como recordara el lector en el capítulo anterior acostamos a Ania y a Teodora un criado y yo para que sus padre no se enterase de nada de lo putas que eran y lo borrachas que venían. en cuanto a mesalina ya no se conformaba conmigo como amante cada vez era más viciosa se follo a un cohorte de legionarios romanos que son uno 30 hombres como si nada y compitió con la más puta de roma y gano claro.
todo eso al fin tuvo consecuencias yo sabía que la tragedia estaba próxima ya que venía del futuro y no podía morir si no no habría nacido los senadores estaba hartos de sus excesos de puta pero lo que colmó el vaso que conspiro con uno de sus tantos amantes para derrocar al emperador Claudio y claro eso ya no pudieron consentírselo.
dijeron una puta en el trono de roma ni hablar seriamos el hazmerreír del mundo hay que terminar con esto así que hablaron con Claudio que no se enteraba de nada el pobre ya que estaba loco por ella y decretaron su muerte.
mientras estábamos en una orgia de mesalina yo y las hijas de mi amigo Linus follando como de costumbre, yo sabía que se acercaba el final del desenlace y las dije a Teodora y a Ania:
– vámonos tengo un mal presentimiento.
-que dices Ripias ahora que estoy en el cielo. chupando poyas a mansalva y mi hermana se está follando a todos los esclavos que hay aquí. tú estás loco anda ven aquí que te chupe también la verga a ti o fóllate a mi hermana también y disfruta.
ya no podía hacer nada por ellas por Teodora y Ania y sus amigas que estaban follando como auténticas putas que eran. Lucia se estaba dando dar por el culo y por el chocho mientras Agripina se la chupaba a pares a unos cuantos nobles mientras era follada por delante.
en cuanto a Mesalina estaba siendo jodida por uno de sus amantes mientras otro la comía el coño y otro las tetas yo sabía que se aproximaba el final me escondí cuando pude entonces apareció un cohorte de legionarios mandados por el emperador:
– donde estas zorra -dijo el centurión a mesalina.
– como te atreves a entrar aquí. soy la emperatriz hare que te corten la cabeza.
el centurión se rio:
– por orden del emperador ha decretado tu muerte con todos lo que están aquí .
así que saco una espada.
ella imploraba piedad:
– déjame hablar con mi marido.
– no quiere hablar contigo zorra- y la corto la cabeza y los demás legionarios mataron a distro y siniestro a todos los nobles de la fiesta.
yo me pude esconder como pude pero las amigas de Ania y Teodora fueron pasadas a cuchillo y Ania y Teodora perdieron la cabeza. yo salí después de la matanza sin que me vieran y mi amigo Linus el pobre estaba desesperado.
– lo siento Linus de corazón pero tus hijas lo merecían. te tenían engañado eran y perdona amigo un par de zorras.7
– la culpa es mía también por consentirlas todo.
-vete amigo mío te están buscando para matarte por ser el padre de tus hijas, el emperador ha decretado esa orden.
– no voy a huir ripeas amigo he perdido a mis hijas y no me queda nada. toma este dinero y vete de roma- me dijo -que no te encuentre el emperador pues él sabe que eras amigo mío.
– también lo hare.
luego me enteré que fue ajusticiado. yo tenía que salir de allí pues estaba en peligro así que cojí el reloj del tiempo y moví las manillas. de pronto desaparecí y me vi trasportado a otra época en Egipto donde mandaba cleopatra .
yo tenía bastante dinero pues el pobre Linus me había dejado todo para que huyera de roma compre ropas egipcias y me hice pasar por un griego que venía de Atenas un rico mercados compre una casa. me busque un asesor egipcio que me proporcionaba lo que necesitaba mujeres comida todo. le informe que era un griego y no conocía mucho Egipto tenía ganas de sexo ya que después de Linus y sus hijas no había tenido así que le dije a mi asesor que necesitaba unas cuantas mujeres.
él me dijo que mejor que el mercado de esclavos así que fuimos allí había mujeres y hombres de todas las clases incluso egipcias que las habían vendido por no pagar el tributo a el estado. así que compre unas cuantas para que me llevaran la casa parecidas, al ama de llaves ,tendrían unos 22 y 24 y años y otras ya más maduras de 3o y 32 años hable con ellas.
– soy vuestro amo estaréis aquí para complacerme yo os tratare bien y no os pegare os chupareis de la casa y de mí que o me falte sexo y tener la casa limpia y cuidada y la comida.
ellas estuvieron de acuerdo las compre vestidos ellas estaban muy contentas por tener un amo joven y complaciente la casa era hermosa y lujosa tenía baños era como un palacete no le faltaba de nada pues yo tenía dinero de sobra que me había dejado Linus el pobre y con mis conocimientos ya que venia del futuro subí como la espuma follaba todas las noches las egipcias no tenían que envidiar nada a las romanas en cuanto al sexo eran fieras en la cama Fátima y Zoé me satisfacían como la que más me chupaban la poya y me comían de arriba abajo supe que a las mujeres egipcias las gustaba mucho por el culo fallábamos.
así que me la folle a Zoé mientras Fátima me comía los cojones yo le daba mucho por el culo mientras Zoé decía:
– así mi amo no pares por Osiris que placer.
luego fue al contrario folle a Fátima mientras Cloe me volvía a chupar la poya subí como las espuma por mi dinero y por mis conocimientos supe que llego a oídos de cleopatra la cual tuve una invitación para ir a su palacio y conocerme CONTINUARA

  • : peron por no escribir antes el relato pero tuve poblemas con el ordenador como recordara el lector en el capitulo anterior acostamos a teodora y anai un criado y yo de lo borracha que venian de una fiesta