Archives for filial

filial

Relato erótico: “las putas de mi hermanas xxxx” (PUBLICADO POR VALEROSO32)

mi nombre es Julián. somos una familia humilde somos mis hermanas de 20 año Sonia mi otra hermana de 19 Luisa y mi madre de 44 años Fernanda vivimos en un pueblo el cual no diré allí a 50 km del pueblo hay una aldea donde vivimos nosotros. yo ayudo a mi madre con la granja echo de comer a los animales vacas cerdos etc. yo tengo 18 años mi madre y mis hermanas muchas veces van al pueblo a vender la leche o los huevos de la granja. el único chico año en la aldea soy yo. un día estaba jugando con mi navaja haciéndome un palo para acarrear a las ovejas cuando oí a mi hermana hablar como nunca las había oído: - joder con el pablo menuda poya tiene. - estas seguras. - ya lo creo la vi cuando meaba. le pille en plena faena se la…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (12: Por fin mi hermana…)” (POR TALIBOS)

CASANOVA: (12ª parte) POR FIN, MI Había sobrevivido. Había logrado soportar el castigo con notable entereza y determinación, como un hombre (y una mierda, si no llega a ser por Dickie y María, me muero). Bueno, daba igual, lo cierto era que por fin se había acabado mi suplicio, y yo, tras todos los sucesos de esos meses, había salido muy reforzado y sexualmente. Las cosas volvían a pintar muy bien, pues al lograr que readmitieran a Tomasa, las criadas habían quedado tremendamente impresionadas, por lo que volvían a convertirse en presas fáciles. Si a esto le uníamos que María empezaba a tratarlas con educación y amabilidad, en vez de ser la tirana que siempre había sido, yo me había convertido para las chicas en algo así como un ídolo al que adorar. Y ese ídolo quería de ellas una sola Como dije al final del anterior capítulo, pasaron unos…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Tentaciones de primo” (POR LEONNELA)

Estaba allí, tirada en la mullida cama sin caber de felicidad, la maletas regadas por el piso,  eran la mayor prueba de que no se trataba de un espejismo, sino que estaba en mi nueva habitación, en una ciudad enorme, con una perspectiva diferente y una oportunidad con la cual había sido bendecida. Mis padres acababan de despedirse, dejándome instalada en el departamento capitalino propiedad de mis tíos y que desde ese día compartiría con mi primo Mateo. El tenía 22  y estaba en cuarto año de arquitectura, mientras que yo a mis 18 años iniciaba mi vida universitaria.  La situación económica de mis padres no era muy buena en esos momentos, por lo que se les dificultaba el pago del alquiler de un departamento para mi instalación, así que mis tíos que me tenían mucho cariño y valoraban mi esfuerzo por haber conseguido una beca académica,  facilitaron mi estadía…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “la Gemela 4” (POR JAVIET)

 Se recomienda la lectura de los capítulos anteriores para una mejor comprensión de la historia.  Paco estaba algo cortado, aunque intentaba integrarse en la animada conversación que sostenían los padres de Laura y Lola con Marcos el novio de esta última, no podía evitar lanzar furtivas miradas al escote de la mujer, su perfil tan parecido al de la joven, junto a sus pechos grandes y aquellos pezones que pujaban contra la tela liviana del vestido amarillo le atraían excitándolo, de hecho comenzó a empalmarse sin proponérselo, cambió de postura para que no se le notase el bulto pero al estar sentados todos en el tresillo en forma de L ante la tele, tenía pocas opciones para cambiar de lugar, decidió coger su botellín de cerveza aun frio y ponérselo como al descuido sobre el paquete para bajarlo un poco, pues el mejor que nadie sabía el tamaño que podría…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (11: Chantaje a María 2)” (POR TALIBOS)

CASANOVA: (11ª parte) CHANTAJE A MARÍA (2ª parte) A la mañana siguiente desperté exultante. Abrí los ojos y me sentí completamente despejado, sin sueño y con la cabeza bien centrada. Me sentía feliz, liberado, como hacía semanas que no me encontraba. Y la razón era simple: por fin tenía a María en mis manos. ¡La muy puta! ¡Lo mal que me lo había hecho pasar! Pero todo eso se había acabado, ahora se iba a enterar de quién era yo. Me quedé un rato tumbado en la cama, imaginando mil y una cosas para hacerle a la maldita ama de llaves. Iba a follármela, a encularla, humillarla de todas las maneras posibles… Pensé tanto en ello que me excité terriblemente, así que comencé a masturbarme bajo las sábanas mientras pensaba en los castigos que iba a inflingirle a aquella zorra. Pero no, aquello no era suficiente. Me las había hecho…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “¡Un cura me obliga a casarme con dos hermanas! 2” (POR GOLFO)

  Capítulo 2. Mi hermano. Estaba todavía abrazado a ellas, cuando escuché el timbre del chalet. Y antes que me diese tiempo de levantarme, vi a Dhara salir corriendo de la cama mientras se ponía una bata encima. Creyendo que sería un error porque no esperaba ninguna visita, me relajé acariciando a Samali, la cual, recibió con gozo mis mimos y pegándose a mí, buscó reactivar la pasión de la noche anterior. Mi pene salió de su letargo en cuanto sintió la presión de su mano recorriendo mi piel. “Qué gozada”, pensé al leer en sus ojos el deseo y forzando con mi lengua sus labios, separé sus piernas y viendo que estaba dispuesta, la ensarté dulcemente. No llevábamos ni medio minuto haciendo el amor, cuando su hermana entró en la habitación y poniéndose de rodillas junto a la cama, dijo: -Esposo nuestro, un hombre que dice ser su hermano…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Venganza de hermanita 2 ” (POR LEONNELA)

Allí seguía, pegada a la habitación de mi hermana, mirando mórbidamente a través de la abertura de la puerta la consagración de su traición,  alterada por sus jadeos que espeluznaban mi sexo. La delgadez de mi hermana se veía magnifica estando despatarrada, sus pechos medianos ganaban   volumen producto de la excitación y ligeramente  se sacudían mostrándose aun mas tentadores, tanto que casi involuntariamente agarré los míos  acunándolos en mis manos y dejando que un suave jugueteo despierte  mis pezones. Sus codos sobre el colchón, su espalda curveada de forma que su trasero se levantaba arrogante, y sus  muslos abiertos en una posición de perrita, desprotegían su sexo y permitían que sus carnes se abrieran para ser invadidas. Agarraba las sabanas, encrespando sus puños, producto del placer de ser duramente tomada, a momentos con lo ojos achinados y los labios entreabiertos volteaba el rostro sudoroso hacia él y me permitía ver…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “¡Un cura me obliga a casarme con dos hermanas!”(POR GOLFO)

  El favor Después de tres años trabajando para una ONG en lo más profundo de la India, había decidido volver a España. Recuerdo la ilusión con la que llegué a ese remoto lugar. Recién salido de la universidad y con mi futuro asegurado gracias a la herencia de mis padres, me pareció lo mejor unirme a Manos Unidas contra el hambre e irme como médico a Matin, una ciudad casi cerrada a los extranjeros en el distrito de Korba. Pasado el plazo en el que me había comprometido, solo me quedaba una semana en ese país cuando el padre Juan, un capuchino misionero, vino a verme al hospital donde trabajaba. Conocía la labor de este cura entre los Dalits, conocidos en Occidente como los Intocables por ser la casta más baja entre los hindúes. Durante veinte años, este hombre se había volcado en el intento de hacer más llevadera…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “la Gemela 3” (POR JAVIET)

   Hola lectores, voy a continuar relatando las andanzas de mi amigo Paco y su ligue una chica llamada Paula, como recordareis estos dos se conocieron en un local llamado “El bareto” y allí comenzó una relación que ya dura meses, naturalmente el bueno de Paco salía cada vez más con ella y menos con la cuadrilla de amigos, hasta que hace unos días en que discutieron y como vulgarmente se dice, la oveja volvió al redil. Naturalmente la panda le acogió y le animó a superar su disgusto por el viejo sistema de hacerle beber muchas birras y darle palmaditas entre frases de: -         Ya te lo dijimos, te alejaba de nosotros. -         Era demasiada tía para ti. -         Menuda zorra debía ser, se la veía en la cara. -         Jo tío, si no la vas usar mas, pásanos el teléfono. Así un largo etcétera en que cada amiguete…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Fiesta de Pijamas” (POR TALIBOS)

Domingo. 28 de Noviembre del 2010. Acabo de encender el ordenador de mi cuarto y, obedeciendo al impulso, he decidido plasmar en mi diario los sucesos de la noche pasada. Todavía no me lo creo. Aún alucino. Si alguien me lo cuenta, le llamo mentiroso, o me río en su cara. Escribo esto, no porque necesite pruebas documentales para demostrar qué pasó, pues las tengo mucho mejores, aunque luego volveré a eso. Escribo como lo hago siempre, para plasmar mis pensamientos, mis sensaciones, mis experiencias… escribo… porque me gusta hacerlo. Menuda mierda de prólogo. Espero que nadie lo lea. Pero, ¿quién coño lo va a leer, si esto sólo existe en mi ordenador? No creo que ningún hacker a lo Lisbeth Salander se interese en colarse en mi PC para leer sobre mis experiencias sexuales. Es mucho mejor la versión en película… Madre mía, qué facilidad tengo para divagar. Para…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Al ayudar a la novia de mi hijo, la hice mi mujer” (POR GOLFO)

  El Abismo entre mi hijo y yo La mía no es una historia al uso. Para explicar lo ocurrido, me tengo que retrotraer a cuatro años atrás, cuando el idiota de mi hijo y su pareja de entonces, creyendo que podían cambiar el mundo, se enrolaron en un partido de ultra izquierda. Este no era más que un grupúsculo de anti-sistemas que soñaban todavía en la revolución y la acción directa como método de tumbar las bases del capitalismo. Sus ideales eran legítimos, no así la actuación de ambos y que os voy a narrar. Recuerdo, como si fuera ayer, la conversación con el puto crío: -Papá, vengo a decirte que me voy de casa. Marta y yo hemos decidido irnos de ocupas. Es hora de aportar nuestro granito de arena en la lucha de las clases-. Ese día, llegaba cabreado por lo que me había ocurrido en mi…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Casanova (10: Chantaje a María 1)” (POR TALIBOS)

CASANOVA: (10ª parte) CHANTAJE A MARÍA (1ª parte) Y pasaron los días. Algunos pensarán que tras las intensas experiencias acontecidas en el establo con las Benítez, debía estar absolutamente agotado, pero la verdad es que no era así, pues, al fin y al cabo, yo no me había corrido más de tres veces y mi juvenil organismo se recuperaba a velocidad pasmosa. Aún así, pasé un par de días sin relacionarme con el bello sexo (relacionarme sexualmente, se entiende) y cuando por fin volví a las andadas, no fui yo el instigador del hecho, como verán a continuación. Pues eso, que durante dos días la vida fue bastante rutinaria. Los Benítez se marcharon al día siguiente de la aventura del establo, después de almorzar, y nada, salvo las torvas miradas que Blanca me dirigía de vez en cuando, mostraba que algo malo hubiera sucedido. De hecho, la señora Benítez se…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Venganza de hermanita” (POR LEONNELA)

Te odio!!!Te odio Gisella, odio tu belleza,  tu bondad,  odio que seas perfecta, un día podre lastimarte como tu lo haces conmigo, te cobraré cada lagrima, me vengaré de ti hermanita,…y Rafael es mio lo entiendes!! Con tristeza doble el papel ya casi descolorido, aquel que años atrás no me atreví a entregar y que escondía mis garabatos mal grafiados cargados de toda la rabia que siendo una jovencita  sentía en contra de mi hermana, por haberme robarme mi primera ilusión. No se porque guardaba esa nota en el bolsillo secreto de mi billetera, quizá porque en el fondo pese al paso del tiempo habían cosas que no le perdonaba y que aun dejaban una arruga de dolor en mis recuerdos.  Gisella ahora tiene 30, los cinco años que me lleva casi no se le notan, es hermosa, tiene unos bellos ojos claros, la tez blanca sonrosada, herencia de la…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Animando a mi prima hermana, una hembra necesitada (POR GOLFO)

  MI LLEGADA Lo que en teoría debía de haber sido una putada de las gordas, resultó ser un golpe de suerte. Un día de junio  tuve una reunión con el jefe de recursos humanos . Nada más entrar a su oficina, el muy cabrón me informó que debido a la crisis iba a haber una criba brutal en el banco y que si no quería ir a engrosar la lista del paro, tenía que aceptar un traslado. Al preguntarle a donde me tendría que desplazar, me contestó que había una vacante en la sucursal de Luarca.  Aunque sabía que eso significaba un retroceso en mi carrera, decidí aceptar porque mi madre y sus hermanos mantenían la antigua casona familiar. “Al menos, no tendré que pagar un alquiler”, pensé. Al preguntar cuando tenía que incorporarme,  ese capullo me respondió con su peculiar tono de hijo de puta que el día…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies