me gusta mucho la espeleología y me hablaron de una cueva que no había sido todavía explorada me dijeron que tuviera cuidado ya que no habían llegado al final de ella y podía ser peligroso por derrumbes yo como siempre me apasiona explorar las cuevas yo no hice caso y llegue al final después de varios kilómetros de andar por fin llegue.
cuando descubrí una ruta maravillosa con un tesoro inmenso lleno de pedrerías monedas esmeraldas rubís diamantes zafiros etc. valdría millones estaba tan contento m había hecho millonario eso pensé lo que me compraría cuando vi unas palabras que decían así.
– aquel que me encuentre no podrá disfrutar mucho de mí al menos que me devuelva a mi origen.
yo no hice caso de tonterías y me lleve bastantes monedas y zafiros en el bolsillo cuando salí tan contento. algo no iba bien algo había cambiado no era el mismo paisaje ni la misma salida pensé que me había equivocado y volví para atrás pero era imposible.
había varias mujeres vestidas de hurís como la moras con turbantes y velos casi desnudas y tiendas de campaña así que fui para las tiendas pensé que estaban rodando una película cuando vi a unos árabes con cimitarras detrás de mi para matarme, dijeron:
– al ladrón al ladrón.
pude escapar y me escondí cuando oí:
– ese ladrón ha robado el tesoro de alibabá se ha llevado parte del tesoro hay que matarlo.
o estaba loco o era broma que alibaba ni que leches me estaban tomando el pelo pero no mire mi reloj y allí no funcionaba mire mi móvil y nada donde coño estaba que broma era esta .
entre en la cueva y vi a las mujeres los hombres se habían ido a buscarme por otro lado y no regresarían no pensaría que había vuelto y pregunte a las mujeres asustadas:
– donde estoy que es esto no temáis no voy haceros daño.
– esto es arabia.
– esto es una broma.
– no extranjero te lo juramos es la verdad.
– no es posible hace poco estaba en una sierra dentro de una cueva en España cogiendo un tesoro que me encontré y ahora estoy en arabia.
– has cogido algo del el tesoro de alababa.
– alababa eso es un cuento.
no no es un cuento ese tesoro esta maldito- dijeron ellas- devuélvelo sino nunca podrás regresar a casa.
– va tonterías – no hice caso y seguí mi camino llegue a la ciudad pero era como un cuento de las mil y una noche cuando oí a alguien:
– ha robado parte del tesoro de alibaba pobre desdichado nunca encontrara la paz hasta que lo devuelva nunca llegara salir de aquí del país de las mil y una noche.
yo me quede alucinado escuche:
– no sabe que aquí es todo posible no sabe el pobre desdichado lo que ha hecho.
había palacios sultanes hurís eunucos parecía salido de una película de Hollywood pero la desgracia que era muy real no era una película de pronto tuve que huir me perseguían otra vez para matarme:
– devuelve tesoro ladrón y entrégate.
así que salí corriendo y me salte por los tejados hasta caer en un palacio donde había varias mujeres y entre allí ellas se asustaron.
– que haces aquí.
– tranquilas no quiero haceros daño es que me persiguen para matarme.
– esto es el harén del sultán no puedes estar aquí. te mataran si te pillan aquí los eunucos.
uno de los eunucos entro:
– habéis oído algo.
– nada -dijeron ellas.
– alguien ha robado el tesoro de alibaba pobre de el nunca tendrá la paz hasta que lo devuelva si oís oigo me lo decís.
– descuida -dijeron ellas cuando salió les di las gracias por esconderme.
– a cambio queremos que nos hagas el amor a todas.
joder eran 4 ya que el sultán se las había llevado el resto de viaje con él.
– no te preocupes el eunuco no volverá te lo aseguro en varias horas además que mejor que aquí que estarás a salvo con nosotras. el sultán no no toca desde hace mucho tiempo tenemos ganas de hombre.
como iba yo a negarles nada se me desnudaron haciendo la danza de los siete velos joder como estaban menudos cuerpos tenía buen gusto ese sultán. menudo cabron. las 4 se me pusieron en pelotas picada y me bajaron el pantalón mi poya salto sin más como un cohete.
– queremos ver tu verga.
joder las cuatro se lanzaron sobre ellas como lobas hambrientas y empezaron a comérmela. una supe que se llamaba Zoraida la otra Fátima la tercera Safira y la cuarta Yazmina como la chupaban joder .mientras Zoraida y Fátima me chupaban la poya Safira y Yazmina se comían entre ellas los chochos luego me dijeron:
– extranjero queremos que nos poseas queremos tus verga en nuestros chochos.
– por mí no hay problema.
así que me cogí a Yazmina y se la clave hasta los cojones mientras le cogía de las tetas ella se volvía loca.
– no pares no pares ya quisiera el viejo sultán follar así.
mientras Safira me comía los cojones por abajo luego Fátima se comían entre ellas las tetas con Zoraida luego la toco el turno a Zoraida y la di por el culo.
– así así extranjero rómpeme el culo que gusto quiero toda tu verga.
después zafira me comió otra vez la poya y me la puso como una piedra luego cogí a Yazmina y la folle el culo.
– ahahahaha me corroooooooo como folllas por ala.
luego hice que ambas me comieran la poya.
– así así zorras chuparme la verga- dije yo -ahahahaha que gust.
o y las di toda mi leche.
– eres un extranjero increíble.
– me llamo charles- dije yo.
– hemos disfrutado mucho contigo puedes irte pero con cuidado los eunucos pasan dentro de unos minutos otra vez al vernos y hacer la ronda.
así que salí del harén donde había entrado y sale otra vez y caí en otra habitación allí había una mujer increíblemente bella bella era poco y me escondí.
– perdonar que os moleste pero han robado el tesoro de alibaba princesa Arabela ese dedicado no sabe lo que ha hecho le perseguirán hasta la muerte como no lo devuelva -y salió el guardia.
y ella al darse la vuelta me vio pero que la tape la boca y la bese ella dijo:
– os matare por esto como os atrevéis.
yo no la hice caso y seguí besando en mi vida había besado a una mujer así sus labios eran como fresas y sabían a ello.
– os matare -dijo
– tranquila -dije yo -no quiero haceros daños es que me persiguen para matarme .
-claro has robado el tesoro de alibaba te lo tienes bien merecido.
– yo no lo sabía lo juro. lo vi en una cueva que estaba explorando cuando cogí algo y salí y estaba aquí en esta época.
– tienes que devolverlo no pararan hasta que te maten y te encuentren y devuelvan el tesoro a su dueño alibaba.
— por cierto princesa sois muy bella.
se sonrojo ella
-gracias ya que me habéis besado sin mi consentimiento.
– no tenía otra acción ibais a gritar además os ha gustado -dije yo.
– nadie me ha besado así todavía.
– así que sois virgen -dije yo.
– si- dijo ella poniéndose colorada – tengo que casarme con un príncipe tengo que mantenerme así pura.
-que tontería quien dice eso queréis probar las mieles del sexo.
– no tengo experiencia aunque me han dicho que se goza mucho.
– os enseñare- dije yo.
– si os pilla mi padre os matara y a mí me desterrara pero quiero hacerlo el príncipe que ha elegido para mí no me gusta y es un imbécil- dijo ella- así que de acuerdo quiero aprender contigo extranjero.
así que la desnude joder con la princesa menudo polvo tenía ahora la dije:
– desnudarme con cuidado y chuparme la verga despacio como si comierais una fruta dulce y suave paladearla y tomaros vuestro tiempo.
ella empezó a chupar esconder los dientes y solo con la boca y la lengua dije yo:
– ahora meteros toda a hasta dentro.
joder que pronto aprendía como la chupaba.
– que gusto.
– os gusta.
– esta riquísima me encanta- dijo ella.
– bien ahora os voy a follar si queréis.
– si quiero que me hagáis de todo quero probar vuestra verga dicen que se goza mucho.
así que con cuidado la chupe el chocho y la puse muy caliente ahora despacito empecé a metérsela cuando ya estaba muy lubricada de tanto chuparle el chocho.
– ahajaba -dijo ella- que gusto.
– todavía queda un poco -y se la metí hasta los huevos ella se quejó por la rotura del himen pero dijo:
– no paréis ahora querido vuestra poya en mi chocho hasta los cojones que gusto.
joder con la princesita como follaba.
– as así darme bien meterme vuestra verga hasta los mismas bolas por ala que lo deseo.
y empecé a follarme la que gusto enseguida se corrió.
– ahahahahhahaha me muero de gusto.
luego la prepare el culo se lo chupe y la metí los dedos uno a uno cuando estuvo bien lubricado con aceite de esencias y metido bien los 4 dedos en el rector le empecé a meter la poya poco a poco hasta que se acostumbró a ella.
– si así cabron que gusto rómpeme el culo como folláis sois divino por ala. quiero un hombre así si vuestra para siempre.
– que dirá vuestro padre.
– no se enterara porque no nos encontrara- dijo ella.
– y eso.
– conozco un lugar secreto que nadie sabe es maravillosos solo lo sé yo.

-bueno pues vamos.

 

  • : hace mucho tiempo que hago espeologia me gusta meterme en cuevas y explorarlas me hablaron de una cueva que era bastante grande ypeligrosa de explorar y me aconsejaron que no entrara hasta el final pues no estaba explorada yo n escuche y me deje llevaar por la emocion y ver la cueva al final cuando de pronto descubbri un tesoro y fu a salir y estaba en arabia en el pais de las mil y una noche