mujeres no me faltaban en la casa Lucil se quedó a vivir como su madre en la mansión y follábamos casi siempre y muchas veces venia Andrea y Alexia y hacíamos auténticas orgias.
todo iba demasiado bien cuando recibí la llamada de mi amigo el arqueólogo oye he traducido el texto del amuleto completo:
– no te lo habrás puesto
– no porque -dije mintiendo.
– porque el amuleto consume a la persona hasta que muere y al menos que te lo quiten es imposible quitártelo del cuello por propia voluntad. eso si dice que puedes tener a la mujer que quieras a las mujeres más bellas de la tierra. joder bueno es para que lo sepas- dijo mi amigo- deshazte de él es maligno.
– lo hare -le mentí así que moriría pero por lo menos me follaría a quien me diera la gana desde estrellas de cine hasta mujeres modelos mises o vírgenes lo pasaría por lo menos bien hasta mi muerte.
ya sabiendo todo me fui a un concurso de misses que se celebraba en Miami use el amuleto para poder pasar sin problemas y estar en el concurso de miss Miami camiseta mojada entre allí las mujeres eran bellas a mas no poder chicas de 22 24 25 años que solo con mirarlas te derretirías. la verdad que eran todas bellísimas pero las que más me gustaban eran mis Venezuela mis Colombia mis Brasil salieron a concursar con un tanga y una camiseta mojada con agua que le echaba la gente la cual se marcaba los atributos las tres que he dicho estaban no más para comérselas y ponerlas en mi harén.
gano mis Venezuela que era rubia con ojos azules y las siguió como damas de honor mis Brasil y mis Colombia eran morenas con ojos verdes y pelo liso y pelo ondulado como es costumbre en las brasileñas cuando llegaron a los camerinos yo las estaba esperando para llevarlas a mi casa venir a mi casa.
– zorras os voy a follar- dije yo aunque el que hablaba era el amuleto ellas sonrieron y se vinieron conmigo sin decir una palabra las lleve a mi mansión donde las dije -quiero veros desnudas.
como putas en celo ellas se quitaron todo sonriendo y dijeron:
– estamos dispuestas para que nos folles cuando quieras.
se me caía la baba al verlas desnudas eran unos pibones que solo uno ya te hacia correr nada más verlas.
-chuparme mi poya.
ellas estaban encantadas si estábamos deseando y se la metieron a la boca que tuve que hacer un esfuerzo máximo para no correrme en sus boquitas.
se llamaban Jasmín Daniela y Julia cogí a Jazmín y se la introduje por el chocho me di cuenta que era virgen ya que la hice daño y empezó un poco a sangrar.
– pero como no me lo has dicho -dije yo.
-porque estaba deseando que me follarás quiero ser para ti- dijo ella.
– nosotras también.
Daniela la brasileña no era virgen ni Julia pero estaban para comérselas también.
– toma zorra -la dije a Jazmín.
– si así dame más romperme el coño -dijo Jazmín- fóllame con tu poya hasta los huevos.
estaba lleno de lujuria me di cuenta que el amuleto las volvía unas viciosas luego se la metí por el culo.
– si dame bien que gusto cabrón hasta los huevos métemela.
luego Julia y Daniela me comieron la poya joder como mamaban parecía que se les iba la vida en ello me folle a Daniela mientras Jazmín la comía las tetas a Julia.
Daniela me dijo:
– fillo da puta fodeme gustoso mexe osa hija puta jodeme dame gusto muévete.
luego la di por el culo se volvía loca.
– mais mais fodeme o culo quiero tu lechiña en mehu culo.
luego llegó el turno a Julia la colombiana la cual se la metió sin reparos en el culo.
-así papaíto por el culo dame bien cabrón hasta los huevos dame. ahora por la cuca- ósea el coño -así hijo de puta como follas.
no sé cómo podía aguantar tanto tendría que ser el amuleto luego le tocó el turno a Jazmín:
– así mi amor dame todo tu leche.
– así que- las dije -abrir vuestras bocas zorras. toma mi leche en la boca.
ellas se relamieron de gusto cuando me corrí en sus bocas no podía quejarme tenía mi mansión llena de mujeres despampanantes que jodían conmigo cuando quería y entre ellas hacían varias orgias lésbicas.
allí en Miami iban hacer una película muy famosa policiaca entre ellas había actriz muy famosa una tal Scalert Johanson que el lector la conocerá tiene un par de tetas que no te menees la productora iba a provechar los decorados de Miami para rodar la película junto con otra actriz también famosa actriz alemana Claudia Siffer. así que me presente allí diciendo que era un productor de cine usando el poder del amuleto entre enseguida en la producción cuando termino el rodaje fui a los vestuarios de las estrellas n se puede pasar dijeron los guardias
– quien dice eso payaso -dije yo- vete y no vuelvas más.
y el tío se fue entre donde estaban las estrellas cambiándose ellas al verme se asustaron.
– pero quien es usted que hace aquí esto está prohibido aquí no se puede pasar. avisare a seguridad -dijo Claudia.
– tranquilas zorras -dije yo- venir conmigo a mi mansión y chuparme la verga.
no sé cómo me salió aquello pero enseguida cogimos una limusina y fuimos a mi mansión allí di orden de no ser molestado y me fui al jacuzzi con ellas se me desnudaron Scalert tenía un par de tetas que no veas y Claudia no se quedaba atrás me comieron la poya juntas y luego puse a Scarlet a 4 patas y se la metí hasta los huevos ella gemía:
– más mas dame más cabrón que gusto no pares de follarme.
-deja algo para mi- dijo Claudia -yo también quiero.
– tranquila que habrá para las dos zorras.
luego cogí a Claudia y se la metí por el culo ella se volvía loca mientras Scarlet la comía el coño.
– no pares haz que me corra- dijo Claudia.
– tranquila zorras.
las comí el coño a las dos y Claudia se corrió luego me folle a Scarlet a 4 patas lo cual me corrí dentro de ella lo pasamos genial de esto que cuanto al lector hace ya muchos años yo me estoy muriendo ya que el amuleto me ha consumido del todo y me queda poca vida aunque no me arrepiento en absoluto he disfrutado de cada mujer que me ha dado la gana sea mis modelo o estrella de cine y me he tirado a más de 200 mujeres en toda mi vida he dicho esas estrellas pero han sido varias que no quiero revelar esta es mi historia lector yo voy a morir pero muero contento y lo volvería hacer ah un consejo se encuentran el amuleto póngaselo merece la pena morir por el FIN

  • : yo viva como un rey con vivian y lucil o sea la madre y la hija y algunas veces nos visistaba adrea y alexis