Archives for maduras

maduras

Relato erótico: “Paki, mi Diosa Madura.” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Mi cuñada Paki siempre fue un icono para el que os habla. No se pueden explicar los sentimientos; aunque más que sentimientos, Paki despierta en mí un incontrolable impulso sexual. Más bien puedo contaros cómo es ella, y cómo sucedió. Todo hombre tiene un día que recuerda como el mejor de su vida, y que siempre lleva a gala en su secretismo interno. En mi caso, con solo treinta años de vida, ya puedo decir que tengo el mío. Y no crean que estoy falto de momentos inolvidables, pues no puedo quejarme, pero encontrar la compañía, en cama, de Paki es algo que me aupó a las nubes de una forma tan dulce y femenina, que el solo recuerdo hace que mi ánimo se venga arriba, rompiendo bajo mi bragueta. Soy hombre de morbo familiar, más por cercano que otra cosa. Desde que empecé la relación con mi actual mujer,…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “La suegra de mi hijo me entregó su culo” (POR GOLFO)

Reconozco que la primera vez que vi a esa señora no me llamó la atención. Para entonces y recién divorciado, mis intereses iban por alguien más joven. A raíz que mi mujer me dejara por un antiguo novio, llevaba la vida de soltero maduro y era rara la semana que no conseguía levantar a una treintañera en busca de pareja. Quizás por eso no me fijé en la suegra de mi hijo. Cuando me la presentó pocos días antes de la boda, Helga me pareció la típica noruega de cincuenta años. Con su metro ochenta era demasiado alta para mí y a pesar de tener un buen par de pechos, solo le eché un par de miradas. Todavía recuerdo que pensé al ver su tamaño: « ¡Menuda yegua!». Aunque era el prototipo de nórdica, rubia con ojos azules, nada en ella me atrajo y más cuando mi chaval me comentó…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “Me comí el culo de mi abogada, una madura infiel” (POR GOLFO Y PAULINA)

Aunque Paulina llevaba años siendo mi abogada, nunca pensé en que llegaría un día en el que la tendría tumbada en mi cama desnuda mientras le comía el culo sin parar. Es más para mí, esa mujer era inaccesible y no solo porque era mayor que yo sino porque en teoría estaba felizmente casada. Rubia de peluquería y grandes pechos, era una gozada verla durante los juicios defendiendo con  vehemencia a mi empresa. Profesional de bandera, se preparaba los asuntos  con tal profundidad que nunca habíamos perdido un juicio teniéndola a ella como letrada. Por todo ello, cuando me llegó la citación para presentarme en un juzgado de Asturias, descolgué el teléfono y la llamé. Como era habitual en ella, me pidió que le mandara toda la información que tenía sobre el asunto, comprometiéndose a revisarla. Así lo hizo, al día siguiente me llamó diciendo que no me preocupara porque…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “Nochebuena con Isa” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

"Es posible que no deba escribirte esto. Lo mejor sería olvidar lo sucedido. Lo mejor sería no haber hecho caso a tus correos. Tal vez la vida sea más fácil si se olvida. Pero no puedo. No pretendo entrar en cuestiones de mi vida sexual; pero lo cierto es que aquello que nos sucedió en mi casa de campo, hace ya casi dos años, es el más morboso y divertido que he tenido desde entonces. Me propuse olvidarlo cuanto antes. Soy una mujer fiel y quiero a mi marido. Me sentí rastrera de haberle hecho eso a mi hermana. Pero me fue más fácil de lo que pensaba recuperar la normalidad, me fue más sencillo de lo esperado mirar a mi marido, a mi hermana, y a tí, a la cara. El caso es que algo dentro mí no me deja estar tranquila. Cuando tú estás necesito quedarme a solas…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “La casa de campo” (POR CABALLEROCAPAGRIS)

Sonó el teléfono mientras salía del baño con el recién colocado albornoz. Tras descolgar con el clásico "dígame" escuché su voz. Hola, Víctor. ¿Qué tal?. Hola Isa. Muy bien ¿y tú qué tal? Bien pero necesito un favor. Es acerca de lo de mañana. Mi marido trabaja y Ángel no me coge el móvil. El problema es que aun no hemos comprado la comida ni la bebida; y necesito que me acompañes a comprar para luego acercarme al campo. ¿Me recoges a las 18:00?, ¡por favor! Perfecto. No tenía nada que hacer. Hasta las seis. Es probable que haya iniciado este relato de una forma que haga despistar al lector. Imagino que agradecerán unas pequeñas explicaciones que los sitúen lo mejor posible. Intentaré hacerlo breve y claro, para poder volver a lo que quiero compartir con todos ustedes cuanto antes: Mi nombre es Víctor y tengo 29 años. Estoy casado…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “Preparador personal 3” (POR JULIAKI)

CAPITULO 3 Al día siguiente, recuerdo que fue un día especialmente caluroso y nos encontrábamos toda la familia metida en nuestra piscina, intentando refrescarnos, tras la comida. Mientras mis hijos y mi marido jugaban en el agua con una pelota, yo prefería quedarme relajada en una esquina, con el agua a la altura de mi pecho, los ojos cerrados y rememorando el día anterior junto a mi guapo preparador, volviendo a tener en mente su cuerpo y aquellos roces aparentemente inocentes que acabaron en toqueteo más que descarado sobre mi culo. En eso estaba con mis ojos cerrados, cuando oí que todos saludaban a Martín que acababa de presentarse en el jardín. Nada más verle mis pezones se volvieron a poner duros y temí por un momento que pudieran notarse bajo la tela de mi bikini. Nunca me había dado ese chispazo tan rápido con ningún hombre nada más verle.…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Reencarnacion 8” (POR SAULILLO77)

Reencarnación 8 Al despertarme con el sonido de la alarma, aunque he dormido bastante mal pensando en mil cosas a la vez, me levanto con energía. Miro el móvil, donde veo varios mensajes. Algunos de mi hijo, que sigue con su viaje por Londres, junto a su asquerosa novia y la aún más asquerosa Celia. Por lo visto va todo bien, y se lo está pasando genial. Me alegro por él, y porque desde que se marcharon mi casa es un remanso de paz. Luego leo algún otro de David, dándome las gracias por la noche anterior, una gran velada y que espera que podamos profundizar en nuestra relación más adelante. Le contesto amable pero sin florituras, no se da por vencido pese a que anoche tuvo su oportunidad, y le cerré la puerta de golpe. Por último uno de Javier, me resisto a abrirlo, aún estoy molesta con él…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “Preparador personal 2” (POR JULIAKI)

CAPITULO 2 Después de la conversación con Darío no podía quitarme de la cabeza ese número 23, en referencia al presunto tamaño de su miembro. Por más vueltas que le daba, pensaba que aquello no podía ser cierto, que era muy exagerado y me resultaba prácticamente imposible creerme que hubiera algo de semejante tamaño. Ya dije que no soy una experta, pero de soltera tuve la oportunidad de ver unas cuantas vergas y nunca nada que llegase ni tan siquiera a 20 centímetros, de eso estaba completamente segura. Si aquello era cierto, se trataba de algo monstruoso, no me extrañaba el miedo de aquella chica y su compañera cuando lo comentaron en el vestuario. Aquella noche me costó conciliar el sueño. Tenía a mi marido al lado y recordaba nuestros momentos más tórridos, aquellos que no se producían muy a menudo en los últimos años, pero que me transportaban a…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Reencarnacion 7” (POR SAULILLO77)

Reencarnación 7 Tomo conciencia a primera hora, me pongo un vestido largo tras ducharme y saco a Thor, me temo que por última vez. Me gusta tenerle en casa, y que me obligue a salir y divertirme con él, así como su desparpajo para subirse al sofá conmigo, o meterse en mi cama. Tal vez son cosas que aprecio en un hombre, confianza en sí mismo. Ojalá la tenga su dueño conmigo durante estas semanas, estoy ansiosa por que llegue esta tarde. Al regresar dejo al perro con comida y agua, y me cambio para ir a la oficina. Meto la pata con un par de citas durante el trabajo, tengo la cabeza en otro sitio, en concreto en un autobús Zamora - Madrid que llega en unas horas, pero David me las perdona como si nada ya que mañana me necesita en una reunión lo más guapa posible. Me…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “Preparador personal 1” (POR JULIAKI)

CAPITULO 1 Siempre me he considerado una mujer afortunada a todos los niveles, pero a veces las cosas no son como una cree o como deberían ser y cuando parece que lo tienes todo y no te hace falta nada más, descubres que no es así exactamente, pero bueno, para no liar la cosa relataré la historia desde el principio y voy poniendo en antecedentes para que se comprenda mejor: Mi nombre es Adriana, aunque todos me conocen por Adri. Soy argentina, de nacimiento pero vivo en España desde hace más de quince años. Actualmente tengo 45 y estoy felizmente casada, bueno, puntualizo: estoy casada y soy feliz. Estoy muy orgullosa de mi familia, con dos hijos preciosos: El mayor, Darío, de 20 años, está cursando segundo de historia del arte en la universidad. Mi hija pequeña, Martita, de diez, es mi chiquitina y reconozco que me desvivo por ella,…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Reencarnacion 6” (POR SAULILLO77)

Reencarnación 6 Durante los siguientes dos meses mi vida es un desastre, pero un desastre que no conocía, y por lo cual, me siento todavía más insegura en él. Javier ya es oficialmente el novio de Celia, y son la maldita pareja perfecta. Veo fotos, comentarios en redes sociales y de vez en cuando viene a comer a mi casa para no dejar de hablar de lo bien que les va todo. Me dan asco. Mi relación con él es pura fachada de mi parte, sonrío, le escucho y le felicito, pero estoy que echo chispas por dentro. No lo nota nadie y me parece que es que nadie le importa mi estado emocional. Lloro casi todas las noches, y sobre todo los días en que, de forma estúpida, sigo acudiendo cada vez que me llama para sacar a Thor, y darles un respiro para acostarse juntos. La semana pasada…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Reencarnacion 5” (POR SAULILLO77)

Reencarnación 5 Una nueva semana comienza, me levanto y me ducho, parezco llena de energía, he descansado mucho y me he divertido aún más, así que me pongo mi traje más elegante, y voy a trabajar tras desayunar. Todos, incluido mi jefe David, me dicen que se me ve genial en la oficina, lo achaco a que un boy me ha quitado las penas como se deben de quitar. Regreso a casa tarareando el canal de rock que siempre llevo guardado en la memoria de la radio, y que nunca ponía ya que mi hijo lo detesta. Desde que o le levo y le traigo de la universidad, me siento más liberada, esa es la realidad. Llego a casa y me cambio, sigo con camisetas viejas por el chupetón en mi cuello del tal Jimmy, que parece que no desaparecerá nunca. Hago la comida y recuerdo hacer un poco más…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “Reencarnacion 4” (POR SAULILLO77)

Reencarnación 4 Suena el despertador, me sale un bramido de desasosiego enorme. Lo único que le daba una nota de color a mis días era Javier, y estoy segura de que no le voy a ver pronto. Han pasado dos semanas desde que hablé con él, y en parte estoy aliviada, no debí jugar con sus sentimientos, y ahora el chico lo estará pasando fatal. Tal vez me haga ilusiones, puede que no estuviera perdidamente enamorado de mí, como quizá me gusta pensar, y sólo jugara, como hacía yo. Llegados a este punto, me da igual, es un problema menos en mi triste vida. El inconveniente es que, pese a que he logrado parar los pies a tiempo, me gustaba mucho ser algo traviesa con él, y en el fondo, lo echo de menos. En este tiempo, mi vida ha regresado a su triste y aburrida rutina. Me ducho y…
Sigue leyendo
maduras

Relato erótico: “Reencarnacion 3” (POR SAULILLO77)

Me levanto el lunes renacida. Me siento plena y llena de vida, lo noto, no es algo que me pase a menudo. Me doy una ducha larga, y me visto para ir a trabajar, me pongo un traje de falda de tubo, muy formal, la diferencia es que rescato varios tangas del fondo del armario, y me pongo uno de ellos. Llevo al fantasma de Carlos a la universidad, hoy aprenderá poco, va con gafas de sol y la resaca aún le dura, aparte de que será duro, con todos comentando su borrachera del sábado. “Espero que así aprendas”, le digo, pero no me dirige la palabra, seguro que le duele hasta al hablar. Al dejarle, voy a mi trabajo, y nada más entrar me espera unas cuantas horas de tarea atrasada de mi compañera. Normalmente lo haría sin rechistar, pero hoy le dedico un minuto de reproches para que…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies