portada criada2Veo que lo del prologo se esta haciendo pesado así que lo elimino, cualquiera que quiera seguir la historia puede leer algún relato previo, respecto a los errores ortográficos trato de que no haya muchos pero ya no se que mas hacer, le paso varios correctores, y releo bastante, así que siento si no puedo mejorar mas.

Os agradezco a todos los comentarios positivos y negativos, pero oye, los positivos me suben en ánimo.

—————————————————

Sin títuloPor fin llego septiembre, deje atrás las piscinas y algo ofuscado por mi experiencia con Susana afronte mi nueva realidad, tenia 19 años, era una maquina de follar con una polla enorme y en el horizonte me quedaba 1 mes para que Ana volviera a Madrid para quedarse, tenia que decidir mi futuro. Pese a los denodados esfuerzos de mi familia y de que mi nota , raspando, daba para pedir sitio, me negué a ir a la universidad, no estaba dispuesto a pasarme otros 4, 5 o 6 años estudiando, viviendo de mi familia y casi arruinándolos por pagarme esos estudios, mi familia no era acomodada, y que en el fondo no me gustaban, soy vago y sabia que cuando algo no me gusta no le pongo interés y no iba a obligar a mi familia o a mi mismo a ir a tocarme los huevos o de fiestas, como hacen muchos, además de tener muchos ejemplos de gente que no tenia estudios y si buenos trabajos o de gente con muchos estudios pero que no les contrataban para lo que estudiaron, supongo que fue una mala decisión, o eso me decían todos, pero en aquel momento me pareció lo correcto, me buscaría un trabajo ayudaría en mi casa y haría mi vida desde ese momento.

Sin duda, en lo amoroso, mi plan era que según llegara Ana, salir juntos, era mi prima, pero en el fondo no lo era, solo era una denominación, era una mujer perfectamente aceptable como pareja estable, era lista, cariñosa, tenia un cuerazo de cine con una piel color caramelo que me volvía loco y lo mas importante para mi, que pese a que la desvirgue, y luego me la había tirado con esmero, había seguido siendo igual de dulce y amable, no se había vuelto una adicta al sexo como me paso con Irene, la había idealizado un poco, lo sabia, pero era la mujer con la que podría uno pasar el resto de su vida, siendo tan joven, y no arrepentirse jamas. Pero solo fueron unos días, apenas pude disfrutar de ella ante su regreso al hogar en Granada, mantuvimos el contacto, me dijo que estaba saliendo o tonteando con un chico pero que no era nada serio, que lo dejaría en cuanto viniera a Madrid, de hecho las noticias que me llegaban es que desde las fiesta navideñas que pasamos juntos su familia estaba encantada, había pegado un pequeño cambio, ya no era aquella muchacha tímida y aburrida que se quedaba en casa, salía y había hecho varias amigas, todo sin repercutir en sus notas. Una de esas llamadas llego al inicio de septiembre.

-ANA: ¡hola primo!, ¿que tal te va todo?

-YO: pues perfecto ricura, deseando verte por aquí, no sabes cuanto.

-ANA: pues igual que yo, se que no ha sido justo pero me encantaría que retomáramos lo que dejamos a medias.

-YO: eso ya te he dicho que ni se tiene que mencionar, dalo por supuesto.

-ANA: bien, me alegro de que pienses así, por que tenemos un problema.

-YO: dime.

-ANA: veras, el plan era que yo me fuera a vivir con tu familia….

-YO: ¿era?- me dio un vuelco el corazón, lleva todo el verano con la esperanza de su regreso.

-ANA: y lo sigue siendo, yo quiero ir allí y estar contigo, pero las cosas se han complicado un poco.

-YO: dios, dime, no me tengas así que me da algo.

-ANA: es que, veras, he hecho una amiga estos meses, Kira, es mi mejor amiga, y también quiere irse a Madrid a estudiar, nos han aceptado a las 2 en la misma, y como nos llevamos genial, queremos vivir un poco toda la experiencia juntas para no sentirnos tan solas allí.

-YO: bueno, pero eso no es un problema.

-ANA: si, bueno, lo es, no conoce a nadie allí, no puedo dejarla sola, y seria demasiado abusar vivir las 2 en vuestra casa, aparte de que….bueno, tu y yo no podríamos estar tanto tiempo juntos.

-YO: pues ahora que lo dices, es verdad, pero entonces ¿como lo queréis hacer?

-ANA: pues no se, hemos pensado en ir y alquilar un piso de estudiantes, no se, para tener un cuarto para nosotros, otro para ella o mas gente, como hacen los estudiantes normalmente, así tendríamos privacidad ¿A ti te gustara?

-YO: bueno, así de sopetón es un gran cambio, claro que me encantaría pero eso cuesta dinero, y según creo ya vais bastante justas pagando las matriculas de la Universidad.

-ANA: pues si, ese es el problema, no sabemos como hacerlo, por eso te llamo, no se, tu puedes moverte por allí, ayudarnos ya encontrar piso a ver como salen de precio pero que nosotras no podemos pasar de 450€ cada una al mes.

-YO: pues eso es un problema, casas o residencias con varias habitaciones cercanas a la Universidad, a estas alturas están todas pilladas, y las que no es por los precios, son altos, preguntaré y te iré informando pero es difícil.

-ANA: por favor primo, seria genial que lo lograras.

La conversación siguió por otros derroteros, pero al colgar me quede pensando, ¿de verdad quería irme a vivir con ellas? ¿Quería abandonar el nido de mis padres tan joven?, estaría su casa a mas 1 hora en bus del piso, y ya no tendría a mi madre y mi padre cuidándome, pero también seria un gasto menos para ellos, aun así les tenia que ayudar con dinero, ¿y como se tomarían que me fuera a vivir con ellas sin ser universitario? quizá se lo tomarían bien y pensarían que cuidaría de ellas, claro que lo haría, pero saliendo con Ana. Era una decisión muy importante y lo hable con mi familia, como preveía no entendía por que irme con ellas si no iba a la universidad, pero se lo vendí bien, como que era un piso compartido y ellas podrían vivir allí para tener su libertad, lo hablaron entre familias y ante nuestra insistencia al final nos dejaron prepararlo, y si se encontraba algo, se haría, pero si no, siempre quedaba el plan inicial.

Yo comencé a mover hilos, 1º necesitaba a varios compañeros de piso, solos o en pareja, para que ayudaran en los gastos, no me fue difícil convencer a alguno, de hecho mi mejor amigo y su novia se apuntaron sin tener que decirles yo nada, llevaban saliendo desde los 15 años y estaban cansados de tener que jugar al ratón y al gato con sus familias en las casas, eran lo que se llama la pareja ideal, ella inteligente y divertida, de hecho hasta se había matriculado en la misma Universidad que Ana, pero con becas y todo, el era casi todo lo contrario, listo pero dejado, como yo, un cabra loca y buena gente, se compenetraban genial, y convenciendo a otro chico del grupo ya tenia a los personajes, una pareja, 1 habitación, otro chico, otra habitación, la amiga de Ana , Kira, otra, y la de Ana y mía, tenían que ser mínimo 4 habitaciones, y por lo menso 2 baños, hablando entre todos quedamos en unas condiciones establecidas, como calefacción, aire acondicionado o que tipo de cocina. Y empezamos a buscar, ya no solo pisos de estudiantes, ninguno de esas características estaría libre a 1 mes de empezar las clases, si no pisos a alquilar, donde había mucho mas donde buscar. Vi varios con mis futuros compañeros de piso, pero en todos había alguna pega, salones demasiado pequeños, cocinas de gas, habitaciones muy juntas, 1 solo baño…..etc.

Paso la 1º semana sin resultados, hasta que vi un anuncio, me llamó la atención su foto, era un salón bastante grande, así que quede en ir a ver el piso con el dueño, nadie mas podía, fui solo, al llegar me esperaba el dueño y su mujer, nada reseñable en ellos salvo que la mujer iba algo descocada por el calor aun reinante, tenia su polvo pero no me fije en ella, me enseño el piso y quede enamorado, llevaba un lista con todas las peticiones, y las cumplía, era un 4º piso, un ático, encima con terraza grande, era el único 4º de la zona, así que no habría molestias por los vecinos y la música, de hecho el suelo estaba con aislante térmico y de ruido, habían construido ese ático después del edificio, tenia 4 habitaciones, bien distanciadas para no molestarnos entre nosotros con ruidos nocturnos, y aparte de los espacios en si, es que 2 de las habitaciones tenían baño propio, y luego otro aparte, calefacción central en el suelo, aire acondicionado, algo indispensable para mi y mis calores, un salón amplio y espacioso para montar fiestas, todo semi amueblado con un TV de plasma enorme en el salón, me quede atónito, y pregunte como aquella maravilla estaba libre, me dijeron que había estado alquilado a un grupo de inmigrantes africanos pero que les habían dado problemas, tuvieron que echarlos y reformar un poco el piso, pero que les resultaba difícil alquilarlo después de la fama cogida, cambien por el precio, casi pedían 1800€ al mes, y las formas de pago era estrictas, 3 meses con el corriente por adelantado, y contrato de 5 años, renovable o a cancelar por ambas partes cada año. Les comente que de inicio solo pretendamos 1 año para probar, y pese a que les costo, tenían el piso vacío y éramos la mejor opción, de hecho al enseñarles el piso a mis amigos, re-negociamos y bajamos a 1600€ al mes, con los 3 por adelantado y pasado el año ya veríamos.

Mis amigos quedaron encantados como yo con el piso, nada mas entrar se les notaba en la mirada que era lo que buscaban, hice un vídeo recorriendo toda la casa y se lo mande a Ana que reaccionó igual, y las condiciones de pago no eran malas, 400€ por habitación, las parejas con 200 cada uno, era mas que factible, el único problema era soltar los 4800€ de inicio, ninguno tenia esa cantidad y ni locos pidamos juntarla entre todos y menos aun en el tiempo que quedaba. Me deslome pensando que tanto esfuerzo e ilusión no servirían para nada, me estruje la cabeza, pensando en como ganar dinero, pense en pedírselo a Eli que le iba bien con el gim o a Mariana, que la ayude con sus subvenciones, a la Duquesa que me debía una por lo de la cinta, o hasta a mis colombianas, eran muy adineradas gracias a su padre y me lo hubieran dado con solo ordenárselo, pero tenia que ser yo, de mi esfuerzo, pero cualquier trabajo supondría cobrar pasado el plazo, mi mente rebuscaba en el pasado, ¿como?, no sabia donde, ni que buscar, le pedí a mi padre que me diera el numero del club de putas en el que trabajo como chofer, a ver si allí conocían a alguien para aprovechar lo único que me hacia especial para poder ganar tanto dinero, pero se negó en redondo, aparte de que aquel club cerro hacia 14 años. Pero eso me refresco la memoria, ¿que putas conocía?, la única oficial fue Matahari, la de la fiesta de Eli, de hecho, recordé, cuando salió corriendo de la habitación, juraría que entre mi enfado por su jugarreta, dijo algo, algo de ganar dinero, y una tarjeta que dejo caer al suelo, me fui derecho a mi traje de Eric, el que lleve en la fiesta, esperando encontrarme una tarjeta allí, sabia que no, había llevado el traje mas veces y no estaba, llame a Eli y la pregunte, ella no se acordaba de nada de aquello, de hecho me dijo que ni había abierto el bolso de fiesta que llevo, pero aun así le suplique que buscara, me llamo uno días mas tarde para que fuera a verla.

-ELI: hola amor, ¿que tal?

-YO: pues desesperado, necesito aquella tarjeta.

-ELI: pues la he encontrado, debí de recogerla del suelo al limpiar la habitación, ¿para que la quieres?

-YO: por que necesito dinero, mucho y rápidamente.

-ELI: no se yo si es buena idea, nada de esa furcia puede ser bueno.

-YO: yo no quiero nada de ella, lo quiero de sus jefes.

-ELI: ¿seguro que quieres meterte en ese mundo?

-YO: no quiero, ni pienso vivir de ello, solo necesito algo de dinero rápidamente y no se me ocurre nada más.

-ELI: esta bien, te daré la tarjeta pero con la condición de que les llames ahora mismo, delante de mi.

-YO: de acuerdo.- se fue a una bolsa y me dio la tarjeta, no había nada en ella, solo un nº de teléfono, llame.

TELFONO: Hola buenos, días, bienvenido a servicios para empresas Now Servies, ¿en que podemos ayudarle?- colgué.

-YO: que raro, me habré equivocado al marcar- volví a llamar.

TELFONO: Hola buenos, días, bienvenido a servicios para empresas Now Servies, ¿en que podemos ayudarle?

-YO: si…hola….buenos días……mire llamaba….- me temblaba la voz, y la locutora lo noto.

-TELEFONO: ¿llamaba para un servicio….”especial”? – la forma de decirlo era demasiado clara, era el numero.

-YO: no, mire, no quiero ningún servicio especial, es más, estaría interesado en……… una entrevista de trabajo.

-TELEFONO: esta bien, dígame, ¿como consiguió este número?

-YO: me lo dio una mujer en una fiesta, me dijo que si buscaba trabajo os llamara, Matahari la llamaban.

-TELEFONO: ahh si, la conocemos ¿y en que fiesta dice que la conoció?

-YO: en una del deporte, de alto copete, allá por noviembre del año pasado, si habla con ella dígale que soy el de la cinta de vídeo.

-TELFONO: ahhhhhh perfecto, con eso será suficiente, déjeme que haga unas llamadas y nos pondremos en contacto, déjeme un nº de teléfono al que poder localizarle, le llamaremos un unas horas.- Me colgaron y quede un poco fuera de lugar, ese “ahhhhh” final me dejo entender que sabia a lo que me refería.

-YO: pues ya esta, creo que van a preguntar a Matahari por mí, tenemos un par de horas.

ELI: pues me va a venir genial, tengo a mis chiquillas aprendiendo a mamar pollas grandes después de las clases, y el monitor negro se me ha ido de vacaciones, podrías echarme una mano.

-ELI: hombre, un placer- le deba demasiado a aquella mujer, acepté ser su acompañante en los ejercicios.

Dio una clase en la que hay había pocos vejetes, como cuando estaba yo, aquello era un hervidero de crías que me comían con los ojos, y chavales, que se deleitaban con Eli, cuando llegaron los bailes fue una locura, un río de chavales con las hormonas alteradas metiéndose mano unos a otros, y al terminar la clase se fueron todos menos Eli, unas 5 chicas, y yo. Haciendo las presentaciones debidas las ordeno a todas desnudarse, incluida ella, sus ordenes era seguidas con ritmo militar, las tenia bien adiestradas, las daba paso para tratar de seducirme, las quería o las había enseñado ya a ponérsela dura a un hombre, pero yo jugaba con ventaja, era notar mi polla y se les caía el mundo al suelo, al final Eli cogió las riendas y me desnudo, las chicas casi salen despavoridas de allí, y Eli se me quedo mirando.

-ELI: joder, casi se me había olvidado lo grande que era, sabia que era mas grande que la del cubano, y mira que la suya no esta mal, y tu estas cada ida mejor físicamente, ¿haces ejercido?

-YO: algo así.

Me entendió a la perfección, y enseñando a las crías a moverse , se puso a hacer gestos y movimientos, hasta que al final me la puso dura, una cría al verla así directamente se masturbaba delante de mi, mientras otras dos se besaban, las llamo la atención y se puso de rodillas, las atrajo hacia si a todas, y las puso a su alrededor, yo tenia a 6 mujeres, desnudas de rodillas, con Eli cogiéndome la polla y dándolas indicaciones a las otras que se relamían y mordían el labio mientras se frotaban el coño disimuladamente, de inicio me hizo una mamada de cine, parando a enseñarlas, luego las iba poniendo a repetir, y cada chiquilla quedaba aturdida por mi polla tiesa, la querían trabajar pero era demasiado para ellas, no tendrían ni mas ni menos que los 18 años, pero estaban abrumadas, alguna logro seguir alguna indicación pero el resto no le entraba en al boca, aun así trabajaban bien con su lengua mi tronco y los huevos, las tenia bien enseñadas, paso la hora y al final se fueron las crías, en cuanto se fueron Eli se me tiro encima besándome.

-ELI: dios, había olvidado esta sensación, como me pones, fóllame ahora mismo.

Me tumbe en el suelo, y recordado el adiestramiento, metí mi mano en su coño y separaba sus nalgas, sabia que eso la volvía loca, mientras me masturbaba y me la chupaba, cuando los 2 estabamos bien calientes se dio la vuelta y se ensarto, entro bien pero no como antes, lo tenia abierto del cubano, seguro, pero el no era yo, decidí dejarla hacer y fue ella la que me cabalgo mas de una hora, , al final ya le entraba toda como antaño, y se movía descontrolada, corriéndose cada pocos minutos, yo no me moví, quería darla una sorpresa de mis alcances logrados mas adelante, si hubiera sido mi Leona o Eleonor las hubiera mordido o azotado por poca efusividad, pero Eli era de otra pasta, al final cayo rendida sobre mi, y pasamos así unos minutos. Sonó mi teléfono, del susto me puse en pie y me senté en una silla con Eli aun encima empalada.

-YO: ¿si?

-TELEFONO: hola, muy buenas tardes, le llamo de Now Servies –la voz era diferente, de una mujer, madura y sensual- nos han informado de que quizá quiera tener una entrevista con nosotros.

-YO: si, bueno, me gustaría ver si puedo lograr ganar algo de dinero rápido.

-TELEFONO: bien, somos una empresa seria así que antes de contratarle le haremos un examen, dígame un lugar y una hora y allí estaré.

-YO: bueno, hay un local en esta dirección……….¿el viernes podemos vernos allí sobre las 00:00?

-TELEFONO: perfecto, allí estaré, iré con una amiga en común para que haga las presentaciones.- colgó bruscamente.

-ELI: ¿que ha dicho?

-YO: que me van a poner a prueba.

-ELI: normal, procura que sea en un ambiente controlado.

-YO: ya lo se, me ensañaste bien, le he dicho un local de un colega.- me miro orgullosa.

-ELI: muy bien, pero con eso no bastara, sabes que las pruebas que te harán serán sexuales, tienes que ir bien preparado.

-YO: lo se, pero es difícil pensar contigo encima ensartada, ¿por que no terminas lo que has empezado y haces que me corra?- la bese aquellas tetas de gim que me volvían loco mientras le apretaba el culo, ella reaccionó moviéndose con locura hasta que una hora mas tarde nos corrimos como animales los 2.

-ELI: madre mía, si que has practicado, me has costado un mundo que te corras.- me dio un beso.- quiero ir a la prueba acompañarte.

-YO: desde luego, me vendrá bien tenerte por allí.

Nos duchamos y me la volví a tirar, su imagen en el agua era demasiado, esta vez le di algo de caña, y la deje un poco fundida, aparte de mi mejoría, ella estaba desentrenada de mi.

Pasaron los días y llego el viernes, quede con Eli en la puerta del local, yo iba con el traje de Eric, y estaba arrebatador, Eli fue con vaqueros y blusa, me sorprendió no verla en chándal, aun así la salude y entramos, busqué con la mirada y no veía nadie reconocible hasta que Eli me señalo la barra, allí estaba Matahari, me costo reconocerla sin el maquillaje ni el vestido de fiesta, iba de lo mas normal, a su lado eso si, había una señora sentada en un taburete, me cuesta hacer una descripción detallada, era madura pero no lo aparentaba, tendría entre 40 y 50 años, pero podía pasar por una de 35, con un pelo largo y liso, que el caía por debajo de la cintura, una cara de porcelana debido al maquillaje, pero bastante guapa, embutida en un vestido azul palabra de honor que se el pegaba al cuerpo, cruzada de piernas , se le notaba cierta redondez, algún kilo de mas, pero tenia un polvo de campeonato y su forma de moverse era pausada y sensual, estudiada. Nos acercamos y salude.

-YO: hola muy buenas noches, creo que soy el de la entrevista.- La mujer extendió su mano con mucha clase y me saludo, repasándome de arriba a bajo en esos segundos de apretón de manos.

-SEÑORA: ¿es este?

-MATAHARI: si, es el.

-SEÑORA: ¿y este mierdecilla es por el que tu perdiste la cinta?, nada vete de aquí, ya no tienes nada que hacer.- Matahari obedeció, sin rechistar ni poner mala cara, la tenia cierto miedo.- hola guapo, me llamo Madamme Labubie, aunque todos me llaman madamme.

-YO: encantado, yo soy….- me corto.

-MADAMME: los 1º es que ese no es mi nombre real, al igual que el de esa imbécil no es Matahari, piensa un nombre de guerra y dímelo.

-YO: Zeus, ¿que te parece?

-MADAMME: un poco pretencioso, ¿no?

-YO: puede que lo parezca, pero así me siento.- la entrevista había comenzado y no iba a andarme con remilgos.

-MADAMME: muy bien, tu acompañante no me importa lo mas mínimo, me hará compañía mientras te probamos, si das la talla estas dentro y si no te quedas fuera.- me abrió la camisa y miro mi pecho y mis bolsillos, luego a Eli- bien, tenemos que asegurarnos de que no seáis polis, y tenéis que saber que aunque lo parezca, no estoy sola aquí.

-YO: no se preocupe, estamos aquí de voluntad propia, yo necesito dinero rápido, y mucho.

-MADAMME: esta bien, como sabrás, somos una empresa de acompañantes, pero no somos una vulgar casa de putas, somos la elite del país, trabajamos en toda España y parte del extranjero, nuestros clientes pagan mucho y muy bien por la seguridad, la calidad, y la discreción, tanto los clientes como los trabajadores se someten a controles exhaustivos y periódicos de sangre y orina, somos una empresa real, de hecho al contratar os damos de alta en al seguridad social, usamos de tapadera varias empresas de servicios, así justificamos ingresos y hasta que coticéis en la seguridad social, siempre por obra y servicio, ofrecemos de todo, desde simple compañía atractiva para una noche de fiesta a sesiones salvajes de sexo duro, nosotros no tenemos limites, los ponen los clientes y buscamos gente que los cumpla. Aquí no se obliga a nada, pero si quieres ganar mucho dinero rápidamente has de pasar por el aro en algunas cosas, y si me fallas, ya sea que trabajes bebido o drogado, trates mal a los clientes o me entere de que vas por libre con mi clientela, habrá consecuencias graves. ¿Me entiendes? Si respetas eso y a mi, todo ira bien.

-YO: conforme, ¿cuando empieza el examen?

-MADAMME: deja que el local se llene un poco mas de mujeres y te voy a ir dando pequeños retos, si los logras pasarás al examen final, si lo pasas, estas dentro, mañana mismo iremos al despacho y firmaras unos contratos para luego ir a la clínica privada a hacer un chequeo medico y extracciones para pruebas. Después solo tendrás que esperar a que te llamemos, recibirás el 50% de lo que pague el cliente, eso si eres tu solo, si sois varios chicos o chicas os lleváis mas porcentaje y lo repartís, todo ira por transferencia bancaria, no habrá intercambio de dinero entre cliente y trabajador, ellos nos pagan a nosotros y nosotros a ti, no habrá clientes especiales a los que te trabajes gratis, por mucho que ellos o tu quieras, si quieren la mercancía, que paguen. Todo legal a los ojos de la ley, bien nos aseguramos de tener controlados a los que podrían hundirnos.- que me diera toda es información sin mas me daba una seguridad en ella que daba miedo.

Paso una hora y aquello se lleno, fue llegando mucha gente, incluyendo una buena hornada de mujeres, de todo tipo y condición, mientras charlábamos de algunos detalles mas sobre el trabajo, la actitud de aquella Madamme era altiva, superior, su forma de hablar era calmada y sosegada, y pese a ello infundia respeto, sus palabras me hicieron buscar a sus acompañantes, y pronto me percate de 2 moles repartidas por la discoteca, que no bailaban ni bebían, solo estaban de pie mirándonos no tan disimuladamente como se creían.

-MADAMME: esta bien, creo que podemos empezar……..¿Zeus pues?

-YO: si.

-MADAMME: esta bien……. Zeus, nosotras nos vamos a quedar aquí charlando, y tu vas a irte a la pista, ¿ves aquella señora mayor, la de la chaqueta amarilla?, en menos de 20 minutos quiero que la des un beso.- me miro esperando que me quedara timorato o dubitativo, lo que se encontró fue una sonrisa picara y decisión en la mirada.

Me fui derecho a la pista de baile y me fui acercando a la señora señalada, la borde como chocando sin querer, pero charlar con ella, y así quedarme bailando con ella, a los 10 minutos la daba besitos por la cara, hasta que en uno de ellos, nos besamos en los labios, la deje meterme un poco de mano unos minutos mas antes de despedirme cortésmente y volver a la barra.

-YO: desmido fácil.- mire a Eli que me miraba con gesto cómplice, sabia algo, y yo sabia el que, pero Madamme no.

-MADAMME: bueno, no has empezado mal, muchas tablas para lo joven que eres, pero eso solo era calentamiento, vamos a buscar algo mas difícil, ummmmmm esa, la pequeñina que va con esa con cara de zorra, sácala a bailar y logra que te invite a una copa.- me volvió a mirar buscando duda y solo recibió otra sonrisa picara,

Me fui derecho, y sin mucho disimulo me incruste entre las dos, charlábamos de tonterías hasta que invite a bailar a las 2, aceptaron gustosas, y con hábiles movimientos iba repasando sus cuerpos, la susurre algo la oído a la pequeña que río y se fue derecha a la barra, al lado de Madamme, pidió un par de copas, las pago de su bolsillo y volvió a nosotros, yo le di mi copa a la otra chica, y dándolas un par de besos a cada uno volví a la barra.

-YO: esto empieza a ser aburrido, vas a tener que ponerte mas dura.

-MADAMME: vaya, me sorprendes, y no es fácil, ¿seguro que la copa era para ti?

-YO: ya ha visto como las ha pagado y me la ha dado.

-MADAMME: ¿y por que no te las has quedado?

-YO: no bebo alcohol, no me gusta el sabor.

-MADAMME: umm eso es bueno, así nunca tendrías problemas de ir borracho, pero ¿y si se da una cliente que te invita o quiere que bebas? ¿y si bebes como te afectaría?

-YO: no me gusta,, por lo tanto no lo bebo si puedo evitarlo, pero he tenido mis momentos de querer emborracharme y mi corpulencia no me ha dejado, puedo beber, como si fueran medicinas, no los disfruto, pero no me afectan.

-MADAMME: excelente, eso es un gran punto a tu favor, bien, prosigamos, esta vez vamos a dar un paso mas allá, -buscó con al mirada- esa mujer, la que va en el grupo de amigas, la del vestido llamativo, parece una buena pieza, en una hora te quiero en la pista agarrándola las tetas durante mas de un minuto.- me volvió a mirar ya sin saber que esperar, y recibió otra sonrisa picara.

-YO: ¿a esa? En media hora tengo sus tetas en las manos y cierro con un cachete en el culo.

Me fui derecho, y sin mediar muchas palabras me incline invitándola a bailar, eso sonrojo a sus amigas pero la dama en cuestión acepto encantada, era un espectáculo latino embutido en un vestido ajustadísimo y provocador, la música era pegadiza y movidita así que no tarde mucho en hacerme notar en ella, que se puso de espaldas, restregándose contra mi, mis manos repasaban su contorno y a los 20 minutos mis manos rozaban sus pechos, para poco después agarrárselos sin remilgos, mientras ella agarraba mis manos en ellos, mas para que no la soltara, que para que lo hiciera, al cambiar la música me despedí y cuando se iba la solté un buen azote juguetón, volviendo a la barra con cierta chulería.

-MADAMME: excelente, debo decirte que en mi vida había visto esa facilidad, como las desinhibes del entorno, me encanta, esta vez te dejo elegir a ti, quiero que elijas aun chica, cualquiera que lleve falda, y metas tu mano por debajo, tienes una hora para hacer que el vea las bragas a una mujer.- me miro reconociendo al dificultad del reto, respondí con una sonrisa de nuevo, Eli me miraba aguantándose la risa, me di la vuelta, y localice a una chica con falda.

-YO: esa, la que va enseñando el ombligo, con la falda azul, las vas a ver bien, te las voy a traer quitadas.

-MADAMME: ¿esa? ¿La de la mini falda azul?, tu mismo pero no se va a dejar, corre el riesgo de que se le vea todo, tiene las caderas muy anchas.

-YO: si fuera fácil lo podría hacer cualquiera, no estoy aquí para perder el tiempo, si lo logro estoy dentro.- la rete queriendo ganar tiempo

-MADAMME: si lo haces solo te quedara una prueba mas, y al ritmo que vas tender que ir avisando ya para el examen final.- no era lo que quería pero acorte aquellas tonterías.

Me fui de nuevo, enfile a la chica y según llegué me pegué a su espalda, estaba con un grupo de chicos, que se reían incomprensiblemente para Madamme, dándola un para de besos por el cuello la arrastré a la pista mientras la comía la oreja, susurrándole al oído, las canciones era muy calientes así que los movimientos eran igual, las caderas bajaban tanto que se le veían las bragas bien , y yo me ocupaba de que se la viera bien desde la barra, quería constatar que eran las que le iba a llevar y eran las que tenia puestas, levantado parte de la mini falda con mi mano, al paso de los minutos era como se baila ahora, follábamos con ropa, la besaba sin compasión retorciendo su cuerpo con mis manos, metiéndolas por debajo de la falda y sacándole las bragas poco a poco, hasta que al fina di un tirón y se las saque por lo pies, me las guarde en el bolsillo y dando un par de azotes a través de la tela me despedí de esa mujer, que se fue con un sofoco, directa al baño. Mi cara al volver a la barra era de desafío, pidiéndola un reto difícil a esa Madamme que cada vez perdía en la mirada más superioridad y ganaba asombro.

-YO: estoy harto de esto, es como comerme un yoghurt, ¿no te he demostrado ya ser capaz de ganarme a una mujer? Que no le haré a una clienta………

-MADAMME: me tienes alucinada, pero ya solo falta una prueba mas, y viéndote como te desenvuelves no será difícil, y me dejara claro que no es suerte, elige a otra, y esta vez quiero que te la chupe, en la pista, quiero que la lleves a un punto de excitación que le de igual el resto de la sala, pero a la vez no quiero que se entere nadie mas, discreción y calidad, no hace falta que te corras, con que le de unos lametones estarás en el examen final.- me volvió a mirar atónita, expectante a mi reacción que fue la misma durante toda la noche, confianza al 100%.Me di la vuelta y busque unos minutos, localice mi presa.

-YO: esa, la del traje remangado.

-MADAME: ¿estas seguro? Tiene pinta de profesora y es algo mayor, no quiero que metas la pata.

-YO: esa.- mire a Madamme con fiereza.

Me fui a por ella, estaba un poco sola así que no me fue difícil hablar con ella, y pasados 20 minutos ya no estabamos besando, mis manos trabajaban su culo, bajo la tela, piel con piel, cuando la note caliente bese su cuello, y su hombro, eso la éxito tanto que ante mi petición y sus dudas, acepto ir bajando cuando apoye mi mano en su hombro y apreté, la lleve a un rincón discreto y pegándola contra la pared, la tape con mi cuerpo, casi no se la veía, pero me saco la polla algo morcillona y se lió a chupármela sin descanso, yo miraba a la barra y buscando línea de visión directa, me apretaba un poco para dejar ver a aquella mujer de cuclillas chupándomela, al hacerme el gesto del ok la Madame, me dio pena pero saque la polla de la boca de esa mujer y me la guardé, casi logra que me empalme del todo, y dándola un buena abrazo, apretando su hombro con mi barbilla, la deje irse, para volver a la barra.

-MADAMME: ¡eres increíble, ¿no se como lo has hecho en menos de 30 minutos?!

-YO: tengo mis trucos, ¿estoy dentro o me voy?, no voy a estar aquí todo el día.

-MADAMME: te has ganado el derecho al examen, así que cálmate un poco, toma esta dirección y esta llave, son de un hotel de aquí cerca, ve allí en 1 hora, te estaré esperando con compañía, trátete a …….tu amiga, si quieres.

La despedí besando su mano ofrecida y se fue contoneando su opulento cuerpo debajo del vestido ceñido, haciendo un gesto las 2 moles y una 3º que no había visto con su abrigo, salieron detrás de ella, me queda apoyado en la barra sonriendo y mirando como Eli se callaba hasta asegurarse de que nadie nos oía.

-ELI: eres un carbón de mierda.

-YO: lo se.

-ELI: la 1º señora era la Duquesa, ¿a cuantas de las chicas con las que te has probado conoces?

-YO: a todas, de hecho, solo hay 2 o 3 mujeres en el local que no me haya tirado, tu incluida.- rompimos a reír los dos.

No soy ningún lumbreras, pero no soy tonto y tengo imaginación de sobra, si sabia como iba a ser las pruebas y era un ambiente controlado, ¿por que no controlar cambien las pruebas?, no podía saber cuales serian pero si a quien, y llame a todas, y cuando digo todas es a todas, las mujeres que me haba tirado, había tenido sexo oral o nos habíamos masturbado desde que empece mi desenfreno, solo fallaron Raquel, la enfermera del hospital, las amigas de Eli, Pamela, la que me la jugo en el Instituto y que después destroce en su casa, Karin que se había vuelto a su país, Marta, la monja que estaba perdida por África, y Ana que aun estaba en Granada ajena a todo eso, del resto acudieron todas a mi llamada, y les explique el plan.

La mujer mayor era la Duquesa, la zorra y la pequeña eran Rocío y su aprendiz, la señora latina del vestido era Eleonor, y a la que le saque las bragas su hija, Yasmine, que había ido con los que íbamos a alquilar el piso, y de cierre mi Leona fue la que me la chupo. Todo estaba controlado, de hecho apareció Laura, la hija del alcalde con su eterno guardaespaldas de fondo, mis refuerzos en caso de que hubiera problemas, Eli alucinaba. Sabia que las pruebas eran sexuales así que les pedí a todos que actuaran, que no me conocieran durante esa noche, y luego cuando me acercaba a ellas, les susurraba lo que deban de hacer, montado un numerito, me la jugué, podía haber elegido a alguna de las que no me había tirado, pero era un porcentaje mínimo y encima me regalo elegir a las 2 ultimas.

-ELI: ¿pero por que no me has dicho nada? Podría haber sido una mas.

-YO: Matahari te conocía, de hecho a la Duquesa la he dejado fuera hasta asegurarme de que no la podía reconocer, temía que estuviera aquí, como ha sido, y que al reconocer a alguna se oliera algo.

-ELI: muy bien jugado, si señor, y esto ya es cosa tuya, se la has jugado otra vez, ¿y ahora que?

-YO: pues me supongo que si es en una habitación y con compañía, ya viendo mis “excepcionales dotes de conquista” querrá ver como follo.

-ELI: y eso no lo tienes preparado, ¿no?

-YO: no me hace falta, aquí estaba confiado por la preparación, allí lo estoy gracias a ti, ¡¡¡¡¡¡¡¡ Y A TODAS ESTAS PRECIOSAS MUJERES QUE ME HAN AYUDADO, GRACIAS A TODAS!!!!!!- lo grité subiéndome a la barra, se acabo la actuación, todos aplaudían y reían, las mujeres se miraban unas a otras, con la cómplice mirada de saber que yo era su nexo en común.

Asegurándonos de que no hubiera espías nos reunimos y charlamos, le devolví las bragas a la pobre Yasmine que volvió al baño roja de vergüenza acompañada de su madre, hice las presentaciones, y pese a que normalmente seria poco recomendable juntar a mujeres que te has tirado y que lo sepan, mi forma de ser y como las había tratado a todas las hacia comportarse, incluso Irene, mi 1º novia y mi única ex hasta el momento, que pese al disgusto inicial al cortar la relación, volvimos a ser amigos con derechos, abrace a mi Leona entre vítores y demás comentarios, besándola la mejilla y mordiendo su hombro, de forma agradecida, no había que perder la compostura, yo era su León, y se había portado, como era evidente, todos disimuladamente me habían seguido la pista aquellas horas, y habían visto todo, pero lejos de avergonzarse se reían, había sido una actuación y ahora disfrutábamos de los comentarios. Me quede charlando con los que íbamos a alquilar el piso, y pese a la bromas se notaba que estaban tenos y eso me tenso a mi. Se acercaba la hora de irnos, y me separe un poco del gentío, Eli se acerco.

-ELI: ¿que te pasa amor?

-YO: pufff estoy un poco abrumado, empieza a darme vueltas la cabeza, ¿y si no doy la talla?

-ELI: no seas bobo, solo con que te la vea tiesa estarás dentro, te he enseñado yo y te he visto follar, y lo que me hiciste el otro ida en la ducha fue un escándalo.

-YO: no es eso, o si, no lo se, esto ya no es diversión, me la estoy jugando, mis amigos se lo están jugando todo a que yo sea capaz de lucirme delante de prostitutas de alto nivel, ¿y si no soy mas que cabeza de ratón? ¿y al llegar a esa habitación descubro que todo lo que soy es insuficiente? – se agacho delante de mi y me cogió la cara, mirándome con su tranquilizadores ojos color miel.

-ELI: eeee, no te vayas, tranquilo, razona, usa la cabeza, no es difícil y estas preparado.- fueron exactamente las mismas palabras, las mismas miradas que me calmaron el alma en la fiesta cuando me quede en blanco, esa mujer sabia templarme el animo, coloco una mano sobre mi pecho y una mano mía en el suyo, no en las tetas, sino en el pecho, y me obligó a seguirla el ritmo, mi respiración era muy agitada, casi tenia un ataque de pánico, Irene se percato, y se acerco.

-IRENE: ¿que te pasa?

-ELI: esta un poco agobiado, tiene mucho peso sobre los hombros – apartó a Eli y se me puso delante.

-IRENE: sabes, estoy pensando en como tranquilizarte, ¿quien te calma?.- razone un poco.

-YO: mi madre, ya la conoces, sabe que decir en cada momento.

-IRENE: es una gran mujer, ¿y que crees que haría ahora?

-YO: ¿ella?, me daría un guantazo, me diría que me dejara de jilipolleces, y que fuera a por lo que quiero………..- lo dije en tono de broma, pero era ella así. Me cogió de la mano y me saco del local, llamando a mi madre, con Eli detrás, Irene y mi madre se llevaban bien, de hecho mi madre me picaba en casa por haberla dejado, hablaban a menudo, la explico un poco la situación, sin detalles, la dijo que estaba teniendo un bajón y que necesitaba su consejo, me paso el teléfono.

-MADRE: ¿que te pasa hijo?

-YO: no es nada madre.

-MADRE: no me tomes el pelo, ahora mismo me dices que te pasa o voy allí y te lo saco a golpes.- ya lo decía de broma, hacía mas de 6 años que no me ponía la mano encima como reprimenda, en parte por que no le daba motivos, las sacudidas previas me habían mantenido como una vela.

-YO: no es nada, es solo que me siento agobiado, frustrado, mis amigos dependen de mi y no quiero fallarles.

-MADRE: pues no lo hagas- su lógica aplastante me enfadaba.

-YO: no es tan sencillo, hay problemas que no se si puedo solucionar.

-MADRE: hijo, no se de que va esto, pero tu padre y yo no hemos educado a un tonto que se ofusca ante los problemas, tu padre te lo ha dicho, siempre habrá problemas a los que debas enfrentarte según crezcas, si no tienen solución, no te preocupes, y si tienen solución, no te preocupes igual, solo tienes que resolver como y hacerlo.- era una frase manida, mi padre, la oyó en algún lado y me la repitió toda mi vida, su sencillez me pareció muchos años una tontería, pero en ese momento me di cuenta de su significado real.

-YO: ¿y que hago si fallo?

-MADRE: no lo hagas, afronta la situación, piensa que solución hay y ten los huevos de hacerlo lo que se tiene que hacer.- si me hubiera tenido delante me hubiera dado esas bofetadas.

-YO: ¿y si aun así……. fallo?

-MADRE: no habrás fallado, lo diste todo, nadie que importe te reprochara nada y quien lo haga no es que nunca debió importarte a ti.- esas palabras fueron un bálsamo, como casi siempre, tenia razón, me estaba comiendo la cabeza yo solo, ni mi familia ni mis amigos me reprocharían nada, estabamos en un tris de lograr el objetivo, y estamos allí gracias a mi, ¿que tipo de cerdo egotista se acobardaría ahora? El miedo a fallar que tenia desaparecía, y ahora crecía el medio a no intentarlo, a dejarles en la estacada a todos, cree una bola en mi garganta, llenándola de dudas, de miedos y de inseguridades cerré los ojos y me la trague.

-YO: gracias mama, te quiero.

-MADRE: yo mas, solo recuerda, que pase lo que pase, hay gente que te quiere a tu lado- me dio un beso y me colgó.

Una lagrimilla cayo por mi mejilla, ante la mirada de Irene y Eli, quisieron decir algo, incluso note un dedo secándome esa lagrima, allí decidí cambiar, me había pasado toda mi vida con miedo, con miedo a soñar, con miedo a arriesgarme, con miedo de ser rechazado, incluso después de la operación fue una sensación que me acompañaba, como una piedra en el zapato, decidí que eso no era lo que quería, ahora era mi vida, mis decisiones, mis consecuencias y mis responsabilidades, y si quería ser un hombre de verdad, y no un imbécil, tenia que hacerme cargo de la situación. Había un problema, necesitábamos el dinero, y había una solución, ganar dinero con Madamme, iba a ir a por ello.

Al abrir los ojos mi mirada cambio, una parte de mi infancia note que murió en ese momento, basto ese momento para convertirme de un crío asustado a un hombre decidido, ellas lo notaron en la mirada. Le di un beso de cariño en los labios a Irene, me había entendido y supe por que la elegí como mi 1º novia, tenía algo distinto, y pese a que se porto mal a mí entender, era una buena chica, agarre a Eli de la mano y me dirigí al hotel despidiéndome. Eli no habló en todo el camino, es más, iba a remolque de mi ímpetu, no la soltaba la mano y de vez en cuando daba tirones de su brazo, estaba convencido de lo que se tenía que hacer. Llegamos a la entrada el hotel.

-YO: no se que me espera allí arriba, solo se que te quiero a mi lado, me centras, y necesito estar centrado.

-ELI: de acuerdo, pero recuerda que tu tienes el control, no ella, da igual lo que pase en la habitación, tu puedes dominar siempre que quieras, solo piensa, razona, busca una solución y hazlo. Tienes el físico, tienes la mirada decidida y no eres de los que fallan a su gente, por dios, si tienes la polla mas grande que haya visto en mi vida, vas a entrar ahí y vas a ser Zeus.- sus palabras me orientaron, su mirada me convenció y sus labios me llamaban, la bese, con cariño y pasión, de forma larga, como queriendo cargar la batería con ello.

-YO: vamos a acabar con esto de una vez.

Subimos a la habitación, al llegar al pasillo vi a las 2 moles en la puerta, nos abrieron y entramos los 2, con Madamme dando el visto bueno a las moles, dentro estaba Madamme, sentada en la cama, la 3º mole de pie y a su lado un chica, de apenes 18 años le calcule.

-YO: vamos rápido que no tengo todo el día.

-MADAMME: veo que vienes decidido, Zeus, eso es bueno, me ha gustado mucho como te has desenvuelto en el local, pero eso era solo para probar si sabias moverte con una mujer, aquí es el examen final, tengo que ver que tipo de hombre eres en la cama para saber si sirves, y si te puede la presión, así que con todos los presentes delante, te vas a follar aquí a esta muchacha, se llama Púrpura, aunque no sea muy relevante, es una de mis nuevas adquisiciones, apenas lleva unos trabajos con nosotros y me servirá para calibrar.

-YO: ¿y cuando la haga desmayarse?- me miro sorprendida, no por las palabras, podían estar bravuconeando, si no por que mi mirada no era de sorna, si no de seguridad en ello.

-MADAMME: si te ves capaz, pues quizá te deje que me folles a mí.

-YO: ¿y ciando te haga desmayarte a ti?- abrió la boca medio ofendida.

-MADAMME: ten cuidado con lo que dices, no soy ninguna imbécil que al verte la polla enrome esa que decía Matahari se va a poner a chorrear.

-YO: esta bien, pero quiero saber cuanto puedo pasarme, no soy tampoco ningún imbécil que se va a correr con un par de lametones.

-MADAMME: veo que el nombre te viene al pelo, Zeus, realmente te comportas como si fueras el dios del Olimpo, 1º empieza con esta sacerdotisa novicia.

-YO: y acabaré con mi reina de los dioses que tengo aquí a mi lado- me refería a Eli- pero de acuerdo, ¿no tengo que andarme con cortejos ni preliminares, solo sexo, no?

-MADAMMEN: efectivamente.

-YO: ¿Púrpura, verdad?, vete quitando la ropa y ponte sobre la cama, que te voy a reventar.- busco aprobación en la mirada de Madamme, una vez obtenida se desnudo a la vez que yo, con algo de reparos se tumbo en la cama desnuda, era una petite, como se las llaman, había pasado los 18 hacia nada, casi no tenia tetas, aunque tenia buenas caderas, era bastante guapa, morena con el pelo largo, y al ser tan bajita cuando me deje caer sobre ella la aplastaba sin piedad, me deje los slips, no quería que la vieran sin estar tiesa.

Comenzamos a besarnos mientras repasaba su cuerpo, la abrí de piernas para ponerme en medio, y así tenerla a mi disposición, tenia cara de niña buena pero movía su lengua como una autentica zorra, eso me llevó a meter mi mano en su coño, estaba rasurada al 0, y mientras acariciaba su parte exterior, iba bajando por su cuello, sus pechos, su vientre, iba buscando el punto débil de esa mujer, no lo encontré por esas zonas, así que hundí mi cara en su coño, la abrí y la coloque bien de cara a Madmme que miraba analíticamente, le abrí los labios mayores y chupando su clítoris la sacaba alguna respiración mas fuerte que otra, mientras mis dedos la masturbaban por encima, mi lengua la trabajaba sin descanso, logre que se humedeciera un poco, entonces le metí un dedo, del tirón, no fue difícil, seria una cría con cara de no romper un plato pero tenia el coño bien abierto, tanto que las pocas penetraciones le metí el 2º, buscando su punto G, me pareció oír un suspiro de aprobación de Madamme al verme ese gesto, y de refilón la mirada de Eli, repasando en su cabeza las lecciones y viendo como las llevaba acabo. Mi mano aceleró al notar sus primeros gemidos, la agarré bien al cintura para que no se moviera y mientras chupaba su clítoris inflado, la viole con mi mano, paso cierto tiempo en que muchas de mis mujeres ya se habrían corrido, pero estaba claro que ella no era como las demás, así que notándome ya empalmado, la coloque bien abierta de piernas y me quité el slip, dejando caer a plomo mi polla en su vientre, la comparación me asegure de que fuera escandalosa, ella era algo pequeña y mi rabo enorme.

-MADAMME: vaya, vaya, al parecer Matahari no metía, la tienes bien grande, de las mas grandes que he visto, y sabes como comerle el coño a una mujer, pero toca ver como follas, pero ten cuidado no la partas en 2, que es nueva.

La mirada de Púrpura era mezcla de pánico y suplica de perdón, por una sola mirada de Madamme se la arranco, moje un poco mi glande con algunos fluidos que la había sacado, y apreté con fuerza hasta penetrar, entro bien hasta la mitad, allí el grosor, mas que la longitud, empezaron a sacarla gemidos de impresión, aun así quería saber hasta donde llegaba y seguí, seguí penetrando pese a que su cuerpo se elevaba en la misma dirección, tuve que sujetarla las piernas para poder proseguir y descubrir que aquella muñequilla que si veía en la calle pensaría de porcelana le entraba mas de 3/4 de polla del tirón, su cara era de completo ardor, de sentirse llena, se retorcía mientras los 2 notábamos como se iba abriendo paso mi miembro dentro de ella, cuando note cierta comodidad la saque lentamente y la volví a meter igual de lento, sacándola un gemido ahogado, ataque uno de sus pezones a mi alcance, lo tenia tieso, y notando comodidad de nuevo la volví a sacar y meter, pero ahora no paraba, aun siendo lentamente, salía y entraba de ella, con cada entrada la sacaba un gemido que se iba apagando cuando la sacaba y volvía a crecer al meterla, notaba como sus labios menores rozaban a contra piel con mi tronco, tanto al ir como al volver, pero la pobre se mojo tanto que la fricción se evaporo, allí ya me desate, hasta ahora era como al inicio, aprendiendo con Eli, ahora saque a mi bestia interior, aunque me guarde un poco, aceleré de golpe la cintura al penetrar aunque la sacaba despacio, eso volvía loca a algunas, darle ese tiempo de recuperación corto entre acometidas, hasta que me pido que me la follara fuerte de una vez, me lo suplico mas bien, eso hizo activar mis brazos, la levanté la cadera apoyándola en mis rodillas y tirando de ella la arquee la espalda, y bien sujeta le di con buen ritmo, uno cómodo pero vibrante, se volvió loca, y a los 20 minutos se corrió, como una fuente, pero tenia que desmayarla, así que acelere de nuevo, tenia varias velocidades cómodas y no iba ni por la 2º, eso la retorcía entre mis brazos, otros 20 minutos y la saque varios orgasmos, al siguiente la puse a 4 patas y la ensarté por detrás, casi le entraba entera a aquel diminuto cuerpo, pero no por ello la perdone, llagando casi a la hora la pobre pidió que parara, no aguantaba que la seguiría percutiendo mientras se corría, aun así, lo hacia, hasta que cayó agotada, sus brazos no la sostenían a 4 patas, seguí penetrándola hasta correrme, por si acaso la saque de ella y me terminé masturbando sobre su culo en pompa, manchándola de semen con gran cantidad. Al darme la vuelta vi a Eli y a la 3º mole tocándose por encima de la ropa y a Madmme con cara de bastante aprobación.

-YO: esta no va a dar más de si, ahora vas tú.- refiriéndome a Madamme, me puse en pie dejando mi polla algo flácida a la altura de su cabeza.

-MADAMME: eres un caja de sorpresas, las has dejado ida en una hora, y a estos 2 les has puesto cachondos perdidos, ¡esta bien!, te has ganado echarme un buen polvo, pero yo no soy como ella, tenlo claro, he sido la puta de mas caché de esta ciudad y la especialista en rabos grandes, te va a costar sacarme un gemido.

-YO: te va a costar a ti no pedirme que pare.

La ayude a ponerse de pie, y abriéndola el vestido por detrás, besaba su cuello, olía a hembra, le deje caer el vestido para descubrir que no llevaba sostén y aun así tenia una tetas enormes y bien colocadas, para su edad era increíble, supuse quirófano, me lance a ellos, y se los comí con dedicación, mientras mis manos recorrían su cuerpo, el vestido cayo del todo y dejo ante mi a una mujer de bandera, curtida por los años y con algo de peso de mas, pero eso en vez de restarla, la sumaba, con un tanga diminuto, lo supe al llevar mis manos a su trasero, y pegarla a mi cuerpo, les separa las nalgas como a Eli, por probar, pero salvo un endurecimiento en su pezones no sacaba nada, así que le retire la goma del tanga y metí mis dedos a jugar con su coño, ella se agarro a mi cuello y se me subió encima, con los tacones puestos rodeándome con las peinas, besándome la boca, sin duda su peso era mayor que muchas, pero me pareció lo mas ligero del mundo, sobretodo por lo que hacia su boca, no bromeaba, esa mujer había vivido de es lengua, jugaba en mi boca de una manera que me la puso dura al instante, golpeando como un caballo sus nalgas, mientras mis manos agarraban en su interior, metía un dedo en su interior, estaba algo mojada.

-YO: vaya, por lo visto a ti también te afecta, esta muy mojada.

-MADAMME: una será experta, por sigue siendo humana, anda túmbate que te voy ha hacer la mamada de tu vida. – se bajo de mi y me empujo, caí de espaldas a la cama donde yacía Púrpura medio ida, y ella cayo entre mis piernas, admirando la polla tiesa entres su 2 manos. – hacia mucho que no tenia una de estas entre las manos.

Pareció mentira, se escupió la manos y comenzó una masturbación frenética, con las pulseras en sus muñecas sonando a ritmo, gire la cabeza y vi a Eli chupándosela a la mole, no se cuando se habían desnudado, el tipo calzaba buena polla, seria el juguete de Madamme, pero Eli se la comía de cine, sin apartar la vista de mi y sin dejar de hacerse un dedo, esa imagen y lo que aquella mujer empezó ha hacer con su lengua en mi polla casi me hacen correrme en menos de 10 minutos, era un locura, me la habían chupado muchas, pero esta era la 1º que me estaba matando, separaba con su lengua la punta de mi glande, el agujero por donde sale la orina y el semen, era una maravilla, se metía ¾ de polla en la boca y sin arcadas, su lengua tenia vida propia, hacia movimientos antinaturales, temí correrme, perder la oportunidad, así que me incorpore y la cogí de los brazos, de un tirón la puse de rodillas sobe mi pecho, y colocándome, metí mi cara entre sus muslos, la quité el tanga de un tirón, se lo rompí pero le dio igual, estaba bastante mojada y sabia que era una experta así que seguí el manual, separar, chupar, lamer, penetrar con los dedos y buscar su punto G, encontrado y trabajo, mientras mi boca hacia maravillas con su clítoris, si Púrpura me pareció abierta a esta mujer le entraba un tren de mercancías, tuve que usar 3 dedos para generar fricción, pero logre el resultado que quería, no me había corrido, tenia a esa mujer saciada comiéndola su monte, y su cintura sobre mi cara, mordiéndose el labio y pellizcándose los pezones, estaba justo donde quería, había pasado el trago, y la oí gemir, eso me dio la señal era hora de sacar la artillería pesada, llevaba mucho tiempo comiendo el coño, mas de lo que se lo había comido a nadie sin correrse, si quería hacer que se corriera no podía tratarla con suavidad, tenia que darlo todo, la levante la cadera para elevar mi cuerpo hasta darla con mi polla tiesa en el culo.

-YO: me has puesto muy caliente, y lo vas a pagar.

-MADAMME: veremos quien lo paga.

Se elevo entendiendo mi intención y agarrándome la polla con un mano que se escupió antes, la repaso bien, se separo los labios de su interior y con la otra mano dirigió mi glande a su entrada, una vez con dirección, cayo a plomo, nos saco un gemido de gusto tremendo a los 2, se había empalado toda de golpe, la presión era grande pero no la que mas haba sentido, se dejo caer para besarme.

-MADAMME: dios, echaba de menos a alguien que me llenara así, quiero que sepas que ya estas dentro, desde antes de que desmayaras a esa pobre cría, pero ahora vas a sufrir por tu soberbia.

-YO: veremos quien sufre.- acepte el reto y subí la apuesta a ciegas, sin saber que cartas llevaba, solo sabia que tenia 2 buenas manos, las colombianas me tenían a tono, y mi Leona era mi ultima opción, si aquella mujer aguantaba el ritmo de mi Leona no sabia que hacer.

La deje trabajarme con su cadera, estaba haciéndose sitio en su interior, se acostumbraba pero a al vez se movía, dando pequeños golpes de cadera hacia arriba, que la hacían estremecerse y yo veía sus tetas vibrar, se tiraba un minuto haciendo giros de cadera para luego levantarse un décima y volver a dejarse caer, se mordía el labio cerrando los ojos, estaba disfrutando aquella tanto o mas que yo, llegó un momento en que sus golpes de cadera ya eran mas rítmicos, y se sacaba media polla antes de volver a caer, fue acelerando sin que yo me moviera, quería reservarme, acelero tanto que y no había giros de cadera, solo me cabalgaba, sus tetas eran grandes e hipnóticas, con cada bajada rebotaban y subían, cogió tal ritmo y velocidad que su pezones hacían círculos en el aire, se echaba para atrás para sentirla mas dentro, y luego se dejaba caer buscando apoyo y dejando que su cadera fuera un ente libre, moviéndose sin parar de arriba a abajo, la imagen desde detrás debía ser gloriosa, por que Eli se puso allí, sentó a la mole y se empalo, todo sin perder las vista de nosotros, se tiro no menos de 30 minutos con esa postura gimiendo y arrancado placer a puñados, cuando su lengua se hundía en mi boca perdíamos hasta el compás de su cintura, mis manos aprovechaban al acercarla para pellizcar los pezones, note que al hacerlo daba pequeños resortes, estaba a punto de correrme y esa asquerosa ni se había inmutado, me levanté para trabajarla los pezones, ahora veía que eso le ponía, así que no la dejaría escapar, pero dio un ultimo acelerón de su cintura, eso fue gloria bendita, una danza del vientre conmigo dentro de ella, reventé en una corrida que note, mi polla debía estar tan dentro que los chorros de semen rebotaban en la pared de su útero y caían en mi glande, caí rendido, me había echado un polvo de 1º nivel, y vi en su cara orgullo y soberbia, mientras mi miraba altiva y seguía moviendo su cadera lentamente.

-MADAMME: no esta mal, has aguantado mas que nadie desde hace unos años, pero he ganado.

-YO: de eso nada, solo me has demostrado de lo que tú eres capaz, ahora es mi turno.- la había dejado demostrarme todo lo que tenia sin yo moverme,

Me levanté para besarla, ella se sorprendió un poco, presuponía que estaría derrumbado, pero superponiendo niveles, eso solo era una Yasmine inspirada, aun me quedaba la madre, y mi Leona. Jugamos con nuestras lenguas hasta que mi polla se volvió a inflar en su interior, se sobresalto de mi rápida recuperación, era joven y no me costaba mucho volver a empalmarme, ella quiso tomar el mando de nuevo, pero ahora no la deje, la sujete las caderas y di un fuerte golpe para penetrarla hasta el fondo ,así, saque la cadera de la cama, planté los pies, y cogí mi postura mas lucida, ahora ella era un cuerpo fijo y era yo quien la percutía, como me enseño Eli, que se estaba corriendo detrás de nosotros ante lo que allí ocurría y la polla que la martirizaba desde atrás, comencé despacio, metiéndola y sacando toda, para ir aumentando el ritmo paulatinamente, encontraba un buen ritmo a mantener y lo hacia, luego subía un poco mas hasta encontrar otro llano, eso ya era 1º nivel, la sacaba gemidos de placer y el sonido de petardeo de mi pelvis contra ella inundó la habitación, mes guarde lo mejor por si acaso y llevaba su cadera en la misma dirección que mis embestidas, eso ya la cayo, no le daba para respirar y gemir a la vez, solo tenia la boca abierta, consumía toneladas de aire con cada bocanada, me estaba costando, aquella hembra recibía sin compasión y no solo aguantaba si no que lo disfrutaba. Después del polvo previo y la media hora que estuve perforándola yo, la note curvarse, un rayo la partió, note claramente como una corriente eléctrica le subía desde la cintura por la espalda hasta el cuello, con un gemido casi de opera, notaba los músculos de su vagina apretar y contraerse, calme el ritmo de mis embestidas, entre otras cosas por que estaba dando casi un calambre.

-MADAMME: ¡¡¡¡¡¡la madre que te parió, maldito carbón!!!!, hacia mucho que nadie me sacaba un orgasmo así, uffffffff y sin ayuda de vibradores.

-YO: pues aun queda trecho, no voy a parar hasta correrme dentro de tu culo.- me beso apasionadamente, con los ojos abiertos, sabiendo que mi palabra no eran en balde.

-MADAMME: ábreme el culo, dios con esa polla me vas a destrozar.

Gateo sobre mi para empajar a Púrpura de la cama y tirarla al suelo, seguía ida, me fui de rodillas persiguiendo aquella maravilla de trasero voluptuoso, la atrape dejándola de cara a Eli, que estaba de nuevo siendo empalada por la mole, y mirándola a los ojos metí mis manso en el coño de Madamma, busque fluidos y acariciaba con ellos el ano, se abría las nalgas con una mano, no fue difícil meter ni el 1º ni el 2º dedo, pero para asegurarme metí un 3º, me rogaba que la diera por el culo, pero me hice de suplicar, en parte, Eli y sus tetas bombeadas por el movimiento que tenia a su espalda me distraían, cuando me dio la gana, apunté a su ano y le emita media polla del tirón, sacándola un alarido, pero a al vez empujo hacia atrás, a las 3 º embestida le había entrado toda, le dolía pero supongo que por experiencia sabia que cuanto antes entra antes dejaría de dolerle, la levanté el torso para acariciar su tetas y pellizcar sus pezones, era su punto débil, pegando su espalda a mi pecho, dejando que su culo se abriera los suficiente, yo no apartaba la vista de Eli, que había seguido ejemplo y estaba 4 patas en el suelo siendo percutida por el culo por aquella mole, que iba de comparsa y estaba follándose “a mi diosa”, eso me genero cierta rabia, así que castigué a la que tenia ensartada, la volvía a poner a 4 aptas y sin piedad acelere, arremetiendo contra su trasero como una pared, ella tomo el mando de nuevo, pese a mi fuerza ella controlaba las acometidas, notaba como la piel de su ano se estiraba y se contraía con cada embestida, hasta que dejo de hacerlo al abrirse, allí pegue el acelerón final, metiendo mi mano en su coño jugando con el y otra en su tetas pellizcando, acelere hasta lo mas que pude, no guarde nada, era como con mi Leona pero durante mas tiempo continuado, yo podría mantenerme 3 o 4 horas follando seguidas, siempre que fuera yo quien llevara la batuta, pero ese no era el caso, de hecho ella se movía en dirección contraria a mis ataques, y con cada estoque la sacaba un gemido, no se cuanto estuve la verdad, pero me pareció un mundo, eso si, la saque el 2º y el 3º orgasmos a Madamme, después del 1º fueron muy rápidos, y sin dejar de bombear entre ellos, la oí rogar, pero yo estaba desatado, de mi interior salió una bestia, una que apenas salía, un ser de instinto animal, voraz e insaciable.

-MADAMME: ¡¡¡¡¡para, para de una vez carbón que me partes en dos!!!!.- la seguid dando , Eli había quedo ya parada, el hombre su espalda se derrumbó agotado y la veía con ojos de querer mas, la excitaba mucho verme follárme a esa mujer y quería que supiera que si en vez de a ese, estuviera en mis manos, estaría ida de placer.- ¡¡¡¡¡QUE PARES JODER, PARAAAAAAA, ENTRAD POR DIOS, SACANDE DE ENCIMA A ESTE ANIMAL.!!!!

Lo gritó de tal manera que las dos moles de fuera entraron y quedándose medio segundo perplejos me abordaron sacándome de ella, tenia un agujero en el culo de campeonato, las nalgas rojas y un ríos de fluidos que la goteaban por su interior.

-YO: ¡¡¡¡TE LO DIJE, OS DIJE QUE OS REVENTARIA!!! ¡Ahora quiero mas, diles que me suelten y me tirare a mi diosas como es debido, no como ese mierda que se ha quedo dormido!.- estaba fuera de mi, iba a dominar aquello hasta el final, y la cara de Eli de……… ¿ilusión? ante mis palabras, me éxito aun mas.

-MADAMME: esta bien, soltarle y salid.- obedecieron como robots.

Me fui derecho a por Eli, la levante del suelo con mis brazos, me la subí encima a horcajadas, me rodeo con sus piernas y me beso casi arrancándome la cabeza, verme follar así, en mi estado “sobre natural”, notándose el cambio desde la ultima vez que nos acostamos en el gim hacia casi 1 año, la había puesto como nunca, la agarre de las nalgas y se las separe lo mas que pude mientras la levantaba y la ensartaba, entro casi limpia, la mole la tenia grande pero cuando la aplasté contra la pared la metí entera, y ahí note que no la había abierto del todo, lo hice yo, y manoseando sus pechos, percutía sobre ella, como hacia últimamente, la daba tan fuerte que rebotaban contra la pared y yo aprovechaba el impulso para volver a meterla de golpe, ella no sabia donde agarrar o poner sus manos o como besar, estaba casi nerviosa, mis movimientos eran firmes, seguros y profundos, notaba perfectamente como mi polla entraba y salía entera de ella y la hacia vibrar, cuando la agarraba de las nalgas y se separaban tiritaba de placer, estuve así hasta que me corrí, no se cuenta, me daba igual, ni conté sus orgasmos, quería calmar mi fiera interior y era ella la que lo logro, las ultimas embestidas la hacían elevarse por la pared y caer a plomo, con su brazos inertes, solo se dejaba hacer, había desistido de todo, solo disfrutaba. Me tense al eyacular, la Madamme y la pobre Eli habían aguantado apenas 2 horas, mas las otra de Púrpura, dios que suerte tenia con aquella mujer, mi Leona, no era una super modelo, pero era capaz no solo de saciarme si no de llevarme al éxtasis, al punto en que había dejado a esas 3 mujeres en la habitación pero esta vez no había sido yo el que habia llevado la batuta, estaba agotado de la resistencia de esas 3 hembras, me había costado desfallecer a Púrpura y un esfuerzo sobre humano llevar al limite a Madamme, me llevó a tal punto que no era un ser humano, si no un monstruo, algo que no me gustaba ser, peor que podía llegar a serlo, y terminar con Eli, para volver a meter a ese ser a su lugar de origen.

Cogiendo el cuerpo de Eli, que me abrazaba sonriendo y feliz, encharcada en sudor frío, la recosté con suavidad y cariño sobre la cama, donde estaba Madamme agarrándose el culo como si se le fuera a caer, mirándome atónita.

-MADAMME bienvenido al equipo, Zeus, mereces de sobra ese nombre.

-YO: ¿cuando empezamos?

-MADAMME: mañana mismo iras a la oficina a las 12:00, te estaré esperando, te quiero llevar personalmente, ya no solo la empresa, eres un diamante en bruto y te voy ha hacer ganar mucho dinero si sabemos moverte, dios, van apagar una burrada por una noche contigo, que narices será por horas, y pagarán, vaya que si pagaran.

-YO: esta bien, voy a ducharnos a mi amiga y a mi, tensemos que seguir la fiesta, deja la dirección apuntada, vosotros recoger y salid de aquí, y por dios, ayudar a Púrpura que sigue ida ahí tirada.- bravuconeaba, no podía con mi alma y según se fueran iba a descansar, pero ellos no los sabían, así que lo deje en el aire.

Entraron las moles y medio despertaron al 3º, estaba con una sonrisa por el polvo con Eli, ni se había enterado del resto, ayudaron a vestirse a Madamme que me dio un beso y un azote.

-MADAMME: ere un chico travieso, no me voy poder sentar bien en unos días.- y salió andando con el mayor orgullo y clase que pudo, que era poco, se le notaba escocida.

Una mole vistió a Púrpura sin dejar de aprovecharse un poco y se la llevo como un saco de patatas al hombro, había recuperado algo de conciencia pero no se tenía en pie. Cerraron la puerta y paso un tiempo prudencial.

-ELI: mi amor, te quiero, y me vuelves loca, pero no puedo mas, por favor.

-YO: ¿estas loca? ¡¡¡Estoy muerto!!! , dios, solo lo he dicho para vacilar y dejare aun mas arriba, no se ni si podría aunque quisiera.

-ELI: menos, mal, por que me has roto, me has llevado a las puertas del infierno y me has traído de vuelta, ya no eres aquel aprendiz mío, follas como un animal salvaje, pero mantienes mis conocimientos, ¿quien te ha enseñado a follar así?

-YO: tú, me lo diste todo para empezar, esto es solo el resultado, varias, en realidad muchas mujeres, de todas he aprendido algo, y tengo un par que esto de hoy lo considerarían un día en la oficina. Pero solo tú me sacas de quicio, siempre serás mi preferida, y te debo mucho.

La di un buen beso, y en brazos la lleve al baño, estaba consciente pero muy débil, la di un buen baño procurando no excitarme, luego la puse algo de ropa y la deje tumbada descansando, yo me duche después, dejando la alcachofa pegada al soporte y que el agua caliente bajara por mi cabeza, debía retomar el hilo, guardar a la fiera en su cofre hasta que la volviera a necesitar, despejar mi mente y centrarme en el objetivo, era Ana y el piso, quedaban 3 semanas y aun no teníamos el dinero, pero yo tenia la oportunidad que me había ganado con mi esfuerzo.

CONTINUARA………….portada criada2