Captura de pantalla 2015-10-09 10.49.59
Infidelidad

Relato erótico: “Fin de semana de acampada” (POR DOCTORBP)

Aunque ir de acampada no era el plan que más podía apetecerle, María tenía ganas de que llegara el fin de semana. Tenía muchas ganas de conocer a Ramón, el mejor amigo de su novio. Iñaki le había hablado mucho de él y, aunque se habían escrito algún que otro email, era la primera vez que se iban a ver en persona. Iñaki y María llevaban varios meses saliendo. Durante ese tiempo habían fraguado una relación sólida, a pesar de todas las dudas y problemas iniciales. Aunque en ese tiempo María había coincidido alguna vez con algunas de las personas habituales en el entorno de Iñaki, nunca había sido más que un simple saludo y despedida sin nada entre medio que la hicieran sentirse parte de ese mundo. Y por eso ese fin de semana de acampada era tan importante para ambos. Iñaki empezó aquella relación con muchas dudas. Él…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Ivanka Trump: El imperio de las zapatillas rojas 3”.(POR SIGMA)

IVANKA TRUMP: EL IMPERIO DE LAS ZAPATILLAS ROJAS 3. Un consejo: es conveniente, aunque no forzoso leer  Cazatesoros: Sydney y las zapatillas rojas, Expedientes X: el regreso de las zapatillas rojas, Alias: La invasión de las zapatillas rojas y Crónicas de las zapatillas rojas: la camarera antes de leer esta historia. Gracias a Julio Cesar por la idea. Por Sigma Un elegante automóvil blanco se detuvo frente a Muñequita en la entrada del lujoso hotel donde ella y el equipo de Scorpius se hospedaban, la joven llevaba unos ajustadísimos pantalones negros y unos botines a juego con altos tacones, así como una blusa de tirantes sin mangas color azul cielo. Se abrió la ventana eléctrica y la pelirroja saludo alegre a Jill Castro. - Hola Jill. - Hola Paty, sube por favor. - Claro. Gracias por pasar por mi -agradeció mientras se sentaba en el asiento del pasajero y cerraba la puerta.…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Donde nacen las esclavas I” (POR XELLA)

¡RING! ¡RING!   - ¿Dígame? - Respondió Sofía.   - ¡Lo hemos conseguido! - Se oyó al otro lado del teléfono.   - ¿En serio? ¿Donde estás?   - Yendo a la oficina, llegaré en media hora.   - Yo estoy a 10 minutos, te espero allí. - Sofía colgó el teléfono. Una sonrisa enorme adornaba su rostro, llevaba mucho tiempo detrás de esa noticia.   Sofía Di Salvo era una joven reportera de una canal de televisión. No llevaba mucho tiempo trabajando y no la tenían muy en cuenta, pero confiaba que gracias a este reportaje, sería capaz de hacerse un nombre. La chica era una belleza mediterránea, no era muy alta pero tenía unas curvas muy bien definidas. Morena de piel y de cabello, sus ojos verdes le daban una mirada felina que encandilaba a cualquiera, nunca se había aprovechado de sus encantos físicos para hacerse un lugar…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Enséñame Tía” (POR LEONNELA)

_Hijo, reacciona!  o pensaré que  la vida en el extranjero te ha cambiado, qué es eso de quedarse impávido en lugar de abrazar a tu tía!! señaló mi madre, haciendo más notorio mi desconcierto. _Madre, como dices eso! mi tía  sabe cuánto la adoro!! solo que la noto tan linda . bueno más bien las noto preciosas  a las dos, dije corrigiendo la metida de pata que estuve a punto de cometer, cautivado  por la exquisita madurez de mi tía Amanda. Los años no la habían cambiado, a sus casi cuarenta se la veía más mujer, pero no menos hermosa, más llena en carnes pero con la misma gracia en su silueta, incluso diría que más radiante, sí, a esa edad las mujeres se endiosan, se elevan y elevan todo lo que encuentran a su paso… _Tanto tiempo desde tu viaje Leo,  parece mentira que de nuevo estas aquí, ven…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mis ex me cambiaron la vida 3” (POR AMORBOSO)

-¿Aceptas, el qué? -Que me castigues después de follarme. -¿Por qué lo aceptas? -Porque en estos días me he dado cuenta de que te preocupas por mí, me cuidas, me enseñas… Aunque seas duro conmigo. He recibido más atención de ti en una semana que en toda mi vida de la gente que me ha rodeado. -Me haces dudar, pero de momento tienes pendiente la otra parte del castigo. Ahora cenaremos e irás a dormir al pajar. Mañana hablaremos. Después de cenar, la llevé al pajar para que durmiese. El sábado por la mañana, le quité la cadena, la hice vestirse con la ropa con la que había venido y nos fuimos con la motocicleta al pueblo, a visitar “la tienda de Juan”, un vendedor ambulante que recorre los pueblos con una furgoneta cargada de las cosas más diversas y en cuyos costados aparece ese nombre. Allí le compre ropa…
Sigue leyendo
lésbico

Relato erótico: “De profesion canguro 09” (POR JANIS)

Les recuerdo que pueden comentar o contactarme                                                              Noche de ópera.     —    Así que te vas a Londres, hermanita – le dijo su hermano, apurando el café de su desayuno. —    Sólo por tres días – sonrió Tamara, agitando una mano. —    Van a ver museos – bufó Fanny, de mal talante. —    Bueno, ya sabes, es un viaje de estudios. No vamos a ver exactamente museos, sino que nos llevan a distintos sitios donde atienden a niños, como el centro materno Kemland Duster, o el hospital universitario. También visitaremos Magic Mushroom, la mayor guardería de Inglaterra, y otros lugares por el estilo – explicó Tamara por enésima vez. —    ¿Y dónde os alojaréis? – quiso saber su hermano.…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Descubriendo a Lucía (6)” (POR ALFASCORPII)

6 Comencé la semana completamente segura de mí misma, convencida de mi nueva identidad y condición, conocedora de mis defectos y virtudes, así como de mis armas para alcanzar mis objetivos. En el terreno laboral descubrí que con palabras amables, y trato menos severo que el que la antigua Lucía solía dispensar, también se podían conseguir las cosas; explicando, cuando fuese necesario, cada decisión tomada con sólidos argumentos que podían ayudar a mis subordinados a entender cada una de mis decisiones para, finalmente, compartirlas e implicarse con ellas. En el caso de los hombres, esto era más fácil, un ligero coqueteo o una simple mirada mantenida un poco más de lo normal, y acababan dándome la razón en cualquier cosa totalmente convencidos de ello. En el caso de las mujeres, no tenía ninguna bajo mi mando directo, pero quise acercarme más a todos los entresijos del trabajo, por lo que…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “Maquinas de placer 12” (POR MARTINA LEMMI)

Suspendida en antigravedad, la cuadrilla de cópteros, ahora reducida en uno, seguía formando un semicírculo en torno al Merobot, que se hallaba de pie y exultante sobre la torre de la terraza del edificio Vanderbilt, desprovisto el mismo ahora de mástil y estandarte.  No hacía falta escudriñar por detrás de los cristales de los habitáculos para darse cuenta de cuán anonadados y perplejos se hallaban los pilotos tras lo ocurrido; estaba descontado, y el androide también lo sabía, que de un momento a otro recrudecería el ataque, máxime considerando que era uno de sus compañeros quien acababa de perder la vida… La solidaridad vengativa suele ser característica de quienes integran fuerzas del orden… La inminencia del ataque quedó confirmada cuando uno de los cópteros abrió repentinamente el fuego siendo, obviamente, seguido por los demás.  Ahora disparaban sin miramientos contra el robot mismo y no se trataba ya de fuego de…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Ivanka Trump: El imperio de las zapatillas rojas 2”.(POR SIGMA

IVANKA TRUMP: EL IMPERIO DE LAS ZAPATILLAS ROJAS 2. Un consejo: es conveniente, aunque no forzoso leer Cazatesoros: Sydney y las zapatillas rojas, Expedientes X: el regreso de las zapatillas rojas, Alias: La invasión de las zapatillas rojas y Crónicas de las zapatillas rojas: la camarera antes de leer esta historia. Gracias a Julio Cesar por la idea. Por Sigma Vincent entró a la recepción de la oficina de Ivanka de forma apresurada. Asintió satisfecho al ver a los dos escoltas vigilando la puerta de la empresaria, pero casi de inmediato sacudió la cabeza levemente al darse cuenta de que los dos hombres miraban embobados las piernas y nalgas de una hermosa joven pelirroja que conversaba con la asistente personal de Ivanka. - Buenas tardes Jill -dijo con rapidez al acercarse- necesito hablar con la señora Trump. - Oh, hola Vincent -respondió sonriente la asistente- me temo que la señora Trump está en…
Sigue leyendo
voyerismo

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 16. Un nuevo Hogar.” (POR ALEX BLAME)

CUARTA PARTE: REDENCIÓN Capítulo 16: Un nuevo hogar. Mientras era transportado en el ambulancia Hércules estaba totalmente confundido. Ya se había hecho a la idea de que iba pasarse el resto de su vida intentado mantener su culo a salvo y ahora estaba en el interior de una ambulancia camino de no sabía dónde, en manos de no sabía quién. Por un momento intentó razonar con el juez, aduciendo que estaba perfectamente cuerdo, pero el juez se había mostrado inflexible y había decidido que el mejor lugar para él era el psiquiátrico. Así que igual que habría aceptado la decisión de mandarle el resto de su vida a la trena, tendría que aceptar la decisión de recluirle en un psiquiátrico aunque sabía perfectamente que a su cerebro no le pasaba nada. Y por otra parte estaba esa psicóloga que había intervenido en el último momento para salvarle de la cárcel.…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Torrediente. (El caso del torero corneado)” (POR JAVIET)

El caso del torero corneado.    Hola amigos, me llamo Juan Lucas Torrediente y soy detective privado, trabajo desde hace años en esta gran ciudad nuestra, suelo ocuparme de investigar casos de infidelidades, espionaje industrial y temas de estafas a seguros, como verán es una ocupación un tanto repetitiva y algo tediosa, pues suele conllevar muchas horas de seguimientos y esperas, la mayor parte del tiempo dentro de mi coche siguiendo a espos@s infieles ó estafadores del seguro de accidentes y presuntamente semi-invalidos. Me describiré brevemente, soy parecido a un célebre detective de películas españolas, con algo más de pelo y algo menos de tripa, la medio casualidad de apellidos es fortuita pero según algunos sospechosa.    Recuerdo el día en que ocurrió la presente historia como si lo hubiese parido, estaba yo en mi oficina casualmente sin un caso en que trabajar y practicando uno de mis pasatiempos favoritos,…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Cayendo en la red VI( FINAL) ” (POR XELLA)

La sorpresa se reflejaba en la cara de Amanda, tanto por haberse encontrado a Susana en su casa como por la forma en la que iba vestida.   La pelirroja llevaba un conjunto de tiras de cuero que alcanzaba a tapar lo justo, unas botas de tacón por encima de las rodillas y un antifaz negro que ocultaba sus ojos. Completaba el atuendo una fusta que portaba en la mano derecha y el mando de los vibradores en la mano izquierda.   - Hola Amanda, ¿Me has echado de menos?   - ¿Qué haces aquí? Mmmmm - Amanda se estaba retorciendo por la acción de los vibradores.   - He venido a darte una Ya que no hemos hecho nada durante esta semana, he pensado que nos vamos a Vamos a pasar un fin de semana muy ¿Tienes alguna objección?   - Mnnnmnnn Nooooooo.   - Estupendo, pues empieza a…
Sigue leyendo
Infidelidad

Relato erótico: “16 dias, la vida sigue 3” (POR SOLITARIO)

Solo detuve el vehículo para repostar y tomar café. Llegue a las seis de la mañana a casa. Imperaba el silencio, apenas mancillado por el tenue rumor de las olas, al batir la playa. Entré en la casa y fui directamente a la habitación. ¡Oh! ¡Sorpresa! La cama estaba ocupada por tres cuerpos, desnudos. A la difusa luz de la luna que entraba por los ventanales pude reconocer a Claudia, su hija y Ana. Mis tres mujeres, durmiendo, los cuerpos de una tersura y delicadeza sin igual. ¡Quede extasiado admirando tanta belleza! No podía apartar mis ojos de aquellos cuerpos. Pero respiré hondo y me fui a una de las habitaciones, en la cama de alguna de ellas me quité los zapatos, me deje caer y me dormí enseguida. Estaba agotado. Al despertar, con los chillidos de las gaviotas, no encontré a nadie en la planta alta, baje y en…
Sigue leyendo
autosatisfacción

Relato erótico: “Repasada por el pintor de mi padre” (POR ROCIO)

Todo comenzó cuando estaba estudiando para los exámenes finales de mi segundo año en la facultad. Mi papá contrató a don Jorge, un señor entrado en los cincuenta, conocido entre los vecinos por ser pintor y hacer trabajos en todo el barrio, amén de tener una actitud tosca. Y no es precisamente que sea un adonis ni nada similar… tampoco es que me importara ya que solo se trata del pintor. Lo contrató para que repintara las paredes de nuestro jardín porque el invierno y la humedad habían hecho de las suyas, enmoheciéndolo todo;  tocaba pintar unas nuevas capas, y de paso renovar también la casa. Así que el señor se presentaba todas las tardes en mi hogar donde trabajaba durante horas y horas mientras yo en la sala me dedicaba a estudiar. A veces me tomaba descansos para ir a charlar con él. Total, como a esas horas éramos…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies