LA DIFICIL DECISIÓN DE LA RICA ERIKA GARZA DE TREVIÑO, CAPÍTULO 2
  1. 1.       Continua el entrenamiento
¡Hombres allá va una mujer que nunca tendrán…una real hembra…pensó audazmente la rubia ya dirigiéndose al elevador del Hotel…!
Ciertamente Erika no era una tonta y mucho menos una improvisada, era muy consciente del peligro que corría al ir vestida de manera tan provocativa, ya que sin ser minifalda, la prenda si dejaba ver su enorme, grandioso y espectacular nalgatorio, sus piernas resaltaban imponentes y que decir de la blusa ajustada que dejaba ver en su esplendor el par de tetas que se cargaba, se maquillo un poco más de lo normal, lo que resaltaba su bello rostro. Sabía que el DF era peligroso y que una mujer sola como ella llamaría la atención, lo que fue evidente cuando en la calle un chamaco como de 15 años corriendo alcanzo a darle una sonora nalgada gritando, ¡qué buena estas!, la rubia sonrió a sabiendas de que era cierto su idea de llamar la atención.
Erika vale decirlo es cinta negra de karate y llego a un nivel muy avanzado en otra disciplina marcial, llevaba en su bolso una pequeña grabadora y video cámara que sabía la podían sacar de apuros en cualquier momento, así como un spray vs ataques, se había documentado muy bien de los peligros citadinos, amén de que en Monterrey  ella y su familia siempre estaban acompañados de escoltas europeos entrenados para la protección de gente pudiente. En este viaje si había un guardaespaldas pero encargado de vigilar al marido, ya que la idea era de qué Erika estaría en su evento y en el Hotel, no se pensaba que Erika fuera a estar disponible a visitar la ciudad en sí. Tenía que aprovechar estos últimos momentos ya que en Monterrey era constantemente escoltada de manera discreta por un escolta altamente entrenado. No podía darse el lujo de perder el tiempo en este proceso. Cuando Erika decidió ser feliz en toda la plenitud, incluyendo, este descubrimiento del placer sexual iría a por todas. Por otro lado, el DF es ya mucho más seguro que las ciudades del Norte. Sabía además rutinas de seguridad, era muy observadora y ahora con este nuevo descubrimiento del placer sexual, no estaba dispuesta a echarlo a perder…ella pensaba realmente en descubrir caminos con su marido exclusivamente, solo quería poner en práctica tácticas de conquista, comprar algunas otras películas que le llamaron la atención para que su aprendizaje fuera más rápido, los días anteriores que fueron dedicados al análisis, estudio y evaluación de lo que se sabe acerca del tema la tenían ya sobre aviso de las posibilidades que se le abrían de aquí en adelante, no estaba disgustada con el marido por haber declinado al acto amatorio entre los cónyuges, ya que ciertamente sus jornadas eran extenuantes y lo entendía claramente.
¿Qué fue lo que intento hacer con el marido en las dos ocasiones anteriores? Pues se le paseo delante de él en repetidas ocasiones con el nuevo atuendo que se compró para la ocasión, lo halagaba acerca del premio ganado por ser el hombre de negocios que era, le decía lo bien que le sentaban sus trajes, se abrazaba a él para besarlo en los labios y acercándosele al oído con la mejor voz sensual que podía proyectar, le decía: ¡Querido, no se te antoja jugar un rato, estamos solitos, sin los niños…¿Qué tal?…Para el marido era evidente que su mujer deseaba faena, pero realmente estaba cansado y suavemente de acuerdo a su personalidad y con bastante juicio abrazándola y sobando suavemente cintura, nalgas y espalda le decía: ¡Ya verás cuando regresemos a casa! Por ahora, me encuentro realmente muerto, fatigado, discúlpame querida, sabes que siempre estoy pensando en ti…pero dejémoslo para Monterrey.
¿Por qué la rubia se paseaba en la ciudad? ¿Qué quería realmente hacer? Lo que quería era desarrollar más confianza en sí misma en este terreno ya que estando en su ciudad iría a por todas las uvas con Carlos para iniciar juntos un aprendizaje y poner en el terreno de la realidad sus ideas que se le antojaban pecaminosas, pero al haberse documentado muy bien, sabía que entre esposos todo era permitido y ella quería no pasarse masturbando que aunque muy agradable no le resultaba fuera algo definitivo y mucho menos usar algún tipo de consolador y mucho menos buscarse hombres.
  1. 2.       Las últimas experiencias en el DF
Erika caminaba con esa elegancia a la entrada de la estación de metro que estaba cercana a su Hotel, no sin dejar de recibir una cantidad considerable de piropos y miradas lascivas y elocuentes de todo tipo de hombres y de mujeres incluso.
¿Por qué decidió volver a repetir la sesión del metro? Erika era obsesiva, si algo salía bien, tendría que repetirlo hasta mejorarlo a la perfección. Además, se dio clara cuenta de que las mujeres que entraban en los vagones exclusivos a varones estaban mandando un mensaje implícito a los presentes de a que se subían, también se percató que de vez en vez en algún vagón de estos o incluso en el señalado para las mujeres se subía un oficial uniformado…recordemos que es muy observadora.
Entro a la estación para elegir sentarse junto a un joven de lentes que al parecer escuchaba música y leía un libro gordo, el joven de inmediato se sentó de manera correcta para dejar pasar a la rubia que se ponía en el asiento junto a la ventana. De inmediato entro en plan el mujerón para disimuladamente frotar su pierna con la del muchacho que de inmediato se puso rojo como un camarón…este pequeño jueguito solo duro dos estaciones, que es en donde se llenó de inmediato el carro.
La mujer recorrió a los hombres que atestaban ya sin prestar atención a otras féminas que también habían entrado para elegir a una posible víctima de sus juegos eróticos, seleccionó a un joven de mediana estatura que tenía toda la pinta de ser estudiante de medicina por su bata blanca puesta, llevaba una camisa blanca con corbata, a Erika le gustaba la limpieza y el buen gusto, no seleccionaría a quien no le agradará para poner en juego sus nuevas habilidades y entrenar el control sobre su cuerpo.
Erika se paró con el pretexto de darle el asiento a un viejecito que apenas si se podía sostener en un bastón, otros hombres sentadotes ni se inmutaron ante el acto de decencia y civilidad de la hembra. Fue precisamente a ponerse frente al joven de bata blanca sin importar que tuvo que usar brazos y codos para abrirse espacio y es que con la excusa de que frente al muro del vagón frente a dicho hombre precisamente estaba un mapa pararse de puntas para flexionar hacia delante su cuerpo lo que produjo que sus nalgas se respingaran hacia el maravillado estudiante que veía como una preciosidad como esa se le ofrecía casi en bandeja de plata. Los hombres que usualmente viajan en el metro saben que hay mujeres que les encanta el perreo y que las toquen, así que el jovenazo sin más que se le deja ir con todo a la hembra para abriendo su bata disimular el repegón que le puso.
Erika, volteo coquetamente a acomodarse su caballera suelta, sonriéndole al joven diciéndole cachondamente ¡Discúlpame!
El estudiante sonrió pensando ¡este es mi día de suerte, chinge su madre la escuela a esta hembra me la como aquí mismo! y ¡me la llevo al depa a cogérmela con todo!…no dejaría pasar un espécimen de esta especie
Sin más preámbulo el joven la puntilleo, la mujer se inclinaba de vez en vez parando lo más que podía sus glúteos, así estuvieron perreando unas dos estaciones…el joven ya estaba demasiado excitado, así que sin más fue subiendo sus manos por las maravillosas piernas de la mujer hasta subir la falda a la cintura…nunca agradeció como ese día, el hecho de tener que llevar puesta la bata, ¡bendita bata! La rubia se dejaba hacer volteando de vez en vez su rostro para coquetamente con sus ojos darle consentimiento a lo que hacía.
¡Pa su madre! No pudo evitar acercarse de puntas el joven a la oreja izquierda de su diosa del amor para completar, ¡Vienes preparada, pero que par de nalgas te botas! Y se ¡Sienten tan bien, tan naturalitas! Ya masajeando con todo con su mano derecha, ya que la hembra se había comprado un pequeño tanga que solo le cubría prácticamente la rajadura de sus montañas vivas de carne y el depilado y cuidado ojete de su vagina…Erika no pudo ya reprimir un cachondo hummmm…chiquito, no te ataron las manos de niño, ehhh….repegando aún más su culo de primer lugar mundial…así, sin más palabras el chavo la empezó a masajear, alternando sus manos para ya de manera más atrevida y pensando que estaba preparando el terreno para ahí mismo darle pa sus tunas a esta calentona, empezar a introducir uno de sus dedos en el orificio anal…la rubia al sentir esto, se sintió en el cielo, sintió algo  nuevo, diferente a sus dos orgasmos anteriores y aún más cuando el hombre le pasó ya totalmente el antebrazo para rodearla y empezar a masturbarla en su vagina…la bata cubría totalmente a ojos de los demás el acto en sí…aunque ya varios se habían percatado de ello…estos vagones son como una especie de zoológico, ya que todo tipo de espécimen humano se sube: hay aquellos que solo les gusta mirar, otros que incluso les gusta ayudar a otros a sus morvidas actividades, quien se deja hacer pasivamente, otros que inclusos están a la caza de tomar fotos y videos para luego subirlos a la red, en fin…había de todo….la suerte estaba con estos dos, ya que al lado solo había gente indiferente y delante de ellos un papa con dos niños pequeños que les daban la espalda y que no estaban al tanto de nada, así que el magreo fue perfecto, mucho mejor que el del otro día, ya que este sujeto la estaba dedeando por atrás y por adelante en algo nuevo para ella…el chavo era ágil, no sería la primera vez ni la última que se cogía ahí mismo a una chava, ni se llevaba un premio a su depa…pero nunca una como la de este tipo, por lo que sin que fuera notorio para la mujer, de pronto sintió en sus nalgas el vergón más grueso de los que había conocido hasta ahora: el de su marido y el de los otros sujetos del metro, aunque menos largo que el que le provoco tantas sensaciones placenteras por detrás a través de la tela de sus ropas, lo sintió nítido, claro y hasta sintió lo resbaloso que se sentía por el líquido preseminal que ya emitía abundantemente…un nuevo escalofrío la recorrió haciendo que volviera a emitir un pequeño gemido e intentando recostar su cabeza hacia atrás encontrando un semivacío al ser más alta que él, el sujeto ya quería con todo…y haciendo a un lado la frágil tela del tanguita empezó a pasar su miembro por la rajadura completa de la mujer que forzando a cerrar la boca para no gritar su tercer orgasmo de su vida se empezó  convulsionar lo que provoco que se inclinará aún más hacia adelante con lo cual de forma natural el grueso vergón se colocó por inercia con su punta en su mismo ojete anal provocando así un segundo orgasmo en la mujer…Esta supo al momento en su aún lúcida mente que era multi orgásmica (recordemos que el tema teóricamente ya se lo dominaba)…El hombre todavía acertó a murmurarle, ¡Prepárate, que te la voy a dejar ir enterita! Erika reaccionó al instante, separando su nalgatorio, para hacerse graciosamente a un semi lado de él y contestar en un susurro ¡No chiquito, de veras que no puedo! Déjame premiarte de otro modo para que acto seguido con la mano derecha tomar el vergón para empezar suavemente una “manuela”, “chaqueta” o como quieran llamarlo (términos coloquiales y populares que también había estudiado)…Diosss, pensó la mujer con una claridad pasmosa para la situación vivida, que rápido aprendo, pero auto motivándose por su control aún a pesar que en el fondo le hubiera gustado ser empalada ahí mismo, sus dos orgasmos fueron sensacionales…si eso era con el calentamiento, que sentiría ser penetrada, pensaba la rubia apurando ya el movimiento manual que hacia…hacia abajo, hacia arriba, duro, lento, parar, sobar huevos, punta rápido, suave…parecía como si toda su vida lo hubiera hecho…el joven sabía las reglas implícitas de estos escarceos citadinos…se sabía cómo leyenda urbana, que se tiene que respetar hasta dónde quiere llegar la mujer, si alguien quebrantaba este tipo de costumbres, este tipo de jueguitos se acabaría para los calientes mexicanos e incluso extranjeros que se daban sus agasajos en el metro, así que con resignación acepto el chaqueteo que le hacía la mujer…además era sensacional poder ver el rostro de felicidad de ella, sin poder aguantar tuvo una copiosa venida que fue a parar a parte de su bata y otra se quedó en la manita de la mujer que coqueta se viro para darle un beso cálido en la mejilla y decirle…gracias, querido, chao y bajarse ágilmente en la estación de Bellas Artes…adiós, reina….ya sabes cuando quieras estoy pa servirte…
Erika empezó a caminar hacia la salida, había aprendido cuatro cosas se dijo a si misma: Primera, si el hombre es bueno en esto (ella pensaba que cualquier persona con estudio y preparación podía aprender lo que fuera) y me sabe llevar me va a prender. Segundo, soy multi orgásmica (agradeció a Dios y a sus padres por su salud y por el cuerpo que le habían dado). Tercero, aprendí a masturbar a un hombre y cuarto, me encanta que me masturben, no es lo mismo a que yo misma me lo haga a que mi hombre me lo haga…cuando de repente se sintió aprisionada por su brazo izquierdo dejándose oír una voz rasposa ¡Acompáñeme señorita! Para virar y ver a un oficial muy bajo, lo que se dice un chaparro muy moreno con un bigote muy mal cuidado y con una barriga muy prominente…¿Ehhh? ¿Por qué?….Faltas a la moral, mi seño….en un acento muy raro (la hembra sabía que era el acento típico de los llamados chilangos)…la rubia riéndose para sus adentros le siguió la corriente, ¡Y para donde vamos! ¡Aquí mismo, pásele pa adentro!…entrando a una puertita que se encuentra en los pasillos de las entradas a los metros que ante el mar de gente que normalmente transita por ellos a veces pasa desapercibido para muchos que andan en su mundo raro, casi empujándola hacia dentro en sonde solo había una hilera de lockers, un pequeño escritorio y dos sillas, incluso hasta dos posters de mujeres casi desnudas estaban en las paredes, para cerrando la puerta el chaparro policía: ¡Haber mamita, las manos contra el escritorio y abierta de piernas, que la voy a inspeccionar para ver la mera escena del crimen…jajaja
El pobre hombre le había tocado estar en el vagón donde presencio como la mujer y el estudiante de la bata  evidentemente se estaban agasajando, para decirse, Cabrónn, pinche vieja esta mejor que la de los posters…mejor que la pinche Galileaaa (una actriz morena mexicana de curvas muy pronunciadas) que era su sueño erótico preferido…me la voy a chingar,,,claro que si
La rubia adoptando una actitud sumisa se puso como le dijeron, respingando aún más su culo para coquetamente con un  mohín sensual volverse y decirle ¡ Asiii mi jefe…!
El chaparro se colocó detrás de la hembra y agachándose con cierta habilidad empezar a recorrer con sus regordetas y ásperas manos las piernas largas de la mujer que para prender aún más al hombre…Hummmm jeffeee es usted muy brusco…
El chaparro se paró y paso sus manos por las nalgas, subió la falda.. ¡Usted, disculpe, tenemos ordenes de buscar droga…ya sabe pinches narcos andan por todos lados, para que con un descaro total abrir los cachetes portentosos y simular como si estuviera inspeccionando, de pronto la volteo y le abrió la tanga ya un tanto luida por los ajetreos con el estudiante para simular ahora que inspeccionaba la vagina…abrió sus labios de manera brusca e incluso se agacho para ver con sus ojos saltones como si algo estuviera oculto ahí mismo…
La rubia se moría de la risa, ya que sin que el hombre se diera cuenta estaba grabando todo para usarlo en el momento preciso, pensó hasta donde podría llevar con un oficial esto…podría llegar otro o salirse de control, se sabe que el mexicano de quien más desconfía es precisamente de sus instituciones públicas, siendo la policía una de las más mencionadas como corruptas…cuando ya no murmuro, casi grito, sintiendo una nueva descarga eléctrica de más intensidad que las anteriores en todo su cuerpo pero sobre todo en su vagina ahiiiiii, perooo que hacceee jefeeeee…
El oficial ya no contesto, estaba comiéndose, saboreando, disfrutando como nunca en su azarosa vida esa increíble rajadura que olía exquisito y que al parecer no había sido usada mucho, el tipo sabía lo que hacía….Jajaja si algo tiene el mexicano promedio es que realmente son chingones para las artes de la cama, del colchón…de ahí, los múltiples moteles que se dan en todas las ciudades, los congales, los bares, la prostitución a todos los niveles, de todos colores y sabores…un paraíso para los transexuales, los gays, las lesbianas…eso Erika ya lo sabía, sabía que México era uno de los paraísos sexuales del mundo…
Hummm, ayyyy, el movimiento realmente sorprendió a la mujer…que ya estando en trámites, se dijo con su preciado auto control, bueno este pobre será el primero en enseñarme el sexo oral de hombre a mujer….cabróonnn,,,,,suertudddoooo no pudo reprimirrrr ya teniendo otro maravilloso orgasmo emitiendo fluidos que se escurrieron por la boca del hombre que sintió era el mejor día de su vida, definitivamente esto era mejor que incluso su querida maquina azul (Así se conoce al equipo de futbol de nombre Cruz Azul, que lleva muchos años sin ser campeón, viviendo de los éxitos de los años 70´s) resultará por fin campeón en la liga…se decía el afortunado galán.
El policía siguió por un buen rato, para ya parándose bajarse la bragueta para sacar un pene pequeño, o así lo parecía por su barriga
Muy bien oficial Mario López Vázquez (ya había visto el nombre en una placa o credencial que el sujeto traía colocado) queda usted detenido por excederse en las atribuciones que el gobierno del Distrito federal ha depositado en usted de acuerdo al código….empezó a decirle el mujerón que le mostraba una cámara con fotos tomadas del acto, ya no escucho lo siguiente, ya que la mujer sonriendo le mostraba también una cámara de video…y simulando que marcaría un número, le completaba…El Lic. Marcelo Ebrard ha lanzado un nuevo programa para detectar este tipo de actos, yo soy la oficial encubierta… y ya no pudo continuar dado que el asustado hombre se subía rápidamente su pantalón para, No jefecitttaa….ahi muere…se puede usted ir, pero no me friegue….está bien canijo encontrar trabajo…
Bueno, Mario cuídese y ya no abuse de otras mujeres, no seas cabrón dándole una pequeña y suave bofetada al hombre para salir apresuradamente de esa oficinita y salir casi riéndose a carcajadas de esta nueva experiencia, se sintió viva, nunca se sintió más viva que hoy, había aprendido lo bien que se siente con el oral y eso que en realidad fue muy poco tiempo y se felicitó así misma por su control. También había aprendido otra cosa: ya sabía hablar como la mayoría de los mexicanos, no le desagrado usar palabras soeces que antes le causaban desagrado por que al único que se les escuchaba en su mundo rosa es  en las ocasiones en se tiene que convivir con su suegro, el poderoso Don José Treviño, una de las figuras emblemáticas de la sultana del norte.
Fue directamente al puesto de películas eróticas (no le interesaban las pornográficas), se compró la colección completa de Sylvia Kristel de la zaga de Emmanuel, había estudiado la reseña y le interesaba el proceso de sexualidad de la protagonista, así como el de la Historia de O, que aunque ya antiguas, estaban con su estilo refinado.
Después con una inusitada seguridad en sí misma, se dirigió al afamado Cine Teresa, su investigación la llevo a saber que en dicho aforo se exhibían películas pornográficas a toda hora, quería solo reafirmar cosas que vio en el sitio youporn, pero sobre todo, lo que se decía en internet de lo que ahí adentro acontecía…quería seguir aprendiendo.
Entro al cine mencionado, tratando de adaptarse rápido a la oscuridad reinante, casi se carcajea de la impresión que dejoen el boletero, casi se le cae la baba, así como las murmuraciones que alcanzo a ver de unas personas que pasaban por el frente, por supuesto que en todo su caminar seguía llamando la atención, así como de los fuertes gemidos que se escuchaban en el recinto, ya que en la gran pantalla estaba una escena en donde un negro se estaba culeando a una rubia de cuerpo exuberante en la posición de “perrito” (ya había estudiado todas las poses, se había repasado el kamasutra) sobre una alfombra de una eso si preciosa estancia.
Se recargó en una especie de barda que le llegaba a media altura que separaba la sala en dos partes, cuando sintió un aliento fétido cerca de su rostro y un sujeto algo pasado de peso que pretendió puntillearla, no le agrado que le llegarán así de repente por lo que girándose le aplico una llave marcial en su brazo, diciéndolo: ¡Cuidado, cabrocinto, conmigo no te metes! Ella tenía que ser la que elegiría y no otro por ella, si algo tenía es que se tendría que hacer su voluntad, también en estos días había llegado a la conclusión que casi sin ser consciente de ello, en la mayoría de las veces ella se salía con la suya, recordó que fue ella quien casi jalo a su marido actual para que fueran novios, fue ella la que eligió el estilo de la boda, la luna de miel y tantas otras cosas.
Una vez acostumbrada a la oscuridad visualizo que en la parte baja se veía una pareja besándose en una esquina y dos o tres hombres sentados en distintos lugares, virando para ver hacia la segunda sección y ver que el rechazado se había sentado en un rincón lejano y ver que solo había una silueta al parecer de otra mujer rubia, el horario era aún de mañana por lo que dedujo que no habría mucho movimiento y acción en el cine, por lo que viendo su reloj resignada se fue a sentar en la parte superior en el otro extremo al del rechazado para tener una mejor visualización de lo que pasaba.
No le interesaba en lo absoluto la película, ni se había fijado en el título, solo reconocía que la rubia gemía muy cachondamente y que el negro tenía un pene de regular tamaño, similar a los que ya había sentido: ¡no que los negros la tenían muy grande!, dijo en voz baja…cuando sintió que alguien se sentó junto a ella para voltear a ver que la otra mujer se había sentado a su lado…alcanzo a descubrir que era exageradamente alta ya que la cara de ella sobresalía un poquito por sobre la suya, estaba muy maquillada y llevaba una minifalda que dejaba ver dos muslos muy trabajados y ciertamente hermosos, tenía unos senos muy grandes que se dejaban adivinar por un tremendo escote, no alcanzaba a ver en su plenitud la cara, pero si se adivinaba que era muy femenino y bastante llamativo con una nariz respingada y unos labios rojos muy apetecibles (recordemos que Erika es muy visual, al ser diseñadora con inclinación al arte, tiende de manera rápida a darse una impresión de las personas y las cosas)
La rubia no sabía que su acompañante de asiento había visto el claro rechazo y eso en el argot de las reglas de usos y costumbres del cine significaba que el mujerón no buscaba macho, sino otra cosa.
Sintió un sensación rara cuando la mujer volteándose hacia ella coloco una de sus manos que resultaban muy grandes y rasposas en uno de sus muslos para acariciarlos suavemente…lo extraño del tamaño de las manos y lo rasposo y suave no le incomodaron, lo que si la desconcertó fue la voz un tanto ronca, pero eso sí muy sensual que le expreso. ¡Pero que ricura tenemos aquí!, ¿andas buscando acción preciosura?, ¿Qué clase de servicio te puedo ofrecer chiquita?
Se trataba evidentemente de una prostituta, pero lo que si la hace casi brincar de su asiento fue cuando en una nueva toma en la película, la rubia estaba colocada de tal manera que se le apreciaba un enorme pene, un pene viril, ¡era un transexual!…Diosss alcanzó a emitir Erika (aunque si había estudiado el tema, no hiso énfasis en las anomalías, en las desviaciones), su acompañante riéndose siguió con el masaje a sus piernas alternándose ya casi de frente al mujerón de Erika para decirle ¡Ajaaa., te encanta ser pasiva! ¿Qué quieres? ¿Qué te la meta o me la mamas?
¿Queeeé? Replicó Erika, entendiendo en el momento que se trataba de un real transexual el que estaba con ella…No pudo dejar de reconocer que era bellísimo de su rostro, aunque evidentemente ya llevaba varias operaciones.
Si lo hacemos aquí, son seiscientos por metertela y si solo es un oral te cobro doscientos, claro con condón la metida…lo tengo igual que la de la peli…soy activo o pasivo y atiendo igual a hombres y mujeres…Si quieres salir e ir a un hotelito que está aquí a la vuelta, son mil quinientos por la hora y hacemos lo que quieras…Como la ves chiquita…
Jajaja, se rio Erika, Mira no ando buscando nada, solo quiero divertirme para tomándole las manos retirárselas de las piernas, aunque debía reconocer que la sensación le estaba resultando placentera…era un toque distinto, pero para nada estaba en sus planes
Andale no seas malita, eres muy bella realmente, aunque sea un oralito o te hago una mamada a tu cuchita que nunca olvidaras…debes saber que nadie sabe usar la boca mejor que mujeres como nosotras, estoy bien necesitada, ándale para mi cruz, para iniciar bien mi día…ya vez ni las moscas entran hoy, perdón, chiquita…con la mejor voz dulce que podía el pobre hombre operado para parecer una mujer.
Erika sopeso que realmente ya nadie había entrado al cine, no quería llegar a Monterrey con Carlos sin haber podido practicar de la mejor manera posible algunas cosas…le agradaba el dulce olor de menta que emanaba del aliento de su acompañante, también sin ser exagerado para nada olía muy bien, su vestimenta aunque chillante lucía limpia…No se…no se….dejando que otra vez le empezara a acariciar sus piernas….es que no pensaba, cuando en la película se veía como la rubia transexual le estaba dando una mamada de lujo al negro que se retorcía de gusto…es que no se…
Las caricias expertas del otro empezaban a hacer dudar a Erika, quien solo atinó a decir…Pero, estas limpia, estas sanaa…asustándose de llamarla en femenino a sabiendas de que es un hombre.
Uff…mira te puedo enseñar mi cartilla de salud totalmente actualizada, soy muy cuidadosa de esto, me cuido mucho, solo me he operado tres cosas, lo que vez es muy natural en mí, que le voy a hacer, tengo los dos sexos dentro de mí, lo único que quiero es juntar dinero para regresarme a mi ciudad a poner un negocio más limpio, solo estoy en esto por necesidad, aunque jejeje claro que me gusta…se sinceró el otro, al ver que estaba ante alguien muy especial, alguien muy diferente a la mayoría de los clientes que suelen frecuentarla (si algo tienen los travestis es que son muy perceptivos, rápido identifican a su clientela, son grandes conocedores del género humano)…Mira me puedes encontrar en la página de internet travestismexico.com, fui la imagen del mes de febrero, mi nombre es Natalia, soy una escort de lujo, en este cine solo vengo a ver si agarro un buen cliente, no me meto con cualquiera, me gusta elegir (Erika casi se desmaya al oír esto, esta es igual que yo, piensa que puede elegir) , suelo ser más pasiva, ya que en realidad me siento más mujer y trabajo más con este par natural, para pararse y darse una vueltitas coquetas que ciertamente dejaban ver una cinturita y unas nalgas realmente de mujer, respingadas, bien formadas, no se veían operadas para nada…Ven toca,,,No, noo eso no…se contrajó la rubia, la otra entendió que estab ante una mujer…Ajjja como decía te encanta ser tu misma…ándale, pruébame, ya casi arrodillándose ante la mujer…
Ya Erika estaba dudando, quería poner en práctica besos que nunca había hecho y porque no hacer un oral…tenía miedo, mucho miedo, su adrenalina estaba a 100 %, no todo estaba saliendo como lo tenía planeado…Sabía que por besarse y usar la boca la probabilidad de enfermarse era baja…chin….estaba caliente, debía reconocerlo, verdaderamente estaba excitada, por un lado los gemidos de la película, donde veía nuevas poses y por otro, esta sorpresa la tenían aturdida…el otro tomo la iniciativa para darle un beso que la tomó por sorpresa, pero sintió muy bien e inclinándose ya que por primera vez estaba ante alguien así se dejó besar para poco a poco iniciar una comida mutua de verdadero peliculón, nunca había besado a nadie de esa manera, estaba aprendiendo a besar como debe ser, pensaba Erika, pero con una ¿mujer o un hombre? la otra empezó a masajear sus senos, cosa que también por primera vez lo sentía a plenitud…en el metro todo era de alguna manera controlado para no ser tan descarado el encuentro, pero aquí en la reinante oscuridad y soledad del espacio la estaban sobando con todo…No, no….alcanzo a decir, pero la otra era sabia, y conocía como actuar, de una manera muy hábil ya le estaba pellizcando los pezones rosados e incluso se bajó a besarlos…Ufff…la rubia perdió parte del control…Ahhhhh….bastaaaa, noooo, por favororr Nataliiaaa, nooooo. Nunca en su vida marital y mucho menos de novios, le habían besado así los pezones…Ufff.. estaba otra vez muy caliente por tercera vez en el día.
Natalia: Entonces que reinita, ¿Te la meto o me la chupas? ¿Nos vamos o nos quedamos? Ándale…estas bien caliente y yo también…nunca había estado con una mujer como tú…se ve que tienes mucha clase y estilo.
Erika: Mira, no te rías por favor, enséñame a mamarla, sii…pero por favor se cuidadosa, sería mi primera vez, casi al borde del llanto ya que le costaba reconocer que se había prendido…ahí se dio cuenta que si algún día estuviera tomada o con la guardia baja se la podrían coger como se les diera la gana y eso le dio mucho miedo, realmente sintió miedo.
Okey, pero mira vámonos hacia la primera fila de esta sección, ahí el espacio es más amplio y podrás arrodillarte con gusto…para parándose invitarla a seguirla, cuando Erika mansamente la obedeció como hipnotizada ya que por primera vez ella haría algo y no más bien se lo harían a ella, fue nalgeada de manera simpática por la otra para abrazarla como si fuera su novia y empezar a bajar los escalones…la imagen de dos mujerones rubias abrazadas como hombre y mujer hubiera desquiciado a cualquiera…pero solo estaba el otro sujeto que cuando vio pensemos que solo atino a mascullar…pinches lesbianas…sin siquiera adivinar que realmente eran hombre y mujer…
Se besaron con todo, la perreo un poco en el pasillo que divide las dos secciones, se dieron un faje de aquellos, la acaricio a gusto en todo su cuerpo se la sentó encima suyo por detrás y por delante para hacer que su aparato se pusiera en firmes, dejo que la otra, la verdadera mujer se lo masturbara un rato, le enseño, le dio instrucciones precisas…la película y los gemidos continuaban, pero ya ellas no estaban en eso, estaban en una faena en serio, el faje fue mucho más intenso que en el metro, al estar con alguien experto en esto al ser su trabajo y al hacerlo con alegría…para hacer eco de esa famosa frase de que si alguien hace su trabajo con gusto tendrá completo éxito y satisfacción. El acuerdo fue muy claro, sería un faje y un oral en toda la palabra, pero por ningún motivo habría penetración. Eso tranquilizo a la rubia, a sabiendas de que para la otra era un trabajo y que debía respetar el trato. Ella no podía prever que en un futuro medio Natalia sería una de sus mejores amigas. Pararon cuando acabo la primera función y continuaron en la segunda exhibición que ya era de heterosexuales…jejeje la 1° fue de transexuales.
Erika tuvo dos orgasmos, uno durante el primer faje cara a cara que tendría en su vida, suficiente para lo que le deparaba el futuro para ahora sí gozar con plenitud volviéndose una mujer plena y realizada. El otro fue así:
Erika ya era una experta mamando, recorría con sus labios la punta, para introducirse el mediano pene de su maestra, ¡presumida, en realidad no era grande como decía! Pero si más que el de su marido…Dioooos, Carlos no fue agraciado, aunque estudio que el tamaño no importa y la muestra estaba en esto que estaba haciendo, realmente era como degustar un dulce, una paleta de sabor salado, subía y bajaba, succionaba, daba besitos, se lo comía, lo movía con su boca…también le enseño a hacer la cubana y ahí fue donde tuvo su segundo orgasmo ya que el magreo a sus senos y los besos con la otra hasta hacer que ella se viniera en sus pechos y el hecho de estar ella en una posición hasta cierto punto de humillación por estar arrodillada ante la otra, la excitaba…¡otro descubrimiento!…la propina, ya que así lo consideraron ambas ya que realmente se sintieron plenas fue mucho más de lo pactado…con sinceridad Natalia le dijo ¡Nunca olvido a un cliente como tú! En mi puedes contar para lo que sea…tengo tus datos Natalia, no dudes que de necesitarte te buscaré, sin querer dar más datos, ya que una dosis de desconfianza seguía en ella.
Erika pensaba al salir del cine en ir a un salón de baile y a un table dance que había visualizado para experimentar más, pero realmente desistió, estaba ya cansada, exhausta y muy asustada.
El regreso fue en silencio, normal en su marido, raro para ella, ya que siempre estaba aunque no hablando en exageración como otras mujeres, nunca estaba en un largo silencio.
  1. 3.       Apertura de la partida de juego de Erika
Los hijos y las compras de guarda ropa que utilizaría para reiniciar con su marido una vida más plena en lo sexual juntos la animaron de inmediato. Se compró ropa más sexi tanto para el uso cotidiano como para el íntimo en su recamara nupcial.
Desde la primera noche en Monterrey se lanzó a jugar con el marido. Mi amiga no me dio muchos detalles en esta parte, solo me confió que la misma Erika lloraba cuando le contaba que no lograba tener éxito, solo hasta la tercer noche logro que su marido se la cogiera, pero con resultados parecidos a lo que anteriormente hacían. Incluso le regalo unos libros muy bien documentados, le explico que tenía nuevas necesidades, que había estudiado por su parte el tema e incluso le solicito pudieran asistir a terapia juntos, sin embargo con la diplomacia que caracterizaba a Carlos le daba largas al asunto, no tomaba el toro por los cuernos, tenía una extraordinaria habilidad para sin pelear ni agredir no afrontar esa dura realidad del matrimonio…a Erika le desesperaba que al parecer por primera vez en su vida no se podría salir con la suya, a veces estaba de mal humor por no lograr que el marido despertará de su letargo, de su amabilidad extrema, de si, su galanura, pero ella necesitaba un verdadero hombre en la cama, no un caballero en ese espacio. Una semana y un fin de semana intento la hembra aparearse como dios manda con su macho formal, pero solo logro que lo hicieran tres veces (mucho más del rango de una vez por semana), ya era ganancia, pero su hombre, simplemente no se comportaba a la altura de sus nuevas exigencias, eyaculaba de manera precoz, ciertamente ya duraba un poco más, ciertamente ya la acariciaba más, pero de plano, rechazaba la felación, siquiera él usar su boca más allá de lo acostumbrado, rechazaba sutilmente nuevas posiciones, si acaso solo acepto la de “cucharita”, pero fue lo suficientemente claro para decir no a otras y lo peor es que con una calma que exasperaba no reclamaba a su esposa, no la regañaba, la trataba como si fuera una niña ingenua haciéndole ver que eso eran cosas de locos y que ellos tenían más responsabilidades y deberes para con la sociedad, sus empresas, sus trabajadores, llego incluso a tratar de explicarle.
Erika había abierto ya su juego, Carlos no la empujo a nada, simplemente pensaba que no había problema alguno, hasta sinceramente pensaba que estaba muy bien ya que le había cumplido más veces de lo normal. Este proceso se prolongó hasta por un mes. Erika sabía que no necesitaba más tiempo para saber que con su esposo no habría éxito alguno, en realidad no le preocupo ya que su inteligencia le permitía dimensionar que existen cosas que no se pueden controlar y esas situaciones no vale la pena preocuparse de más. Le ocupaba saber cómo podría llegar a ser una mujer plena, descubrió que quería mucho a su esposo, ya que es en sí un buen hombre y el padre de sus hijos, pero que así no lo podría amar en todo su esplendor, a decir verdad no era amor pleno lo que tenía con él, eso sí un gran cariño y respeto. Descubrió que no conocía el amor a plenitud y no se trataba de sexo solamente, era un todo integral completo que no tenía.
Le preocupaba saber que al abrir su juego no solo en la intimidad sino en su vida total, otros jugadores se estaban inquietando haciéndole saber que no estaba en una burbuja color de rosa, tenía que estar muy lista, ya que su nuevo poderío sexual se había puesto en evidencia para otros, para ella misma, los lobos estaban sueltos y ella de ninguna manera estaba dispuesta a poner en riesgo su matrimonio, no quería ser parte de la estadística de infieles busconas de placer con cualquiera o como sus amigas que ahora sabía estaban en boca de todos, prefería que la envidiaran por cabrona pero no por puta o loca. Quería tener la opción de elegir, siempre elegir.
  1. 4.       El descubrimiento del hijo del jardinero
En los recientes días, Erika ataba cabos de pasado, presente y proyectaba futuros. Le estaban cayendo los veinte demasiado rápido. Había tenido que masturbarse hasta en tres ocasiones para saciar un poco las necesidades de su cuerpo, no era de palo y seguía aprendiendo. Vio las películas que se compró en el DF. Le gusto el rol de “Mario” en Emanuel que es una especie de maestro de la protagonista, aunque no le gusto el proceso de llevarla de brazos en brazos, a ella le hubiera gustado que el mismo maestro fuera quien la llevará a los placeres de la carne…sonrió al recordar a Natalia, quien pensaría que una escort real le enseñaría mucho más que lo que hasta ese momento ha llevado al terreno de los hechos.
Un día domingo decidió trotar en los amplios jardines de su casa, sus hijos estaban de pesca con su papa, lo cual era bueno dado que le dedicaba al menos ese tiempo de calidad a los mismos. Ningún otro familiar estaba en casa, la servidumbre estaba en su día de descanso, así  que no tenía ganas de salir. Últimamente había tenido que poner en su lugar a varios hombres e incluso a una mujer de su círculo de referencia, había escuchado a sus amigas,  las dos infieles declaradas en una conversación que le puso la carne de gallina dictándole que tenía que ser cuidadosa en las posibles decisiones o acciones que debería tomar, estaba en un momento en que ciertamente pensó no podía confiar en nadie, tal vez solo en el Tío Alberto y vigilar muy bien a su suegro el imponente Don José Treviño: ¡Viejo cabrón, es de cuidado! Debo ser muy cuidadosa.
Ella pensaba que no había nadie en la residencia lujosa ubicada en una de las mejores colonias de San Pedro Garza García, tenía un traje deportivo de lujo de shorcito y blusa que ya se le pegaba por el sudor emanado, cuando al pasar por una de las ventanas a la orilla de la pequeña vereda exprofeso para transitar que pasa junto a varias cabañitas en donde vivía la servidumbre en sus días laborables, alcanzo escuchar lo que sin duda eran unos gemidos masculinos. Su curiosidad, sin duda evidenciaba que le gustaba ser voyeur ya que al instante reconoció que se trataba de algo sexual, hizo que se acercara a la ventana semi abierta, ya que el verano era caluroso en extremo para ver a Rodrigo, el hijo de 17 años del jardinero, el Sr. Don Juan Zamora completamente desnudo haciéndose una “chaqueta” (masturbación) en forma por demás violenta. Pero lo que le llamó poderosamente es que el pene del adolescente era el pene más grueso y más largo que haya visto en su vida: el de su marido y el policía del DF chiquitos; el de los tres sujetos del metro, así como el del estudiante de Medicina de tamaño normal (volvió a estudiar esa parte para ponderar lo de las dimensiones) y el de la escort Natalia de tamaño mediano, por debajo de lo normal. Pero, carajo, este era inmenso y de un jovencito muy delgado y de escasos 1.65 mts. Este chavo sabia, era muy dedicado al estudio, a veces jugaba con sus hijos, siendo siempre muy respetuoso…La rubia no dejo de sonreir pensando que ya se estaba convirtiendo en hombrecito y que sin duda con esas dimensiones de aprender a manejarlo podría hacer feliz a cualquier mujer…También le llamo la atención que el joven que usaba lentes de graduación al parecer estaba viendo una revista…pero lo que la sobresalto a seguir su ligero trote, cuando Rodri (así le dicen todos) expulso una cantidad de semen impresionante casi gritando con evidente admiración ¡Señoooooo Erikkaaaaaaaa, te amoooo!
Regresaría a buscar al chaval para indagar más, se sintió halagada y hasta se sonrojo.
Erika, unas horas después: ¿Qué tal Rodri, como va la escuela?
Rodri: Muy bien señito, ya el año entrante entro a la carrera
Erika: ¿Qué vas a estudiar?
Rodri: Medicina, voy a buscar una beca de excelencia en el Tec…me estoy preparando con todo, creo que si lo podré hacer…Muchas gracias a su papa (El papa de Erika era un benefactor reconocido en la sultana, su interés era genuino por ayudar a los menos favorecidos, era un buen ejemplo de lo que deben ser los empresarios, caso muy distinto al suegro de Erika, que más bien era el prototipo de hombre de negocios que no da pie sin bola, buscando siempre su propio beneficio) por toda la ayuda que me ha dado. Rodri hacia la prepa en el mismo Tec, siendo un alumno sobresaliente.
Erika, tomando una de las mejillas del joven que de inmediato se sonrojo: Pero claro si eres un joven estudioso, ¿Por qué no me enseñas en tu cuarto los libros que estás leyendo?
Rodri, sintiéndose en las nubes por presumir sus logros académicos: claro , claro, pásele, ya que se encontraban en la entrada…
Erika: ¡Pero! ¿Qué es esto Rodri?…haciendo un mohín gracioso, enseñándole un cuidado álbum en donde había diversas fotos de gran calidad de ella en diversas partes de la casa, claro todas ellas en vestimentas muy normales, salvo las cuatro últimas, en donde ya las había tomado con el nuevo guarda ropa que estreno desde su viaje al DF y en donde sí se hacía más notorio su escultural cuerpo, su buenísimo cuerpo.
Rodri que se había olvidado que sobre su cama dejo esa colección de fotos de su amada platónica, temblando y maldiciéndose él mismo por terrible falla: ¡Es queee tomo fotos por hobby enseñándolo una excelente cámara que se había comprado para tal efecto y pueeesss como usted es muy bonita, me gusto para modelo…no es nada malo, nunca haría mal uso de las fotos…créame seño Erika…
Erika riendo lo calmo, no sin antes prometerle que nunca usará esas fotos para algo malo, el chico le caía bien y se dio cuenta que nunca había convivido con su personal…no buscaba nada con él…pasaron unas dos horas platicando y riendo como si fueran amigos de toda la vida. La vida  le depararía a la mujer demasiadas sorpresas, no podía saber en ese momento que este joven al igual que Natalia serían fieles amigos en una dura batalla que estaba por librar en un ya mediano plazo.
 
  1. 5.       La participación del suegro Don José y del Tío Alberto
El guarda ropa que se compró la elegante mujer sin ser descarado si era diferente a lo que solía vestir. Eran faldas más cortas, mas ceñidas, blusas más ajustadas con ligeros escotes. Su ropa íntima se dejaba adivinar, no usaba tangas, ni bikinis, ahora si…así como ligueros, sus zapatillas eran más como decir, sensuales. Esto incluía cambios en sus peinados y maquillaje.
Sin embargo, más allá de su vestimenta y apariencia, fue su actitud más abierta, relajada, coqueta, su caminar, su andar, sus gestos y miradas, su concentración, daba la impresión de estar más viva.
Esto lo puso de inmediato en juego. En la primera reunión que tuvo con sus amigas a pocos días de llegar del DF en conocido restaurante de lujo empezó otro tipo de aprendizaje acerca de la sociedad tan hipócrita en la que se estaba movimiento. Ella sinceramente creía que sus amigas, eran amigas, hasta que descubrió lo siguiente que voy a explicar. Vale decir aquí, que el que escribe es amante ocasional de una de las amigas de este círculo. No estamos en la misma ciudad, pero me encuentro cerca, pero eso es otra “historia” por contar que nunca hare por aprecio a dicha persona, pero que si me permitió exteriorizar toda esta vida que está actualmente en desarrollo, no estando estática y soy confidente de ella, que a su vez se volvió de la protagonista (sin serlo hasta antes de todas estas situaciones que se narran)
En dicho restaurante departían alegremente, cuando en su nueva actitud de chispa Erika pudo captar  una señal muy clara entre Susana y Clara que pasó desapercibida para las demás excepto para ella y claro, también para Amanda que era la más cercana a ella, cuando al otro extremo entraba su marido Carlos , su padre Don José, y otro hombres de negocios.
Susana: Chicas, me disculpan regreso…
Clara: Voy contigo…
Erika vio que no se dirigían al área de baños, sino a una salita privada en donde vio se separó un instante Don José en donde al parecer les llamaba la atención, algo no andaba bien.
Ella también se disculpó y dirigiéndose a una oficina contigua a dicha salita a la cual le fue fácil ya que la hija del administrador y dueño era su alumna sin más le permitió entrar ya que coquetamente le pidió privacidad para poder usar su línea telefónica ya que su celular se había quedado sin pila.
De manera discreta se colocó de tal suerte que podía escuchar la conversación en donde Don José todavía estaba con sus “amigas”.
Don José: ¡Carajo! Tantos pinches años y ustedes no pudieron cambiar a mi nuera y solo basto un fin de semana para que seguramente ya la volvieran mujer…que chingaos están haciendo cabronas
Clara: Le juro por dios que no pasó nada en el DF. Solo salió de paseo con una pareja del Sur que estaban más dedicados a lo suyo. Fueron al centro y a un Concierto. Nada paso…
Don José: Y como chingaos es que cambio tanto, ya se menea como puta, como si fuera una de ustedes…claro que alguien ya se la chingo…
Susana: No sabemos nada, la cabrona siempre se ha portado bien, ciertamente que el viajecito le sentó…pero no sabemos nada….en cuanto sepamos ya sabe pasamos la nota luego, luego…
Don José: Bueno putitas, haber cuando se dan una vuelta por él Le Barón, necesito “amarrar” unos negocios con unos gringos y quieren carne de primera, para darle una nalgada a Susana que era a la que tenía más cerca…eh cabroncitas pirujas, bien que les gusta…y acuérdense de la deuda de sus maridos, eh…Háblenle al cabrón de Tomas (su gordo asistente) para que les dé la clave y el guion del protocolo, jajaja no queremos que se sepa lo que son ustedes, ehh golfitas…
Ya a solas Susana: Pinche Clara, pues que hizo la pinche Erika, cabrona se ve más buena…seguro ya la debutaron como dios manda, se ve que le sentó.
Clara: Que te digo que no pasó nada. A lo mejor quiere hacer hombrecito al pendejo de Carlitos…
Susana: Uff…es más fácil que ella se vuelva una de nosotras, a que ese pelmazo le llegue a los talones al hijo de la chingada de José…Para mí que si se andan comiendo a la putita de Erika o esta se está comiendo a alguien.
Clara: Pues ya era tiempo chulita, se le va a pasar su momento sin conocer verga verdadera. Pinche Don José va a terminar por cogérsela como a todas nosotras…
Ambas al unísono, que chingue a su putisisima madre ese hijo de la chingada…que se pudra en el infierno.
A Erika le resulto más que evidente que le faltaba mucho por aprender, no solo en lo sexual, sino en su convivencia, para nada le agrado la forma en que se expresaron, mucho menos de Carlos, que podrá no ser un hombre sexual (de hecho estudio que existen personas que son indiferentes al tema, sin mayor problema alguno)…a lo mejor su marido era uno de esos casos…un ser asexual.
Empezaba apenas a conocer a su suegro Don José.
A la otra semana de llegar del viaje de aprendizaje a la capital del país, se celebró una fiesta en casa de Don José que es mucho más grande que la de la pareja de Carlos y Erika, la casada se retiró a uno de los amplios balcones para degustar su copa, cuando acercándose mucho más allá de lo que marcan los cánones de civilidad por el parentesco que tenían, aprovechando la lejanía con el resto de las personas y la soledad-privacidad del recinto.
Don José: Nuerita, que cambiazo, no creo que mi hijo sea el causante de esto, lo conozco perfectamente y tu estas buscando pelea o ya la diste, ¿Me equivoco, Erika?, adoptando ya un tono totalmente de intimidación. Algo que caracteriza al hombre típico norteño es su modo golpeado de hablar y su consabida franqueza, rayando en ocasiones en una mala interpretación del interlocutor que no sepa de esta característica. Don José es un viejo lobo de mar, sabio con las mujeres e iría a por todas, de hecho se ha pasado por las armas a todas las amigas de Erika y a otras mujeres de la alta sociedad, salvo a Amanda que es la menos agraciada y que solo manipula para su beneficio.
Erika: incomoda ante el repegón que le dio su suegro con esas palabras: Mire Don José, decidí cambiar mi forma de vestir porque se me dio la repegada gana no por andar de buscona y porque quiero serle atractiva a su hijo.
Don José: Ese buey…como si no supiéramos todos que a él lo único que le interesa es el trabajo y quedar bien con todos, aunque no creo que este quedando bien contigo acariciando con sus grandes manos los brazos de su nuera, Ya sabes Erikita, puedes buscarme cuando quieras, a mí no me engañas, tu eres ya distinta, soy un zorro muy corrido y tu apenas empiezas, ya dándole una sonora nalgada
Erika, dándole una cachetada, Oiga, no le he dado motivos para que me falte al respeto, no le digo más por el cariño que le tengo a su hijo, casi a punto del llanto y roja del coraje
Don José retirándose, tú lo has dicho querida, cariño es lo que le tienes no pasión, guiñándole y enviándole un beso con los labios.
Don José es un tipo de 60 años, alto, fuerte, ligeramente pasado de peso, es el típico norteño de bigote, mal hablado y un desgraciado en el manejo de sus empresas. Ha hecho su dinero a base de trabajo, sí, pero también de actos de corrupción y de una grande, compleja e intrincada red de relaciones con gobierno e incluso en un tiempo estuvo de moda que mantuvo o mantenía relaciones con uno de los carteles de la droga más renombrados del país: el del Chapo Guzmán. Claro que el poderoso don dinero hacia que la memoria colectiva de la masa más centrada en el desmadre y la evasión, de manera hasta inmoral hacia que las personas cayeran en el olvido de esos pequeños detalles. Es la llamada “gente bonita”, cuando la realidad es otra muy distinta. Es válido reconocer que su esposa es lo contrario, es un alma de dios que de alguna manera mitiga, tolera y ayuda a lubricar un tanto el excesivo poder del viejo. La madre procuro inculcar en su único hijo Carlos tatuado el don de la diplomacia y el juicio, que como vemos, si ha llegado a aplicar sirviendo también de contrapeso. Si no fuera por madre e hijo, los secretos a voces del empresario ya hubieran salido a la luz. Ya en la actualidad, Carlos se debe reconocer ha limpiado el dinero haciendo de las empresas, verdaderas fuentes de trabajo con tratos más modernos y justos para los miembros de las mismas. El viejo ya no participa mucho, pero eso sí, le sigue dando vuelo a la hilacha, siendo ahora su juego preferido utilizar su poder para manipular en la vida de las personas que se dejen dentro de dicho círculo de convivencia. Muchos sabían que se tenía que manejar con pinzas el trato con el desgraciado. Desde siempre, había tenido deseos insanos con la novia de su hijo, no se metía porque su esposa y cuñado, el Tío Alberto le ponían el freno, además podía tener otras mujeres, las que se le antojarán. Sin embargo, evidenció un cambio muy notorio en su nuera, cambio que había querido propiciar sin éxito alguno en el pasado y no podría desaprovechar la oportunidad. Él sabía que Erika ya no era la mujer asexual que todos ya tenían como dado
Tío Alberto, cuñado de Don José, era un hombre bonachón de figura regordeta y maneras muy amables, todo lo contrario al otro. Era un parasito social, vivía de sus diversas y cuantiosas rentas, lo que podía sacarle a los demás familiares y de negocios fugaces. Ciertamente, es culto, domina varios idiomas, preparado, de viajes al extranjero frecuentes, su real enfoque está en la diversión, sobre todo en la de alto riesgo sexual. También le tenía ganas a su sobrina política desde que era una niña, que era su secreto más guardado. Nadie sabe a ciencia cierta su orientación sexual, ya que a veces da la apariencia de ser muy amanerado, vive solo.
Observando sigilosamente lo que había visto, Tío Alberto se acercó para abrazar paternalmente a Erika, tratando de aparentar un consuelo que hizo que la esposa deseada por estos hombres no le diera importancia a que también se la estaba empezando a puntear suavemente…las palabras del hombre que era un tanto más bajo pero que sagazmente había colocado su semi erecto miembro en el descomunal culo empezaban a surtir efectos. La mujer estaba recelosa solo contra el suegro y sus amigas, no se había podido desquitar y desahogar a plenitud. Con el joven jardinero no quiso experimentar nada, ya que se le hizo casi como si fuera de la edad de su hijo, pero le había vuelto a detonar el chip de su inminente despertar sexual. Eran demasiadas conjeturas en su atribulada mente, bajo la guardia y nunca llego a sospechar que el viejo también era otro lobo hambriento de sus carnes.
Erika: Ay…Tío, no sé por qué Don José piensa que estoy de buscona o que le he sido infiel a Carlos, tú me conoces
Tío: Ay chulita, pero si andas presumiendo lo que bien sabes que te cargas, antes eras más recatadita, pero mírate, luces bellísima, con su voz melosa y acariciando suavemente cabellera, mejillas, antebrazos
La joven esposa no pudo evitar que su piel se pusiera de carne de gallina, ya que el Tío sabía cómo hacer un masaje sutil que no proyectara su deseo carnal que le había provocado ya una erección fuerte como un acero y que ya punteaba sin descaro en su sobrina política
Erika: Ayyy Tío tú también eres un calenturiento, mírate como estas y sin quererlo paro más su culo como para hacerle ver que ya se había dado cuenta de su erección…Tío, varias veces te he visto como me miras y esa mirada no está bien como regañándolo, porque pensaba que no era de cuidado.
Tío: Perdoname chulita, pero quien te manda andar por ahí luciendo esto, para dar ya un suave masaje a uno de los glúteos, sorry…no puedo evitarlo, soy hombre también, pero sabes es solo un jueguito, no debes temer pequeña, yo hablare con mi cuñado y mi hermana para que calmen a la fiera, jajaja sin dejar de dar el masajito al glúteo de la rubia.
Erika, que se estaba desmadejando cometió un error al confiar en el viejo: Ayy Tiiiito, es que Carlos no reacciona, todo esto lo estoy haciendo por él, necesito que me cumpla en todos los sentidos
Tío, ya punteando con todo y acariciando la cintura de la beldad: Mira que cosas, con razón andas de presumida, pues puedo ofrecerte mi ayuda, tal vez si nos reunimos en el estudio de mi casa podamos platicar a gusto y hacemos un plan de conquista estaba pensando en pedirte dado tu nuevo estilo me ayudaras modelando para mi proyecto de revista…son unas fotos de calidad, ándale, date una vuelta mañana por el estudio.
Erika: Pues necesito confiar esto en alguien, definitivamente necesito ayuda y pronto porque me estoy desesperando Tío…no es justo, casi llegando otra vez al llanto.
Tío, sonriendo maliciosamente: Ya chiquita, sabes que en mi puedes confiar ya abrazado fuertemente a la rubia haciendo un casi imperceptible toqueteo con las puntas de los dedos los senos imponentes de la mujer que recostando su cabeza hacia atrás dejo que por unos instantes que fueron cortos para él, eternos para ella, continuaran en esa postura que a todas luces no era de familiares, sino de una mujer que ansiaba ya saber lo que era ser hembra a plenitud y de un hombre que pretendía ser su macho.
  1. 6.       Modelaje para el Tío Alberto y La visita al Club Le Barón
Quedando sola, Erika noto que en el suelo había una tarjeta de presentación en donde venían los datos del mencionado club Le Barón que escucho citar a Don José en la charla del restarurant con Susana y Clara.
Al otro día en el estudio de su Tío Alberto:
Tío: Mira, no se trata de solo pasearte haciendo como si estuviera modelando gesticulando con los brazos, se trata de que despiertes en tu hombre el deseo por ti…si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña…a ver dime como le estás haciendo, chulita
Erika: Pues de acuerdo a lo que estudie, le hablo sensualmente, me le insinúo, le he tratado de dar masaje, lo beso con la mejor gana del mundo, pero hasta siento que me rechaza y solo responde por no meterse en broncas conmigo, ya sabes cómo es.
Tío: Hummm, creo yo querida, que tienes que practicar. Que mejor forma que hacerlo aquí en la tranquilidad de esta honorable morada (morada en donde daba rienda suelta a sus desenfrenos, ya que nadie lo cuidaba, ni tenía protección específica).
Afuera del estudio a poca distancia estaba el guardia asignado a Erika, que sabedor de que estaba con un familiar respetado dentro de la familia, no se preocupaba de nada, más que del entorno de la casa, aunque se sabía que dentro de San Pedro hay un acuerdo entre las mafias y el gobierno de no meterse con nadie.
Erika: Ayy tío, como crees…que pena…como crees, a que te refieres en concreto.
Tío: Pues a que practiquemos a que me das un masaje, a que te lo doy, para que te vaya explicando las reacciones de los hombres. Además conozco a mi sobrino desde niño y tal vez unas ideas te pueda ir dando…Por otro lado, quisiera que modelaras para mi…solo que son fotos muy eróticas, claro que haría trucos para que no saliera tu carita, solo tu cuerpito…
Entro al recinto una joven mujer ciertamente de cuerpo escultural sin llegar a ser algo super relevante, su cara si era hermosa, distinta a la de Erika. Estaba en otra estancia de la casa del hombre lobo con piel de oveja de Alberto.
Tío: Mira te presento a Karlita, es una buena amiga, modelo incipiente. Ella va poner la cara y tú el cuerpo…ademá
Karlita: Claro, sin dejar terminar al Tío de hablar, hoy no podré quedarme, tengo que ir a un asunto personal.
Tío, que había planeado estar a solas ya que actualmente la citada chica era su amante: Claro mi reyna, cuídate mucho, muaaa
Erika inicio así un proceso de práctica con alguien que consideraba era un alma de dios.
Las fotos que tomaron eran en poses evidentemente sensuales, en donde el maravilloso cuerpo de la diosa resaltaba en diferentes y atrevidos conjuntos de bikinis que el avariento Alberto había proporcionado a la mujer.
Tío: Así, muy bien, alza un poquito más el culito, perdón, Darling, es que me prendes, me prendes con una vocecita afeminada
En ocasiones el viejo dejaba la cámara para disimuladamente meterle mano a la rubia que estaba excitadísima con esta nueva faceta de exhibirse, estaba descubriendo que le calentaba sobre manera lucir su cuerpo
Erika: Uffff Tío ahora entiendo que esto cansa a las modelos, después de 2 horas de cambios de vestimenta y de posar en diversas maneras…Oye Tío, me regalas esta (una de las menos escandalosas, al estar en un short de cazadora simulando ser una de ellas y una camisola del mismo estilo; se la pensaba regalar a Rodri)…Ufff que cansada
Tío: Pues yo creo que hoy no practicamos…a sabiendas de que Erika es intensa y no se dejaría así como así el plan.
Erika: Ah no, claro que no , ahora me cumples…haciendo como si estuviera molesta.
Tío, ya saboreando lo que se podría comer en ese instante: Pues, estas cansadita manis, yo creo que iniciamos con que te de un masaje para que  vayas calentando a tu hombre….te voy a empezar a dar como lo haría tu esposito
La rubia que realmente estaba agotada: Me parece bien Tío.
Con una bata cubriéndose ya que solo estaba con un conjunto pequeño consistente en un brasier coqueto de holancitos y un bikini de esos que tienen moñitos de sujetadura a los costados, pregunta en donde se coloca.
El viejo tiene su estudio muy bien diseñado y tiene en uno de sus rincones una mesa de masaje exprofeso a ese tipo de menesteres.
El viejo empieza un suave masaje parecido al de una mujer…Mira así lo haría tu esposo, sin fuerza, sin drive, casi sin pasión, lo sientes Darling…
Hummm, si pero se siente bien
Brincando casi, ya que el Tío cambio la forma de dar el masaje a uno ya evidentemente lujorioso
Hummmmmm, si cambiaaaa
Eso chulita, así le tienes que ir diciendo a tu Carlos…ese chico necesita que le expliquen muy bien las cosas, continuando con el estilo
El canijo alterno ambas formas, recorrió cuello, espalda, brazos, llegando a la cintura y a las preciadas nalgas de su sobrina.
Ya la rubia no podía evitar sus gemidos de gozo, estaba encharcadísima, estaba excitada, se estaba dejando llevar por la situación…
Mira sobrina, Carlos debe encuerarte así, para de una manera graciosa desamarrar los nuditos de los costados del pequeño bikini que cubría escasamente la rajadura de las nalgas portentosas. ¡Seguro, que Carlos no sabe cómo usar esto!
Erika: ¡quueeeee….Tíoooooo, noooo que haceeesss, hummmm, ahhhh, ayyyyyyyy
El viejo ya lanzado porque veía su oportunidad de oro, empezó con boca y lengua a acariciar todo el promontorio e incluso a pasárselo por el ojete del culo…
La rubia se convulsionaba para tener un orgasmo más en su corta vida de enseñanza sexual, situación que el viejo entendió como una tácita aceptación para lanzarse con todo a comerle el culo.
Erika: Nooooo Tiiiiitoooo, porrr favooorrr
El viejo cometió una falla, perdió el control y ya avalanzandose sobre el culo de su sobrina la punteo pero ya con su pene erecto para buscar encularla, sodomizarla…
Erika, ya llorando de miedo: Noooo, Tíoooo, porrr favorrr noooo
Reacciono, virándose,  cubriéndose sus partes nobles
A Tío se le fue la presa…reaccionó tratando de calmarla.
Erika, toda desmadejada y ya sollozando despacio dejaba que su Tío la consolara
Tío: Perdón sobrina, no sé que me paso, ay eso de vivir solo, te juro por la memoria de mi santa madre que no volverá a pasar, es que eres toda una mujer, te mereces lo mejor (aunque para sus adentros pensaba que es cuestión de tiempo para que la misma sobrina viniera a sus brazos, pensaba urdir un plan para desesperarla y calentarla al máximo)
Erika en la intimidad de su recamara, pensaba: Chinn…estoy en un callejón sin salida, si me descuido me voy a volver todo un putón, pinche Carlos reacciona, amor, por favor hazme  mujer ya… por qué si no, no sé qué va a pasar. La fortaleza de la que se preciaba, estaba ya también quedándole mal.
Pasaron más días con altibajos en su humor, hasta que lo que volvió a detonar todo fue:
Amanda: Carajo, dicen que vieron a mi sobrino Raúl saliendo de Le Barón.
Erika: ¿Qué es eso? ¿Lo he escuchado, pero que es?
Amanda: Pues dicen que es un lugar pecaminoso en donde solo gente exclusiva va con sus suciedades, dicen que hay de todo, es muy discreto, manejan unas claves para que ningún pelagatos pueda entrar, solo gente de bien, pero que va a hacer sus desmadres…pinche chamaco por eso va mal en la escuela y le está sacando dinero a mi hermana
Erika: Pero, ¿Cómo es eso?
Amanda: Pues das la clave, entras y te dan la seguridad de que nadie sabrá que has asistido siempre y cuando se sepa que tu no haces mal uso de lo que ahí se hace. La otra vez me pareció entender que Clara invitaba a Marisa, dicen que es muy seguro y discreto. Claro que nosotras nunca iríamos a un lugar de esos…pinches putas nada más están pensando en sus cosas.
Erika tomo una decisión que le abriría aún más los ojos. Con su inteligencia no batallo para saber más datos del lugar y obtener con Tomas, el asistente de su suegro la clave de esa semana. Sin más se apresto ir al lugar con un traje sastre discreto, enormes gafas, pañoleta que ocultaba su cabellera.
Doña Rosalía (la dueña y administradora de este exclusivo lugar solo destinado a un selecto grupo de personas que discretamente guardaban las apariencias, nadie se atacaba, solo eran secretos a voces): ¡Vaya, vaya, ese viejo de Don José tenía toda la razón: su nuera tarde que temprano vendría hacer visita! Cuando desde su cuarto de control vio cuando la despampanante rubia con visible nerviosismo tocaba a la puerta de una aparente casa residencial de bella arquitectura y grandes jardines. Esto me va a traer grandes ganancias, sonrió la avariciosa mujer que aun en su madurez alta guardaba cierta belleza de su juventud.
Doña Rosalía: Pero si se trata de la Sra. Erika Garza de Treviño, la famosa y bella mujer de Don Carlos Treviño, casi le grito en su cara a Erika
Erika: No…por favor, no mencione mi nombre
Doña Rosalia: Pierde cuidado chiquita, yo soy una tumba, se todos los secretos de Monterrey y de México, va en juego mi nombre, mi prestigio…para empezar todo un rollo acerca de la seguridad del lugar, resaltando que no existía compromiso alguno…
Mira Querida, aquí puedes venir a ver, a escoger lo que quieras, hacer lo que quieras, siempre y cuando no hables de más afuera. Podemos ponernos de acuerdo a lo que gustes y de aquí no saldrá nada. Todo el personal está asegurado.
Querida: has visto que de pronto salen unos colgados de los puentes, jejeje todo mundo cree que es del narco, bola de pendejos, si supieran que todo ya está arreglado desde arriba. Esos colgados son calientes que se quisieron pasar de lengua y de largo con la clientela…así que no debes dudar de la honorabilidad…para volverse a dar otro largo discurso.
Mira para que te des una idea, te acuerdas de la película de Tom Cruise con su entonces esposa Nicole Kidman, titulada “Ojos bien cerrados”…haz de cuenta que aquí en México tenemos ese tipo de sociedad secreta, ahii tú no te preocupes, mira vamos hacer un recorrido para que veas el tipo y la calidad del servicio y otro largo discurso explicando.
La Doña ya había sido aleccionada por Don José (que tenía ya planeado dejar la tarjeta con la rubia, para despertar su interés, ahora que ella había abierto su juego buscando hacer real el matrimonio con el inútil de su hijo, también ya tenía visualizado que le dieran un recorrido completo a la mujer sabedor de que se quedaría callada por su forma de ser con la esperanza de levantarte aún más el deseo)
Erika efectivamente quedo con los ojos bien abiertos, no como en los del título de  la película mencionada. Su aprendizaje en todos los sentidos, ya no tenía retorno, descubrió cosas que nunca pensó se dieran en su círculo de convivencia. La Doña la llevo a la sala de control en done podía dar un paseo de cámara en cámara para ver lo que sucedía en diversas salas de la casa.
En una sala, con desilusión vio como un amigo de sus sobrinos (hijos de sus hermanos) se drogaba exhalando un polvo blanco que estaba en todas las habitaciones junto a frascos de hermoso cristal en donde estaban depositadas pastillas de diversos colores. Droga, le explico la vieja rollera. El amigo estaba siendo cogido por otro hombre mucho mayor a él.
En otra reamara, una de sus conocidas mamás de uno de sus alumnos estaba con otra mujer en una escena lésbica.
Lo que casi la desmaya, es que en una recamara con un antifaz colocada en cuatro patas estaba su amiga ¡Marisaaaa! Que indudablemente gemía de gozo ante la feroz cogida que un hombre regordete le hacía con una máscara…se le hizo conocido ese cuerpo..
Doña Rosalía: Ajjaaa..se trata de tu Tío Alberto, es uno de nuestros clientes Premium, nunca quiere que se vea su rostro y la otra putita tampoco quería que se supiera quién es…ninguno de los dos sabe quién es el otro, ya vez particularidades de los clientes.
Erika estaba impactada, no tanto por qué Marisa estuviera gozando, la entendía ahora, sino por la sorprendente fortaleza del gordo que estuvo a punto de violarla días antes…Diosss…no pudo reprimir exhalar, para cubriéndose la boca pensar que su Tío tenía engañado a todo mundo, era un hombre y le encantaba el sexo, siendo al parecer muy bueno por el orgasmo que evidentemente le estaba dando a su amiga y porque ahora la tenía con sus piernas en sus hombres bombeándola con una increíble y constante mete-saca que dejaba ver parte de su pene un poco más grande del promedio y con visibles humedades, la cámara mostraba acercamientos hasta lo más íntimo…se quedó pasmada viendo la cogida del Tío, escalofríos recorrieron su cuerpo, la vieja Rosalía sonreía maliciosamente.
Doña Rosalía: Veo que te impacto, querida deberías ver a Don José, ese gallo es de otro nivel, es de otra categoría, hasta las putas mejor pagadas de aquí lo quieren hacer gratis con él, exagerando ya…para lanzar otro grandilocuente discurso halagando a aquel en todos los sentidos.
La rubia vio de todo, se estremeció, observo y reafirmo su actitud voyeur, la droga , el alcohol, el sexo, sus fantasías, gemidos, locuras era lo único que prevalecía en esa Gomorra moderna.
Salio atontada y más atemorizada que nunca del lugar, prometiéndose a sí misma no volver a pisar pie en ese lugar ni hablar con nadie.
Sabía entonces que todos querían cogérsela como dios manda; más Don José y Tío Alberto, tal vez otros se recataban, otros serían discretos como Rodri.A
Ahora entendió a plenitud otras y tantas experiencias que tuvo con otras personas que cambiaron cuando ella cambio su vestimenta y forma de conducirse. Dios, pensó lo que puede hacer un cambio en la forma de vestir y hablar, lo que se corre en mi círculo de amistades, esto es un pueblo sin ley, sin embargo, quiero gozar, quiero ser plena, ¿Qué voy hacer dios mío?
  1. 7.       Las opciones para la toma de decisiones de Erika
La mujer es de rápidas decisiones. Una opción fue volver a ser seria en su vestimenta (auqnue en realidad nunca fue escandalosa) y en ser discreta con sus sonrisas para calmar ahora sí a la jauría de lobos hambrientos: Don José, Tío Alberto, el mismo Rodrí, ubico además a: el esposo de Marisa, el entrenador de soccer del Colegio de sus hijos, el compañero de trabajo de Carlos, su mano derecha, ufff…estoy en medio de puros cabrones que me quieren encular…se decía a si mismo…la carga emocional de llevar en su mente, cuerpo y alma esto, le hacía ponderar todas las opciones.
Las aguas se calmaron un poco, no sabía si porque los dos viejos salían en sus tradicionales viajes de verano que duraban de 3 a 4 semanas y ya el resto era muy ocasional el encuentro y recularon al ver a ver a la distante y al parecer asexual Erika.
El mar estaba tranquilo por fuera, pero por dentro Erika se quemaba, ya no sabía qué hacer para calmar sus ansías…se aficiono aún más a las lecturas eróticas, pero su obstinada mente no le permitía buscar a alguien que calmara sus ansías de novel novillero, en este caso de hembra, de potra que quiere, que desea ser domada…
¿Qué va ser de mi vida? ¿Dios, ayúdame? Rogaba Erika.
Continuará.
 
PARA CONTACTAR CON EL AUTOR:
 
¡SEGURO QUE TE GUSTARÁ!