Archives for interracial

filial

Relato erótico: “¡Un cura me obliga a casarme con dos hermanas!”(POR GOLFO)

  El favor Después de tres años trabajando para una ONG en lo más profundo de la India, había decidido volver a España. Recuerdo la ilusión con la que llegué a ese remoto lugar. Recién salido de la universidad y con mi futuro asegurado gracias a la herencia de mis padres, me pareció lo mejor unirme a Manos Unidas contra el hambre e irme como médico a Matin, una ciudad casi cerrada a los extranjeros en el distrito de Korba. Pasado el plazo en el que me había comprometido, solo me quedaba una semana en ese país cuando el padre Juan, un capuchino misionero, vino a verme al hospital donde trabajaba. Conocía la labor de este cura entre los Dalits, conocidos en Occidente como los Intocables por ser la casta más baja entre los hindúes. Durante veinte años, este hombre se había volcado en el intento de hacer más llevadera…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “La tara de mi familia 5 / La espada del dios” (POR GOLFO)

      Capitulo 6: la espada del Dios.   No me esperaba que reaccionaran como lo habían hecho. Tanto Carmen como Lili, al saberse poseídas, se sintieron humilladas. Por mucho que Xiu les tratara de explicar que no había sido nuestra intención y que si había ocurrido era debido a nuestra inexperiencia, no quisieron aceptar sus excusas. Estuve oyendo gritos, lloros e insultos durante más de una hora, hasta que cansado decidí intervenir. -Ya está bien-, dije nada mas abrir la puerta,- Xiu se ha tratado de disculpar, no fue nuestra intención el apoderarnos de vuestros cuerpos. Somos diferentes, y como no hay ningún manual que nos enseñe a ser titanes, podemos equivocarnos- -¿Equivocaros?-, me respondió Carmen con una mezcla de desprecio y de aprensión,-Nos habéis usado, manipulado-. Tenía razón en todo, pero no tomaba en cuenta que no fue algo premeditado. Leí en su mente, el profundo temor…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “La tara de mi familia 4 (la lucha por el dominio)” (POR GOLFO)

Estaba agotado, pero la cercanía de tres mujeres me puso a mil nada mas despertarme. Me levanté al baño, con ganas de liberar mi vejiga, pero también tratando de calmarme. Al volver me quedé extasiado al observar las tres mujeres que desde la noche anterior eran mis esposas. Eran tres hembras de bandera, las tres diferentes, pero no se le podía negar a ninguna de ellas que era bella. Xiu, la mas madura, era con creces la que prefería y no solo por la perfección de su cuerpo sino por la poderosa personalidad que me había mostrado en las pocas horas que la conocía. No me cabía en la cabeza que tal monumento se hubiese conformado con un matrimonio arreglado. Con ese pecho, esa cintura de avispa y esas piernas, cualquier hombre hubiese caído a sus pies, si ella hubiese querido, pero obedeciendo a la tradición de su pueblo, me…
Sigue leyendo
control mental

Relato erótico: “La tara de mi familia 3 (totalmente emancipado)” (POR GOLFO)

Capitulo cuatro- Emancipado totalmente. Durante todo el viaje, no dejaba de pensar en mi poder. Como me había dicho mi padre, hacer uso de él, tenía graves consecuencias. En mi caso, la ligereza con que lo había usado, provocó la muerte de una buena mujer. Echaba de menos a Isabel. Su alegría por la vida, la desfachatez con la que me trataba y sus enseñanzas no volverán. Nada que hiciera, la devolvería a mi lado. No me importaba en absoluto el haberme cargado a Manuel y a Pedro. Se lo merecían. Pero a mi lado estaba Carmen, el otro efecto colateral de lo sucedido. La pobre había sufrido en sus propias carnes por mi culpa. Sus padres la habían repudiado, echado de su casa y lanzado a la calle, sin mas motivo que ser la amante de un brujo. “Amante de un Brujo”, pensé. Hubiese tenido gracia el tema, si…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 2” (POR GOLFO)

Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 2 Antes de salir de casa, ya me había acostado con la preciosa secretaria de mi prima. La rapidez con la que esa oriental se había echado entre mis brazos me dejó claro que no era casual y que esa ligereza escondía otras intenciones. «No he sido nunca un ligón», me repetí continuamente para no creer que esa mujer se había sentido afectada por mi atractivo. Tenía claro que Teresa se había abierto de piernas y que ello solo se podía deber a dos motivos: El primero, mi prima se lo había ordenado y el segundo, un tanto más retorcido pero no por ello menos plausible, era que sabiendo que había heredado viera en mí a un pardillo al que desplumar. «Si es esa la razón, va jodida», pensé reconociendo que quien realmente me ponía cachondo era Ana, mi embarazada prima.…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos” (POR GOLFO)

Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos. Como a muchos hombres de mi generación, el estrés continuado durante años producto del trabajo me había llevado a una inapetencia sexual. Aunque sea duro reconocerlo, no me considero un bicho raro al confesaros que, con cuarenta y dos años, las mujeres habían pasado a segundo plano en mi vida. Sin ser un eunuco, ya no eran mi prioridad y prefería una buena comilona con un grupo de amigos tras un partido de futbol a un revolcón con la putita de turno. Siendo heterosexual convencido y probado, era consciente de la belleza de determinadas mujeres que revoloteaban a mi alrededor pero me consideraba inmune a sus encantos. Simplemente no me apetecía perder mi tiempo en la caza y captura de una de ellas. Lo más curioso de asunto es que todo lo que os he contado antes cambió con la persona…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 9 Y FINAL” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 12 Confieso que al salir del banquete estaba nervioso porque no tenía ni idea de cómo debía comportarme con la hija del general. Si me acordaba de su padre y de lo que había hecho a mi hermano, lo que me pedía el cuerpo era poseerla en plan salvaje haciendo palpable mi desprecio pero si me ponía en su lugar, ella no era cómplice sino víctima de la ambición desmedida de su progenitor. «Ya veré cómo es y dependiendo de ello, actuaré», concluí mientras descubría que tanto Loung como Kanya seguían sentadas en su sitio sin hacer ningún intento por seguirme, «¡qué extraño! Debe ser cuestión de protocolo». Al llegar a mi habitación, me despojé de esas ropas y haciendo tiempo me puse el pantalón de pijama. Unos cinco minutos después, escuché que tocaban. -Está abierto- respondí. Mi desconcierto fue total cuando las dos mujeres entraron acompañadas por el…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 8” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 11 La llegada a la capital de Samoya fue en olor de multitudes. Como única aspirante al trono, el pueblo se lanzó a las calles reconociéndola como su reina y el gobierno no pudo más que aceptarlo como un hecho consumado, organizando su entrada triunfal al país como si de la coronación se tratase. Obviando su antigua enemistad, el general Kim nos recibió en las escaleras del avión y dando muestra de una hipocresía sin igual, se arrodilló al ver que Sovann salía por la puerta. -Lo difícil que le debe resultar a ese malnacido postrarse ante mí - susurró en mi oído mi cuñada mientras bajábamos. Una vez en suelo samoyano, Sovann alargó su mano para que el militar se la besara y a este le quedó más remedio que demostrar su lealtad haciendo una genuflexión y acercándosela a los labios mientras le decía: -Mi reina. -Presidente Kim.…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 6” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 9 Al día siguiente unas risas provenientes del baño me despertaron y todavía medio dormido, me levanté a comprobar que era lo que pasaba. Me espabilé de golpe al cruzar la puerta ya que no me esperaba encontrarme a Sovann sentada en el váter y con su pubis lleno de espuma mientras su secretaria cuchilla en mano se lo afeitaba. -¿Y esto?- pregunté riendo al contemplar la escena. Con una sonrisa de oreja a oreja, Loun contestó: -A la princesa le encantó mi coñito sin pelo y me pidió que la ayudara porque quería llevarlo igual. Reconozco que sus palabras azuzaron mi lado más lascivo y tomando asiento a su lado, me quedé observando la forma con la que la maquinilla iba talando el escueto bosque que hasta entonces decoraba el sexo de la viuda de mi hermano. Mi interés no le pasó desapercibido y sin darse apenas cuenta,…
Sigue leyendo
interracial

Relato erótico “De tal palo tal astilla” (POR XELLA)

Llevaba dos semanas esperando el día de hoy. Su hija iba a comenzar la universidad y se había ido dos semanas a otra provincia para hacer un curso de preparación. Hoy regresaba. Estaba deseando verla, se sentía muy sola. Desde que su marido había muerto hace unos años se habían quedado solas y se habían apoyado la una a la otra. Ésta era la primera vez en mucho tiempo que Estela se quedaba sola, y no le gustaba estar sola. Cogió el coche y fue a recoger a su hija a la estación de autobuses. Cuando la vió se sintió aliviada, por fin estarían otra vez las dos en casa. - ¡Cariño! ¡Por fin has llegado! ¡Que ganas tenía de verte!. - Saludo a su hija. - ¡Hola mamá! ¡Estaba deseando verte! Te he echado de menos. - Contestó Miriam, su hija. - ¿Qué tal lo has pasado? ¿Has conocido…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 5” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 8 Sovann llegó poco antes de cenar. Como no tenía nada que hacer se dedicó a comprar media calle Serrano y así darme tiempo a que pudiera ejecutar nuestro plan. Al llegar a casa y ser yo quien le abría la puerta, creyó que había fallado y poniendo un puchero, me preguntó cómo había ido. ―Siento decirte que ya no tienes secretaria. Recibió la noticia con pesar y dándome las cinco bolsas que traía, me pidió que le contase lo que había pasado. Decidido a putearla, la llevé hasta el salón y mientras le servía una copa, ella no dejó de interrogarme. Cada vez más nerviosa, se puso a recriminarme que seguramente me había excedido y profundamente preocupada, me explicó que esa niña era hija de uno de los hombres más importantes de su país. Interiormente muerto de risa, dejé que se explayara y cuando hubo soltado todo lo…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 4” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 7 Sabiendo que debía dar tiempo para que su indignación se convirtiera en odio, me fui al salón y me serví una copa. Planeando mis siguientes pasos, mi única pregunta era si tendría que forzarla o por el contrario, como fruta madura esa chavala caería en mis brazos. Fue la propia Loung, la que despejó mis dudas entrando en tromba en la habitación: ―¿La princesa?― preguntó nada mas verme. ―Se ha ido― respondí sin mirarla y cogiendo un libro de la estantería. La secretaria creyó que era el momento de pedirme cuentas y enfrentándose a mí, dijo: ―Es usted un degenerado― tras lo cual me lanzó una bofetada. Bofetada que no llegó a su destino porque previéndola, le agarré sus brazos inmovilizándola. ―¡Suélteme!, ¡Maldito!― protestó intentando zafarse de mi abrazo. Reteniéndola con dureza, la fui acercando a mi cuerpo y cuando ya la tenía pegada a mí, le agarré…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 3” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 5 No habían dado las ocho de la mañana, cuando escuché que se abría mi puerta y todavía somnoliento, observé a mi cuñada entrando con una bandeja con mi desayuno en mi cuarto. Haciéndome el dormido, cerré mis ojos creyendo que al verme roncando esa arpía volvería por donde había llegado, ya que, no me apetecía hablar con ella. Lo que no me esperaba fue que dejando la bandeja sobre la mesa, esa puta acercara una silla a la cama y se sentara en ella. ―¡Cómo te pareces a tu hermano!― susurró sin querer, tras lo cual, la oí suspirar. Entreabriendo los ojos, descubrí que esa mujer, al suponer que seguía durmiendo, se había empezado a acariciar. Vestida con un camisón que se transparentaba todo, observé que bajo la tela sus pezones se habían puesto duros con mirarme y a su dueña con las rodillas separadas mientras su mano…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 2” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 3 A la mañana siguiente, Loung me despertó con un beso. Creyendo que quería reanudar lo ocurrido, la abracé pero ella rehuyendo mis caricias y con lágrimas en los ojos, me informó: ―Don Manuel, nunca se repetirá. He cometido un error porque ahora me va a ser más difícil cumplir con mi deber porque cada vez que le mire, querré ser suya y sabré que es imposible. ―No te entiendo― respondí enojado― creí que habías disfrutado. ―Y disfruté pero a partir de hoy, habrá otra mujer en su casa― dijo mientras huía llorando de la habitación. En ese instante, no la comprendí y creyendo que una vez en Madrid tendría oportunidad de repetir cuando esa joven estuviera lejos de Samoya, decidí no perseguirla por el hotel. Al bajar al hall. Loung se había puesto la careta de burócrata y con gesto serio, me saludó. ―Su automóvil está listo para…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies