autor-central

Archives for interracial

interracial

Relato erótico: ” Hércules. Capítulo 7. De Compras.” (POR ALEX BLAME)

Capítulo 7: De compras. Los días fueron pasando rápidamente y el color de los moratones también. La joven fue recuperándose poco a poco y menos de una semana después ya parecía totalmente recuperada. Incluso había recuperado algunos kilos extra que hacían sus curvas aun más atractivas. Hércules se las había arreglado para cuidar de la joven, ir a clase y no perderse demasiados entrenamientos El piso de Hércules era el antiguo piso de estudiante de su abuelo, así que no tenía que compartirlo con nadie y no tuvo necesidad de dar explicaciones. Cuando llegaba, la joven le estaba esperando con un aire entre ansioso y agradecido. Hacia la cena con lo que encontraba en casa o lo que había comprado él y cenaban los dos en la cocina, sin interrupciones, disfrutando de la presencia del otro. Con el paso de los días Hércules había pasado de sentir lástima por la…
Continue Reading
erotismo

Relato erótico: “Hércules. Capítulo 6. Akanke.” (POR ALEX BLAME)

Capitulo 6: Akanke Unos latidos débiles y apresurados le dieron un hilo de esperanza. Apartando el pelo negro de la cara magullada de la joven, sujetó su nuca, le abrió la boca y pegó sus labios a los de ella para insuflarle aire. Una, dos, tres veces, comprobando a cada instante que el corazón seguía latiendo. Finalmente la joven reaccionó. Hércules la puso de lado, dejando que vomitara el agua que había tragado hasta que sus pulmones solo contuvieron aire. La desconocida soltó un gemido ronco y trató de abrir el ojo que no tenía totalmente cerrado por la hinchazón. —¿Cómo te encuentras? —dijo Hércules cogiendo el móvil para llamar al 112. —No, por favor. —susurro la joven con un fuerte acento subsahariano— No llame a Me matará Hércules iba a preguntarle de que demonios hablaba, pero la joven se había vuelto a desmayar. Se quedó allí mirándola con cara…
Continue Reading
interracial

Relato erótico: “Body painting – Sudáfrica 2010” (POR DOCTORBP)

El viaje había sido largo y, por lo tanto, los 4 amigos que habían viajado desde España estaban bastante cansados. Acababan de llegar a Sudáfrica, lugar en el que se disputaba la copa del mundo de naciones de fútbol. España jugaba 2 días después con lo que tendrían tiempo para descansar primero, visitar la mayor ciudad portuaria del país al día siguiente y, por último, asistir al partido para volver un día después. Andrés era un auténtico apasionado del fútbol y de la selección. Su sueño había sido siempre asistir a un gran evento como el que acontecía y su anhelo por fin se vería cumplido. Por su parte, Karen no era ninguna fanática del fútbol, si bien es cierto que le gustaba que el equipo que representaba a su país ganara, no lo sentía como para ir a un lugar tan alejado. Sin embargo, era el hecho del viaje…
Continue Reading
interracial

Relato erótico:”Cómo seducir a una top model en 5 pasos (28)” (POR JANIS)

Si alguien quiere comentar, criticar, o cualquier otra cosa, puede hacerlo en mi nuevo correo: Gracias a todos. Janis. UNA MODELO BIEN NEGRA. Cristo abrió un ojo. A través de los grandes ventanales del loft entraba la grisácea luz del exterior. Se preguntó qué hora sería. Con un gruñido, estiró la mano hasta alcanzar el móvil, dispuesto sobre la cajonera que le hacía de mesita de noche. Trasegó saliva varias veces, sintiendo su garganta reseca. ― ¡Coño! ¡Las cinco de la tarde! ¡Tas pasao, Cristo! – exclamó para sí mismo. Se sentó en el borde de la cama, apoyando sus pies sobre la madera del piso. Con una mirada aún somnolienta contempló los calzoncillos rojos con la leyenda escrita en uno de los bordes: “Feliz Navidad”. Menos mal que los recuperé anoche, se dijo; eran un regalo de Calenda. ¡Mierda! ¡ANOCHE! Los recuerdos de la orgía llegaron con fuerza, asaltando…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Rosas de color sangre” (POR VIERI32)

   ¿Me quito el anillo?, frené el coche, si seguía avanzando chocaría contra un maldito poste por lo desconcentrada que estaba, ¿y quién me socorrería en medio de la noche citadina?, como mucho una prostituta me vería desgraciada en el suelo y aprovecharía para robarme como las carroñeras que son. Volví a fijarme en mi anillo, mirándolo mientras reposaba ambas manos en el volante, quitármelo sería librarme de una carga enorme, sería el primer paso para terminar con todo aquello que representaba mi patética vida. Amagué retirarlo pero lo pensé mejor, tal vez dentro de mí había algo de esperanzas de que todo pudiera arreglarse, esperanzas para encontrar alguna señal que me dijera que aún había motivos para vivir pese a que de momentos prefería mil veces la muerte que vivir una vida aburrida y sin no, no era vida la mía, sería capaz de arrancarme mi piel sólo para…
Continue Reading
interracial

Relato erótico: “Mi primer tatuaje” (POR ROCIO)

Eran cerca de las cuatro de la tarde cuando entré en la tienda de tatuados “Ribbon”, del barrio de Unión de Montevideo. Para esa ocasión salí de casa con ropa muy cortita: una remera ajustada de color rojo, una faldita blanca y sandalias. Por orden del jefe de mi papá, tuve que salir sin braguitas ni sujetadores. La faldita era tan corta que tenía que acomodármela todo el rato para que no revelara tanta carne durante mi caminar, la gente en la calle no disimulaba la mirada y para colmo la remera era tan ceñida que hacía que mis pezones se percibieran ligeramente. Y mis tetas, que son grandes, saltaban notoriamente a cada paso que daba. Básicamente me sentía la más puta de todo Uruguay con tanto cabrón mirándome y piropeándome.   Las tiendas de tatuajes que había visitado durante toda la tarde eran terribles, parecían lugares clandestinos, con música…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 2” (POR GOLFO)

Para los que no estén al tanto de mi vida, me permito presentarme. Soy Manuel Cifuentes, un empresario español que un día al morir mi hermano, descubrió que su cuñada era una princesa oriental y al que los azares del destino, le jugaron una mala jugada. Debido a las leyes monárquicas samoyanas, si mi cuñada quería reinar, debía de casarse conmigo. Cuando me enteré, me enfadé pero de alguna forma esa preciosa mujer de diminuta estatura pero gran inteligencia consiguió involucrarme en esa locura y ahora estaba comprometido con ella. Si ya eso es suficientemente extraño, más aún es que habiéndonos convertido en amantes, vivamos en la misma casa con su secretaria, Loung, una joven de su país. Antes de saber que en Samoya, se regían por el Levirato y que a toda mujer viuda y sin hijos se le exigía contraer matrimonio con el hermano de su marido, me…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta” (POR GOLFO)

  Antes de contaros como terminé entre las piernas de mi cuñada, debo empezar por cómo llegó a mi vida esa mujer: Nací en una familia de clase media madrileña, normal y corriente, de esas que, aunque vivían bien, al llegar a fin de mes sufrían estrecheces. Nada importante pero mis padres no pudieron darnos ningún lujo ni a mí ni a mi hermano.   Todo el dinero sobrante lo dedicaron a nuestra educación, de forma que cuando murieron no dejaron dinero pero si nos legaron una formación de primer nivel. Yo era el hermano mayor porque nací quince minutos antes que Alberto y aunque no éramos gemelos sino mellizos, nuestro parecido era notable. Ambos fuimos buenos estudiantes y acabamos con nota dos carreras pero ahí terminan nuestras semejanzas, ya que por azares de la vida tomamos caminos muy diferentes. Mientras yo me enfrascaba en conseguir una futuro profesional que me…
Continue Reading
control mental

Relato erótico: “Prostituto 14 Mi novia me traiciona con un abuelo” (POR GOLFO)

Estoy cabreado, jodido y hundido. Mi novia me ha dejado por un tipo de setenta años y no he podido hacer nada por evitarlo. No tiene puta madre, hacíamos una pareja perfecta pero el destino y mi profesión han querido separarnos. Nunca pensé que mi mulata me traicionaría de ese modo. Siempre creí que el hecho de ser una pareja enamorada era suficiente para ser felices y continuar juntos, pero no fue así. Tara, mi princesa, me abandonó por un anciano. Os preguntareis cómo es posible que esa preciosidad haya preferido las caricias de un vejestorio a la pasión que, con mis veinticuatro años, yo le ofrecía. Sé que yo tengo gran parte de la culpa y que si hubiera cedido a sus ruegos, todavía seguiría conmigo pero aun así duele. Nuestra idílica relación empezó a entrar en barrena, el día que la convencí de quitarse el collar de esclava.…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Prostituto 13 La mulata se entrega a mí por placer” (POR GOLFO)

Tara: Para los que no hayan seguido mis andanzas, me llamo Alonso y soy prostituto de élite en Nueva York. Vender mi cuerpo no me avergüenza porque considero que además de ser un trabajo como otro cualquiera, está estupendamente remunerado. Pero en esta ocasión no voy a narrar mi historia sino la de Tara, un maravilloso ejemplar de mulata que la casualidad hizo que cayera en mis brazos. Como expliqué en un relato anterior, al vengarme de un par de gemelas, recibí a esa preciosidad como parte del pago. Nunca llegaré a agradecer al árabe que se quedó con las dos hermanas el favor que me hizo al entregarme a esta mujer. No solo era todo un monumento a la belleza femenina sino que tal y como os contaré, resultó ser un filón que aproveché. Considero primordial describiros a Tara, sabiendo de antemano que por mucho que me explaye será…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Prostituto 8 Yuko una japonesa insaciable me folla” (POR GOLFO)

Mi trabajo como prostituto de lujo me ha dado la oportunidad de conocer a muchos tipos de mujeres, desde la típica remilgada que se conformaba con un polvo a las más ardientes de las hembras. Dentro de este último tipo tengo que hacer especial mención a Yuko, una japonesa insaciable. La conocí a raíz de una convención de Lancôme que tuvo lugar en Nueva York. Todavía recuerdo como me contrató:     Debido a que en Estados Unidos esa semana se celebraba la fiesta de “acción de gracias”, mi clientela  había estado extrañamente desaparecida y por eso llevaba cinco días sin tirarme a nadie. Os tengo que reconocer que tal abstinencia me tenía muy preocupado. Me había acostumbrado a un tren de vida que me exigía ingresos constantes  y tanto tiempo sin recibir dinero era algo que no me podía permitir. Por eso, esa tarde llamé a Johana preguntándole si…
Continue Reading
dominación

Relato erotico: “Prostituto por error 4: Ann y su criada negra parte 2” (POR GOLFO)

Relato continuación de Ann y su criada negra parte 1.   El saber que tanto Sandy, la mulata vestida de criada, como yo, no éramos más que una pareja de alquiler en manos de esa ricachona, me divirtió y sabiendo que no tardaría en enterarme del modo que Ann tenía pensado en usarnos, me relajé tumbándome en la cama. Mi clienta se había levantado mientras tanto y poniéndose al lado de la morena, la besó de un modo tan posesivo que me dejó perplejo. Nunca había visto a una mujer actuar así. Asiendo la cabeza de su víctima, la llevó hasta las suya y sin importarle lo más mínimo los sentimientos de la cría, mordió sus labios mientras con las manos le daba un azote en el trasero. La sonora nalgada resonó en la habitación, lo que me hizo comprender que bajo el uniforme esa muchacha no llevaba ropa interior.…
Continue Reading
anal

Relato erótico: “Prostituto por error 4: Ann y su criada negra part 1” (POR GOLFO)

Aunque parezca imposible, después de toda una noche follando, a esa mujer le quedaban ganas de seguir cuando se levantó a la siete de la mañana. Estaba completamente dormido cuando sentí que a mi lado, Ann se había despertado y que pegándose a mí, quería reactivar mi maltrecho pene. Ni siquiera había abierto los ojos, cuando la humedad de su boca fue absorbiendo mi extensión todavía morcillona. Asaltando mi feudo a traición, la rubia se puso a lamer los bordes de mi glande mientras sus manos acariciaban mis testículos.  Poco a poco, mi pene fue saliendo de su letargo y gracias a sus mimos, en pocos segundos adquirió una considerable dureza. Como había tenido ración suficiente de sexo, decidí hacerme el dormido. Mi supuesta vigilia no fue óbice para que poniéndose a horcajadas sobre mí, esa mujer se fuera empalando lentamente sin hacer ruido. La parsimonia con la que usando…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “¡Un cura me obliga a casarme con dos hermanas!”(POR GOLFO)

  El favor Después de tres años trabajando para una ONG en lo más profundo de la India, había decidido volver a España. Recuerdo la ilusión con la que llegué a ese remoto lugar. Recién salido de la universidad y con mi futuro asegurado gracias a la herencia de mis padres, me pareció lo mejor unirme a Manos Unidas contra el hambre e irme como médico a Matin, una ciudad casi cerrada a los extranjeros en el distrito de Korba. Pasado el plazo en el que me había comprometido, solo me quedaba una semana en ese país cuando el padre Juan, un capuchino misionero, vino a verme al hospital donde trabajaba. Conocía la labor de este cura entre los Dalits, conocidos en Occidente como los Intocables por ser la casta más baja entre los hindúes. Durante veinte años, este hombre se había volcado en el intento de hacer más llevadera…
Continue Reading
autor-central

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES