cuñada portada3Veo que lo del prólogo se esta haciendo pesado así que lo elimino, cualquiera que quiera seguir la historia puede leer algún relato previo.

Respecto a los errores ortográficos trato de que no haya muchos pero ya no se que mas hacer, le paso varios correctores, y releo bastante, así que siento si no puedo mejorar mas.

Os agradezco a todos los comentarios positivos y negativos, pero oye, los positivos me suben en ánimo.

———————————————————-

Sin títuloAl final del instituto, llegue a tener la sensación de haber cubierto el cupo, de haber compensado de sobra mis años de onanismo, de estar harto de que las mujeres solo estuvieran conmigo para follar, ninguna me demostró nada, quizá Marina,  y  salvo mi Leona,  mas allá del bien y del mal,  eran juguetes para mi. Acabe hastiado de dormir acompañado pero solo, de saber que cuando se vistieran se irían y me dejarían allí, como un trozo de carne a usar, y aquello,  que antes me  parecía genial, llego a quemarme por dentro, estaba harto, no quería sexo, no quiera una mujer, o 10, quería una novia, una relación estable, en la que podríamos disfrutar del sexo, pero que no fuera la premisa inicial. Así que aquí cerrando la serie de relatos de mi época del Instituto, inicio la del verano. La 1º fue la denominada  mi 1º novia, Irene,  el 1º mes largo  me lleno de gozo y me sentía genial con ella, pero a raíz de iniciar el sexo se convirtió en una mas y la deje, antes incluso de enterarme que Ana volvería a mi vida en unos meses al venir a la universidad, tenia barra libre y un objetivo, así que era feliz.

El día de mi 19 cumpleaños fue un momento agridulce, por un lado lo empece con tristeza por la forma de actuar de Irene, a la que deje ese día, y luego por saber que Ana regresaría a la ciudad , esta vez para quedarse, después de la sesión con mi Leona volví a mi casa y hable con mi madre por la mañana, me dijo que si, que se lo habían comentado hace un par de días, que estaban pendientes de si la aceptaban, que a finales de septiembre se vendría a vivir con nosotros, hasta que encontraran un piso de estudiantes compartido, me lleno de alegría, saberlo, tenia una idea en la cabeza naciendo, pero ya os contare.

Me libre de un peso de encima, sabía que tenia mi oportunidad con Ana dentro de 2 meses y hasta entonces tenia toda la intención de divertirme, 1º y siempre que quería tenia sesiones duras con mi Leona, pero llevaba 4 meses encerrado en pleno verano por culpa de Irene, pasaron unos días en que ella me llamaba y hablábamos pero mi decisión era irrevocable, y mas aun sabiendo lo de Ana, Irene me había absorbido de tal manera que iniciado agosto aun no había pisado una piscina, ni con la familia ni con los amigos, dios,  llevaba como 2 meses sin ver a ninguno de ellos, y retome relaciones,  acompañe de nuevo a mi madre a aquel parque en el que solíamos quedar y dejándola con el grupo de madres me fui a la zona donde solíamos quedar, allí estaban , joder, los echaba de menos, me recibieron como uno que volvía de la guerra, se habían enterado de mi romance y mi ruptura, me trataban como a crío recién destetado, pese a que había sido duro y me trataban con mas cariño del habitual, pronto volví a ser yo, aquel joven desvergonzado y alegre, tenia que aprovechar el tiempo. Quería nuevas piezas de caza,  y active el modo depredador, hubo varias en poco tiempo, y casi todas con el elemento en común de la piscina, así que tratare de resumir

Alex, La dependienta

 

Lo 1º que hice fue salir con mi familia a la piscina publica, necesitaba  aquello, evadirme y refrescar mi cuerpo, andábamos ya por 43 grados en Madrid capital, y era domingo, así que preparamos el macuto como hacíamos siempre, temprano para coger sitio ya que se llenaba de gente,  con nuestras neveras y bolsas llenas de comida en tupperwares, cubiertos desechables y botellas de refrescos con hielos y aquellas gelatinas azules especiales,   para pasar allí todo el día, el 1º problema fue al intentar ponerme los bañadores míos, de antes de la operación, tipo bermudas, mira que son elásticos pero era ridículo, entraban casi 2 como yo, no creía que antes  ocupara tanto volumen, aun así apretándolo con los cordones parecía que aguantaba, el 2º problema fue que no había forma humana de que mi polla y mis huevos quedaran sujetos por aquella redecilla blanca interior, era mas una molestia,  así que lo arranque, tenia buena pinta en el espejo y la ser tan amplios me la disimulaban bien,  así que fui convencido de que me serviría, fuimos solo la familia, pero mi madre invito a algunas amigas suyas,  y por ende a sus hijos e hijas de mas a menos edad, algunas  chicas de la edad mía,  otras menores,  hasta niñas de 7 años,  y otras mayores que no llegaban a los 25, ya lo había echo antes, estando gordo, así que no me importaba , era mas quería ver sus caras ante mi nueva figura, al quitarme la camiseta pude notar como todas las miradas de aquellas mujeres se clavaron en mi, y las de mi madre y hermana en ellas, sonriendo sabiendo lo que todas pensaban, “joder que cambio”. A mi me gustaba según llegar a las 10-11 irme al agua mientras montaban el campamento base cogiendo sillas y mesas de por allí, así que así lo hice, gracias a mis clases extra escolares era un buen nadador antes, y sin tanto peso encima ahora era aun mejor, aunque debo decir que perdí flotabilidad, fueron llegando las demás, siempre con sus trajes de baño o biquinis según su físico se lo permitiera, me fije en varias de mi edad o mayores, algunas estaban realmente buenas y enseñaban bastante carne, antes solo eran apreciaciones, ahora eran análisis objetivos de posibilidades, pero andaba peleado con el bañador, había mucha tela sobrante y se inflaba con el agua, se me salía el rabo por las perneras, eso no lo tenia pensado, aun si pude colocármelo y estando mi cintura por debajo del agua no se notaria nunca, como siempre empezábamos con un paseo en grupo y riéndonos de las mayores que se acercaban y los críos le tiraban agua desde la piscina y de cómo se metían por las escaleras despacio, templando el cuerpo y no del tirón como hacíamos los jóvenes, la cantidad de veces que estando como una bola me tiraba en plan bomba a su lado para empaparlas jjajjjaa,  luego en grupo paseábamos mientras los niños jugaban alrededor y las mas pequeñas eran sujetadas por sus madres en zonas mas profundas, era aun domingo, aquello estaba desierto al llegar pero al pasar 2 horas era un río de gente, a estas alturas ya muchas se habían salido, para ir a cuidar las cosas y otras , las mas  cercanas a mi edad, salían a secarse al sol en las toallas, bajándose los tirantes de los biquinis y remangando la parte de abajo,  dejando mas cantidad de piel al sol y a la vista. Yo las miraba y luego miraba a las típicas tías buenas que siempre pululan por allí, y notaba como algunas me miraban a mi, en el agua, era una sensación nueva, hasta hora me miraban si quería reírse o se asombraban de lo gordo que estaba,  ahora me miraban como cuando yo las miraba a ellas hacia 1 año largo, decidiendo cuan mono o apetecible era. Llego la hora de comer y pese a que andábamos aun unos chicos y una chica en el agua, nos llamaron a filas, estabamos jugando con una pelota, según se iban saliendo nos las iban tirando y la ultima quedo entre la chica y yo, cuando fui a por ella  apareció buceando y la cogió, pelee con ella por cogerla, de forma realmente inocente, pero estaba muy buena y el frote hizo que se me hinchara un poco la polla, debió notarlo por que se le corto la risa de golpe me miro y tiro la pelota lejos, yo la solté pensando que se había rendido o algo, fui a por la pelota mientras ella salía, llego mi madre con una cuchara para servir en la mano llamándome la atención delante de todos para que saliera ya, como era ella y como era yo , nos gustaba montar numeritos, con todo el grupo mirándonos y riendo,  y media piscina igual, salí del agua del tirón, se corto el bullicio, oí hasta algún suspiro de asombro, me quede pensando, ya me habían visto sin camiseta, ahora solo estaba mojado, todas las tías de la zona me miraban llevándose la mano a la boca, y las que no,  eran avisadas por otras y todos los tíos miraban disimuladamente, aquello solo podría significar una cosa.

-MADRE: anda quédate quieto y deja que te traiga tu hermana una toalla- se puso en medio tapándome e hizo gestos a mi hermana, que leyéndola la mente,  ya venia con una.- toma, sécate y tápate el bañador.

Mire hacia abajo y caí de golpe, aquellos bañadores eran de tela fina  e impermeables, pero cuando se mojaban se pegaban a al piel, como si fueras envasado al vacío, y yo no llevaba la redecilla blanca, se me marcaba la polla algo morcillona en toda la pernera izquierda, trate de estirar la tela pero eso solo llamaba mas la atención sobre el hecho. Llego mi hermana todo roja y riéndose, me tape y me la puse atada a la cintura muerto de vergüenza, pero con un poco de humor y orgullo tire hacia delante, haciendo el saludo final de una actuación de teatro. El tema de la comida no fue otro que yo y mi operación, con mis cambios físicos incluidos, no nombraban directamente mi polla pero si hacían alusiones a ella, sobretodo la chica con la que me había peleado en el agua, se genero una atmósfera rara pero divertida,  de esas en al que me desenvolvía bien. Al terminar de comer ya estaba seco, yo solía  meterme en el agua para cortarme la digestión,  pero aun si, mi madre me dio mi monedero y me dijo que me fuera a la entrada de la piscina, que había una tienda de bañadores y me cogiera algo mas……discreto. Iba a salir en dirección a la puerta, con el bañador y la camiseta puesta,  pero estaba llena de gente, algunas me miraban, y otras me saludaban cariñosamente, oía al grupo reírse por ello de fondo, me canse de esperar y para hacer la gracia ya que soy un payasete, cogí el camino corto, me tire al agua y cruce por la piscina con el monedero y una toalla en alto para que no se mojaran, con el grupo tronchándose de fondo, mi madre roja y mi hermana casi sin poder respirar de la risa, al salir del agua se repitió la escena,  algún tío me vitoreaba otros me llamaban chulo,  y algún grupo de mujeres también, me di una vuelta para dejar que todos me vieran, y salí orgulloso colocándome la toalla en la cintura. Es lo mismo que hacia con mi barriga antes, usarla como objeto cómico para sobrellevar el complejo, pero ahora era mi pene.

Deje atrás la piscina hasta llegar a la entrada, allí había una tienda de ropa de baño,  objetos y juguetes para la piscina, a esas alturas de agosto yo debía ser el único que necesitaba algo de allí por que estaba algo retirada,  sin gente y totalmente abandona pero abierta, entre preguntando sin recibir respuesta, mirando que podía ponerme, hasta que apareció al rato un muchacha, vestida con el polo de la piscina, con su chapa de identificación,  y una caja en las manos, debía pesar y me ofrecí a llevársela.

-YO: hola buenas, deja que te eche una mano…..-miré la chapa-…..Alejandra, ¿no?

-DEPENDIENTA: si, Alex si quieres, pero no hace falta- no la deje responder y se la quite de las manos.

-YO: ¿donde te la dejo?

-ALEX: allí,  en ese estante de arriba, muchas gracias.- la deje allí.

-YO: de nada mujer, es mas no hace falta que me las des, necesito tu ayuda.- note como me comía con los ojos, gran parte de la camiseta se me había mojado y se me pegaba al cuerpo, joder y era un tío mono, me gusto.

-ALEX: ¿pues dígame en que puedo ayudarle?- repasé su cuerpo, era joven,  de unos 24 años, algo baja, de 1,65, coleta rubia  que le caía hasta los hombros, la camiseta de la piscina le quedaba algo ajustada y le hacia buenas tetas, de echo al chapa le colgaba como si fuera un piercing en el pezón, y llevaba unos shorts cortos,  marrones, enseñando bastante pierna, en zapatillas, estaba buena.

-YO: veras Alex, lo primero es que me llames Raúl, y no me trates de usted por dios que me sacas 4 años  – asintió sonriendo, – he venido hoy por 1º vez a la piscina desde hace mucho y había perdido bastante peso, aun así me he atrevido a venir con un bañador viejo, pero…….

-ALEX: pero se te cae, pasa mucho al inicio de verano, ¿pero a estas alturas?

-YO: bueno, digamos que mi ex me tenia algo ocupado,  pero no, no es que se me caiga, aunque ahora que lo dices también , veras……….- no sabia si contárselo,  pero si quiera ayuda tenia que decírselo, y  me estaba gustando como me miraba aquella mujer así que…- me he metido en el agua y al salir…..

Me quite la toalla, su mirada fue la misma que la de todas, clavada en mi polla,  totalmente marcada bajo la tela, se mordió el labio de inmediato, sus ojos casi se le salen de la órbitas y estuvo un minuto así.

-YO: veras Alex, a mi me da igual, de hecho ya me ha visto así media piscina, pero resulta que le da reparos a mi familia, me preguntaba si podrías echarme una mano para evitar esto.

-ALEX: bueno…esto…tenemos…dios…..varias tipos, digo varios tipos de bañadores……pero no se…..no se me ocurre anda especial para……ocultar……eso.

-YO: pues por eso necesito tu ayuda, tengo que probarme cosas y comprobar que en mojado no se me marque tanto.

-ALEX: eso no hay problema tenemos ahí detraes un probador con desagüe y manguera para casos así, pero, no me refería a poder ayudarte, es que no creo que tengamos nada para poder…..tapártela.- su mirada no se elevo en ningún momento, le hablaba a mi entre pierna, quería jugar con ella y ya la tenia ganada.

-YO: mira yo me voy para allí atrás, y me voy desnudando, tu tráeme bañadores y me los voy probando,  me mojas y me vas diciendo que tal, ¿de acuerdo?- asintió encantada.

-ALEX: voy a cerrar, no vaya a ser que entre otro cliente y te vea.- jajajaa si,  claro.

Lo hice tal cual, me fui a la parte de atrás mientras ella echaba el cierre, la oía coger prendas mientras yo me desnudaba entero, no se si ella esperaría que me hubiera dejado la toalla y me fuera cambiando con ella puesta, pero al volver cargada de bañadores, se el cayeron al suelo al verme de pie en pelota picada delante de ella, se puso roja al agacharse a recogerlos, mirando de reojo, me los medio tiro y se iba  salir de allí.

-YO: ¿Dónde vas?, quédate aquí y coge la manguera,  así me los voy probando mientras me mojas y no andas entrando y saliendo todo el rato,  si ya no puedes ver mas, ¿no? Jajajaj- dudó, pero haciendo como que no miraba mientras cogía la manguera, miraba obscenamente.- ¿por donde empezamos?

-ALEX:   no se, tu veras.

Me puse un calco del que tenia puesto pero mas de mi talla, me agarraba la polla mientras me los ponía y luego la colocaba.

-YO: nada, se me sale por los lados, es igual que el mío, por eso le quite la redecilla. A ver, mójame por probar.- encendió al manguera y me enchufo gustosa, aparte de no sujetármela se me marcaba casi igual.

-ALEX: si que como para que no se te salga -murmuro- no hemos avanzado mucho, venga,  quítatelo y prueba otro.- entraba al trapo, lo estaba disfrutando.

Me lo quite y me probé otros, iguales, en todos pasaba lo mismo.

-ALEX: a ver, si con esto sujetamos un poco mas, son los turbo paquete.- eran casi slips.

Me lo puso y era obsceno sujetar sujetaba pero se me marcaba una barbaridad y cuando me mojó ya era un evidencia.

-YO: pues no creo que eso ayude mucho.

-ALEX: no no, pero te quedan genial jajajajajjaja.- reía de nervios, y ya jugaba mojándome cuando no tenia por que hacerlo- a ver, pruébate uno de los normales con ese puesto.

-YO: ¿como?- sabia lo que quería decir, pero pretendía atraerla.

-ALEX: si, que te pongas uno encima del otro, anda déjame –  se acerco resuelta ante mi incompetencia, supongo que sabia que era una trampa pero cayo de todas formas.

De forma clara y evidente me puso la mano encima de la polla y fingía colocarme bien el bañador, cuando se canso del paripe, se agacho ante mi y cogiendo una de las bermudas me la fue poniendo, yo no tenían la mas mínima intención de ayudarla, lo estaba haciendo muy bien sola, pegándose a mi cuerpo mientras me los ponía, termino volviendo a re-colocar lo que ya estaba colocado. Se separo y miro orgullosa de su trabajo, cogió la manguera y me empapo entero.

-ALEX: ¡¡eureka!! Mira, la llevas bien sujeta y no se te nota nada empalmado, digo empapado……. es una lastima a mi entender,  pero lo hemos logrado- levanto la mano para chocar los 5, no la iba a dejar colgada pero al chocar las manos la abrace con fuerza pegándola a mi agradeciéndoselo, estaba empapado y mi polla se rozo con su vientre, la deje allí lo suficiente como para al separarse tuviera la camiseta empapada y pegada al cuerpo.

-YO: uy perdona, no me di cuenta.

-ALEX: no pasa nada,  ahora me cambio, tengo mas aquí- y sin mas se quito la camiseta delante de mi, dejándome ver su torso, y sus tetas, con la parte de arriba de un biquini.

-YO: vaya, ¿tú también llevas biquini aquí?

-ALEX: claro, así cuando no hay trabajo y aprieta el calor nos damos un chapuzón, ainnns mira me he mojado también el pantalón- y diciendo eso se lo quito de espaldas a mi sin doblar las rodillas regalándome una visión de su trasero espectacular, el biquini era azul y tapaba lo justo, lo mejor fue ver como al agacharse la parte de su coño del biquini ya estaba mojada, y no era agua,

-YO: vaya, no estas nada mal, eres una preciosidad, lo sabes ¿no?

-ALEX: muchas gracias, aunque tengo algo de complejo en las tetas – se dio la vuelta apretándoselas -, ¿tu que opinas?

-YO: que como no dejes de hacer eso no existe bañador que me disimule la erección.

-ALEX: JAJAJAJAJJA que majo eres, jajaja, ¿así que aun no estaba erecta?

-YO: que va, esto crece aun mas.- sabia por donde iba desde hacia tiempo.

-ALEX: ¿y que puedo hacer para ayudar a comprobar si estando tiesa se te nota?- dios, vaya joyita me había encontrado, se acerco a mi dejado que su tetas me rozaran.

-YO: no se, yo te he hecho de modelo, ¿que tal si tu haces lo mismo?- la rodee con la cintura pegando su cuerpo al mío, mirándola hacia abajo, hacia sus ojos.

-ALEX: que buena idea.

-YO: pero hay que ser justos, las condiciones serán las mismas, te desnudaras por completo, y te iras probando biquinis delante de mi mientras te voy mojando. ¿De acuerdo?- asintió y salió disparada a por biquinis.

Volvió cargada, y con algún reparo se quito el que llevaba puesto, las tetas era cierto que se le habían ciado un poco, pero tenía un polvo  de la leche, no tenia nada de bello y unos pezones pequeños que estaban durísimos y erectos. Se fue probando un montón, bañadores, triquinis, biquinis y otros solo la parte de abajo,  cada vez de formas mas sugerentes o pidiéndome ayuda para atarse algunos, luego la mojaba, cada uno mas pequeño que el anterior, el ultimo ya no era un biquini, eran hilo con pedazos de tela sueltos en los pezones y en el coño, tipo tanga.

-ALEX: bueno, si ya con este no te la pongo dura no se que mas hacer.

-YO: me la has puesto dura desde el 1º.

-ALEX: que malo ¿y por que me has dejado seguir?

-YO: por que tienes una preciosidad de cuerpo, y te voy a folla aquí y ahora.- se sorprendió de la rudeza pero era lo que quería oír- ¿pero dime se me nota o no? Por que la noto a reventar.

-ALEX: pues en realidad no, soy buena dependienta. jejejejeje- se le quito la sonrisa cundo me quite los 2 bañadores y vio mi polla en erección apuntándola, así impresionaba mas.

Me acerque a ella y cuando la alcance doble mi polla para no atravesarla el estomago, seguí avanzando hasta dejarla cara a un pared y allí la bese, el 1º de tanteo, y el 2º ya fue arranque de pasión, mientras ella se sujetaba contra la pared la arranque le biquini y la masajeaba las tetas, la calenté tanto que llevo su mano a mi polla y se deslizó hacia abajo, quedando su cara a su altura, y moviéndola,  con los ojos fuera de si, comenzó a masturbarla con fuerza, para después llevársela a la boca, la chupaba de cine, lamía el glande como una experta, me encendió y pase al ataque, la cogí de los brazos y de un tirón la levante por los aires apoyándola contra la pared, ella se agarro a una barra del techo y quedo con su pelvis a la altura de mi cabeza, conmigo de pie, la pase la piernas por mis hombros y le comí el coño como mejor sabia hacerlo, cuando estaba empapada metí mis dedos buscando su interior,  ya gemía poseída, la baje con cuidado y la puse de espaldas, baje mi cintura y busque su coño con la punta de mi miembro, cuando localice la entrada apreté y entro fácil, estaba mojadísima, pero eso no evito que se pusiera de puntillas al ir clavándole toda mi estaca, di gracias a dios por que a la 2º embestida le entraba toda, y allí acelere la marcha, acariciaba su cuerpo aplastado contra la pared mientras no paraba de bombear, a los 15 minutos me regaló su 1º corrida pero seguí, con cada golpe de cadera ella se elevaba del suelo y volvía a caer, notaba como su fluidos caían por mi pelvis y facilitaban aun mas la entrada en ella, cuando busque su cuello para besarle,  se derritió y cayo el 2º orgasmo, esta vez pare el ritmo, y la deje descansar, se la saque y la di la vuelta, besándola, la volví a subir por los aires, a medio cuerpo y dejándola apoyada contra la pared, la volví a  hundir , ahora de cara, me rodeo con la piernas y yo la agarraba de  las tetas, pellizcando sus pezones, me hipnotizaban como botaban delante de mi, y mientras me agachaba para besarla ella gemía de placer, mis embestidas ya eran totales y profundas, la golpeaba contra la pared haciéndola rebotar, a la hora ya sentía correrme y ella flaqueaba debido a los múltiples orgasmos, acelere el ultimo minuto para cavar pronto y  la saque de ella dejándola caer, medio ida me la chupo mientras me corría en su cara.

-YO: vaya, tendré que pasarme por aquí más menudo, el trato es exquisito.

-ALEX: cuando quieras, búscame, ya te ayudare como pueda.

La levante del suelo y nos moje a los 2 para quedar aseados, me costo no volver a trincármela cuando se metió la manguera en el coño para limpiarse por dentro, pero andaba diciéndola lo de la vasectomía.

-YO: bueno, al final me tender que llevar los 2, ¿no?, ¿por cuanto me va a salir?

-ALEX: nada, llévatelos, has hecho que el día me cunda jjajaja.

-YO: ¿seguro, no te meterás en líos?

-ALEX: los jefes ya ni se pasan a estas altura de verano, se la suda, ya han hecho caja, tu tranquilo, y ya sabes, ven a  verme.- me dio otro beso de escándalo antes de volver a vestirnos y abrir para salir.

Salí de allí con lo 2 bañadores puestos y en una bolsa todos mis enseres, regrese cuando estaban ya terminado la partida de cartas típica antes de volver al agua.

-MADRE: ¿vaya, mira quien se digna, donde estabas?

-YO: pues comandemos el bañador que me has dicho, mira como me queda.- me quite la  toalla y aparte de no notárseme nada, quedaba bien.- ¿yo me voy al agua ya, quien se apunta?- todas las tías en edad de procrear,  incluida alguna madre,  me siguió, también algunos chicos, pero una vez en el agua ellos se desperdigaron y me vi rodeado pro al menso 5 mujeres queriendo jugar a ahogarme, me cuesta recordar un momento en mi vida en el que tantas mujeres me estuvieran metiendo mano a al vez.

Era grande y fuerte y no era fácil tirarme, ya juzgábamos a eso antes, pero ahora los agarres y los intentos eran diferentes, ya no buscaban meterme debajo del agua, si no frotarse contra mi, una de las madres me puso las tetas en la polla directamente agarrándose a mi culo como si el fuera la vida en ello, yo me databa hacer hasta ese momento, otras 3 se aprovecharon y me metieron debajo del agua, una vez allí note como al menos 5 manos me sobaron la polla, cuando salí me tuve que recolocar el bañador, mientras ellas reían.

-YO: ahora es mi turno.

Me lance a por todas ellas, si quieran jugar,  íbamos a jugar todos, al inicio solo de una en una, las cogía de la cintura y haciendo fuerza con la pelvis las hundía repetidas veces, metiéndolas mano de forma clara, luego quisieron hacer fuerza entre varias, pero yo estaba desatado, tenia a una colgada de cada brazo y otra intentando tirarme y aun así las hundía a todas sin compasión, agarrando teta y culos, a una le quite la parte de arriba y todo, y lejos de taparse luchó por recuperar la prenda pegando sus tetas  desnudas a mi , pasaron los minutos y ya solo quedábamos una chica y yo, casualmente la de la pelota de la mañana, ella estaba agotada pero no se rendía, lanzaba ataques blandos, siempre la daba la vuelta y la apretaba el culo contra mi polla, que estaba como un  piedra, la metía mano en las tetas, ya no de forma accidental, sino agarraba y apretaba, ella se quejaba diciendo que si no me daba vergüenza, yo la contestaba que era ella la que estaba restregándose desde hace una hora contra mi. Los ataques cesaron y la fui llevando a la zona mas alejada y profunda, donde no nos veían los demás, allí ya directamente pegue contra la pared de la piscina y la bese, ella al inicio no quería, pero me rodeaba con las piernas para sujetarse ya que no hacia pie y yo si, notaba mi bulto palpitando en su pelvis, la metía mano por debajo del biquini y dios la libró de que hubiera mas gente allí, si no,  la hubiera quitado el biquini y me la hubiera tirado en el agua, y según se movía ella, lo estaba deseando. Nos separamos un poco cuando note que se acercaba el grupo de nuevo, la metí las tetas de nuevo en el biquini y me fije en un par de mirones que babeaban por allí, mujeres incluidas.

Al regresar a casa éramos tantos que alguna debía ir sentada encima mía, casi se matan por hacerlo, pero gano aquella joven de la pelota, al llegar a casa la invite a salir a dar una vuelta, y la lleve a casa de mi Leona, que andaba fuera, allí me desnude por completo nada mas entrar, me di la vuelta para que me la viera, y la invite al dormitorio, entro desnuda y se me abalanzo encima, la regalé unas 2 buenas horas de sexo animal, hasta que se medio iba, lo tenia muy cerrado y no le entraba ni la mitad, pero fue suficiente. Llego mi Leona y viendo a aquella muchacha abierta, rota e ida, se me tiro encima también,  y a ella le di sus 4 horas de sexo duro con al otra durmiendo al lado.

El depredador había vuelto, en menos de 12 horas había pasado  7 follándome a 3 mujeres distintas.

CONTINUARA…..sex-shop 6