Archives for filial

filial

Relato erótico: ” Descubrí a mi tía viendo una película porno 3″ (POR GOLFO)

  Esa tarde, entre mi tía y yo dimos buena cuenta de Belén. Nuestra recién estrenada amante se comportó como una hembra ansiosa de sexo y no paro de exigirnos más hasta que tuvo sus dos agujeros casi descarnados. No sé la cantidad de veces que o bien Elena, bien yo o bien los dos juntos hicimos uso de ellos. Ya era bien entrada la tarde cuando viendo lo agotada que estaba, decidimos volver a casa. ―¿Os tenéis que ir?― preguntó mi exnovia al ver que recogíamos nuestras cosas. Fue entonces cuando mi tía acercándose a ella y tras darle un beso tierno en la boca, dijo en su oído: ―Descansa ahora pero mañana te quiero ver en nuestro chalet. Los tres tenemos mucho que aprender y disfrutar. La muchacha sonrió al escuchar de sus labios que quería prolongar ese trío durante el resto del verano y levantándose de la…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Mi tía y su amiga me mandaron a tomar por culo” (POR GOLFO)

 Sexto y último episodio de  LAS ENORMES TETAS Y EL CULO DE MI TÍA, LA POLICÍA. Todavía hoy me arrepiento de lo que os voy a contar. Aunque han pasado años, reconozco que fui yo quien la pifió. Aunque estaba viviendo en un paraíso terrenal con dos bellezas a mi disposición, debido a la facilidad con la que bajaba mi bragueta, lo eché todo a perder. Por el aquel entonces y quizás por mi juventud, no me di cuenta que, para Andrea y Laura, éramos una peculiar familia. Nuestra relación era importante y por eso no fueron capaces de perdonar mi desliz y me alejaron de su lado. Reconozco que fui un gilipollas, un niñato que al tener un nuevo culo al que echar mano, me olvidé de lo que tenía en casa. De haber recapacitado antes, nunca me hubiera dejado llevar por mi lujuria. El triste desenlace de nuestra…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Hermana… mia ” (POR ALEX BLAME)

El trabajo que habían hecho con Maya había sido perfecto, apenas se notaban las terribles heridas que había sufrido en el accidente. Lamentablemente nada podría devolverla a la vida. Ahora estaba disfrutando de la gloria de Dios. En ese momento, deseaba estar con ella más que cualquier otra cosa en el mundo, pero tanto ella como su hermana gemela tendrían que esperar para volver a estar juntas. Siempre habían hecho una pareja chocante, parecían las dos caras de una estatua de Juno, ella siempre contenida, paciente y reflexiva mientras que Maya que siempre se autoproclamaba, medio en broma, medio en serio, como la gemela mala, era impulsiva y extrovertida. Aún recordaba el día que le dijo que había sentido la vocación. La muerte de sus padres en un plazo de seis meses,  en vez de alejarla, le acercó aún más a Dios y a su misericordia, pero Maya no lo…
Continue Reading
dominación

Relato erótico: “Mi tía, su transformación en puta y su amiga 2” (POR GOLFO)

Cuarto episodio de  LAS ENORMES TETAS Y EL CULO DE MI TÍA, LA POLICÍA. Al día siguiente cuando me desperté después de una noche llena de pasión, descubrí que mi tía no estaba en la cama. Al mirar el reloj y ver que eran más de las diez, comprendí que nos había dejado dormir y que se había ido a correr, tal y como  hacía todas las mañanas. Junto a mí, Laura, su ayudante seguía profundamente dormida. No queriendo perturbar su sueño, me levanté y me fui a preparar el desayuno. Ya en la cocina me puse a pensar en lo ocurrido la noche anterior y en como la actuación de un ex novio, nos había puesto en bandeja a esa espectacular rubia. El muy cretino al montarle un espectáculo, había provocado la reacción violenta de Andrea y por alguna razón que todavía no alcanzaba a comprender, Laura había visto…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “De la cama de mi esposa a la de mi cuñada (2 de 2)” (POR GOLFO)

 Al día siguiente, la mano de mi esposa acariciando mi pene me despertó. Todavía medio dormido abrí los ojos y observé a María a mis pies, lamiendo mi glande mientras me agarraba la verga entre sus dedos. Me quedó claro que mi mujer no había tenido bastante con la sesión de sexo que habíamos compartido la noche anterior a pesar de los múltiples orgasmos que consiguió antes de caer dormida. En silencio, recordé el acoso al que me tenía sometido su hermana y como esa zorrita nos había estado espiando mientras hacíamos el amor. Ese recuerdo y sus lametazos hicieron que mi extensión se alzara y recibiera sus caricias con una gran erección. "¡Sigue con ganas!”, satisfecho me dije al verla ponerse en cuclillas y sin hablar, recorrer con su lengua mi extensión. Su maestría mamando quedó confirmada al notar como se recreaba en mi glande con suaves besos y…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Mi tía, su transformación en puta y su amiga” (POR GOLFO)

Tercera parte de  LAS ENORMES TETAS Y EL CULO DE MI TÍA, LA POLICÍA La obsesión de mi tía con el sexo, lejos de apaciguarse con el tiempo, se iba incrementando con el paso de los días. Si en un principio había sido reacia hasta para probar una postura nueva, eso quedó en el pasado. Una vez había dejado atrás los fantasmas de su niñez, esa en otra hora agría mujer se fue convirtiendo en la amante mas exigente. La mujer reacia a cualquier contacto con un hombre, había dejado de existir. Desde que amanecía solo tenía una cosa en mente: “Follar” Si antes nada mas levantarse, se obligaba a salir a correr. Ahora en cuanto abría los ojos, miraba si estaba a su lado y cogiendo mi pene entre sus manos, me despertaba para que le hiciera el amor. Su fijación por el tema había llegado hasta tal grado que…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “De la cama de mi esposa a la de mi cuñada .” (POR GOLFO)

De la cama de mi esposa a la de mi cuñada. La historia que os voy a contar puede parecer una fantasía de adolescente pero me ocurrió y aunque resulte difícil de creer, no me siento culpable de lo que pasó porque fue Alicia no solo la que propició ese traslado sino la única responsable que yo hundiera mi cara entre sus muslos. Antes de nada tengo que presentarme, me llamo Alejandro y soy un hombre maduro y del montón. Con casi cuarenta y cinco años, no tengo un cuerpo de modelo y aunque he perdido más pelo de lo que me gustaría, lo que no ha menguado con los años son mis ganas de follar.   Reconozco que estoy bruto todo el tiempo. Cuando no estoy mirando las piernas de las mujeres que pasan a mi lado es porque estoy mirándolas el culo. Me confieso un salido y mi mujer…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “De la cama de mi esposa a la de mi cuñada (1 de 2)” (POR GOLFO)

La historia que os voy a contar puede parecer una fantasía de dolescente pero me ocurrió y aunque resulte un tanto hipócrita, no me siento culpable de lo que pasó porque fue Alicia no solo la que propició ese traslado sino la única responsable que yo hundiera mi cara entre sus muslos. Antes de nada tengo que presentarme, me llamo Alejandro y soy un hombre maduro y del montón. Con casi cuarenta y cinco años, no tengo un cuerpo de modelo y aunque he perdido más pelo de lo que me gustaría, lo que no ha menguado con los años son mis ganas de follar.   Reconozco que estoy bruto todo el tiempo. Cuando no estoy mirando las piernas de las mujeres que pasan a mi lado es porque estoy mirándolas el culo. Me confieso un salido y mi mujer que lo sabe me tiene vigilado y a la menor sospecha,…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “las enormes tetas y el culo de mi tía, la policía 2” (POR GOLFO)

LAS ENORMES TETAS Y EL CULO DE MI TÍA, LA POLICIA 2 Durante esa noche hicimos repetidamente el amor, mi tía una vez había bajado el se comportó como una autentica zorra. Si hasta entonces nunca se había dejado llevar por la pasión, se había convertido en una dulce amante   satisfaciendo todos y cada uno de mis deseos. Ya pasado los años, reconozco que jamás encontré a ninguna mujer tan apasionada pero sobre todo tan necesitada de cariño como ella. En la intimidad de esa cama, Andrea se liberó de los fantasmas de juventud a base de besos y caricias. Besos y caricias dados por mí, su sobrino. Os confieso que aunque dormí pocas horas, el tener a ese bombón junto a mi cuerpo me hizo despertar cuando apenas había amanecido. Abrazada a su almohada totalmente dormida, no se percató de que la observaba mientras descansaba. La belleza morena de…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Mi nuera me preguntó si podía hacerme una mamada 2” (POR GOLFO).

  Eran más de las once y Jimena y yo todavía seguíamos en la cama. Habiendo olvidado que éramos suegro y nuera, nos habíamos dejado llevar por nuestra pasión y por eso cuando Manolo me llamó, ella seguía entre mis brazos. Ese amigo que era a la vez el psiquiatra de Jimena estaba preocupado por si había tomado alguna decisión. Un tanto cortado le respondí que en ese momento no podía hablar. Para los que no habéis leído la primera parte de este relato debéis saber que con anterioridad a nuestro desliz, me había avisado del difícil equilibrio mental de la viuda de mi hijo y de la fijación que estaba experimentando por mí: -¿La tienes ahí?- me soltó comprendiendo que no estaba solo. -Así es- respondí. Al escuchar mi respuesta, se quedó pensando un momento tras lo cual insistió: -¿Te has acostado con ella? Colorado e incómodo, reconocí a…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Women in trouble 1: Socorriendo a mi hermana Sara ” (POR TALIBOS)

  Women in trouble 1: Socorriendo a mi hermana Sara: Llamadme Ismael. Me he pasado un rato pensando en la manera de empezar mi relato y he optado simplemente por presentarme, a ver si hay suerte y consigo cabrear a Neville lo suficiente para que se levante de su tumba y nos dé un buen susto a todos. Falta nos hace. Aunque quizás, dada mi vocación, hubiera sido más apropiado citar, no sé, a Ramón y Cajal por ejemplo. O al Dr. House. No, no es que sea médico. Aún no. Estudiante tan sólo. De primer año. Pero no estoy aquí para hablaros de mis estudios. Demasiado macabro el tema de las asignaturas de primero. Pregunten a otro estudiante de medicina. Nos detectarán fácilmente por nuestro olorcillo característico a formol. Eau de fiambre lo llamamos. Bueno. A lo que iba. El tema del que quería hablarles. Sarita. Mi hermana. No,…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Las enormes tetas y el culo de mi tía, la policía

Desde niño, la hermana pequeña de mi madre fue mi oscuro objeto de deseo. Hasta hoy no me atreví a contar la historia que compartí con Andrea, mi tetona y culona tía. Diez años menor que mi progenitora, recuerdo la fijación con la que la veía. El origen de mi obsesión era variado por una parte estaba su monumental anatomía pero también radicaba en que esa monada era agente de policía. Era observarla vestida con ese uniforme que le apretaba sus enormes melones y que pensara en ella con sentimientos nada filiales. Para mí, no había nada tan sensual como verla llegar a casa de mis abuelos y que se dejara caer agotada sobre el sofá con su indumentaria de trabajo. ¿Cuántas veces me imaginé siendo detenido por ella?.....Cientos, quizás miles. ¿Cuántas noches soñé con disfrutar de esa bella agente?.... Incontables. ¿Cuántas veces me acosté con ella?.... Ninguna y jamás…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Obsesión por mi cuñado (Parte 2 de 2) ” (POR TALIBOS)

OBSESIÓN POR MI CUÑADO (PARTE 2 DE 2) A la mañana siguiente desperté bastante descansada, pues dormí como un bebé. Al acostarme, bastante nerviosa e inquieta por todo lo acontecido, temí desvelarme dándole vueltas al coco; pero qué va, me quedé frita casi de inmediato, durmiendo toda la noche de un tirón. Me desperté como nueva. De todas formas, estaba un poquito alterada por tener que encontrarme de nuevo con Iván, después de todo lo que había pasado, pero el chico nuevamente me sorprendió, pues se mostró en todo momento tranquilo y natural, como si nada hubiera sucedido entre nosotros. No sé, esperaba que intentara seducirme de nuevo; que, una vez probadas las mieles de mi cuerpo, estuviera deseando venir a por más; pero no, Iván respetó al milímetro mis deseos, sin llegar siquiera a mencionar de pasada que el día anterior hubiera pasado nada raro. Casi me sentí ofendida.…
Continue Reading
filial

Relato erótico: “Mi madre y el negro VI : Venganza” (POR XELLA)

Alicia pasó la tarde en casa sin ser capaz de mirar a su madre a la cara. Se fijó que caminaba con dificultad y, al sentarse, lo hacía con el máximo cuidado.   "No me extraña" pensó "Con el rabo que gasta Frank ha debido romperla por "   En cambio Claudia soltaba de vez en cuando algún comentario sarcástico sobre el estado de su madre, al parecer le había dicho que había sido haciendo   "Si, La postura del "   Pero al parecer Claudia se lo había creí Realmente no tenia motivos para no hacerlo.   Esa noche, mientras Alicia jugaba con Manolo, no podía dejar de pensar en lo que había visto por la mañana. Su madre había sufrido. Al menos al principio, por que después no había dudas de que lo había disfrutado. ¿Frank le pediría lo mismo a ella?   Se estremeció de arriba a…
Continue Reading

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies