me daríasLa historia que e voy a relatar es 100% real; aviso que no soy escritor pero me excita volver a rememora estos momentos y hechos que  sucedieron hace ya 8 años. En esa época era yo consultor de empresas en Montevideo. Sin títuloMi trabajo consiste en estudiar la situación general y estudiar posibles alternativas para sacar adelante el negocio de mis clientes, ya sea reflotando la egresa, vendiéndola o ver de que manera se pierde menos.

 

En uno de estos casos fue que conocí a Clara. Era ejecutiva en una de las empresas con quienes mis clientes tenían negocios y me toco intervenir en las negociaciones de venta.

Físicamente no era muy atractiva, 40 años, mas bien delgada, pelo lacio y muy negro, cejas tupidas con ojos grandes, senos pequeños pero firmes al igual que su cola.

Desde el principio ambos teníamos claro que era mi cliente quien necesitaba vender, por lo que a ella se la veía muy segura en la negociaciones y hasta bastante intransigente. Ya llevábamos 3 o 4 reuniones, las que generalmente realizábamos en la oficina que me habían destinado temporalmente.

 

La reunión en cuestión estaba siendo particularmente difícil ya que sus exigencias eran tales que no veía un final feliz a mis negociaciones por lo que iba a perder más de 2 meses de trabajo y bastante dinero. Me encontraba bastante frustrado por ese motivo por lo que con la excusa de pedir un café. Salí de la oficina a consultar con mis clientes quienes me dijeron que en esas condiciones el negocio no salía y que se iba todo al carajo.

Volví entonces con ambos cafés para ver que odia rescatar pero sin ninguna esperanza de lograr algo y ya medio encabronado con la situación.

Al entrar repare en que Clara se encontraba estirada sobre el escritorio por lo que se le marcaba la tanga por encima de la pollera, me dio un poco de morbo, luego repare también en que estaba husmeando en mis documentos que había dejado sobre el escritorio a lo que le reclame  ¡¿que haces?! Y la pobre tuvo tal sobresalto que tiro gran parte de lo que había sobre el escritorio y replico totalmente avergonzada –perdón solo estaba tomando un bolígrafo- me respondió colorada de cara.

 

Ahora era yo el dueño de la situación y me percate de ello inmediatamente y decidí intentar sacar provecho. Me senté cómodamente en mi sillón y comencé a escrutarla sin ningún tipo de pudor, a lo que ella se sentía cada vez mas incomoda y nerviosa.

Seguimos conversando pero estaba cada vez mas convencido que no llegaríamos a un acuerdo y el negocio se caería por lo que ya no le estaba prestando casi atención al negocio y si a la “chica”; en cierto momento con ella aun visiblemente turbada fue a dejar el pocillo sobre el escritorio cuando accidentalmente (jeje) le moví una carpeta y todo el contenido fue a dar sobre el escritorio y mis pantalones. A lo que me pare como un rayo e inconscientemente  le grite ¡estúpida que haces! Y ella rápidamente tomo un pañuelo y comenzó a tratar de limpiar el desastre jajaja eran papeles que ya eran totalmente inútiles.

Me retire del escritorio para dejarla hacer mientras la seguía observando y se deshacía en disculpas

 

C – perdón, fue un accidente, en un momento se lo arreglo-

Yo – Y mis pantalones, también se ensuciaron.

 

A lo que sin pensarlo se dio vuelta y comenzó a pasarles el pañuelo para tratar de quitarles la mancha y yo enseguida a marcar el bulto sin poder evitarlo.

La muy zorra se percato de eso pero continuo con su tarea como si nada y en determinado momento al verla arrodillada ante mi e intentando limpiar mis pantalones  decidí jugármela el todo por el todo y tomándole la mano la puse sobre mi verga le dije

 

Yo -acá también tenes que limpiar-

C- pero que te crees-

Yo- limpiá te digo-con la cara desencajada.

 

Ella dudo un instante que me parecieron horas y luego comenzó a refregarme la verga sobre el pantalón sin miarme a los ojos a lo que le ordene – sacala- y ella como un autómata bajo el cierre y busco hasta tomar mi verga con su mano y comenzó a pajearme siempre sin mirar y arrodillada ante mi.

Sin que se diera cuenta tome mi celular y comence a filmarla en su tarea hasta que sin previo aviso eyacule frente a ella manchándole su blusa y parte del pelo.

 

C-que haces, no me avisaste, mira como me dejaste-

Yo –ja si estas preciosa

C –tarado y ahora como me limpio

Yo – mira te tengo filmada en el celular si no queres líos te limpias y te vas calladita que sino subo este videito a la web.

 

Se abalanza sobre mi para intentar arrebatármelo y diciendo que eso la arruina y que su carrera y no se cuantas cosas mas.

La tomo de la muñeca y le miro fríamente a los ojos y digo en voz muy baja

 

Yo- tranquila si te seguís portando bien mañana lo borro y estamos en paz y ahora vete y luego hablamos.

 

A lo que tomo sus cosas y salio hecha una fiera.

Al otro día me manda un mensaje que decía “buenos dias espero que ya lo hayas borrado”

A lo que contesto “aun no, me lo estoy pensando” 

Y enseguida le escribí “venite en 1 hora a la oficina y terminamos nuestros negocios”

 

A la hora exacta me anunciaron su llegada y la hice pasar sin levantarme de mi escritorio simplemente dije

Yo – toma asiento

C – buenos días, aquí estoy

Yo – déjame terminar.

 

Cinco minutos después levanto la vista y le sonrío pero me quedo observándola detalladamente y veo que nuevamente se ruboriza y baja la vista

 

C – quiero que borres la grabación y todas las copias que hayas hecho, lo de ayer fue un error, no se que me paso etc,etc

 

La deje hablar para luego interrumpirla con un ademán.

   

Yo – lo hecho ya esta hecho ahora debes hacerte cargo de tus actos y terminar lo que hemos empezado.

C – ya te hemos pasado nuestras condiciones y ahora tu me debes dar una respuesta

Yo – no te hagas la tonta que sabes a que me refiero.

 

Ahora observé que si estaba muy nerviosa e incluso se le notaban sus pezones duros debajo de la blusa.

Camine hacia ella y la tome por los hombros y la hice darse vuelta para tenerla frente a mí y mirando sus senos dije

Yo- hay cosas que no podemos ocultar, ya sabes que vas a ser mía lo estas deseando.

 

Le comienzo a acariciar su pelo y desciendo mi mano hasta sus pezones que cada vez se le marcaban más se los aprieto suavemente con una mano y con la otra le tomo la suya para colocarla sobre mi verga ya dura.

 

Yo – ahora podes seguir donde quedamos ayer

Se lo piensa un momento y me dice

C – después borras el video

 

Y comienza a acariciarme de nuevo y a masturbarme.

La tomo por la nuca y la empujo hacia la verga, al principio pone un poco de resistencia pero al final afloja y la comienza a chupar lentamente.

 

Yo – asi, asi mmm

 

Y me la comienzo a coger por la boca lentamente, en un momento para y me dice –tranca la puerta-

 

Yo – calláte y seguí, deberías haberlo pensado antes

C – dale por favor hago lo que me pidas

Yo – ok, como tu quieras

Y luego de trancar la puerta

 

Yo – desnúdate.

C – ¿Qué estas loco?

La tome del pelo firmemente y le digo- desnudate te dije- la pollera y la tanga ahora-

Se saca la tanga y la tomo por la cintura para que se incline sobre el escritorio y sin aviso se la meto entera a lo que ella responde solo con un –BUFFF-

 

Yo – Ah puta estas empapada y te haces al difícil, esto es lo que querías Puta-le digo al oído.

C – siiii, dale mas fuerte hmmm. Que lindo cojeme duro.

Yo – callate y concentrate solo en tu concha que esta bien apretada y jugosa.

 

En tres minutos ya estaba corriéndose como una yegua en ese momento le apreté fuertemente los pezones y si no es que la tenia agarrada se cae al suelo.

No paré de metérsela y cuando estoy por correrme la doy vuelta y se la meto en la boca nuevamente.

Yo – Tragate todo y que no se caiga nada al suelo que sino vas a tener que lamerlo PUTA

 

Se la metí hasta que topo su nariz y comencé a eyacular hasta que me quede seco.

Yo – dejala bien limpita

 

Después que terminó le digo

Yo- vestite y andate que luego hablamos, el tanga se queda en mi escritorio.

Se vistió se arreglo y salio sin decir palabra.

 

 

CONTINUARA con otros encuentros que tuvimos

 

Les dejo mi email para recibir sus comentarios e intercambiar opiniones amosdt@gmail.com

 

Julio

  • : Una prepotente ejecutiva se emputece y se convierte en mi sumisa