LA OBSESION 2Antes de que me salten encima los odiadores. Siiiii,reeditado con correcciones básicamente de ortografía y alguna cosa que me chirriaba. Ah y si, por que así lo leen mas chicas, me alegra que los disfrutéis vosotros pero la verdad es que los escribí para conocer mujeres morbosas y mientras que nadie me demuestre lo contrario esta parece ser la mejor forma.

—————————————————————————————————————-

Sin títuloEva volvió a las dos horas, le di el cd y comprobé que las bragas de su madre estaban completamente empapadas de mi semen y los jugos de su coño. Subió a dejar el CD y las bragas en su sitio y a por mi copia de las llaves de su casa. Le di una copia de las mías para que pudiera entrar a despertarme por las mañanas. El resto del día lo pasamos entre mamadas, viendo videos porno, hablando de lo que la ponía y lo que no… Planeando el emputecimiento de su madre. Me dijo que no quería que fuera suave, que ella estaba muy abducida por su padre que necesitaba un tratamiento duro.

El lunes por la mañana me despertó apareciendo en mi cama con su uniforme del cole, simplemente aparto la sabana y se metió mi polla en la boca. Verla con la cola, su uniforme y chupando polla como una profesional hizo que no aguantara mucho. Me corrí en su boca, le dije que no se lavara y que a clase. Después fui a trabajar.

A los cinco minutos de llegar a casa por la tarde llamaron al timbre.

Ana – Eres un pervertido hijo de puta!

Yo – Si.

Ana – Se lo voy a decir a mi marido y te vamos a denunciar!!.

Yo – No creo.

Ana – Cabrón, como que no?

Yo – Uno, ya tiene una edad en que si el sexo es consentido no es delito. Dos, como habrás visto en el video mas consentido no puede ser, hasta me pide que le clave mi polla en el coño. Tres, estas muy mal follada, tengo tu diario y no quieres que tu marido sepa que lloras por las esquinas pidiendo polla, ni que tu niña ya es todo da una puta.

Ana – Pero..!!

Yo – Pero nada, no estas aquí por eso.

Ana – Y por que estoy cabrón?.

Yo – Pues por que eres una mama estirada y no puedes aceptar que la gente disfrute del sexo y tu no.

Ana – No, es solo una niña!!

Yo – De niña ya tiene poco, pero pasa y lo discutimos.

Cerré la puerta detrás de ella, entramos en el salón, me senté en el sofá, ella se quedo de pie.

Ana – Te tratamos como a un amigo, mi marido te invito a cenar a casa!1

Yo – Jajaja, si, quizás no debió hacerlo.

Ana – Y que quieres?

Yo – A ti, estas muy buena, necesitas que te follen y mira por donde que suerte vivo justo debajo.

Ana – Ni de broma, deja a mi hija en paz y olvídanos.

Yo – Tu hija? tu hija no quiere separarse de mi polla.

Le di al play de la tele y salió la escena de esa mañana, su hija de uniforme chupándome la polla, era la parte final, se veía cuando me corría en su boca, ella sonreía, me daba las gracias y se marchaba. Ella miraba la pantalla con los ojos como platos.

Yo – Ya folla como una profesional, estoy orgulloso de ella, y chupa pollas que es una maravilla, puedo hacer cosas con ella que ni imaginas, a esa edad son muy maleables. O bien, puedo hacerlas contigo.

Ana – Y que harías conmigo?

Ya empezaba a ceder, eso me gustaba.

Yo – Ella es mi puta, me encanta. Controlare lo que hace y con quien durante mucho tiempo, será divertido. Pero quiero una perra, una mascota, una guarra sin ningún tipo de conciencia, puede ser ella o tu.

Ana – Y la dejaras en paz?

Yo – Ni de broma, esta demasiado buena, pero digamos que las cosas no pasaran de determinado nivel, contigo no será así, hare lo que me plazca sin ningún tipo de limite mas que no te causare marcas físicas y no me cargare tu matrimonio.

Ella lloraba de rabia, me miraba, miraba la pantalla, descubrió la cámara que la estaba grabando pero se limito a mirarla y a mirarme a mi.

Ana – Que tengo que hacer?

Yo – Para empezar sácate las tetas puta.

Ana – No me llames así.

Yo – Te llamare como me de la gana, sácate las tetas puta.

Ella empezó a desabrocharse, llevaba una camisa de cuello alto, miraba al suelo…

Yo – Mírame!!

Ella siguió desabrochando…. se quito la camisa y quedo a la vista su estupendo par de tetas bajo un horrible sujetador color carne.

Yo – Fuera el sujetador puta, enséñame esas dos estupendas ubres.

Ana – No las llames así

Yo – Y como quieres que las llame?? pechos?? jajaja, son grandes y hermosas, son las ubres de mi puta y las llamare como quiera.

Ella se soltó el sujetador, cuando cayo al suelo se tapo con las manos. Me miro, no hizo falta mas, aparto sus manos, me levante y me puse detrás de ella. La cogi por los codos y le puse las manos detrás de la cabeza, le empuje un poco la espalda para que sacara pecho. Me puse delante de ella admirándola. Me acerque arrodillándome delante de ella, le desabroche el pantalón. Y de un tirón le baje los pantalones y las famosas horribles bragas. Ella temblaba, pero no se movió, me aleje para contemplarla.

Yo – Eres muy hermosa puta, no entiendo al gilipollas de tu marido, de verdad te folla tapada??

Ana – Si, es un poco santurrón.

Yo – Pues es una pena, con ese cuerpo estas para montarte como una perra, gritas con el?

Ana – Ni de broma, me llevaría al medico, o peor, al cura.

Yo – Te gustaría gritar cuando te folla.

Ana – No suele darme tiempo ni a calentarme la verdad, a solas… me gusta gemir, con el la verdad no.

Yo – Y el no te ve desnuda?

Ana – Sale de la habitación cuando me visto, y en el baño tengo que poner el pestillo, ¿que mas quieres? ya lo leíste.

Yo – Nada, solo dejar claro a quien vas a convertir en un cornudo. Te calentó el video de tu hija?

Ana – No me dio tiempo, estaba demasiado cabreada la verdad.

Yo – Bien, siéntate en ese sofá, pon las piernas a los lados de los brazos, vamos a tener una sesión de videos.

Cambie la cámara de sitio, se la veía a ella abierta de piernas y la pantalla de la televisión. Le puse todos los videos que le había grabado a Eva, por orden, desde su declaración de amor el primer día, el mensaje para su madre después de la primera mamada, las fotos del probador, su desvirgamiento… y la mamada de esa mañana. Ella miraba asombrada.

Ana – No me lo puedo creer, mi niña.

Yo – Ya no lo es, ahora es mi putita, como su mama, juega con tu coño y con tus tetas, mastúrbate mientras ves a tu hija convertirse en mi puta.

Ella empezó a acariciarse las tetas, a jugar con su coño, su respiración se iba agitando según iban pasando los diferentes videos, jadeaba. Se olvido de mi, metía los dedos en su raja gimiendo, al final se corrió y me miro.

Ana – Eres un cerdo.

Yo – Y tu una cerda, te corriste viendo los videos porno de tu niña.

Ana – Si creo que lo soy, me harás lo mismo que a ella?

Yo – Y mas cosas.

Ana – Como que?

Ponte a cuatro patas en el suelo, te voy a follar para terminar de cerrar nuestro trato.

Le puse la cámara delante en una silla a la misma altura que su cara, se veían sus ubres colgando.

Yo – Mira a la cámara y di tu nombre completo y dirección….

Ella miro a la cámara e hizo lo que le decía… yo mientras pasaba la polla por su raja.

Yo – Ahora di que eres la mama puta

Ana – Soy la mama puta!!

Empecé a meterle la polla.

Yo – Y que es lo que quiere la mama puta?

Ana – Tu polla!!

Yo – Jajaja, a tu niña tuve que enseñarla a decirlo.

Ana – Hacia mucho que quería decirlo, métemela!!.

Seguí jugando con su coño, metiendo la punta del capullo y sacándola. Ella intentaba recular para clavársela mas pero yo no la dejaba.

Yo – Di el nombre de tu marido, su empresa, di que es un impotente y un cornudo….

Ana – Joder!! Mi marido se llama Jorge… trabaja en… en castellana 12… Es un cornudo!! desde este momento es el mayor cornudo de Madrid, su mujer y su hija se follan la misma polla… Esta bien así?

Yo – Perfecto.

Seguí empujando hasta clavársela entera. Ella aullaba. Ana- Joder, que gusto! Yo . Te gusta mama puta?. Ana – Me encanta. Seguí follandomela hasta que ya no podía mas, salí de su coño y me acerque a su cara corriéndome sobre ella.

Ana – Ummm, me encanto.

Yo, mastúrbate y correte otra vez mirando a la cam mientras te comes mi corrida, es un video dedicado al cornudo de tu marido así que hazlo bien.

Ella se puso de rodillas y con un dedo recogía el semen de su cara metiendoselo en la boca, con la otra mano se metía los dedos en el coño, su tetas temblaban y su cara estaba roja… tardo un rato pero se corrió murmurando cornudo!! cornudo!!

Ana – Y ahora? me follaras cuando quieras??

Yo – Jajaja, no seas viciosa. Me dijo la putita que el cornudo esta de viaje.

Ana – Si, un par de días.

Yo – Bien, esta noche…

Yo – Y ahora vístete y márchate, haz lo que te he dicho.

Se vistió y se marcho, pare la cámara y le mande un sms a Eva diciéndole que pasara por casa antes de subir a la suya.

A las seis de la tarde apareció mi putita.

Eva – Dime.

Yo – Esta noche, a las 9 bajaras a buscarme perfectamente arreglada sin ropa interior por supuesto, luego subiremos a cenar a tu casa y me presentaras como tu novio, quiero que seas muy cariñosa y me sigas el juego.

Ella puso cara de sorprendida pero asintió.

A las 9 en punto llamo al timbre, iba preciosa, con una falda corta y una camisa blanca con bastante escote. Cogi un paquete que había comprado y subimos. Su mama nos recibió perfectamente vestida como en la primera cena, con un moño, y una camisa abotonada hasta arriba, aunque al moverse se notaba que como su hija iba sin ropa interior. Eva la miro sorprendida y luego a mi con cara de picara.

Eva – Mama, te presento a mi novio, es Carlos, el vecino, seguro que te acuerdas de el.

Yo – Que tal señora?, un placer volver a verla.

Ana – Hola Carlos, un poco mayor para una niña tan joven no?

Pasamos dentro mientras hablábamos….

Yo – Yo pensaba lo mismo pero Eva fue muy convincente

Ana – Quieres tomar algo antes de cenar?.

Yo – Un vino por favor.

Pasamos al comedor, yo agarraba firme el culo de Eva… Ella me alcanzo una copa y cogio dos mas para ella y su hija.

Ana – Y como fue que os enamorasteis?

Yo – No fue amor, ella estaba salida y necesitaba una polla y claro, con este cuerpo no pude negarme.

Ana ni se inmuto, siguió sirviendo el vino, Eva me miraba sorprendida de que le hablara así a su madre.

Me gire y jugué con las tetas de Eva soltando un par de botones de su camisa para que se viera que iba desnuda debajo.

Yo – Además con estas tetas cualquiera se niega. Salió a su mama sin duda, ud y su marido hicieron un buen trabajo, las suyas seguro que son igual de bonitas.

Solté a Eva y me acerque a Ana, desabroche su camisa completamente hasta que sus tetas asomaron ,le quite la camisa.

Yo – Eva, quítatela tu tb, la cena será mucho mas agradable. Menudo par de hembras tiene el cornudo de su marido en casa señora.

Ana – si, verdad?

Eva me miro sorprendida pero obedeció al instante. Su madre por ordenes mías seguía sin inmutarse, actuaba como si nada pasara. Le pregunte por su marido y ella comento algunas cosas de su trabajo. Mientras charlábamos los tres tomando el vino fuimos poniendo el primer plato, consistía en unas raciones de pate de estas preparadas del corte ingles y un poco de mermelada en el centro.

Ana – Me vais a disculpar diez min verdad? tengo que terminar de preparar el segundo.

Yo – Claro señora, si no le importa necesito que su hija me haga una mamada, con tanto ver esas hermosas tetas no puedo contenerme. Además no me chupa la polla desde esta mañana.

Ana – Claro, sois jóvenes, no tengáis problema.

Ella se marcho a la cocina, yo le pregunte a Eva cual era el sillón preferido de su padre y me senté en el. Me saque la polla ella se agacho, no se la veía con ganas de hablar.

Yo – Sácame la leche putita pero no te la tragues, guárdala en la boca.

Ella se aplico, ya era toda una experta, cuando su madre regreso seguía chupandomela, Ana cogió una copa y se puso a observarnos. Eva chupaba y chupaba, yo ya no me contuve mas y me corrí abundantemente. Eva recogió en su boca hasta la ultima gota de semen.

La cogí del cuello suavemente y la acerque a la mesa hasta el plato de su madre.

Yo – Bien Eva, suéltalo sobre la mermelada de mama.

Era una delicia ver caer el semen de sus jóvenes labios sobre el plato, nos sentamos a cenar, Eva miraba como su madre sin poner la mas minima cara de asco untaba un poco de pate en una tostada y a continuación recogía la mermelada con mi corrida y se lo comía con deleite mientras hablaba de su trabajo, de Jorge, o de los estudios de la niña.

Seguimos cenando entre risas y bromas de todo tipo.

Yo – Ana, acércate un momento.

Ana se levanto y se acerco, yo cogí la pala del pate y la metí en una jarra de agua con hielo que había. Después saque la pala y la aplique sobre uno de sus pezones, se puso mas duro de lo que ya estaba, luego repetí la operación con el otro. Aplique un poco de mermelada sobre sus pezones y los chupe para dejarlos bien limpios. Ella soltó un par de gemiditos. Unte otro poco de mermelada a lo largo de mi polla y le dije a Ana que me la limpiara.

Yo – Límpiame la polla Ana.

Ella se agacho y se la metió entera en la boca.

Yo – Tu mama es toda una experta putita, no me extraña que la chupes también.

Eva – Si, ya veo, no me lo imaginaba.

Yo – Ya esta bien mama puta, deja algo para después.

Ella se levanto y se sentó en su sitio, tenia restos de mermelada en sus labios…

Al terminar de cenar pasamos al salón.

Yo – Ana, si no le importa me gustaría verlas a las dos desnudas para comparar.

Ambas sin mirarse procedieron a quitarse el resto de las ropa. El coño depilado de Eva contrastaba con el de su madre.

Yo – Viste las bragas de tu madre? Las reconoces?

Eva – Jo, son las de ayer, con todas tus corridas y las mías, no me lo creo.

Yo – Créetelo, tu mama es así de guarra, verdad Ana?

Ana – Si, lo soy.

Eva – Lleva mañana a tu madre donde te lo depilaron a ti, y ya de paso que se lo hagan con laser, cuando te vuelva a salir háztelo tu tb, seguro que al cabrón no le importa pagar.

Ana – Pero amo, era la primera vez que me llamaba así, el cornudo se dará cuenta.

Yo – Me da igual, dile que tuviste una infección o lo que sea, por cierto, mañana al ginecólogo las dos y pedir la píldora, me gusta correrme dentro de vuestros coños y de momento no quiero preñaros. Y se acabo follar con el, no te costara mucho si solo te folla una vez al mes. El que se folla los coños de esta casa soy yo. Que hacéis en familia cuando esta el cornudo a estas horas?.

Ana – Ver una película – Dudo un momento y me miro – No serás capaz – Sonreí –

Yo – Tu viste los de tu niña, es justo que ella vea el tuyo. Ponte de rodillas piernas abiertas, mirándonos, tu Eva, al sofá de papi, pongo la peli y voy.

Metí la película y me senté en el sofá, le di al play, y empecé a acariciar las tetas y el coño de eva. La escena era la tele, un poco a la derecha la mama puta mirando como su nuevo amo metía los dedos en el coño de su hija que se iba excitando por momentos. Eva me acariciaba la polla.

Yo – Te gusta ver a mama follando putita?

Eva – Mucho, no creí que lo lograras.

Yo – Es una puta igual que tu, verdad mama puta?

Ana – Si, amo.

Yo – Bien, ahora aclaremos los papeles. Tu Eva serás mi novia, mi putita. Podrás salir con chicos de tu edad y follar con ellos pidiéndonos permiso a los dos, que seremos como tus padres. Ah, otra norma, tendremos que verte follar así que los traerás a tu habitación donde instalare cámaras igual que en el dormitorio de tus papas en los baños, en el salón, están en esa caja, son cámaras disimuladas en despertadores, secadores, el cornudo no se dará ni cuenta. En cuanto papa salga de casa las dos os desnudareis, siempre. Os podré controlar desde mi casa o desde la oficina. Entendido putita?

Eva – Si, claro.

Yo – mama puta?

Ana – Si, amo.

Yo – Tu madre será mi puta, básicamente lo único que quiere es polla así que no tiene problema en volver a tu padre un cornudo y dejar que se follen a su niña, es así de guarra. Verdad guarra?

Ana – Si, amo.

Ana metía los dedos en su coño.

Yo – Jajaja, mírala, no se puede ni aguantar.

Eva – Joder, todo esto es muy fuerte.

Yo – No te preocupes putita, vas a ser muy feliz. Coge la cámara de fotos, voy a follarme a mama.

Le dije a Ana que se acercara, se pusiera del revés sobre mi polla y se la clavara. Ella lo hizo de una sola vez, soltó un fuerte gemido.

Ana – ummm, como me gusta esta polla.

Yo – Verdad que si guarra, vamos, follame delante de tu niña.

Ella empezó a moverse, se escuchaba el chapoteo de su coño, agarre sus tetas por detrás y empecé a estrujarlas. Eva estaba justo delante sacándonos fotos.

Yo – Dile a tu niña que tiene que hacer los deberes.

Ana – Eva, cielo, tienes que estudiar, mientras tu novio me mete su polla, cabronazo!! no se por que esto me pone así!!

Yo – Dile que papi la quiere.

Ana – Tu padre te quiere mucho, y tu novio también, que polla, se me va a salir por la boca!!… papi te quiere y quiere que seas una buena niña…

Yo – Y ahora mama

Ana – Tu mama tb te quiere – le retorcí un pezón fuerte – pero tu mama es una puta!!!, solo quiere que se la folle el vecino!! ummmm Por favor, no pares!! Me encanta tu novio cariño!! Quiero que se corra dentro de mi coño y me preñe, así podríamos las dos criar al niño delante del cornudo, te gustaría cielo??

Eva – Mucho!!

Ana – Seguro que este señor me follaría mientras lo amamanto, el cretino de tu padre se tiro un año entero sin follarme desde que me embarazo de ti.

Yo – Jajaja, eso no lo habíamos hablado pero mira, puedo ir a pasearlo con vosotros algún domingo!!

Seguí empujando, estaba a punto de correrme.

Yo – Bueno, mama puta, tu decides donde quieres mi semen.

Ella ni se movió, siguió cabalgándome hasta que un torrente de leche lleno su coño, cayo semi desmayada hacia atrás, mi polla se salio, ella despatarrada sobre mi, mientras le acariciaba las tetas Eva sacaba fotos de su coño que empezaba a expulsar mi corrida.

Yo – Y bien, Eva, que te parece nuestra nueva familia?

Eva – Me encanta!!

*******************************************

Bueno, espero que os gustara, por favor votar, es la manera de saber si voy bien o no… Sigo encantado de que me mandéis mail o me agreguéis. Por alguna razón me agregan bastantes mujeres de sudamerica que españolas de pura cepa, no os gusta?, me gustaría saber que les falta para que os gusten tanto como a ellas.

skype luckmmm1000

luckm@hotmail.es