EL TRABAJO FINAL

Sin títuloEstaba enajenado, faltaba menos de una semana para el regreso de Ana, llevaba 1 mes casi follando sin parar, habiendo desatado y controlado a un bestia en mi interior y asustándome en momentos ante mi personaje, Zeus, me asustaba de lo que era capaz de hacer, no era yo, era otra personalidad dentro de mi, un tipo dominante, engreído, implacable, egoísta y peligroso si se le enfadaba, después de la fiesta de ricachones quise alejarme unos días de todo, serenarme, volver a sentirme un tipo normal y regresar a mis objetivos, mi mente se dividía, como Zeus quería seguir en la empresa de Madamme, quiera ganar dinero e ir reventando a mujeres por la ciudad, sodomizar aun mas a Madamme, disfrutar de esa parte oscura y excitante de mi vida, pero el era solo un seudónimo, un personaje, o al menos empezó siéndolo, no tenia poder de decisión, ¿o si? yo era Raúl, y tenia que ganarle la batalla, todo me había llevado a esa situación, pero estaba allí por el dinero del piso, aquellos 6.000€ para asegurarnos un sitio donde irnos a vivir mis amigos y yo, con Ana, disfrutar de la compañía de una mujer, y no de forma sexual, si no en una relación de iguales, de respeto y amor, no de sumisión y deseo, pero Zeus era todo lo que un hombre podía soñar, una maquina de follar que además de tener una polla enorme había ganado algo mas de 80.000€ en 3 semanas largas. Me descubrí muchas veces teniendo diálogos mentales o hablando en voz alta, discutiendo Raúl y Zeus sobre mi futuro. Mi madre me miraba como si estuviera loco, pero tampoco es que antes fuera un chico muy normal, mi cabeza siempre fue a una velocidad distinta del resto, mi mente echaba a volar y desaparecía de la realidad minutos u horas. Quise hablar con alguien del tema, quizá Eli me entendiera pero sentía en mi interior que era tema mío, que lo debía solucionar yo, y no podría ser de otra forma, leí artículos de desdoblamiento de personalidad, me tranquilice un poco, no daba el perfil, se han de tener crisis de ausencia, errores en la apreciación del tiempo, lapsus mentales o generalmente oír a los demás hablar de cosas que tu no recuerdas haber hecho, así como dolores de cabeza, arritmias, respiraciones agitadas sin motivo o abuso de alcohol o drogas, nada de eso, yo tenia la mente lucida, recordaba todo, no tenia crisis, ni tomaba nada, simplemente mi cabeza era muy imaginativa, me había creído mi personaje, y mientras fuera solo eso, Raúl dominaría todo.

Me llamo Madamme, tenia mi trabajo final, quería quedar para comentarme los detalles, al parecer era un trabajo especial, pero temiendo mis reprimendas admitió por teléfono que también quería verme en persona, le dije que solo si era en su casa, tenia ganas de ver como seria, obedeció mandado a una de la moles con un coche a recogerme, llegué a su casa, un chalet en una urbanización de las afueras, de esas con nombre propio, vallas y seguridad privada. Me abrió la puerta de su casa donde se quedaron las 2 moles, me recibió con un camisón de satén y una bata de seda, con su actitud altiva, cuando cerro la puerta se le cambio el rictus, agacho la cabeza y junto las manos por delante, totalmente obediente y sumisa. Si ella adoptó sin reparos su papel, yo asumí el mío de Zeus, cambié mi mirada ante si rostro, miraba de reojo, y me fui acercando lentamente, hasta olerla el pelo, la notaba temblar, tiritaba ante mi presencia, esa diosa del sexo, una puta experta que era una mujer de bandera y follaba como los ángeles, se encogía al sentir mi respiración en su cuello, le castañeteaban los dientes y se tenia que morder el labio para evitar el sonido. Sin duda las duras sesiones de sexo que tuvimos, la visión de mi destrozando a la Geisha y la imagen final de mi, humillando a David, totalmente desatado, expresando mi furia, la excitaban y la hacían tenerme miedo, pánico de actuar de cualquier modo y provocarme.

-ZEUS: no tienes por que temerme, si puedo ser temible cuando me enfadan, si te portas bien puedo ser bondadoso y dulce.- la acaricié por el brazo con una mano y la levanté la cara para admirar su mirada, sumisa y de adoración, con los ojos vidriosos.

-MADAMME: si es lo que deseas, ser dulce y bueno, y crees que es lo que merezco, lo acepto, pero no es lo que yo espero.- una lagrima cayo por su mejilla ante esa revelación, ella no quería que fuera así, pero no podía evitar sentirse atraída por mi y mi forma de dominio, como si fuera algo de su pasado que deseaba no echar de menos, pero que ansiaba encontrar, y lo obtenía solo de mi.

-ZEUS: ¿quieres que te castigue por apostar por mi sin mi consentimiento, pese a que se que es lo que quieres y a que después, me avisaras del embuste de David?- asintió rompiendo a llorar.- vaya, me dejas en un dilema, te mereces el castigo, pero se que lo deseas, mi impulso seria no dártelo para hacerte sufrir.

-MADAMME: pero mi señor, quizá no deba castigarme, y si premiarme por lo de David.- negociaba de forma inteligente, sin que pareciera que lo hacia.

-ZEUS: es cierto, pero pese a que te portaste bien- cambie mi cara a enfado- era tu deber para con tu dios, no te portaste bien, hiciste lo que tenias que hacer, ¿o acaso me hubieras vendido?- la bese en el hombro para dar esa sensación de serenidad ante la acusación, eso la hizo temblar de horror.

-MADAMME: no………no, jamas, tienes razón, hice lo correcto y no me merezco premio por ello, siento si os he ofendido al decirlo.

-ZEUS: eso ya es otra cosa, si comprendes que no eres dueña de ti en mi presencia, que todo lo que hagas o digas debe ser lo que yo deseo, ira bien, y te follaré como se que deseas, pero tendrás que ganártelo.- la quite la bata, dejándola solo con el camisón que apenas le pesaba de los muslos, metí mi mano por debajo y agarré el coño por encima de la ropa interior, notándolo encharcado- ves como eres mi perra, aun no te he tocado y estas chorreando de deseo.

-MADAMME: dígame que desea y se lo concederé, haré lo que usted ordene por ganarme el derecho a ser castigada.- su respiración se aceleraba ante los movimientos de mis dedos en su prenda húmeda.

-ZEUS: por ahora, desnúdate, déjate los tacones, y vete a ese sofá de allí, comienza a masturbarte y mientras me vas diciendo los detalles del ultimo trabajo.- obedeció como devota que era, se tumbó boca arriba y abrió de piernas, comenzando a masturbarse de forma rápida y caliente, como si yo no estuviera allí, sentado a su lado, mirándola atentamente.

-MADAMME: es una clienta nueva, es la mujer mas guapa de toda la clientela……….uf…………, la conocí en la fiesta de David, es una modelo de 24 años………….ummmm………esta muy buena y paga muy bien, casi 20.000€.- se estaba calentando con sus dedos hábiles.

-ZEUS: y por que una modelo guapa y rica necesitaría de nuestros servicios, tendría a 40 hombres con solo chasquear los dedos, y menos tan caro.

-MADAMME: es por su forma de ser……..ummmmmmmm uf………..de joven abusaron de ella, empezó muy joven de modelo, a los 16 , y ese mundo es mucho mas grotesco de lo que se piensa la gente, la drogaban y abusaban de ella desde el principio- se metía ya 3 dedos en el coño, acariciándose los senos.- ahora dejo a su mánager y a su padre, que también la desvirgó y violó desde los 14 años, es tan famosa y conocida en el mundo de la moda que ficho por una gran firma y ellos ahora son los que la llevan, sin abusar ni nada, taparon aquello para no dañar su imagen, pero ella ufffffff, ella ya no es una mujer normal, tiene necesidades especiales.

-ZEUS: ¿y que necesidades son esas?

-MADAMME: necesita ser violada, desde que se separo de esa gente ha estado con hombres pero todos la tratan como si fuera de cristal, y es una muñeca rota, necesita sentirse humillada y sucia, abusada para poder disfrutar, esta desesperada y acudió a nosotros al verte follar en la fiesta, ¡¡¡DIOSSS!!!- se corrió, pero como no había dicho nada de que parara, siguió- hemos montado para que este fin de semana este libre, y tu la violes todo el fin de semana.

-ZEUS: no soy ningún salvaje, no pienso follar si no es consentido.

-MADAMME: no es una violación en si, solo un juego, mira la carpeta de la mesa, hay un contrato firmado de consentimiento, con unas fotos suyas, esta todo atado y preparado para que parezca real, pero no lo será, en el móvil tienes un vídeo, como te gusta, con ella firmando el contrato y conmigo comentándoselo todo..- lo hice, vi y leí el contrato, con cláusulas millonarias en caso de que se sepa por ambos lados, firmado por Madamme, nuestro abogado y ella, al ver las fotos no me lo creí, era una famosa modelo nacional, evidentemente no puedo decir quien era, pero la había visto durante semanas en los carteles de las paradas de autobús y en anuncios de tv, acababa de lanzar una campaña de unos grandes almacenes, era una belleza espectacular, rubia de ojos azules y cuerpo perfecto.

-ZEUS: vaya, como son las cosas, ¿esta dulzura y belleza necesita que la violen?

-MADAMME: mas que eso, ella llegará el viernes a casa y tu has de asaltarla en el portal, luego una vez dentro de su casa has de hacer lo que te de la gana, átala, azótala, maltrátala, todo sin pasarte ni marcarla gravemente, vive de su cuerpo, ella actuara como si fuera real y has de hacer lo mismo, durante todo el fin de semana es tuya y puedes hacer lo que quieras, ella aceptó, solo impuso que cuando estés con ella, tendrás que ponerte la colonia de su padre, son las únicas condiciones.- se volvió a correr en su mano pero estaba tan excitada que apenas se le notó- el domingo por la tarde solo has de liberarla e irte. ¿Si es que deseas hacerlo?

-ZEUS: pues así se hará, pero asegúrate de que no me afecte de ningún modo negativo.

-MADAMME: no es la 1º vez que hacemos algo así, no habrá problemas, me ocupare personalmente.

-ZEUS: me gusta lo del vídeo, me lo voy a mandar a mi móvil para asegurarme, esto es portarse bien, me gusta como lo has llevado todo.- sin dejar de masturbarse camino de su 3º corrida, levantó la mirada sonriente ante mis palabras.

-MADAMME. ¿Estas contento?- pregunto ilusionada.

-ZEUS: mucho, has obedecido y me has hecho una buena ofrenda, y eso merece premio, por ahora súbete encima mía y fóllame, no quiero que me beses sin me toques a mi o a ti, solo ensártate mi polla en el coño y viólame tu a mi.- yo ya me estaba masturbando con el rabo fuera ante sus énfasis en el dedo que se hacia, de un bote me cabalgó y se ensartó toda, su mirada era de logro y satisfacción.

Obedeciéndome me violó, su cadera cogió ritmo de crucero apoyada en el respaldo del sofá, al poco de empezar se corrió, pero no dejo de moverse, alternaba movimientos, aveces estaba subiendo y bajando todo el cuerpo y otros solo movía la cadera, quería ganarse el castigo así que no paró hasta verse agotada casi 1 hora mas tarde, justo lo que quería, Zeus podría ser un dios pero yo era humano, si me arrancaba de 0 podría no llegar a matarla, si dejaba que se desfondara 1º seria sencillo, aun así la deje un rato mas cabalgándome exhausta hasta que me corrí dentro de ella, dejándola otro minuto mas subiendo y bajando por mi polla flácida hasta volver a ponérmela dura, había gritado mucho y le había abierto el coño todo lo posible.

-ZEUS: así me gusta, eras un perra buena y obediente, y te has ganado que te destroce como se que deseas.- se le iluminó la cara, la bese dándola permiso para devolvérmelo, su lengua era una maravilla y no aguantaba mas sin probarla, su forma de usar la boca era obscenamente atractiva, seguía sacándome la lengua y chupándomela como una polla, eso me encantaba y le daba azotes continuos en el culo cada vez que dejaba de penetrarse mi miembro, mis manos se fueron a su pecho, trabajándola los pezones, sabia que la volvía loca así que lo hice a conciencia, dejándolos duros y mordidos, eso la aceleraba el ritmo, y se corrió sobre mi otra vez.- vaya, me has dejado bañado, antes de abrirte el culo déjamela limpia con la boca y recuerda no usar las manos.

Me gustó como obedeció, como si le quitaran dinero cada décima de segundo que tardaba en reaccionar, se arrodilló ante mi y poniendo las manos a su espalda engulló la polla hasta ¾, pera seguir apretando poco a poco, casi le saco la mandíbula del sitio, pero logró metérsela toda, con claros gestos de atragantarse, pero aguantó así unos segundos, dejo que su boca sintiera todo mi poder y que fuera babeada por ella, lo hizo varias veces para luego ir trabajando el tronco con sus labios y el glande con su lengua, era una gozada, y aun sin las manos me estaba llevando a mi 2º corrida, en vez de hacerla parar, la agarré la cabeza y me la follé por la boca, al inicio le dejaba la cabeza inmóvil pero después la movía en contra de mis embestidas sacándola una arcada con cada una de ellas, nunca ante me había follado a alguien por la boca, me la habían chupado de 1000 maneras y se lo habían tragado otras tantas, pero eso no era una mamada, era penetrar un agujero, aun así lograba jugar con su lengua y me corrí en su boca explotando en numerosos chorros que cayeron directos a su garganta, ella no paraba de tragar, le moqueaba la nariz, sollozaba pero aun soltándola la cabeza siguió chupándomela hasta volver a ponérmela dura.

-ZEUS: eres muy buena con la boca, pero ahora me toca a mi, y te voy a partir el culo, te voy a meter algún consolador por el coño para que no te relajes, ¿donde tienes?

-MADAMME: en mi cuarto, arriba.

-ZEUS: coño pues vamos a tu cuarto.- me la subí encima y la penetré por el coño, se cruzo de piernas rodeándome y besándonos como posesos, la subí, dándola fuerte en cada descanso contra una pared, y al llegar a su cuarto me la baje de encima, se fue a un cajón a buscar el consolador, la muy animal volvió con uno tan grande como mi polla, yo me fije en el cuarto, era un cama normal pero toda la habitación estaba llena de cadenas, cuerdas, postes y esposas, con trajes de hombre de látex, hasta un columpio.

-MADAMME: ¿este le vale a mi señor?

-ZEUS: perfecto, vaya cuarto, te gusta ser una dominatriz por lo que veo.

-MADAMME: si, desde que deje las calles la única forma de sentirme viva es dominando a hombres.

-ZEUS:y ahora estas a mis pies.

-MADAMME: pero es que tu no eres un hombre, eres un dios, eres mi dios.- se hundió en consolador en el coño hasta metérselo entero.

-ZEUS: pues este dios te va a atar a ese columpio y te va a dar por el culo hasta que ruegues perdón. Se le erizo la piel y se echo a temblar de nuevo, hasta ahora me había contenido, pero me cansé de juegos.

Ella se puso en el columpio y se ató sola, quedo tumbada boca arriba, con las piernas bien abiertas a una altura perfecta de penetración, con el coño abrumado por el con descomunal consolador allí alojado, me acerque y no trabaje su ano, directamente apreté el glande hasta penetrarla, gritó descosida a la que le di un tortazo en un teta, cogí unas pinzas unidas con una cadenita, y se las puse en los pezones, quedaban tirantes y con cada movimiento de las cadenas tiraban mas ,eso la hizo chorrear por el coño, ayudo a que mi penetración fuera mas rápido en el culo, pero cada centímetro que la abría era un movimiento de cadenas y un placer descomunal en ella, la deje dentro hasta notar cierta comodidad, entonces la balancee hacia delante y la ensarte con la vuelta, eso casi la hace desmayar al momento, de gusto, explotó en otro orgasmo haciéndola tirar de las cadenas y tirar de sus pezones, la sujeté un poco de las caderas y saqué a la bestia, ya no habría piedad , quería el castigo, y lo iba a tener, acelere sin parar hasta coger el ritmo de animal salvaje y no paré, se corrió tantas veces que perdí la cuenta y paso mas de 1 hora y media hasta que me volví a correr en su culo, el movimiento de las cadenas la ponían tan excitada que no se desvanecía, disfrutaba como una perra pidiendo mas.

-ZEUS: déjate las cadenas de los pezones pero estoy viendo allí unas maderas, póntelas y túmbate sobre la cama boca abajo, a ver como se te ve así.

Disparada lo hizo, tardo unos segundos, el aparato era complejo, pero se tumbo sobre la cama y se lo terminó de colocar, era una especie de cepo para la cabeza y las manos, pero que al quedar atado, otro madero aprisionaba sus pechos, até la cadena a un gancho del artilugio, y con cada mínimo movimiento le tiraba de los pezones, luego puse la almohada en su vientre para levantar la cadera y até sus piernas con unas esposas, una a cada lado de la cama a unas varillas , dejándola totalmente abierta de piernas, le metí el consolador de nuevo en el coño, se le había medio salido, y admirando el agujero que se cerraba en su ano, la volví a arremeter, totalmente expuesta y estirada de piernas, como las gimnastas en el suelo, recibió mi ira en su culo, la azotaba sin parar cada vez que se corría, que era muy a menudo, sin soltarla, sin dejar de destrozarla el culo, empezó a no disfrútalo, a sufrirlo, a desear que acabara, pero era justo lo que quería, aguantar mi violencia, deseaba ese dolor, y yo se lo di, se lo reventé hasta que se desmayo, allí paré y la abofetee la cara hasta despertarla, para seguir abriendo el culo, rogaba por su vida, lloraba y pedía clemencia, pero sus ojos y su cuerpo decían otra cosa, pedían mas y su cuerpo se hacia fuerte contra mis penetraciones, goteando fluidos sobre la cama, para cundo me corrí en su culo de nuevo la mujer balbuceaba cosas sin sentido, estaba ida y rendida, destrozada, pero sonreía, era lo que quería, le gustaba sentirse arruinada, al sacarme la polla vi sangre mezclada con fluidos y semen.

-ZEUS: eres una buena mujer, y ahí tienes lo que has pedido, tu dios te ha reventado y suerte tienes de que deba irme, por que si no seguiría toda el día – mentira estaba cansado- mándame todo de la modelo cuando lo tengas, y si todo va bien, esta será la última vez que me veas.

-MADAMME: no……yo quiero……….no………..no vayas…………..soy yo……..no……..- la quite unas ataduras, y la deje en ese estado, ida y convulsionando.

Me di una rápida ducha y le dije a una de la moles que Madamme había ordenado que me llevaran a casa, así lo hicieron, una vez cerca de casa descanse todo lo que quedó de día, pensé en mis próximos días hasta el viernes, mi cita con la modelo, para el lunes Ana ya estaría aquí, y tenia muchas mujeres a las que saciar antes de retirarme. Llame a mi Leona, y quede en ir a verla por la tarde del día siguiente, por la mañana quedé con Yasmine, habían vuelto del eterno viaje con sus padres, igual que su madre, estaban ya en casa pero su padre se había quedado por temas de negocios en brasil, me dijo que no había nada bien y que discutieron mucho en el viaje. Se me ocurrió una buena despedida de mis colombianas, la acompañe a su casa donde estaba su madre, y según entré se desnudo avisando a su madre, buscando unos tacones grandes, su madre bajo sonriendo y desnuda, dios, hacia mucho que no las veía, estaban buenisimas, el culo de Yasmine pedía guerra y las tetas de Eleonor aun mas, comentamos algo del viaje de pasada pero yo no tenia tiempo, las azoté un par de veces recordando que yo era su macho, me las llevé a la piscina y allí me ventile a las 2, Yasmine estaba desentrenada y apenas me duro una hora por el coño, pero Eleonor venia de intentar recuperar a su marido, bien entrenada, la tuve que abrir el culo y activar a la bestia para sacarla gritos de dolor y pasión, en menos de 30 minutos cayo agotada e ida, era la 1º vez que sintió a la bestia en su interior, para entonces ataque de nuevo a Yasmine, ya recuperada, y la di su parte de bestia por el culo, era una gozada reventar contra esas nalgas de joven, y la hice comerle las tetas a su madre hasta sacarla aquellos pezones enromes y me volvían locos, estuve toda la mañana follándomelas sin parar, sacando a la bestia de vez en cuando y hacendosas rogar por piedad, pero siempre que terminaba con una la otra le cogía el relevo, me corrí comiéndole las tetas a al madre, estaba deliciosa, y gritaba guarradas sobre lo mierda de su marido y que yo era mucho mas hombre que el. Terminamos los 3 en la cama de matrimonio, fornicando como conejos en celo, Yasmine fue la 1º en irse al país de nunca jamas, fue Eleonor recibió por las 2, sacándola orgasmos que la partían por dentro, y matándola al final, sacando a mi bestia, una fuente de chorros y gritos lleno la cama antes de caer ida, junto a su hija, amabas idas y medio dormidas, con espasmos musculares, y sonriendo de manera inconsciente. Yo aun tenía aguante, pese a disfrutarlas, mis últimas sesiones con Madamme me dieron unas ansias desorbitadas.

Comí en casa de las colombianas mientras dormían en la cama, y me fui sin despedirme, dejando una nota, ya sabrían de mi, me fui directo a casa de mi Leona, que me esperaba desnuda, se me subió encima y me pido que la destrozara como las ultimas veces, no necesitaba pedirlo, iba para ello, su lengua y su boca me la pusieron dura y abriéndola por el culo la destrocé mas de 3 horas, si con las colombianas me coartaba, no lo haría con ella, corte la cadena y deje que la bestia se divirtiera con aquel trozo de carne que tenia delante, tuvo suerte de mi sesión matutina, si no hubieran sido mucho mas cruel con ella, aun así la terminé por dejar agotada y muerta en la cama, dormí con ella para volver a follármela de forma animal al día siguiente, no sabia si me iba a despedir de ella también pero me aseguré de que fuera la follada mas animal que pude darla, la desgarré por dentro, y notaba como ella se derretía, la empotraba contra la pared y la clavaba mi polla hasta el fondo sacándola alaridos que los vecinos oían, fui la fuerza de la naturaleza que sabia que ella soportaba, a duras penas. Al acabar, se sostenía en pie de milagro, la deje irse a trabajar al instituto, pero casi no podía ni con su alma, llamé a un par de chicas mas que andaban detrás de mi y me las tiré en una orgía en casa de la Leona, con ellas no tuve ni que sacar a la bestia, no me duró ninguna mas de 30 minutos a un ritmo normal, las que se dejaban por el culo las hundí hasta el fondo desgarrando y haciendo sangrar a mas de una, tanto yo como ellas quedaron satisfechas, era una buena forma de acabar. Me fui dejándola una nota igual a las colombianas, y pidiéndola disculpas por las chicas de la habitación que se encontraría al volver a casa, y que seguiría siendo mi Leona, siempre que quisiera serlo.

Ya estaba en paz, despedido de todo, de mi vida de cazador, me prepare para una ultima fiesta, una ultima cacería, la modelo, busque y leí en Internet videos y relatos de violaciones, (así descubrí esta pagina), quería información, trucos e ideas. Es asombroso lo fácil que resulta encontrar información de algo delictivo y que estaba tan socialmente repudiado, no es algo que me haya gustado ni haya planeado nunca pero supongo que como todos, he fantaseado con ello, sobretodo antes de la operación, coger a una chica mona llevarla a un lugar apartado y obligarla a follar contra su voluntad, pero yo no soñaba con la violación, no me atraía forzarla, si no que al comenzar la mujer se diera cuenta de lo buen amante que era y terminara dejándose, la violación era solo para romper el hielo, ese hielo que por entonces me aprecia infranqueable, pero jamas paso de allí, ahora tenia que hacerlo, y pese a que fuera consentido, un escalofrío de conciencia repasaba mi cuerpo. También busque información sobre ella, la modelo, llamémosla…..Kira, había estado muy ocupada desde que ficho por una gran forma, antes había hecho trabajos mas esporádicos, pero también me sorprendió la facilidad con la que se puede saber un montón de cosas de gente con cierta fama, el rumor sobre su padre y el manager no era tan secreto, aunque encontré referencias similares a casi todas las modelos que encontré, o todas pasaron por lo mismo o era un rumor extendido entre el gremio. Era una autentica belleza, un mujer despampanante, paso de ser modelo infantil a una mujer de bandera, medidas perfectas 90-60-90, y en alguna web o paginas rosa vi fotos en top-less o descuidos con minifaldas, sesiones de fotos, cosas así, pero ninguna referencia a novios o parejas. Madamme me mando la dirección y la hora del viernes, todo estaba listo.

Llevé una mochila, con algo de ropa y algunas cosas que podría necesitar, me presenté 3 horas antes de la indicada, estudié la zona, revise cámaras, incluso lleve algo de propaganda para meterme en el portal sin llamar la atención, me fue inútil, era un chalet a las afueras, estudie la distribución, incluso me asome por encima de la verja de su casa, pensé en que zona seria mejor atacarla y como hacerlo sin llamar la atención de nadie, no seria difícil eran chalets muy alejados unos de otros, observe el dispositivo de seguridad, la alarma, tenia que esperar a que la desactivara para actuar pero debía hacerlo antes de que cerrara la puerta, pero si venia en coche tendría que meterme detrás de el al abrir la verja y atacarla al abrir la puerta del chalet, amagué e hice tiempos, de cuanto tardaba desde x lugar a la puerta o de x sitio a la verja del aparcamiento, lo tenia todo calculado, me quede agazapado detrás de unos arbustos y a la espera, la sorpresa llegó cuando se presentaron un par de coches y camionetas de agencias de noticias, paparazzis, eso me podía acarrear problemas, no podía abordarla con 10 periodistas en la puerta, pensé en llamar y cancelarlo todo, no podía hacerlo con ellos allí, pero Zeus volvió a escena, me coloqué una gorra hacia atrás, una cinta que llevaba para las llaves me la colgué al cuello y le puse un bono de transporte publico dado la vuelta, con una cámara de fotos que me llevé, salí y me deje ver, daba el palo como fanático o admirador perturbado mas que como periodista y me preguntaron de donde era, solté alguna de las web donde había visto fotos de Kira, y pareció colar, de hecho hasta me felicitaron por los logros de alguna de las fotos de la web de otros personajes, era todo muy falso, se notaba que me adulaban para soltarme la lengua por si tenia noticias frescas. Por lo que yo sabia, esa no era la casa de Kira, si no un chalet de alguien que se lo presto para ese fin de semana, devolviéndoles el favor les sonsaque que alguien de la agencia de modelos les vendió la información del lugar, tácticas habituales, pero era información que solo sabían unos pocos, me preguntaron como la conocía yo, me vi algo pillado, gane tiempo preguntado si aquel coche del fondo era ella, se pusieron como locos a gravar y pedir paso en directo a las tv, falsa alarma, me lo había invitando, luego les respondí que tenia algo comprometedor contra la agencia de modelos, se me echaron encima como buitres acosándome para que les dijera el que, aludiendo al compañerismo y al buen rollo, pero me negué fingiendo soberbia, me hizo mucha gracia como los tenia a todos comiendo de mi mano con solo decir palabras falsas. Por desgracia mi madre se tragaba esos programas de media tarde, programas rosas hablando horas de si a tal famoso se le cae un diente o si a tal famosa la duele un pie, de mas joven lo miraba con ella o lo tenia de fondo haciendo deberes, siempre me parecieron escoria, y ahora que los tenia delante mas, eran basura que se tragaba cualquier bulo, y eso me dio una idea, comencé a inventarme historias como que a tal modelo le pasaba esto, o que tal agencia me había dicho no se que, y a los poco minutos hacían conexiones en directo soltándolo como verdades inamovibles. Me separe fingiendo una llamada, y pese a que me dejaban de lado, notaba sus miradas clavadas en mi, suponían que si yo estaba allí era la mejor conexión con la noticia. Me aparte lo suficiente para hacer una llamada.

-MADAMME: dime, ¿algún problema?

-ZEUS: unos 20 en realidad, esto esta lleno de periodistas, me he hecho pasar por uno de ellos pero nos los tenemos que quitar de encima si quiero actuar.

-MADAMME: mierda, ¿como se han enterado del lugar?

-ZEUS: por lo visto a alguien de la agencia le gusta mas el dinero que la intimidad, eso ahora no importa, lo que interesa es que los tengo comiendo de mi mano, se creen que tengo hilo directo con alguien, y se tragan lo que les diga, tengo que darles algo para que se vayan de aquí.

-MADAMME: te escucho.

-ZEUS: busca en el catalogo, una chica de las tuyas que de el pego como Kira, haz que se vista como una de esas famosas, con gafas grandes y bien tapada para que no de el cante, mándala a aluna cafetería lejos de aquí, sácala unas fotos de refilón, sin que se note el cambio y mándalas a alguna agencia de noticias anónimamente, yo me los trabajare aquí para que se lo traguen, y hazlo rápido, falta poco para la hora 0.

Según colgué, pense fríamente, y volví al grupo, estaban atentos de mi llamada, puse cara de decepción, al instante me preguntaron, me hice de rogar pero al final les dije que lo del piso era información falsa, que nos la habían colado a todos, era un bulo para dejarla irse a su casa tranquila, y hasta que la habían visto en una cafetería de la otra punta, se rieron de mi, se mofaron por que me habían engañado y ellos tenían información de 1º mano de que ella acudiría a esa dirección. Aun así, llamaron por teléfono y preguntaron a sus fuentes, en realidad nadie la había visto desde hacia horas, se quedaron en su sitio, volviéndose locos con cada coche que pasaba siendo todos falsas alarmas. A la media hora les empezó a sonar el móvil a todos, mensajes y llamadas, las fotos de una mujer que se parecía a ella en una cafetería les estaban llegando a todos, eso, y mis palabras bastaron, con una prisa descomunal empezaron a recoger e irse, quise subirme a alguno de los coches pero como ratas que son me decían que me buscara la vida y con sorna me agradecieron el soplo, se iban riéndose a carcajada limpia mientras yo fingía desesperación cuando me estaba tronchando de todo aquello por dentro. Llamé a Madamme.

-ZEUS: ha colado, gran trabajo.

-MADAMME: gracias, pero en cuanto lleguen y la vean sabrán que no es ella y volverán a la casa, no podemos dejar que estén fuera mientras montas el numerito.

-ZEUS: cierto, habla con tu chica, dila que cuando les vea llegar se tape la cara y se suba a un taxi, que no la vean la cara de cerca, una vez en el taxi mándala a la casa de verdad y que repita el proceso, entrando en la casa que se tape, después solo tiene que quitarse el disfraz y salir tranquilamente como una vecina mas, se quedaran a las puertas de su casa vacía todo el fin de semana.

-MADAMME: dalo por hecho.

Di un par de vueltas a la finca, más lejos y más cerca para asegurarme de que no quedaba nadie con una cámara con lente de gran alcance, si fuera cosa mía yo lo hubiera hecho, pero por lo visto esa escoria no tenia presupuesto para ir dejando gente por si acaso. Retomé la situación, guarde mis trastos, me coloqué un pasamontañas en la cabeza, y me escondí detrás del seto, mi corazón se aceleraba con el paso de los minutos, me sudaban las manos y estaba nervioso, cada coche que pasaba casi me daba un vuelco el corazón, hasta dude de mi capacidad de resolución, pero eché rodilla a tierra, me calme y dejé que Zeus se ocupara de esto, seria un carbón peligroso, pero tenia los nervios de acero. Por fin, sobre la hora acordada, paso un coche y se paró enfrente de la casa, se quedó allí parado unos segundos mientras la verja del aparcamiento se abría, y una vez abierta se quedó parado, no se si queriendo darme tiempo o si por que tenia dudas, no podía ver bien desde mi posición el interior del coche, parecía haber solo el conductor, al final aceleró despacio y entró, sabia que tardaría 7 segundos en colocarme en la puerta y que tendría que girar el coche hacia la derecha, eso le dejaba un ángulo muerto al aparcar que tendría que aprovechar antes de que saliera del coche, paso el coche, y eché a correr bajando el pasamontañas, llegué apurado cuando se cerro la verja pero aun así me dio tiempo a pensar 1 segundo antes de entrar, ese segundo casi me cuesta un disgusto, pasé por los pelos y me puse agachado detrás del coche, siguiendo su maniobra hasta que aparcó, aprecié mejor el interior, solo había el conductor y apareció una melena rubia, era ella.

Se quedó unos segundos con el motor en marcha, luego otro minuto con el coche apagado, no quería que me viera a si que no sabia si dudaba o me daba tiempo a actuar, no podía asomarme a ver, la puerta de su casa quedaba de su lado, así que según salió, y ando, yo me moví para quedar siempre en su ángulo muerto, podía adivinar su posición al verla los pies por debajo del coche, se bajó y se quedó parada, veía unos bonito pies metidos en uno zapatos de tacón dignos de la inquisición, eso solo podía generar dolor, y el terreno de gravilla no ayudo a su andar, se dio la vuelta y echó a andar a su puerta, hasta la zona de cemento, allí me asomé con cuidado y vi su andar, era modelo, sin duda, vaya manera de menear el culo, que estilo y que elegancia, su cabello rubio caía hasta su cintura, liso, en un brazo doblado llevaba el bolso y un chaqueta, en la otra mano jugaba con las llaves, el torso lo cubría una camiseta de mujer, azul, de tela fina y reflectante, muy ajustada, y de remate una minifalda rosa, con algo de vuelo, que apenas la tapaba el culo, desde mi poción agachada pude admirar su ropa interior, la parte abultada de su coño y al subir 2 escalones de la entrada, un tanga rosado que la separaba las nalgas, sus andares casi me hacen olvidarme de por que estaba allí, reaccioné a tiempo mientras intentaba abrir la puerta de su casa y me arrastre hasta la parte de los escalones, detrás de una planta, muy cerca de ella, casi la oía respirar, pero no me veía, yo a ella si por los huecos de la planta. Abría la puerta lentamente, lo hacia de forma torpe y adrede, esperando que pasara algo, abrió la puerta y sonó la alarma, me asusté un poco pero la vi abrir la tapa del teclado, marcar el numero, que anote mentalmente, y esperar, recibió el aviso de la centralita pidiéndola la palabra clave.

-KIRA: pradera

-CENTRALITA: muy bien, disculpe la molestia y tenga usted un buen día.- solo el teclado y se puso todo en verde, ella se quedo parada con la puerta abierta, se dio la vuelta y se puso a mirar, me quedé inmóvil.

-KIRA: pues nada, otro que se raja, otra vez será, al menos tengo el finde tranquilo- estaba claro que creía que me había cagado, y no lo iba a hacer.

Se dio la vuelta y fue a entrar en la casa, yo pegué un salto y me puse detrás de ella, no me oyó, así que se dio la vuelta para cerrar y entonces vio mi corpulencia a menos de 1 metro de ella, se sobresaltó, y su 1º instinto fue cerrar la puerta al verme con el pasamontañas, puse el pie mientras ella intentaba cerrarla, a la 3º le di una patada a la puerta que la abrió del todo golpeándola y tirándola al suelo, su cara era de autentico pánico, ya se había dado por rendida y mi sorpresa la abrumó, trato de ponerse en pie pero los tacones no la dejaban, se dio la vuelta gateando, dejándome una visión de su culo al aire de primera, trataba de huir torpemente mientras cerré la puerta, ande despacio hacia ella, dejando que el pánico entorpeciera mas sus movimientos, la alcancé pasado medio pasillo, la agarré del pelo de la cabeza y tire de el, se había sacado el móvil del bolso, pero de los nervios ni lo había desbloqueado, se lo cogí y lo estampe en mil pedazos contra la pared.

-ZEUS: ¿a quien querías llamar zorra estúpida?

-KIRA: por favor, yo no, déjeme…….- ponía las manos en posición de defensiva, tratando de calmarme.

-ZEUS: ¿donde esta el dinero?- se le cambio la mirada- ¿QUE DONDE ESTA EL PUTO DINERO?- quería confundirla, que pensara que era real, que no buscaba violarla, si no robar.

-KIRA: no lo se, no es mi casa, no se si tienen o no, por favor déjeme….- la levante de los pelos poniéndola en pie, la hice caminar, sujetaba mi mano para que no la hiciera daño.

-ZEUS: vamos a dar una vuelta por la casa, me vas a decir donde esta el puto dinero.- lo hicimos, la zarandeaba y la amenaza con golpearla, pero ya estaba suficientemente horrorizada, el no saber si era real o no la tenia confundida, repasé cada habitación rompiendo teléfonos fijos, revisándola el bolso, y mirando por las habitaciones, suplicaba que la soltara, que me daría lo que llevaba en el bolso, pero no la hacia caso.- me cago en tu puta madre, aquí no hay nada.

-KIRA: ya se lo dije, no es mi casa, me la han dejado el fin de semana, suélteme por favor, le daré lo que llevo encima y se podrá ir.

-ZEUS: ¿te parezco un ratero de poca monta?, ya he mirado tu bolso y 400€ no es botín suficiente, quiero joyas, tv, lo que se pueda sacar de esta casa de ricos.

-KIRA: aquí no hay nada de valor, solo estimo nosotros, por favor coja lo que quiera y se podrá ir.- estaba temblando y cada vez que tiraba de su pelo la veía suplica en su mirada, estaba muy confundida.

-ZEUS: mira, mas te vale que saque una buena tajada por que si no me enfadare, y no quieres verme enfadado, te voy a atar a ese radiador, y voy a poner esta casa patas arriba, como no encuentre nada vender a por ti, y te haré daño, ¿entiendes?

-KIRA: si, pero por dios, no me haga daño, soy modelo, puedo pagarle mucho mas, déjeme que salga y vaya a un cajero…- la solté un bofetón.

-ZEUS: puta de mierda, ¿te crees que soy imbécil?, no vas a salir de aquí, ya me has dicho que tenemos todo el fin de semana para nosotros solos, y me lo voy a cobrar de una forma- la metí la mano en el culo- o de otra, modelo.- lamí su cara de forma grosera.

-KIRA: no, no por dios, suéltame desgraciado, no me toques……..- la solté otro bofetón.

-ZEUS: deja de gritar o te arranco el tanga y te lo meto en la boca para después cerrártela con cinta.- se cayo al instante, sollozaba y me miraba tratando de adivinar, realmente no sabia si era el juego o no, había logrado eso, sus maravillosos ojos azules me penetraron.

Cogí unas bridas que llevaba en la mochila, la tire al suelo y la até de pies y manos, dejándola atada al tubo del radiador, me moví por toda la casa, haciendo mas ruido que rompiendo cosas, dejándola pensar, me eché una abundante cantidad de la colonia que me habían indicado, la que usaba su padre, ya había jugado lo suficiente, su mirada era de pánico absoluto, y quería tranquilizarla, hacerla saber sin decírselo que era un juego. Volví cabreado, enfadado moviendo los pesados muebles y sofás delante de ella, haciendo una exhibición de fuerza para amedrentarla, cuando le di la vuelta al sofá de 3 piezas de una brazada, su cara era de horror, se encogió sobre si misma, se hizo un bola sin querer mirarme, totalmente sobrepasada. Me acerqué a ella lentamente notando como con cada paso se pegaba mas a al radiador, la quise levantar la mirada peor hacia fuerza para no hacerlo, temía ver algo para reconocerme, me pegué a ella y la agarre la cabeza para que me mirara, sus ojos azules estaban abiertos, cristalinos y húmedos, algo rojos de haber llorado, o de estar a punto de hacerlo, entonces lo notó, olió la colonia, inspiró fuertemente para reconocerla y cerró los ojos, se tranquilizó al entender que era yo y no otro cualquiera, y a la vez noté como su cuerpo se excitaba, fue un atisbo, su lenguaje corporal cambio ligeramente, sacó un poco la espalda del radiador, y dejó su cuerpo relajado sobre el suelo en vez de estar en tensión.

-ZEUS: aquí no hay nada de valor, nada, salvo tu…….- la agarré del pelo, una cosa es que supiera que era un juego y otra que dejara de jugar, abrió lo ojos de nuevo pero su mirada era de calentura, de hecho notaba como se frotaba los muslos uno contra otro- ….nos lo vamos a pasar bien este fin de semana, pero estoy harto del pasamontañas, y como no puedes reconocerme te voy a poner una cinta en los ojos, y no te la quitarás en todo el fin de semana, si lo haces te mato, ¿me entiendes?- asintió relamiéndose.

Saqué de la mochila una cinta preparada, la eché unas gotas de la colonia y se la puse, la até fuerte y me aseguré de que no viera nada, la solté del radiador y la cogí de la atadura del as manos, la levanté los brazos y la pegué contra una pared, de frente a mi, totalmente estirada sobre la pared, casi colgando, saque un cuchillo, uno de estos de metal sin filo, de los que se usan para untar la mantequilla o cosas así, pero ella no lo sabia, y al notar el frío acero sobre su mejilla se estremeció.

-ZEUS: bien, ahora que he captado tu atención, voy a poner unas normas, si te portas bien, me iré el domingo, te dejaré libre y seguirías con tu vida, esto no habrá pasado, pero si no las sigues te cortare esa bonita cara, y el cuerpo, de forma que no volverás a trabajar, ¿entiendes modelo? -asintió- bien, la 1º es que no gritaras a no ser que yo te lo pida, si entiendo que pides ayuda de algún modo, te cortaré.- jugaba con el filo del cuchillo por su cuello.- la 2º es que vas a ser mi puta, harás y dirás lo que yo quiera y no tendrás opinión ni personalidad, eres mi zorra y harás lo que yo quiera que hagas, o te cortare- le rompí el 1º primer botón de la camisa- si sigues esas 2 normas sencillas, todo ira bien, pero si tratas de huir, si tratas de pedir ayuda, si te quitas la cinta de los ojos, me desobedeces o simplemente no me obedeces inmediatamente, adivina que te haré……..

-KIRA: me cortarás.- le rompí el 2º botón de la camisa, atisbando ya su sujetador, su respiración se agitó.

-ZEUS: bien, puedes hablar y pedir cosas, te dirigirás a mi como “amo”, si quieres ir al servicio o si necesitas comer o descansar puedes pedírmelo, yo decidiré si te portas bien y mereces ser atendida, y ten en cuenta que te voy a violar y vas a saber lo que es un hombre de verdad.- le pegué mi polla semi erecta en el muslo, eso la hizo morderse el labio, eso y oler la colonia en mi y en la cinta, podía notar como se contoneaba para frotarse los muslos.- ¿probamos si lo entiendes?

-KIRA: si……..amo.- la rompí otro botón dejando ya su sujetador rosado a la vista, quedando solo 2.

-ZEUS: bien, me gusta que las zorras como tu colaboren, por que vas a colaborar.

-KIRA: si, amo.- la metí el cuchillo en la boca asustándola.

-ZEUS: no era una pregunta, vas a colaborar- le metí la mano debajo de la falda notando gotas de fluidos cayendo entre sus muslos- y veo que te gusta jajajajjaa, eres una zorra como todas las demás- la rompí con las manos la camisa del todo, dejándola con el sujetador bien a al vista, como si fuera una chaqueta, que preciosidad de tetas, se merecía cada € que cobraba.- dilo, admítelo, que eres una zorra y te gusta esto.

-ZIRA: los soy, amo, soy una zorra, como todas y me gusta ser así.- su cintura se contraía, sentir mis dedos en su coño la encendieron.

-ZEUS: así es, y yo se como tratar a las zorras, ahora mismo te voy a dar una ducha fría, no vas a disfrutar hasta mañana de mi rabo partiéndote, y lo vas a disfrutar, ahora te voy a dejar toda la noche atada a la barra de la ducha, y por tu osadía de contestar sin ser un pregunta, te voy a dejar con los tacones puestos, vestida, empapada, y vas a estar toda la noche así, ¿estas conforme?

-KIRA: si, amo.

-ZEUS: genial, por que me da igual que no lo estés.

La bajé los brazos y como si fuera un perro, dando saltos por la brida de sus tobillos, la llevé a uno de los baños, la dejé orinar, delante de mi, su torpeza me ponía a 100, la metí en una ducha, resbala con los tacones, y la quité las bridas poniéndole unas esposas con terciopelo, para no dejarla marcas, en muñecas y tobillos, la levanté los brazos y se los pase por la barra de la ducha, la esposé y me asegure de que fuera seguro, encendí la ducha, deje el agua tibia y la coloqué en su soporte, mojándola la cabeza y todo el cuerpo, empapando su camiseta, su sujetador, la mini falda y sus piernas, destrozándola los zapatos, serian caros supongo, y me puse de pie a su lado, viendo como no paraba de escupir agua que le caía en la cara, la visión de una mujer mojada siempre me la ponía dura así que me hice una paja allí, delante de ella, sin que supiera si estaba allí o no, la veía tratando de forcejear, soltarse o moverse, pero estaba inmóvil de pies y manos, cada intento la costaba un resbalón, no me siento orgulloso pero reconozco que me corrí como un animal ante esa visión. Después me fui al salón, recogí mis cosas y me instalé en una habitación, me di una buena ducha, estaba empapado en sudor, me fui a vestir, pero pensé. ¿Por que?, así que me quede en pelotas, y no me puse nada mas en todo el finde, se hacia tarde y me fui a acostar, echándola un vistazo antes y durante la noche, me llevé un portátil y pase gran parte de la noche riendo y viendo películas o series, haciendo ruido para hacerme notar y que me oyera de lejos y pasándome en silencio para ver que hacia. Con los tacones era bastante alta, así que le dio para darse la vuelta y sentarse en el borde de la ducha, pero con los brazos totalmente estirados, las ultimas veces la vi dar cabezadas, se dormía de pie, se le cansaban las piernas, no era mi problema, así que me fui a dormir cerca de las 4 de la mañana, me desperté sobre de las 10, últimamente con 6 horas de sueño rendía todo el día y no quería tenerla mas tiempo así, hice algo de ruido para que ella notara mi presencia con mi rutina higiénica y me fui a por ella, la visión era de película de miedo, ella estaba colgada de los brazos, doblada de las piernas y con el agua corriendo por todo su cuerpo, movía la cabeza así que estaba despierta, pero no podía ponerse de pie.

-ZEUS: buenos idas zorra, te has portado bien, así que te voy a quitar las esposas, y te voy a dejar que te adecentes en el baño, pero estaré justo a tu lado ayudándote, no hagas tonterías por que tengo a mi amigo de metal a mano.- se lo pasé por el escote.

Al soltarla las manos cayeron rendidas, la ayudé a levantarse, pese a estar tibia el agua estaba tenia tiritando, la quité la ropa, despegándola de su cuerpo húmedo, la desnude despacio, dejando que se apoyara en mi, de lo contrario se caía, al quitarle el sujetador vi sus tetas al natural, mucho mejor que en fotos, tersas, firmes y bien colocadas, con unos pezones pequeños pero tiesos del agua, la minifalda cayó a plomo al abrirla un poco la cremallera, estaba empapada, me dejo un cuerpo perfecto ante mi, solo con los zapatos, la venda y un tanga diminuto de color rosa, oscuro debido al agua, se lo fui quitando desenrollándolo por sus largas piernas, descubriendo un coño rasurado y un culo que rozaba la perfección, era la perfección hecha mujer, aun así me pareció que le faltaban 2 o 3 kilos para ser perfecta, al menos para mi, se le notaban demasiado las costillas o los huesos de la pelvis. Noté como se estremecía ante mis manos, la sensación de vulnerabilidad era total, y me eché gran parte de la colonia, ella lo olió y se volvió a erizar, lo tenía que pasar muy mal cuando iba por la calle o en el trabajo y alguien mas usaba esa colonia, seguro que con solo ese olor podías tirártela. La dejé sentada en el retrete, y mientras orinaba le quite los zapatos, estaban para tirarlos, ella suspiró de placer, no se si por el alivio en su vejiga o en sus pies. Al volver a ponerla de pie quedó sensiblemente mas abajo que antes, con los zapatos casi era de mi altura, pero sin ellos le sacaba una cabeza, era alta pero yo era mucho mas grande y corpulento, la deje beber de un zumo que había en la nevera, tragó como si le fuera la vida en ello, la volví a meter en la ducha, pero esta vez yo con ella, la cogí por detrás dejando que mi rabo se notara entre sus piernas y encendí la ducha de nuevo, esta vez mas caliente, y nos duché juntos, ya me había duchando pero puesto a sujetarla y sobarla ¿por que no otra?, se sostenía bien ya sin los zapatos, le zumo la dio energías, aun así la apretaba contra mi mientras enjabonaba los 2 cuerpos, me pasé 1º hora repasando todo su contorno, acariciando y frotando sin parar aquella belleza, cuando me centre en su coño la notaba gemir, y cuando le separaba las nalgas con mi mano enjabonada puede notar como se corría en mi mano, la lleve a su boca obligándola a chuparme los dedos, con el cuchillo en su nuca, los chupó temerosa, mas que por lo que el clavaba en la nuca, por lo que sentía entre sus piernas, la tenia durísima, sobresalía y se había abierto paso entre sus piernas, jugaba, con miedo a reprimendas, a apretar los muslos, tuve la tentación de reventarla allí mismo, pero me contuve, dios sabrá como, me centré en el champú y su cabello, no ayudó, con cuidado se lo saqueé todo dejándoselo por fuera de la venda de los ojos, era un rubio platino excitante, mas aun mojado. Al salir de la ducha le acerque su bolso y a tientas saco algunos objetos de higiene personal que vi la registrarlo, delante de mi se secó de la ducha, se cepilló los dientes y se echó crema por todo el cuerpo, me pidió permiso para lavarse la cara quitándose la venda, se lo negué.

-ZEUS: vamos a ir abajo, he preparado un desayuno, unos zumos y cereales con tostadas, yo voy a desayunar eso, tu me la vas a chupar, y si logras que me corra y te lo tragas, antes de que termine, te dejaré desayunar- le puse el cuchillo en el cuello- pero como noté tus dientes no se volverá a saber de ti, ¿has entendido?

-KIRA: si, amo.

-ZEUS: bien, me gusta verte desnuda, no te volverás a poner nada de ropa si yo no te lo mando, y me molesta no poder quitarte la venda, eres realmente guapa, no como esas modelos que viven de fotografías retocadas o maquillaje ostentoso- era cierto- por ahora bastara. Camina delante de mi, te iré dando indicaciones, y si fallas te azotaré en el culo.

Obedeció sin mas, iba palpando las paredes, le iba dando indicaciones y cuando se equivocaba o tardaba en reaccionar la partía mi mano en sus nalgas, las primeras veces gimió de sorpresa o dolor pero después el calor y rojez de sus nalgas se elevó, y disfrutaba, incluso fallaba a propósito. La coloqué al lado de la mesa y la golpee para dejarla de rodillas sobre la silla, tiré de su pelo hasta elevar el torso y me senté en esa misma silla, se apoyó en mis piernas.

-ZEUS: bien, que comiencen los juegos del hambre, te aviso, como muy deprisa, y si no haces que me corra, no solo no comerás si no que te volveré a poner los tacones y no te los quitare.

Mordí un tostada para hacer el disparo de salida, ella palpó con sus manos hasta encontrar mi polla tiesa como una vela por culpa de la ducha, según la palpó se le abrió la boca de forma grotesca.

-KIRA: mi amo, tiene usted una polla enorme.- me eché una gotas de colonia por el cuerpo.

-ZEUS: ya lo se, no necesito de adulaciones de zorras como tu, empieza a chupar o ve pensando en unos zapatos dolorosos.

-KIRA: amo, no se si me entrará en la boca.

-ZEUS: no es mi problema, aunque si quieres, puedo ayudarte- le metí el cuchillo en la boca de nuevo, tirando de su mejilla, si fuera cortante seria hasta peligroso.- ¿te ayudo?

-KIRA: no, muchas gracias amo, pero ya me las apañare.

Y bien que lo hizo, comenzado una masturbación a 2 manos, besaba y chupaba la punta de mi polla, mientras yo desayunaba lentamente, la iba a dejar ganar esa carrera, y ciertamente la visión de una supermodelo con los ojos vendados agarrando con ambas manos y chupando mi polla a duras penas, me estaba encantando. El ritmo de sus manos iba aumentando, y la cantidad de carne que engullía también, dejaba que mi polla chocara de lado con su cara y le penetrara hasta inflarla los mofletes, luego trabajaba mi tronco con su lengua, y al oler las gotas de colonia se volvió loca, se abofeteaba la cara con mi rabo, y no de forma cariñosa, no se muy bien como su boca se abrió mas, engullendo mas de media polla entre arcadas y babas, estuvo 20 minutos fuera de si tragando falo como poseída hasta que me corrí en su boca, ella cerró los labios y dejo que la llenara de semen, cuando terminé se separo y tragó de forma clara, me encantaba ese sonido.

-KIRA: ¿ya me dejas desayunar papa?- se dio cuenta de su lapsus- digo amo.

-ZEUS: no, tranquila, me gusta esa palabra, mejor que amo, que es muy fría, llámame papa.- sonrío ante mi ocurrencia.

-KIRA: este bien, papa, después de haberte comido la polla hasta tragarme tu semen, ¿me dejas desayunar?

-ZEUS: perfecto hija mía, ven y siéntate en el regazo de tu padre, para que te de de comer.

Sonreía mucho, esa mujer no necesitaba ser violada, ahora lo veía claro, no quería dominio de macho, quiera que yo fuera su padre y que su padre abusara de ella, una vez entendí eso, solo era cuestión de manejarla, la senté sobre mi regazo pegando su coño húmedo y su culo enrojecido a mi polla flácida, dándola zumo y cereales, dándola de comer como si fuera mi hija, jugando con ella, Hablábamos como padre e hija y bromeábamos, a mi me costó seguirle el hilo, tenia un jaleo en la cabeza de cuidado, era Raúl, siendo mi personaje Zeus, que hacia de violador anónimo, que fingía ser el padre de una supermodelo. Me centré en ella, en cuidarla y mimarla, y alimentarla bien y jugar de forma inocente pese a que sus movimientos me la estaban poniendo dura y ella lo notaba, como no podría.

-KIRA: oye papa, se que es mucho pedir, pero me gustaría quitarme la venda, se que tu no quieres pero me hace mucho ilusión, hace mucho que no te veo.- no sabia que hacer, ella era consciente del juego, y en el fondo era la clienta, si quería pasar de una violación a una relación con su padre, tenia su derecho, ¿pero me podía permitir dejar que me viera?

-ZEUS: hija, sabes que me incomoda, desde la operación estética parezco diferente.- improvise y probé si seguía el juego.

-KIRA: ya lo se papa, y si no quieres no lo hagas, pero me encanta que me folles mirándome a los ojos, y quiero que me folles ahora mismo.- su cuerpo se echo para atrás y se frotaba contra mi poniéndomela dura hasta el punto de salir disparada entre sus mulos, mientras me besaba la mejilla- venga papa, solo quiero que me abras el coño como antes de separarnos, te echo de menos dentro de mi – sin duda la balanza de poder había cambiado, no era una dulce cría de la que habían abusado, era una despiadada mujer que obtenía lo que quería gracias a su cuerpo, o si alguna vez fue esa niña, ya no quedaba nada de ella, me recordó a Rocio, la zorra del instituto, la mujer que todo lo que creía tener era su fisico y se aprovechaba de los palurdos de los hombres que babeaban por ella, pensé en volver a mi papel de violador, de dominante, de quitarla esa idea de la cabeza, pero me llamó mas la curiosidad de ver hasta que punto su padre a su manager abusaron de ella o ella abuso de ellos.

-ZEUS: mira que sabes que no te puedo negar nada cuando te pones así.- asumí el papel de padre calzonazos.- pero te lo tienes que ganar, te llevo al sofá y se te corres antes que yo te la quito, pero si me corro antes yo, te la quedas puesta.

-KIRA: si papa, eres el mejor- aplaudía y reía mientras se levantaba, tanteó con las manos hasta llegar al sofá y gateo hacia el, moviendo su culo de forma provocativa, la iba dando azotes en el mientras ella echaba la cabeza hacia atrás recibiéndolos encantada, al llegar se tubo boca arriba y se abrió de piernas frotándose el coño mojado de excitación, era una manipuladora nata.- venga papa, ven a follarte a tu hija.

Si era lo que quería, se lo iba a dar, el papel y la lógica me dictaban ello, esa preciosidad de mujer, una modelo que provocaba infartos a su paso estaba desnuda abierta de piernas y masturbándose, pidiendo que la follara como si fuera su padre, hasta Zeus tiene sus limites, me fui a por ella poseído, me dejé caer sobre su cuerpo besándola, y jugando con sus tetas mientras mi polla cabeceaba en la entrada de su coño.

-ZEUS: joder hija mía, me la pones a reventar.

-KIRA: pues fóllame de una vez no seas nenaza, papi.

Metí mi mano en su coño, mientras jugaba con mi lengua en sus pezones, la trabaje y penetre un poco para prepararla, y cuando lo estuvo, la empale como un soldado ataca al enemigo, no me sorprendió que a la 1º le entró toda mi polla, de muñeca de cristal no tenia nada, era una autentica guarra de 1º nivel, y me la folle mas de 1 hora así, besándola por el cuello o los pechos, sin dejar de acelerar el ritmo de mi cadera y sacándola gritos de pasión y lujuria, la sujeté la cadera y aguante un buen ritmo hasta empezar a notar sus espasmos, se corrió sin parar, se frotaba el clítoris mientras seguía siendo percutida.

-KIRA: joder papa, en la operación te agrandaron la polla, me estas partiendo como nunca, sigue así papa. sigue así papa, me he corrido pero aun quiero mas, antes de quitarme la venda.

-ZEUS: te gusta que tu padre te destroce el coño ¿verdad?, tu padre se esta portando bien contigo.

-KIRA: si, no quiero que te alejes de mi, sigue follándome hasta que te vacíes dentro de mi, quiero sentir el semen de mi progenitor bañándome por dentro.

El sexo era más bien normalito, pero la situación era explosiva, sus palabras eran de delirio, realmente estaba trastornada con el tema de su padre, siendo precavido me llevé la colonia y cuando estaba por reventar nos bañé a ambos con ella, ese gesto en si la volvió a sacudir el cuerpo en otro orgasmo esta vez con un chorro de fluidos que me bañó, la metí la 5º marcha casi sacando a la bestia para terminar llenándola de semen, caí sobre ella sudando y ahogando sus lamentos con mi lengua.

-KIRA: joder papa, así da gusto.

-ZEUS: tu padre ya no es ese mierda al que manipulabas, ahora es un hombre de verdad y te va a hacer temblar todo lo que queda de semana. Quítate la venda.- lo hizo, y le costo nos minutos enfocar y ver bien, tenia algo de rímel corrido, pero sus ojos azules era un espectáculo, para cuando me vio, sonrío, yo ya estaba tieso de nuevo y sentándome me la subí a horcajadas encima.

-KIRA: papa, la operación te ha sentado genial, pareces mucho más joven y vigoroso.

-ZEUS: lo soy, no lo parezco, y si no vas a ver ahora lo que es follar de verdad.

La ensarté entera sacándola un gemido de gloria, bajé la cadera y le hice sitio, le regalé mi mejor poción y comenzando suave fui subiendo las embestidas, paulatinamente, cogiendo mesetas de ritmo en las que la hacia temblar, se corrió varias veces mientras se movía como loca encima mía, quería llevar ella el ritmo, dominar a su padre con el sexo, pero yo no era su padre, saque a la bestia y dominé a aquella yegua, aceleré hasta el máximo , hasta que el sonido de las pelvis chocando llenaba la sala y eran tan seguidos que no sabias cual era el final y cual el inicio, una penetración constante a alta velocidad que la abría sin parar, ya no se movía a los 10 minutos, se agarro a mi y soportó el vendaval, con un gemido constante, solo cortado para coger aire, y para sus explosiones en cada orgasmo, pusimos frente con frente y sus mirada de azul cielo, llena de pasión y lujuria me calentó aun mas, tenia que sujetarla para que no saliera despedida con cada embestida, y cuando la electricidad de cada corrida la cruzaba, sus piernas trataban de zafarse de mi, pero no di cuartel, estuve una hora hasta correrme otra vez e ir parando poco a poco hasta notarme vacío dentro de ella.

-ZEUS: así folla tu padre ahora, y mas vale que me respetes, aquí ya no manipularas a nadie.

-KIRA: lo que tú digas papa, si me follas así quien te puede cuestionar, dios, estoy llena de ti, de tu semen, de tu sudor y tus babas, me siento sucia, guarra y feliz.

-ZEUS: pues vamos a la ducha, y allí te pienso abrir el culo.- la di un azote para que se saliera de mí.

-KIRA: papa, con esa polla enorme no se si me va a doler, te la chupo otra vez y…….- la aplasté contra mi besándola y metiendo mis dedos en sus nalgas.

-ZEUS: he dicho que te voy a abrir el culo, soy tu padre, obedece.

-KIRA: si papi, como antes, me abrirás y me harás gritar de placer jijijiji- se fue corriendo, no entendía muy bien la relación con su padre, estaba claro que ella manipulaba, pero no era una femme fatale, solo quería hacer feliz a su padre y solo sabia hacerlo follando.

Cuando subí la visión de su cuerpo desnudo siendo masajeado me la puso dura al momento, entré y me coloqué detrás de ella, besándola el cuello y dejando que mi tronco frotara su coño goteante de agua, semen y fluidos, acariciándola un pecho con un mano, llevé mis dedos de la otra a su ano, con el agua y la excitación se lo abrí sin problemas y le metí el glande sin dificultad, al ir penetrándola es cuando note presión, gritos y tensión, paraba y deja que se acostumbrara, después volvía a penetrar , así hasta tenerla totalmente empalada, de puntillas, suspirado, la deje así hasta que sus pies se colocaron en el suelo el baño, arqueando su espalda y disfrutando de la sensación de plenitud, la agarré por las nalgas las separé, y notando cierto espacio, la bombeaba lentamente sacándola gemidos de gozo, fui aumentando el ritmo hasta volver a sacar a la bestia cuando le entraba toda del tirón, eso la mató, se acariciaba el coño mientras yo la percutía, se movía en contra de mi cadera para sentirse aun mas llena, la dominé del todo, pegándola a la pared del baño, y totalmente recta y estirada sobre ella, la viole el culo sin compasión, en varios momentos me pidió que parara o que su padre no la trataba así, pero no lo hice, fue un martillo neumático que terminó por rendirla al placer y a disfrutar de aquella sensación, Al ir a correrme apreté el ritmo y la fuerza de las embestidas levantándola los pies de la bañera con cada uno de ellos, me vacié en su ano dándola un buen azote en el culo.

-ZEUS: así me gusta ahora, hija mía, y voy a reventarte así toda la tarde y mañana hasta que me vaya, asúmelo ahora mientras me voy a ver la tv, cuando quieras mas, solo has de bajar y pedírmelo educadamente.- me di una agua rápida para dejarme limpio y me fui al salón, dejándola confusa, tirada en la ducha.

No sabia si eso la gustaría o no, si mi forma de actuar la excitaba o la enfriaba, si me había pasado o no, 1 hora estuve viendo la tv, esperando a que ella se decidiera, o se recuperara, la había dado bastante fuerte aunque sin pasarme, ya era por la tarde cuando la oí andar detrás de mi, se puso enfrente y con la cara compungida me miro a los ojos con cara de niña buena.

-KIRA: papa, me gusta que me folles así, me hace mas feliz que me partas con tu enorme polla, y quiero que, por favor, me vuelvas a abrir el culo, ”por fi”- tenia preparado toda eventualidad en mi cabeza.

-ZEUS: esta bien, si es lo que quieres lo haré, pero antes vas a tener que ganártelo, ya no basta con que lo pidas.

-KIRA: ¿que quieres que haga papi?

-ZEUS: hazme un pase de modelos, de ropa interior, ponte unos buenos tacones y demuéstrale a tu padre que sigues siendo mi pequeña.

Salió disparada al coche, desnuda y todo, temí que se fuera a escapar, la miré desde la casa, saco una maleta y la metió en la casa, me sentó en un sofá y dejo la maleta en la parte de la cocina, tenia 2 puertas así que iba, se ponía algo sexy y se hacia el paseo como modelo saliendo por una de las puertas, se paraba delante de mi y hacia poses y gestos excitantes, realmente conocía el oficio, luego se daba la vuelta y salía contoneando su culo, elevado por unos buenos tacones, por la otra puerta, me la puso dura desde el principio, los conjuntos eran de ropa interior fina y elegante, pero muy excitante, bragas de encaje, tangas minúsculos, sujetadores que iban decreciendo, ligueros, medias, corsés, camisones y corpiños, sumados a sus hábiles y estudiados gestos, me fui a por la cámara, que ya había usado con ella con los ojos cerrados, y la puse en modo grabación, era un espectáculo memorable, aun así me aseguré de no dejar de gravar y enfocar el sofá, pasado un rato me harté, la tenia muy dura y sabia que solo una mujer me calmaría, y esa supermodelo inestable con una complejo de Electra del tamaño del Himalaya, iba a ser mi víctima, me escondí detrás de la puerta, cuando ella salió a la siguiente, se quedó parada buscándome, la asalté por detrás, la metí mano de mil maneras masturbando la polla con su trasero.

-ZEUS: has calentado a papi, y ahora te va a hacer gozar- sonrío.

La aparté el tanga que llevaba, ni se lo baje, simplemente se lo dejé a un lado y la penetré por el coño desde atrás, la sujete fuerte y la masacré, su posición aprisionada y sus tacones la tenían a una altura perfecta para desatarme y así lo hice, no pare de golpear hasta sacarla un orgasmo que casi la desvanece, empapó sus piernas con su fluidos mientras yo seguía percutiendo, sonando el chop chop de mi polla en su inundado coño, se apoyaba en mi brazo que la tenia agarrada y trataba de subirse a el, ganar espacio para que mis penetraciones no la llegaran tan dentro pero eso solo me calentó mas, gemía gritando que su padre la estaba destrozando y que le encantaba, cuando le arranqué el 2º orgasmo se dejo ir , la tuve que sujetar y dejarla a 4 patas sobre el sofá, me eché gran parte de colonia y deje que eso la reactivara de nuevo, entonces se la saqué del coño y la hundí en su ano, no me costo nada metérsela entera pero ella grito de dolor, la di por el culo lo mas fuerte que pude, sacando a la bestia de mi interior , azotándola sin descanso cuando notaba que me bañaba con su coño, estaba disfrutándolo como una perra, como la zorra que era, y yo también, empalar a aquella modelo me estaba volviendo loco, cada azote era un desahogo, cuando cayó su torso al sofá, exhausta y dejándose violar el ano, pegué el acelerón final corriéndome dentro de su ano de forma animal.

-KIRA: ¿estas contento papi? – hablaba entre suspiros.

-ZEUS: claro que si hija, eres un regalo del cielo, y te has ganado un buen descanso, pero esta noche te voy a volver a follar.

-KIRA: claro que si, quiero que mi padre sea feliz y se sienta orgulloso de mi.

Se dio la vuelta y gateando se me subió encima, estabamos agotados pero aun así nos besamos y chupamos por todo el cuerpo, notaba sus espasmos al notar mi polla creciente de nuevo en su vientre, y la volví a follar por el coño, de cara, clavando nuestras miradas y viendo como disfrutábamos el uno del otro, el ritmo de sus caderas aceleró, su pelvis tomó vida propia, se sacaba casi entera mi rabo y se lo volvía insertar sin descanso, se corrió un par de veces ante el grueso de mi polla y la fricción generada, mientras no dejábamos de besarnos con lengua cuando se paraba a descansar, al final ella no podía mas y tomé yo el mando, la cogí en brazos y me levanté empotrándola en la pared, con ella en el aire, penetrándola hasta rendirla sobre mi, para acabar terminar corriéndome en su coño, bañándola entera, ella me cogía la cara, se relamía de placer entre bocanadas de aire, le encantaba la sensación de que la llenara de leche.

Se nos había echo tarde, comimos algo para retomar fuerzas y seguimos jugando como un padre y su hija, haciendo el tonto, estabamos agotados, nos dimos un ducha rápida juntos, casi la vuelvo a penetrar allí, pero ella jugaba a huir de mi, nos tumbamos en la cama juntos y se me eché encima, mas que de forma sensual, de forma de niña, queriendo sentir el pecho de su padre, su olor, me hablaba, me decía que me echaba de menos pero que sus nuevos jefes no le querían cerca de mi, y que se sentía sola y poco querida, pero que conmigo allí todo cambiaría. Mientras jugaba con su pelo de seda, pensaba en lo rota que estaba la mente de aquella chica, la pena que me daba, no me creía que una cosa tan bella por fuera estuviera tan podrida por dentro. Creí que en algún momento follaríamos, pero se quedo dormida, por momentos se metía el dedo pulgar en la boca, era como un bebé, que al sentir el latido de mi corazón se tranquilizaba, se sentía segura, a salvo, se acurrucaba contra mi, nos tapé a los 2 con un sabana y mi calor corporal la sumió en un sueño dulce e inocente, tener a aquella modelo desnuda sobre mi no me calentó nada, es mas, me generó cierta sensación de bienestar, el hecho de dormir con una mujer sin tener que tirármela me recordó a mis inicios con Irene, mi 1º novia, la que me dio lo que buscaba, esa paz interior que te da la confianza de otra persona en tu vida.

Casi me dormí siendo Raúl, eso se me pasó al despertar, tenia a Kira comiéndome la polla, haciéndome un 69, mi mala costumbre de empalmarme por las mañanas me demostró que todas las mujeres al verme así no podían resistirse a ello, ya me paso con las colombianas, con mi Leona en varias ocasiones, la dejé hacer hasta que me corrí y se lo tragó, tuve la tentación de comerla el coño, ¿pero para que? sin decir nada se volvió a dar la vuelta y se recostó sobre mi pecho.

-ZEUS: así da gusto levantarse.

-KIRA: se que te gusta una buena mamada por las mañanas papa, y a mi me encanta chuparte esa pedazo de polla.

-ZEUS: sabes que esta tarde me he de marchar- me abrazo muy fuerte.

-KIRA: si, pero no quiero, me siento feliz contigo a mi lado.

-ZEUS: pues aprovechemos el tiempo, hagamos lo que tu quieras, pásalo bien y así recordaras este momento cuando estés triste.- yo pensaba en sexo.

-KIRA: claro papa, eres muy bueno conmigo, solo quedémonos así un rato más.

-ZEUS: esta bien…….- le concedí su petición, la verdad es que estaba cansado, llevaba 1 mes a todo ritmo, y la mamada me había dejado relajado, no me dormí pero si entré en ese estado de domingo por la mañana, de saber que no tienes que levantarte y por lo tanto, remolonear, de hecho los 2 lo hacíamos.

Estuvimos así un par de horas, de hecho fui al baño y me volví a la cama, y ella hizo lo mismo minutos después, la recibí con lo brazos abiertos pegando su cabeza a mi pecho, acariciando su cabeza y su espalda, ella solo se dejaba hacer, estabamos disfrutando de esa tranquilidad, ella de mi tórax subiendo y bajando a cada respiración, y yo de la sensación de su cuerpo sobre el mío sin atisbo de erotismo. Me rugieron las tripas pasada otra hora, reímos por ello y me cogió de la mano llevándome a la cocina, allí comimos algo, mirándonos fijamente mientras nos alimentamos, casi no hacían falta palabras, de vez en cuando se echaba sobre mi para abrazarme, solo para sentir mis brazos rodeándola y mi olor. Al cavara de comer nos tumbamos en el sofá, yo detrás de ella, apoyando su cabeza en uno de mis brazos y agarrándome la otra mano con la suya, me la pasó por encima de ella, cubriéndola, protegiéndola, haciéndola sentir segura, al rato se dio la vuelta quedando cara a cara, dormitábamos, nos mirábamos a los ojos, y de vez en cuando nos dábamos algún beso en la nariz la mejilla o la frente. Mis temores se hicieron realidad, no íbamos a follar mas, pero eso, aunque me hubiera gustado un polvo de despedida, me gustó, era dulce, inocente y cariñoso, cosas que llevaba mucho sin sentir, y supongo que ella también. Al final llegó la hora de irme, ella fue un lapa pegada a mi, no se separaba y jugaba a deshacer mi mochila cuando la hacia, la azoté el culo por traviesa, pero su forma de ser había retrocedido en el tiempo, era una cría de 10 años, me vestí con dificultades, ella se propuso ponérmelo difícil, me puse rudo y serio y entendió que aquello debía de acabar, se puso un camisón para no ir en pelotas, y me acompañó a la puerta.

-ZEUS: adiós, mi pequeña, espero volver a verte pronto.

-KIRA: adiós no, hasta luego,……….papa.- se acercó y me dio un tieso, suave y largo beso en los labios, se dio la vuelta y cerró la puerta lentamente hasta que la perdí de vista, me quede parado en la puerta, analizando aquel fin de semana tan raro, a aquella supermodelo que paso de querer ser violada, a ser controlada por el sexo de su padre y terminó siendo una niña que echaba de menos a su padre.

El camino a casa fue extraño, le mandé un mensaje a Madamme, informándola de que todo fue bien y de los gustos especiales de Kira, despidiéndome con un hasta pronto, que no me volviera a mandar trabajos y que hasta que yo no lo hiciera, no se pusiera en contacto conmigo de forma alguna, no tenia intención de volver a trabajar con ella pero nunca se sabe.

Pensaba en ese ultimo día con Kira, en lo a gusto que estuve, no diría felicidad, todo era un juego, pero si una sensación de armonía me arropaba, de haber encontrado en aquella casa una parte de mi, olvidada o aparcada, y me gustó darme cuenta de ello, de que pese a que Zeus era divertido, excitante y peligroso, no lograba llenar ese vacío, o no me hacia alcanzar esa sensación de plenitud que roce esas horas abrazado a aquella mujer, sin malicia ni oscuridad, una mujer por la que pagarían millones, caerían reinos y desataría guerras. Estaba cansado, agotado, hastiado de todo de nuevo, volvió la sensación al salir del instituto, aquella sensación de vacío, pero esta vez seria diferente, Ana llegaría pronto, y eso me iluminó por dentro, recordar que todo lo acontecido ese mes, era solo el camino, y ahora, llegaba a la meta.

CONTINUARA……………….