estaba paseando yo por la calle cuando encontré una tienda que había todo tipo de piedras raras amatista jaspe jade malaquita fluorita etc. me metí a verlo cundo estando observando las piedras vi una que me llamo la atención no la había visto en mi vida y eso que yo conozco todas las piedras ya que soy un entendido pregunte al vendedor y me dijo:
-No lo sabemos la encontramos en una cantera y no sabemos lo que es. a lo mejor lo ve usted en internet si quiere se la dejo barata.
así que me la lleve ya que me gustó mucho. lo describiré la piedra era como un especie de amuleto brillante tenía como un agujero para poner un colgante o algo parecido era muy lisa y suave.
le pague al vendedor ya que no cobro mucho ya que no sabía lo que era y me la lleve la estuve mirando en casa no sabía que era así que ojee por internet. estuve mirando varias piedras pero esta no aparecía por ningún sitio.
era muy raro puse un cordón a la piedra y me la puse al cuello no sé porque lo hice es como si la piedra me lo dijera sentí una sensación extraña al ponérmela como si sintiera que podía tener o hacer cualquier cosa así que salí a la calle con ella como una amuleto paso una chica bastante atractiva y para mojar pan preciosa una muñeca vamos cuando de pronto no sé porque la dije:
– zorra como te follaría.
no sé cómo decir esas palabras a la chica quise disculparme.
no sé cómo había dicho eso cuando ella me dijo:
– a qué esperas. no quieres follarme. vamos a mi casa.
me quede flipado no sabía que decir así que la seguí a su casa y se me desnudo.
– como sabes- dijo ella- que quería follar.
– no lo sé -dije.
la tía era impresionante empezó a comerme la poya y a chupármela y yo a comerla el chocho ella se volvía loca.
– así así así dame cabrón fóllame lo necesito.
empecé a follármela y ella se volvía loca luego la di por el culo con una energía que yo mismo no me lo explicaba de donde la sacaba la estuve follando más de una hora y no me cansaba no me lo explicaba que pasaba. la chica ya no podía mas solo hacia más que correrse.
al final se quedó destrozada de tanto follar y se durmió y yo me fui como si tal cosa no sabía que me pasaba como había pasado esto así que continúe mirando en internet a ver que piedra era esa.
cuando la vi por fin no era piedra ninguna según ponía era un amuleto del antiguo Egipto.
“ maldito que aquel que lo poseía podía gobernar a todo el mundo ya que sacaba los más bajos instintos de la persona no podías ocultar tus extintos pues salían a la luz las cosas que pensabas y se hacían realidad lo había tenido un faraón varios años para gobernar a su gente y la gente lo obedecía ciega como si nada a pesar de hacer bastantes barbaridades con ella.
el amuleto había sido forjado con magia negra por uno de sus sacerdotes intente quitármelo pero no pude algo me decía que me lo dejase aunque controlaba mi voluntad yo mismo pero cuando quería quitarme lo no podía. así que salí a la calle otra vez y me fui al trabajo y llegue a mi despacho y me atendió mi secretaria.
– esto son los informes de esta mañana.
– gracias Sandra.
– desea alguna cosa más.
– si echarte un polvo- joder como he podido decir eso.
estaba buena mi secretaria pero nunca se lo había dicho. la respetaba como mujer eficiente que era.
– perdona -dije yo- Sandra no como he podido decir eso.
– no si me ha gustado- cerró la puerta y se me desnudo allí en la oficina.
– joder joder esto no puede estar pasando- dije yo.
y me bajo la bragueta del pantalón y empezó a chuparme la poya. joder como la mamaba la hostia menos mal que estaba la puerta cerrada del despacho, sino nos hubieran visto los demás. en plena faena la comí coño con un ansia y una energía que ni yo mismo me lo explicaba .
ella empezó a suspirar:
– si cabrón fóllame chúpamelo todo. no dejes nada. como me follas.
puse algo de música para que no nos oyeran en la oficina lo que decía Sandra y se la metí hasta los cojones, joder ella se volvía loca. empezabas a follar y no parábamos luego se la endiñe por el culo y ella termino cansada de tanto follar y yo como si nada.
no me lo explicaba estaba algo asustado así que puse la excusa de que estaba algo malo y cogí permiso para irme a casa y volví a mirar el internet otra vez.
según ponía el faraón había tenido muchas orgias y le gustaba mucho el sexo incluso con las mujeres de sus vasallos y estas no se quejaban y todos le adoraban ahora lo comprendo era el amuleto de alguna forma controlaba la voluntad de las personas y hacía con ellas lo que quería y él no se pudo nunca quitar el amuleto pero entonces como estaba en mi poder CONTINUARA

  • : paseando por la calle encuentro una tienda donde hay todas clasee de piedras amatista jade jaspe veo una que no conosco que es muy rara y le pregunto al vendedor ees piedra es mu extraña la hemos encontrado hay un libro que pone lo que es pero no so sabemos la hemos puesto a la venta si la quiere