Archives for fetichismo

fetichismo

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada 10” (POR GOLFO)

Tanto sexo la había dejado agotada y por ello, María tardó un rato largo en despertar. Cuando al final abrió los ojos, sus primeras palabras resultaron ser la confirmación que nuestra relación había cambiado porque mirándome con una devoción a la cual no estaba acostumbrado, esa ratita de biblioteca nos insinuó si podría mudarse a vivir con nosotros. ― ¿Es eso lo que quieres? ― respondí mirándola a los ojos. Sin poder sostener mi mirada, la menuda y frágil rubia contestó: ―Siento que este es mi lugar. Dando por sentado que era así, Simona se sacó ambos pechos y directamente nos preguntó si no queríamos ordeñarla. La visión de su pezón manando su blanco néctar hizo que mi estómago vacío rugiera de apetito y sabiendo que a María le debía estar ocurriendo lo mismo, me lancé sobre el pecho más cercano con la intención de saciar mi hambre. La rubia…
Sigue leyendo
fantasia

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada 9” (POR GOLFO)

Mientras me servía un whisky, me puse a pensar en qué sentía sabiendo que mi amiga y mi criada se habían convertido en amantes y concluí que no me sentía responsable de ello. Si María estaba disfrutando del amor lésbico en brazos de Simona era su culpa y no la mía. Nadie mejor que ella podía saber del poder que tenía una custodio y aun así había probado su leche. Otra cosa era el acostarme con ella porque todavía retumbaba en mi mente sus palabras cuando me había informado de que si una mujer que se hubiese acostado con una custodio se estregaba al macho de esta, quedaba sometida para siempre a la pareja. Ese destino era demasiado duro y no lo quería para ella. Estaba meditando sobre ello cuando de pronto caí en que eso era muy parecido a lo que había hecho Cristina, mi secretaria: ¡Se había acostado…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada 8” (POR GOLFO)

Cristina ratificó lo que significaba para ella el haber estado conmigo cuando al despedirse me susurró al oído: ―Gracias, me has hecho la mujer más feliz del mundo. Su alegría hacía más dura mi vergüenza. No en vano era consciente que mi secretaria me había revelado sus sentimientos por mi error y que, de no haber estado bajo los efectos del afrodisiaco escondido en la leche de Simona, jamás se hubiese atrevido a hacerlo. Por ello y mientras volvía a casa, no dejé de lamentar ese despiste, ajeno totalmente a que mi criada me iba a recibir con una sorpresa que dejaría en mera anécdota lo ocurrido en la oficina. Ni siquiera había cerrado la puerta cuando de pronto apareció Simona llorando: ― ¿Qué te ha pasado? ― pregunté al ver los gruesos lagrimones que recorrían sus mejillas. La rumana intentó balbucear una respuesta, pero era tal su nerviosismo que…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada 6” (POR GOLFO)

CAPÍTULO 8 La congoja, por no saber si Simona se estaba amoldando a mí o yo a ella, no me dejaba respirar y por segunda vez, salí huyendo de su lado. «¿Qué estoy haciendo?», me pregunté al verme descalzo en la calle. Volviendo tras mis pasos, entré en mi casa y pasé al salón, sabiendo que me había dejado los zapatos allí. Me alegró comprobar que Simona no estaba y mientras me los ponía, escuché a su hija riendo en su cuna. ―Te han dejado sola― susurré al bebé cogiéndolo entre mis brazos. La niña soltó una breve, pero intensa risotada al sentir que la izaba por los aires, provocando en mi un sentimiento de felicidad que no esperaba en absoluto. ―Eres una bruja como tu madre― musité en su oído. Nuevamente esa dulce criatura se rio al escuchar mi voz. Aunque intenté evitar contagiarme de sus risas, nada pude…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada 5” (POR GOLFO)

La congoja, por no saber si Simona se estaba amoldando a mí o yo a ella, no me dejaba respirar y por segunda vez, salí huyendo de su lado. «¿Qué estoy haciendo?», me pregunté al verme descalzo en la calle. Volviendo tras mis pasos, entré en mi casa y pasé al salón, sabiendo que me había dejado los zapatos allí. Me alegró comprobar que Simona no estaba y mientras me los ponía, escuché a su hija riendo en su cuna. -Te han dejado sola- susurré al bebé cogiéndolo entre mis brazos. La niña soltó una breve, pero intensa risotada al sentir que la izaba por los aires, provocando en mi un sentimiento de felicidad que no esperaba en absoluto. -Eres una bruja como tu madre- musité en su oído. Nuevamente esa dulce criatura se rio al escuchar mi voz. Aunque intenté evitar contagiarme de sus risas, nada pude hacer y…
Sigue leyendo
fantasia

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada 4” (POR GOLFO)

Como un cobarde salí huyendo. No pude soportar estar un minuto mas junto a ninguna de las dos al sentirme usado. Mejor dicho, ¡me sentía violado! Simona había tomado prestado supuestamente mis genes para engendrar a su bebé y de ser cierto, no se lo podía perdonar. Con su retoño me ocurría lo mismo, rehusaba ver en ella a mi hija. «No es una niña sino un engendro», me repetía sin aceptar que fuera siquiera parte de mi sangre como tampoco de que formara parte de la raza humana. Estaba convencido que en realidad eran una especie parásita que vivía a expensas de la humanidad. «Evolucionaron en paralelo con nosotros y si sus crías se parecen a los incautos que exprimen solo se debe a un mecanismo de defensa, ¡les hacen creer que son sus hijos!». Cada vez mas indignado, estuve tentado de llamar a Manuel, pero deseché esa idea…
Sigue leyendo
fantasia

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada 3” (POR GOLFO)

Esa noche, tuve que usar toda mi fuerza de voluntad para evitar que la criada durmiera en mi cama. A pesar de que todas mis neuronas me exigían llamar a Simona, conseguí no hacerlo. Por ello, apenas descansé y a la mañana siguiente amanecí todavía más cansado. No debía llevar mucho tiempo durmiendo cuando el ruido del jacuzzi llenándose me despertó. Quise seguir durmiendo por la certeza que esa bruja estaba en el baño y que ella había abierto el grifo, pero me resultó imposible. El recuerdo de las horas de sexo y entrega que habíamos protagonizado la noche anterior me estuvo torturando hasta que cabreado escuché su voz llamándome. He de confesar que quise no contestar, pero traicionando mis principios, me vi levantándome y como un autómata, acudí a su lado. ―Ya tengo listo su baño― comentó con una sonrisa al verme entrar. La alegría de la criada contrastó…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada 2” (POR GOLFO)

Simona me recibe asumiendo en casa que es mi pareja. Tal y cómo había predicho Simona, no tenía hambre y por eso me dediqué a deambular por la ciudad durante horas. Sin dar crédito alguno a las palabras de mi amigo, me ratifiqué en la idea inicial que la actitud de esa mujercita escondía únicamente su instinto de madre. «Lo demás son tonterías», sentencié mientras sin darme cuenta, me dirigía de vuelta a mi hogar. Fue cuando me vi frente al chalet cuando me percaté que había conducido hasta allí. «¡Qué raro!», me dije y no dándole mayor importancia, aparqué el coche y entré. Justo cuando iba a meter la llave para abrir, la rumana abrió la puerta y con una sonrisa en sus labios, me dijo: -Le esperaba más tarde- para acto seguido, susurrarme: -Me imagino que por la hora ya ha comido. Se lo digo porque mi niña…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: “Robando la leche de su madre al hijo de mi criada” (POR GOLFO)

Robando la leche de su madre al hijo de mi criada. La historia que os voy a narrar tiene su origen en una conversación con un amigo. Tomando unas copas con él, me comentó que se había enterado que me había dejado tirado mi criada y me preguntó si andaba buscando una. -Estoy desesperado, mi casa parece una pocilga- reconocí. Al oírme se le abrieron los ojos y sin dar mucha importancia a lo que iba a decir, me preguntó: -¿Tienes alguna preferencia en especial? Conociendo que, para las mentes bien pensantes, Manuel era un pervertido, comprendí que esa pregunta tenía trampa y por eso le respondí en plan gallego: -¿Por qué me lo preguntas? Captando al instante mis suspicacias, con una sonrisa contestó: -Te lo digo porque ayer mi chacha me comentó si sabía de algún trabajo para una compatriota que acaba de llegar a Madrid. Me aseguró que…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: ” Mi tía me regala otra fantasía: Una PONY GIRL” (POR GOLFO)

QUINTO episodio de  LAS ENORMES TETAS Y EL CULO DE MI TÍA, LA POLICÍA. Mi estancia en casa de mi tía ya iba por un mes. Lo que en un principio había visto como un castigo, resultó a la larga ser la mejor experiencia de mi vida. Como os comenté en los pasados episodios, descubrí en esa estricta policía a una maravillosa mujer, necesitada de cariño y de sexo. Convertido ya en su amante y gracias a una casualidad, Laura, su ayudante en la comisaría se nos muestras como en realidad era. Aprovechando su vena sumisa, esa rubia se nos entrega en cuerpo y alma, pasando a formar parte de nuestra “unión”. En este relato os voy a narrar su claudicación y como afectó tanto a mi tía como a mí. Como descubrí un nuevo aspecto de mi tía. Estaba todavía en la universidad cuando leí un mensaje de mi…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: “Cómo seducir a una top model en 5 pasos (12)” (POR JANIS)

Cumpleaños inolvidable. Nota de la autora: Quedaría muy agradecida con sus comentarios y opiniones, que siguen siendo muy importantes para mí. Pueden usar mi correo: Gracias a todos mis lectores, y prometo contestar a todos. El día que Germán Eirre entró en la agencia, con las mandíbulas encajadas y echando humo por las orejas, debido al impresionante cabreo que sentía, activó el bien engrasado mecanismo de la ladina mente de Cristo. El hombre, un individuo de facciones correctas pero envilecidas por todo tipo de abusos, palmeó con fuerza el mármol, ante los ojos de Alma. ― ¿Dónde se encuentra Calenda Eirre? – preguntó de mala manera, alzando la voz. Su inglés era forzado. ― ¿Está usted citado, señor…? – le preguntó la recepcionista, tras recuperarse de la impresión. ― ¡Soy su padre! Cristo enarcó la ceja. Al fin podía ponerle rostro a la intrigante figura que retenía en su mente.…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: “Rubia teñida, gorda y obsesionada por el sexo” (POR GOLFO)

  La conocí en un tugurio de mala muerte, Esa noche iba acompañado por dos inútiles que me encontré en otra jodida barra de bar. Sólo en una ciudad extraña, no me importó que esos desechos, mendigando una copa, me gorronearan descaradamente mientras se pavoneaban de ser unos Don Juanes. Ni siquiera me acuerdo de sus nombres. Recuerdo entre tinieblas que llegamos a un antro oscuro y mal iluminado. Uno de esos que, de ir sereno, huyes pero borracho cómo estaba te parece un oasis. Allí la vi. Rubia teñida, fea y gorda, aun así completamente dopado por el  alcohol ingerido, quise conocerla. Sonia era una muchacha marroquí en una patria extranjera buscando cambiar el cariño de unas caricias por el calor de unos euros. Esa madrugada vio en mí, la posibilidad de dormir en caliente y la seguridad de que en la mañana regresaría a casa con la cartera…
Sigue leyendo
fetichismo

Relato erótico: Memorias de un exhibicionista parte 1 ( POR TALIBOS)

MEMORIAS DE UN EXHIBICIONISTA (Parte 1): Por fin soy feliz. Hubo un tiempo en que pensé que jamás lo sería, debido a mi particular condición. ¿Que cuál es esa condición? Amigo mío, ¿no has leído el título? Creí que hablaba por si solo. Sí. Lo soy. Un exhibicionista. Ya conoces mi secreto. Quizás pienses que soy un enfermo, un pervertido. No te falta razón. Pero no puedo hacer nada por evitarlo. Soy así. Pero no te equivoques, no ando por ahí persiguiendo crías para enseñarles el pajarito, traumatizando de por vida a tiernas niñas. No. A mí me excita que me miren auténticas mujeres. Ver el deseo, la lujuria brillando en la mirada de la chica para la que me exhibo. No pretendo darles miedo, asco o incomodarlas. No, cuando disfruto de verdad es cuando ellas también disfrutan. Un poco retorcido ¿verdad? Pues eso. Mi condición me ha limitado durante toda…
Sigue leyendo
dominación

Relato erótico: “La tormenta perfecta” (POR GOLFO)

 El fin del mundo. La tormenta solar perfecta. “¡Malditos hijos de puta!, ¡no me hicieron caso!”, pensé cuando desgraciadamente las predicciones se hicieron realidad. El mundo se había ido a la mierda, aunque por suerte, ¡yo estaba preparado!.   Cap. Me alertan de lo que se avecina Para narrar lo ocurrido, os tengo que explicar cómo y cuándo me enteré de la amenaza que se cernía sobre la humanidad. Desde el punto de vista teórico, todo empezó hace más de treinta años, cuando John Stevenson y Larry Golsmith alertaron al mundo de los efectos que tendría sobre la civilización una hipotética tormenta solar de grado 5. Según su teoría, una llamarada de proporciones inauditas de la corona del Sol provocaría la destrucción de todas las redes de comunicaciones y de las redes de energía del planeta. Sus ideas de finales del siglo XX eran aceptadas en mayor o menor medida…
Sigue leyendo
12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies