Archives for maduros

maduros

Relato erótico:”Cómo seducir a una top model en 5 pasos (20)” (POR JANIS)

Edward S. Drusten le indicó al chofer el joven que surgió por la puerta principal del edificio. ― Es él. No le pierdas. ― Claro, señor – contestó lacónicamente, acostumbrado a las extravagancias de su jefe. No sabía para qué iba a seguir su patrón a aquel niñato, pero se dijo que no debería tener más de diecinueve años, como mucho. El BMW de alta gama se despegó de la acera, sin apenas ruido, incorporándose al tráfico con mucha suavidad, sin perder de vista al esbelto joven, quien caminaba por la acera a vivo paso. Amparado en los cristales tintados, Edward Drusten escrutó a placer a su objetivo. Si no lo hubiera investigado, jamás creería que tenía casi treinta años. ¡Si apenas tenía pelo en el bigote! Pero los resultados que había obtenido eran claros en ese punto: Cristóbal Heredia era el hombre que necesitaba y estaba dispuesto a conseguir…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Memorias de una jovencita 2” (POR ROGER DAVID)

Memorias sobre una Jovencita 2 Relato original Memorias de una Pulga Segunda Parte Bella tenía una amiga, una linda damita solo unos pocos meses mayor que ella, hija de un adinerado caballero, que vivía cerca del señor Verbouc. Julia Delmont, sin embargo, era de temperamento menos ardiente y voluptuoso, y Bella comprendió pronto que no había madurado lo bastante para entender los sentimientos pasionales, ni comprender los fuertes instintos que despierta el placer sexual. Julia era ligeramente más alta que su joven amiga, algo menos carnosa también, pero con formas capaces de deleitar los ojos y cautivar el corazón de un artista por lo perfecto de su corte y lo exquisito de sus detalles. Se supone que una pulga no puede describir la belleza de las personas, ni siquiera la de aquellas que la alimentan. Todo lo que puedo decir, por lo tanto, es que Julia Delmont constituía a mi…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Memorias de una jovencita (vRD)” (POR ROGER DAVID)

(Estimados lectores el presente relato “Memorias de una jovencita 1 vRD” es un texto anónimo datado de los años 1700-1800 (leí por un lado que pertenecía a la época llamada Victoriana), es decir, es lo mismo que leer “Las Memorias de una Pulga” de un escritor anónimo que según yo imagino fue escrita por el mismísimo Márquez de Sade o similar, claro que cambié muchas palabras y a lo mejor alteré una que otra escena fogosa con la sola intención de aumentar mi propio morbo, lo demás está intacto a como lo dejó quien lo escribió quizás en que siglo, este será publicado en dos partes, la segunda la publicaré dentro de esta misma semana, acá se las dejo y para los que nunca la hayan leído espero que la disfruten, recalco este texto NO es de mi autoría (Llevo 75 páginas escritas de Gabriela 14, pero aún me falta…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Teniente Smallbird 6ª y última parte” (POR ALEX BLAME)

7 —Está bien, tranquila. —dijo Smallbird despidiéndose de Fermín con un gesto apresurado y saliendo del pub en busca de su Ossa— No te pares, sigue caminando sin mirar atrás y dime dónde estás. —En la calle Juan Quintero. —respondió la joven. —Muy bien —dijo Smallbird montando en la moto y conectando el manos libres— Llegaré en cinco minutos. Sigue andando en dirección oeste. —¿Oeste? —preguntó la joven confundida. —Perdona, en dirección a la calle Arganda. —replicó el teniente esquivando el tráfico a toda velocidad— Ah, ahora párate y suelta un buena carcajada y procura que parezca real. — —No preguntes y hazlo —dijo Smallbird esquivando un camión de la basura por cuestión de milímetros. Smallbird rezó para que el perseguidor no se diese cuenta mientras la joven lanzaba una carcajada que más bien parecía un relincho. El detective siguió avanzando entre el denso tráfico de un viernes por la…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Teniente Smallbird 5ª parte” (POR ALEX BLAME)

6 Los viernes siempre le parecían extraños ahora. Antes, las noches de los viernes eran sus preferidas, ahora que Julia se había llevado hasta los amigos, eran el principio de tres largos días sin nada que hacer. Mientras fumaba su primer Marlboro del día, deseó tener una buena pista que le obligase a mantener abierta la investigación el fin de semana. En cuanto llegó a la comisaría llamó a Viñales y la llevó directamente a su despacho para averiguar si había conseguido los datos de todos los nicks sospechosos y la joven no le decepcionó. Una vez tuvo la lista y sus datos personales pudo dividirlos para repartirlos entre Camino, Carmen, Arjona y él mismo. Gracia le pidió que le dejase interrogar a alguno de los sospechosos pero Smallbird sabía que estaba demasiado verde y pese a los ojos de desilusión que puso la joven le dijo que les necesitaba…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Teniente Smallbird 4ª parte” (PUBLICADO POR ALEX BLAME)

5 Smallbird se despertó de nuevo con resaca, haciendo que esa mañana se confundiese con las anteriores. Desayunó uno de los donuts que había sobrado de la tarde anterior y se había traído a casa de la comisaría y una cerveza sin alcohol. Dos cigarrillos después ya se sentía humano y después de tender la ropa que llevaba tres días en la lavadora subió a la Ossa dispuesto a empezar una nueva y tediosa jornada laboral. El comisario debía de tener una reunión importante porque no estaba en su oficina cuando el detective llegó . Eso le había evitado un engorroso informe en el que más o menos tendría que decir que seguían en ello. Esperaba que para cuando llegase al menos hubiese una lista de sospechosos. Los chicos estaban todos enfrascados en la búsqueda de sospechosos en guarrorelatos así que se fue a su despacho sin entretenerles y les…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Teniente Smallbird 3ª parte” (POR ALEX BLAME)

4 —Sabíamos que existía un perfil a nombre de Alex Blame—dijo Smallbird poniendo gesto de cansancio— pero justo cuando íbamos a investigarlo aparecieron los videos —Jefe, —dijo Arjona interrumpiendo la conversación— ¿De veras tengo que seguir visionando los archivos ...? —¡Largo Arjona! —gritó Smallbird descargando toda su frustración en su ayudante— Y dile a Gracia que venga inmediatamente con su portátil. —También revisé por encima los relatos que había en el disco duro y no me pareció que fuesen tantos. —comento Smallbird dirigiéndose de nuevo a la joven. —Los relatos más largos solía dividirlos en entregas a la hora de publicarlos, por eso en la página Web eran ochenta y —Que son justo las puñaladas que recibió. —dijo el detective confirmando a la joven lo que habían dicho los periódicos—¿En esa web también le gustaba coleccionar enemigos? —Desde luego. —respondió la joven— escribía bien y sus relatos eran bastante bien…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “Teniente Smallbird 2ª parte” (POR ALEX BLAME)

3 Smallbird se levantó al día siguiente acompañado por una respetable resaca. Entró en el baño tosiendo y descargó un escupitajo negro como su alma en la taza mientras meaba. Suspirando tragó un par de aspirinas y encendió su primer cigarrillo del día. Desayunó un café frío y se puso una camiseta limpia antes de ponerse la cazadora y el casco y salir de casa. Entró en la comisaría precipitadamente y mientras le pedía a Gracia que preparase la sala de conferencias para una proyección se dirigió al despacho del comisario. —Espero que tengas noticias, la alcaldesa está hecha un basilisco y me ha amenazado con arrancarme las pelotas si no resolvemos el caso para el fin de semana. —Aun no tengo nada concreto pero creo que he dado con un posible móvil del asesinato. Ahora mismo vamos a analizar unos videos que la víctima hizo en casa de su…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Una nena indefensa fue mi perdición 4” (POR GOLFO)

La mamada con la que esa cría presionó para que tomara rápido una decisión, me dejó caliente e insatisfecho. Ser consciente que solo necesitaba ceder y reconocer a Adela como mi hija, para tener a Malena a mi entera satisfacción, me traía loco. No en vano, esa monada era la dueña de uno de los mejores culos con los que me había topado y necesitaba hacerlo mío. La tenía a mi alcance pero el precio que tendría que pagar era caro. Como sabéis mi idea inicial era echarle unos polvos y tras lo cual olvidarme de ella, pero ella me había sorprendido con una oferta inimaginable por mí cuando la conocí: «Si aceptaba ser el padre de su hija, ella se entregaría a mí sin poner ningún límite». Reconozco que eso me tenía desconcertado, la razón me pedía rechazar ese ofrecimiento pero mis hormonas me pedían exactamente lo contrario y…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Una nena indefensa fue mi perdición 3” (POR GOLFO)

Una nena indefensa fue mi perdición 3. Al salir de mi habitación, estaba hecho una furia. La actitud de esa zorra me hacía sentir engañado, manipulado pero ante todo usado. Jamás en mi vida me había enfrentado a una situación parecida. Con fama de buitre, en manos de Malena me sentía un pardillo. «¿Qué coño me pasa?», murmuré para mí mientras bajaba al salón. No en vano había ofrecido mi ayuda a esa jovencita, creyendo que sería una presa fácil al estar indefensa. Desgraciadamente, todas mis previsiones habían resultado erróneas y si al llegar había supuesto que no tardaría en pasármela por la piedra, en ese momento dudaba realmente si no sería yo finalmente su trofeo. -Macho, ¡reacciona!- pensé en voz alta mientras buscaba el consuelo de un copazo. Estaba todavía poniéndome hielos cuando a través de la cristalera del salón, vi a Malena en la piscina. Mi sorpresa fue…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Una nena indefensa fue mi perdición 2” (POR GOLFO)

Durante una hora, recordar cómo había metido la pata con esa chavala, me hizo permanecer en mi habitación. Sentía que había perdido la oportunidad de seducirla por imbécil y eso me traía jodido. Cómo zorro viejo en esas lides, no comprendía mi comportamiento. «La tenías a huevo y la has cagado», maldije más cabreado que abochornado. Cualquier otro estaría muerto de vergüenza pero mi falta de escrúpulos hacía que únicamente me enfadara el haber fallado de esa forma tan tonta y no el haber ofendido a Malena. Para mí, esa joven madre seguía siendo una presa y no una persona con sentimientos que para colmo necesitaba ayuda. Me daba lo mismo que se hubiese sentido traicionada por mí cuando incapaz de contener mi lujuria, había llevado mis dedos hasta su pecho para recoger una gota de leche materna. «Estaba cojonuda», sentencié y al rememorar su sabor, en parte, disculpé mi…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Emputeciendo a una jovencita (7)” (POR LUCKM)

Laura - Por favor, no puedo mas!. Laura - Creo que seis amo! Eva aparto su cara del coño de Laura. Eva - Yo diría que siete amo, esta zorra esta soltando líquidos como una fuente. Yo - Jajaja, veamos cuantas veces es capaz de correrse, sigue putita. Eva hacia una hora que le comía el coño a Laura a indicación mía. Esa semana las había tenido a las dos sin sexo, las quería salidas el primer día de clase. Al llegar les dije: Yo - Bien zorritas, hoy no os voy a follar. Las dos me miraron desesperadas. Eva - Por favor amo, cumplimos sus ordenes toda la semana, estoy desesperada, mi coño se pone a chorrear solo con ver un tío por la calle. Laura - Yo tengo los pezones como piedras desde el martes, hasta tuve que ponerme unos clinex para que no se lo entiendo, creí…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Una nena indefensa fue mi perdición” (POR GOLFO)

. Reconozco que siempre he sido un cabrón y que a través de los años he aprovechado cualquier oportunidad para echar un polvo, sin importarme los sentimientos de la otra persona. Me he tirado casadas, divorciadas, solteras, altas, bajas, flacas y gordas, en cuanto se me han puesto a tiro. Me traía sin cuidado las armas a usar para llevármelas a la cama. Buscando mi satisfacción personal, he desempeñado diferentes papeles para conseguirlo. Desde el tímido inexperto al más osado conquistador. Todo valía para aliviar mi calentura. Por ello cuando una mañana me enteré de la difícil situación en que había quedado una criatura, decidí aprovecharme y eso fue mi perdición. Recuerdo como si fuera ayer, como supe de sus problemas. Estaba entre los brazos de María, una asistente social con la que compartía algo más que arrumacos, cuando recibió una llamada de una cliente. Como el cerdo que soy,…
Sigue leyendo
maduros

Relato erótico: “La hija de mi chofer” (POR JULIAKI)

La hija de mi chófer − Don Luis, quería pedirle un favor - me comentaba Ramón cuando íbamos camino del aeropuerto. Ramón ha sido mi chófer durante estos últimos ocho años, muy fiel servidor, discreto y dispuesto a lo que se le mande. Un empleado ejemplar, como pocos, cercano a su jubilación. Es sin duda uno de mis mejores trabajadores y eso que tengo a mi cargo más de quinientas personas, pero pocas son de fiar y de la categoría servicial de este hombre. − Dime Ramón. ¿En qué puedo ayudarte? - dije mientras yo releía un informe en el asiento de atrás. − Verá, es sobre mi hija. - añadió mirándome por el espejo retrovisor. − ¿Tu hija? ¿Le ocurre algo? − No, no, es que no encuentra trabajo y… quiere estudiar y no puedo pagarle ni la matrícula. − Ah, entiendo. Verás Ramón, yo no puedo aumentar mucho…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies