, me deja caer sobre ella apoyándome en la cama y allí hacia flexiones, sacándola entera y volviendo a percutir, nunca había penetrado toda con tanta facilidad a una mujer, eso me enloqueció un poco y acelere bastante, sacándola otro orgasmo sin parar de pedirme mas, de vez en cuando relajaba el ritmo para coger aire mientras le lamía un pezón, para al minuto volver a arrancar embestidas sin parar, al 3º orgasmo estaba cansado de la postura, la tumbé de lado y me puse detrás, abriéndola de una pierna y penetrándola con fuerza, haciendo un movimientos de culebra continuo que la saco el 4º orgasmo y de su tesón y aguante note que me corría.

-ZEUS: estoy por reventar preciosa, me tienes loco perdido, dime donde quieres que acabe.

-AZUCENA: sácala, dios, déjame que me la trague toda.

Deje de percutirla y ella se salió de mi, tumbándome boca arriba y agarrando mi polla con tal desenfreno que casi no le da tiempo a meterse el glande en la boca antes de que me corriera, la manché toda la cara, la boca y parte del cuerpo, ella masturbaba con mucha energía y eso hacia difícil dirigir mis últimos chorros, cuando ya no salía mas fue clamado el ritmo según se me desinflaba, dándole un par de lametones finales, mirándome con sus ojos azules y riendo.

-ZEUS: espero que te haya gustado por que a mi me ha encantado.

-AZUCENA: no me has gustado, me has matado, me has calentado como a una perra.- se tumbo boca arriba dejando que su cuerpo descansara, repasándose la cara con los dedos, buscando las gotas de semen y chupándoselos para tragarlos.

-ZEUS: para eso estoy, ahora ya sabes que siempre que quieras podrás disfrutar de un buen polvo, sin necesidad de perder el tiempo.

-AZUCENA: joder así da gusto, ahora dúchate si quieres y vete, como sigas aquí voy a tener que pagar otra sesión jajajajaja.- me recosté dándola un beso magreando uno de sus pechos como despedida, me levante y salí de allí sonriente, había cumplido con creces, había levantando a situación y le había sacado un polvo de calidad, tanto que hasta yo lo había disfrutado.

-ZEUS: esta bien, pero háblale bien de mi a Madamme si quieres que vuelva.

-AZUCENA: por descontado.- me dio un ultimo beso de despedida.

Me di una ducha rápida para quitarme el sudor mas que nada, y volver a ser yo, abandonando el papel, me había costado y me había encantado aquel cuerpo obeso que recibió mi enorme polla sin problemas, me vestí y me volví a casa feliz y orgulloso. Al día siguiente me llamo Madamme, encantada quería quedar para hablar, asi que fuimos a una cafetería.

-MADAMME: eres increíble, no me creo aun como llevaste la situación, delante de mí.

-YO: no ha sido tan difícil, y además me la folle encantado, lo disfrute.

-MADAMME: ya me dijo, me llamo esta mañana encantada, disculpándose por la bronca que montó, me pregunto por ti y cuando estarías disponible de nuevo.

-YO: pues si pagas tan bien, cuando quiera, ya he visto el ingreso de los 3.000€, ya tengo los 5.000€ que quería como mínimo, pero ya que estoy, vamos a por los 20.000€.

-MADAMME: deja que pasen un par de días, no es bueno que sepa que estas disponible siempre, y eso la hará desear aun mas, aparte de que pudo negociar el precio viendo como la dejaste de contenta.

-YO: esta bien, tu mandas.

-MADAMME: la verdad es que no solo quería hablar contigo por lo de ayer, los rumores de ti empiezan a llegar a oídos mas importantes, y tengo un trabajo para ti, pero no se si te gustará, eso si, es un cliente que si dejas contento, puede darte el paso al 1º nivel, a ganar dinero de verdad. Antes de eso, tengo otro trabajo para ti, esta tarde y ya es sexo, no acompañante, veras, por culpa del imbécil de ayer que esta en la calle ya, ahora tengo un agujero en la agenda, y hoy le tocaba trabajar, es una pareja, lo típico, a el le encanta ver como se tiran a su mujer, y a ella el sexo, necesito que cubras su lugar, el resto de sus trabajos ya están cubiertos

-YO: ¿y tengo que hacer algo especial?

-MADAMME: tu solo preséntate, en esta dirección a esa hora- me dio un papel- y te recibirá el marido, no hables ni digas nada, les gusta ese rollo, te llevará a un cuarto donde estará su mujer, serás como un regalo, un juguete, cuando y como te digan, te follarás a la mujer, por lo que se le encanta el sexo, colócala siempre mirando al marido, y si quieres, con sexo anal pagan mejor, son buenos clientes y les va un poco el sexo duro, el marido no participa, solo mira y se masturba, si lo haces bien son 6.000€, 3.000€ para ti. Ella es mona, creo que tengo un foto suya.- me la enseño, era guapa, algo mayor, de unos 43 años, pero lo que se veía era agradable.

-YO: pues la voy a destrozar, y delante de su marido.

-MADAMME: recuerda echar el freno, no quiero perderlos.

-YO: ya viste que ayer le deje feliz, no rendida, puedo controlarme, solo tu me obligaste a sacar mi lado salvaje- quería que continuara sintiéndose especial, aunque no fuera cierto.

-MADAMME: cumple con esto y ya te hablaré de los siguientes pasos, recuerda que te debo una.

Nos despedimos con un beso caliente en los labios, me fui a casa a prepararme, me puse algo decente, siempre según los dictadas de mi madre y me fui a la dirección a la ahora que el papel ponía. El camino fue raro, mi cabeza pensaba en que ya tenia el dinero, ¿por que seguir?, si, me vendría muy bien ese excedente de dinero, pero no quería cruzar la línea de quedarme enganchado, me ayudaba pensar en Ana, en mi objetivo, mi meta. Una vez con ella todo habrá valido la pena. Me presente en la dirección, respire profundamente, y tome el papel de Zeus, llame a la puerta, abrió el marido.

-MARIDO: hola, muy buenas ¿eres el…nuevo?- asentí con la cabeza.- perfecto, pasa, esperaba algo mas…. bueno da igual.- pase acompañado por el hasta un salón, sin hablar salude con al cabeza a un señora muy bien vestida, con un vestido de flores, sentada en el sillón, el marido me puso de pie delante de ella y se sentó a su lado.- mira lo que nos han mandado, tendrá que valer.

-ESPOSA: bueno, ya sabes que me gustan las sopesas.- se acariciaban las piernas el uno al otro, mirándome.

-MARIDO: esta bien, ¿por donde quieres empezar?

-ESPOSA: anda, desnúdate a ver que tenemos.- lo hice como si ellos no estuvieran delante, me di la vuelta para que al quedar desnudo y girar me vieran la polla por 1ºvez, por sorpresa, funciono a al perfección, se les quedo la misma cara de bobos a los 2, el marido fue el 1º en reaccionar, metiendo la mano entre las piernas de su mujer, por debajo de la falda del vestido, frotando su pubis.

-MARIDO: vaya, eso si que es una sorpresa verdad querida.- su mano cogía ritmo mientras le sacaba suspiros a su mujer sin apartar la mierda de mi miembro.

-ESPOSA: madre mía, esta vez vamos a disfrutar de verdad.

-MARIDO: ¿por que no empiezas chupándosela?- se mordió el labio por la excitación de esa sugerencia, mi visión y los movimientos de la mano de su marido bajo la falda. – el marido se recostó dejándose un 1º plano de la situación, la esposa me llamo con el dedo y me puse a enfrente, me agarro la polla con una mano admirando y mirando a su marido.

-ESPOSA: no me merezco el marido que tengo.- llevó sus dos manos a mi polla y la levanto, aun estaba en reposo.

Comenzó a darle besitos al glande cuando echaba la piel hacia atrás, sus manos era suaves y cariñosas, y su boca grande, metiéndose el glande del tirón y chupándolo hasta sacarlo, era muy guapa y lo hacia bien así que no tardo en coger cuerpo mi miembro, ella lo iba trabajando con clama notando como cada vez le costaba mas metérsela en la boca, yo ya disfrutaba de sus labios, y de la situación , el marido se frotaba la polla por encima de la ropa mientras veía a su mujer tragarse una polla enorme, ella cogía aire lamiendo cada rincón y apretando con su labios de forma lateral todo el mástil que tenia entre las manos, ya la tenia bien dura, en su esplendor, y ella dejaba su boca rozando el glande mientras masturbaba con pasión.

-MARIDO: creo que va siendo hora de que le devuelvas el favor, cómela el coño, desnúdala rompiendo la ropa.

Obedecí, la puse en pie y le rompí con facilidad los tirantes del vestido, que cayo al suelo, no llevaba sujetador y si un tanga bastante provocativo, la agarré por detrás metiendo mi polla entre sus muslos y la masajeaba de cara a su marido, al palpar el tanga lo note mojado, no había otra, gemía de gusto cuando la baje la prenda y la di la vuelta para sentarla y bien abierta de piernas, me di cuenta de su cuerpo, en su dio había sido espectacular, pero tenia las tetas algo caídas y piel de naranja por todo el culo y el vientre, aun así tenia un buen polvo, con algo de ejercicio y cirugía podría ser una MILF de cuidado, me arrodillé entre sus piernas y la abrí bien para que el marido observara todo, le separe los labios y jugué con mi lengua repasando cada recoveco, tirando de los labios mayores con mi boca para penetrarla después con la lengua, buscando encontrando y trabajando su clítoris, ella se retorcía con cada lametón, mientras mis dedos jugaban por su exterior, no los metí por que no era lo que habían pedido, así que le estuve comiendo el coño generosamente, el marido se saco el rabo y se lo acariciaba, pese a mis prejuicios, no es que la tuviera pequeña y necesitaba que otro domara a su yegua, si no que le excitaba que otro lo hiciera, sin mas.

-ESPOSA: fóllame ya mamón, que me voy a correr.

Era mi deber, así que la saque la cadera un poco del sillón, la agarre jugos abundantes del coño y me moje la polla en ellos, apunté y penetré, sacándola gritos de gozo, me costo un poco pasada media polla, no entraba mas por ahora, la deje así acostumbrándose a mi, notando como se hacia sitio en su interior, mientras le comía la tetas, se las tenia que levantar un poco para quedar a mi altura, ella no dejaba de frotarse el clítoris mientras estaba dentro, noté menos presión en su interior y allí aceleré la pelvis, con movimientos amplios y rápidos, sacándola un gemido con cada penetración, la agarré y le aguanté la piernas por delante, estirándolas sin dejar de percutir, eso genero mas fricción y a los pocos minutos la 1º corrida de aquella mujer, se agarro a la pierna de su marido , disfrutando de aquello, pero no me habían dicho que parara, así que volví a subir el ritmo, ¾ dentro ya, era un río de fluidos bañándome el miembro, el marido se masturbaba ya velozmente, buscando ángulo para ver claramente como la abría con cada embestida, se corrió por 2º vez un rato mas tarde, se abrió de piernas para, entre suspiros, frotarse el clítoris de nuevo, esparciendo sus líquidos por todo el sofá.

-MARIDO: joder como me pone, métesela por el culo, dala la vuelta y pónmela encima mientras te la follas por detrás.

Así lo hice, la di la vuelta y la coloqué sobre las piernas de su marido, lleve mi mano a su coño y recogiendo fluidos me trabaje su culo, hasta meter un dedo, lo tenia abierto y no de hacia mucho, le metí el 2º y el 3º, ella temblaba de placer, tenia la polla de su marido en la cara pero no la tocaba, solo se miraban a los ojos. Estando ya preparada la penetré de un fuerte golpe el culo, eso la elevó, se quiera salir pero el marido la empujo hasta que la empale toda, notando como la fricción era enrome, la deje así unos segundos, mientras la acariciaba el coño por delante de sus piernas, la saque un poca para volver a meterla, ella se resistía mucho, así que la di un buen azote sonoro, que la saco un gemido de gusto, el marido le gustó, y me ordeno seguir azotándola sin moverme, hasta que fuera ella la que se empalara mi polla. Fue como los primeros días con mis colombianas, la daba azotes mas fuertes hasta que aprendió a moverse conmigo dentro, se corrió de tanto azote y caricias, eso la relajo un poco el ano y lo noto subiendo y bajándose de de mi, usaba a su marido de apoyo mientras este se corrió en su cara debido a la paja que se hacia, creo mas por la mirada de su mujer al ser penetrada que por la situación en si.

-MARIDO: anda termina ya, y córrete dentro de su culo.- le mire pidiendo permiso para acelerar, me entendió y asintió.

Cogí el mando la agarre de las caderas y me la empece a folla de verdad, dándola fuerte y duro por el culo, golpeando su pelvis y sus glúteos rojos de mis golpes, sacándola alaridos de placer, eso le volvió a poner dura la polla al marido, y esta vez su mujer se la engulló, aprovechaba mi inercia para chupársela, solo la sacaba para respirar al correrse, mi mano seguía acariciándola el clítoris, eso la ponía loca, y yo note que me corría, acelere aun mas hasta que los 3 nos corrimos, ella en mi mano, yo en su culo y el marido en su boca., tuvo que bajarse un poco para que no se le escapara una gota de semen de su marido, mis embestidas la habían elevado sobre el.

-ESPOSA: dios, como me gusta que me den por el culo fuerte, me ha abierto mas que nadie.

-MARIDO: parece que siguen mandándonos buen material, tú puedes irte ya.- me señalo.

Recogí y me fui dejando a la esposa levantando la polla de nuevo a su marido a base de mamadas, pense en repetir pero no me habían dicho nada, me fui directo a casa de mi Leona, estaba caliente, y lo pagué con ella durante mas de 3 horas. Al día siguiente me llamo Madamme, como siempre encantada de mis aciones.

-MADAMME: ya esta listo para ir más allá, es tontería estar teniéndote haciendo trabajos de poco monta, vamos a quedar en un sitio en unos días, te dejó descansar, ya te mandaré un mensaje.

Eso me dejo abstraído pero al ir al banco vi los 8.000€, ya tenia de sobra y aun quedaba mas de 1 semana y media para Ana y su llegada, si seguía así llegaría a los 20.000€ antes de tiempo y podría dejarlo y centrarme en ella, ¿pero que seria lo que quería Madamme?……

CONTINUARA………sex-shop 6