LA OBSESION 2Deje pasar unos días, primero para que se pusieran nerviosas, y segundo por que mis pelotas necesitaban reponerse.

Sin títuloEl viernes llame a Tina con forme vi salir al cornudo de casa. Le dije que se pusiera guapa que nos íbamos de compras. Quedamos en el parking y cogimos su coche.

Tina – Me tenias preocupada, tres días sin llamar!!

Yo – Tranquila, te seguiré usando.

Tina – No es eso!

Yo – Claro que si, estas salida y en el fondo te gusta que te meta la polla.

Tina – Puede, pero no debo!

Yo – Por eso me dejas la decisión a mi, tu solo eres una pobre mujer chantajeada, así te puedes correr sin que te moleste la conciencia.

Tina – Pero que cabrón eres.

Yo – jajaja, tengo razón?

Tina – No voy a contestar a eso.

Yo – Contesta otra cosa, tienes ganas de comerme la polla?

Ella se puso roja.

Tina – Si.

Yo – Bien, todo aclarado, sigamos pues.

Le di una dirección en el centro de Madrid, tardamos una media hora. Dejamos el coche en el parking y entramos en una tienda conocida como la tienda del espía. La cogí de la mano al entrar. Ella me miraba con curiosidad.

Nos atendió un dependiente muy majo llamado Marco.

Marco – Buenos días, en que les puedo ayudar?.

Yo – Pues veras, mi mujer y yo tenemos tenemos un niño de unos cuatro años y otro en camino…

Ella me apretó la mano al escuchar lo de mi mujer.

Marco – Enhorabuena.

Yo – Gracias, el problema es que empezamos a usar niñeras y ya sabes, todo lo que se ve en la tele de abusos…

Marco – Quieren vigilar lo que pasa cuando no están.

Yo – Exacto, y ya si nos ponemos frikis podría ver desde mi iPhone o similar?

Marco – Sin problema, en una sola habitación o en varias?

Yo – Veamos, el dormitorio principal, el de los niños, el salón y el baño, y la cocina ya que estamos.

Tina me retorcía la mano.

Marco – Bien, 5 cámaras. Para los dormitorios lo mejor son las que están disimuladas en relojes despertadores, para los niños tenemos esta con motivos infantiles. La cocina un detector de humos, y la alarma funciona… El baño generalmente se cubre con una cámara sobre la puerta de entrada, se puede disimular con estos adornos, además al estar alta no se ve. Y el salón, tenemos esta lámparas.

Tina – Muy monas!

Marco – Esa es la idea.

Yo – Podré ver y grabar cuando no pueda estar controlando?

Marco – Si tiene wifi puede acceder con terminales móviles cuando quiera, y mientras puede dejar este aparto de aquí que graba 24 horas al día sin problema.

Yo – Captan sonido?

Marco – Si, tienen unos micrófonos muy buenos, no habrá sonido que se le escape.

Yo – Y privacidad? A mi mujer le preocupa que alguien pueda verla en casa, es muy tímida.

Marco la miro, parándose medio segundo en sus tetas.

Marco – Una clave de 20 dígitos, todo se transmite encriptado.

Yo – Fantástico! Ves cielo, podrás estar en casa tranquila con tu maridito y nadie excepto yo podrá verlo.

Tina – Si, increíble.

Yo – Ah, deme dos para el dormitorio infantil, quiero tenerlo todo controlado.

Marco – Perfecto, pues la cuenta son 2.300€, tiene garantía de un año y asistencia telefónica para la instalación.

Yo – Ok

Marco – Ah, deben rellenar este formulario con el nombre de quien las compra, la policía nos obliga a llevar un registro por si se usan para fines ilícitos.

Yo – Sin problema, Tina, complétalo por favor, voy a fumarme un piti.

Tina salió a los 15 minutos con tres bolsas.

Tina – Gracias por dejarme pagar.

Yo – Jajaja, no esperarías que firmara ese registro, además vi tus cuentas bancarias, no tienes problemas.

Tina – Gracias al cornudo, y ahora mas cornudo todavía.

Yo – Si, este fin de semana me vas a dar un curso de tu vida matrimonial.

Tina – Como puedes ser tan hijo de puta?

Yo – Te viste las tetas guapa?.

Regresamos a su casa y empezamos a montar las cámaras sincronizándolas con la wifi del cornudo, afortunadamente se había molestado en contratar una red de fibra óptica, la calidad de transmisión no seria un problema. Hice que Tina se quitara el top y el sujetador, me encantaba verla por su casa solo con los vaqueros y sus ubres moviéndose. Le hice una foto poniendo cada cámara y sonriendo.

Yo – Se la chupas mucho viendo la tele?

Tina – A veces.

Yo – A partir de ahora te quiero en tetas por casa siempre que no este el, cuando este quiero que estés sugerente, nada de chandal! Y si jugáis a lo que sea tetas o coño a la vista, enseguida!

Tina – de acuerdo.

Yo – Tu dormitorio, me encanta, vas a follartelo para mi, procura ponerte de cara a la cam, me gusta ver tu cara cuando te corres, y tus ubres meneándose…

Tina – Cerdo!!

Yo – Puta!!

Sincronice la ultima cam con la misma red y la guarde para Eva.

Le hice una ultima foto sonriendo, señalando la cam del dormitorio y enseñando la factura.

Yo – Bien, chúpame la polla, me puso cachondo lo guarra que vas a ser este fin de semana.

Se arrodillo y me la empezó a chupar.

Yo – Eres una guarra infiel! Lo sabes verdad!

Tina – Si amo, lo soy!

Siguió chupando.

Yo – Te encanta tener esas ubres para calentar pollas y poder follártelas.

Tina – Si, me encanta que me las miren por la calle e imaginarme a mis compañeros de trabajo machacándoselas como monos!

Yo – Pareces una puta perra en celo ahí tirada comiendo una polla que no es la de tu marido.

Tina – Lo soy! No quiero ser la mujer de nadie, solo una hembra!

Yo – Lo eres, una perra en celo, mastúrbate mientras le pones los cuernos a tu marido guarra!

Me hizo una mamada de escándalo, se la notaba muy cachonda, me corrí en su boca, ella se corrió sin sacarse mi polla de la boca, jadeaba, intentaba respirar por la nariz… me miro con la leche todavía en su boca…

Yo – yo no soy el cornudo recuérdalo.

Cerro los ojos y trago.

Le deje el regalo de Eva y le dije que le mandara un SMS diciéndola que tenia un regalo para ella. Me marche, ya era la una y la vida de fin de semana de la urbanización iba a comenzar, solo que esta vez yo estaría viendo parte.

Me fui a mi casa corriendo e instale el grabador conectado a la tele, tenia seis canales, uno por cam, se veía perfectamente. Tina estaba en la cocina, curiosamente seguía en tetas, le gustaba que la viera. Al rato llamaron al timbre de su casa, Tina corrió a ponerse algo pero la llame.

Yo – Puta, mira si es Eva y si lo es recíbela como estas.

Ella fue a la puerta con el top en la mano. Abrió la puerta y entro Eva con su bonito uniforme.

Eva – Hooola, esta el amo aquí?

Tina – No

Eva – y como abres la puerta así guarra?

Tina – Me lo ordeno, nos esta viendo

Eva – Como? – Tina se lo contó y le dio el paquete diciéndole que lo pusiera en su habitación.

Eva miro hacia donde estaba la cam a indicación de Tina y me saludo sonriendo.

Le mande un mensaje.

“soba un rato las tetas a esa cerda, se que te gustan los pechos, os aviso cuando llegue el cornudo”..

Eva – El amo dice que te sobe las ubres y el coño cerda, quiere que cuando llegue el cornudo te lo folles.

Alucine con la pequeña zorra.

Tina asintió y se la acerco.

Eva – Las manos detrás de la nuca cerda.

Eva se acerco, le desabrocho los pantalones y se los bajo junto con las bragas hasta la rodillas, le metió la mano en el coño.

Eva – Esta guarra esta chorreando amo.

Eva – Eres una autentica guarra, todo esto te pone mucho verdad?

Tina – Si, pase la mañana con el y no podía dejar de pensar en que me follaría al volver a casa.

Eva – Y no lo hizo?

Tina – No

Eva – Eso es por que prefiere tenerte salida, quiere un espectáculo con el cornudo. Te lo follaras para el verdad? Le dejaras ver como te folla tu maridito, vuestro momento mas intimo.

Tina – Si, le mostrare lo que quiere ver, quizás así me folle.

Eva saco la mano empapada y le agarro las tetas empapándoselas con los jugos de su coño y jugando con ellas. Tina gemía. Eva la insultaba.

Eva – Eres una tetona guarra, muy guarra!

Tina – Si lo soy.

Eva – Nuestra tetona.

Tina – ummm, si, vuestra tetona guarra.

Eva siguió sobándola un rato. Le encantaba jugar con sus tetas, hasta empezó a lamerle los pezones.

Eva – Nunca pensé que me gustara sobar a una tía pero me encantan tus tetas cerda.

Tina – Gracias supongo, a mi también me gusta que me las toques.

Vi que el coche del cornudo entraba y llame a Tina.

Yo – Llega el cornudo, que Eva se pire y conecte su nuevo juguete.

Tina se lo dijo y Eva se marcho.

Yo – Quiero que cuando llegue el cornudo te lo folles, pero no quiero un buen polvo, quiero que te lo folles rápido, nada de chupársela, se la meneas y te la metes, y que se corra lo antes posible entendido?

Tina – Por que?

Yo – Quiero que te quedes mal follada.

Tina – Cabrón, no puedo disfrutar ni con mi marido?

Yo – Puede correrte, pero no quiero verte echar un buen polvo, te quiero salida.

Tina corrió a su habitación, se desnudo y se puso una especie de camiseta grande sin nada debajo.

Al minuto entro el cornudo, de traje, dejando el maletín en una mesa le dio un beso cariñoso a su mujercita.

Cornudo – Hola cielo, que tal el día?

Tina – Bien, ven a aquí.

Lo cogió de la mano y lo arrastro a la cocina, se puso sobre la mesa tumbada de frente mirando hacia donde yo la veía y mirándome le dijo –

Tina – Por favor, hazme el amor.

Cornudo – Jajaja, como estas!

Tina – Sera el embarazo, te necesito! dentro! Ya! Por favor cariño!

El cornudo se puso detrás, se quito la chaqueta y agarrando el culo de su mujer se bajo la bragueta, se agarro la polla y empezó a acariciarla el coño.

Tina se saco la camiseta. Y mirando hacia atrás…

Tina – Ya! Métela! No hace falta que me calientes!

Cornudo – Si amor, – se acerco a ella y despacio empezó a metérsela.

Tina me miro con cara de desesperada y echándose hacia atrás se la clavo entera. Se volvió a adelantar y a repetirlo. El ponía cara de sorprendido pero le estaba gustando.

Tina – Vamos!

El cornudo comenzó a empujar y a sacarla muy rápido.

En ese momento llamaron a mi puerta, fui, era Eva, entro corriendo.

Eva – Donde? Vamos! Déjame verlo!

Yo – Jajaja, pasa al salón.

Entro y vio la escena en la tele.

Eva – Joder que morbo! Se la esta follando y tu viéndolo!

Tina – Gemía un poco y decía algunas chorradas.

Tina – Si, mi amor, así! Como te quiero! Soy tuya!

El cornudo no se quedaba atrás.

Cornudo – Si mi amor! te quiero!!

Eva miraba con los ojos como platos.

Eva – Ummm, una pareja haciendo el amor cuando piensan que nadie la ve, me encanta!

Yo – Es no es una pareja, mírala a ella.

Tina nos miraba, sabia que yo la veía y posiblemente imaginaba que Eva tb. Decía todas esas cosas pero su cara no cambiaba, solo nos miraba.

Yo – es una hembra apareándose!

El no aguanto mucho mas y se corrió dentro de ella. Ella se giro sacándosela, le beso diciendo “gracias cari” se pus la camiseta y se fue al baño.

Me mando un mensaje, “me siento como una cerda”

Cambie el canal por el del baño.

Yo – Es lo que eres, metete en la ducha y mastúrbate hasta correrte cerda.

Abrió el grifo y poniéndose en el lado donde no caía el agua levanto una pierna y empezó a acariciarse su raja que goteaba semen del cornudo.

Al rato salió y comieron juntos, hablaban de cosas normales, que hacer el fin de semana… Decidieron ir a hacer la compra al terminar de comer para tener mas tiempo libre.

Eva se inclino, se subió la falda y se bajo las bragas.

Eva – O me follas o reviento!

Yo – Mira la zorrita!

Me saque la polla y se la metí, estaba empapada.

Yo – Me encanta follarte con tu uniforme.

Eva – Por que eres un pervertido!

Yo – Si tu papi te viera no pensaría que eres su niña sino una guarra!

Seguí empujando, su coño chapoteaba, se corrió en dos min.

Yo – Jo, como estabas!

Eva – Me estoy acostumbrando a que me den polla todos los días que esperabas después de tres días!

Seguí follandomela un rato mas, controlándome, no quería correrme en su coño. Cuando note que me corría se lo dije.

Yo – Donde lo quieres puta?

Eva – Donde quieras!

Todavía no me había follado su culo pero la tentación era demasiado fuerte.

Saque la polla y apunte a su pequeño agujero. Cuando noto lo que hacía dio un grito.

Eva – No! Por ahí no! No estoy lista!

Yo – yo decido por donde te follo puta!!, no te lo voy a desvirgar ahora, solo te la meteré lo justo para correrme dentro.

Eva – No! Duele!

Su ano se iba dilatando, conseguí meter el capullo. Ella boqueaba, estaba completamente tensa.

Yo – Mas te vale relajarte, te la voy a meter igual.

Eva – Esta bien! Pero muy despacio por favor!.

Seguí empujando, entraron un par de dedos mas, al final pensé, que mas da!

Metí la mano por debajo de su camisa, subí el sujetador liberando sus tetas y agarrándolas…empuje mas fuerte, la sacaba un poco y la volvía a meter, cada vez un poco mas.

Eva – no! Dijiste que no me ibas a follar por ahí!

Yo –Se llama darte por el culo, a ver si aprendemos a hablar puta! Cambio de opinión zorrita, demasiado buen culo para que nadie se lo folle…

Al final mi polla entro completamente, note mis pelotas golpear contra su coño, estaba chorreando, se me iban mojando poco a poco.

Yo – Ya esta zorrita! Ya no eres virgen por el culo!

Eva – Dios! Siento que se me va a salir por la boca!

Yo – Jajaja, y ahora a follartelo!!

Empecé a sacarla un poco y a volver a clavársela, una y otra vez, algunas veces la sacaba completamente viendo su agujero completamente abierto para volver a clavársela otra vez. Ella solo emitía pequeños suspiros, notaba como sus pezones estaban muy duros.

Yo – Te gusta!?

Eva – Siiiiiii! Despacio por favor!!

Seguí metiéndosela, al cabo de 5 min y no aguante mas.

Yo – Me voy a correr en tu culo guarra!

Eva – Sii, lléname de semen por favor.

Yo – Córrete zorra!

Eva metió una mano entre sus piernas y empezó a acariciarse el coño. A los dos minutos nos corrimos juntos, notaba las contracciones de su culo en mi polla.

La saque.

Yo – De rodillas puta.

Ella estaba toda despeinada con la ropa echa un asco

Eva- No, después de eso no te la chupo.

Yo – Claro que si cerda.

La cogí y la hice ponerse de rodillas, ella se resistía pero termino poniéndose de rodillas. Le abrí la boca y se la metí hasta el fondo sujetándola la cabeza, pataleo durante unos segundos pero al final paro.

Yo – Muy bien guarrilla! Que sea la ultima vez que me niegas el uso de uno de tus agujeros!

Se la deje en la boca un rato.

Yo – Notas el sabor de tu coño, tu culo y mi semen guarra?

Eva movió un poco la cabeza afirmativamente.

Me la puso dura entre su boca y su sumisión así que le dije…

Eva – Chúpamela, quiero llenarte la boca de leche.

Ella levanto una mano agarrándome las pelotas y la otra el tronco de mi polla y empezó a chupar. Era una excelente chupapollas. Se la sacaba, se la volvía a meter, lamia mi capullo y bajaba hasta las pelotas y vuelta a empezar. La arrastre hacia un sofá, me senté y abriendo las piernas me relaje. Ella chupaba mi polla, o bajaba a mis pelotas y las besaba lamiéndolas al mismo tiempo que me pajeaba.

Yo – Me voy a correr guarra!

No necesito mas indicación ni que la sujetara, se metió el capullo en la boca y empezó a machacármela mas fuerte mientras apretaba suavemente mis pelotas. Explote, no salió mucho semen después de la mañana que llevaba, pero lo suficiente para que ella se tomara una buena cantidad. Espero un par de minutos a que mi polla se relajara y se la saco de la boca relamiéndose.

Eva – Debería volver a casa, papa debe estar al llegar.

Yo – Así me gusta, que seas una buena hija.

*****************************************************************

Y seguir escribiendo, es interesante ver cuantas mujeres casadas hace poco estan…

Opinar por favor, y votarlo así lo lee mas gente, es la manera de saber si voy bien.

Si alguien quiere agregarme o escribirme…

luckm@hotmail.es

skype: luckmmm1000