Sin títuloHola, este es mi 6º relato y como tal pido disculpas anticipadas por todos lo errores cometidos. Estos hechos son mezcla de realidad y ficción, no voy a mentir diciendo que esto es 100% real. Lo primero es contar mi historia, intentare ser lo mas breve posible.

Mi nombre es Raúl, tengo 25 años y lo ocurrido empezó en mis últimos años de Instituto, 17-18 años, considero mi infancia como algo normal en cualquier crió, familia normal con padre, chapado a la antigua y alma bohemia, madre devota y alegre,  hermana mayor , mandona pero de buen corazón, todos de buen comer y algo pasados de peso, sin cosas raras, vivo a las afueras de Madrid actualmente, aunque crecí en la gran ciudad. Mi infancia fue l normal, con las connotaciones que eso lleva, sabemos de sobra lo crueles que son los críos y mientras unos son los gafotas, otros los empollones, las feas, los enanos….etc. Todos encasillados en un rol, a mi me toco ser el gordo, y la verdad lo era. Nunca me prive de nada al comer pero fue con 12 años cuando empece a coger peso, tampoco es que a la hora de hacer deporte huyera, jugaba mucho al fútbol con los amigos y estaba apuntado a muchas actividades extra escolares, ya fuera natación , esgrima, taekwondo, o karate, pero no me ayudaba con el peso. Lo bueno era que seguía creciendo y llegue muy rápido a coger gran altura y corpulencia, disimulaba algo mi barriga, todavía no lo sabia pero esto seria muy importante en adelante. Siempre me decían que era cosa de genes o familia, y así lo acepte. Como casi todo gordo en un colegio o instituto al final o lo afrontas o te hundes, y como tal siempre lo lleve bien, el estigma del gordo gracioso me ayudo ha hacer amigos y una actitud simpática y algo socarrona me llevo a tener una vida social muy buena. Eso si, con las chicas ni hablar, todas me querían como su amigo, algo que me sacaba de quicio. Pues no paraba de ver como caían una y otra vez en los brazos de amigos o compañeros y luego salían escaldadas por las tonterías de los críos, siempre pensando que yo seria mucho mejor que ellos, pero nunca atreviéndome por mi aspecto a dar ese paso que se necesitaba. Un tío que con 17 años y ya rondaba el 1,90 y los 120 kilos no atraía demasiado, cierto es que era moreno de ojos negros y buenas espaldas, pero no compensaba.

Además, tengo algo de educación clásica, por mi padre, algo mayor que mi madre y chapado a la antigua, algo que en el fondo me gustaba ya que me enseño a pensar por mi mismo y obrar con responsabilidad sin miedo a los demás, pero también a tratar con demasiado celo a las damas, y lo mezclaba con una sinceridad brutal, heredada de mi madre, “las verdades solo hacen daño a los que la temen, y hace fuerte a quien la afronta”, solía decirme. Una mezcla peligrosa, no tienes miedo a la verdad ni a lo que piensen los demás. También, o en consecuencia, algo bocazas, pero sin mala intención, solo por hacer la gracia puedo ser algo cabrón. Nunca he sido un lumbreras, pero soy listo, muy vago eso si, si estudiara sacaría un 10 tras otro, pero con solo atender un poco sacabas un 6 por que molestarme, al fin y al cabo es información inútil que pasado el examen no volveré a necesitar.

Con el paso de mi infancia empece a sufrir jaquecas, achacadas a las horas de tv, ordenador o a querer faltar a al escuela, ciertamente algunas lo serian pero otras no, me diagnosticaron migrañas, pero cuando me daban ningún medicamento era capaz de calmarme, así que decidieron hacerme un escáner  y salto la sorpresa, Con 17 años apunto de hacer los 18 e iniciar mi ultimo curso de instituto, un tumor benigno alojado cerca da la pituitaria, no era grande ni grave pero me provocaba los dolores de cabeza y al estar cerca del controlador de las hormonas, suponían que mi crecimiento adelantado y volumen corporal se debía a ello. Se decidió operar, no recuerdo haber pasado tanto miedo en mi vida como las horas previas a la operación, gracias a dios todo salió bien y con el apoyo de mi familia y amigos,  todo salió hacia delante y es donde realmente comienza mi historia.

Después de la operación, y unos cuantos días en al UCI de los que recuerdo bien poco, me tenían sedado, con un aparatoso vendaje en la cabeza e intubado hasta poder verificar que no había daños cerebrales. Me subieron a planta y pasadas una semana empece ha hacer rehabilitación, primero ejercicios de habla, coordinación y razonamiento, y después físicamente, era un trapo, no tenia fuerzas y había mucho que mover, pero pasaron los días y casi sin esfuerzo empecé a perder kilos, cogí fuerzas, en mi casa alucinaban de como me estaba quedando y ante esa celeridad muchos médicos me pedían calma, yo no quería, me encantaba aquello, pero tenia que llegar el momento en que mi tozudez cayo ante mi físico , a pocos días del alta, en unos ejercicios de rutina decidí forzar y mi pie cedió, cisura en el empeine y otra semana de reposo total, donde cumplí los 18. Aquí ocurrió la magia, debido a mi necesidad de descansar me asignaron un cuarto y una enfermera en especial para mis cuidados, se llamaba Raquel, la llevaba viendo muchos días y había cierta amistad hasta el punto de que en situaciones en que mi familia no podía estar era ella quien me ayudaba a…..la higiene personal, solía solicitar la ayuda de algún celador pero andaban escasos de personal, y yo hinchado de orgullo trataba de hacerme el duro moviéndome con la otra pierna.

Como os conté en mi anterior relato, ella fue mi 1º relación sexual, y la que me abrió los ojos, el tumor y su extracción me provoco una serie de cambios físicos, perdida de peso y volumen, además de, sin saber muy bien como, una polla enrome entre mis piernas. Pero las situación con ella, no dio para mas, me recupere perfectamente y llego el día de irme del hospital. Después toco poner en  práctica la teoría y Eli, la fisioterapeuta que me estaba ayudando con un problema en el pie, me la confirmo. Ahora era mi profesora y me enseñaba todo lo que se podría necesitar, y con unas amigas llego la magia. Después de mis 2 primeras semanas de aprendizaje y teoría, llegaba la hora del examen práctico. Ahora de mi aprendizaje,  Eli me invito a una fiesta que quiso usar de examen, y se desmadro, Paula,  la Duquesa, Matahari. Laura……ETC.

————————————————————

Ya he leído algunos comentarios, gracias por los consejos, tratare de corregir, debido a varios comentarios paso a quitar en negrita las conversaciones

Shadow, gracias, voy a probar a ver si no le doy tanta patada al diccionario, le paso varios correctores y uso el works, a ver que tal.

Es cierto que quienes sigan la serie, es una lata, pero la 1º parte casi no cambia, con bajar un poco la rueda del ratón se soluciona, de ahí que ponga estas pequeñas anotaciones separadas del resto, Y así los que empiecen un relato sin seguir el orden, tener una idea general rápida.

Y si, es una deformidad de polla, pero tenia que ser así.

Pido disculpas por los “tochazos” que escribo, estas primeras experiencias llevan mucha información, y es importante a mí entender. Alguno mas así y os prometo que los siguientes no serán tan grandes.

Pero la historia debe continuar.

————————————————————

FIN DE FIESTA Y LIBERACIÓN.

Matahari se  la había jugado a la presidenta de la federación de tenis, y a nosotros sin saberlo,  cambio las cintas, suponíamos que ella tenia aun las cintas y debía entregársela a sus jefes, suponíamos también que eran los de atletismo. Todo eran suposiciones, pero no teníamos nada, sugerí tenderle una trampa a Matahari, citarla con un mensaje como si fuéramos ellos para llevarla a alguna habitación donde obligarla a darnos al cinta, Mariana, Eli y yo lo hablamos.

-ELI: es jugársela, pero no tenemos otra Mariana, por probar no perdemos nada.

-MARIANA: se lo olerá, además de que conoce mi número.

-YO: le mandamos el mensaje desde el mío, no lo tendrá.

-ELI: en serio, confía en nosotros,  puede funcionar.

-MARIANA: esta bien, toma el número.

-YO: bien,  las palabras deben ser ambiguas, pero el mensaje claro.

-ELI: date prisa, son las 2 y media  de la mañana,  no podemos dejar pasar mas tiempo.

Le mandamos el mensaje.

“Cambio de planes, ha surgido un problema en la federación de atletismo, quedamos para la entrega en la habitación 132,  en 1 hora.”

Me aprecio convincente y lo mandamos.

-YO: ya esta, solo queda esperar, a ver si pica.

-MARIANA: y como sabremos sin funciono.

-ELI: vayamos a la zona de la barra, delante de los ascensor, son el único acceso a las habitaciones, si aparece y sube,  ha caído.

-YO: pero si llega a la habitación y no hay nadie,  se ira.

-MARIANA: subir vosotros a la habitación, la tengo reservada, y esta algo separada, nadie os molestara, yo me quedo aquí y si la veo subir os aviso. ¡¡¡¡Por favor necesitamos esto!!!

Pareció cuadrar, y despidiéndonos y subimos a la habitación, apagamos luces y mientras Eli se sentaba en la cama con los pies doloridos por los tacones, yo esperaba en la habitación, en una esquina que daba a la puerta de la habitación, para que según entrara, quedara encerrada dentro.

-ELI: has tenido un gran idea, pero no se si funcionara.

-YO: no es cuestión de que funcione o no, ya habíamos perdido, esto es a la desesperada.

-ELI: aun así te lo agradezco, te la juegas por mí.

-YO: ¿por ti? siento decírtelo, no, no estoy aquí por ti, te agradezco tu ayuda estas semanas, pero esto es solo un paso en el camino que yo elegí, además, me lo estoy pasando bomba, parecemos espías jajajja

-ELI: eres de los pocos que harían algo así, pero si esto funciona y aparece, no va a ser fácil hacerla hablar.

YO: no pienso ponerla la mano encima, odio a los maltratadores, ya te lo dije, pero tu me has ofrecido como arma contra ella, y presupongo el por que.

ELI: es cierto, además no creo que la violencia solucione nada aquí, pero quizá con un poco de ayuda de nuestro gran amigo la hagamos hablar.

-YO: si es tan “profesional” en lo suyo, mi polla no será  efectiva, habrá hecho de todo y de todos los tamaños. No se asustara.

-ELI: yo tampoco soy ninguna estrecha y …………..- Era cierto, era una mujer avezada en el sexo, y  la había hecho vibrar,  durante 3 días me la folle, la hice correrse y hasta casi desvanecer en el baño del gym.

-YO: supongo que tienes razón, lo dejo a tus manos.

Pasamos una hora a la espera, hablando de tonterías, y mandándonos mensajes con Mariana, tensos por momentos y con bajón de ánimo en otros. Habíamos perdido la esperanza, eran las 3:30 de la madrugada,  recibíamos menos información de Mariana, y me canse, me senté al lado de Eli, y mientras la comentaba mis experiencias de la noche, pasaba mi mano por uno de sus brazos que tenia apoyado sobre la cama, de arriba a  abajo, mas que sensual, como gesto de cariño.

-YO: creo que nos hemos quedado sin opciones, no va a venir.

-ELI:   ya sabíamos que era difícil, pero te he visto tratar con las mujeres, conmigo incluso, te has desenvuelto bien y creo que ya no puedes sacar nada mas de mi.- sus palabra me hirieron levemente, aguante la cara de póker unos segundos.

YO: ¿ósea que esto es una despedida?

-ELI: no, no tiene por que, seguiremos en contacto y quedaremos, pero esto ha de parar,  tienes de mi lo que querías y lo que te podía ofrecer.

-YO: si eso es cierto, y es lo que piensas, lo acepto,  pero no por ello me gusta. Me encantaría que siguiéramos con nuestras clases, aunque no aprenda estaría contigo,  yo pienso que eso es bueno para ambos.

-ELI: cariño, no esta bien, te saco mucha edad, y debes iniciar una vida normal,  tu propia historia, y yo con la mía, no es solo por ti, estamos estancados,  ¿como crees que serán nuestras vidas si seguimos así? duraremos que….. 3-4 años,  tu tarde o temprano encontraras a otra aunque solo por que sea de tu edad, o te canses de mi…….

-YO: ¡¡¡¡nunca!!! – sonrío y me acaricio la cara.

-ELI: eso piensas ahora, pero ni tu puedes tener una vida conmigo , ni yo una contigo.

Otra vez, rechazado por una mujer,  después de todo lo pasado, no era justo, me infle de rabia, no se como hubiera reaccionado si Mariana no nos hubiera mandado un mensaje.

MARIANA: “creo que esa maldita zorra esta subiendo”- joder ¿como que creo?, la llamamos.

-ELI: ¿Qué pasa? ¿Por que crees?

-MARIANA: estaba hablando con una compañeras, no se, me ha parecido verla subir  a un ascensor, al menos vi un vestido rojo.

-YO: joder muchas gracias por la ayuda.- la colgué- ¿que hacemos?

-ELI: tu ponte en posición, si era ella, vendrá, si lo hace  déjame hablar a mi…….

-YO: ¿Y si intenta huir?

-ELI: ponte en medio de la puerta, no podrá moverte,  ni salir. Cuando empiece la acción la pondré en una situación de elección, podrá irse si quiere, pero si se queda es nuestra.

Se hizo un silencio sepulcral, me tense entero, ¿seria ella o no?, mande un mensaje a mi padre para que no viniera a buscarme, cubriendo todas las opciones. Los segundos pasaron a ser horas, oímos pasos de gente pero  nadie entraba. Cuando empece a relajarme algo, sonó lo puerta, con una serie de golpes muy específicos como para ser aleatorios. Mire a Eli cuestionando que hacer.

-ELI: pasa no tenemos tiempo para tonterías.- lo dijo con una voz varonil bastante cutre, pero efectiva, se abrió la puerta y entro.

No se veía mucho así que entro hasta la zona central, allí Eli encendió la luz, como una madre esperando a su hijo de vuelta de un noche de fiesta, la luz ilumino la habitación,  ¡¡¡era  Matahari!!!.

-ELI: hola guarra, ¿esperabas a otros?- se sobresalto al verla, pero reacciono, y analizo, “¿otros?” eso es plural, se dio la vuelta y me vio, entendió la trampa.

-MATAHARI: ¿Qué coño queréis de mí?

-ELI: la cinta, como no…….

-MATAHARI: pues buena suerte, ya se la entregué a su dueña, esa loca del tenis.- según decía eso avanzo hacia la puerta, yo me puse en medio, y cerré la puerta con pestillo, era físicamente imposible que ella me moviera y abriera la puerta, y aunque no la pegaría, ella no lo sabia.

-ELI: tu no te vas a ningún lado putón berbenero, sabemos de sobra que cambiaste las cintas, el diste una vacía y te quedaste la original, esa es la que queremos.

-MATAHARI: ya claro ¿y como lo sabéis?

-ELI: por que tenemos la cinta que le diste – Eli la saco del bolso y la estampo con fuerza contra la pared rompiéndola en mil pedazos, quería intimidarla y nada mejor que pillándola en una mentira.

-MATAHARI: ¿Cómo la habéis logrado?

-ELI: por que mientras ellos follaban y tú gravabas, yo estaba en el armario empotrado – se quedo blanca- y ahora ven aquí siéntete a mi lado como una niña buena y déjame cachearte ¿o prefieres que te obligue el? – me señalo.

Se vio cazada,  de pie, supongo que pensado en sus  opciones, no era bueno dejarla pensar, asi que di un paso hacia ella.

-MATAHARI: vale vale, ya me siento. – con gesto altivo aun se sentó al lado de Eli en la cama.

Repaso su cuerpo como una policía,  de arriba abajo y le miro en el bolso, la cinta no estaba.

-ELI: ¿donde la tienes?

-MATAHARI: la entregue ya.

-ELI: ¿y si la has entregado por que has venido aquí? De nuevo mintiendo, ¿voy a tener que hacerle venir? – yo entendí que se dirigía a mi y me acerque unos pasos, poniendo cara de malo.- si ya la has entregado no entenderías el mensaje, y no tendrías por que venir  aquí.

Tardo unos segundos en responder.

-MATAHARI: quería saber quien………………

-ELI: ojo, no vuelvas a mentirnos, o no respondo de lo que te pueda llegar ha hacer el.

-MATAHARI: deja ya ese rollo de amenazas, no sacaras nada de mi aunque me parta las piernas.

-ELI: pues dinos donde esta la cinta y podrás irte ilesa.

-MATAHARI: ¡¡¡JAMAS!!!

-ELI: tu lo has querido –  Eli se puso de rodillas sobre la cama, acariciando el perfil de los brazos de aquella zorra – veras, normalmente le dejaría que te destrozara a golpes hasta que te dejáramos en el hospital un tiempo, es muy capaz, pero creo que para una puta loca como tu seremos algo mas delicados – me miro-  ve quitándote la ropa.

-MATAHARI: ¿esa es tu jugada?, este memo con cara de pánfilo ¿me va a violar? Por favor he pasado por hombres perores, algunas veces en grupo, y hasta he sido actriz porno, no me hagas reír, me da igual que me folle, se le nota el bulto, hasta puede que lo disfrute.

-ELI: te digo yo que vas a pasar de pedir  que te folle,  a rogar que pare.

De repente caí, con la fiesta, su ropa puesta y el maquillaje,  no la había reconocido, era Mamanda Hot de unos 29 años, de mis noches de onanismo algún vídeo suyo había caído, lo ultimo que supe es que paso por el mercado  USA sin mucho éxito. Eso me éxito bastante, mientras me desvestía, la visión de Eli colocándose detrás de ellas e iniciando un masaje en sus hombros, con gestos amplios y lentos, ayudaba, me quede solo con los slips y mi polla un tanto morcillona por la situación, me miro la entrepierna.

-MATAHARI: vaya con el tontorrón que me ha tirado la copa…….aun así una buena polla dura no me va a hacer cambiar de idea. – Eli sonrío a su espalda, se acerco a su oído y susurro.

-ELI: es que aun no la tiene dura.

Esas palabras pusieron tensa  la piel de aquella reputada mujer, se le erizo un poco  la espalda entre el masaje de Eli y la visión de mi polla retenida bajo la licra. Eli llevo una de sus manos a la cremallera de uno de los costados del vestido rojo y se lo fue bajando  mientras daba ligeros besos en el cuello de aquella profesional, le bajo la parte de arriba del vestido y dejo al aire un muy buen par de tetas, operadas,  apenas contenidas por un sostén sin tirantes, que salió disparado cuando Eli se lo desabrocho, con habilidad, por el botón que tenia delante. Eli llevo sus dos manos a aquellas tetas remodeladas médicamente y las masacraba con gestos amplios y lentos de nuevo. Aquella visión me la estaba poniendo gordisima, mientras que seguía besándola el cuello, vi como Matahari se agarraba de forma continuada parte de la falda de su vestido.

ELI: que dices, ¿se la vemos? – se dejo al descubierto, mi posición había cambado, ella podía salir de la habitación si quería.

-MATAHARI: ummmmm ¿por que no? – estaba cogiendo el papel de actriz porno, era nuestra.

-ELI: venga, sácate la polla. – me ordeno, y yo obedecí encantado, cuando mi polla se termino de bambolear delante de su  mirada, quedo algo alucinada.

-MATAHARI: no esta mal, nada  nada  mal.

-ELI: y aun le falta.

-MATAHARI: ¡¡¡¿que?!!! Eso tengo que verlo, ven aquí campeón.- me acerque lo justo para dejarle acceso libre a mi miembro.

-ELI: frota al lampara y sacaras al genio.

Sin duda en su mirada y gestos cogió mi polla con ambas manos, la doblo, mas que admirándola inspeccionando, inicio un sube y baja que ya me la puso a reventar.

-ELI: ahora si esta al 100%.

-MATAHARI: ¡¡¡Pero si es……….casi  como la de Jonah Falcon!!! – (Dato real y curioso, Jonah Falcon es el hombre con el pene más grande del mundo, reconocido, el cual mide 24 cms en reposo y 34 cms erecto, no es actor porno,  si no periodista y actor,  pero si ha dejado que hagan moldes con su polla para consoladores.).Según mis ultimas mediciones mas exactas, me sacaba algo de ventaja, 2-3 centímetros,  pero no mucha.

-ELI: y no veas como folla, lleva un mes partiéndome por la mitad – lo decía mientras se ponía al lado de su nueva amiga.

-MATAHARI: normal, vaya pedazo de polla, yo en  USA he hecho videos con actores con pollas bastante grandes,  incluso con Nacho Vidal aquí,  pero este carbón les deja de lado.- mientras comentaba todo aquello y mas cosas con Eli, yo no la escuchaba,  seguía pajeándome sin parar desde que había llegado al empalme, estaba absorto.

-ELI: a mi ya casi me desencajaba la mandíbula cuando me la trago, es un espectáculo, un ejercicio de superación, ¿tu hasta donde te crees que le llegas?-

-MATAHARI: pues no se, habrá que probar.- se escupió en la mano, masajeo mi capullo,  y sin mas, empezó a  meter mi glande en su boca,  a chupar  como toda una profesional que era, en menos de un minuto ya casi me sentía que me corría pero logre calmarme.

Poco a poco fue babeando toda la parte delantera de mi polla, goteaba, y se tragaba una buena porción cada vez que engullía, con cada embestida tragaba un poco mas, tuvo amagos de arcadas pero siguió engullendo, se metía ya media polla, con bastante trabajo ya, bajaba todo lo que podía, y aguantaba, casi notaba  su campanilla en mi glande, se mantenía allí unos segundos y se la sacaba para respirar,  un poco ahogada. Me estaba  encantando, vi como Eli  había metido una mano por la raja del vestido de Matahari, y como su mano se movía por la zona de la pelvis, y con la otra guiaba la cabeza de aquella mujer que se introducía mi miembro con ansia en la boca. En una de las veces que se separo……..

-MATAHARI:  ¡¡¡¡dios, ufff cof cof,!!!, creo que de ahí no paso.- lo comentó mientras un hilo de baba iba de sus labios a mi polla, pero sin dejar de masturbarme con las manos.

-ELI: vaya, esperaba mas de ti y tu fama.-  se debió sentir ofendida en su orgullo o algo, por que  miro a Eli con celos, y volvió al ataque, se metía polla de nuevo hasta mas de la mitad, y ya con arcadas evidentes.

-YO: párala que me la vomita entera.

La cogió de la cabeza y tiro de ella fuertemente hasta dejarla recostaba en la cama, le paso una  pierna por encima quedando de rodillas mirando hacia mi, con  la otra mujer entre sus piernas.

-ELI: esto se hace así. – cogió mi polla de la base , llevo la otra mano a la entrepierna de Matahari, y  trago como venia haciendo desde hace semanas.

No seria actriz pro no profesional, pero la chupaba muchísimo mejor, no solo engullía si no que dentro de su boca su lengua hacia maravillas, volvió a usar el truco de pasar los dientes por el glande mientras Matahari asomaba la cabeza por uno de los lados de Eli, no me había dado cuenta pero había apartado parte del vestido de Eli, y estaba masajeando sus glúteos, algo que sabia que ponía como una burra en celo a la mujer que chupaba mi polla. Aguante lo que pude pero tras unos minuto asi avise de mi corrida.

YO: ¡¡¡agua va!!! – me tense como pocas veces hasta ese momento, un escalofrío recorrió todo mi cuerpo.

A duras penas pudo Eli sacársela de la boca y apuntar hacia otro lado, pero sin dejar de mover su mano sobre mi polla.

-MATAHARI: vaya un espectáculo, tu que ya estas acostumbrada a el. – Eli torció el gesto a su espalda y le guiño un ojo.

Se movieron casi como ensayado, para quedar una a cada lado de la cama y un hueco en medio.

-ELI: nada ven aquí y siéntate que aun no hemos acabado

-MATAHARI: no no, aquí no se acaba.- golpeo  repetidamente en colchón con la mano.

Me di la vuelta y me senté, Eli no tardo en ponerse a mi lado, agarrarme la polla, algo flácida después de expulsar mi semen,  y mientras iniciaba un leve subí y baja me besaba con pasión, notaba a Matahari acariciándome cambien por el otro lado, su trabajo y el paso de algunos minutos me puso de nuevo la lanza el ristre. Me tumbaron sobre la cama y con 4 manos sobre mi polla empezaron hablar.

-MATAHARI: por favor déjame cabalgarlo.

-ELI:  estas  loca, no sabes lo que pides.

-MATAHARI: si lo se, cuantas veces se tiene una oportunidad así.

-ELI: bueno, tu quieres algo, y nosotros también.  – recordó la cinta.

-MATAHARI: no puedo, no es mía, si os la doy perderé mi crédito.

-ELI: pues es una pena, pero al menos te dejare mirar, para que veas lo que te pierdes.- se levanto de la cama y se pudo en pie, dejando a la otra pajeándome.

Se llevo una mano al broche, lo abrió y su vestido cayo de golpe hasta su cintura, dejando sus preciosas tetas al aire, se dio la vuelta contoneándose y se fue bajando el vestido por la cintura hasta rebelar su espectacular trasero, con un tanga, pero que era algo mas grande que los normales,  casi  bragas, de color azul oscuro, como su traje,   unas medias de encaje, las reconocí, fueron las que se puso cuando me enseñaba como desnudar a una mujer y que provocaron una masturbación en directo y alguna mas en mi casa tirando de memoria. Se saco las medias colocado un pie sobre la cama y bajándoselas de forma evocadora, primero una y luego otra, el remate final fue darse la vuelta y bajarse el tanga poniendo el culo en pompa, por poco  que me levanto a por ella, pero tenia a Matahari pajeándome hábilmente. Se agacho y se puso a gatear sobre la cama, escalando mi cuerpo, dándole un buen lametón a mi polla cuando paso su cara por allí,  hasta llegar a mi altura, me beso con todo su pelo cayendo por un lado de su cabeza, y frotando su cuerpo contra mi y mi pene.

-ELI: no hay nada como la 1º vez ¿recuerdas? – era una indicación clara de cómo debía comportarme.

-YO: la 2º fue mejor. – le subí la apuesta, rió, me beso de nuevo y se puso a horcajadas encima mía, con una pierna a cada lado.

Matahari hizo lo propio y sin que la prestarla mucha atención se quito la ropa, realmente sus tetas eran muy llamativas, la operación se las dejo perfectas, pero al quitarse el vestido la vi un tanga minúsculo, de color carne, especialmente indicado para llevarlo con vestidos atrevidos y así parecer que no lleva nada. Al agacharse para quitárselo pude ver algo de celulitis en su trasero, y quedándose medio tumbada a nuestro lado, sin perder detalle, se tocaba su parte intima, por lo que veía, totalmente rasurada, y me acariciaba el pecho a mi.

Eli llevo su mano a mi polla, levanto la cadera con experiencia, abrió su coño con la otra mano, y se la metió poco a poco en el coño, ya estaba acostumbrada así que no hubo alteraciones importantes, bajo sin parar lentamente hasta que la mitad de mi polla desapareció en su interior.

-ELI: ummmmmmmm  – volvió a subir un poco y continuo la bajada, esta vez  ¾ de polla dentro, repitió movimiento hasta que casi estaba totalmente empalada, se paro en esa posición unos segundos – ohhhhhhh siiiiiiiiiiiiii- puso sus brazos en mi vientre, apretando con fuerza, yo estaba en la gloria.

-MATAHARI: joder tronca, vaya animalada, menos mal que tienes el coño acostumbrado.

-ELI: y solo……….. acaba…………. de empezar.

Inicio un leve movimiento circular de cadera, sin subir ni bajar, solo moviéndose con casi toda mi polla dentro, fue aumentando el ritmo y cuando ya se vio preparada, puso las mano en el colchón e hizo fuerza, subía con rapidez y bajaba con calma, un par de veces así y aumento el ritmo de nuevo, subía y bajaba a gran velocidad.

-ELI: ¡¡¡¡dios, ya empieza, dios, que gusta,  me parte,   dios!!!! – era raro oírla así tan pronto, supuse que quería darle celos a mi acompañante que aumentaba el ritmo de su masturbación con el de Eli.

El ritmo de los golpe de cadera de Eli llego a un punto de velocidad  que me llevo al cielo, cuando note que empezaba a descender, lance mis manos a su trasero y lo apretaba y separaba como sabia que le hacia correrse, también movía mi cadera y cogiendo fuerza con los pies nuestras pelvis empezaron a ir en direcciones contrarias y opuestas, provocando el sonido de mis huevos en su coño, del que brotaban fluidos, mi masaje en sus glúteos surtió efecto y Eli cayo sobre mi para besarme de forma animal, ella ya casi no se movía pero yo estaba en pleno desenfreno, bombeaba su obertura totalmente empapada mientras separa sus nalgas, la respiración se le entre cortaba, y cuando la note vibrar aumente un tercio la velocidad, Eli solo callaba y recibía como una leona.

-ELI: ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡dios!!!!!!!- exploto de forma obvia, corriéndose abundantemente sobre mi polla, y moviendo la cadera de forma descontrolada, como queriendo sacarse mi  miembro de dentro, pero sin lograrlo.

Cayo mi pelvis a la cama, estaba agotado, pero con un erección de caballo,  una diosa, que se acaba de correr, aun ensartada y una ex actriz porno frotándose de forma obscena a mi lado,  supongo que no aguanto mas se incorporó, paso un pierna por encima de mi, de rodillas mirando hacia Eli, enfrentadas, bajó su cadera y  me planto el coño en la cara, lo tenia ardiente y húmedo,

-MATAHARI: ¡cómemelo por favor!- Ni lo pense y empece a chupara sus labios mayores, jugueteando con mi lengua, lleve un mano a su coño y se lo abrí, y mientras metía un dedo por su vagina con mi lengua lamía con calma su clítoris, totalmente hinchado.

Desde mi posición no podía ver mucho, pero oía como debían de estar besándose,  y recorriendo  todas  las partes de sus cuerpos, pense que hasta estarían chupándose las tetas una a la otra. Pasados unos minutos ya tenia de nuevo a Eli cabalgándome y a Matahari a punto de caramelo, estaba muy excitada, y mis hábiles dedos entrenadas sacaron jugo de aquella hembra, su corrida no fue tan húmeda, como pense, pero si efectiva, casi cayo de lado, y vi la cara de Eli, estaba fuera de si, me cabalgaba como nunca, me incorpore para besarla, pegue mi cuerpo al suyo y entre una mano en su culo y otra en sus pechos, siguió bombeándose contra mi, Matahari se puso detrás de mi, acariciándonos a los 2, yo baje mi cabeza para chupar uno de los pezones de Eli que estaba duro como piedra,  mientras ellas se besaban por encima de mi hombro. Note el calambre en mis riñones, Eli  también, y se separo un poco de mi, para mirarme fijamente a los ojos, sin parpadear, mientras seguía con un alocado movimiento de cadera. Me corrí sobradamente dentro de ella, pero no paro sus movimientos, siguió algún minuto mas hasta que se volvió a correr ella, nuestros fluidos se mezclaron, caían de su interior por mi polla, y nos volvimos a besar de forma ya mas calmada, como fin de una gran sesión de sexo, que había sido.

-YO: no creo que esto se pueda superar. – quería ser un halago para Eli, pero al parecer era un reto para Matahari.

-MATAHARI: de eso nada, yo no me voy de aquí sin follarmee a este semental. – Eli la miro por encima de mí, con cara de logro conseguido.

-ELI: ya sabes lo que tienes que hacer.

-MATAHARI: la cinta esta en mi abrigo, en el ropero, ahora quítate de encima que le voy a dar la follada de su vida.

-ELI: antes nos aseguramos, pero puedes ir divirtiéndote con el un rato mientras lo confirmo.- Eli se desencajo de mi, y mi polla flácida cayo por el peso, totalmente empapada, fue a coger el móvil y llamar a Mariana.

Mientras Matahari se me subió encima,  con una mano me pajeaba y me besaba por todo el cuello, o correspondí con caricias por todo su cuerpo,  pegando su cadera a mi con mi polla en  medio de nosotros.

-ELI: he he, con condón, a saber que mierda tienes tu “so´ puta.” – y saco del bolso una especie de caja de condones, XXL ponía.

 Se los tiro a Matahari que se separo de mi y me puso sentado al borde de la cama  con ella arrodillada entre mis piernas, con cierta habilidad, saco uno condón, lo abrió y lo puso en la punta de mi polla, que debido a su caricias andaba creciendo.

ELI: ¿seguro?, ¿ya la tienes? ¿Mira a ver que contiene?. – confirmaba con Mariana por teléfono.

Aquella mujer que tenia rogándome sexo, puso sus dedos con el condón pillado en  mi polla, luego sujeto por el borde, quito la otra mano y bajo su boca hasta la punta, con una habilidad pasmosa, fue bajando la boca, a la vez engullendo mi polla y la vez poniéndome el condón, cuando no pudo bajar mas, siguió con la mano. Una vez puesto se me subió a horcajadas, se chupo la mano de forma grosera y se la llevo al coño para lubricarlo, abrió sus labios mayores y cuando estaba apunto de ensartarse………..

-ELI: ¿la tienes? ¿Seguro? Perfecto, justo a tiempo, escóndela, nos quedaremos por aquí.  –Colgó- Tu zorra quítate de encima de mi chico.- se acero y la aparto de mala manera, haciéndola caer al suelo.

-MATAHARI: mala puta, me has dicho………

-ELI: te he dicho lo que querías oír, no voy a dejar que te lo folles, con condón y todo le puedes pegar algo, o eres tan mala zorra que lo mismo te quedas embarazada a propósito solo por dar por saco, vístete y sal de aquí,   ya has acabado –  y se dio la vuelta buscando su ropa,  de forma orgullosa.

-YO: joder Eli, ¿me vas a dejar así?

-MATAHARI: eso, deja que pruebe,  por favor, solo hasta que se corra.- Eli se paro en seco, puso cara pensativa, esa frase de Matahari la hizo darse cuenta de algo que yo no entendí, y me miro.

-ELI: ¿quieres follartela?

-YO: hombre, no es por ser ella pero la tengo dura de nuevo.

-ELI: ven al baño. – me cogió de la mano y me llevo al servicio, allí me quito el condón con cuidado y abrió le grifo de la pila, puso el condón debajo como para inflarlo de agua, y cuando se lleno un poco aparecieron unos chorrillos en la punta de condón – no tengas lastima por ella,  esta puta ha pinchado el condón mientras te lo ponía, como te he dicho es capaz de dejarse embarazar solo por joderte la vida, o salir de aquí con tu semen y ADN dentro y denúnciate por violación.

-YO: ¡¡¡¡ será zorra!!! , ¡¡¡¡¿¿Pero como se puede ser tan retorcida??!!! – lo dije mientras salía del baño a buscarla encolerizado, peor la muy fulana ya estaba medio vestida y saliendo de la habitación.

-MATAHARI: si quieres ganar dinero, llama este numero – lanzo una tarjeta al suelo, y se fue.

Eli me sujeto por detrás, agarrándome la polla.

-ELI: déjala,  ya tenemos lo que querríamos de ella, duchémonos y te ayudo con esta. – y empezó a masturbarme. – me fui clamando poco a poco hasta que las caricias de Eli me parecieron mas importantes que el cabreo que tenia.

-YO: esta bien,  pero solo si nos duchamos juntos. – yo no había dicho mi ultima palabra esa noche.

-ELI: esta bien, vamos.

Nos metimos los dos, no sin problemas por mi tamaño, en la ducha, pero también gracias a el,  nuestros cuerpos estaban muy juntos, abrimos el grifo de la ducha y lo colocamos en el soporte por encima de nosotros, , Eli estaba de cara a la pared y yo detrás de ella, acariciando su cuerpo con lujuria y restregando mi polla dura en su trasero, entre el calor del agua cayendo sobre nosotros y nuestras caricias no pasa mucho tiempo hasta que la situación pedía sexo a gritos, Eli se dio la vuelta , echo la espalda  sobre la pared, apoyándose y sujetándome por el culo atrayéndome hacia ella,  con el agua  recorriendo todo sus pechos, su torso  y  cayendo los lados y bajando hasta su obertura.

-ELI: ¡follame!, como el día de las duchas, no pares hasta que te lo ruegue.- y se abrió los labios con una mano  dejándome su coño totalmente ofrecido.

Un regalo por mi trabajo de esa noche supongo, me cogí la polla y se la forte por todo el vientre, mojándomela con el agua, después la coloque en sus labios amyores  y la movía de forma circular, tal como me había enseñado.

-YO: ¿en serio quieres eso?

-ELI: ¡¡¡¡si por, favor párteme en dos, lo deseo!!!! – se hizo rodeando con las piernas la cintura.

-YO: pues prepárate.

Di un golpe de cadera y metí mi miembro en sus entrañas, de inicio dando pequeñas embestidas y dejando que sus paredes vaginales se expandieran, cuando la tenía gran parte dentro, agarre con una mano su hombro y con otra su cadera, plante bien los pies y empecé a bombear, con calma, sin parar.

-ELI: ¡¡¡¡¡ohhhhhhh siiiiiiiiii diossssssss  estoy llena!!!- lo decía entre dientes pero según aumentaba mi ritmo lo hacia de forma mas elevada.

-YO: ¿es lo que querías? ¡¡Toma,  Toma, TOMA!!- repetía entre otras obscenidades, con cada golpe de cadera.

Ya no solo la embestía, sino que pegaba y separaba su cadera de mi con violencia, sus tetas  empapadas rebotaban con  cada arremetida, sin dejar de subir la velocidad, buscando ritmos cómodos que pudiera mantener durante unos minutos, cuando me cansaba bajaba la velocidad pero no cesaba en el movimiento, y retomaba con violencia, note que Eli  vibrara todo el tiempo,  ya no gritaba, solo aguantaba como una pared los martillazos que le daba,  en silencio, soltando algún gemido entre respiraciones, note en repetidas ocasiones como su cuerpo se tensaba y debía de correrse, pero entre el agua y mi fuerza no lo percibía. La lleve a un orgasmo tras otro, durante mas de 15 minutos no pare y eso me llevo a correrme de forma brutal en su interior, descendiendo el ritmo hasta que pare del todo.

-YO: ¡¡eres increíble, una diosa, no  puede haber mujer mejor!!

-ELI: ¡¡¡no te he pedido que pares, dame por el culo bestia mía!!!- bajo sus piernas,  se saco mi miembro,   me beso con pasión mientras se daba la vuelta, echo su cuerpo hacia delante apoyando su cara y sus tetas contra la pared y llevándose las manos al trasero separando sus nalgas- ¡¡DAME FUERTE!!

La obedecí, empape de nuevo mi polla con el agua que caía por su espalda, también moje una mano e inicie una leves caricias por encima de su ano, llegando a introducir con calma un dedo, con firmeza, y haciendo un poco de hueco, para tenerlo lubricado. Cuando la note preparado acerque mi polla a su ano y empece a hacer presión, costo un poco pero había trabajado bien la zona y empujando sus tetas empapadas contra la pared, metí el glande en su culo.

-ELI: ¡¡dios,  me partes!! – pero no se movía un ápice de su posición.

Con clama fui empujando, mi polla que ya estaba dura de nuevo sobre su culo, notando cada centímetro de polla que le introducía, por momentos Eli aprecia perder la consciencia y su cuerpo caía, yo la sujetaba para mantenerla en esa posición., cuando ya había metido mas de la mitad, la saque un poco y volví a hacer fuerza, eso arranco un grito ahogado en ella,  lo hice de forma repetida hasta que notaba la piel del ano hundirse y sobre salir con mis movimientos, acelere de nuevo cuando note algo menos de fricción, Eli se llevo una mano al coño y se lo masturbaba, introduciendo algún dedo en su agujero, yo lleve mis manos a su trasero y le separe los glúteos con fuerza, como le gustaba, sin dejar de percutir en ella. De repente……. Pare.

-ELI: ¿Qué haces? ¡¡¡Por dios no pares ahora!!! – lo decía mientras se seguía masturbando.

-YO: no hasta que me lo ruegues.

-ELI: ¡¡¡¡no seas carbón!!! yo te enseñe eso – no solo llevar a ese  punto a una mujer, si no hacerla reconocer que lo deseaba, eso aseguraba dominación sobre esa mujer.

-YO: solo aplico lo que me enseñas.

-ELI: eres un cabrón de míerda,  párteme el culo por favor, te lo ruego. ¡¡SIGUE!!

Contento con mi logro, empecé las embestidas mas bestias que recordé, cada golpe de cadera la hacia levantarse un poco, haciendo que sus tetas se frotaran contra la los azulejos, eso la hizo correrse de nuevo,  allí estaba de nuevo un caballo salvaje, moviéndose alocadamente, deseando ser liberada, pero sin lograrlo

-ELI: ¡¡¡¡para para por favor!!! La ignore, la estaba metiendo toda de golpe sin compasión, seguí bobeando de forma dura, sujetándola para que no se moviera tanto, no se si se corrió de nuevo o era la continuación de la anterior- ¡¡PARA!!! Yo seguí hasta que mi polla dijo basta y revénte sobre ella, la corrida debió llegarla a los intestinos.La baje con cuidado, sacando mi polla desinflada de su interior, estaba muy floja de fuerzas, pero se sostenía.

-ELI: no te quedas corto, me he corrido como una fuente,  estoy agotada, duchémonos y descansemos,  por favor- lo dijo mientras se llevaba las  manos a su coño y ano, notando el socavón abierto en su  trasero,  algo temblorosa.

La imagen de ella duchándose era lo que mas me ponía, pero después de una gran sesión de sexo duro estaba cansado, nos frotamos uno a otro y salimos desnudos del baño, nos tumbamos en la cama, algo deshecha., yo boca arriba y Eli de lado pasando uno de mis brazos por debajo de su cabeza, recostándola en mi  pecho, pegando su cuerpo a mi,  abrazándome por el pecho con un brazo. Nos quedamos así un par de horas, con ella siento con fuerza, mi respiración y  latidos, yo la acariciaba a ratos el contorno de su piel,  y otras su pelo, húmedo de la ducha, pegado a su cuerpo.

-YO: por favor, no acabes con esto.

-ELI: tiene que ser así, créeme yo tampoco quiero, pero nada ha cambiado, debemos hacer nuestras vidas, esto ha sido un…..maravilloso y divino “impasse”, pero ha de acabar mañana, es neutro ultimo día, estaremos en contacto, te lo juro, no quiero perderte. – me pareció injusto que no quisiera perderme pero no siguiéramos la relación, pero era la única forma de seguir viéndola.

Mire el reloj,  más de las 5 de la mañana, sonó la puerta.

-MARIANA: ¿estáis aquí?

-ELI: si, si, pasa.

-MARIANA: no se como narices lo habéis hecho pero os debo la vida….- mientras  mascullaba preguntado como lo habíamos logrado hasta que nos vio desnudos en la cama, su visión era normal hasta que de forma obvia clavo su mirada en mi relajada polla-……..entiendo, vaya como te lo tenias calladito, has debido de hacerla disfrutar mucho para hacerla hablar, la he visto irse muy enfadada con la ropa mal colocada.

-YO: en realidad ni me la he tirado, Eli no me ha dejado jajajjaja

-MARIANA: pues como os las gastáis, anda vestiros y salgamos de aquí, tenemos que ir recogiendo.

Mientras lo hacíamos nos cuestionamos que hacer con al cinta, Eli quería destruirla para que nadie al usara a su favor, Mariana quería quedársela y sacar tajada, a mi no me aprecia que fuera una decisión nuestra.

-YO: Mariana, ¿puedes averiguar el número de habitación de una persona?

-MARANA: claro –  me levante y le susurre al oído un nombre.

Se marcho con el recado mientras nos vestíamos, ayude a Eli con su vestido, y por poco me la vuelvo a follara, si no hubiera vuelto Mariana tan deprisa.

-MARIANA: la tengo, es la 143, esta aquí cerca., tengo la cinta.

Nos arreglamos bien y con Eli cogida del brazo  y ella con sus zapatos en la mano,   nos acercamos a aquella habitación, con Mariana siguiéndonos,  no contenta del todo. Llame a la puerta con Eli cogiéndome de forma cariñosa el brazo. La puerta se abrió y salude.

-YO: buenas noches,  o ya casi mañanas, Duquesa.- estaba sorprendida, ya sin la chaqueta del traje y con el maquillaje corrido y los ojos enrojecidos, había llorado.

-DUQUESA: aahhh hola encanto, ¿que haces aquí?

YO: solo me pasaba a saludar, ¿que la ha pasado a usted?

-DUQUESA: nada, cosas de mi marido, no le ha sentado bien nuestro beso cuando se lo han dicho- se seco alguna lagrima y trataba de quitarse el maquillaje con la mano.

-YO: ese carbón no se merece a una mujer como usted, vale mucho mas que el.

-DUQUESA: gracias cariño, pero que puedo hacer, es mi marido.

Mire a Eli, note aprobación y orgullo en su mirada, mire a Mariana detrás de nosotros, nos miro seria un par de segundos…..

MARIANA: esta bien, poder esto es una basura – se acerco enfadada y me dio la cinta de  mala manera antes de irse- esto es perder una oportunidad única.- se fue.

-YO: aquí tiene mi señora.- le di  la cinta a ella.

-DUQUESA: ¿Qué es esto?

-YO: una cinta, en la que se ve a su honorable marido teniendo una aventura con la presidenta de la federación de tenis.- puso gesto de disgusto, temiéndose un chantaje – no por dios, me ha entendido mal, lo hemos pasado muy “mal” para recuperarla de las manos de Matahari, es la única copia, y no quiero que acabe en manos equivocadas, aquí la tiene usted decide que hacer.

-DUQUESA: esto es….. muy poco ordinario, podrías haber hecho mucho daño a mi marido con esto.

-YO: y usted de rebote, y eso no me parece bien.

-DUQUESA: muchas gracias, alargó la mano y cogió la cinta, agache mi cabeza y bese su mano antes de soltarla.

-YO: mucha suerte, confío en que hará lo que crea mejor.- Eli me cogió de nuevo del brazo y nos marchamos. Lo ultimo que supe es que su marido inicio  un par de años de “locura económica” ayudando a muchos deportes minoritarios, incluyendo la gimnasia, antes de anunciar que a final de su tiempo de cargo electo, no se presentaría de nuevo y se retiraba de la vida publica, sospeche los motivos de todo aquello.

Eli me acerco con el coche a mi casa, y se despidió con algo de pena.

-ELI: mañana el ultimo día, ahora duerme un poco antes de ir al instituto.- eran las 6 de la mañana y yo entraba a las 9 de no ser así hubiéramos ido a su casa a terminar la fiesta.

La di un beso tierno mientras acaricia su rostro y me baje del coche, la despedí con la mano antes de que se fuera. Subí a mi casa, y al pasar por el pasillo vi a mi padre con una luz encendida, esperándome.

-PADRE: ¿Qué tal hijo mío? ¿Lo has pasado bien?

-YO: no lo sabes tú bien papa, no lo sabes, anda vamos a la cama.- nos sonreímos,  le ayude a levantarse del sillón donde estaba y le abrace antes de irnos a dormir.

Dormí bien un par de horas, estaba agotado, había vivido mucho en una sola noche, desperté de milagro, llamado mi madre, fui al instituto como un zombi, no recuerdo nada de aquel ida, llegue a casa y me eche la siente hasta la hora de volver al gym. Mi padre me acerco y fui comentando los detalles más livianos de mi diversión en la noche previa. Llegamos y entre al gym, con una sensación agridulce,  era nuestro ultimo día. Al entrar me sorprendí, Eli estaba hablando con Laura, la hija del alcalde y con la Duquesa, vestidas de chándal. Me acerqué a preguntar, Eli me vio 1º.

-ELI: hombre, aquí esta nuestro héroe jajajaja- inicio un aplauso que siguió toda la clase.

-YO: ¿que pasa?

-ELI: aquí nuestras nuevas clientas del gym, Laura me ha llamado y se ha apuntado, por allí nada un amigo tuyo- señalo a una esquina donde estaba Mario con ojos inyectados en sangre, pero sin moverse.- La Duquesa se ha puesto en contacto conmigo a través de Mariana, y cambien se ha unido a nosotros.

-YO: es un placer ¿peor por que lo de héroe?

-ELI: les hemos contado a todos tus proezas de ayer, la Duquesa se ha comprometido a pagarme 1 año de alquiler del gym, y con los ingresos de mas de este mes he contratado nuevos monitores, has salvado al negocio.

-YO: joder, y es mi ultimo ida, ¿quienes son los nuevos monitores?

-ELI: allí están sentados para ver la clase y empezar mañana.

Mire y había 3 hombres y 2 mujeres, un rubio,  un moreno y un negro enorme, todos mazados de gimnasio y con ropa ajustada, la chicas eran también carne moldeaba de ejercicios, una preciosidad de muñeca rubia y la otra que tenia aspecto cubano.

-ELI. Venga, demostrémosles de lo que somos capaces, ¡¡¡en posición!!!

Así lo hicimos, 30 minutos de ejercicios para lucirnos y otros 30 de bailes, la Duquesa y Laura estaban atrás y trataban de seguir el ritmo con Lara, mientras miraban, y reían, llego nuestros bailes y mientras la Duquesa se mostraba mas calmada, Laura se restregaba como una stripper en una barra americana.

Termino la clase, y nos despedimos entre saludos, agradecimientos, deseos de suerte y risas, hasta que nos quedamos solos Eli y yo.

-ELI: bueno creo que ya hemos acabado, que te ha parecido la experiencia.

-YO: increíble, no pude elegir mejoro mujer. Pero tengo que decirte que ver a esos rudos gimnastas me ha puesto algo celoso.

-ELI: debí decírtelo, llevo unos días mirando personal,  se acaba tu mes y esto no para de crecer. Me has salvado la vida y el negocio.

-YO: y me lo pagas apartándome de ti.

-ELI: ya lo hemos hablada, y para cortarlo ya,  quiero que sepas que lo de ayer fue el final, no hablara nada hoy. Solo me queda darte unos consejos finales.

1º Ten cuidado, no todas son como yo y puedes hacer mucho daño, no solo con tu pene, si  no por como te mueves, eres un animal.

2º Pasa de las menores, ya tienes 18 años y te puedes meter en líos, no te van a aportar nada que no pueda una de 18.

3º Lo que te he enseñado ya queda en ti, tu sabrás como usarlo, pero por favor te pido que no te vuelvas un imbécil como mi ex novio, se tu, el chico maravilloso que me ha dado esperanzas.

4º Y para acabar, para evitar disgustos, deberías hacerte una vasectomía, podrás follar a pelo, es reversible y así evitaras líos de embarazos hasta que tu decidas tener hijos,  pero ten cuidado con quien, ya te he hablado de las ETS. Es cirugía menor, en 2 días estarás tan tranquilo y yo pediría algún certificado para llevar encima siempre, te podría ayudar.  

Me dolió no poder tener una última vez su cuerpo entre mis brazos siendo consciente de ello. La ayude a recoger y me despedí de ella con un beso de cariño, largo y caliente, pero sin querer ir a mas, dándole un sonoro azote en el trasero.

-YO: hasta luego, princesa. – me fui.

Salí del gym, y decidí irme andando a casa, para pensar por el camino, ataje por un camino de un  parque, era tarde y estaba anocheciendo pero aun había rayos naranjas del sol en el cielo. Era una imagen preciosa, que calmo mis pensamientos, de nuevo, me habían rechazado pero esta vez mi sensación no fue de odio, rabia o desolación , si no de que había acabado una etapa en mi vida, una etapa preciosa y que no olvidaría, pero había concluido, no era el fin,  solo un nuevo comienzo, que daba paso al resto de mi vida, y mientras caminaba esa sensación me fue pareciendo mejor idea, dejando atrás el gym con Eli en su interior y avanzando hacia lo desconocido,  diferente, habían pasado 5 meses largos desde mi operación y ya no era un gordo gracioso que caía bien pero era un cero al izquierda para las mujeres, ese chico estaba enterrado ya, dentro de mi, sin olvidar quien era y de donde venia, pero abriendo las puertas a un chico, seguro, preparado,  moralmente recto y con el mundo a mi disposición

Aquí, en el final del camino del parque, note al universo llamarme, invitarme a una ventura,  a vivir, y esta preparado.

CONTINUARA…….