Archives for maduros

hetero

Relato erótico: “El pequeñín 1, la poción y la empleada” (POR KAISER)

El Pequeñín   Lo que parece ser una salida familiar aprovechando el fin de semana largo se convierte en un festival de peleas. Sebastián simplemente no soporta a sus hermanos mayores, Oscar y Víctor que no lo dejan en paz. Carolina que es la mayor, trata de mediar en el asunto pero incluso ella le hace algunas burlas, así que la relación entre hermanos es difícil en el mejor de los casos.   A Sebastián le enfurece que lo llamen pequeñín, y en realidad lo es. Es algo bajo en estatura comparado con sus hermanos y algunos compañeros de curso, algo gordito también, sin embargo no le dicen pequeñín por ello, se lo dicen por otra razón, mucho más humillante. Sebastián tiene un severo complejo de inferioridad y un severo problema de auto confianza, la causa, su miembro es chico, bastante chico para alguien de su edad.   Desde que…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: La cuñada de mi hijo resultó que no era tan puta (POR GOLFO)

Que te pillen en un bar de putas no siempre es una desgracia. Hay ocasiones en las que lejos de ser una guarrada, ese mal trago se convierte en una suerte. Eso fue lo que me ocurrió estas navidades, si no os lo creéis, solo seguid leyendo. Todo ocurrió cuando al salir de la cena de la empresa, dos compañeros y yo decidimos en vez de ir a casa seguir la juerga. Cargados de copas y con dinero en el bolsillo, nos fuimos a un sitio de striptease famoso en Madrid. Aunque no suelo frecuentar esos ambientes, ya puestos en faena, me pareció bien culminar la noche en ese tugurio. Siendo quizás el más popular de todos, es alucinante la cantidad de putas que trabajan en dicho local. Rubias o morenas, españolas o extranjeras, altas o bajas, lo que busques allí lo encuentras. Como es usual en ese lugar, nada…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Alba y su suegro” (POR DULCEYMORBOSO)

Se miraron avergonzados y todavía exhaustos. Sus respiraciones estaban agitadas. El deseo y el morbo los había empujado a hacer aquello y nada volvería a ser igual. Tanto ella como él sabían que volvería a suceder… Alba se levantó de la cama y recogió su camisón del suelo. Al salir de la habitación vio tirada en una esquina su braguita y se agachó. Jesús la miraba absorto. Aquella mujer era terriblemente bonita y sensual. Sus embarazos al contrario que muchas mujeres, le habían hecho ganar en belleza y sensualidad. Quien la viera le costaría creer que era madre de tres hijos y que hacía tan solo seis meses había tenido su último retoño. Al llegar a su cuarto vio a su hijo pequeño dormido plácidamente en la cuna. Alba se sentó en la cama y se quedó pensativa. No entendía cómo había sido capaz de hacer eso. Entre sus piernas…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “Prostituto 14 Mi novia me traiciona con un abuelo” (POR GOLFO)

Estoy cabreado, jodido y hundido. Mi novia me ha dejado por un tipo de setenta años y no he podido hacer nada por evitarlo. No tiene puta madre, hacíamos una pareja perfecta pero el destino y mi profesión han querido separarnos. Nunca pensé que mi mulata me traicionaría de ese modo. Siempre creí que el hecho de ser una pareja enamorada era suficiente para ser felices y continuar juntos, pero no fue así. Tara, mi princesa, me abandonó por un anciano. Os preguntareis cómo es posible que esa preciosidad haya preferido las caricias de un vejestorio a la pasión que, con mis veinticuatro años, yo le ofrecía. Sé que yo tengo gran parte de la culpa y que si hubiera cedido a sus ruegos, todavía seguiría conmigo pero aun así duele. Nuestra idílica relación empezó a entrar en barrena, el día que la convencí de quitarse el collar de esclava.…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Encanto adolescente” (POR VIERI32)

Encanto Adolescente- Tras agarrar la humeante taza de café, el hombre se retira del hogar. Un frío beso en la mejilla por parte de su ya indiferente esposa y se presta al auto. Tras más de 20 años de matrimonio, la frialdad de la relación alcanzó límites insospechados, pero a la vez, eran propias del tiempo. Ni siquiera tenían hijos, y aún así el trato era por lejos pesado. Recorría las calles de la ciudad con su conciencia en exceso debilitada, era tal la irritabilidad que si no cambiaba de rutina, aquel hombre caería en una profunda crisis nerviosa. Los mismos edificios, las mismas personas entrando en aquel ostentoso lugar de trabajo. Estacionó frente al lugar. Arturo, nuestro protagonista, los vio a todos, compañeros y amigos entrar en aquel impasible lugar laboral. Él sabía que al ingresar, su vida correría por los mismos parajes aburridos, papeleos aquí, papeleos allá, memos,…
Sigue leyendo
anal

Relato erotico: “Asediado por mi ahijada, la hija de mi mejor amigo” (POR GOLFO)

      Capítulo 1. LA CASA Echando la vista atrás, tengo que reconocer que, en un primer momento, no llegué a comprender la magnitud de como me iba a cambiar la vida la llamada de Raúl. Todavía recuerdo que mi viejo amigo me llamó un domingo para pedirme un favor. Avergonzado, me explicó que su hija había conseguido una beca para estudiar un posgrado en la universidad de Politécnica y como andaba bastante corto de dinero, me preguntó que aprovechando que yo vivía en Madrid, si  podía ayudarla a buscar un alojamiento barato. -Tú eres tonto-, le repliqué, recordando que su empresa le había echado hacia más de un año y que aunque no fuera capaz de reconocerlo, le costaba llegar a fin de mes, -Mi ahijada se queda conmigo y no se hable más. Además la casa es grande y como sabes desde que murió mi mujer, vivo…
Sigue leyendo
maduros

Relato erotico: “Carne tierna para dos abuelitos” (POR ROCÍO)

Hola queridos lectores de Pornografo Aficionado, me llamo Rocío y soy de Montevideo. Quisiera compartir nuevamente con ustedes mis relatos. En una primera vez conté cómo mi instructor de tenis me calentó hasta liberar la putita que tenía escondida en mí, para convertirme en su esclava particular. Prácticas de Tenis Luego cómo el mismo hombre amañó mis entrenamientos de tenis para que yo y mi hermano termináramos follando como cerdos. Mi hermano es un cabrón ---- Yo estaba muy nerviosa porque terminó la sesión de entrenamiento. El Señor Gonzáles, mi instructor, me había dicho días atrás que pronto me metería cuatro dedos en el culito para seguir ensanchándolo y por fin hacerme debutar con su enorme tranca, pero la verdad es que con tres dedos yo me ponía a chillar y llorar porque me resulta muy doloroso aún. ¿Cuatro dedos? Me ponía caliente la idea pero mi culito pedía tregua.…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Emputeciendo a una jovencita (5)” (POR LUCKM)

Eva se marcho a casa y yo me quede charlando con su madre. Yo – Bueno, te veo encantada con todo esto. Ana – Si, debería sentir asco de mi misma pero me da igual, mi niña se lo pasa como una loca y yo también la verdad, mientras no se sepa. Yo – Jeje, hoy subiremos el nivel. Ana – No puede ser, me marido regresa justo hoy. Yo – Exacto. Bueno, deja de hablar y ven a chuparme la polla. Ella se acerco, se arrodillo y cogiendola con la mano empezó a lamerla. Ana – Puedo preguntar algo? Yo – Claro. Ana – entiendo las cámaras en casa, es morboso que siempre te puedan ver, pero por que nos sigues grabando cuando follamos? Obviamente estamos sometidas, no necesitas chantajearnos. Se metió la polla en la boca y la fue sacando despacio mientras sorbía bien fuerte. Yo – Me…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Emputeciendo a una jovencita (4)” (POR LUCKM)

Al día siguiente amanecí bastante pronto, con la polla como un palo, mientras me servia un café revise las nuevas cámaras del piso de arriba. Se veía a la niña y a la madre durmiendo placidamente, ambas desnudas en sus camas. Cogi las llaves y subí, entre en su casa y me puse a hacer el desayuno. A los cinco minutos apareció Eva frotándose los ojos, iba completamente desnuda como le había ordenado. Me miro sorprendida pero me ayudo a prepararlo después de un largo y húmedo beso. Eva – Iba a bajar en breve, tenia ganas de mi desayuno mañanero. Yo – Jajaja, ya me imagino el hambre que tienes putita. Empezamos a desayunar y apareció mama, tb iba desnuda, ella no se sorprendió, solo se acerco, me beso y me acaricio la polla suavemente. Fue hacia la cocina… Yo – Donde vas mama puta? Ana – Iba a…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Al ayudar a la novia de mi hijo, la hice mi mujer” (POR GOLFO)

  El Abismo entre mi hijo y yo La mía no es una historia al uso. Para explicar lo ocurrido, me tengo que retrotraer a cuatro años atrás, cuando el idiota de mi hijo y su pareja de entonces, creyendo que podían cambiar el mundo, se enrolaron en un partido de ultra izquierda. Este no era más que un grupúsculo de anti-sistemas que soñaban todavía en la revolución y la acción directa como método de tumbar las bases del capitalismo. Sus ideales eran legítimos, no así la actuación de ambos y que os voy a narrar. Recuerdo, como si fuera ayer, la conversación con el puto crío: -Papá, vengo a decirte que me voy de casa. Marta y yo hemos decidido irnos de ocupas. Es hora de aportar nuestro granito de arena en la lucha de las clases-. Ese día, llegaba cabreado por lo que me había ocurrido en mi…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Emputeciendo a una jovencita (3)” (POR LUCKM)

Antes de que me salten encima los odiadores. Siiiii,reeditado con correcciones básicamente de ortografía y alguna cosa que me chirriaba. Ah y si, por que así lo leen mas chicas, me alegra que los disfrutéis vosotros pero la verdad es que los escribí para conocer mujeres morbosas y mientras que nadie me demuestre lo contrario esta parece ser la mejor forma. —————————————————————————————————————- Eva volvió a las dos horas, le di el cd y comprobé que las bragas de su madre estaban completamente empapadas de mi semen y los jugos de su coño. Subió a dejar el CD y las bragas en su sitio y a por mi copia de las llaves de su casa. Le di una copia de las mías para que pudiera entrar a despertarme por las mañanas. El resto del día lo pasamos entre mamadas, viendo videos porno, hablando de lo que la ponía y lo que…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Emputeciendo a una jovencita 2” (POR LUCKM)

Antes de que me salten encima los odiadores. Siiiii, reeditado con correcciones básicamente de ortografía y alguna cosa que me chirriaba. Ah y si, por que así lo leen mas chicas, me alegra que los disfrutéis vosotros pero la verdad es que los escribí para conocer mujeres morbosas. El Domingo a las 9 de la mañana sonó el timbre, era mi putita. Yo- Hola Eva, no habíamos quedado a la hora de la siesta? no queremos que tus Eva- Se fueron al pueblo, a buscar algunas cosas que se habían dejado, no volverán hasta la noche, escuche como quedaban con sus amigos. Les dije que tenia que estudiar. Solo tengo que ir a la misa de doce por si preguntan al cura. Yo- Jajaja, pareces ansiosa, y que quieres a estas horas?. - Me miro con cara de picara. Eva- Follar? Yo- Jajaja, si, se dice así. - Ella seguía…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Emputeciendo a una jovencita (1)” (POR LUCKM)

Hola, me presento, me llamo Carlos 36 años, soltero… Vivo solo en el centro de Madrid, y esta es una historia que me paso hace poco, sigue en curso la verdad, tras buscar ideas en los relatos de esta web me decidí a compartir mi historia. Antes de que me salten encima los odiadores. SIiii, reeditado con correcciones básicamente de ortografía y alguna cosa que me chirriaba. Ah y si, por que así lo leen mas chicas, me alegra que los disfrutéis vosotros pero la verdades que los escribí para conocer mujeres morbosas Como decía vivo en Madrid, en una zona tranquila conocida como ciudad universitaria, mi edificio tiene unas diez plantas y hay un poco de todo, familias y estudiantes en los apartamentos mas pequeños. Un día volviendo de trabajar vi un camión de mudanzas, un señor de traje cargaba con una caja bastante grande, al entrar en el…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Odio a mi vecina” (POR ALEX BLAME)

Cuando la conocí, esa nariz pequeña y respingona, la media melena negra y brillante y la boca de fresa con los labios gruesos y rojos le daban un aire de inocencia infantil que me confundió totalmente. Había llegado hacía dos semanas por cuestiones de trabajo y se había instalado con la única compañía de un gato persa blanco y de malignos ojos verdes. Su pequeña estatura y su aire inocente me engañaron un tiempo. Carla era una joven tímida y risueña que bajaba castamente la vista cada vez que coincidíamos en el ascensor o nos cruzábamos en el rellano de la escalera. Yo aprovechaba para mirar de soslayo aquel cuerpo joven y turgente enfundado en ropa ajustada y embelesarme imaginando lo que sería coger aquellos jugosos pechos entre mis manos y enseñar a aquella jovencita todos los secretos que encerraba su sexo. Entonces llegó la noche del segundo sábado tras…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?