Captura de pantalla 2015-10-09 10.49.59
confesiones

Relato erótico: “Un buen estreno de mi culito adolescente…” (POR LEONNELA)

Tan bellos recuerdos: la faldita azul que me llegaba casi a los tobillos aquella que ocultaba mi debilidad por andar  sin braguitas,   la blusita corta  marcando mis pechos aun en flor,  con sus botoncitos parados embelleciendo el escote, mi carita adolescente con rasgos aun de inocencia, una inocencia inquietante que estaba descubriendo todo lo lindo del sexo y lo incontrolable de resistirse cuanto te da ganas. Éramos aún colegiales de manitos sudadas, que restringidos de libertad, desesperaban por encontrar donde amarse, quizá por eso nos gustaba tanto los sábados, pues era la noche  en que teníamos permiso para alargar las visitas, y si la suerte acompañaba, podríamos premiarnos con caricias subiditas de tono. Aquella noche especial,  recuerdo que mientras me robaba un beso preguntó: estas como me gusta?, sonríe con aquella malicia que le dejaba en claro que no llevaba sujetador, y que podría retorcer mis  pezoncitos mientras nos abrazábamos.…
Sigue leyendo
zoo

Relato erótico: “Hércules. Capítulo 3. La rendición de Diana” (POR ALEX BLAME)

Capítulo 3: La Rendición de Diana Hera no era tonta. Zeus estaba inusualmente alegre esa mañana. Lo vigiló como un halcón mientras pudo, pero no hizo nada fuera de lo común. Le hubiese gustado seguirle a todas partes aquel día, pero a pesar de ser una diosa y estar en el Olimpo tenía cosas que hacer y se vio obligada a dejarle. Zeus esperó, consciente de que mientras su mujer le vigilase no podía hacer nada. Cuando finalmente se quedó solo fijó su atención en Angélica. La relación entre las dos jóvenes se había establecido tan rápida y con tal fuerza que necesitaba librarse de ella por unos días. Esta vez fue más sutil y generó una tormenta sobre la ciudad de los padres de Angélica, "desgraciadamente" un rayo impacto en la casa de los ancianos destruyéndola por completo y obligando a la mujer a acudir para ayudarlos a establecerse…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Emputecida por el psicólogo de la facu” (POR ROCIO)

El rector de la facultad había solicitado que me presentara en el ala administrativa al terminar mis clases, ya que, al ser yo una de las delegadas del estudiantado, me seleccionó como ayudante del nuevo y flamante psicólogo que contrató para atender una oficina de orientación. Sorprendida, porque nunca habíamos tenido algo así en la facultad, me dirigí al ala correspondiente al terminar mis clases. Y acompañada de mi mejor amiga, Andrea, una coqueta rubia cuerpo estilizado, pero que no parecía muy contenta que la arrastrara conmigo. A muchos les hace gracia vernos juntas porque somos la antítesis de la otra; soy algo bajita, cuerpo de guitarra y cabello castaño hasta los hombros, pero tengo con ella una amistad que forjé desde la escuela primaria y que, si bien hemos pasado por típicos altercados, seguimos muy unidas:   —Rocío, ¿podrías decirle a tu novio que se quite los auriculares cada vez…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “El arte de manipular” (POR JANIS)

 Ágata levantó los ojos de su plato y codeó a su amiga Alma, sentada a su lado en el pequeño comedor de la academia Wilson.  ―     ¡Mira! ¡Ahí está Frank! – musitó. ―     ¡Vaya! Le llamas Frank y todo. Cuánta confianza. ―     No te burles, envidiosa. No me dirás que no es atractivo, ¿no? ―     No está mal, nada mal – respondió Alma, mirando con disimulo al profesor cuarentón que miraba los platos del buffet en ese momento.   Se trataba de un hombre atlético, con el pelo bien arreglado y en el que no disimulaba las canas que poblaban sus sienes. Sus rasgos parecían cincelados en bronce, con una mandíbula agresiva y una boca recta y viril. ―     ¿Sólo eso? ¡No me importaría hacerle un favor! – bromeó Ágata. ―     No esperes que se fije en ti. No seas tonta. ―     Oh, ya lo sé. No me imagino nada.…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico: “Mi venganza 5 final” (POR AMORBOSO)

Recuperado mi ánimo, me dispuse a entrenar a Carla. Durante el día la dejaba en el esqueleto que había preparado para ella, desnuda y a cuatro patas. Compré un plug anal en forma de rabo de perro que llevaba puesto todo el tiempo, solamente se le quitaba para usarla. Habiba tenía orden de acariciar su coño cada poco rato, pero en ningún caso dejar que obtuviera un orgasmo, cosa que cumplía escrupulosamente. Cuando regresaba por las tardes, sus muslos estaban pringosos de flujo. No menos que los de Habiba, que también disfrutaba con ello. Así que, lo primero que tenía que hacer era soltarla, ponerla de espaldas, hacer que Habiba se colocase a cuatro patas sobre ella para que le pudiese comer el coño y yo me colocaba detrás para follarla por el coño o el culo, mientras nos chupaba y lamía desde abajo. Cuando Habiba estaba satisfecha, porque yo…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Diario de una Doctora Infiel (9)” (POR MARTINA LEMMI)

 Estuve largo rato recorriendo la sandalia derecha de la trola con mi lengua.  Al igual que ocurriera antes, no hubo tampoco esta vez contraorden alguna al respecto; estaban, por otra parte, demasiado entretenidos.  Fui, por lo tanto, una vez más, yo misma quien decidió cuándo dar por terminada mi labor y, por alguna razón, permanecí allí, arrodillada junto a ellos, quienes se seguían besando al tiempo que ella persistía en masajearle la verga en tanto que él, ahora, le sobaba las tetas por encima del vestido.  Estuve un rato mirándolos estúpidamente y en algún momento me pregunté qué diablos hacía yo de rodillas.  Era como si de a poco yo misma fuera naturalizando mi propia humillación y degradación; si Franco y esa atorrantita habían querido conseguir en mí eso, lo habían logrado.           Cuando terminaron con su insufrible franeleo, Franco me miró y me ordenó que fuera a buscar otra…
Sigue leyendo
trios

Relato erótico: “Hércules. Capítulo 5. Un buen partido..” (POR ALEX BLAME)

SEGUNDA PARTE: HÉRCULES Capítulo 5: Un buen partido El partido iba a empezar. Desde que tenía ocho años, cada fin de semana, se sentaban emocionadas para ver a su hijo evolucionar en el campo. Al principio rezando para que no se le cruzaran los cables y mandase alguna pelota a la segunda luna de Júpiter, luego cuando Hércules demostró que había entendido las instrucciones de sus madres de que no debía llamar demasiado la atención, se limitaban a disfrutar de los partidos. Parecía que fue ayer cuando salió aliviada de la clínica con la ecografía que mostraba un feto de doce semanas totalmente normal. Angélica no preguntó más por el origen de la criatura y Diana nunca volvió a pensar en ello hasta que el niño empezó a demostrar unas ciertas dotes sobrenaturales. No era el más listo, ni el más bueno, tampoco el más guapo, con la cara un…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Señor y muchacha (2 parte)” (POR DULCE Y MORBOSO)

    Laura bajó en el ascensor. Se sentía totalmente desconcertada, sorprendida y también avergonzada. Jamás se había imaginado que podría engañar a su novio y mucho menos que lo haría con un señor que podría ser perfectamente por edad su abuelo. En el portal se fijó que había un gran charco de agua y restos de jabón en el suelo. Recordó lo mal que lo había pasado en ese portal. Vió su teléfono y estaba su novio estaría preocupado por ella. Sintió rabia. El se había apartado de ella y por esa misma razón lo había perdido. Pensó que le diría cuando hablaran, pondría de excusa que lo había perdido y que alguna amiga de las que él no conocía la había llevado a su casa a dormir. Se ruborizó al recordar que esa noche había quedado con su novio para dormir juntos y al final había dormido con…
Sigue leyendo
erotismo

Relato erótico: “Tren de media noche” (POR VIERI32)

Invierno de 1960 Podría decirse que las torturas son el arma más efectiva de las dictaduras. Siempre las consideré como el medio perfecto para el objetivo final de estos regímenes: el miedo. En aquella época, mirabas a las personas y solo veías miedo. Nadie quería levantar la voz, nadie quería contrariar al dictador. O temías, o terminabas en un centro de detención a merced de un torturador bajo los efectos del alcohol. La república ya no era tal, lejos quedó aquella época en la que los héroes de la democracia se abrieron paso: “República o Muerte”. Hoy solo quedan ecos tímidos en los labios grisáceos de los caídos; hoy la república es una cárcel sin barras. En esta época convulsa, aprendimos a llevar el miedo y hacerla nuestra segunda piel. Involucionamos para adaptarnos. Fue por eso que desde joven quise seguir una senda distinta; inicié una vida consagrada con el único…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “16 dias cambiaron mi vida 6” (POR SOLITARIO)

Jueves 18 de abril de 2013 Me preparo para la función. Hoy puede ser un día crucial. He tomado una decisión y la llevare a cabo hasta las últimas consecuencias. Me voy directamente a la oficina. Hablo con mi socio y le propongo que me compre mi parte en el negocio porque lo voy a dejar. Tengo una larga charla con él para convencerlo. Fede no entiende nada. Me pregunta si han raptado a alguien de mi familia y me piden rescate, que eso lo podríamos arreglar de otra forma. No sé si él también, ha estado jodiendo con Mila. Todo puede ser. Me estoy volviendo paranoico. Veo cuernos por todas partes. Me sudan las manos. Al fin acepta mis condiciones y vamos a un notario conocido para cerrar el trato. Luego al banco para resolver la cuestión del dinero. Teníamos reservas. Es solo una parte y el resto acordamos…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Raquel renuncia” (POR SIGMA)

TROZOS DE CONVERSACIÓN   Por Downing Street Traducido por Sigma   Cuento 1 Raquel Renuncia   -Bien Raquel, entiendo que piensa dejarnos. Después de sólo dos semanas. Estoy decepcionado.   -Pues, lo siento Sr. Amos, pero este es sólo que no es lo que   -¿Oh? ¿Cómo? ¿La compensación es demasiado pequeña?   -No, la paga es grandiosa. De verdad.   -¿No le gusta el horario? ¿El trabajo es demasiado exigente? ¿No recibe apoyo?   -No, no, no es nada de eso. El trabajo está bien, de verdad. Es sólo, atmósfera aquí es, pues, incómoda.   -Hmmm, quizás será mejor que se explique. Pero primero, cierre la puerta. No quiero que nos molesten. Tome asiento. Ahora querida, dígame qué es tan inquietante de esta oficina.   -Gracias. Pues, bien, si debe saber. Son cosas pequeñas, principalmente. La gente aquí es raros.   -¿Son poco amistosos?   -No, para nada. Son…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Diario de una doctora infiel 8” (POR MARTINA LEMMI)

Al día siguiente era domingo: cuando desperté, Damián ya no estaba en la cama.  Hizo las preguntas de rigor pero sólo eso y hasta podría decirse que ni siquiera pareció demasiado interesado y que por momentos era más yo la interesada en explicar que él en escuchar.  Ignoraba yo si su comportamiento al respecto se debía a que simplemente me dejaba manejarme con libertad o bien a que ya empezaba a tener una actitud resignada hacia mis excusas; de ser esto último, significaba que él ya estaba sospechando algo.  Pero bueno, bien podía ser sólo mi imaginación.                Durante los dos días siguientes no hubo novedad alguna: fui al colegio y, como siempre lo hacía, busqué tanto ingresar como salir del establecimiento estando los alumnos en clase de tal modo de evitar  los recreos para no tener que cruzarme con Franco, con los chicos de la fiesta o con la…
Sigue leyendo
fantasia

relato erótico: “Fantasia erotica … con mi confidente sexual” (POR LEONNELA)

    Le conocí en un chat,  Carl  es el tipo de hombre, que despide coquetería en cada letra que escribe, como tantos otros que deambulan por las salas de interacción en busca de compañía, y a los que generalmente evado por ser muy lanzados. Pero él tenía algo especial, tal vez esa mezcla de seguridad, sagacidad y fina picardía que hizo que la charla fuera divertida desde las primeras frases que cruzamos; percibí que detrás de aquel hombre de mundo habría cosas interesantes por descubrir y aunque no tenía intención de que la charla trascendiera, aquella noche terminé rompiendo mi primera regla, le di mi correo a un desconocido, a quien  ubique en mi lista de contactos favoritos. Frecuentemente compartíamos email, mensajes y teníamos charlas ocasionales, abordábamos temas de la vida, del amor, de la amistad, de la sexualidad, en fin era agradable charlar con alguien de mente libre,…
Sigue leyendo
grandes relatos

Relato erótico “Joder Que puta es la guerra (2) Bosnia” (POR JAVIET)

BOSNIA-ERZEGOVINA.   DICIEMBRE 1993 MISION  UNPROFOR.  AGRUPACION “MADRID”  CERCA DE SALAKOVAC.                                                                                                                                                                                                                El soldado José reyes, se bamboleaba como sus otros siete compañeros dentro del BMR mientras avanzaban hacia el pueblo, nuestro protagonista pensaba que estarían mejor en cualquier otra zona, hacia unos días una mina había matado a un…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies