cuñada portada3Había llegado el verano, y vaya forma de hacerlo, mi relación con Ana estaba evolucionado y Sin títulocambiando constantemente con el marco sexual de fondo, no supe cuanto hasta mas tarde, era feliz descubriendo esos pequeños placeres de una relación larga y consolidada, no os equivoquéis, que ya hubiera terminado de formar a mi pareja, Ana, que ya era la mejor mujer en la cama con la que había estado, así de simple, no la cambió a mis ojos fuera del sexo, era una niña dulce, cariñosa, amable, gentil y romántica, seguía llenándome a nivel personal. Mas de 9 meses de follar a diario y de entrenarla en todo lo que sabia, ya tenia a una igual en el terreno del sexo, si, yo dominaba mas pero era una cuestión puramente del tamaño de mi polla y poderío físico, lo que era follar, estabamos a la par, aquellos juegos inocentes del inicio habían dado paso, no solo a convertirla en una folladora de calidad, sino a desvirgar su ano y trasformarla en una amante del sexo anal, si no que su mente se había abierto de tal manera que no solo había consentido, si no que había manipulado para lograr que Lara, su mejor amiga y compañera de piso, se convirtiera en nuestra puta personal, después de meses de aguantar y regocijarse que aquella tetona salida fuera detrás de mi sin lograr nada, le había dado la vuelta y la había desvirgado ella misma con los mismos consoladores con los que la desvirgué a ella, anulando su voluntad ofreciéndola una follada entre nosotros que la hizo ver que no éramos 2 críos tontos a los que una niñata como ella pudiera controlar usando sus armas, y menos que yo cayera en sus redes pese a sus 2 poderosos argumentos, así que entendió que su única forma de llegar a mi, era someterse, y como tal, Ana tuvo lo que quiso, a su amiga del alma roba novios, esclavizada a su voluntad, mi regalo.

En el anterior relato me quedé en como dormí esa 1º noche con ellas 2 en la cama, y de cómo me costó dormirme, aun así lo hice, pero me desperté de nuevo, Lara estaba gimiendo por que mis manos estaban trabajando sus pezones en mis sueños, joder, ni dormido podía parar, la dejé de golpe y me levanté dejando a Ana dormida y a Alicia gimoteando, me fui al baño y luego a la cocina, me encontré a Alicia dormida en el sofá, no entendía el por que hasta que la vi, con un consolador de gran tamaño en la mano, tapada por una suave manta, que curioso, levanté, y como adiviné, no llevaba nada debajo, desnuda y con un fuerte olor a fluidos de hembra desatada, me dio por pensar que se había matado sola con ese consolador mientras nos oía jugar con Lara, tenia su mérito, aquel rabo de plástico era como la mía en reposo, sabia que Teo no la tenia tan grande como esa, así que ella misma pensaba que aquellas caderas y aquel trasero merecían o necesitaban algo mas, aparte de que por lo visto hacia semanas que no lo hacían, estaban enfadados, y estaría necesitada. Me sorprendió que 1º tuviera ese consolador, 2º que lo usara sola y 3º que lo hubiera hecho quedándose dormida en el salón, mal tapada con una manta y abierta de piernas como una cualquiera, ella era mejor que eso, la tapé con la manta y dándola un beso en la frente la cogí entre mis brazos para llevarla a su cuarto, se agarró adormecida a mi cuello de forma dulce y la dejé en su cama, tapándola con una manta, me agarró de una mano al irme, pidiéndome que no me fuera, aludiendo a Teo, creería que era el, y debo reconocer que dude, pero me fui seguro de mi buena acción, ya tenia 2 coños en mi cama, uno de 1º nivel, y ella era mi hermanita y la novia de mi mejor amigo, la mente de un hombre es muy liberal cuando quiere. Ahora si me fui a la cocina y repuse líquidos, cogí una botella de agua y volví a la habitación, le ofrecí agua a Lara que esta despierta aun, bebió bastante, hasta se le cayeron una gotas en sus tetas, lo hizo a aposta, pero hábilmente para que no lo pareciera, seguía queriendo provocarme a pesar de todo. Me acosté boca arriba y Lara se giró pidiéndome permiso para recostarse sobre mi pecho, se lo concedí y así, abrazado a ella, me dormí, me volví a despertar casi de madrugada, Ana estaba moviéndome el brazo para ponerse sobre mi pecho igual, lamentó despertarme dándome un beso, y se colocó de forma idéntica a Lara pero del otro lado, así quedé, con ellas usando mis brazos y mi pecho de almohadas, una a cada lado, me volvía dormir ahora ya si hasta mas tarde, oí la puerta de la habitación y de reojo vi a Alicia mirándonos, alucinaba al ver a Lara a mi lado, abrazadas y yo en medio con mi polla tiesa de mis empalmes mañaneros.

-YO: ¿que pasa?

-ALICIA: no, nada, es que estos aun no han vuelto.- se refería a Manu y a su novio, Teo, me incorporé sin despertarlas, dejándolas acostadas, y al instante reaccionaron ambas abrazándose una a la otra para seguir durmiendo, saliendo a hablar con ella fuera para no despertarlas.

-YO: dios, ¿que hora es?

-ALICIA: son las 12 de la mañana.

-YO: ¿y aun no han vuelto desde ayer?

-ALICIA: no, y estoy preocupada, me da cosa llamar o hablar con Teo tal y como esta conmigo y Manu no me coge el teléfono.

-YO: esta bien, déjame el móvil y llamo yo a Teo. – así lo hizo, sin dejar de mirar mi polla empalmada, llamé.

-TEO: ¿que coño quieres?, pesada

-YO: hey tranquilo, que soy Raúl, ¿donde andáis?

-TEO: ¿y que narices haces tu con el móvil de Ali?- su tono era de enfado, no se le había pasado.

-YO: nada, que tengo el mío sin batería, y ando preocupado, ¿donde andáis?

-TEO ah, vale, no nada, que al final nos encontramos con unos amigos de Manu, y nos hemos quedado a dormir en su casa, salimos muy tarde de un local y no íbamos bien para conducir.

-YO: ah, ok, pues nada, descansad, venís a comer o…..

-TEO: no se tío, luego os llamo, ahora solo quiero dormir.- me colgó.

-ALICIA: ¿Que tal? ¿Les ha pasado algo?

-YO: nada, que iban muy mamaos como para coger el coche y venir, y se han quedado en casa de unos amigos hasta que se les pase, ya vendrán cuando estén mejor.

-ALICIA: muchas gracias, así me quedo mas tranquila, jo, no se que le pasa pero esta muy raro.- la cogí del brazo con mimo.

-YO: tu tranquila, ya se resolverá, tu dale tiempo.

-ALICIA: siento molestar, no quería interrumpir nada.

-YO: tú tranquila, siempre que necesites, algo avísame.

-ALICIA: no sabia que…….bueno, no es cosa mía, pero que Lara también……vamos que la había visto andar en tu cuarto y eso……. pero ahora estas……….. ¿con las 2?

-YO: jajaja nada, juegos tontos nuestros, vamos a darle un escarmiento a Lara por ser tal golfa jejeje, que andaba muy pesada detrás de mí y Ana la quiere castigar.

-ALCIA: hijo mío, es que es normal, no puedes ir por ahí con el rabo fuera todo el día que no somos de piedra….- se cayó queriendo desdecirse, se le habia escapado.- quiero decir, que no me importa a mi, pero a ella, no se, lo mismo la ha confundido o algo, es que la tienes tan gorda que….- ahora se tapó la boca, se había metido en un jardín y no sabia como salir de allí, normalmente haría broma o simplemente me reiría dejándola seguir metiendo la pata, pero estaba muy sensible con lo de Teo.

-YO: esta bien, si tu quieres me pondré algo encima contigo delante.

-ALICIA: no, si a mi me da igual, pero solo digo que a Lara le haya gustado lo que veía.- ahora si, segura en lo que decía pero roja de vergüenza, queriendo inútilmente levantar la mirada de mi polla tiesa, apuntándola.

-YO: pues nada, si quieres vuelve a la cama y duerme un rato mas, yo lo voy a hacer, estoy reventado.

-ALICIA: vale, y gracias por lo de ayer.

-YO: ¿el que?

-ALICIA: si estos no han venido solo tu has podido llevarme a la cama, gracias – me guiñó un ojo y me fue a abrazar, pero no podía con mi polla tiesa, así que sin rubor alguno la cogió con la mano y la puso de lado para alcanzarme, me pilló de sorpresa pero no le di importancia, respondí el abrazo con alguna palabra de animo y cariño, dándola un beso en la mejilla, al separarse soltó la polla y la golpeó en el brazo.- ainss hijo de verdad como sois los tíos- y se fue contoneado su despampanante trasero, no se si fue buscado o no pero vi algo de provocación en su forma de andar.

Volví a la cama, a dormir un par de horas mas, estaba Ana sola, de pie junto al baño, me tumbé en la cama.

-YO: ¿que haces?

-ANA: aquí nuestra puta, que tenía ganas de ir al baño y la he dado permiso, también necesitaba ir así que andamos esperando a que termine para volver a la cama.

-YO: deprisa, esta cama esta muy fría y solitaria sin vosotras.

-ANA: joder, ¿ya la tienes dura? ¿y de donde vienes?

-YO nada, que estos aun no habían venido y Alicia estaba preocupada, pero ya esta todo hablado, luego vienen, y si, ya la tengo dura, de hecho no es mala idea que detrás de vosotras entre yo al baño.

Según salió Lara me metí yo dándola un cachete en el culo, oriné bastante y me aseé un poco, antes de volver a la cama, donde ya me esperaban, dejándome el sitio del medio de nuevo, ya con la polla algo menos tensa, pase por encima de Ana dándola un buen beso y volviendo a acostarme con una en cada brazo, Lara me miró como pidiendo un beso para ella también.

-YO: tu aun no te lo has ganado.- lo dije apretándola contra mi con toda la intención de besarla, pero sin hacerlo.

Ahora quedé dormido como un tronco, al ser entre semana, no trabajaba, ni ellas tenían ninguna obligación, así que nos despertábamos cundo nos salía de las narices, no se cuanto paso, pero de nuevo me despertaron, esta vez eran caricias y lametones en mi polla, estaba boca arriba como me había quedado dormido pero ahora tenia a las 2 chicas de rodillas, una a cada lado, con Ana comiéndome la polla, dándola indicaciones a Lara “ahora juegas con la lengua en el glande así” ”luego lames y chupas todo el tronco” ”chupa y succiona, no solo te la metas en la boca” ”ahora baja a los huevos y juega con ellos, pero no dejes de masturbar” ”si no puedes mas, coge con ambas manos y dale velocidad, escupe y babea sobre ella, mientras juegas con el glande” , joder ,le estaba dando una master class de comerme la polla.

-YO: buenos días.

-ANA: shh tu calla y no te muevas, estoy enseñando a esta puta a comerse un buen rabo, ahora lo hace ella y si te gusta, la dejo que la comas el coño como bien sabes, si no, la meto el consolador yo por el coño hasta que me canse.- la mirada de Ana era perversa y la de Lara de pánico a no hacerlo bien, mientras que yo la di placer, Ana la había destrozado el himen de forma brutal.

-YO: pues nada seguid.

Y así lo hizo, Ana aguantó un rato mas hasta que se cansó, y dejó de chupármela para darla la orden de que lo hiciera ella, luego se tumbó a mi lado besándonos con pasión, llevando mi boca a repasar su cuello y sus senos, mientras una mano se metía entre sus nalgas y el hilo del tanga para jugar con su ano.

-ANA: venga puta, empieza, no tenemos todo el día.- se quedó mirando como Lara cogía con fuerza mi polla.

No era la 1º vez que la tenia en la mano tiesa y desnuda, pero si la 1º en que tenia permiso para hacerlo, se deleitó y rememorando los pasos, agachó la cabeza hasta besarme el glande, para ir bajando por toda la extensión dando pequeños lametones, era diferente y menos hábil, no era la 1º polla que se comía, pero no de ese tamaño, mientras mi dedo ya entraba y salía del ano de mi chica, los 2 admirábamos como intentaba tragarse mas de 1/3 de polla, con arcadas incluidas, tuvo que retroceder y volver al manual de Ana, trabajo el glande con la lengua mientras su 2 manos no paraban de masturbar, luego bajaba por el tronco dando largos lametones por todo mi miembro, y bajando a mi huevos para metérselos en la boca, sin parar sus manos, eso ya era mas familiar, y me estaba matando, sin duda las manos de Lara habían hecho muchas pajas, su ritmo era infernal y me estaba calentando, lo pagaba el culo de Ana que ya con 3 dedos dentro estaba siendo sacrificado, ella misma se llevó una mano al coño y se masturbaba por encima del tanga, pasando su pierna por encima mía para facilitar ambos trabajos manuales, gimiendo entre suspiros y besos alocados.

-YO: esa guarra lo esta haciendo bien, me voy a correr.

Al instante Ana bajó hasta mi polla, apartando a Lara que estaba a punto de recibir mi semen, cogió mi polla con ambas manos y se metió media polla en la boca acelerando sus manos hasta recibir todos los choros de mi simiente caliente en su garganta, no paró sus manos hasta que se aseguró su enorme ración de esperma, no se lo tragó como era habitual en ella, agarró a Lara mientras iba con la cabeza levantada y la boca abierta, la tumbó boca arriba sobre mi, dejando su cabeza sobre mi cuello, y poniéndose encima de los dos, sujetó la boca de Lara y se la abrió, para justo después con un gesto veloz hundir su boca en la suya, y comenzar a besarse con lengua de forma violenta, Lara gemía asqueada, luego supe que era su 1º vez en tener semen en la boca, pero Ana controlaba la situación, atacó sus pezones, con las manos, muy enrojecidos y duros de la prenda, el corpiño elástico de Ana, eso acabó con cualquier resistencia y vi como iban pasándose mi semen una a la otra con la lengua durante unos segundos, y como se separaba Ana y dejaba caer un hilillo blanco sobre la boca de Lara que recogía gustosa.

-ANA: ahora trágatelo puta.- no se negó pero no obedecía, Ana llevó su mano al coño de Lara y le apartó el tanga para meterle 2 dedos de golpe en su irritado coño.- ¡que te lo tragues! o voy a por el consolador y te abro el coño de nuevo.

Vaya diosa de la dominación, Ana me miraba para reafirmarse si iba bien o no, pero estaba clavando el papel ella sola, Lara al sentir sus dedos se estremeció, pero seguía sin tragárselo, entonces llevé mis manos a sus tetas, metiéndolas por dentro del corpiño elástico que la estaba matando desde anoche, acercando su oído a mi boca.

-YO: vamos, trágatelo, tienes que acostumbrarte, a partir de ahora será tu desayuno, no vas a comer nada hasta que te tragues mi semen cada mañana – Ana me miró ilusionada y sorprendida por mi idea.

Lara cedió, no podía mas, estaba siendo masturbada por Ana, y mis manos en sus tetas la estaban llevando al paraíso, tragó, y lo hizo varias veces, Ana le abrió la boca y la examinó de forma abusiva.

-ANA: muy bien puta, así se hace, te has ganado que mi hombre te como el coño, o lo que el quiera hacerte.

Solo al oír eso cogí de las caderas a Lara y de un tirón la senté en mi cara, mirando hacia mi cuerpo, donde se colocó Ana y se ocupo de los besos y las caricias por los labios, cuello y tetas de Lara, como tenia el tanga ya echado hacia un lado lo tenia en mi cara, ajusté posición y metí mi lengua en su coño, separando las nalgas y jugando con un dedo en su clítoris, hinchado de manera colosal, no tardé ni 2 minutos en hacerla correrse, esa facilidad me la puso dura tan rápido que terminó golpeando en la espalda de Ana, montándome por la cintura, que sin pensarlo retrocedió un poco, se apartó el tanga y se la metió en el coño de forma pausada, haciéndome temblar al notar como la abría poco a poco.Sin dejar de besare con Lara, comenzó a cabalgarme como mejor sabia, eso le provocó un 2º orgasmo a Lara, ya que ahora, con Ana apoyada en mi pecho vientre, tenia sus tetas a la altura perfecta para poder lamerlos, chuparlos y mordisquearlos, aun así, bajo sus temblores, mi lengua seguía su ritmo habitual, haciéndola gemir manteniendo la respiración, era un corderito e iba a lamentar haberse metido en la cama de 2 lobos.

-ANA: amor, si haces que esta puta se corra como una fuente, no te lo tragues, quiero que esta zorra se coma también su propia lujuria.- me pareció una excelente idea.

Apreté su cintura y aceleré mi lengua y mis dedos, provocándola orgasmos cada minuto que pasaba, me tenia que dar prisa, Ana me estaba follando como una campeona y quería darla lo suyo antes de correrme, metí un dedo en el coño de Lara y buqué su punto G, sencillo, nada mas rozarlo un par de veces comenzó a convulsionar, como cuando te metes en agua helada, metí mi boca abierta en su coño y con un par de lametones mas se corrió con una cantidad de fluidos que me costó contener, en parte por la cantidad y en parte por que la cadera de Lara se movía endiabladamente, tuvé que sujetarla muy fuerte para que no saliera despedida, hasta que cayó fulminada sobre Ana, que la sujetó a duras penas, mientras termina de cabalgarme.

-ANA: venga puta, la que se creía mejor que yo, esto aun no ha acabado.- la dio la vuelta poniéndola a horcajadas sobre mi cintura y la obligó, acostándose sobre ella, a besarme, la recibí con la boca abierta llena de sus emanaciones y con algo de asco empezó a meterme la lengua, mientras Ana apretaba con su mano en la nuca, gritándola que chupara y sorbiera cada gota.

Obedeció, fue perdiendo ataduras y terminó disfrutando de sus propios jugos, cogiéndolo de mi boca, tragando si parar sus emanaciones, y jugando con ellas en mi boca, eso me motivó aun mas, con Lara rendida sobre mi pecho besándome alocadamente y Ana cabalgándome justo detrás, decidí dar otro golpe sobre la mesa, levanté la cadera apoyando los pies, elevando a las 2, sujeté la cadera de Ana rodeando a Lara y comencé a follar yo, sacando a la bestia, la necesita para poder golpear con la pelvis a las 2, el resultado fue un espectáculo criminal, con Ana corriéndose poseída cada pocos minutos al notar a la bestia pariéndola en dos y ver a Lara en medio, siendo sometida a la misma fuerza sin penetración, una mera espectadora, pero sintiendo cada golpe, la energía, la velocidad y la continuidad, tenia los ojos abiertos como platos ante mi despliegue físico, las acometidas eran tales que las tetas de Lara terminaron en mi cara y por ende sus pezones sensibles que ataqué encantado, no se si Ana la estaba masturbando por detrás o no. o si fueron mis golpes de cadera, pero saqué otro orgasmo a Lara antes de que Ana cayera rendida sobre la espalda de su amiga, ya sin hacer fuerza contra mi. 30 minutos calculo, fue casi bíblico, tener a las 2 rendidas una encima de la otra, me llevó a correrme en Ana dando mis últimos 2 o 3 minutos de frenesí, donde Ana regreso en si y Lara vibraba de tensión, hasta que los espasmos de mi columna pararon al vaciarme, empapado en sudor, viendo como Ana sonreía y Lara me miraba con ojos de pánico.

-LARA: eres un animal, esto no es humano.

-ANA: te lo dije puta, este es mi hombre y tu eres una mierda a su lado, y al mío.

-YO: ¿te ha quedado claro?

-LARA: si.

-YO: ¿que es lo que deseas?

-LARA: quiero llegar a ser digna de que me partas en dos de esa manera y no morir en el intento.

-ANA: eso solo lo lograras si eres una buena puta, como hoy, recuerda, eres nuestra, o jamas probaras a mi hombre, ahora deja que te coma las tetas hasta que se la pongas dura de nuevo, aun quiero mi anal de la mañana, se incorporó hasta besarme ante la cara de horror de Lara, que no comprendía como eso no era suficiente para Ana, a la que tenia por mosquita muerta.

Ataqué de nuevo las tetas de Lara, ahora le quité los tirantes del corsé y las saqué para hacerlo piel con piel, tenia los pezones totalmente erectos e irritados, hipersensibles, no me costó nada ante su liviano cuerpo tembloroso sacarme otra erección, realmente eran una maravilla de tetas, Ana se incorporó, se tumbó a mi lado boca arriba y ordenó a Lara que se pusiera a 4 patas encima suya, quedando sus enormes ubres colgado a su disposición, yo me puse de rodillas detrás de ellas y sacando la cadera de Ana, dirigí mi polla a su ano, atravesándolo con fiereza pero despacio, Ana normalmente gritaba un poco al principio de los anales, hoy tenia la boca ocupada por 2 masas ingentes de carne, la levanté las piernas de apoyo y fui acelerando el ritmo poco a poco hasta que la ensarté entera golpeando como mi pelvis el coño de Lara, haciendo que el ruido de golpes fuera en su trasero y no en el de Ana, eso duró hasta que me cansé de sujetarla las piernas, cambie el orden de piernas poniendo las de Ana por fuera y la de Lara por dentro, haciendo que Ana rodeara con sus piernas la cintura de Lara, como sujeción, y luego aferré mis manos a las tetas de Lara como sustento mas cómodo y saqué a la bestia de nuevo, masacrando el culo de Ana que colgaba de su amiga, mis manos no solo se agarraban sino que jugaban con los pezones de Lara sacándola algún orgasmo, entre eso y los roces en su coño de mi pelvis al perforar a Ana, que no pudo contenerse y se corrió como un globo de agua pinchado, bañándonos a todos, pero no paré, iba a por mi 3º corrida y duré mas de 1 hora follándome el culo de mi novia usando a su amiga como anclaje para ambos, la cual se corrió tantas veces por ello que predí la cuenta, todos gritando barbaridades, y de nuevo al ir a correrme solté la cadena de la bestia haciendo que Ana se desmayara ante los ojos atónitos de su amiga, antes de correrme la saqué del culo de Ana y cogiendo del pelo de la nuca a Lara la obligué a comerme la polla mientras me corría, hundiendo mi rabo entre sus labios llenando de semen hasta que se atragantaba, luego la levanté la cabeza poniéndola a mi altura mirando fijamente, entendió mi idea, cerró la boca y con algo de orgullo, se lo tragó todo de nuevo, abriendo luego la boca y moviendo la lengua para hacerme ver que no quedaba ni gota.

-YO: esto es lo mínimo que te espera cada día, si no eres capaz de soportarlo, dilo ahora.

-LARA: no es lo que yo quería, pero aguantare esto, y mil más con tal de que me folles como a ella.

-YO: para eso queda mucho aun, ella tiene que dar su bendición y solo lo hará cuando estés preparada, pero para ser tu 1º día de puta, te lo reconozco, no has estado mal.- la solté del pelo y cayó agotada a la cama junto a Ana, que ya había vuelto en si, y estaba atenta a lo que ocurría.

-ANA: es cierto, eres una buena puta, ahora ve tal como estas a por algo de beber, a mi hombre después de follar le gusta beber, así que tu trabajo es ir a por ello siempre que terminemos.- asintió y andando medio ida fue a salir- ah y cuando te encuentres con Alicia, y te pregunte cualquier cosa sobre nosotros, dila lo que ha pasado, todo, no te dejes detalles- volvió a asentir antes de irse.

-YO: ¿para que quieres que se lo diga a Alicia?

-ANA: es una sorpresa.

-YO: no juegues con Alicia, esta muy sensible con lo de Teo.

-ANA: vale, pero tu déjame a mi.

-YO: te estas convirtiendo en un peligro para todos, eres una jodida depredadora.

-ANA: jo, solo quiero divertirme, y esto de Lara va a ser la leche.

No se equivocaba, la 1º semana de servicio, por así llamarlo, paso igual, durmiendo con las 2, no paso un solo día sin rociarse de vainilla, como le pedí, con Ana humillándola constantemente, en privado y en publico, la hacia ir desnuda delante de Manu o Teo, masturbares en mitad de la calle, la sacábamos a pasar como si fuera un perro, ordenándola ir a liarse un tío cualquiera de la calle, o atarla a una silla durante horas mientras nos veía follar como posesos, pero todas las mañanas eran igual, me levantaban las 2 comiéndome la polla, para luego jugar entre ellas a tragárselo, los días que no trabajaba me tiraba a Ana usando a Lara de mil formas, comiéndola el coño, las tetas o la boca, masturbándola y metiéndola los consoladores por turnos, los días que trabajaba las dejaba en la cama retozando entre ellas, hasta que su coño se volvió tan fácil y abierto que ya no sentía el mas minino dolor, solo se corría sin parar. A veces sin Ana en casa me pedía que me la follara para entrenarse, pero la daba azotes en el culo por intentar desobedecer a su ama, a la cual se lo contaba y esta la castigaba, cogía el consolador mas grande de los 3 y la follaba de forma animal, pero para cuando terminó la semana tuvo que coger prestado el grande de Alicia para abrirla mas el coño y hacerla sufrir.

Me acuerdo del 3º o 4º día de piscina, de inicio hice que Lara me la chupara en uno de los vestuarios hasta correrme y hacérselo llevar en la boca a Ana, que estaba fuera, para entregarla su ración, besándose alocadamente delante de todos. Luego Ana vio a un señora en top less y obligó a Lara a quitarse la parte de arriba del biquini, su actitud no fue molesta, de hecho se sintió bien, no seria la 1º vez, pero como Ana quería hacerla sufrir, la ordené que a todo el tío que yo la viera mirándoselas, se lo llevara al agua y lo masturbara hasta sacarle el semen. Ana me miró como si acabara de descubrir la cura del cáncer, y la de Lara de odio, sus descomunales tetas al aire no pasaban desapercibidas, mas aun cuando éramos un grupo que llamaba la atención, Manu era alto rubio de ojos azules, Teo un chico mono, yo un morenazo de 1,90 marcando músculos y Alicia y Ana fueron a juego con el biquini negro de tanga, todo muy ”conservador”. Ana añadió que no podía decirles ni una palabra, no tardé en pillar a un grupo de chavales de unos 17 años mirándoselas babeando, lo mismo eran las primeras tetas que veían y vaya estreno, serian unos 4, así que la hice el gesto, Lara dudo, pero miró como Ana marcaba mi polla por encima del bañador, y mordiéndose el labio, se puso en pie y se fue hacia el grupo de chavales, mientras Ana y yo nos fijábamos en si abría la boca, no costó hacerse entender, y se llevó a los 4 al agua, la rodearon riéndose sin creerse que aquellas tetas desnudas estuvieran pegadas a un mujer que les masturbaba de 2 en 2 con ambas manos, Sin saber de la orden, desde fuera solo parecía que jugaban a algo, pero sabiéndolo el movimiento del agua era delatador, a los 5 minutos volvió, los chavales se despidieron con un sonoro aplauso, los pobres no habían aguantado nada, salió del agua para venir hasta nosotros pero según lo hizo un tío que paso por delante no pudo evitar mirárselas al estar goteando de agua, Lara me miró hastiada pero no la di cuartel, se fue corriendo detrás del hombre y con algo mas de trabajo se lo llevó al agua y tardo mas de 10 minutos en volver a salir, se fue a sentar a nuestro lado y otros 2 chicos no solo se las miraron si no que hicieron algún comentario, ya sin mirarme se fue a por ellos y de nuevo al agua, esta vez unos 15 minutos, y tuvo que soportar que la metieran mano en las tetas, y uno de ellos en su coño, con las miradas lascivas de algún hombre mas atento de lo habitual. Al volver a salir ya la dejé sentarse, pese a que pillé a alguno mas mirándoselas, pero estaba cansada, la dejé tostarse un poco al sol, no sin antes ponerla cremas solar yo mimos por todo su pecho, por su bien , claro esta. Vi a Manu y a Teo mirándoselas sin disimulo, la pobre Alicia, lograba apartar su mirada de ella con su biquini y su trasero, andaban algo mas tranquilos últimamente entre ellos, pero le susurré al oído que Manu era el siguiente, como supuse, creía que había algo entre ellos, o lo hubo, pero esta vez su mirada de “bueno, al menos conozco a este” se delató, se lo llevò al agua y estuvo unos 20 minutos llegando a hundirse bajo el agua y chupársela, según me dijo después, a el comentó algo, pero fui benévolo, además estaba liado con Ana, que se estaba poniendo cachonda de ver a Lara pajeando sin parar, no se como lo hizo pero nos tapó a ambos sentados, con un toalla y apartando el tanga logró sacarme la polla de mi doble bañador y una vez tiesa metérsela entera por el culo, sentada de espaldas a mi, pero bien pegada, llevé mis manos a sus tetas, las cuales liberé al tirar con los dientes de la atadura del cuello, y viendo como Lara trataba de salir del agua una y otra vez y volvía sola a la misma con 1, 2, 3, o hasta 5 hombres, se pasó toda la tarde masturbando a media piscina, ya hasta se veía en el agua los restos de semen, hombres jóvenes, , viejos salidos, casados, nerds, solitarios, chulo playas, los que iban con novia….ni uno se libró de sus manos y ninguno se negó a sus tetas, con mas o menos reparo, cuando iba por 17 tíos dejé de contar, alguno hasta repitió por que Lara no se acordaba de su cara, y me centré en follárme a Ana, que se estaba poniendo muy caliente con mi polla hundida en su ano, y con un disimulo antinatural, debajo de las toalla se movía su cadera como un ente propio, me recordó a Madamme, capaz de que fuera su cadera la que se moviera, y no ella, soltando gemidos ahogados al sentir un orgasmo anal que la sacudió la espalda, se puso en pie de golpe dándose la vuelta y ensartándose el coño volviéndose a tapar bajando, dejando a la vista su cuerpo semi desnudo una fracción de segundo para cualquiera que hubiera estado atento, pero de nuevo bajo la toalla pasaba algo que fuera de ella no aparentaba, la dejé dominar ese partido y se corrió varias veces hasta que me sacó el semen y la llené con el, si yo tomaba el mando no habría toalla posible que disimulara aquello. Ana se repuso y colocando el biquini, se fue al baño a asearse con Alicia. Lara volvió del agua con un dolor de brazos importante, se tumbó dándole igual quien la mirara.

-LARA ¿por que me haces esto?

-YO: por que eres nuestra y podemos.

-LARA: pero esto no me prepara para nada.

-YO: como que no. veras el brazo que vas a echar, mejor que hacer pesas jajajajaja – me miró desafinaste, y eso no lo podía permitir, me fui a por ella y sentándome detrás de ella la cogí de los pezones y tiré de ellos con fuerza hasta hacerla retorcerse.- óyeme puta, te estamos tratando bien por que hasta ahora estas siendo buena, no quieras vernos enfadados, por que Ana puede tener un limite, pero yo no- la abrí de piernas y metí mi mano en su coño masturbándola delante de todos por dentro de la braga del bañador.

-LARA: Por favor, para, aquí no.

-YO: esto no te lo hago yo, te lo haces tu sola, al desafiarme y cuestionarme, ya sabes las reglas, si quieres mi polla tendrás que ser una buena puta, puedes dejar esto cuando quieras, solo dímelo, paro ahora mismo y eres libre, pero jamas me tendrás, tu decides.- seguí masturbándola y acariciando una de sus tetas hasta notar como se humedecía su coño.

-LARA: no por favor, no quiero eso, quiero que me folles pero esto es demasiado, ¿por que?

-YO: por que has sido una zorra calienta pollas toda tu vida, has ido provocando a los tíos empalmándolos y luego les has dejado a medias. ¿Verdad?

-LARA: si.

-YO: ¿a cuantos?

-LARA: a muchos.

-YO: ¿más o menos de los que has pajeado hoy aquí?- silencio- ¿MAS O MENOS?

-LARA: a más, a muchos mas, dios, para la mano, es cierto, soy una golfa y me gusta provocar y dejarles a medias, ¿es eso lo que quieres oír?

-YO: no, lo que quiero es que entiendas que esto es justicia, querías ser mejor que Ana, pues antes de empezar a ser como ella, debes saldar cuentas, esto es solo karma, y vas a seguir haciendo pajas hasta que la cuente quede a 0, vas a compensar a todos esos hombres a los que has manipulado hoy, aquí y ahora. Es mi voluntad, ¿la aceptas o no?

-LARA: si, lo acepto.- cayó una lágrima por su mejilla que recogí con un beso, dejando de masturbarla ante el pelotón de salidos que se habían puesto delante “disimuladamente”.

-YO: bien por que ahí tienes a 7 tíos que te están mirando desde que he empezado, todos tuyos.- la di un azote en una teta antes de soltarla y dejarla ir.

Ana volvió y no se enteró hasta que se lo dije, Lara paso mas de 2 horas seguidas en el agua haciendo pajas, paso hasta uno de los socorristas por sus manos, algunos solo se dejaban, otros la metían mano y otros la masturbaban sacándola un orgasmo o varios los mas osados, hasta que fue la hora de irnos. Me llevé a todos en mi coche, mientras que ordené a Lara que fuera con Manu y que, como castigo por su osadía, a partir de ese momento hiciera lo que Manu quisiera, esa noche era de el, se lo quise regalar, así que, menos follar, que hiciera lo que el quisiera con ella, y que se lo dijera así según se montara en el coche con el. No volví a saber de ellos, no pasaron por casa hasta las 5 de la tarde del ida siguiente, Lara nos contó que nada mas decírselo tuvo que chupársela mientras conducía, según me dijo, Manu iba bien armado, uno 19 centímetros tiesa, y que se fueron a un hotel, donde estuvieron toda la noche besándose, masturbándose y comiéndole la polla sin descanso, intento follar pero esta le dijo que no, pero tampoco le hizo falta según la chupaba Lara por entonces era mas que suficiente, se tragó tanto semen que hasta decía que le dolía la barriga, le dolían los brazos de las pajas, con agujetas y las tetas de la de cubanas que le tuvo que hacer a Manu, que venia con la cara de felicidad mas grande que le recuerdo.

Una vez pasado eso, Lara no volvió a discutir ni cuestionar, ni si quiera a mí en privado donde se mostraba mas atrevida, entendió que era peor hacerlo, si no abandonaba el juego, y no quería hacerlo. Así que simplemente era una esclava buena y obediente que con el paso de las semanas iba dando pequeños pasos, se los estaba ganando, sus pajas, masturbaciones, cubanas, orales y penetraciones con consolador………..eran ya pan comido, para cuando paso un mes ya estaba mas que preparada y dispuesta a ser follada por mi, pero no dijo ni mu, dejando pasar los días, y la verdad, no se si Ana tenia ganas pero yo ya estaba que me moría por follármela de uan vez. Lo hablé con Ana, o cortábamos ese juego o teníamos que hacerlo ya, mas de una vez al follar con ella sacando a la bestia, Ana terminaba antes que yo y me quedaba un poco a medias con Lara allí al lado, o encima o por medio, y deseando atacarla, por suerte sus cubanas metiendo se glande era como follar, rodeaban mi polla por completo sus senos. Así que pareciéndonos muy cruel dejarla tirada, y en parte por seguir el juego, Ana accedió, pero bajo sus términos y con su supervisión exhaustiva. Lo preparó todo, le regaló un viaje de fin de semana a Teo y Alicia para que ”arreglaran” lo suyo de una vez, y a Manu no se que se inventó pero también lo saco de casa el finde entero, ocultándoselo a Lara, llegó el viernes y con todos fuera y yo con el finde libre por reformas en el trabajo, empezamos la sesión de la mañana de la forma mas natural del mundo, y con Lara comiéndome el rabo a 4 patas y Ana su coño arrodillada detrás empezó la fiesta.

-YO: me encanta como me la chupas puta, has mejorado mucho, ¿verdad peque?- Ana respondió sacando su lengua del interior de Lara.

-ANA: pues si amor, se ha convertido en una puta digan de ti.- me asintió con la mirada dándome barra libre.

-YO: esta bien, tu que dices puta, ¿quieres aprender a follar?- sin dejar de chupármela dijo un si mudo para seguir trabajándome el glande con su lengua.

-ANA: esta bien, puta, tienes mi permiso, aquí y ahora mi hombre te va a follar hasta que te desmayes.- al oír eso Lara dejó de chupar mirándome a lo ojos sin creérselo.

-YO: ya la has oído.- baje mi cuerpo hasta tumbarme del todo y puse a Lara a la altura de mi polla.

Ana ayudo colocándola una pierna en alto para hacer espacio y cogiendo mi polla, meterla sin dificultades en su coño hasta casi la mitad, no me sorprendió esa facilidad, ya estaba follando a diario con el consolador enorme de Alicia, pero mi polla no era tan fácil a partir de la mitad, es cuando notó como mi polla se ensanchaba un poco mas y ahí si su mirada se puso blanca, apoyándose y arañándome el pecho, dando pequeños espasmos hacia arriba antes de seguir bajando, repitiendo la operación sin poder evitar correrse en la bajada, eso solo ayudó a lubricar la zona, Ana cogió la base de mi polla para hacer de tope, y hasta sus dedos llegué, teniendo a Lara temblando, quieta y dejándose acostumbrar, estaba bien enseñada, quiso bajar mas pero su cadera no aceptaba mas, por ahora le quedaban unos 8-9 centímetros fuera, pero mas que suficiente para follármela, puse a Ana sobre mi cara de rodillas para comerla el coño mientras su mano seguía de tope, entendiendo que seria mejor así, fue dando indicaciones de cómo y cuando tenia que subir y bajar sus caderas, subía rápido y bajaba muy despacio, pero de forma continuada, ya lo hacia sola y Ana dedicó unos minutos a su pezones para rematar la faena y que se volviera a correr, la presión en su interior fue disminuyendo y notando como su orificio cedía ante mi, pasados unos diez minutos ya me cabalgaba sola y poseída, gritando burradas ahogadas por los labios de Ana, que tuvo su orgasmo propio por culpa de mi lengua, cuando llegó a los 15 minutos Lara reventó en un orgasmo que manchó todo de fluidos y se desmayó cayendo encima de Ana que apenas pudo sostenerla, me hicieron algo de daño en la nariz al revolcarse por encima de mi cara, Lara había soportado bien pero sucumbido ante mi falo, apenas un cuarto de hora en que yo ni me había movido. La dejamos dormida a un lado mientras Ana terminaba el trabajo, primero me puse en pie y la levanté a horcajadas follándomela por el coño en el aire mas de 30 minutos, luego se bajo y poniéndose de cara a la pared, se separó las nalgas pidiendo su ración de anal, embestí como un toro bravo y se la ensarté del tirón sacándola un aullido, entera y la hundí de golpe de nuevo, ahora que había sitio saqué a la bestia mas de 20 minutos, después eyaculé groseramente dentro del culo de Ana que temblaba de gusto y se acariciaba el coño alocadamente, Lara había vuelto en si, al menos movía la cabeza y nos miraba mientras algún calambre le recorría las entrañas, me fui a por ella, dejando a Ana medio colgada en la pared, metí mi mano en su coño hasta encontrar su punto G y mis labios a sus tetas, en 2 minutos la tenia corriéndose de nuevo y yo empalmado, así que la abrí de piernas y con cuidado la fui penetrando hasta volver a tener unos 20 centímetros dentro de ella, se retorcida sin parar pero caí con ella atrapándola y rodeándome con sus piernas la follé de forma calmada y suave, sacándola despacio y metiendo de golpe, con suspiros de alivio y gemidos de control respectivamente, a los 10 minutos tuvo tantos orgasmos que se volvió a desmayar, Ana ya estaba en pie a mi lado lista para mas, así que sin preámbulos la tumbe igual, al lado de Lara, la abrí de piernas y la hundí hasta el fondo de su ser, sacando a la bestia y matándola, estaba desatado ante aquellas 2 mujeres, una me calentaba por el morbo y la otra lo pagaba, Ana estuvo manteniendo el tipo 1 hora, hasta se dio la vuelta y me follé su coñito por detrás con ella aprovechando el rebote contra el colchón para ir contra mi, pero de nuevo mi velocidad y ritmo, o mejor dicho, las de la bestia, la mataron hasta que después Ana cedió y se fue de paseo a la luna, me dio rabia por que estaba por correrme, pero era lo bueno de tener a 2, Lara había vuelto en si, con los ojos en órbita de ver como a su lado Ana había cedido, y al mirarme y leer mis intenciones quiso huir, no pudo, de hecho al hacerlo se quedo de espaldas a mi, y la ensarté el coño del tirón, con su culo haciendo de tope para no destrozarla, agarré su tetas y de pie, tal como estabamos, acabé los 5 minutos finales de frenesí en ella, sacándola un orgasmo solo, pero continuo, gritando poseída y temblando, le fallaban las piernas pero la tenia tan fuertemente sujeta por las tetas que hasta levantaba los dos pies del suelo y seguía siendo masacrada en el aire, tuvo suerte de que solo fueran esos minutos finales por que si Ana cede antes hubiera estado 10 o 15 minutos así con ella, pero aun así su cuerpo se volvió flácido y sin llegar a desmayarse se dejó reventar hasta que notó el semen bañándola por dentro, caliente y espeso, solo con eso se volvió a correr como una fuente, dando latigazos con las piernas. La solté sobre la cama donde cayó redonda, aun dando coces con los pies, y miré a Ana, que se mordía un dedo juguetona, ya recuperada.

-YO: podías haber avisado que ya estabas y hubiera terminado dentro de ti y no machacado a la puta.

-ANA: es que quería que lo hicieras. – La miré con orgullo, había fingido el desvanecimiento sabiendo que me correría en breve, para que matara a Lara.

-YO: eso te va a costar caro, ahora mismo te voy a reventar el ano a ti sola hasta que me corra.

-ANA: ya suponía algo así.- se tumbó, me puse encima y esperando a que mi polla se endureciera, separé sus nalgas y apreté hasta meterle la polla entera por el culo.

Me encantaba esa posición, la mujer tumbada boca abajo totalmente estirada, me ponía como para hacer flexiones encima y ella se separaba las nalgas para aceptar mas cantidad de polla dentro, y me desataba taladrándola, sacando a la bestia haciendo que Ana rompería a llorar en orgasmos seguidos, aguantó los primeros sin moverse, o contoneándose levantado un poco la cadera, pero a partir del 4 o 5 se movió poseída perdiendo la posición, estaba atrapada ahora ella y tuvo que soportar 20 minutos mas de martirio, totalmente inmóvil y sollozando, soportando a la bestia desatada y dándola sonoros y fuertes manotazos en el culo, hasta que me corrí, regalando siempre mis 5 minutos finales de desenfreno en que lloró desconsolada mientras gritaba que la estaba matando, llenándola su culo de esperma de nuevo.

Caí rendido y me dormí, casi como si me leona acabara de pasar por allí, ahora si, había dado todo mi potencial, las había matado a ambas, y a Ana actualmente era muy complicado hacerlo, me costó un mundo y casi desvanecerme yo, pero por fin, con el ligero apoyo de Lara, me vi capaz de volver a ser yo sin ningún tipo de atadura ni cohibirme en nada. Me desperté pasada la tarde, Ana no estaba y Lara seguía en la misma posición en que la había dejado, mirándome con los ojos abiertos y sonriendo, al salir vi a Ana andando por el pasillo totalmente escocida, si hasta me dolía la polla a mi, me fui derecho a la nevera y me fundí una botella de 1 litro de agua entera ante la mirada de Ana, que a duras penas se podía agachar a coger un vaso de unos de los cajones.

-YO: ¿estas bien?- me miró con una sonrisa falsa.

-ANA: si, bueno, no, me duele el culo mucho, te has pasado, me ardía como nunca.- me fui a abrazarla con cuidado.

-YO: lo siento peque, pero me has sacado de mis casillas.

-ANA: lo se, si es culpa mía, no debí dejar que esto pasara, aun no, no estaba preparada, te he tentado con mis juegos y he salido mal parada.

-YO: no te culpes, eres perfecta y un sol, soy yo que soy un burro.- la fui dando besitos por la cara hasta llegar a sus labios.

-ANA: si, ere una bestia, jaja casi me partes de verdad, era como una barra de hierro candente que me atravesaba, me dolía hasta la tripa.- ya se le paso un poco el cabreo, y me respondió el abrazo.

-YO: ¿entonces todo bien?, ¿ seguimos con Lara o lo dejamos?

-ANA: no, no, ahora esto hay que llevarlo hasta el final, a esa zorra se le ha puesto una sonrisa que hay que borrársela.- la pobre estaba tan enfadada con Lara por algo de su pasado que quería seguir castigándola, pero a mi ese rollo no me terminaba de gustar.

-YO: no podemos evitar que disfrute de que la folle, ya ha sufrido un mes de vejaciones de nuestra parte, a aguantado lo peor que se te ha ocurrido, si hasta le pusiste las bragas que vibran un día entero sin apagarlas, ahora toca su recompensa y ponerla a nuestro nivel.- Ana me miró comprendiendo que no se podía hacer nada peor con ella, aunque si se podía, pero como os dije el sado no nos iba a ninguno y yo no quería seguir con un juguete roto mas.- aparentemente seguirá siendo nuestra puta, pero tiene que avanzar o se cansara y lo dejara, ya la he follado, era lo que buscaba, si no le sigue gustando, ya se buscara a otros.

-ANA: vale, pero me prometes que es solo por eso, no la quieres ¿verdad?

-YO: no digas tonterías, claro que no la quiero, tu eres mi novia, la mejor del mundo y nada cambiara eso mientras los 2 queramos seguir, yo quiero, ¿y tu?

-ANA: claro que si, te amo con locura, pero me da miedo que te guste más ella que yo.

-YO: por favor, eso son bobadas, eres mejor que ella en todo, y aunque algún día ella lograra superarte en algo, que a día de hoy no veo posible, tu me das algo que ella no me dará jamas, una persona fiel en la que confiar y a la que querer y amar, independientemente del sexo.- sonreía ya de forma mas natural.

-ANA: vale, pero como pases de mi por ella te corto los huevos.- rompí a reír por su amenaza, era como si un conejillo amenazara a un terminaitor.

-YO: esta bien, comamos algo antes de volver a la acción.

Pasaron un par de horas de descanso, Ana seguía renqueando de su culo, le costó sentarse a comer, Lara apareció medio ida, la ayudé a sentarse y comer algo, charlando un poco distendidos para devolvernos al mundo real, sobretodo a Lara que últimamente parecía una autómata mas que aquella bocazas dicharachera de antaño, quería devolverla algo de su personalidad para que abandonara el juego y ya solo follar cuando ella quisiera, para ello pensé un juego mientras veíamos un rato la tv.

-YO: he pensado cuan cosa, podemos jugar todo el fin de semana a algo, os lo comento y vosotras decidís.

-ANA: ¿nosotras o yo?- me preguntó sabiendo de mis intenciones de devolver a Lara a un estatus de persona con opinión a tener en cuenta.

-YO: vosotras, ¿verdad Lara? Si quieres puedes negarte.- me miró sorprendida, era la 1º vez que desde que empezamos tenia voz.

-LARA: claro, dinos.- ilusionada.

-YO: bien, mi idea es que pasemos todo el fin de semana desnudos y mudos, no podemos hablarnos ni darnos indicaciones, mas allá de algún caso sangrante, cada uno va a dormir en una habitación distinta, y si quiere sexo solo tiene que ir a la habitación de la persona con quien quiera tenerlo, la persona que ocupa la habitación da su visto bueno, o puede negarse, ninguno puede masturbarse ni tocarse solo, si acepta no salen de la habitación hasta que los 2 queden satisfechos, y la 3º persona no puede intervenir ni entrar. ¿Queda claro el juego?- asintieron riéndose, por 1º vez en mucho tiempo, cómplices y risueñas.

-LARA: pero no es justo, yo sola no voy a poder contigo.

-ANA: pues vas atener que aprender, ya has follado con el, y tienes que……..- la miré calmándola los ánimos-……….bueno, tu misma, decide.

-YO: prometo ser bueno contigo.

-LARA: vale, ¿cuando empezamos?

-YO: pues cuando queráis, Ana puede quedarse en nuestra habitación, Lara en la suya – por la que casi no paso durante ese mes – y yo me voy a la de Teo y Alicia, ¿conformes?

LARA Y ANA: ¡¡¡SI!!!

-YO: pues hasta el domingo por la noche que vuelvan estos, y termine el juego, os deseos suerte a ambas.

Me levanté haciendo el gesto de coserme los labios y me fui al cuarto de Teo y Alicia, tenia tv y algún vídeo juego, dios, hacia siglos que no jugaba a eso, presupuse que vendrían corriendo a por mi las 2, pero paso toda la tarde y nada, salí a cenar y escuché algo de jaleo en el cuarto de Lara, Ana no estaba en el suyo, así que estaban rememorando tiempos previos, me sentí bien al oírlas reír como chicas normales, como amigas de nuevo, de hecho hasta pensaba que no estaban haciendo nada sexual, solo volviendo a ser amigas, pero los gemidos iban a lo sexual. Me volví a la habitación con la sensación de celestina de amigas, si quería esclavas sexuales tenia a cualquier que me diera la gana, pero Lara se había ganado mi amistad y mi respeto, las dejé siendo niñas de nuevo, mientras me viciaba a algún vídeo juego antes de acostarme, llamando a Manu y Teo para asegurarme de su regreso, me alegró oír risas y bromas en Teo de nuevo con Alicia de fondo, me mandaba mensajes de que todo iba bien. Apagué luces y me dormí, lo necesitaba, la sesión de la mañana me había costado gran esfuerzo, y me dolían los gemelos y la cadera, como al salir de la casa de mi Leona en su época, que lejano parecía todo ya en mi mente. En mis pensamientos estaba, rememorando a oscuras a Eli, y dándola las gracias eternas por convertirme en lo que era, no se si era culpable o no de mi situación actual, pero tengo la sensación de que sin ella podría haber acabado muy mal en la vida, teniendo un hijo con la 1º o 2º a la que me tirara, o siendo un folla amigo al que nadie quería como pareja estable, solo deseado por mi polla.

De noche noté como un cuerpo se tumbaba a mi lado y me despertó, no sabia quien era hasta que palpé sus pechos, era Ana, que me agarró de la mano y me la llevó a su coño, totalmente húmedo y ardiendo de deseo, me tumbe de lado haciendo la cuchara con ella y repasando su espalda y su cuello con mis labios y mi mano levantándola la pierna para dejar alojada mi polla entre sus muslos y cerrárselas, como en Navidades, echaba de menos algo de aquel romanticismo, de hacerla el amor, y no follar sin mas, supongo que ella penso igual, por que oía su risa, pase no menos de 20 minutos acariciándola por todo el cuerpo, de forma dulce y cariñosa, hasta que mi rabo se puso tan duro que casi entraba solo en su abierto coño, moviendo la cadera los 2, facilitamos la penetración, lo hice de la forma mas lenta y dulce que pude, sin dejar de acariciar sus pechos y su ombligo, casi había olvidado que eso la encendía mucho, pero estabamos a otra cosa, allí no haba sexo, solo amor, los gestos eran suaves y amplios, la penetración profunda, sin violencia ni ningún tipo de ritmo, solo disfrutar de aquella sensibilidad olvidada los ultimas meses, eran deliciosamente desesperante el ritmo tan lento y descompasado, paso una hora así, sin que ninguno se corriera, pero gozando como condenados en libertad, oliendo su cabello a coco, y rociando con ternura sus pezones, por mi podía haber seguido así toda la noche.

-YO: solo tú puedes lograr que te haga el amor así.

-ANA: sshh no podemos hablar.

-YO: solo quiero que lo sepas, nadie podría lograr que me deshiciera de placer solo con esto, solo tú.- sonrió girándose para darme un beso.

Ana no soportaba mas, estaba ardiendo, y su cadera tomó el mando cortando con una sonrisa aquel momento, que me pareció mágico, moviendo su pelvis de forma mas rápida y rítmica hasta que pasados pocos minutos se corrió dulcemente sin gritos ni aspavientos, pero ya era tarde, me había encendido y ahora había que apagarme, me tumbé boca arriba con ella aun empalada, quedando sentada sobre mi dándome la espalda, y plantando los pies, saqué a la bestia que andaba adormecida de tanto empalagoso cariño, Ana se cuadró apoyándose bien con los pies y manos, yo, levantando la cadera, di vía libre al tren de mercancías, avasallé su coño con ritmos tan rápidos que se volvió a correr poco después, se sacó la polla y jugó con ella un rato hasta que su cuerpo se tensó para volver a penetrarla, a los 10 minutos no soportó mas y se corrió bañando toda la cama y cayendo rendida, pero se puso de rodillas, de espaldas aun y se la metió de nuevo en el coño, y ahora venciéndose hacia delante tomó el mando con sus caderas, ahora me estaba matando ella a mi y logró que reventara eyaculando en su interior, sin dejar de mover sus caderas hasta que mi polla volvió a ponerse dura, se giró para chuparme la polla unos 10 minutos para dejarla bien preparada, se montó encima ya de cara a mi, y dirigió mi polla a su ano, con algo de temor fue apretando para volver a metérselo hasta la mitad y volver a tomar el mando con sus caderas, estaría algo dolorida por que no bajo mas, pero disfrutaba ahora besándome y dejándome jugar con sus tetas, logrando con el paso de los minutos que sus corrientes emanaran del coño con algún roce de mis dedos, me fui a correr, con cuidado la saqué de su culo y la hundí en su coño hasta el fondo y allí saqué de nuevo a la bestia, allí martiricé haciéndola darme una bofetada entre gemidos de gusto, arqueando su espalda dejándome sus senos a mi disposición, lamiéndolos y chupando sus pezones, para sacarla otro orgasmo que la dejó tiritando antes de terminar corriéndome en su interior de nuevo, cayendo los dos fundidos a la cama.

-ANA: quiero dormir contigo.

-YO: ya conoces las reglas, así descansamos los 2 en una cama grande sin el cuerpo del otro molestando jajaja.

-ANA: pero yo te quiero en mi cama.

-YO: son solo unos días, aguanta por mí y por Lara.- la di un beso a la vez que un azote en el culo, para dejarla irse.

Dormí como un lirón hasta la mañana siguiente, Lara estaba en la puerta y me miró lujuriosa, mi empalme mañanero la llamó desde la otra habitación, se tiró encima mía al verme asentir, tumbándose boca abajo encima mía, frotando mi polla en su vientre mientras sus tetas eran trabajadas por mis manos y nos besábamos, su olor a vainilla me encendió y sin mas la separé las piernas y hundí media polla en ella sin esfuerzo, la fui penetrando hasta el punto del día anterior, y temblando al notar de nuevo mi falo abriéndose camino, se tumbó dejándome comerla las tetas, la saqué un orgasmo solo con estar dentro y mis labios en sus pezones, comencé a follar, con gestos cortos y rápidos fui creando fricción en su coño hasta que ya solo habían gimoteos de gusto, ni 15 minutos aguantó, se corrió abundantemente, pero para mi sorpresa se salió y continuó haciéndome una cubana comiéndose el glande, su truco para ganar tiempo a recuperarse, para unos minutos después volver a embutirse mi polla y dejarme reventarla 20 minutos mas, se corrió casi desvaneciéndose. aguantó bien hasta que me fui a correr, allí saqué a la bestia a pasear y agarrándola de las caderas me volví un martillo neumático, haciendo gemir y gritar quedando inmóvil esperando el desenlace, deseando que continuara y parara a la vez, entendió que me iba a correr y se la sacó para dedicarme un mamada de cine, jugado con su lengua y acelerando sus manos, para llenarla la boca de mi simiente, no dejó escapara una gota, succionó y tragó sin descanso hasta dejármela limpia, me miró sin saber si seria suficiente para mi, no lo era, pero la dije que si, se fue orgullosa, la verdad, para ser el “desayuno” no había estado mal.

Salí a beber algo y me encontré con las 2 en la cocina, con un silencio cómplice y risas, desayunamos algo, volviendo a nuestros cuartos, indagué en la habitación de Teo y Alicia, hasta encontrar un cajón con un consolador enorme, mayor aun incluso que el que le vi a Alicia en su día, muy escondido, era negro y casi de mi tamaño empalmado, la idea se cruzó en mi mente, con el, fui derecho al cuarto de Ana, que al verme se alegró montándose encima mía y a horcajadas en el aire se metió mi polla, la apoyé contra la pared y la masacré haciéndola gritar hasta correrme, pero Ana quería mas, la tumbé en la cama y le enseñé el consolador, mirando sorprendida, sin entenderme, bajé a su coño y su ano y se lo comí hasta dejarlos bien preparados con mis dedos, fui metiendo el consolador en el coño de Ana dejándoselo dentro, no costó demasiado al estar acostumbrada a mi rabo, pero la sorpresa fue ponerla a 4 patas y empezar a meter también mi rabo por el ano, volvió a gritar poseída al ser penetrada por ambos agujeros por tan enormes miembros, apenas sobresalía el de plástico y desde esa posición, según fui aumentando mis penetraciones lo iba golpeando metiéndolo y sacando de su coño a la vez, Ana se corrió tan rápido y tan fuerte que casi no era ella, pero fui a por todas y saqué a la bestia, partiéndola el culo llevándola al éxtasis de orgasmos una y otra vez, agarrando la polla de palestino cuando se salía un poco y con ella follarla el coño a la vez que mi polla la abría en ano, se desplomó para aguantar mejor con el culo en pompa, allí cambié de agujeros y metí mi polla en su coño y la de plástico en su ano, al ser mas pequeño sintió alivio al notar su ano cerrarse un poco, pero su coño fue masacrado mas de 30 minutos, hasta hacerla desvanecerse con el frenesí final de mi corrida, la pobre Ana estaba ida pero sonriendo, la dejé con el consolador en el ano, y me fui a por Lara, estaba aun cachondo, al abrir vi a Lara masturbándose al estar oyéndonos follar, al verme se le ilumino la cara y se abrió de peritas aceptando su destino y su castigo por estar tocándose sola, me tumbé encima de ella y poniéndomela dura con sus tetas, la empalé el coño hasta donde llegó, algo mas de lo que había entrado las ultimas veces, ella lo sintió pero se dejó masacrar mas de 1 hora reventado en orgasmos cada pocos minutos, pero sin llegar a desmayarse, sin duda estaba mejorando mucho, su cadera se movió un poco para generar mas velocidad, al ir a correrme, me puse de rodillas en su vientre y con sus tetes terminé de pajearme para correrme en su boca, de nuevo no dejó escapar una gota y se lo tragó encantada, al estar medio ida ni se enteró de cuando me fui, estaba en plena vorágine y volví a por Ana, nada mas verme en la puerta se asustó, pero sonriendo se pegó a la pared de cara a mi, y me dio permiso para montarla encima mía y empotrarla contra el yeso, me rodeó con las piernas la cintura y sin mas la hundí en su coño, vi que llevaba el consolador enorme en la mano, pero solo quería apagar mi fuego con ella, y así lo hice, sintiendo sus fluidos corriendo por mis piernas, aguantó 40 minutos presentando batalla y moviéndose sobre mi, pero luego se rindió y me dejó desatarme, era mi 4º corrida en poco tiempo y me costó llegar al punto de matarla, estaba agotado pero excitado a mas no poder, saqué a la bestia que andaba ya cansada también, y los últimos 10 minutos hasta correrme fueron un ejercicio de superación, dando golpes de cintura tales que Ana se elevaba por los aires con su cuerpo semi inerte, llevándose las manos a la frente de forma desordenada. Al acabar me apoyé en la pared para retomar el aire, con Ana tirada sobre mí como una prenda en una silla, respirando a mi ritmo, me quemaban los pulmones, y cogía aire por la boca de forma agónica. Me dio para dejar a Ana en la cama, con espasmos lentos y largos. Me volvía a la cama de mi habitación, pase por delante de la puerta de Lara que al veme, aun abriera de piernas y sudorosa en la misma posición en que la había dejado, me negó con la cabeza, la dejé pensar que no me la tiré por que se negó, era lo que buscaba darla cierta capacidad de decisión, pero es que en realidad no podía, llegando a mi cama dejándome caer y me dormí mas de 10 horas, al despertarme vi a Lara con una botella de agua que me bebí entera.

-YO: ya no eres mi esclava, no tienes por que hacer esto.

-LARA: no tengo, quiero hacerlo, y cállate, no hables.

Según dijo eso se tumbó entre mis piernas y comenzó una mamada a mi polla empalmada de por la mañana, no paró hasta sacarme su ración de semen, pero no se lo tragó, sin mas se levantó y se fue, la seguí viendo como se metía en la habitación de Ana, presupongo que le dio su parte de semen, y comenzaron a follarse, por los gritos, y confirmación después, Ana estaba usando el consolador enorme con Lara, hasta que llegó el punto en que la metió tan dentro que la rozo la pared del útero, sacándola un grito de dolor, una lastima, si esa polla llegaba hasta allí, la mía, ligeramente mas larga, aunque igual de ancha, no la podría penetrar entera nunca, pero tampoco era un obligación para disfrutar.

Desayuné algo y prepare algo para ellas cuando salieran, luego me fui al cuarto y lo arreglé para que no se notara mi presencia, fui a mi cuarto a dejar las cosas pero no estaban ellas, se habían mudado a seguir follando ellas al cuarto de Lara, las oía martirizarse la una a la otra, me acosté en mi cama de mi habitación para descansar seguía con dolores y agujetas del día anterior, luego salí a la cocina a comer algo, allí estaban ellas jugueteando sin parar.

-YO: bueno chicas, son las 4, sobre las 7 estarán aquí estos, así que doy por concluido el juego.

-LARA: no esto no se ha acabado, ahora nos vamos los 3 a vuestro cuarto y nos vas a follar como ayer.

-ANA: eso, pero a las 2 juntas, nada de habitaciones separadas.

-YO: como gustéis.

Ana se puso a cocinar, ver su culo moverse desnudo era un provocación que me la puso dura, mas aun con Lara encima dejándome sobarla al tetas, la penetré delante de Ana, que mientras cocinaba miraba de reojo como me follaba a Lara y como sentado en la silla la hacia volar por los aires con cada golpe de cintura, saqué a la bestia, la cogí y la tumbé en la mesa, agarrando sus tetas comencé a casi violarla, se resistía a ser así de brutal pero a los pocos minutos gozaba encantada, sus series de orgasmos la llevaron a desvanecerse, era colosal follarte su cuerpo inerte viendo sus tetas moverse.

-ANA: déjala ya pobrecilla que la estas matando.- lo dijo de espaldas sin prestar mucha atención. – me fui a por ella y mientras daba vueltas a una olla con pasta cociéndose, metí mi polla en su coño desde atrás.

-ANA: ainss para, tonto.- ni caso, reventaría a mi novia, fui aumentando el ritmo de mis embestidas sin hacer caso de sus no, continuos, hasta que ya no había noes, solo gozar y llegar a apoyarse en la encimara para hacer fuerza contra mi y pedirme que la follara como a una salvaje.

Saqué a la bestia de nuevo, ahora la saqué de su coño y la metí en su culo, desatando toda mi furia hasta el punto de pegar a Ana a la encimara, calculé unos 20 minutos, lo que tardó el agua en empezar a hervir, cuando Ana se desvaneció en mis brazos ante el empuje final de mi rabo, partiéndola el culo, la pobre se había agarrado a un estante, y yo a la encimara, percutiendo en su cuerpo, los 4 minutos finales fueron demenciales, incluso para mi, no se por que me tenia loco aquella pose y sin mas me corrí con un espasmo que casi me dobla.

La comida la terminé de hacer yo mientras Lara se recuperaba encima de la mesa y Ana sentada en una silla pretendía dejar de tener convulsiones en su trasero, mirándome cariñosamente ofendida. Cogimos fuerzas comiendo, devolví el mega consolador a su sitio, y nos echamos una ligera siesta los 3 juntos pero duro lo que a mi se me puso dura, entonces tome a Lara y me la puse encima de cara, la atravesé de golpe todo lo que podía, rocé claramente la pared de su tuero, pero solo quería saber la media para no hacerla daño, la entraba casi toda, unos 4 centímetros fuera, mas que aceptable, la verdad es que siendo una gran satisfacción penetrar completamente a una mujer, y mas mi caso, a la hora de follar no las metía enteras todo el tiempo. A partir de ahí, di rienda libre a mis caderas, sacándola tantos orgasmos que su cuerpo y sus tetas cayeron sobre mi cara, lo que la mataron aun mas dejándome sus sensibles pezones a mi alcance, para ser el 3º día en que me la follaba, aguantó mas de hora y media ella sola por el coño, hasta me corrí y con sus tetas me la volvió a poner dura para seguir matándola, me pidió que se lo hiciera contra la pared, como con Ana, encantado de ver sus tetas luchando contra la gravedad y las leyes de la física ante mi fuerza, sin quitármela de encima me puse en pie besándonos y luchando con nuestras lenguas, me rodeó con las piernas y la empujé ferozmente contra la pared, no me equivocaba, Lara follaba muy bien y sus tetas botaban de maravilla, no solo aguantaba bien si no que sus caderas iban cogiendo confianza para moverse, cuando no dio mas de si y se desmayó, la dejé en el suelo y ataqué a Ana, que se había mantenido aparte, mirándonos excitada, me tumbé sobre ella rodeándome con sus piernas y la empalé el coño hasta el fondo comiéndome sus tetas, dejando que su cadera hiciera parte del trabajo, mas de 1 hora seguida, alternando sus labios y su cuello con sus tetas, y variando la posición un par de veces, juntándole las piernas o poniéndoselas por encima de mis hombros, hasta que me volví a correr, pero Ana quería mas, siempre quería mas, así que la puse a 4 patas y la folle por el culo, metiéndola de forma lenta y con cuidado, lo tenia algo irritado, pero empujando contra mi se la metió sola entera, se puso de rodillas pegando su espalda a mi pecho y así saqué a la bestia a divertirse, un martillo sin compasión que la mató a reventar de orgasmos, muchos de ellos continuos y con cantidades enormes de fluidos, mientras mi mano la masturbaba el clítoris y la otra sujetaba de los pechos, acelerando el ritmo en varias ocasiones golpeando en las nalgas de Ana que se movía lujuriosa haciendo círculos sin parar, estaba gozando y medio ida pero mantenía la pelea, sabia que me encendía mas verla querer aguantar.

Eran casi las 6 de la tarde y aun quería otro asalto con Lara, así que aceleré la llegada de mi frenesí final de 5 minutos, fueron 15, Ana se desmayó un par de veces entre medias pero la oleada de sensaciones la hacia volver enseguida, golpee con tal fuerza al sentir los espasmos en mi polla que en el ultimo mandé a Ana medio metro lejos de mi en la cama, retorciéndose de placer residual, me di la vuelta buscando a Lara, que estaba de pie junto a la cama sonriendo mientras se masajeaba las tetas, sabia que yo no había terminado aun, y le tocaba, ocupó su lugar orgullosa y feliz, poniéndose de cara a mi, abierta de piernas, la comí el coño hasta volver a tenerla dura y empalarla hasta el nivel conocido como limite, cayendo sobre su tetas y follándomela sin parar otra hora, soportaba bien abierta de piernas o rodeándome con ellas pero luego se las juntaba y me las ponía las 2 en un hombro, eso generaba mucho mas roce y por ende, mucho mas placer, o se las juntaba y la ponía de medio lado dándola algún azote, si dejar de sacarla orgasmos al trabajar sus pezones de cualquier forma, chapándolos, lamiéndolos o tirando de ellos con fuerza, soportaba aquello gracias a su adiestramiento y logró que me vaciara, estaba muerto, me dolía y se me resentían los músculos, los últimos minutos los pasé rezando por correrme de una vez, no se como saqué a la bestia que ya hasta pedía clemencia, para terminar 20 minutos de locura haciendo que Lara gritara poseída azotándome la cara y clavándome la uñas en la espalda de tal manera que se me quedaron las marcas un par de días. Terminé cayendo y rondando hasta la mitad de la cama, con Lara riendo nerviosa al sentir como no controlaba sus piernas y estas se contraían de forma involuntaria, Ana medio recuperada se acurrucó en mi pecho dándome un largo beso húmedo y caliente.

-ANA: ves Lara por que gritaba tanto.

-LARA: es una fuera de la naturaleza, nos folla como le da la puta gana, no se cansa y se recupera enseguida después de correrse, no me extraña que seas tan celosa, a este no lo podemos dejar escapar.

-YO: ¿yo puedo opinar?

-ANA: claro que si.

-LARA: que va, tu solo vas a follárme, como, cuando y donde te de la gana, las veces que quieras y durante el tiempo que quieras, soy tuya para siempre.- miré a Ana, que me entendió, vio en Lara lo que me había pasado con decenas de mujeres, lo que le habría pasado a ella si no la hubiera entrenado de forma tan clamada y metódica.

-ANA: esa es la diferencia ente tu y yo, que el follara contigo cuando el quiera, por solo hará el amor conmigo cuando los 2 queramos. – Y con esa frase nos dormimos los 3, con un olor asfixiante a sexo que emanaba de la habitación.

A partir de ese día las sesiones de sexo fueron así, animaladas que me dejaban medio muerto, de vez en cuando Ana y yo hacíamos el amor, recuperábamos cierta parte privada y romántica de nuestra relación, pero era inevitable volver a estar 4 o 5 horas follando entre los 3, Ana era quien soportaba mas mi empuje, cuando me pasaba con Ana, Lara tomaba el relevo hasta donde aguantara, logrando mejorar rápidamente, pero al final siempre cedía entre orgasmos y se desvanecía, luego Ana volvía al poder. Según paso el verano nos sobraba una habitación, Lara, Ana y yo dormíamos y vivíamos juntos, Ana era mi novia, eso estaba claro y era incuestionable, lejos del sexo Lara sobraba, no me aportaba nada, era un polvo mas, no podía competir con Ana en eso, pero en la cama la cosa se puso tensa, Lara en un par de meses estaba siendo una loba insaciable, despertando alguna antipatía en Ana, sobretodo cuando Lara y yo follabamos sin Ana en casa, eran tonterías, piques entre ellas, pero Lara achantaba cuando me ponía serio a follar, no estaba a su altura, mientras que Ana ella sola podía aguantar a la bestia unas 3 horas y media, añadiendo el anal, Lara apenas llegaba a las 2 horas, eso sin anal y muchas veces sin ser la bestia, cuando la sacaba con ella no duraba ni 30 minutos seguidos, algo respetable si no fuera por el agravio comparativo con Ana.

La gente alucinaba cuando salía de fiesta con ellas colgadas de los brazos, si bien Ana por si solo merecía mas atención que nadie, y yo igual para las mujeres, sumarle a Lara era ir empalmando a al gente sin querer. No pretendíamos hacerlo pero éramos muy desvergonzados y cachondos todo el tiempo, salíamos de marcha a bailar y tenia que prestarlas atención a las 2, Lara no mostró interés alguno en los demás hombres, pese a que tenia nuestra bendición o incluso consejo, si bien follando la hacia feliz, para mi estaba sola, se conformaba con las migajas de relación que le dejaba Ana, y eso no era sano para ella, aun así disfrutaba de su compañía, y del vinculo tan raro que se había formado, raro y maravilloso a la vez, estar bailando durante horas con las 2, metiéndolas mano y verlas jugar a ver quien me la ponía dura antes, sus olores a coco y vainilla me tenían en una nube de erotismo constante. Mientas Ana seguía igual, Lara cambió, dejó los porros, sin ser un orden nuestra se lo pedimos por su bien, se dejó crecer el pelo y su forma de vestir evolucionó, paso de hippie a querer ser Ana y de ahí a convertirse en la típica pija de gran ciudad, vestidos ceñidos, tacones de aguja y escotes de vértigo, a menudo sin sostén, creo que todo guiado a querer superar a Ana, o provocarme sexualmente, esfuerzos inutilices, mas de una vez la tuve que llamar la atención para que nos dejara a Ana y a mi salir solos al cine o follar tranquilos.

Lamentablemente le resto de mi vida no iba tan bien, me había pulido mas de la mitad de los 100.000€ que gané con Madamme, aun había margen pero si comprobé que si mantener a una novia sale caro, mantener a 2 mujeres lo es mas, mi sueldo cubría mi parte del piso y mis necesidades básicas, pero cualquier detallito o salida extra tiraba de aquel dinero, mas el que daba todos los meses a la casa de mis padres, esto, siendo importante, era un tema secundario, Teo y Alicia volvieron a las malas, mas de una vez Alicia pidió permiso para dormir en la habitación de Lara, ahora casi desierta. Charlando con Teo y Alicia después de sus muchas broncas ya en publico, me di cuenta de algo, que con tiempo para pensar era evidente, Alicia se sentía atraída por mi, o mejor dicho, por mi forma de follar y mi polla, eso era claro desde el principio, no soy idiota, pero creía que era una fase o algo sin importancia, hasta que quedó claro que Teo lo sabia o se había dando cuenta, tampoco era idiota, un día de borrachera de su parte me confesó que estaba perdiendo a Alicia por mi culpa, por que la estaba poniendo tan cachonda que el no podía sofocarla y la trataba pero por ello, sabiendo que era mi culpa, pero sin poder decírmelo puesto que en el fondo, era el, el que no podía competir conmigo. A mi me parecían chorradas, habían sido la pareja perfecta durante años, ¿y ahora por que yo follara bien tenia a Alicia tan perdidamente loca por mi que iba a dejar a Teo?, esto me lo confirmo la propia Alicia al hablarlo con Ana. La dijo que estaba pensado en dejarlo con el, que ya lo habían hablado, que el se iría a casa de sus padres y ella se quedaría en el piso, por la Universidad. Una excusa barata, o no, pero en el fondo Ana la estaba metiendo la idea de ser otro juguete a mi disposición, otro coño al que matar como Lara, ser una concubina mas a mis ordenes, como alguno ha intuido Ana quería formar una especie de aren a mi alrededor, pero siendo un viejo sueño, follárme a Alicia, la respetaba demasiado, sabia que valía mucho mas que eso, y pese a que corté de raíz a Ana en esa dirección, la idea ya no era de Ana, si no de la propia Alicia, que viendo como acepté a Lara, pensó que ella podía ser una mas.

Alucinaba por esa cadena de acontecimientos, y de ver, para mi desgracia, como mi hermanita Alicia, la mujer mas serena y con la cabeza mejor amueblada que conocía, se volvía una zorra descarada cuando nos quedábamos solos, sabia aprovechar su culo y los roces ” involuntarios”, y mi forma de tratarla, siempre tan gentil, amable, divertido y descarado, no ayudaba, pero me dolía en el alma, siempre había sido así con ella, siempre lo había sido con todas, pero solo ahora les atraía. Ahora tenía que coartarme, o cuando Teo se pasaba y me ponía de su lado, ya no me daba la razón de forma inocente, si no que sus palabras iban un paso más allá, amenazando con dejarle si no tomaba ejemplo de mí, y eso repateaba más a Teo. Me rebanaba los sesos buscando soluciones para todos, Ana era mi novia pero estaba centrada en lograr que Alicia, su mejor amiga, fuera también cómplice de nuestro juego sexual, Lara reacia a ello, ahora que tenia lo que buscaba de mi, no quería competencia pero tampoco ni seguir con su vida asi que aceptaria lo que fuera con tal de tenerme, y Alicia deseando entrar en esa tempestad, pensando en dejar a Teo, el amor de su vida, por echar unos polvos conmigo.

El día de mi cumpleaños, lo pasamos en la piscina, Ana se iba a ir junto a Lara a Granada a pasar parte del verano con sus familias asi que aprovechamos bien los días, al volver a casa Teo y Manu volvieron a salir de fiesta a beber y las chicas se vinieron a casa conmigo, la actitud de ellas me dio mala espina, tramaban algo, pero siendo mi cumpleaños esperaba alguna sorpresa o regalo, según llegué a casa Lara me distrajo el tiempo suficiente como para que no me diera cuenta de su trampa, me cerró los ojos con una venda, atándome las manos también con un brida por delante y me llevó a mi habitación, allí noté como Ana se ponía del otro lado de Lara y comenzaba a acariciarme, metiéndome la mano en la polla, pajeando con inusitada suavidad, notando sus labios buscando los míos con un beso largo y tierno, me quedé quieto un segundo, su forma de besar y su olor, no olía a coco, ¡¡no era Ana!!. Me quité la venda al oír a Ana llamarme desde lejos, entonces vi como tenía a Alicia desnuda, pajeando, mirándome con pasión, yo atónito.

-ANA: no te asustes, es mi regalo de cumpleaños.- sonrío mientras se me echaba encima junto a las otras 2.

-YO: ¿que haces Alicia?

-ALICIA: lo que llevo deseando desde que te oí follar por 1º vez, desde que vi tu polla brillar y tu cuerpo sudoroso saliendo de tu cuarto cada noche.- su mano pajeaba con gusto.

-LARA: tú tranquilo, y déjanos a nosotras complacerte.- casi instruidas las 3 se pusieron de rodillas y Ana comenzó a chuparme la polla.

-YO: estaos quietas, anda, dejad que Alicia se vaya, no pinta nada aquí, tiene novio.

-ALICIA: no hables como si no estuviera aquí, quiero esto, lo necesito, a Teo no le soporto mas, le voy a dejar y te voy a dejar hacerme lo que quieras.- quitó a Ana y se puso ella a dar pequeños lametones a mi polla, agarrándola con ambas manos, traté de apartarlas, pero eran perras de presa, cuando quitaba a una la otra tomaba el relevo, me la pusieron dura y la verdad, mi mente se relajó pidiendo a gritos que me dejara.

Ver a Alicia y Ana besándose usando mi polla como juguete, y a Lara comiéndome los huevos eran demasiado como para no dejarlas hacer, Ana instruía bien a Alicia en como meterse mi polla, pero ella ya tenia sus trucos, me derretí al ver que Alicia era de las que usaba los dientes, pasándolos de forma tibia por mi glande, las 3 hacían oídos sordos a mis peticiones de que pararan, que no lo quería, pero mi cuerpo si, la barrera mental de Alicia cedía, y un pequeño Teo en mi cabeza gritaba cada vez menos. Me llevaron a la cama y siguieron su duelo por ver quien comía mas polla, Alicia sin estar entrenada por mi lo estaba haciendo de escándalo, pero yo seguí resistiéndome sin saber como, quería levantarme pero Ana me conocía bien, puso a Alicia a 4 patas sobre mi cuerpo, dejándome su espectacular culo a mi alcance, aquel con el que había soñado años, totalmente desnuda y goteando de placer, mis manos hicieron caso del deseo, aquel que había aguantado años, clamando tener ese culo entre mis brazos, así que amasaron de forma suave y lenta aquel par de nalgas coronadas con una cintura de pecado, al notar eso Alicia se estremeció dejando de comerme la polla, dando vía libre a las otras 2 mujeres, se incorporó hasta quedar de rodillas con su coño metido en mi cara, olí su interior, saboreé sus fluidos y me extasié al verla frotarse con mi cara.

-ALICIA: vamos, no te resistas, se que me deseas, lo se por tu mirada, me has querido desde la 1º vez que me viste, te has portado bien conmigo, has sido un buen amigo y ahora quiero compensarte, cómeme el coño, se que ansias follárme y te dejare hacerlo, me follarás como el animal que eres y me abrirás en dos, tu lo quieres y yo lo necesito.- se acariciaba el coño masturbándose ligeramente.

Todo lo que dijo era cierto, nada mas conocerla traté de acercarme a ella, pero precisamente la conocí por que andaba detrás de Teo, de golpeé rememoré cada instante en mi cabeza, desde que la conocí hasta ahora, pasando mi vida a su lado, los momentos buenos y malos, como siempre había sido dulce y amable conmigo, cuando nadie lo era al estar gordo, como me trataba, y lo bien que me hacia sentir, iba a follármela, lo tenia clarísimo, incluso abrí la boca besando su húmedo interior, pero algo hizo clic, en mi cabeza, por alguna razón vi a mi padre dándome una charla, era totalmente absurdo, tenia al amor de mi vida comiéndome la polla, con el permiso de poder tirarme a la mujer de tetas mas increíbles que conocía y a la mejor mujer que había conocido, la novia de mi amigo, arrodillada en mi cara pidiendo que me la follara…………. ¿y yo pensé en mi padre? Estaba mal de la cabeza pero aquello era demasiado, me miraba decepcionado, y eso me dolió, mucho mas de lo que podía estar disfrutando.

-YO: quitaros de encima.

-LARA: ¿que dices?, déjanos que te llevemos al paraíso.

-YO: apartaos por favor.

-ALICIA: venga, no me hagas esto, ahora no.

-YO: no lo advierto mas, PARAD.- las 3 se tensaron y dejaron de moverse, Alicia se apartó de mi cara, mirándome a mí y a Ana, sin comprender por que.

-ANA: venga amor, no seas así, solo estamos jugando.- pero me vio la cara, sabia que estaba enfadado.

-YO: esto no es un juego, esto es la vida de la gente, puedo entender que Lara este así, pero no Alicia- la miré a los ojos- tu vales mas que esto, no te mereces las migajas ni ser el 2º o 3º plato de nadie, eres la mejor persona que he conocido y te mereces ser feliz junto a un hombre que te quiera y te complete, y ese no soy yo, es Teo, yo estoy con Ana, y tu eras feliz con Teo, no cambies eso por mi, no merezco la pena, no si te cuesta tu relación.- se echó a llorar al comprender que no iba a pasara nada, y la cruda verdad de mis palabras.

Me incorporé quitándome a Lara de encima que seguía masturbando, Ana se quedó de piedra sentada en la cama, me di la vuelta para ver a las 3 chicas mirándome incrédulas, ni yo me lo creía, tenia a 3 adolescentes con culos y tetas de campeonato, deseando follarmelas y yo iba a salir de la habitación por……….¿honor?, me enfadé tanto que al darme la vuelta le di un puñetazo a la puerta del armario, la cual se rompió dejando un agujero tremendo ante la cara de medio y asombro de las chicas, al sacar los puños con fuerza saqué la puerta del encuadre y se quedó colgando, con tal energía que se cortó la brida, y de paso, me hice un tajo en la mano, salí gritando algo que ni me acuerdo, con un enfado tan monumental que se me bajó el empalme. Me fui a la cocina a lavarme y desinfectarme la herida, a punto de echar a llorar, pasó un tiempo prudencial, y apareció Ana con mas miedo que otra cosa.

-ANA: ¿estas bien amor?

-YO: no, no lo estoy.

-ANA: siento si te ha molestado, no pretendía……..- la corté con una mirada fugaz.

-YO: se que no pretendías nada malo, pero te has pasado, no tenias derecho a hacerme esto, no con Alicia, ni tienes derecho a hacerles esto a ellos.

-ANA: yo no les he hecho nada, solo me aproveché de que Alicia estaba colgada de ti.

-YO: pues como amiga tendrías que haberla apoyado y ayudado con Teo, no haberla llevado a esto, no esta bien y no lo quiero.- Ana se iba a cercando con cuidado, pese a que no estaba tan enfadado, mi tono era tan contundente que la provocaba estupor.

-ANA: esta bien, no seguiré jugando con Alicia, ¿vale?, pero por favor, no te enfades con ella, es culpa mía, castígame a mi – se le humedecían los ojos,

-YO: no quiero castigarte, te quiero, has cometido un error, no pasa nada, todos los cometemos, nada va a cambiar entre nosotros, pero esto hay que solucionarlo, no podemos dejar que Alicia siga así con Teo.

-ANA: ¿que podemos hacer?, mientras vivamos juntos seguirá encoñada contigo y Teo seguirá cabreado por ello.- de golpe la miré, había dado en el clavo.

-YO: pues habrá que dejar de vivir con ellos.

Solo había una solución, sacarme a mi y a Ana de la ecuación y dejar que todos volvieran a ser ellos mismos, sin nosotros, teníamos que dejar de vivir juntos, Ana y yo éramos un peligro, yo era un peligro para cualquier mujer que viviera bajo mi techo.

CONTINUARA……………………
PARA CONTACTAR CON EL AUTOR:
poesiaerestu@outlook.es