Mi nombre es Lisa y el de mi hermana Nicole, y lo que vamos a contar nos pasó cuando yo tenía 16 años y ella 18. La época en que ocurrió era tiempos en donde aun los padres cuidaban a sus hijas en base a amenazas y hasta golpeandonos, para evitar que hagamos “malas guasadas”, como solían llamar a tener relaciones sexuales. Si a esto le agregamos que todo se desarrolla en un pueblo del interior del interior, la cosa se hace mas complicada.

Estudiabamos para ser maestras, en el secundario de la ciudad. En el aspecto escolar, nunca dimos problemas, siempre fuimos buenas alumnas. Tanto en la primaria como en la secundaria. A tal punto que, al margen de esta historia, nos recibimos de maestras y llegamos a ejercer hasta que cada una en su momento, se casó y abandonamos el magisterio. A partir de acá, nos alternamos en el relato.

  • NICOLE

Me toca describirnos. Lo primero que debería decir es que eramos muy lindas. Piel blanca, cabello negro, ojos marrones, tetas medianas tirando a grandes, cuerpo atlético eran rasgos comunes a las dos. Yo, un año y 7 meses mayor que mi hermana, fui mas recatada. Vestía con faldas hasta la rodilla y usaba portasenos grandes, tratando de no sugerir ni mostrar nada. Cuando usaba pantalones, eran holgados, o sea una señorita. Hasta que …

  • LISA

Luego de nosotras llegaron a la familia tres hermanos mas, dos hermanas y un hermano. Que en aquel momento eran muy chicos, incluso la pequeña no habia nacido aun. Porque hago esta aclaración? porque siempre dicen que cuando hay hermanos o hermanas, el menor o la menor siempre es la mas rebelde. Y comparada con Nicole, no parecía que eramos hermanas. Ella, una señorita, yo una loquincha, que siempre andaba correteando, jugando con mis amigas tanto en la escuela como en el barrio. Fisicamente ya nos definió Nicole. Para agregarle que yo era mas presumida. Y por eso me llevaba medio seguido una paliza de mi madre. Yo vestía faldas cortas, cabello suelto, o sea era mas atrevida en una palabra. Y en lo sexual, tambien salí mas zafada, mucho mas zafada. Yo me “dejé coger” a los 13 años. Ya habia ingresado al primer año de la Secundaria. Y fue con uno de dos hermanos que habian venido a casa de unos vecinos. En realidad, eran sobrinos de los dueños de casa. Se quedaron un par de años en el barrio. Cuando llegaron tenían 17 y 18 años. Y con los primeros que hicieron amistad fue con nosotras. Eran muy respetuosos, estaban a punto de comenzar la carrera en el Liceo. Y cuando mis padres los conocieron, se quedaron tranquilos porque eran muy formales, como dije, muy respetuosos.

  • NICOLE

En realidad, con quien rapidamente hicieron amistad fue con Lisa. Y mamá siempre me mandaba con ella, por si las moscas. Y poco a poco yo tambien me fui haciendo amiga de los dos. Pero no se hablaba de nada malo. Eran conversaciones inocentes. Por lo menos yo.

  • LISA

Con Oscar hubo onda de una. Y Charly, el mayor, parecía mas interesado en mi hermanita. Lo cierto es que ellos eran mas grandes en edad, pero nosotras nos habiamos desarrollado jovenes, teniamos 13 y 14 y eramos altas. Y como mas grandes, ya tenian experiencia. Al principio, yo me cruzaba sola la casa del vecino, y charlabamos. Y entre charla y charla, yo lo provocaba a Oscar. Y cuando mamá la empezó a mandar a Nicole a cuidarme, yo ya tenia algunos besos y caricias con Oscar. Por eso cuando descubrí la jugada de mi madre, yo fui quien lo llevó a Oscar a cogerme. Y cuando se enteró Nicole, me mandó en cana con la vieja.

  • NICOLE

Para hacerla corta a esta parte de la historia, Lisa se lo montó con Oscar. Ellos lo negaron, pero alguna vez, cuando le descubrí otra historia, me pidió que no dijera nada y que ella me iba a contar todo. La curiosidad pudo mas. Y ahi se deschavó.

  • LISA

Mi hermanita tambien tiene lo suyo. Yo no la voy a mandar en cana, que lo cuente ella. En cuanto a mi, para cerrar esta parte de la historia, con Omar no lo hice mas que una vez. Pero despues pasaron unos cuantos. Hasta el momento de la historia, 8. Mucho, bueno, desde los 13 hasta los 16 son 3 años. Dos por año, esta bien. Y me gustaba cambiarlos porque primero los elegía porque eran lindos. Pero resultaban ser un fiasco. Hubo uno que fue mi mayor decepción, era muy lindo, bello. Pero cuando estabamos desnudos, su chota parada era mas chica y delgadita que un dedo. Como ya estabamos, lo deje hacer nomas.

  • NICOLE

Hubo momentos en que yo escuchaba como la apodaban a mi hermana y lo mas lindo que le decían era PUTA o RAMERA. Yo fui mas despacio. Charly fue mi primer novio, pero tuve miedo de hacerlo con alguien 4 años mayor. Lo hice a los 16 con un compañero, me llevó a su casa, y nos encerramos en su pieza. Fue horrible. Porque como estaba su mamá, no habia que hacer ruido, asi que me tapó la boca para que no gritara, y a mi me dolia mucho. Encima acabó dentro mío. Afortunadamente, no hubo nada coomo consecuencia de eso. Lo hicimos otra vez como a los dos meses y estuvo mejor. Nos peleamos por ‘bocon’. Asi que antes de esta historia, solo estuve con un solo muchacho. O sea, experiencia Cero.

LAS HERMANAS SEAN UNIDAS

  • LISA

Salvo lo de Oscar, mis ligues como se les dice ahora, eran en la escuela. En nuestro barrio no queriamos porque era mas peligroso. Dentro del grupo de amigos del barrio, no habia uno que no quisiera voltearnos.

  • NICOLE

En realidad era yo quien tenia que andar frenandola a Lisa. En lo personal, siempre me había gustado desde chico uno que cuando terminó la primaria, se fue a estudiar afuera. De chico conversabamos y jugabamos. Con el paso del tiempo, cada vez que venía a pasar unos dias con su familia, cuando nos veiamos nos saludabamos y nada mas. Alguna vez intenté preguntarle como le iba en el colegio, pero no pude porque siguió de largo. Era timido. Y gustaba de jugar con los varones. Su nombre era Martín y tenía la misma edad que Lisa.

  • LISA

A mi nunca me gustó porque siempre andaba con ropa de trabajo, el ayudaba a su familia que tenía un almacén. Y ya mas grande, cuando ya habia entrado el bichito de la curiosidad en mi, intenté verlo con otros ojos y descubrí que siempre me miraba. Me miraba y no decía nada. Este está loco, pensaba. Cuando terminó el tercer año en el internado, consiguió trabajo en la misma empresa que mi padre. Y dejó sus estudios. Y se quedó en el pueblo. Tenía 16 años. Y ahora nos cruzabamos mas frecuentemente. Y aunque habia mejorado su forma de vestir, su prestancia, el continuaba juntandose con changos. Nadie le conocía una novia. Raro, porque era un chico lindo, yo me le habia tirado a tipos de los que ni siquiera me acordaba la cara, yo pensaba “éste está para darle”.

  • NICOLE

Cuando Lisa me cuenta sobre Martin, confieso que me dio un poco de bronca. Como a ella lo miraba y a mi no. Yo que siempre lo buscaba. Me puse mal, porque desde que habia entrado a trabajar, yo lo tenia en la mira. Y hasta habia averiguado sobre el. Confirmé que era timido, pero tambien alguien me dijo: -Si no es p__o, pega en el palo-. Y hasta me puse mal saber eso. Y ahora saber que a la zorra de mi hermana la miraba y no se le animaba, y conmigo se mostraba esquivo, decidí joderlo.
-Lisa-, le dije. -A que no logras cogertelo a Martín?-.

  • LISA

Cuando la puritana de mi hermanita me desafió, acepté. Yo sabía que a ella siempre le gustó Martin. Pero el nunca le dio bola. Asi que redoblé la apuesta. -Y si lo hago, que gano yo-, pregunté.

  • NICOLE

La verdad no sabia que iba a pasar. Si Lisa le sonreia, y era verdad que el la comía con la mirada, seguro que se le daba. Pero eso tambien significaba que no era maricón. Asi que le respondí. -La que gana elige premio o multa-.

  • LISA

Lo primero que pensé es que mi hermanita me estaba tendiendo una trampa. Y despues, pase a pensar en como lo lograría. Yo lo saludaba, el me miraba embobado, contestaba mi saludo y me seguía con la mirada. Como intentarlo?

  • NICOLE

En los siguientes dias, tenia un dilema. No sabia si rogar que no lo consiga o hacer fuerza para que le vaya bien. Tambien me puse a pensar en la locura de mi apuesta. Asi que decidí cancelar el desafío. Cuando le dije que era una broma nada mas, se rió a carcajadas.

  • LISA

-Demasiado tarde, hermanita-, le respondí a una sorprendida Nicole. En realidad, no habia pasado nada, pero decidi ir mas a fondo. -El que gana, elige el castigo, asi que preparate- y me alejé riendome.

  • NICOLE

Cuando vi que se alejaba, le dije. -Ah, si claro, mira si te voy a creer, como se yo que pasó algo-, pregunté.

  • LISA

Estaba en mis manos. -No. Todavia no pasó nada. Pero cuando pase, vos vas a tener que estar presente. Esa es la condición que puso-, juro que en ese momento se me ocurrió.

  • NICOLE

Casi me desmayo. Por unos minutos, me quedé en silencio. Ella habia entrado al baño. Y despues de cerciorarme que no nos escuchaba nadie pregunté -y eso cuando será?-.

Asi fue que entre uno (Martin) que realmente era timido, con solo un par de experiencias; otra (Lisa) que se habia inventado una historia y no sabia como salir de ella y la tercera (Nicole) que primero puso el grito en el cielo porque no se imaginaba ser espectadora de como se la cogían a su hermana, pero que despues le gustó la propuesta pese a que ella era la que quería algo con Martín, se gestó esta desopilante aventura.

Lisa sabía que debía forzar un encuentro con Martín. Y no tenía la mas palida idea de como hacerlo. Pero cuando los astros deciden ayudar, se alinean y se logra lo imposible.
Lisa tenia que ir al Centro Medico a pedir un certificado buco dental que le exigian en la escuela. Y para eso, debía ir antes de las 7 a hacer fila para sacar turno. Y asi fue. Llegó a las 6 y 30 y ya habia gente esperando. Saco numero y se sentó y cerró los ojos dormitando. La despertó el murmullo de gente. Miró el reloj. Eran las 7 y 5. Se despabiló. Y cuando levantó la vista, se encontró conque adelante de ella estaba … Martín. Que pasó, se le habia pasado el turno. Afortunadamente, no. Fue que el habia estado antes y se volvió a su casa y retornó a esa hora.

LISA: -Hola-

MARTIN (que estaba de espaldas, giró y se encontró con Lisa): -Ho..Hola-

L: -Como estas?-

M: -Yo? Bien, vos?-

L: -Tambien. Te puedo hacer una pregunta?-

M: -Si, claro-

L: -Tenes novia?-

M: -No. Porque me lo preguntas?-

L: -Es que siempre veo que cuando nos cruzamos, me miras y es como que me comes con la mirada-

M: -Yo? No se, te habrá parecido-

L: -Puede ser, que tonta soy; pense por un momento que te gustaba-

M: -Vos? Claro que me gustas. Pero si te molesté mirandote…-

L: -No, tonto. Como me va a molestar. Ah entonces es mutuo, nos gustamos-

M: -Si. Ah vos? Que bueno-

L (viendo que Martin se quedó callado): -Si, hasta podemos ser novios-

M: -Si, claro. Sin que se entere tu papá, por supuesto-

L: -Entonces, somos novios?-

M: -Si. Por supuesto-

L: -Bueno, no me besas?-

M: -Acá?- (Mirando para todos lados)

Alli Lisa tomó la iniciativa y lo besó. Quedaron en verse el domingo a la tarde.

  • LISA

Bueno, el primer paso estaba dado. Lo que costó. Si yo no tomaba la iniciativa, no pasaba nada. Sin embargo, lo que me gustó es que cuando respondió al beso, lo hizo muy bien. O sea algo de experiencia hay. Era jueves, asi que habia que apurar el expediente. O sea, tenia que verlo una vez mas para decirle que busque algun lugar para que estemos solos. Y rogaba que entendiese la indirecta.

Parecía que la charla habia surtido efecto, porque esa noche, despues de cenar soliamos salir un rato hasta la vereda o hasta la luz del medio de la cuadra para que baje la comida y hasta las 11 teniamos permitido estar afuera, para despues ir a dormir. Nosotras siempre buscabamos a nuestras amigas, que algunas vivian en la cuadra y otras a la vuelta de la esquina. Cuando esa noche salimos, Nicole me pedia que le cuente como y cuando iba a ser el tole tole, y vi que el estaba escuchando musica por la radio, pero a diferencia de los demas que andaban cerca, estaba pinton, cambiadito, peinadito, o sea algo habia cambiado. Y cuando nos acercamos porque ibamos a la casa de una amiga de la cuadra, Mary; y el lugar donde el estaba, quedaba de paso, él nos miró, se sonrió y nos saludó. Contestamos el saludo y seguimos de largo. Nicole me pelliscaba, yo no entendía porque, hasta que hizo lo que hizo.

  • NICOLE

Yo no creia lo que Lisa me habia contado. Mas cuando me contestó en el baño con un “pronto, muy pronto”. Pero esa noche, note un cambio en la actitud de él, se sonrió y nos saludó. Asi que tenía bronca y la empecé a pellizcar. Y como ella no decía nada, decidí averiguarlo yo mismo.
Me volví, me acerqué a Martin y me senté a su lado. El se sorprendió, pero no dijo nada. Solo me miraba como asustado.

-Sabes que me gustas mucho?-, le solté de una.
El apagó el pucho y dijo: -Vos tambien me gustas-.
BINGO.
Le dije -acompañame hasta la casa de Betty?- Betty vivia atras de mi casa, o sea habia que ir hasta la esquina, pasar por un pasadizo iluminado y volver a doblar, algo asi como 50 metros.
Le pidió a uno de sus amigos que le guarde la radio. Y me acompañó.
En el camino y antes de llegar al pasadizo, le pregunté -Tenes novia?-
-Y vos?-, respondió. 
-Sabes que no o acaso me viste con alguien?-
-Yo tampoco-, dijo. 
Doblamos y nos dimos conque la mitad del pasillo estaba oscuro. Y el iba con las manos en los bolsillos. Me recosté en uno de los paredones y le pedi que me besara. Me miró y dudó. Miro a ambos lados y se acercó, me agarró la cara y me besó. Yo tambien lo abracé y entonces sentí en mi bajo cientre un bulto grande. Yo me asuste pero no deje de besarlo. El si empezó a tomar distancia.
Terminamos nuestro beso y me dijo -Nos pueden ver acá-.
Yo interpreté que queria llevarme a otro lado. Y le dije -Y adonde queres que vayamos?-
-No, a ningun lado; tal vez otro dia-.
A todo esto, el bajó las manos tapando la parte del pantalón donde va su miembro.
Para salir del trance, dije -No vas a pedirme que sea tu novia?-
Su reacción me dejo sin habla. -Lisa quiere que sea su novio y le contesté que si-.
Entonces le pegué un cachetada y me volvi hasta donde estaba Lisa, en la casa de Mary, donde conversaba con mi hermana.
El se quedó un rato, hasta que lo vimos pasar.
Cuando volvimos a casa, en el dormitorio le conté a Lisa que Martin me habia confirmado que era novio de ella. Solo le dije eso.
Y ahi nomas le dije -Ya ganaste. Listo. Decime cual es el castigo. Porque yo no voy a ir a ver como te cojes a un pendejo pelotudo-.

  • LISA

Yo note como que habia pasado algo mas, sobre todo por la reaccion de ella. Pero en ese momento no lo supe. Asi que me limité a recordarle que su presencia era una condición puesta por el. De todas maneras le dije que lo charlaría con Martín. Que el castigo se lo pondria despues. Que no se salvaría.

Por mas que intenté encontrarlo antes del domingo, que habiamos quedado en encontrarnos en el Matinee en el cine, no pude hallarlo. Asi que lo primero que pense fue que Nicole habia metido la pata. Asi que la encaré y logré sonsacarle lo que habia pasado.

Era un hecho que ese domingo nos veriamos pero no pasaría nada.

EL DOMINGO

  • NICOLE

Despues de la cachetada, me quedé mal. Mal yo y me preocupé por Martín. Asi que el sábado a la mañana, yo sabia que el salia a las 12 de su trabajo y haciendome la tonta, nos encontramos. El me vió y se paró de golpe. Pensé la cachetada. Me sentí peor. Y le hice señas para que siguiera caminando detras mio. Asi lo hizo y yo le pedí perdon por la cachetada, que fui una tonta, que toda la vida yo habia deseado ponerme de novia con el y que me dolió saber que mi hermana era su novia. El me contestó que no me preocupara, pero me metio mas confusión diciendome que era a mi a quien amaba, pero que me veia muy distante y que pensó que yo jamas le daría importancia. Asi que me despedi diciendole que solo eso quería decirle y que la pasara bien el domingo con Lisa, el intentó decirme que solo iban a ir al cine y yo le dije mirandolo, ella no va a querer ir al cine. Y me despedí.
Ese sabado a la tarde, me encara Lisa y me pregunta que le habia dicho a Martin, que no lo encontraba por ningun lado y me exigía que le diga todo lo que habia pasado en el pasillo. Y le conté todo, salvo lo del bulto y la cachetada. Le conté el beso y que estuvimos morreandonos un rato hasta que el me dijo que Lisa era su novia. Y se enojó. Pero me importaba poco despues de haberlo visto al mediodia.

  • LISA

Mis padres nos dejaban libre el domingo por la tarde para que vayamos al cine. Ya no nos preguntaban con quien ibamos porque en realidad, hasta ese domingo nunca mentimos: Ibamos al Cine.

Yo sali vestida de manera informal, un jeans, una camisa y zapatillas. Sabia que podiamos meternos mano pero no iba a pasar de ahi, ni siquiera me habia depilado la vagina. A mi hermana le sorprendió eso. -Uh, que feo me dijo el primer encuentro intimo con un chico y no depilarse, no es bueno-, dijo pero yo no le di pelota porque estaba convencida que no iba a pasar nada.

Las hermanas llegaron al cine con 20 minutos de anelación y esperaron la llegada de Martín. Ya era las menos 5, habia sonado el penultimo aviso de inicio de la pelicula y nada. Asi que decidieron entrar. Iban rumbo a la boletería cuando un nene del barrio, se le acerca y le entrega un papel a Lisa. Ella abre el papel y lo lee. “Queres entrar al cine o que estemos solos?. Si lo que queres es que estemos solos, dejala a tu hermana en el cine y seguilo a Yunguita”. Yunguita era el apodo del changuito.

  • LISA

Mierda. Que hago? No le puedo mostrar el papel a mi hermana porque se sentiria mal. Y ademas Nicole se daria cuenta que lo de su presencia no era un pedido de el. Que hago?

  • NICOLE

Cuando vi que arrugaba el papel, pensé que el tipo se habia arrepentido. Y vi como Lisa mostraba algo de preocupación. No le quise preguntar nada, pese a que ya estaba sonando el timbre de comienzo de la pelicula.

  • LISA

Que salga lo que salga, pensé. Y le dije a Nicole -Mierda, si vos no vas, no quiere, que hacemos, la pelicula ya esta comenzando-.

  • NICOLE

No le crei, mucho mas cuando le pedi me mostrara el papel y no quiso. -Esta bien, vamos, pero ojo, si el cree que las dos vamos a estar con el, esta muy equivocado-, dije sabiendo que ni yo me lo creeria. Mi respuesta la sorprendió porque no se movía -Y, que esperas?-.

  • LISA

El lugar era una soltería, un sitio en donde vivian trabajadores de otras ciudades que el fin de semana visitaban a sus respectivas familias y las habitaciones quedaban vacias; y por lo general, se la dejaban a algun conocido para que no le entren a robar. Yunguita nos dejó frente de la solteria, nos dijo que cerremos la puerta al entrar y desapareció. Entramos sin hacer ruido y no se escuchaba nada. Habia un pasillo y todas las puertas cerradas. En una de las puertas habia un papel que decía PASÁ Y PONELE SEGURO.

Asi hicimos, era una habitación donde habia una cama de plaza y media, habia una mesa y un televisor y un baño, en el que se encontraba él. Cuando salió del baño y vio que no estaba sola, se quedó desconcertado. Estaba con pantalon, sin camisa y descalzo. Oh que sorpresa, tomen asiento, alcanzo a decir.

  • NICOLE

Cuando vi la cara de sorpresa de Martin, me di cuenta que lo de mi presencia fue una perversa idea de la zorra de mi hermana. Por eso cuando quise decir que los dejaba solos y que en una hora nos encontremos en el Cine, Lisa me lo impidió.

  • LISA

Debía tomar la iniciativa y dije: -Hoy vas a hacernos el amor a las dos, porque las dos queremos ser tu novia y vos vas a decidir con quien te quedas; en caso de empate, las dos seremos tus novias-. Los ojos de Martín se iluminaron de golpe.

  • NICOLE

Ahora la que no podía articular palabra era yo. En realidad era lo que yo quería, pero habia algo que me parecia estaba mal y era que las dos estemos desnudas con el, siendo hermanas. Asi que solo dije: -Asi es, cuando estes primero con ella, yo estaré en el baño y despues cambiaremos, yo vendré y ella irá al baño-.

  • LISA

Yo esperaba una negativa rotunda de parte de Nicole. Y me salió con esto. Asi que lo unico que dije es que -Y quedamos en que como ella es la mayor, debia estar primero con vos-.

Obvio que Martín aceptó de una. Nos estabamos ofreciendo en bandeja.

  • LISA

Me fui al baño y estuve un largo rato sentada con ropa en el bidet, hasta que la curiosidad me ganó y habia una rendija en la puerta, por la que se podía ver todo. O casi todo, porque estaba en dirección oblicua.

  • NICOLE

Cuando quedamos solos, se acercó y me dijo al oido que si era mentira, no estaba obligada a hacerlo. Y yo ya estaba jugada, asi que le dije que todo era verdad. Y que queria que me cogiese. Y ahi nomas lo besé.
Sin perder tiempo, empezó a desvestirme, me dejó sin la blusa, mientras me besaba el cuello, intentó con el pantalón y yo le pedi que yo me lo sacaría, entonces el se sacó el suyo. Los dos quedamos, semidesnudos, el con un slip y yo con una bombachita y un portasenos. Me tiro en la cama, me beso en los labios, mientras me sacaba el sosten. Siguió besandome el cuello, llegó hasta mis tetas, me las mamó de una manera que empecé a gritar, me despojó de mi bombacha y se fue hasta allí y en algo que jamas me habian hecho, comenzó a jugar con su dedo sobre los labios de mi vagina, hasta que empezó a jugar con su lengua dentro de mi conchita. Yo no lo dejaba, sentía que estaba mal, pero el no salió, pese a que en algun momento, lo agarre del cabello, pero sostuvo mis manos y me metio la lengua bien profunda, hasta que una electricidad recorrió mi cuerpo y sentía que algo corría por mi conchita, creia que estaba orinando y pugne por sacarlo, pero era mas fuerte que yo y siguió. 
Grité, lloré por el placer que me estaba dando. Cuando llegó el segundo temblor, crei que me desmayaba, entonces, el me soltó una mano y se sacó su slip. Sacó saliva de su boca y se lo puso en su pene y se puso de rodillas frente a mi, abrió mis piernas, las levantó un poco y acomodó su miembro justo en la puerta de mi conchita, y empujó. Yo aún temblaba por mi segundo temblor, mi cuerpo no respondía, solo quería seguir gozando, asi que no sentí dolor cuando entró. Recien me dolió y mucho cuando sentí que me llenaba. Gemí. Me preguntó si me dolía, le dije que un poco, me preguntó si quería que me lo saque porque recien habia entrado la mitad, no contesté y el lo sacó. Me puso de costado y la metió otra vez, cuando pensaba que el dolor era menor, dijo -Mordé la almohada y aguanta un poquito-, esperó que yo lo hiciera y empujó todo lo que faltaba, que era mas de la mitad. A pesar de la almohada, mi grito se debe haber escuchado hasta en el cine. Fue un dolor tremendo. 
Mientras le pedia que me la saque porque me dolía, me quiso tranquilizar diciendo que ya estaba toda adentro, que ya pasaria el dolor. Se quedó quieto un buen rato y comenzó a meterla y sacarla, solo un poco al principio, pero despues sentía que salia toda y entraba toda, mientras el me tocaba los pechos y me besaba el cuello, la verdad es que el dolor era intenso porque cuando entraba, yo notaba en mis nalgas sus testiculos, y al hacer tope, se quedaba un rato como queriendo entrar mas de lo que se podía pero tambien el placer era grande, por lo que volvía el temblor y sentia que me llevaba a la maxima felicidad, y eso hizo que acelerara sus embestidas y yo sentia que me desgarraba, hasta que finalmente la sacó y me tiró toda su leche en la espalda. Y se desplomó a mi costado. Yo temblaba, atiné a darme vuelta y caer sobre su pecho y ahi nos besamos apasionadamente.

  • LISA

Los gemidos de Nicole hicieron que me calentara, estaba mojada, y mas aun cuando vi lo que le hacía con la lengua en su tajo. Y despues me asusté cuando se la metió. Yo no podía ver desde donde estaba, pero me imagine que era una escandalosa mi hermana. Al final terminó y vi que se besaban apasionadamente. Yo hice ruido para que sepan que iba a salir y ellos se taparon sus zonas prohibidas. Asi los vi yo al abrir la puerta. El le ofrecio un toallon grande, ella se envolvió en el y se acercó hasta el baño donde yo me encontraba. Cerramos la puerta del baño y la ayude a bañarse. Ella no demostraba nada, dolor o placer, nada. Yo tampoco le pregunté. Cuando se secó, me pidió que le trajera la ropa, asi que salí, lo encontré a Martín con un pantalon corto, recogi la ropa de mi hermana y volvi al baño. Le entregué la ropa y me pidió que salga. Ahora te toca a vos. Cuidate, me dijo.

Cuando volví a la pieza, el no estaba. Se habia ido a higienizar al baño en comun que tenia la soltería. Yo no lo sabía, me di cuenta cuando lo buscaba debajo de la cama o en el placard y sonó la puerta, el volvía. Y me lo dijo. -Todo bien?-, preguntó. -Si, no sabia donde estabas--Fui a darme una ducha en el baño grande, no quería molestarlas-. Y me acerqué a él y lo besé y el respondió de una manera apasionada, mientras en tiempo record me desabrochó el pantalón, la camisa y me las sacó, quedando iguales, ya que yo en el baño habia dejado mi sosten. Cuando puse los pies en el piso, baje mi mano y le saqué el pantalon corto y quedo frente a mi su preciosa verga. Lo mire y me agarré la cara, mostrando una expresion de susto y asombro. -Con razon los gritos de Nicole- y agregué ya de pie -y todo esto le entró?-. Por toda respuesta, el me alzo en volantas y mientras me besaba, me depositó en la cama. Bajó sus manos y me sacó la bombacha. Empezo a besarme las tetas mientras con sus manos acariciaba mi cuerpo hasta llegar a mi cuevita. -Que mojada que estas-, me dijo. Yo solo gemia con sus caricias alrededor de mi preciado tesoro. Yo sabia lo que se venía, pero no quise delatarme que los habia espiado, asi que cuando bajo para besar mi concha, yo dije -no, que haces?-, obvio que no me dio ni 5 de importancia y siguio su camino, primero me abrió con sus dedos mi cueva, y empezó a lamermela como si fuese un helado, -que jugosa que estas, mi amor-, dijo mientras desde mi interior salian mis jugos. 
Cuando metió su lengua en mi interior, me llegó una oleada de placer, me tocó mi punto debil y yo, menos escandalosa que Nicole solo me limitaba a gemir -Si, te quiero, dame mas, veni, quiero sentirte adentro, meteme ese choto ya, NO AGUANTO MAS- y él se levantó y mientras se agarraba su enorme pija, me dijo -ahora te toca a vos- y agarrandome del cuello, suavemente me hizo sentar y acercó mi boca a su choto. -No, que haces?-, dije.
Como yo conté anteriormente, tuve con 7 tipos que lo unico que hicieron fue meter su chota, ninguna tan grande como esta, y en solo una ocasion, pude experimentar un orgasmo. Pero sexo oral ninguno. Asi que me parecía repugnante meterme eso en mi boca, encima despues de que estuvo dentro de mi hermana. Y yo le dije -Por favor, eso no-. Y el lo entendió. Asi que volvió a hacerme acostar y el me besó, mientras me cogía suavemente con los dedos y me provocó mi segunda corrida -ah, meteme la pija, ME VENGO, ME CORRO-. Me corrí pero el seguía, yo ya estaba al borde de la locura. Entonces paró, se arrodilló, levanto mis piernas abiertas y empujó su trozo de carne, mientras el levantaba un poco mas mis piernas poniendolas en sus hombros. Dolió, era muy gorda su pija, el vio en mi rostro el gesto de dolor y se quedó quieto, mientras con su mano tocaba por fuera mi punto erogeno. Eso hizo que el dolor pasara a segundo plano y yo empezara a gemir al tiempo que yo misma empujaba hacia adelante buscando que entre mas. -Bueno, morde la almohada y aguantá-, dijo. Me preparé para lo que sería lo peor. Y él empujó y -Naa, pará, pará. Me dueleeee-, fue tanto el dolor que grité a pesar que la almohada llegó a amortiguar algo. El se quedó quieto, sin sacarla. Yo lloraba de dolor, porque me ardia por dentro. El acariciaba mi cuerpo, mi cabello y me consoló -ya está, ya pasó, tranquila, no hagas fuerza, te va a doler peor--sacala un ratito, me arde-, le decía. -Aguantá, ya va a pasar-, me dijo. Y asi estuvo casi por 5 minutos. Cuando creyó que no me dolía o que me dolía menos, se echó encima mientras me bajaba las piernas y ahi empezó a entrar y salir, mientras me besaba. Fue hermoso, me comia la boca, y me hacia mas placentero el sufrimiento. Abri los ojos para verlo, él mantenía cerrado los suyos, pero miré al costado y vi a mi hermana parada, haciendome señas que no la delatara, verla ahi me transformó, sacó mi costado exhibicionista, y olvide el dolor, todo y lo agarré de sus nalgas y lo atraia mas hacia mi, provocandome una mezcla de dolor y placer, inmensa, el seguia en esa posicion y cuando vio que yo respondía, me dijo -te gusta?-, y yo le respondia -si, dame mas, me voy a correr de nuevo, si, te siento todo adentro mio-, entonces la sacó, me levantó, el se acostó, y me hizo que yo lo cabalgara. Lo que supe despues, es que cuando giró, el tambien miró a mi hermana que tambien le hizo señas que callara, que no dijese nada, la muy guarra. Lo cierto es que el se tomó la verga, me la puso en la entrada y me hizo que yo me la metiera, iba de a poquito, mientras amasaba mis tetas, hasta que en un momento, ya recaliente por tanto placer, me la meti toda y grité. Esta vez no tenia nada para amortiguar, pero el siguió bajandome y subiendome, y mi cuerpo respondió derramando un rio de flujos, mientras yo deliraba. Ahi el no podia aguantar mas y me dijo -Voy a acabar, levantate-, quiso levantarme, pero yo me negué y me terminó adentro. Fue maravilloso verlo como exteriorizaba su placer -Si, toma, toma, si, ah, ah-. Cuando derramó todo su contenido lacteo, me abrazó y nos quedamos abrazados. Ahi me acordé de mi hermana y giré para verla y ella ya no estaba.

  • NICOLE

Yo violé el pacto de quedarme en el baño, un poco por celos y otro para ayudar a mi hermana en el caso de que estuviese sufriendo, pero me asusté cuando empujó, que ella pedía que se la sacara que me acerqué sigilosamente hasta ponerme a casi dos metros de la cama, me quedé mas tranquila cuando Martin se tiro encima y tras bajarle las piernas, le metia y sacaba su pene y cada vez con mas velocidad, ahi me vió Lisa y me limité a dejarla tranquila y le hice señas para que no dijera nada. Cuando le llegaba su orgasmo, el la puso arriba de él y ahi pude ver en toda su dimensión, el monstruo que tenía entre las piernas. El tambien me vio y le pedi lo mismo que a Lisa, que no dijera nada. Esa escena, viendo a mi hermana metiendose ese pedazote de carne, fue determinante para mi. Estaba mojandome, asi que sigilosamente, me fui y me metí en el baño y cuando escuché los gemidos de Martín terminando, yo que estaba con mi pantalon en las rodillas, metiendome un dedo, llegué al climax de una manera silenciosa, pero espectacular.

  • LISA

Cuando estuvimos vestidos los 3, y antes de salir de la soltería, el nos besó a las dos y salió a ver si habia gente alrededor. Volvió y nos dijo que salieramos una por vez. Yo salí primera y cuando ibamos hasta la puerta, me dijo -puedo quedarme con las dos?-, yo rei y lo besé. -Se que gozaste mas conmigo, pero tus sentimientos le pertenecen a mi hermana- ahi me interrumpió y me dijo -Si o No?-. Me alejé sin contestarle, pensando en que Nicole lo aprovecharía.

  • NICOLE

Esa despedida fue muy triste. Porque yo desconocía lo que habló con Lisa. Por eso cuando me dijo que habia decidido seguir conmigo, no le crei y le corté el rostro mal diciendole -Que lastima, yo no-. Y el se quedó mirandome, tratando de decirme algo que finalmente no le salió y yo le di un beso en la mejilla, abrí la puerta que daba a la verja y salí.

  • LAS DOS

Lisa no volvió nunca mas a estar con Martín. A la semana se puso de novia, su primer noviazgo “oficial” y a pesar que se saludaban y por ahi, Martín le tiraba algun maicito, ella nunca “picó”. 
Nicole también se puso de novia con quien finalmente sería su marido. Pero ella sí picó un par de maíces que Martín le tiró. Pero esa es otra historia. Ambas vivimos una aventura inesperada. Ni por asomo pensábamos encontrarnos con semejante ejemplar. Pero alguna vez, ya casadas -también él-, nos planteamos la posibilidad de repetirlo, pero nunca se dio la chance. Al poco tiempo, dos años, nuestro padre se jubiló y nos radicamos en la capital provincial. Y estando lejos, es mas difícil todo. Mejor, así queda como algo unico que vivimos una tarde de nuestra adolescencia.

  • : Dos hermanas terminan cogidas por un amigo tímido pero con una enorme verga.