Archives for hetero

filial

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 5” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 8 Sovann llegó poco antes de cenar. Como no tenía nada que hacer se dedicó a comprar media calle Serrano y así darme tiempo a que pudiera ejecutar nuestro plan. Al llegar a casa y ser yo quien le abría la puerta, creyó que había fallado y poniendo un puchero, me preguntó cómo había ido. ―Siento decirte que ya no tienes secretaria. Recibió la noticia con pesar y dándome las cinco bolsas que traía, me pidió que le contase lo que había pasado. Decidido a putearla, la llevé hasta el salón y mientras le servía una copa, ella no dejó de interrogarme. Cada vez más nerviosa, se puso a recriminarme que seguramente me había excedido y profundamente preocupada, me explicó que esa niña era hija de uno de los hombres más importantes de su país. Interiormente muerto de risa, dejé que se explayara y cuando hubo soltado todo lo…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “la asaltacunas” (POR JAVIET)

Susy desde su mostrador observaba, ella era una mujer rubia de pelo muy corto, era delgada pues pesaba 52 kilos, sabía que a sus 44 años despertaba en los hombres una buena dosis de morbo, trabajaba de vigilante en aquella oficina desde hacía unos meses, sabía que ellos a su vez no la perdían de vista, pues notaba sus ojos en su firme culito cuyo pantalón de uniforme ceñía, la camisa del uniforme marcaba sus pechos de tamaño pomelo, la camisa de verano no llevaba corbata y un botón desabrochado hacia resaltar la curva de sus pechos sin resultar demasiado provocativa, si a eso añadimos su cinturita rodeada por el negro cinturón del uniforme que sujetaba el revólver del 38, una canana con 15 relucientes balas de repuesto, la funda de los grilletes y la porra. Ella se sentía admirada y deseada por casi la totalidad de los hombres que…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Secreto de familia: José” (POR MARQUESDUQUE)

Era lo que siempre había deseado, y sin embargo… Tenía aún sus palabras frescas en mi memoria. Recordaba la belleza de sus labios al pronunciarlas, el rubor en sus mejillas ante mi sorpresa al oírlas, su mano cogiendo la mía para tranquilizarme… y, sobre todo, el beso de despedida, el instante en que esa legüilla se coló en mi boca. Porque ella había sido siempre mi amor platónico. Descubrí la sexualidad espiándola mientras hacía el amor con mi madre, fue la imagen mental de mis primeras masturbaciones, un modelo de belleza y de erotismo para admirar. Siempre había soñado poder poseerla, y, ahora que se presentaba la oportunidad, simplemente no sabía que decir. Acababa de recuperarme de la noticia de que mi novia y prima es, en realidad, mi hermana, cuando me entero de que la amante lesbiana de mi madre pretende que tengamos un hijo… mi vida es complicada.…
Sigue leyendo
bisexual

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 4” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 7 Sabiendo que debía dar tiempo para que su indignación se convirtiera en odio, me fui al salón y me serví una copa. Planeando mis siguientes pasos, mi única pregunta era si tendría que forzarla o por el contrario, como fruta madura esa chavala caería en mis brazos. Fue la propia Loung, la que despejó mis dudas entrando en tromba en la habitación: ―¿La princesa?― preguntó nada mas verme. ―Se ha ido― respondí sin mirarla y cogiendo un libro de la estantería. La secretaria creyó que era el momento de pedirme cuentas y enfrentándose a mí, dijo: ―Es usted un degenerado― tras lo cual me lanzó una bofetada. Bofetada que no llegó a su destino porque previéndola, le agarré sus brazos inmovilizándola. ―¡Suélteme!, ¡Maldito!― protestó intentando zafarse de mi abrazo. Reteniéndola con dureza, la fui acercando a mi cuerpo y cuando ya la tenía pegada a mí, le agarré…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Emputeciendo a una jovencita (6)” (POR LUCKM)

Pasaron unos días en los que Eva bajaba religiosamente a tomar su desayuno. Ana bajaba cada vez que podía pero le gustaba mas que subiera yo y me la follara en su cama de casada. Decía que cuando dormía por la noche con el cornudo olía mi sudor, semen y sus jugos mezclados y se sentía como una guarra. Jorge me saludaba amablemente cuando coincidíamos en el ascensor pero estaba un poco mas frío que de costumbre. Un día le pregunte Yo - Buenos días Jorge. Jorge - buenos días. Yo- podemos charlar un momento? Jorge- Claro, dime. Yo - No, nada, que últimamente te noto extraño, os cogí aprecio a ti y a tu familia y odiaría que algo te hubiera molestado. Jorge - Sinceramente? Yo - Si. Jorge - Bueno, tu comentario del otro día sobre tu noche Yo - Te molesto? Jorge . Si, nosotros mantenemos por…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 3” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 5 No habían dado las ocho de la mañana, cuando escuché que se abría mi puerta y todavía somnoliento, observé a mi cuñada entrando con una bandeja con mi desayuno en mi cuarto. Haciéndome el dormido, cerré mis ojos creyendo que al verme roncando esa arpía volvería por donde había llegado, ya que, no me apetecía hablar con ella. Lo que no me esperaba fue que dejando la bandeja sobre la mesa, esa puta acercara una silla a la cama y se sentara en ella. ―¡Cómo te pareces a tu hermano!― susurró sin querer, tras lo cual, la oí suspirar. Entreabriendo los ojos, descubrí que esa mujer, al suponer que seguía durmiendo, se había empezado a acariciar. Vestida con un camisón que se transparentaba todo, observé que bajo la tela sus pezones se habían puesto duros con mirarme y a su dueña con las rodillas separadas mientras su mano…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Un dulce despertar”(PUBLICADO POR PILIUS)

La noche había sido muy, muy me había tirado toda la noche de juerga con mis colegas celebrando la despedida de soltero de unos de ellos, ni siquiera recuerdo a la hora que me acosté, miré mi reloj "Joder!! Las 14:30 de la tarde!!" mi novia estaba esperándome para comer en casa de sus Entonces sentí que no estaba solo en la cama, un par de duras tetas se apoyaron contra mi espalda, y la suave piel de un rostro joven rozó mi hombro "¿Quien demonios ", yo no recordaba haberme ligado a ninguna chica, la verdad es que con aquel increíble dolor de cabeza apenas recordaba como me llamaba. Me di la vuelta, me quedé completamente helado, la chica apenas tendría 17 u 18 años, como coño podría haberme llevado a esa chica a la cama con mis 31 añ aunque la verdad es que me alegraba de haberlo…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta” (POR GOLFO)

INTRODUCCIÓN Antes de contaros como terminé entre las piernas de mi cuñada, debo empezar por cómo llegó a mi vida esa mujer. Nací en una familia de clase media madrileña, normal y corriente, de esas que, aunque vivían bien, al llegar a fin de mes sufrían estrecheces. Nada importante pero mis padres no pudieron darnos ningún lujo ni a mí ni a mi hermano. Todo el dinero sobrante lo dedicaron a nuestra educación, de forma que cuando murieron no dejaron dinero pero si nos legaron una formación de primer nivel. Yo era el hermano mayor porque nací quince minutos antes que Alberto y aunque no éramos gemelos sino mellizos, nuestro parecido era notable. Ambos fuimos buenos estudiantes y acabamos con nota dos carreras pero ahí terminan nuestras semejanzas, ya que por azares de la vida tomamos caminos muy diferentes. Mientras yo me enfrascaba en conseguir una futuro profesional que me…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Cómo seducir a una top model en 5 pasos (14)” (POR JANIS)

Monólogo sobre el desengaño. Nota de la autora: Quedaría muy agradecida con sus comentarios y opiniones, que siguen siendo muy importantes para mí. Pueden usar mi correo: Gracias a todos mis lectores, y prometo contestar a todos. Hola, me llamo Cristo. Veréis, como buen ejersisio liberador, debo contaros lo que pienso sobre el dezengaño amorozo. Faely dise que me ayudará a liberarme. No zé, mejor zería que me ayudara a limarme los dos peazos de cuernos que llevo en lo alto, ¿no? Bueno, el asunto es lo que zolemos penzar tos los tíos cuando nos ponen la cornamenta. Nos hasemos los mu ofendios y, claro, es pa estarlo. Pero, en este cazo, la culpa fue mía, zolo mía. Yo quería tirarme a la sudafricana, que está pa cometer un crimen de güena, y tenía que seder a Chessy pa tenerla. Una coza llevo a la otra y los dos ze…
Sigue leyendo
hetero

Relato erótico: “Thriller” (POR ALEX BLAME)

Ramón se dio unos últimos toques a los rizos de su peluca frente al espejo retrovisor y salió a la fresca noche de Hallowen. Mientras se acercaba a la casa de Diana miró hacia el cielo. La luna grande y oronda les observaba agazapada tras las nubes que se desplazaban lentamente arrastradas por un suave viento del sur. —¡Hola Ramón!, Que disfraz más logrado. Date la vuelta y deja que te eche un vistazo. —dijo Diana al abrir la puerta de su casa. Ramón levantó un brazo y dio una torpe pirueta y un gritito mientras se agarraba el paquete. La cazadora de cuero roja con las dos tiras negras dispuestas en v y los pantalones a juego crujieron a pesar de que se veían bastante ajados. —¡Tachan! —exclamó él extendiendo los brazos. —A pesar de que los zapatos negros y los calcetines blancos es lo correcto, sigues dándome grima.…
Sigue leyendo
fantasia

Relato erótico: “Libertad es lo que perdí esa noche” (POR GOLFO)

Soy un soltero empedernido que nada mas salir de la universidad creó su propia empresa . Valoro mi libertad en la medida que me permite disfrutar de independencia, no dependo de nadie y lo que es mas importante, nadie depende de mí, por lo que decido donde cuando y como tomarme mis vacaciones, en que gastarme el dinero, donde invertir o que ahorrar. Esa había sido mi máxima hasta la noche en que la conocí. Después de un duro día en el trabajo, decidí irme a tomarme unas copas con Pepe, un golfo empedernido que era amigo mío desde la infancia. Era una fría noche de invierno en Madrid, por lo que antes de salir de mi apartamento tuve la precaución de abrigarme bien. Solo la personas que han vivido en esta ciudad, conocen como afecta el viento helado de la sierra cuando sopla con fuerza, trayendo una caída brusca…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Atraído por……3, mi negra me consigue otra criada” (POR GOLFO)

Meaza dormía a mi lado. Todavía no se había dado cuenta que estaba despierto, lo que me dio la oportunidad de mirarla mientras descansaba. Su belleza negra se realzaba sobre el blanco de las sábanas. Me encantaba observarla, sus largas piernas, perfectamente contorneadas, eran un mero anticipo de su cuerpo. Sus caderas, su vientre liso, y sus pequeños pechos eran de revista. Las largas horas de gimnasio y su herencia genética, le habían dotado de un atractivo más allá de lo imaginable. Pero lo que realmente me tenía subyugado, era la manera con la que se entregaba haciendo el amor. Cuando la conocí, se lanzó a mis brazos, sin saber si era una caída por un barranco, sin importarle el poderse despeñar, ella quería estar conmigo y no se lo pensó dos veces. Tampoco meditó que iba a significar para su familia, que yo fuera blanco, y cuando su padre…
Sigue leyendo
fantasia

Relato erótico: “Acosado por mi jefa, la reina virgen” (POR GOLFO)

-Manuel, la jefa quiere verte-, me informó mi secretaria nada más entrar ese lunes a la oficina- ¿Sabes que es lo que quiere?-, le pregunté, cabreado. -Ni idea pero está de muy mala leche-, María me respondió, sabiendo que una llamada a primera hora significaba que esa puta iba a ordenar trabajo extra a todo el departamento. “Mierda”,  pensé mientras me dirigía a su despacho. Capítulo uno. Alicia Almagro, no solo era mi jefa directa sino la fundadora y dueña de la empresa.  Aunque era insoportable, tengo que reconocer que fue la inteligencia innata de esa mujer, el factor que me hizo aceptar su oferta de trabajo hacía casi dos años. Todavía recuerdo como me impresionó oír de la boca de una chica tan joven las ideas y proyectos que tenía en mente. En ese momento, yo era un consultor senior de una de las mayores empresas del sector y…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Atraído por 2……Cadenas de sumisión” (POR GOLFO)

Continuación de atraído por mi nueva criada pero puede leerse como relato aparte. Eran las ocho de la mañana, cuando sonó el despertador de mi mesilla. Debía levantarme para ir al trabajo. Meaza que dormía desnuda, a mi lado, se levantó a hacerme el desayuno, mientras yo me metía a ducharme, de forma que en cuanto salí, allí estaba ella, dispuesta a secarme. La vi acercándose con la toalla, la muchacha traía anudado su vestido al cuello, de forma que dejaba sus pechos al aire, realzando la belleza de su piel morena. Quizás era su primer error, ya que según la costumbre de su teórico pueblo, al estar con pareja debía de llevarlo enrollado a las caderas. -Meaza, es así, como te quiero ver-, le dije dándole un azote mientras le ataba correctamente la tela, -tienes dueño, y las mujeres decentes no pueden ir vestidas como si fueran libres. Todavía…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies