autor-central

Archives for hetero

hetero

Relato erótico: “Aunque me costó: ¡Por fin me follo a mi mujer!” (POR GOLFO)

Segundo episodio de Marina, la perroflauta con la que me casé. Tal y como os comenté en el primer episodio, la vida me sonreía pero me faltaba un hijo para sentirme satisfecho. Por eso me puse a buscar una mujer con la que tener descendencia. El problema fue que cuando la encontré resultó que no solo era una extremista sino que me odiaba porque sin saberlo había mandado a su padre al paro. Aunque éramos polos opuestos, vi en ella un oponente formidable y por eso cediéndole la mitad de mi fortuna me casé con ella. No teníamos nada en común, ella era una activista de izquierdas y yo un potentado. Ella creía en elevados ideales y para mí, el dinero era mi razón de ser. Para colmo, en mi despedida de soltero, contrato a una puta que parecía su clon que resultó una mujer maravillosa…     Mi noche…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “El caballero” (POR AMORBOSO)

Corría el año setecientos veintitantos. España estaba bajo dominio árabe, aunque en el norte, al pie de los Pirineos, era algo que parecía muy lejano. La zona fronteriza entre el dominio árabe y los pequeños condados de los pequeños valles de la vertiente sur, apoyados por el Rey de Francia para mantener a raya a los musulmanes, se entretenían en pequeñas escaramuzas. Ahora atacaban los cristianos porque faltaba comida en sus valles, luego atacaban los árabes en represalia y para conseguir mujeres. Don Teodomiro era uno de esos condes que, a sus 50 años. había heredado el título a la muerte de su padre, justo en el ataque a su castillo por los árabes, dos meses atrás. El pudo escapar montado en una mula junto con sus armas, y desde entonces, recorría la frontera buscando mujeres prisioneras o esclavizadas para liberarlas y así poder casarse con alguna heredera de otro…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Marina, una perroflauta con la que me casé”

  Introducción. Después de pasarme mi vida luchando para conseguir un estatus, decidí que ya bastaba. Tenía todo lo que un hombre puede desear menos un hijo. Muchas mujeres habían pasado por mi alcoba, pero ninguna me había parecido lo suficientemente buena para quedarse. De todas las mujeres que conocía no había ninguna que mereciera la pena como futura madre de mis hijos. Por eso el día que cumplí treinta y cinco años, tomé la decisión de cambiar esta situación.  Las candidatas debían de cumplir una serie de características que borraban automáticamente a la gran mayoría. Quería que mis hijos estuvieran dotados a priori de una gran inteligencia, por eso decidí poner el asunto en manos de una empresa de cazatalentos. Lógicamente, no se puede llegar a una de estas compañías y decirles, busco una mujer para inseminarla, ya que me hubiesen mandado directamente con una agencia matrimonial y estas…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Diarío secreto de una Suicide Girl” (POR GOLFO)

Antes de nada quiero explicaros que no soy una loca ni una perturbada sino la típica mujer de mi tiempo. Con dieciséis años perdí sin pena ni gloria mi virginidad en una fiesta. Siendo una mocosa veía en ese rostro repleto de granos al amor de mi vida. Manuel, mi novio por entonces, era todo para mí. Cuando me miraba sentía que me derretía y por eso, le entregué mi cuerpo sin pensar que a los dos meses, le cazaría con la niña que me había sustituido en su corazón.     No me arrepiento de haberlo hecho. Para mí, el himen no es más que un estorbo del que hay que desembarazarse cuento antes. Lo que sí me lamento son los tumbos que dio mi existencia a partir de entonces.  Buscando un ansiado ideal, me fui entregando a cuanto hombre me prometía bajarme la luna. En mi fuero interno,…
Continue Reading
fetichismo

Relato erótico: “Rubia teñida, gorda y obsesionada por el sexo” (POR GOLFO)

  La conocí en un tugurio de mala muerte, Esa noche iba acompañado por dos inútiles que me encontré en otra jodida barra de bar. Sólo en una ciudad extraña, no me importó que esos desechos, mendigando una copa, me gorronearan descaradamente mientras se pavoneaban de ser unos Don Juanes. Ni siquiera me acuerdo de sus nombres. Recuerdo entre tinieblas que llegamos a un antro oscuro y mal iluminado. Uno de esos que, de ir sereno, huyes pero borracho cómo estaba te parece un oasis. Allí la vi. Rubia teñida, fea y gorda, aun así completamente dopado por el  alcohol ingerido, quise conocerla. Sonia era una muchacha marroquí en una patria extranjera buscando cambiar el cariño de unas caricias por el calor de unos euros. Esa madrugada vio en mí, la posibilidad de dormir en caliente y la seguridad de que en la mañana regresaría a casa con la cartera…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: Diario de una Doctora Infiel (5) (POR MARTINA LEMMI)

  Durante los dos días siguientes pensé seguido en renunciar definitivamente al trabajo en el colegio.  Pero cuando una está enredada en algo, salir se vuelve mucho más difícil que entrar.  Tal como las cosas estaban dadas ahora, renunciar implicaba más tormentas que sosiego, más sospechas que disuasiones, más dudas que certezas… alimentaría la imaginación en los chicos del colegio, en los directivos, en los dueños y, sobre todo, en Damián.  A propósito traté en esos días de estar en casa la mayor cantidad de horas que pudiera y compartir tiempo con él.  Pero en realidad mi motivación era estratégica, ya fuera de modo consciente o inconsciente.  Sabía que se aproximaba el fin de semana y que de un momento a otro recibiría un llamado o un mensaje de texto requiriendo mis “servicios”.  De ser así tendría que ausentarme en casa y, una vez más, debería recurrir a las excusas…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: Diario de una Doctora Infiel (4) (POR MARTINA LEMMI)

          La verdad que ya no se sabía qué cosa era más degradante.  Rogar por sexo anal era una humillación tanto o más grande que pagar para que me lo hicieran.  Pero yo estaba ultra caliente.  Y ya para esa altura no había obstáculo que se me interpusiese con tal de conseguir la verga del pendejo en mi cola.  Ni aun si ese obstáculo era mi dignidad.  Así que inspiré, tragué saliva y recité, casi como si se tratara de una oración o alguna perorata legal.              “Por favor Franco… ¿Puede usted hacerme la cola?”              El pendejo rió, como ya era costumbre en él.  Me estrelló una palmada en la nalga.              “Casi bien, doc, casi…” – dictaminó.                Me quedé un rato en silencio a la espera de que aclarara mejor qué era lo que faltaba a mi pedido, pero no dijo nada, así que…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: Diario de una Doctora Infiel (3) (POR MARTINA LEMMI)

   Mi nerviosismo se empezó a convertir en terror.  Esa locura tenía que parar ya mismo.  Pero acudió enseguida a mi mente el video en el que yo le chupaba la verga a Franco, así como también la amenaza de que el mismo fuera exhibido por todo el colegio si es que aún no lo había sido.  Me llevé las manos a la zona del orificio para separar los plexos y al instante en que lo hice, prácticamente sin más trámite, la endemoniada jovencita empujó el consolador adentro.  Los ojos se me llenaron de lágrimas y tuve unas ganas incontrolables de gritar pero mis potenciales alaridos no pasaron de un “mmmmmm” ahogado.  Agradecí en ese momento que Vanina me hubiera amordazado la boca.  Ahora, la perversa gordita me acariciaba por entre los bucles detrás de mi oreja y no paraba de darme besitos sobre la mejilla.  De manera acompasada empujaba y…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Seducida por los primos de mi novio 4” (POR CARLOS LÓPEZ)

Breve resumen de lo anterior… A falta sólo de 3 meses para su boda, Marta es emborrachada y seducida por dos primos mayores de su novio Santi. Afectada por la bebida, y en presencia de su novio inconsciente por el alcohol, fue arrastrada a un episodio sexual por los dos primos de su novio. Semanas después, en una cena programada por ellos, Tom, el primo mayor se las ingenió para follarsela en el almacén de un restaurante. Ese extraño día, Tom, el primo de Santi se las había ingeniado para que un siniestro camarero del restaurante les dejase permanecer en un almacén. Tom, antes de hacerla el amor, la había exhibido al siniestro camarero, la había tratado como una propiedad suya y eso, a ella, le había provocado una excitación tal que nunca había imaginado sentirse así. Además, siendo tratada así, con una mezcla de cariño y dominación que la…
Continue Reading
grandes relatos

Relato erótico: Casanova (04: La Tormenta) (POR TALIBOS)

CASANOVA: (4ª parte) LA TORMENTA: Los siguientes días fueron tranquilos. Poco a poco, la vida iba retomando su pulso en la casa tras el ajetreo de la fiesta. El servicio estuvo un par de días bastante atareado, recogiendo los restos de la celebración y limpiándolo todo. En esos días, ir a la parte trasera de la casa era sumergirse en un mar de tendederos llenos de manteles, servilletas, sá Apenas se podía caminar. Además, los días amanecían nublados, aunque no llovía, por lo que la ropa tardaba en secar. Nadie paraba ni un segundo, en especial las criadas, por lo que no tuve oportunidad de reanudar mis aventuras con ellas. De todas formas, yo también andaba liado. Dickie se empeñó en que había que recuperar el tiempo perdido con las clases, así que todos los días me daba una hora extra, con lo que las mañanas las tenía ocupadas por…
Continue Reading
grandes series

Relato erótico: Angela y Agustin 2da parte (POR KAISER)

Las visitas de Ángela a la casa de don Agustín se han vuelto algo muy habitual, casi todos los días pese a que en un comienzo sus padres no estaban muy de acuerdo. No les parecía una buena idea que su hija fuese a visitar a un extraño en una casa que no conocen, sin embargo pronto vieron el lado positivo de ello. Con sus años don Agustín es una persona bastante culta y si bien disfruta de la compañía de Ángela y su juvenil belleza, también le ayuda con sus estudios dándole clases de matemáticas y ciencias asignaturas donde Ángela siempre ha tenido problemas, o los mayores problemas. “¿Sabes que debes usar lentes cierto?” le dice don Agustín a Ángela al notar que se queja un poco por la vista, “lo sé, lo sé, es solo que no me siento cómoda” responde, “o mejor dicho no te quieres ver…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Pillé a la puta de mi esposa con otro” (POR GOLFO)

Los hombres somos por lo general unos idiotas confiados. Aunque seamos proclives a cepillarnos a cuantas mujeres se nos pongan a tiro, por lo contrario, somos capaces de poner nuestra mano en el fuego porque nuestras parejas jamás nos pondrían los cuernos. Da igual que sea nuestra esposa, novia o compañera, en cuanto formalizamos una unión de cualquier clase, pensamos que no se les pasa por la cabeza estar con otro que no seamos nosotros. Da igual que, por naturaleza, en cuanto conocemos a una mujer desatendida por su pareja no podemos verla como persona sino como un posible objetivo para incrementar  la lista de nuestras conquistas, pero en cambio no nos preocupamos de satisfacer las necesidades afectivas de quien tenemos a nuestro lado,  suponiendo su eterna fidelidad. ¿Alguno de vosotros me puede afirmar que no es así? Acaso mientras os es fácil imaginar  que esa compañera de trabajo cuyo…
Continue Reading
hetero

Relato erótico: “Mi prima me folló gracias a Alonso, un prostituto. (POR GOLFO)

Aunque me da mucha vergüenza reconocer, ¡Me hice bisexual gracias a Alonso!, el famoso prostituto de Nueva York y ya pasado el tiempo, os tengo que reconocer que ¡No me arrepiento!.  Antes de explicaros mi historia, debo presentarme: Me llamo Patricia y si bien puede resultar pretencioso, soy una monada de veintiseis años. Gracias a los genes heredados de mis antepasados europeos, tengo el pelo rubio y la piel clara, en consonancia con el verde de mis ojos.  Sé que me llamareis presumida, coqueta y vanidosa pero cuando ando por mi ciudad, los hombres de todas las edades y clases, se voltean al verme pasar. Soy lo que se dice ¡Un bombón! Y por eso os tengo que reconocer que me jodió que la primera vez que le vi, ese hombre no me hiciera ni caso. Como soy mexicana os preguntareis como llegué  a contratarle, pues muy sencillo: Lo conocí…
Continue Reading
hetero

Relato erótico “Seducida por los primos de mi novio 3” (POR CARLOS LÓPEZ)

Resumen de la primera y segunda parte… A falta sólo de 3 meses para su boda, Marta es emborrachada y seducida por dos primos mayores de su novio Santi. Afectada por la bebida, y en presencia de su novio ya inconsciente por el alcohol, fue follada por ellos el asiento trasero del coche. Unas semanas después, cuando ya pensaba que el episodio estaba olvidado, los primos de Santi se las ingeniaron para volver a quedar todos juntos para cenar. Justo antes de la cena, el primo Tom ya había hecho una visita en solitario a su casa y la había seducido una vez más. Tercera parte: Marta estaba nerviosa y excitada. Una vez más, Tom, el primo de su prometido había dispuesto de su cuerpo con total libertad y ella, no podía negarlo, había disfrutado enormemente. Al bajar al coche, les esperaban enfadados Carlos y Santi. Marta, al llegar, evitó…
Continue Reading
autor-central

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES