el-elegido2“Diputada Homofóbica Secuestrada y Atada por Lesbianas”
 Lentamente fui recobrando mi conocimiento, sentí como si hubiera despertado de un largo sueño, no podía ver nada y fue ahí cuando me di cuenta que tenía mis ojitos vendados, lo primero que hice fue tratar de usar mis manos para quitarme la venda de mis ojos pero me percaté que tenía mis manos bien atadas hacia atrás, traté de separar mis muñecas pero los nudos estaban tan apretados que me hacía daño, también sentí mis codos atados y mis brazos bien pegados a mi cuerpo, estaba totalmente inmovilizada, después quise mover mis piernas y sentí que las tenía bien juntas, quise separarlas pero algo me lo impedía, sólo sentí muchas cuerdas apretando mis muslos, rodillas y tobillos, las cuerdas estaban tan bien ajustadas que lastimaban mis piernas; trataba de entender esta situación.
¿Quién me secuestró y quien me amarró?
Lo único que recordaba era que al salir de mi auto de pronto me levantaron, me subieron a una camioneta y a pesar de que me resistí lograron someterme, me colocaron un trapo en mi carita y de ahí ya no recuerdo nada. No estaba desnuda, al parecer aún tenía mi ropa puesta, mis pies me dolían mucho, así que quise quitarme mis tacones friccionando mis zapatillas pero me di cuenta de que una cuerda mantenía atados mis tacones a mis pies, así que no logré quitarme mis zapatillas, ni siquiera podía relajar tantito mis pies, todo era oscuro, no tenía noción si era de día o de noche, no podía ver absolutamente nada, tampoco se escuchaba nada, sentí que mi boca estaba abierta al máximo y una bola me impedía cerrarla, parecía que mi quijada estaba a punto de reventar.
Mis tobillos hacían contacto con mis nalgas y al querer levantarlos me di cuenta de que otra cuerda los mantenía Unidos a mis muñecas formando un formidable Hogtied. Poco a poco mi desesperación fue aumentando, cada vez me daba cuenta de que estaba atada de una manera inhumana, en mi mente dibujaba mi propio cuerpo atado, más o menos me daba una idea de cómo estaba amarrada y me asusté mucho.
¿Quién tuvo la crueldad de atarme así?
Aunque sabía que era inútil luche por desatarme, no tenía otra opción más que intentar desatarme por mi misma, así que empecé a sacudirme como loca, se sentía horrible estar atada de esta manera así que puse todas mis energías para lograr soltarme. Al poco rato ya estaba toda sudada, sentí mi cabello todo alborotado, mi saliva comenzaba a escurrir de mi boca, pues era imposible pasármela así que sin querer mi propia baba me escurría y se me embarraba por todo mi cuello y mi pecho, a pesar de que estaba bien amarrada yo buscaba la forma de reacomodarme de posición, yo soy muy imperativa y no puedo estar quieta ni 2 min. Siempre me gusta estar en movimiento pero ahora que estaba atada sabía que no podía moverme pero aun así buscaba alguna libertad de movimiento, me retorcía de mil formas ya no con el afán de desatarme, solo me retorcía para no quedarme quieta, ya que no soporto estar sin moverme y así seguí retorciéndome por largo rato aunque sabía que jamás lograría desamarrarme.
Tenía sed y hambre, me sentía muy acalorada y de repente escuché mi celular timbrar, era obvio que no podía contestar pero por el hecho de oír sonar mi cel me levantó el ánimo con la esperanza de pedir auxilio, así que me sacudí con mucha violencia pero solo me hice daño, no se porque creí que podía contestar, mi cel dejo de timbrar y yo me quedé abatida, otra vez todo era silencio, no soporté más y me eché a llorar con mucho desconsuelo, nunca había llorado como niña.
 De pronto escuché que abrieron la puerta y una voz femenina dijo:
“Mira ya despertó la líder del movimiento anti-lésbico”
Yo traté de reconocer la voz pero era totalmente desconocida y otra voz femenina respondió:
 “Mírala que hermosa se ve amarrada, ¡Está preciosa!!”
Y la otra chica contestó:
 “Es hora de darle su merecido a esta Diputada homófobica”
YO escuché todo muy atenta y de inmediato entendí la situación, precisamente soy Diputada y propuse al Senado la iniciativa de una Ley que prohibiera el matrimonio gay, prohibir que marchen desnudos y con vestimentas diminutas, limitar las adopciones de hijos entre parejas gay, etc. Mi Ley contenía varias fracciones que afectaban “la libertad de expresión” de lesbianas, además de eso, yo soy líder de 3 grupos que se formulan en contra de tendencias homosexuales, no acepté la contratación de varias mujeres lesbianas y siempre buscaba la forma de discriminar a esta gente.
Las mujeres siguieron conversando y decían:
“Vamos a obligarla a que anule la iniciativa de su Ley, también haremos que abandone sus grupos anti-lesbicos, y finalmente ¡La convertiremos en lesbiana ¡
Al oír eso, me quedé paralizada por el terror.
Su amiga le contestó:
“Comencemos de una vez, ¡ya no resisto las ganas de sodomizarla ¡”
Yo emitía ahogados
“ Mmmmmppppppp”
Después ambas chicas comenzaron a hacer de las suyas, me manosearon y poco a poco rompieron la cuerda que formulaba el Hogtied, luego levantaron mi falda, después me empinaron y rompieron mi calzón dejando mi trasero desnudo, sentí unos dedos untándome una crema en mi ano, creí que era lubricante pero era una especie de mezcla que comenzó a provocarme una picazón insoportable, tenía ganas de rascarme ahí pero era imposible, la chica al ver mi reacción comenzó a reírse y me dijo:
 “¿Te pica el culito? Jajajajajajajaja”
Y sentí que su dedo frotaba mi esfínter y realmente aliviaba la picazón, pero después metió su dedo con mas crema y ahora sentía picazón adentro de mi ano, yo me retorcía y movía mi cadera, la comezón era insoportable, así que la otra chica me fue introduciendo una especie de dildo y cuando me lo iba metiendo me invadió un dolor que me hizo romper el llanto, después esa picazón que sentía se fue aliviando debido a que el dildo tallaba mi recto y anulaba esa especie de comezón, realmente era reconfortante, pero yo me resistía a aceptar que me gustaba, soltaba alaridos de dolor y solo salían diminutos:
“Mmmmggggppp”
 Mientras una me penetraba la otra me jalaba mi cabello y me daba ligeras bofetadas y me decía:
“Verdad que ya te gusta? Nosotras vamos hacer que te vuelvas putita, de ahora en adelante serás la líder de movimientos lésbicos y posteriormente anularas tu iniciativa de ley”
Yo estaba bañada en lágrimas y mis Mpmmggggg eran mezcla de dolor y placer. La chica seguía penetrándome a ritmo acelerado y seguía untándome más crema que me ocasionaba mucha comezón, pero con la penetración del dildo la comezón se me aliviaba de una manera exquisita y me bañaba en un placer verdaderamente sensacional. Cada vez mi voluntad se doblegaba más y más, me hicieron esto una y otra vez, las perversas chicas me decían que no me iban a soltar hasta que me convirtieran en lesbiana, me tuvieron secuestrada por varios dias, me obligaron a besarme con varias mujeres, todas realmente guapas, me forzaron a tocarles sus nalgas y pechos, siguieron untándome esa crema en mi ano y me penetraban y yo cada vez disfrutaba más esa sodomización. Comencé a tener orgasmos realmente placenteros y finalmente me volví lesbiana, acepté toda su filosofía y para reforzar mi nuevo lesbianismo, me obligaron a hacer el amor con otras chicas mucho más jóvenes que yo (cosa que me fascinó en todos los sentidos).

Después de estar secuestrada durante un mes, me liberaron, pero yo ya era bien putita, me encantaban las mujeres y tenía muchas ganas de atar a varias chicas, incluso me asignaron una novia temporal, esa novia es una de las tantas lideres lesbianas, ella me vigila y se encarga de “violarme” todas las noches para completar mi gusto lésbico, siempre me amarra y me hace el amor. Ya retiré mi iniciativa de Ley con contra de lesbianas, ya abandoné el liderazgo Homofóbico al que pertenecía antes y ahora soy líder de movimientos lésbicos.