indefensa1En el lujoso apartamento de Kateryn la puerta de su estudio se abre y ella entra vistiendo un costoso juego ejecutivo. Sin títuloRápidamente activa la laptop colocada en un escritorio de madera de finísimos detalles. La mesa de lujo  hace juego con la colección de libros y pinturas que reposan en las estanterías y paredes. En esa habitación tan bellamente decorada, Kateryn espera que carguen los programas y activando la web cam de la portátil, empieza a grabarse a sí misma:
– Está es mi cuarta grabación del mes. Cómo he contado antesalgo en mi vida no está funcionando del todo bien. Me cuesta muchísimo trabajo prestar atención y tengo muchas lagunas mentales luego del accidente: los doctores dicen que todo está bien pero me siento muy contrariada. Todo esto sigue afectando mi vida cotidiana. Hay algo que me está empezando a preocupar más que cualquier otra cosa. ¡Estoy teniendo alucinaciones!
Todo se inició aproximadamente dos semanas atrás en el baño de un restaurantNo sé cómo puedo explicar lo sucedido: había salido a cenar y cuando entré al baño para arreglar mi maquillaje, dos chicas entraron tras de mi… empezaron a conversar entre ellas mientras las miraba a través del espejo. Poco a poco dejaron de reírse y conversar, cuando de pronto, una de ellas se acercó a la otra y vi cómo le acariciaba el rostro. Luego se acercaron más y se besaron.
 Yo me quedé petrificada, nunca había visto algo así, y menos en un restaurant como aquel. Entonces una de ellas subió a la otra a la repisa de los lavados y comenzó a acariciarle los senos y besarle. Os reconozco que me sentía como idiota allí parada inmóvil y solo las miraba gemir y acariciarse. Solo pude parpadear mientras sus trajes habían caído al suelo y ambas muchachas mostraban sus senos y sus nalgas. Alucinada vi que  se metieron a un de los privados…
¡Creo que me estoy volviendo loca!
Lo siguiente que recuerdo es estar frente al espejo y a mi lado las chicas, vestidas y conversando animadamente, mientras arreglaban su maquillaje.
¡Todo había sido producto de mi imaginación!
¡Nunca había fantaseado así con alguien totalmente desconocido! y mucho menos con mujeres…
Estaba aterrorizada porqué fue tan real que pude sentirlas gemir, oírlas, olerlas casi tocarlas…
-Debo ir al lavado.
Kateryn apaga la grabación y se apresura a ir a baño. Se quita su traje ejecutivo, quedando solo en ropa interior. Su coño sigue empapado, delicadamente se acaricia un poco sobre su ropa interior mientras se quita el maquillaje.La mujer está tan excitada que termina por sacarse toda la ropa y tratando de quitarse esa calentura que la está devorando, se da una ducha e intenta. De regresose quita la toalla quedando desnuda, entra a su cuarto y se desploma rendida en la cama, donde se queda dormida lentamente completamente desnuda como se había hecho habitual para ella desde hacía un par de semanas.
Si queréis agradecer a la autora tanto por el relato como por la foto de ella que lo ilustra, escribirle a:
virgenjarocha@hotmail.com