continuo con mis relatos porno eróticos.
yo nunca había creído en esa tontería de la guija pensaba que alguien movía el vaso pues bien limpiando mi habitación un día encontré uno en el sótano de los tratos y lo guardé.
un día cuando mis amigas Natalia y Carol estaban en mi casa tomando una copa. tengo que decir que mis padres y mi hermana se habían ido mi madre con mi hermana y mi padre a una reunión de empresa, saque el tablero y las propuse jugar.
– que dices -dijeron ellas- eso no es un juego.
– vamos no vais a creer que viene un espíritu del más allá jajá.
– no bromees con eso -dijeron ellas- no nos gusta. hemos oído cosas horribles.
– vale pues sino queréis jugar lo hare yo solo – dije y cogiendo el tablero el planches: – o espíritu se estas hay manifiéstate.
ellas dijeron:
– nos vamos.
– es una broma vamos no os pongáis así.
pero de pronto el planches de la guija empezó a moverse escribiendo letras.
yo dije:
– alguna de vosotras lo ha movido.
ellas asustadas dijeron que no.
– entonces como se mueve solo.
el planches es un triángulo para aquellos que no lo saben para indicar las letras el planches primero marco una M después una A seguidamente una R y así sucesivamente hasta llegar al marques un marques yo me reí jajajaj que clase de marques eres luego escribió de S A D E.
– JODER eres el marqués de Sade. no me lo creo.
de pronto algo salió del tablero y se metió en mi controlando mi cuerpo mis amigas asustadas intentaron irse, pero el con un movimiento de mano cerro las puertas solas.
– tu cuerpo es mío y me pertenece a partir de hoy y tus amigas serán mis esclavas y mis putas.
las cogió como si fueran muñecas y se saco las poyas y las hizo chupárselas.
– vamos zorras comerme la poya.
ellas lloraban cogió una cuerda y las ato y tiro una cuerda al techo y las dejo colgadas yo era consciente de mi cuerpo, pero el que me dominaba era el el controlaba mi cuerpo.
– y ahora vamos necesito unos aparatos de sumisión para esclavas.
así que fuimos a un sex shop y compro varios aparatos como látigos esposas cadenas y volvimos a la casa allí seguían mis amigas suspendidas en el aire atadas con las cuerdas y dijo:
– a partir de ahora me pertenecéis y haréis lo que yo quiera entendido y tú no te quejes te gustara eres como yo tendrás a las mujeres que quieras.
así que las bajo del techo donde estaban colgadas y las puso unos arneses en el cuello y dijo:
– a chupar putas.
ellas se resistían, pero el cogió el látigo y las zurro bien en el culo hasta que se les puso el culo rojo.
– vamos a chupar que no o tenga que repetirlo.
así que ellas llorando empezaron a chuparme el rabo y cogió a Carol y se la clavo hasta los huevos ellas ya no se resistían.
– quiero que os toméis esto.
– que es.
era una especie de polvos se los echo en el agua y las hizo beber cogiéndolas de la nariz o bebían o se ahogaban es cantárida ninguna mujer se resistirá con esto y es verdad cuando se tomaron esa droga mis amigas parecían ninfómanas empezaron a chuparme la poya y a pedir.
– más fóllanos como zorras que somos. necesitamos tu poya cabron.
yo estaba alucinado lo ves el efecto de la catarida así que cogí a ellas y a Natalia y se la metí por el culo mientras pedía más poya y a Carol se la metí después por el chocho mientras que me pedía que no dejara de joderla.
él se reía cuando de pronto sonó la puerta y entro mi hermana y mi madre dijo:
– ya ya estamos aquí cariño.
yo dijo como pude mi hermana:
– iros.
él se rio y cerró la puerta como antes ya nada podía salir mi madre y mi hermana fueron a mi habitación y vieron que mis amigas estaban desnudas comiéndome la poya y follando se quedaron de piedra.
– que pasa aquí -dijo mi madre.
– calla zorra- contesto el en mi cuerpo -tú y tu hija sois mis esclavas.
– quién eres. tú no eres mi hijo mi hijo tono.
– es así. tú lo has dicho tu hijo jugo a la guija y entre en su cuerpo. soy el marqués de Sade y tú y esa perra de hija que tienes sois mis putas esclavas.
cogió el látigo y la rompió el vestido a mi madre y a mi hermana a tirones y las encadeno las hizo beber como a mis amigas cantárida.
– pronto tu madre y tu hermana serán mis putas jajá- se reía en mi cuerpo.
al momento que mi madre tomo la maldita droga esa y mi hermana se comportaron como unas zorras empezaron a chuparme el rabo sin vergüenza ninguna y a follar.
– ves no tenías mujeres -me dijo -y ahora tienes a 4 jajajajja.
mi madre me pedía poya :
-follame cabron necesito tu rabo.
esa no era mi madre sino una puta drogada tanto como mi hermana que empezó a chupar el chocho de Carol y Natalia las 4 se volvían locas de gusto mientras el marques en mi cuerpo se las follaba sin parar una a otra.
a mi hermana la dio por el culo la cual ella empezó a gemir:
– más dame más quiero toda tu picha en el culo rómpemelo.
nunca había oído hablar a mi hermana así él se reía.
– lo ves las zorras como les gusta.
luego cogió a mi madre y se la metió hasta lo huevos por el chocho.
– así así dame más poya soy tu puta.
mi madre se movía como una zorra.
– ves como le gusta -me dijo el muy cabron.
mis amigas se comían los chochos una a la otra y besaban a mi hermana en las tetas aquello era una orgia a 4 sonó la puerta y era mi padre.
– este ahí cariño. en las bajo al sótano a las 4 atadas y se comportó con toda naturalidad.
mama dijo:
– no ha venido todavía ni mi hermana.
luego vinieron los novios de mis amigas que no las encontraban se fueron de aquí dijo el cabron tomamos unas copas, pero luego se marcharon, pero mi padre que no es tonto empezó a investigar no era posible que su mujer e hija no aparecieran y ascendió a la casa cuando yo ósea mi cuerpo estábamos en el sex-shop comprando más artilugios de sumisión bajo al sótano y descubrió todo el pastel allí estaba mi madre con mi hermana y mis amigas desnudas medio drogadas.
las desato y mi madre que casi se le había pasado el el efecto de la droga le conto lo sucedido mi padre y mi madre cogieron la guija y empezaron a decir márchate espíritu maligno abandona el cuerpo de mi hijo el al notarlo quiso correr para la casa, pero ya era tarde mi padre había invocado para que se fuera al otro mundo óseo al infierno y el grito:
– malditos ahaaaaaaaaaaaaaaaaaa algún día volveré y me vengare de todos.
yo salí corriendo, abrazando a mi madre y a mi padres y hermana tanto como a mis amigas llorando y pidiéndoles perdón y tire la guija a la basura no quería más esa mierda que por su culpa no había conducido a todo esto así que paso el tiempo y parecía que todo se había olvidado pero un día llegue a casa y me encontré con mi madre y mi hermana junto con mis amigas desnudas.
yo flipaba.
– que pasa aquí.
– queremos ser tus esclavas tus putas.
– estáis locas.
– no podemos remediarlo aquello que nos hiciste nos gustó mucho y no podemos pasar sin ellos, pero aquel no era yo lo sabeos, pero ahora somos sumisas y nos gusta mucho.
así que cogí a mi madre y a mi hermana y la hice comer la poya mientras mis amigas se comían el chocho una a la otra esta vez sí era yo empecé a follarlas y a darlas rabo tanto a mi madre como a mi hermana luego cogí a mis amigas y me las folle también ellas se habían convertido en sumisas y no podían resistirse y yo él tenía razón parte de mi era como el ellas serian mis putas esclavas para toda la vida FIN

  • : encuentro un tablero quija el cual lo quiero probar pero las cosas se tuercen y entra un espiritu en mi