Archives for grandes series

grandes series

Relato erótico: “Destructo III Cada vez que suena una campana…” (POR VIERI32)

I. Año 1368 Congli era un pueblo apacible, rodeado por un auténtico mar de hierba que llegaba hasta las rodillas y, más en la distancia, una extensa cordillera cortaba el horizonte, de altísimos picos bañados en nieve. Su principal atractivo era el mercado instalado en las proximidades del río; la Ruta de la Seda acrecentaba el comercio a pasos agigantados, atrayendo cada año más familias para que se asentaran. En las afueras de la villa principal, en una parcela alejada, destacaba el único árbol de gingko en las inmediaciones. Era notablemente enorme y alfombraba la hierba con sus peculiares hojas amarillas. Xue tiró de un hilo rebelde de su túnica y se sentó bajo la sombra; era un buen día y la brisa levantaba incontables hojas a su alrededor, pero la joven xin no estaba con el mejor de los humores. Miró a los alrededores y se vio completamente sola;…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Destructo III Esta guerra tiene tu nombre” (POR VIERI32)

I. Año 1368 Wezen montaba su caballo, silbando una canción y disfrutando del exuberante paisaje de la llanura; un interminable verde que se extendía hasta donde la vista alcanzaba. Su estado de ánimo era inmejorable, cabalgando en medio de la legión de jinetes xin de Syaoran y tomando rumbo a su pueblo. A un lado, el sol se ocultaba tras la interminable cadena de montañas y supo que pronto debían acampar. Si fuera por él, continuaría cabalgando durante la noche; faltaban pocos días para alcanzar Congli y estaba ansioso por ver a su hermana tras casi un año de partir rumbo a la guerra. Desmontó a un costado del camino, viendo a los demás jinetes preparar el campamento con una velocidad y disciplina que nunca dejaba de sorprenderlo. Estaban perfectamente entrenados por Syaoran, pensó, y pronto él también sería un gran guerrero a su lado. Se había convertido en su…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Hércules. Prólogo” (POR ALEX BLAME)

PRÓLOGO Pam le apartó la melena de la cara y le clavó con intensidad esos ojazos azules y profundos. Hércules nunca sabía en qué pensaba. Aquella mujer le desconcertaba tanto como le atraía. Quizás por eso la amaba tanto. Aquellas manos de dedos finos y suaves acariciaron su nuca y sus labios se fundieron con los de Hércules en un beso largo y profundo que en pocos instantes se hizo ansioso. Las manos de él se deslizaron por su espalda y agarraron su culo apretando el voluptuoso cuerpo de la joven contra él. Pam se estremeció ante el contacto y separó los labios un instante para respirar. Hércules aprovechó para bajar la cabeza, besar su cuello y mordisquear el tatuaje de su hombro. Al contrario que con Akanke, el sexo con Pam siempre era intenso y lujurioso. Sería por su oficio, pero el caso es que le gustaban las emociones…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Destructo III Esta guerra tiene tu nombre” (POR VIERI32)

I. Año 1368 Wezen montaba su caballo, silbando una canción y disfrutando del exuberante paisaje de la llanura; un interminable verde que se extendía hasta donde la vista alcanzaba. Su estado de ánimo era inmejorable, cabalgando en medio de la legión de jinetes xin de Syaoran y tomando rumbo a su pueblo. A un lado, el sol se ocultaba tras la interminable cadena de montañas y supo que pronto debían acampar. Si fuera por él, continuaría cabalgando durante la noche; faltaban pocos días para alcanzar Congli y estaba ansioso por ver a su hermana tras casi un año de partir rumbo a la guerra. Desmontó a un costado del camino, viendo a los demás jinetes preparar el campamento con una velocidad y disciplina que nunca dejaba de sorprenderlo. Estaban perfectamente entrenados por Syaoran, pensó, y pronto él también sería un gran guerrero a su lado. Se había convertido en su…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Destructo III Reino de dragones” (POR VIERI32)

I. Año 1368 La nevada no había mermado en intensidad durante toda la noche y el fuerte murmullo del viento imposibilitaba a Mijaíl Schénnikov pensar con claridad. El frío le parecía el más intenso que había vivido en años y el solo respirar empezaba a volverse doloroso; o, tal vez, pensó, era solo su creciente nerviosismo lo que jugaba en su contra. Se inclinó sobre su montura para fijarse mejor en el lejano grupo de fogatas del campamento mongol; incontables manchas amarillentas y pálidas, como estrellas, dispersas sobre el oscuro terreno. Descansaban al otro lado del Río Volga, ahora congelado por el efecto del invierno. Cuando la ventisca amainaba creía oír sus cánticos y gritos ahogados en la lejanía. Se sacudió la nieve sobre su rubia cabellera, como si también quisiera quitarse el sentimiento de impotencia e indignidad. Hacía solo un par de noches se encontraba arrimado en la cama…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Destructo III No hagamos esperar al infierno” (POR VIERI32)

I. Año 1368 La Luna no era más que una pálida y delgada línea en un cielo negro atiborrado de estrellas. La brisa era fría, pero aquello no aminoró el espíritu de los miles de jinetes que se agolpaban al frente de la capital del reino de Xin, expectantes a la orden de entrar y asaltar el castillo del emperador. Levantaban la mirada y veían, más allá de las altas murallas que protegían la ciudad, cómo grandes volutas de humo ascendían por el aire para dibujar figuras informes en el cielo ennegrecido. El último bastión del viejo imperio, Ciudad del Jan, una dinastía dominada por soberanos mongoles, pronto caería bajo el fuego y aquella sola imagen encendía los corazones de los guerreros. El comandante de la legión invasora, Syaoran, cabalgaba al frente de la fila de jinetes. Su armadura lamelar, al igual que el de sus hombres, era de un…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Diario de George Geldof -12 FIN” (POR AMORBOSO)

Diario de George Geldof -12 Cuando entré en casa, me esperaba Betty desnuda y tan necesitada, que se arrojó a mis pies, sacó mi polla y se puso a chuparla, mientras decía cuando podía: -Gracias, amo. Lo has puesto muy fácil. Desde ahora tienes una esclava más. Yo me pregunté en qué problema me estaba metiendo. Tenía a Melinda y Pauline, se añade Wiki, de vez en cuando y ahora Betty. ¿Serían demasiadas mujeres para mí? No tenía edad ya de mantener sesiones de sexo maratonianas, y no sabía como iba a enfocar aquello. -Bien, entonces vas a empezar a aprender alguna cosa. ¡Melinda, trae la paleta! -Si amo. –Dijo, seguramente pensando que la iba a utilizar con ella. -Pauline, colócate sobre la mesa, a lo largo, culo a un lado, pies en el suelo. Melinda, coloca tu coño a la distancia suficiente para que ella te lo coma y…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Destructo III No hagamos esperar al infierno” (POR VIERI32)

I. Año 1368 La Luna no era más que una pálida y delgada línea en un cielo negro atiborrado de estrellas. La brisa era fría, pero aquello no aminoró el espíritu de los miles de jinetes que se agolpaban al frente de la capital del reino de Xin, expectantes a la orden de entrar y asaltar el castillo del emperador. Levantaban la mirada y veían, más allá de las altas murallas que protegían la ciudad, cómo grandes volutas de humo ascendían por el aire para dibujar figuras informes en el cielo ennegrecido. El último bastión del viejo imperio, Ciudad del Jan, una dinastía dominada por soberanos mongoles, pronto caería bajo el fuego y aquella sola imagen encendía los corazones de los guerreros. El comandante de la legión invasora, Syaoran, cabalgaba al frente de la fila de jinetes. Su armadura lamelar, al igual que el de sus hombres, era de un…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Diario de George Geldof -11” (POR AMORBOSO)

Diario de George Geldof - 11 Las caravanas pasaron, llegó el invierno y las visitas empezaron a escasear. La nieve hizo su aparición, aunque no caía en gran cantidad. Todos los días había que repartir heno a los animales, a los que el valle protegía y el riachuelo mantenía unas temperaturas muy frías pero nada extremas. Yo, buscando entablar amistad, tomé una de las reses y fui al campamento indio más cercano a nosotros, a ofrecerles la res. Me costó convencerles de mi buena voluntad y se extrañaron de que hablase su lengua y tuve problemas cuando ellos no sabían cómo corresponder a mi regalo con algo de igual o mayor valor. Quería darme a su hija por esposa, cosa en la que yo no tenía gran interés, a pesar de ser una muchacha joven y agraciada. Lo solucioné diciéndole que esto era algo que quería hacer con ellos cada…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Descubriendo el sexo – Parte 9” (POR ADRIANAV)

Parte 9 Nueva vida, nuevas emociones Una vez que dejamos el aeropuerto, tío Sergio nos dijo que había preparado la cabañita de atrás de la suya para nosotros. Que nos relajáramos porque el viaje era un poco largo. En la forma de su cuerpo y en como vestía se notaba que tomaba mucho cuidado personal a sus casi cincuenta años de edad. Me dijo que hacía ejercicios todas las mañanas en el garaje de la casa donde tenía toda clase de máquinas y que si me interesaba que me iba a enseñar a usarlas. A pesar de su cabello con mechones blanquecinos se veía muy bien. La cara bien cuidada, afeitado, nariz casi en punta, ojos castaños bien claritos y vivaces, labios bien formados aunque no exagerados y sus brazos y tórax con formas musculosas que se notaban más cuando usaba mangas cortas. Lo mismo sus piernas y su trasero.…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Descubriendo el sexo – Parte 8” (POR ADRIANAV)

Finalmente emprendimos viaje. A pesar de que todavía era muy niña y me faltaba madurez, despedirme del lugar donde había nacido me dio tristeza. No solo por lo que vivi desde mi infancia sino por todo lo que viví mientras estuve allí. Hasta el momento de mi despedida había sido muy feliz. Pero la agenda de mi vida no terminaba allí. Llegar a la capital de mi país fue como descubrir un nuevo mundo. Nunca soñé con ver tanta gente junta caminando por las calles, miles de autos, edificios y tiendas. El ruido de la ciudad fue otro impacto. En mi villa lo más fuerte que se escuchaba era el llanto de algún niño. Y cuando llegamos al aeropuerto quedé maravillada con el tamaño. Una hermosa pared inmensa de cristales, el ruido de motores rugientes y otra cantidad de gente activa caminando con maletas. Ahora me enfrentaba a un nuevo…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Diario de George Geldof –10” (POR AMORBOSO)

Diario de George Geldof - 10 Y al final, seis meses después de dejar el ejército, llegué a la plantación. Bueno, eso era un decir. La plantación estaba arrasada. Tom había muerto en la guerra, Yulia tuvo que enfrentarse a unos desertores que invadieron su casa, la violaron y le dieron tal paliza para que les dijese donde estaban las joyas y el dinero (que se habían utilizado para financiar la guerra) que había quedado trastornada y muerto también meses más tarde. Sara huyó con Richard cuando la plantación fue atacada por los desertores y se encontraban en paradero desconocido. Durante mi regreso, había oído hablar las minas de oro de las montañas del norte. Había mucha gente que había encontrado oro y se había hecho rica. Mi idea era ir allí con Sara y Richard, a probar fortuna. Estuve varios meses preguntando y buscándolos, mientras ayudaba a los hijos…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Descubriendo el sexo – Parte 7” (POR ADRIANAV)

Al irse Luis Eduardo y quedarme sola en la casita, me invadió un sentimiento intuitivo que me hizo tomar la decisión de regresar a mi casa. Ni Arturo ni los demás todavía habían aparecido por allí, así que me vestí con la ropa seca otra vez y emprendí el camino hacia la villa. Y nada fue más acertado. Al llegar, a lo lejos noté luz en mi casa y me pareció extraño no ver a mis hermanos afuera jugando. Al pasar por frente de la casa de Rosa salió a mi encuentro y me dijo sonriendo: - ¡Tienes una sorpresa! Ve directo a tu casa… Al entrar, nada menos que mis padres habían regresado de la ciudad! Corrí a abrazarlos y después de muchos besos y la alegría de verlos otra vez, me pusieron al tanto de los últimos acontecimientos. Ya les habían otorgado las visas para viajar a Estados…
Sigue leyendo
grandes series

Relato erótico: “Diario de George Geldof –9” (POR AMORBOSO)

-Perdona amo, pero tengo que decirte algo. -Habla. -Van ya tres veces que no sangro. -¿Y qué me im….? ¿Estás embarazada? Diario de George Geldof - 9 -Si, amo. Perdóname. -¿Y por qué no me lo has dicho antes? -Perdona, amo, pero no quería dejarte tan pronto. -¿Por qué me vas a dejar? -Tendré que ir al barracón de las embarazadas. -Tú no irás allí. Permaneceréis a mi lado tanto tú como nuestro hijo. -¡Gracias, amo! –Dijo, llorando de alegría. Me hizo girar con mi polla dentro y empezó a moverse despacio hasta queme llevó al orgasmo. Siguió besando mi cuerpo y mi polla hasta que me puso nuevamente en forma. Se colocó sobre ella y fue bajando poco a poco hasta que se la metió entera. Siguió moviéndose hasta que se corrió ella, luego, la sacó y se la metió por el culo con la misma lentitud. Yo la…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?