Sigo con mi historia lectores como recordaran en mi anterior episodio luna que estaba enamorada de mise vino conmigo y abandono su reino de Atlántida y continuamos andando en la isla y nos adentramos en un bosque.
allí apareció un ser diminuto alado que se hizo grande y nos dijo que estábamos en el bosque de las hadas nos llevó ante su reina Lucil.
allí en el palacio había cientos de hadas todas desnudas sirviendo a su reina y Lucil nos dijo:
— que hacéis vosotros por aquí, como habéis venido a parar aquí, tu eres humano, pero percibo que no de esta isla que haces aquí.
Le conté mi historia y dijo:
– tú, percibo que tú no eres humana que haces con un humano.
– yo soy una sirena, me enamorado de él y quiero estar con el -contestó luna.
– el rey Neptuno esta enfadado contigo- dijo Lucil -tienes que volver con tu rey.
– jamás- dijo luna -quiero a charles y quiero estar toda la vida con él.
– tú sabes lo que estás diciendo no puedes salir de la isla cuando salgas de la isla morirás y el vuelva a la civilización, allí no existes. desparecerás como si no hubieses existido jamás. si él te quiere tendrás que vivir en la isla para siempre y renunciar a la civilización. harías eso por ella.
– yo la amo porque no.
luna se abrazó a mí y me beso.
– bien entonces si haces eso por ella os ayudaremos, esta isla es inmensa y hay varios reinos, pero antes yo quiero comprobar que tiene de especial este hombre.
así que me quitaron la ropa y cuando me vieron la poya me dijeron las hadas nunca hemos hecho el amor con un humano ya desnudo todos empezaron a follar luna no era celosa y la comió el chocho a Lucil mientras yo me la follaba por el culo.
Lucil dijo:
– así así humano no pares de fornicar conmigo nunca he sentido una cosa así.
el dije:
– majestad esto en mi país es follar se usa más.
– vale de follar, dame bien por el culo que sensación más increíble y placentera.
a luna la comieron el chocho mientras yo me follaba a otras hadas y luna crispaba:
– o charles quiero tu poya ahora la necesito.
así que se la metí por el culo la cual estallo en un orgasmo luna me dijo:
– mi amor, te amo. que gusto me has dado. quiero estar siempre así contigo.
luego las hadas me chuparon la poya y empecé a tener un gran orgasmo.
– así así seguir chupando zorras tomad mi leche.
las hadas se repartieron mi semen entre ellas y dijeron que no había visto una cosa más rica que eso. Lucil:
– ahora comprendo porque quieres a el humano folla a las mis maravillas, te vuelve loca.
las hadas nos dijeron que nos ayudarían y me hablaron aquí como sabes es posible todo cualquier cosa aquí no pasa el tiempo como se llama esta isla esta isla se llama la isla que el tiempo olvido.
– podéis ser felices, pero te advierto si tratas de volver a la civilización la perderás para siempre ya que ella no podrá seguirte y desaparecerá para siempre tú decides- me dijo Lucil.
– yo la amo y quiero que sea mi esposa.
– bien al casarte dejaras de ser sirena y te convertirás en una humana ya lo sabes.
– lo que se estoy dispuesta bien yo hare los ritos y pronto serás humana ya, aunque te metas en el agua no te saldrá tu gran cola de pez.
nos casamos y no dejaron pasar la luna de miel fue maravillosa nos nadaron a un sitio paradisiaco con agua cristalina solo nosotros dos desnudos como en el paraíso. allí follábamos a mas no poder y éramos felices.
luna era preciosa con unos ojos verdes y un cabello negro espectacular además ahora tenía unas hermosas piernas ya que era humana al casarse conmigo la hacia el amor siempre que podía noma cansaba nunca la besaba en las tetas me comía la poya.
– o charles te quiero -me decía ella -que gusto me das amor mío quiero estar siempre así en tus brazos haciendo el amor.
allí en aquel paraíso que nos mandaron las hadas éramos felices pero la felicidad no dura para siempre y un día me encontrar que había pasado una desgracia había yo ido a pescar para el sustento del día cuando regresé me encontré a luna muerta y una nota:
– ese es mi castigo por haberme traicionado.
el rey Neptuno la encontró y la mato por haberse ido conmigo yo llore desconsoladamente quería vengarme deseaba matarle, pero ningún humano podía desafiar al rey de los mares y por desgracia no pude hacer nada allí ya no tenía que hacer nada en aquella isla al morir mi amor y decidí irme a la civilización.
así que construí una balsa para salir de allí y me eche al mar las los era inmensas pensaba que iba a morir Neptuno estaba furioso conmigo y no tenía bastante me desmaye en la balsa cuando me recobre estaba en un barco atendiéndome unos marineros.
Les conté mi historia, pero se rieron dijeron que era producto de mi imaginación por haber lo pasado tan mal. yo sé que no era mi imaginación aquellas cosas que vi las sirenas las amazonas las hadas y sobre todo luna mi amor muerta.
llegué a la civilización e hice mi vida y un día vi a una chica a una chica con un parecido increíble a luna. me acerqué a ella y la sonreí y la dije:
– no nos conocemos.
ella me sonrió y me dijo:
– si mi amor -dijo ella.
– luna cómo es posible.
-te dije mi amor que nadie ni nada nos podría separar a mí de ti.
se había rencarnado en otro cuerpo la bese y ya no nos separamos jamás tuvimos dos hijos maravillosos que se parecen a su madre de pelo moreno y sobre todo grandes nadadores que se parecen a su madre la cual cada día amo amas FIN

  • : nos adentramos en el bosque cuando aparece un ser diminuto alado que se hace grande y resulta que es una hada y nos lleva a luna y ami haber a su reina