Archives for hetero

hetero

Relato erótico: “Emputeciendo a una jovencita (7)” (POR LUCKM)

Laura - Por favor, no puedo mas!. Laura - Creo que seis amo! Eva aparto su cara del coño de Laura. Eva - Yo diría que siete amo, esta zorra esta soltando líquidos como una fuente. Yo - Jajaja, veamos cuantas veces es capaz de correrse, sigue putita. Eva hacia una hora que le comía el coño a Laura a indicación mía. Esa semana las había tenido a las dos sin sexo, las quería salidas el primer día de clase. Al llegar les dije: Yo - Bien zorritas, hoy no os voy a follar. Las dos me miraron desesperadas. Eva - Por favor amo, cumplimos sus ordenes toda la semana, estoy desesperada, mi coño se pone a chorrear solo con ver un tío por la calle. Laura - Yo tengo los pezones como piedras desde el martes, hasta tuve que ponerme unos clinex para que no se lo entiendo, creí…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Una nena indefensa fue mi perdición” (POR GOLFO)

. Reconozco que siempre he sido un cabrón y que a través de los años he aprovechado cualquier oportunidad para echar un polvo, sin importarme los sentimientos de la otra persona. Me he tirado casadas, divorciadas, solteras, altas, bajas, flacas y gordas, en cuanto se me han puesto a tiro. Me traía sin cuidado las armas a usar para llevármelas a la cama. Buscando mi satisfacción personal, he desempeñado diferentes papeles para conseguirlo. Desde el tímido inexperto al más osado conquistador. Todo valía para aliviar mi calentura. Por ello cuando una mañana me enteré de la difícil situación en que había quedado una criatura, decidí aprovecharme y eso fue mi perdición. Recuerdo como si fuera ayer, como supe de sus problemas. Estaba entre los brazos de María, una asistente social con la que compartía algo más que arrumacos, cuando recibió una llamada de una cliente. Como el cerdo que soy,…
Sigue leyendo
hetero

Relato erotico: “Novio en estado de coma (1)” (POR MARTINA LEMMI)

 Me siento como en el fondo de un inmenso foso… La luz no llega salvo ligeros destellos que, por lo que parece, mis párpados no logran detener… ¿Por qué no consigo abrir los ojos?  Mis sentidos van volviendo a mí poco a poco pero mis movimientos continúan ausentes, como si mi cuerpo no respondiera a mi cerebro o bien mis músculos estuvieran absolutamente embotados…  Mis oídos captan el mundo a mi alrededor pero las frases llegan cortadas… como si estuviera tratando de establecer una comunicación a larga distancia que cada tanto se interrumpe…         “…haciendo lo posible…............ las posibilidades están pero son remotas……………..sólo queda esperar…………en la mayoría de los pacientes no……………”           ¿Quién está hablando?  Desconozco esa voz… ¿De qué habla exactamente?  ¿En dónde estoy?  Necesito moverme… necesito ordenarle a mi cuerpo que se mueva… pero por más que lo intento sigo ahí, como presa de la inercia de un…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Juventud en éxtasis: Navidad con Lorena” (POR BUENBATO)

Juventud en éxtasis: Navidad con Lorena Eran las ocho y media de la noche cuando Lorena terminó la última documentación del último envío del día. Era la noche de Navidad, pero ella no estaba preocupada; a fin de cuentas, llevaba poco menos de cuatro meses en aquella ciudad, trabajando como becaria asistente de logística. Normalmente el lugar estaba lleno de oficinistas, pero ahora sólo el área de logística funcionaba. El resto de los empleados habían salido desde las tres de la tarde, y sólo ella y Uriel, su jefe, seguían ahí. Los mensajeros habían llegado hacia una media hora, sólo para entregar las motocicletas. Ella debía preparar aún los envíos programados para el día de mañana. Había sido un día pesado, y estaba comenzando a hartarse. A Lorena, sin embargo, le preocupaba el alcanzar el último tren urbano. En fechas especiales el último solía salir a las ocho de la…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Ratón de biblioteca” (POR ALEX BLAME)

RATON DE BIBLIOTECA Llego cinco minutos antes de que cierre la biblioteca. La gente deja las salas vacías mientras yo entro. La bibliotecaria me mira severa desde detrás de los cristales de unas austeras gafas de pasta negras y su boca se convierte en una fina línea de disgusto. La ignoro y me voy al fondo de la sección de poesía. Me quedo parado, de pie apoyando una de mis manos sobre una larga mesa de teca mientras observo por la ventana como avanzan las sombras. La noche es poderosa en su Escucho un taconeo que se acerca en pos de mí. La bibliotecaria se acerca por el pasillo enfadada por mi retraso. Su cuerpo es delgado y su cuello largo. Su tez olivácea y su pelo oscuro, recogido en un apretado moño, contrastan vivamente con la blusa blanca y la falda beige claro. -Perdone caballero, -dice ella parándose a…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Descubriendo a Lucía (18 y final)” (POR ALFASCORPII)

18 Lucía despertó de su sueño y me miró con sus preciosos ojos azules con la misma incredulidad con la que yo la miraba a ella. - ¿Qué ha pasado? –preguntó sorprendiéndose al escuchar su voz. - No tengo ni idea –contesté confuso y agobiado-, acabo de despertarme y me he encontrado con esto… - ¡Vaya!. Se acabó esta locura… se acabó la magia… Noté decepción y tristeza en su voz. - Se acabó la magia… -repetí con la misma tristeza. Ambos habíamos asumido el cambio de sexo y de vida hasta el punto de llegar a creer que era lo que habíamos necesitado para ser más felices. En el caso de Lucía porque, antes del accidente que había puesto nuestros mundos del revés, a pesar de ser una mujer de éxito, era completamente infeliz con el muro que se había construido alrededor. Y en mi caso porque, a mis…
Sigue leyendo
hetero

“La guardaespaldas y el millonario” (POR LOUISE RIVERSIDE Y GOLFO) LIBRO PARA DESCARGAR

Sinopsis: Cuando el General Jackson contactó con Sara Moon para que se reincorporara al servicio activo, no sabía como esa misión iba a cambiar la vida de esa ex marine. Acostumbrada a la vida militar,no le gustó el tener que proteger la vida de un playboy pero sabiendo que era el único modo de volver a sentirse una soldado, aceptó como mal menor el convertirse en guardaespaldas de un sujeto que pensaba con y para su bragueta. Tal y como había previsto al conocer a su protegido, saltaron chispas porque no en vano David Carter III representaba todo lo que ella odiaba. La opinión del millonario sobre ella tampoco era mejor porque el disfraz de muñequita oriental no le engañaba y la veía como un espía del Louise Riverside y Golfo se unen para daros a conocer este libro que sin duda os subirá la temperatura. Bájatelo pinchando en el…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “En mi finca de caza (Final)” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 7 Ya de nuevo en la comisaría, me fui a ver a Peláez y sin mayor prolegómeno, le solté que venía de ver a la víctima de Garcés y que la había convencido que cuando hiciera su declaración oficial, remarcara la responsabilidad de ese cabrón liberando de toda culpa a mi cliente pero que había un problema: ―¿Qué problema?― preguntó. ―Quiere un millón para ella y como comprenderás yo también quiero mi tajada. Me esperaba una negativa pero en vez de ello, levantándose de su asiento, contestó: ―Mi benefactor ya había reservado esa cantidad para ella, por lo que no hay problema. Mi acuerdo contigo sigue vigente, ¿verdad? ―Por supuesto― respondí y sacándole además el compromiso que íbamos a desplumar a mi cliente para dárselo a su esposa, sellé con un abrazo nuestro acuerdo. Ya me iba cuando desde su mesa me preguntó cómo sabía quién era la violada…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Thriller” (POR ALEX BLAME)

THRILLER Ramón se dio unos últimos toques a los rizos de su peluca frente al espejo retrovisor y salió a la fresca noche de Hallowen. Mientras se acercaba a la casa de Diana miró hacia el cielo. La luna grande y oronda les observaba agazapada tras las nubes que se desplazaban lentamente arrastradas por un suave viento del sur. —¡Hola Ramón!, Que disfraz más logrado. Date la vuelta y deja que te eche un vistazo. —dijo Diana al abrir la puerta de su casa. Ramón levantó un brazo y dio una torpe pirueta y un gritito mientras se agarraba el paquete. La cazadora de cuero roja con las dos tiras negras dispuestas en v y los pantalones a juego crujieron a pesar de que se veían bastante ajados. —¡Tachan! —exclamó él extendiendo los brazos. —A pesar de que los zapatos negros y los calcetines blancos es lo correcto, sigues dándome…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mi secretaria tiene cara de niña y cuerpo de mujer” (POR GOLFO)

Mi secretaria tiene cara de niña y cuerpo de mujer. Cuando acepté ese nuevo trabajo, sabía que eso representaría un cambio en mi vida pero jamás me imaginé que mi traslado a esa ciudad de provincias pudiera suponer un vuelco tan brutal. Recién divorciado y con cuarenta años, estaba cansado de Madrid y por eso en cuanto me surgió la oportunidad de huir del tráfico de la capital, vi en ello una forma de volver a empezar. Todavía recuerdo mi entrevista con Don Sebastián, el gran mandamás de la empresa, en la cual me ofreció hacerme cargo de la oficina de Oviedo. -Confío en ti para levantar esa sucursal- me dijo el muy cabrón. –Si lo consigues, te ganarás un ascenso dentro de la compañía- me prometió con una sonrisa, obviando que por ese puesto habían pasado tres ejecutivos y ninguno se había quedado. Asumiendo que no iba a ser…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Descubriendo a Lucía (16)” (POR ALFASCORPII)

Aunque llevaba una vida personal rica y variada, infinitamente más rica y variada de lo que había sido la de la Lucía original, el trabajo ocupaba una gran parte de mi tiempo. Sé que podría dar una impresión equivocada, por sólo relatar mis recuerdos más extraños o más gratificantes pero, en realidad, la mayor parte de mi nueva vida la pasaba inmersa en el trabajo, con agotadoras jornadas desde las ocho de la mañana que fácilmente se prolongaban hasta las ocho de la tarde, con apenas una hora para comer y veinte minutos para el café matutino. Me pasaba la mayoría de mañanas de reunión en reunión o enganchada al teléfono, por lo que tenía que emplear las tardes en revisar la ingente cantidad de correos electrónicos diarios, planificar el trabajo y las estrategias a seguir, y preparar las reuniones del día siguiente. Era un auténtico estrés al que ya…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mi tímida e inocente amiga me entregó su culo” (POR GOLFO)

La amiga tímida. Conocía o creía conocer a Paula desde hace quince años. Compañeros de pandilla desde la adolescencia, habíamos mantenido el contacto durante todo ese tiempo y por el aquel entonces la consideraba una de mis mejores amigas, a pesar de su timidez innata. Para que os hagáis una idea, era tan apocada en tema de hombres que, en ese lapso, no la había conocido un novio o pareja. La mitad de los amigos decían que era lesbiana mientras la otra mitad, entre los que me incluyo, la considerábamos asexuada. Físicamente era guapetona pero su carácter la hacía invisible a los ojos de todo el mundo. Yo mismo tengo que reconocer que jamás me había fijado en ella como mujer. Como mucho alguna noche con copas había dudado entre tomarme otra o intentar ligármela, pero siempre había ganado el alcohol. Su manía de llevar ropa holgada y el hecho…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Los veinticuatro minutos de Le Mans” (POR ALEX BLAME)

Los veinticuatro minutos de Le Mans. La Camila corría por el estrecho camino vecinal levantando una nube de polvo, gravilla e insectos muertos. El calor de Junio convertía el cacharro en un horno, pero Julio se negaba a perder cinco caballos de los pocos que le quedaban a la vetusta Peugeot. Cuando llegó a su destino, entregó el último paquete y miró al reloj satisfecho. Había tardado treinta y cinco minutos en llegar a su último destino, una hora más y estaría en casa duchado y preparado para ver la sesión de clasificación. —Hola cariño ¿Qué tal el día? —Bien, bien. La Camila se ha portado y he terminado el reparto temprano. Adiós al trabajo hasta el lunes. —¿Puedes dejar de llamar Camila a ese cacharro? Parece que en vez de ir a trabajar, vas a ir a cepillarte a tu amante. —dijo Mila poniendo Morritos— "Voy a darle un…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: Consolando a mi vecina, madre joven y recién viuda (POR GOLFO)

Nunca creí que el hecho de tener mal genio un día me cambiara por completo mi vida.  Dotado desde joven de mal temperamento, mi pésimo carácter me ha causado más de un problema. Reconozco que me cuando algo me altera me dejo llevar por mi pronto y sin pensar en las consecuencias, me lanzo al cuello de quien me molesta o me perturba. Eso fue lo que me ocurrió ese sábado en la mañana y desde entonces acarreo con sus consecuencias. Habiéndome acostado a las cinco de la mañana con una borrachera de las que hacen época, no debía de llevar dos horas durmiendo la mona cuando empecé a escuchar a un bebé llorar. Si en un principio intenté evitar su llanto hundiendo mi cabeza en la almohada, con el paso de los minutos sin poder dormir me fui encabronando cada vez más. -¡Hagan callar a ese puto crio!- grité…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies