Archives for filial

dominación

Relato erótico: “Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 5 (POR GOLFO)

Con el recuerdo de ese video en mi mente, me subí a la limusina que me llevaría hasta la notaría. Saber que allí me encontraría con Ana, me mantenía totalmente excitado. No en vano, gracias a mi difunto tío tenía en mi poder una serie de películas en las qué Evaristo inmortalizó el emputecimiento de mi prima. Si la primera mostraba la perversión de ese viejo al grabar a una inocente muchacha sin que ella lo supiera, la segunda era la demostración de hasta donde llegaba sus ambiciones, ya que esa filmación perpetuó el momento en el que ella aceptaba ser su “putita para todo” a cambio del cincuenta por ciento de su herencia. Si de por sí eso ya representaría un escándalo si le diera publicidad y lo divulgase por las redes, lo más esclarecedor de ese video fue comprobar que al final mi querida Anita, la famosa ejecutiva,…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Gaby, mi hija 6″ (POR SOLITARIO)

Ya estamos en nuestra nueva residencia. Carlos vino a la estación del Ave a recogernos. Facturamos el equipaje por una empresa de transporte y ya estaba en casa. Nosotras solo llevábamos una pequeña maleta de mano y el bolso. En la estación, presentamos Charo a Carlos, no la conocía, a Silvia sí, de verla por casa con Gaby. Nos llevó a Sarriá, la nueva casa es realmente acogedora, espaciosa, con un porche a la entrada, donde se aparcaba el coche y un jardín trasero con piscina. Todo muy cuidado y limpio. La vivienda de dos plantas, con cuatro dormitorios arriba y dos baños. Un gran salón en la planta baja con chimenea, cocina comedor, un aseo y una habitación, que Carlos había acondicionado como despacho. Las chicas estaban encantadas. Algunas manifestaciones de alegría no le cayeron bien a mi marido. Yo lo observaba, arrugaba el entrecejo, en señal de desaprobación.…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Secreto de Familia: Sofía” (MARQUESDUQUE)

Estoy tumbada en la cama acariciando el cuerpo desnudo de mi nieto. Cuando llego a su sexo lo noto crecer en mi mano. ¿Cómo he llegado a esta situación? Hagamos memoria. Hace tiempo que no confieso mi edad, pero, aunque soy joven para tener tres nietos, soy mucho mayor que él, como es natural. Procuro mantenerme joven, con dieta y ejercicio. Me considero guapa de cara y no he perdido la línea, pero aún así me sorprendió que a estas alturas pudiera excitar a un jovencito como mi nieto. Fue mi favorito desde que mi hija y mi yerno lo adoptaron. No me entendáis mal, adoro a mis nietos biológicos, pero ellos siempre han sido más independientes. Me han necesitado menos. En cambio, con Javi, siempre ha habido una historia de amor entre los dos, desde que era pequeñito. Nos teníamos una confianza especial, me lo contaba todo, sus inseguridades…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 4” (POR GOLFO)

Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 4 -¡Menudo mierda de horario!- protesté esa mañana cuando el despertador sonó en la mesilla. Ningún español en su sano juicio comenzaba la jornada a las cinco y media. De muy mala leche, me levanté a darme una ducha al recordar que siguiendo las costumbres de Filipinas, había quedado con Ana a desayunar a las seis. «No creo poder acostumbrarme, ¡a estas horas no han puesto ni las calles!», me dije mientras como un autómata abría el grifo del agua caliente. Refunfuñando todavía, me metí bajo el chorro. Poco a poco, me fui despertando al templarse mi cuerpo sin que disminuyera mi cabreo. Ya espabilado, salí y me empecé a afeitar. Mientras lo hacía, me puse a pensar en todo lo ocurrido desde que me avisaron que mi tío Evaristo me había nombrado su heredero y cómo mi aletargada sexualidad se…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 5” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 8 Sovann llegó poco antes de cenar. Como no tenía nada que hacer se dedicó a comprar media calle Serrano y así darme tiempo a que pudiera ejecutar nuestro plan. Al llegar a casa y ser yo quien le abría la puerta, creyó que había fallado y poniendo un puchero, me preguntó cómo había ido. ―Siento decirte que ya no tienes secretaria. Recibió la noticia con pesar y dándome las cinco bolsas que traía, me pidió que le contase lo que había pasado. Decidido a putearla, la llevé hasta el salón y mientras le servía una copa, ella no dejó de interrogarme. Cada vez más nerviosa, se puso a recriminarme que seguramente me había excedido y profundamente preocupada, me explicó que esa niña era hija de uno de los hombres más importantes de su país. Interiormente muerto de risa, dejé que se explayara y cuando hubo soltado todo lo…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 3” (POR GOLFO)

Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 3 «¿Quién narices cena a las seis?», me dije mientras me acicalaba al salir del baño, «¡Es temprano hasta para merendar!». Sin rastro de hambre y con más ganas de tomarme una cerveza que de comer algo, decidí vestirme de modo informal. Una camisa y un pantalón de pinzas me parecieron una etiqueta suficiente para la cita. «No voy a cenar con el rey sino con mi prima», sentencié y mirándome en el espejo, me cabreó descubrir que las canas empezaban a poblar mi cabello. No obstante y a pesar de haber sobrepasado la cuarentena, me sentía joven y pensé que mi imagen era la de un maduro resultón. Al terminar me dirigí hacía la casa de Ana, deseando no solo enfrentarme con ella y aclarar la situación en que me hallaba, sino también verla. Su belleza recién descubierta y el…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Secreto de familia: José” (POR MARQUESDUQUE)

No lo podía creer. Acababa de enterarme de algo que podía cambiar mi vida. Solo de pensar en las cosas que había hecho con él… Podía soportar que fuera mi primo, pero eso… no estaba segura. Mi familia siempre había sido muy liberal, pero tanto… De hecho mi padre me lo había confesado con mucha naturalidad, royo tengo que contarte algo, aceptaremos la decisión que toméis, tenéis derecho a saberlo, etc. Ahora yo tenía que decírselo a él. Y teníamos que pensar que hacer al respecto. Cuando le dijimos a mi padre lo nuestro no se enfadó, no se alteró lo más mínimo a pesar de las implicaciones que nosotros ni sospechábamos, solo se quedó pensativo como si ya lo esperara y luego, bamb, la bomba. Será mejor que empiece desde el principio. Me llamo Sandra y tengo 17 años. Tengo el pelo castaño claro y estoy delgadita. Me considero…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 2” (POR GOLFO)

Mi prima preñada y su dinero, mis mejores afrodisiacos 2 Antes de salir de casa, ya me había acostado con la preciosa secretaria de mi prima. La rapidez con la que esa oriental se había echado entre mis brazos me dejó claro que no era casual y que esa ligereza escondía otras intenciones. «No he sido nunca un ligón», me repetí continuamente para no creer que esa mujer se había sentido afectada por mi atractivo. Tenía claro que Teresa se había abierto de piernas y que ello solo se podía deber a dos motivos: El primero, mi prima se lo había ordenado y el segundo, un tanto más retorcido pero no por ello menos plausible, era que sabiendo que había heredado viera en mí a un pardillo al que desplumar. «Si es esa la razón, va jodida», pensé reconociendo que quien realmente me ponía cachondo era Ana, mi embarazada prima.…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Gaby, mi hija 5. Fin de la primera parte.” (POR SOLITARIO)

Hoy es el día de la prueba. Gaby sigue dormida, preparo el desayuno. --Buenos días mamá. ¿Cómo has dormido? --Muy bien cariño. Muy relajada. ¿Y tú? --De maravilla. ¿Qué haremos hoy? --Hoy tendremos el día movidito. Tú tendrás que colaborar para que todo salga bien. --Pero, mamá ¿Qué vas a hacer? --Veras, antes de que llegue Oscar, Nati, Carmen y yo, nos esconderemos en la habitación de los invitados. Tú te encargarás de hacer que tome alguna bebida alcohólica. Se la preparas añadiendo estos polvitos, son dos pastillas de rohypnol machacadas. Es la droga, que, posiblemente, usaron contigo, cuando te violaron. Sigue charlando con él hasta que haga efecto, diez, quince minutos, o algo más. Después nos encargaremos nosotras. --Pero ¿Qué le vais a hacer? --No te preocupes por eso. Ya lo veras. --De acuerdo, pero a ver si acabamos todas en la cárcel. --No nos denunciará. Ya lo veras.…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Gaby, mi hija 4″ (POR SOLITARIO)

--Cariño, esto que ha ocurrido hoy, es lo que yo intentaba que comprendieras. Que puedes disfrutar tanto con las mujeres, como con los hombres. A ti te veía muy reacia a tener contactos con hombres y no sé por qué. ¿Te ha pasado algo? Gira la cabeza y me mira a los ojos, los suyos se llenan de lágrimas. --¡Gaby! ¿Qué te han hecho? --Llevo casi un año sin salir con nadie. --¿Y tu novio, Oscar? --Lo dejamos después de… --¿De qué, cariño? ¿Qué te hizo? Rompe a llorar. Se incorpora y me abraza. Se ahoga en sollozos, las lágrimas se deslizan por sus mejillas. La estrecho entre mis brazos. Trato de consolarla. Me temo que ha tenido una mala experiencia. Cuando por fin puede hablar. --Mamá. La fiesta de fin de curso, del año pasado. ¿La recuerdas? --Si, recuerdo que estabas muy ilusionada, te llevaste una semana buscando ropa…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta 2” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 3 A la mañana siguiente, Loung me despertó con un beso. Creyendo que quería reanudar lo ocurrido, la abracé pero ella rehuyendo mis caricias y con lágrimas en los ojos, me informó: ―Don Manuel, nunca se repetirá. He cometido un error porque ahora me va a ser más difícil cumplir con mi deber porque cada vez que le mire, querré ser suya y sabré que es imposible. ―No te entiendo― respondí enojado― creí que habías disfrutado. ―Y disfruté pero a partir de hoy, habrá otra mujer en su casa― dijo mientras huía llorando de la habitación. En ese instante, no la comprendí y creyendo que una vez en Madrid tendría oportunidad de repetir cuando esa joven estuviera lejos de Samoya, decidí no perseguirla por el hotel. Al bajar al hall. Loung se había puesto la careta de burócrata y con gesto serio, me saludó. ―Su automóvil está listo para…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “MI DON: Ana – Retorno al paraiso (30)” (POR SAULILLO77)

Volvíamos a casa andando, Ana y yo, agarrados de la mano, con ella vibrando aun, atardecía sobre nuestras cabezas refrescando algo el cargado ambiente de final del verano en una cuidad como Madrid, un selva de cemento y acero que te ahogaba a mas de 40 grados al sol. No podíamos evitar reírnos, sobretodo Ana, estaba como en un sueño, gracias a su desfachatez había logrado algo increíble, que nos mudáramos a la casa, casi palacio, de Eleonor, viviríamos con ella unos meses hasta que todo el papeleo de abogados acabara y ella pudiera regalarme la casa, casi era irreal, pero una vez que Yasmine cedió comprensiva, Eleonor no solo quería, si no que deseaba compensarme por todo el esfuerzo y valentía que derroché, en quitarle a su marido maltratador de encima y dejarla con una fortuna y propiedades casi inagotables, no solo era eso, aparte sentía en el fondo…
Sigue leyendo
filial

Relato erótico: “Holywood family” (POR MARQUESDUQUE)

HOLLYWOOD FAMILY Mis padres son actores famosos. Guapos, deseados… ejemplos de lo que llaman con cierta cursilería el sueño americano. Los llamaremos Bret y Angela, para entendernos. Bret es alto, castaño, atractivo… realmente no vale la pena describirlo mucho más porque tampoco sale mucho en la historia. Mi madre, en cambio, tiene un papel principal. Es alta, de labios carnosos, busto generoso, figura esculpida en el gimnasio, color de pelo variable, edad indefinible (¿40 que parecen 30? ¿45 que le permiten interpretar papeles de 35?). En definitiva es toda una "sex symbol". Mi familia es un poco peculiar. Primero está mi hermano mayor, José, adoptado en España, moreno, alto y atlético. El mediano soy yo, Johnny, el único biológico, rubio y de aspecto delicado. La pequeña, Jenny, adoptada en Méjico, siempre ha tenido problemas de salud. Los medios publicaron, de hecho, que tenía algo grave y contagioso, de lo que…
Sigue leyendo
anal

Relato erótico: “Mi cuñada, además de princesa, resultó muy puta” (POR GOLFO)

INTRODUCCIÓN Antes de contaros como terminé entre las piernas de mi cuñada, debo empezar por cómo llegó a mi vida esa mujer. Nací en una familia de clase media madrileña, normal y corriente, de esas que, aunque vivían bien, al llegar a fin de mes sufrían estrecheces. Nada importante pero mis padres no pudieron darnos ningún lujo ni a mí ni a mi hermano. Todo el dinero sobrante lo dedicaron a nuestra educación, de forma que cuando murieron no dejaron dinero pero si nos legaron una formación de primer nivel. Yo era el hermano mayor porque nací quince minutos antes que Alberto y aunque no éramos gemelos sino mellizos, nuestro parecido era notable. Ambos fuimos buenos estudiantes y acabamos con nota dos carreras pero ahí terminan nuestras semejanzas, ya que por azares de la vida tomamos caminos muy diferentes. Mientras yo me enfrascaba en conseguir una futuro profesional que me…
Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies