Archives for hetero

hetero

Relato erótico: “El pequeñin 2, la morena” (POR KAISER)

El Pequeñín El regreso a su vida rutinaria fue toda una experiencia, si bien su nueva "herramienta" le cambio la vida y lo lleno de confianza en si mismo por otro lado le da unos problemas. A sus años las palabras mujeres y sexo están de la mano y las hormonas gobiernan, en más de una ocasión sufrió de erecciones en lugares públicos y fue toda una proeza esconderlas. Su miembro presiona bastante fuerte en sus pantalones esto lo hace algo muy incomodo y sumamente notorio, Sebastián debe esforzarse por mantenerlo bajo control. Los viajes en bus también se convirtieron en un suplicio, en una ocasión le punteo el culo a varias mujeres de una vez, la situación fue tal que debió bajarse a ocho calles del colegio y aun así esperar casi diez minutos hasta calmarse, llego atrasado pero era la única manera, ahora prefiere levantarse más temprano e…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Al conocer a mi hija, recuerdo el amor de su madre. (POR GOLFO)

Cuántas veces hemos oído que la vida te da siempre una nueva oportunidad. En mi caso, me la dio cuando menos me la esperaba y de quien menos me lo merecía. Como muchos sabéis, soy mexicano aunque llevo viviendo muchos años en Madrid, no estoy muy orgulloso de mi última época en mi país porque con un matrimonio que se tambaleaba, busqué el consuelo en la juerga. Aprovechando mi situación económica, me hice de una fama de hombre apunto del divorcio para acaparar amiguitas, que convencidas de que tarde o temprano me separaría, hacían cola para estar en una posición privilegiada cuando eso ocurriera. En ese tiempo y todavía hoy la diferencia entre clases sociales es enorme. Mientras la clase obrera estaba y está pésimamente pagada, los ejecutivos cobran como en Europa. El resultado es que por ejemplo en mi caso, yo cobraba lo mismo que treinta de los operarios…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “El pequeñín 1, la poción y la empleada” (POR KAISER)

El Pequeñín   Lo que parece ser una salida familiar aprovechando el fin de semana largo se convierte en un festival de peleas. Sebastián simplemente no soporta a sus hermanos mayores, Oscar y Víctor que no lo dejan en paz. Carolina que es la mayor, trata de mediar en el asunto pero incluso ella le hace algunas burlas, así que la relación entre hermanos es difícil en el mejor de los casos.   A Sebastián le enfurece que lo llamen pequeñín, y en realidad lo es. Es algo bajo en estatura comparado con sus hermanos y algunos compañeros de curso, algo gordito también, sin embargo no le dicen pequeñín por ello, se lo dicen por otra razón, mucho más humillante. Sebastián tiene un severo complejo de inferioridad y un severo problema de auto confianza, la causa, su miembro es chico, bastante chico para alguien de su edad.   Desde que…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Se precisa mujer seria para trabajo poco habitual 2” (POR CARLOS LÓPEZ)

“Se precisa mujer seria y respetable para experiencia poco habitual. 30-50 años. Se garantizan aventuras y discreción.” Este fue el anuncio por el cual Carmen, una decente esposa y madre pero con muchas inquietudes en materia sexual, cae en las manos del Sr Parker, un hombre respetable pero perverso. El juego al que Carmen se presta consiste en que el Sr Parker sería su dueño durante un mes. En ese periodo ella estaría obligada a poner su cuerpo a disposición del hombre para que practicase con ella sus deseos y fantasías. La segunda parte del acuerdo consiste en que ambos se comprometen a que el juego no afecte a sus vidas personales ni profesionales. Es algo clandestino y Carmen toma el nombre falso de Lorena. Ella nunca habría pensado que sería capaz de hacer algo así. En el capítulo anterior vive su primera infidelidad a su marido dejándose follar por…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Historias de un ascensor 02: Compañeros de oficina” (POR TALIBOS)

HISTORIAS DE ASCENSOR 02: COMPAÑEROS DE OFICINA -          Planta décima. Contabilidad. La impersonal grabación del ascensor anunció, como todas las mañanas, que habíamos llegado a nuestro destino. -          ¡Los pringados de contabilidad! – exclamó una voz anónima, provocando una risilla generalizada. También, como todas las mañanas, algún gilipollas de las plantas superiores se burlaba de nosotros, los pobrecitos currantes que éramos, según el jefe de personal, “el pegamento que mantenía unida la empresa” y según el resto de empleados, los cabrones que les recortaban la cuenta de gastos, limitaban los presupuestos de proyectos y les congelaban la paga de Navidad. Como si fuera culpa nuestra y no de los de arriba. Éramos como zombies apaleados, eso sí, vestidos elegantemente debido al código de vestimenta de la empresa, traje para ellos, con algo más de libertad para ellas, obligados a usar las malditas corbatas que nos ahogaban, no fuera a ser…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “El obseso. Un pervertido en casa.” (POR RUN214)

     Giro la llave intentando no hacer demasiado ruido. No quiero que mis padres me sientan entrar en casa, no soportaría que intentaran darme una charla por lo que pasó la tarde de ayer. Bastante mal lo he pasado hoy durante toda la mañana en clase emparanoiado pensando en que todo el mundo me miraba y sabía lo que había pasado. Una vez dentro de casa cierro la puerta con sigilo. Nada más comenzar a caminar por el pasillo mis esperanzas de pasar inadvertido se van a la mierda. Me cruzo con mi madre que me mira con una mezcla de preocupación y miedo. Aparta la mirada de mí y continúa su camino hacia la cocina. ¿Se lo habrá contado a mi padre? Al pasar frente a la puerta del salón cruzo la mirada con mi padre. Normalmente me mira durante un segundo mientras separa levemente sus labios intentando…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: Mi prima, mi criada y yo somos una extraña familia (POR GOLFO)

Hay un viejo dicho que dice: “La familia como el pescado al tercer día apesta” Aun estando casi siempre de acuerdo con esa frase, tengo que reconocer que en el caso de Marina no ocurrió así.  Al contrario, lo que iba a ser una corta visita de diez días ya va para dos años y os juro que no tengo ganas que esa monada se vaya de casa.  Antes de contaros el por qué no quiero que se vuelva al pueblo y por qué estoy encantado con que viva conmigo, permitirme que me presente. Me llamo Juan y soy el clásico desertor del arado que habiendo  salido más avispado que el resto de los muchachos de mi aldea, hace más de quince años salí de allí para estudiar medicina en la capital.  Todavía recuerdo el orgullo de mi viejo al irme a despedir a la estación de tren. Incapaz de…
Sigue leyendo
fantasia

Relato erótico: “Historias de ascensor 01: Te mentí…” (POR TALIBOS)

HISTORIAS DE ASCENSOR 01: TE MENTÍ… -          Francisco, pásate por mi despacho un poco antes de salir, a las menos cuarto más o menos – me dijo Gloria, la jefa. Olé. Ya estaba. Dos años de trabajo de esclavo en la agencia de publicidad por fin habían dado fruto. La jefa iba a cumplir lo prometido y me iba a ofrecer un contrato fijo. Ya estaba bien de contratos de mierda de aprendiz, de becario, de estudiante… de puta para todo, vaya. Aún recordaba con cuanta ilusión había comenzado a trabajar en la agencia dos años atrás, para encontrarme de bruces con la realidad. Cuántos cafés servidos, cuántas fotocopias hechas antes de que me permitieran trabajar en aquello que había estudiado, antes de poder mostrar mi talento. Pero había merecido la pena. Meses atrás Gloria me había encargado un trabajo: colaborador junior en una importante campaña publicitaria. Madre mía, jornadas…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: ” Debuté con tu hermana” (POR VIERI32)

  Javi: Ya sabes que me pareces una persona de puta madre y que jamás te consideraría un hijo de puta por más de que te hayas empeñado en conquistar a Alicia. Sabías que ella me gustaba, sabías que hasta cuatro cartas había escrito para ella –pese a que nunca tuve el valor de entregárselas-, pero eso no te impidió bailar con ella en la farra de despedida de compañeros de secundaria, para posteriormente comértela a lengüetazos. No me jode, en serio, te perdono porque esas cosas se olvidan cuando hay una relación tan fuerte entre dos mejores amigos como tú y yo. Si no lo recuerdas, eso fue lo que me dijiste antes de que te saltara encima. Y creo que todo está bien, ese abuso no me afecta porque, sinceramente, creo que no tengo autoestima. El motivo de este mail es para contarte sobre mi vida aquí en…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “La tormenta perfecta” (POR GOLFO)

 El fin del mundo. La tormenta solar perfecta. “¡Malditos hijos de puta!, ¡no me hicieron caso!”, pensé cuando desgraciadamente las predicciones se hicieron realidad. El mundo se había ido a la mierda, aunque por suerte, ¡yo estaba preparado!.   Cap. Me alertan de lo que se avecina Para narrar lo ocurrido, os tengo que explicar cómo y cuándo me enteré de la amenaza que se cernía sobre la humanidad. Desde el punto de vista teórico, todo empezó hace más de treinta años, cuando John Stevenson y Larry Golsmith alertaron al mundo de los efectos que tendría sobre la civilización una hipotética tormenta solar de grado 5. Según su teoría, una llamarada de proporciones inauditas de la corona del Sol provocaría la destrucción de todas las redes de comunicaciones y de las redes de energía del planeta. Sus ideas de finales del siglo XX eran aceptadas en mayor o menor medida…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Blood is thicker than water” (POR HELENA)

Aquella noche la ciudad no  parecía distinta en nada. Y quizás no lo fuese y el único matiz de distinción es el que ahora le otorga mi mente al recordar lo que estaba por venir. Todavía no había pegado ojo a pesar de que el reloj ya marcaba una hora muy poco ortodoxa para aquellos que esperan descansar algo. Pero no era el caso. Yo había salido de cena con los socios del bufete para celebrar un fallo a nuestro favor en un caso que había tenido bastante eco en Nueva York, y podía permitirme no aparecer por allí al día siguiente. Nadie esperaría que lo hiciese, a decir verdad. Era mi primer gran caso como socio, aunque ya habíamos tenido uno de bastante repercusión mediática poco después de que yo llegase aquí para ser durante unos meses el empollón colmado de sabiduría teórica que no tenía ni idea de…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “La fiera 2” (POR KAISER)

La Fiera María revisa las cuentas en su casa, el papeleo es la labor que mas detesta en el campo cuando alguien llama a la puerta. Al abrir se sorprende al ver a una amiga de la familia, Sonia, que es la única persona que se mantuvo con ella tras su divorcio, “tenemos que hablar” y le entrega un parte de matrimonio de su sobrina.  La noticia del matrimonio de Graciela la toma desprevenida, María simplemente no lo puede creer, “por ello Graciela me pidió que te trajera el parte en persona” le dice Sonia, “debe estar loca, no voy a prepararme para esto en solo tres días”, “pues tu sobrina es chica lista, dijo que te fueras de inmediato y que ella te dejara como nueva para la ocasión”. Solo el gran cariño que le tiene a su sobrina hizo que María decidiera asistir a la boda, mal que…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: Puta, casada y culona era la hija de mi vecina (POR GOLFO)

No siempre ser un pardillo es un problema. Cuando tenía veinte años, una vecina de mi madre me tomó como su chapuzas personal y para colmo no me pagaba. Doña Merche una simpática cincuentona  vivía en frente nuestro y abusando de la amistad que le unía con mis viejos, cada vez que le fallaba algo en su casa, me llamaba para que se lo arreglase. Daba igual que la chapuza fuera un grifo que le goteaba, una luz que no le encendía o que por causa de una tormenta, la televisión no estuviera sintonizada, siempre que le venía en gana esa vieja me llamaba y yo no podía negarme. A mi madre le daban igual mis quejas. -Debes ser un buen vecino- me dijo una vez que volvía encabronado por perder una hora en casa de la vecina sin que siquiera me hubiese invitado una cerveza –algún día se lo…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: Verano en la casa rural (2 de 2) (POR TALIBOS)

  Domingo, 15 de Agosto. Tarde. Diario de Francisco   No he sido capaz. No me he confesado. Soy un imbécil, me ha faltado valor para confesarle mis pecados a un cura que no conozco. Sólo confío en el padre Rafael. He asistido a misa con mamá y papá, pero no he entrado al confesionario. Me estaría bien empleado. Si esta noche me muero, voy derechito al infierno por estar en pecado mortal. Qué asco me doy.   Domingo, 15 de Agosto. Noche. Diario de Cristina   Menudo coñazo de día. Todo el día aquí metidos. Un par de horas de estudio, con tía Lara zumbando por allí como un moscardón. Nada de nada. Lo único interesante que ha pasado fue cuando se fue la luz por la noche. Aquí, en medio del campo, no podíamos saber si el corte era general o si habían saltado los plomos. Hemos estado…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?