como recordara el lector estábamos desechos de la orgia que habíamos tenido y estábamos medios dormidos tirados allí. algunos por el suelo cuando vino un esclavo corriendo diciendo que viene el amo.
las hijas se levantaron y dijeron:
– vamos quiero todo limpio como si no hubiese pasado nada y calladitos si alguno se va de la lengua la perderá y la vida también.
mientras los esclavos limpiaban todo nosotros nos preparábamos para recibir a Linus que venía del viaje y muy contento ya que le había salido muy bien los negocios. traía regalos para todo el mundo sus hijas se abrazaron a su padre y le besaron.
– que nos trae papa.
le padre se rio:
– aquí tenéis los mejores vestidos que he encontrado -dijo mi amigo Linus.
yo le abrasé y le dije:
– me alegro de que hayas llegado.
– también te he triado un regalo para ti te he comprado una toga romana para que tires esa.
era magnifica recordar que la mía era de una tienda de disfraces cuando vine en la máquina del tiempo le di las gracias.
– te voy a presentar al emperador Claudio y a la emperatriz mesalina. ellos quieren saber de ti ya le he dicho que me salvaste la vida y que has estado mucho tiempo en Grecia y conoces sus costumbres.
así que al final iba a conocer al emperador tartamudo Claudio. para mí era un Poble corundo que su mujer se tiraba al que podía.
– así que descansa mañana iremos -me dijo Linus- al palacio imperial.
al día siguiente ya me esperaba Linus para ir juntos a ver al emperador Claudio y presentarme al senado. al final me presento Linus al emperador Claudio me incline ante él me dijo:
– levanta Ripeas estaba deseando conocerte. Linus no para de hablar de ti de que le salvaste la vida y que conoces las costumbres de Grecia.
– si mi amigo exagera divino Claudio- dije yo- me siento muy afortunado por tenerle a él de amigo y a sus hijas también.
– bien te presentare al senado y a mi esposa Mesalina -me dijo él.
– es un honor para mí divino Claudio.
así que al final me presento a la guarra de mesalina. debo reconocer que era bellísima con pelo negro recogido en trenza. tendría unos 28 años nada más. no me extraña que le pusiera los cuernos él era un viejo de casi 60 años. Mesalina me miro de arriba abajo y me dijo:
– estoy interesada en que me cuentas cosas de Grecia como son los vestidos y las costumbres. me lo tendrás que prestar amado esposo.
– lo hare querida pero ahora quiero que conozca al senado.
así que me presento a todos los senadores, los cuales me saludaron me preguntaron cosas de Grecia lo cual yo respondí. menos mal que había ido en mis tiempos y sabia con era Grecia por lo que había leído. sino estaría perdido y me habría acusado de mentir. me enseño el palacio que era magnifico.
cuando vino mesalina:
– querido me lo prestas a Ripeas. quiero saber cosas de Grecia y sus costumbres.
– de acuerdo querida todo tuyo.
así que Mesalina me llevo a un apartado y me dijo:
– Ripeas tengo entendido que conoces bien a las hijas de Linus.
yo me quede cortado si son muy amables ella se rio:
– ya se lo amables que son -yo no entendía nada- ellas me han contado todo sobre ti. ellas muchas veces vienen a mis fiestas.
yo me imaginaba o que quería decir, pero me hice el loco.
– quiero que me cuentes todo sobre Grecia sobre el sexo -me dijo -y como fornican las mujeres.
yo me quede alucinado.
– y de esto ni una palabra a el emperador por tu bien.
– entendido.
– desnúdate.
yo me quite la toga tienes buena verga. se arrodillo y me la chupo.
– Ania y Teodora no mentían -me dijo -jodeme. ellas me han contado todo sobre ti. quiero saber todo del sexo de allí.
el dije:
-mi señora a ellas le gusta por el culo y hacen verdaderas orgias.
ella me dijo:
– tengo que probar por ahí también.
así que empecé a chupar su chocho. ella se volvía loca.
– así así Ripeas. comételo todo. quiero estar con los dioses dime esas palabras que dices a Ania y a Teodora que le gustan tanto, como follar. dame por el culo quiero saber y hacer todo.
Así que le preparé el culo con aceite de esencias y le fui metiendo los dedos poco a poco primero uno y después otro. Mesalina se volvía loca:
– si así sigue que placer eres un maestro fornicando- me dijo- o follando como dices tu-
al final le fui metiendo mi verga a ella le dolía, pero aguantaba como una zorra que era.
así así. dame bien que placer.
– os gusta- dije yo.
– me encanta -dijo ella – dame fuerte que quiero correrme. Cabrán.
– si emperatriz.
– nada de emperatriz sino puta y zorra me gusta más. dime que soy una puta y una zorra mientras me follas fuerte. rómpeme el culo. esto es divino -me dijo-
así la ladi hasta que no pude más y dije:
– me corro zorra.
– dámela en la boca. la quiero en la boca tu leche. Dámela.
-si como ordenéis. so guarra.
– si si toda la quiero toda- ella se volvió loca.
luego comprende que ella estaba enferma tenía ninfomanía era ninfómana. aunque aquí en roma la acusarían de zorra por lo cual perdería la cabeza, ya que ella nunca se saciaba cada vez quería más y con quien fuera. pero sigamos se tragó toda mi leche sin dejar una gota.
– ha sido divino, voy a hacer una fiesta lo cual invitare a todas las mujeres más hermosas de roma. quiero que asistáis y de esto ni una palabra a mi esposo por vuestro bien. si no perderéis la cabeza. fornicáis muy bien Ripeas. serás mi amante a partir de ahora. quiero seguir aprendiendo contigo del sexo.
yo sabía ya que venia del futuro cual era el destino de todos los amantes de Mesalina y de ella misma. ya que los pasaron a todos a cuchillo. tenía que salir de allí cuando eso pasara. no podía morir en el pasado sino no hubiese existido en el futuro.
– aquí esta Ripeas querido te lo devuelvo- le dijo a su esposo -me ha contado muchas cosas de Grecia muy interesantes. ya seguiremos Ripeas más adelante.
menuda ninfómana era. el emperador se despidió de mí y volví a la casa de Linus que me pregunto cómo había ido con el emperador. le Conte todo. quise callarme lo de mesalina, pero Linus no era tonto y sabia con era la emperatriz.
– y lo has pasado bien con la emperatriz- me dijo.
– si le enseñado muchas cosas de Grecia.
él se rio:
– y otras cosas también.
– no comprendo -dije.
– conmigo no tenéis que haceros el tonto. se cómo es Mesalina la esposa del divino emperador. una zorra, pero al fin de al cabo es la emperatriz y hay que respetarla y hacer lo que diga.
él me dijo:
– el emperador esta ciego y la ama con toda su alma, pero todo el mundo sabe lo que es y ya la gente empieza a murmurar.
si supiera que sus hijas eran iguales de zorras o más que diría, pero sigamos con el relato.
había sido invitado a una fiesta de mesalina, pero lo que no esperaba era que Ania y Teodora también fueran. menos mal que el pobre de Linus no se enteró. así que me puse la toga que me regalo mi amigo Linus y me fui al palacio.
di mi nombre y me hicieron pasar a una estancia secreta que solo conocían la emperatriz. allí la fiesta era magnifica. todo lleno de viandas y vinos. estaba Ania Teodora lucia Agripina había más por supuesto y hombres que no conocía del senado y otros que me eran familiares de verlo visto.
comimos y bebimos hasta más no poder y luego me levanto Mesalina y dijo:
-amigos vamos a divertimos y a gozar de la vida tirar vuestras copas y unámonos a la diversión.
– si si si- dijeron todos.
cuando todos se quedaron desnudos dejaron caer su toga y empezaron a follar como digo yo en una orgia romana. unos con otros. Mesalina me eligió a mí y me digo:
– hazme gozar quiero sentir tu verga divina.
empezamos a follar sin parar mientras vi a lucia ya como le chupaba la poya mientras otro le daba por el culo se había vuelto igual de putas que las otras y eso que era virgen pensé. yo luego mientras follaba a Mesalina vi Ania y a Teodora chupando poyas a mansalva y follando como zorras que eran.
– pobre amigo mío -pensé.
y Agripina dejando se dar por los dos agujeros. mientras yo la follaba por el coño a Mesalina otro la dio por el culo. la muy zorra aguantaba de todo lo que la dieran. otro la ponía la poya en la boca y otro le echaba la leche en las tetas y con las dos manos masturbaba a dos tíos. era increíble si la viera el emperador que hubiese pasado allí
todo el mundo follaba con todo el mundo sin tapujos. viejos con jóvenes y mayores con jóvenes. el único deseo era gozar de la vida nada más.
luego se la saqué a Mesalina y me hice chupar por dos romanas jovencitas. no tendrían más de 19 años. era alucínate no había visto una orgia así en toda mi vida y eso que había estado en unas cuantas. Mesalina en ese momento se la estaba chupando a dos esclavos a la vez.
– así así quien es la más puta de roma.
tu emperatriz -dijeron todos.
– que siga la fiesta -dijo ella.
por ella había puesto a toda roma a chupar y a follar pues le encantaba el sexo a mas no poder. era insaciable la orgia duro hasta la madrugada. estaba reventado de tanto follar. no había follado tanto en mi vida y me fui a casa de Linus.
también llegaron Ania y Teodora medio borrachas las acompañe a su cuarto y entre un esclavo y yo las metimos en la cama para que no se enterara su padre.
CONTINUARA

  • : despues de la orgia viene un esclavo a decirnos que venia el amo nos levantamos y salimos a recibirlo que llga contento pues le han salido bien los negocios y trae regalos para sus hijas y para mi y me quiere presentar a el emperador cladudio y a la emperatriz mesalina